¿Qué quieres encontrar?

47
Diario de malamadre: pasajeros al tren, viajar con el buenhijo

Diario de malamadre: pasajeros al tren, viajar con el buenhijo

amelia
* Podéis seguirla en @aleabf78 o escribirle a amelia@clubdemalasmadres.com

Llegaron las vacaciones de Semana Santa y el nacimiento de mi sobrina, todo a la vez. Rápidamente el buenpadre y yo pensamos en la manera más cómoda de viajar a Madrid en armonía que nuestro buenhijo tiene actividad para dar y regalar y es capaz de revolucionar a un tren entero. Elegimos subir en AVE desde Málaga, es la segunda vez que lo hacemos y aunque la primera fue de lo más estresante nos lanzamos nuevamente a la aventura pensando que sería diferente. Nada más allá de la realidad. En mi imaginación visualizaba al buenhijo durmiendo un buen rato, viendo dibujitos animados y entreteniéndose con nosotros en los asientos, ya os digo que llevábamos todo un arsenal de objetos y juguetes para salir triunfantes de este trayecto. Al fin y al cabo eran dos horas y media de viaje.

Al margen de lo movido que sea tu buenhijo, viajar con los más pequeños no es cómodo y para nada es fácil. En esta ocasión, conseguimos una oferta en Preferente donde los asientos son más grandes y confortables y disponíamos de más espacio en el portamaletas. Aun así, ocupamos casi todo con la maleta y el carrito plegado más la silla del coche porque hacíamos la vuelta con el buenabuelo por carretera. Para poder colocarlo todo en orden y no estresarnos llegamos bien temprano a la estación. Sin embargo, cuando hemos viajado en clase turista hemos ocupado las plazas disponibles para movilidad reducida si al salir el tren estaban libres, como son dos, otras familias que querían sentarse se quedaron sin poder hacerlo. Sin contar que hay solo un baño con cambiador para los bebés. (Os hablaba de otros obstáculos aquí),

Y al margen de todo esto, los pasajeros a veces te miran con mala cara cuando ven que en su vagón va a viajar una familia con niños, el terror se apodera de ellos. En mi caso una señora que iba delante nuestra, antes de que saliera el tren, se fue a otro asiento porque el buenhijo estaba parloteando con su charla de bebé. Esto es lo que realmente me estresa que seamos las personas non grata del vagón porque vamos con un niño. ¡Qué se hubiera ido al vagón del silencio! Soy la primera que entiende que puede molestar un niño en plena rabieta, u otro que no pare de hablar. Pero también molesta el ejecutivo que se pone a cerrar negocios pendientes por teléfono, o aquella señora aburrida que te da charla y te come el cerebro durante todo el viaje, o esas amigas que se pasan hablando de sus cosas en voz muy alta e incluso ese compañero de asiento que no para de comer o aquel otro que no va bien aseado. Y por educación uno no dice nada.

Con esto quiero decir que lo que hace falta es un poco más de tolerancia hacia el prójimo, de comprender que todos pagamos por ir en el tren y que los padres, obviamente, tratamos de que nuestros buenoshijos molesten lo menos posible o que no monten en cólera poniendo al pasaje histérico pero muchas veces son impredecibles. Por eso, nosotros nos pasamos todo el viaje persiguiendo al buenhijo pasillo arriba, pasillo abajo y aún así nos miraban con cara de pocos amigos. Aunque lo que realmente fue de traca fue al llegar, teníamos que montar el carro, poner al niño y repartirnos las maletas para salir, no tardamos más que otras veces, pero como el tren iba medio vacío, el interventor nos pegó una voz con muy poca educación echándonos porque decía que el tren iba a salir de nuevo. Solo 3 minutos después. Así que con una patada en el culo terminamos nuestro miniviaje a Madrid.

Y por desgracia, esta incomprensión no solo se produce cuando decides viajar en un tren como os cuento, si vas a un hotel, restaurante o cafetería la historia a veces se repite.

Y vosotras malasmadres, ¿qué experiencia habéis tenido en este sentido? Contádnoslo.

 

 

Han comentado...

  1. Nosotros tenemos suerte porque la # buenahija es bastante tranquila y se porta bien salvo en el coche, donde se vuelve un poco diabólica. El problema es cuando vas en el coche de amigos, porque me muero de vergüenza… En los trenes y aviones las miraditas son incómodas pero yo intento ignorarlas como las que me echaban cuando daba el pecho en público. Creo que es nuestra manera de luchar, seguir haciendo cosas normales con los buenoshijos para que la sociedad se acostumbre a que forman parte de ella. Ánimo a todas!!

    1. Es así Silvia, el buenhijo es bueno pero muy terremoto, entonces lo único que quería era sacar las bolsas de todas las papelera y abrir y cerrar, abrir y cerrar jajajaja, nos pasamos el trayecto de pie por turnos 🙂

  2. Pues para mí los viajes en ave son los mas cómodos. A pesar de que a la gente le moleste para los niños el tener algo de espacio para moverse es una liberación. Yo también suelo ocupar si es posible las plazas de movilidad reducida, pero cada vez hay más familias con hijos que tenemos la misma idea.
    Respecto al equipaje, si viajas con niños y carrito puedes solicitar la ayuda gratuita para personas de movilidad reducida de atendo. Te acompañan para pasar el control de equipaje y te ayudan a acomodarlo, luego en la estación destino te espera otra persona para ayudarte a bajar, de esta manera te hubieras ahorrado el comentario del interventor, que estaba totalmente fuera de lugar. Para mi esta ayuda es imprescindible cuando viajo sola, por que alguna vez he tenido que soltar al buenhijo en las primeras manos que pasaban…

  3. ¡Cuánta razón! Viajo en avión todos los meses sola con laBebé (que ya tiene dos años). Hemos tenido muchas experiencias, pero en general han sido buenas. Es hora y media “en el aire, pero los aeropuertos requieren muchas esperas.
    Yo dedico todo mi cuerpo y alma en que no grite o moleste, pero si alguien pone mala cara, le ignoro. Ni pestañeo. Habitualmente, nos felicitan, yo acabo agotada.
    Nos funcionó desde que tenía un año, viajar con libros de pegatinas ya que le entretienen varios minutos y los voy usando como comodín.
    Eso sí, las tres veces q ha viajado el buenpadre con nosotras, se ha dormido. Injusto karma…
    Un beso y ya veremos cómo le va a la jefa viajar con dos. Yo lo haré a partir de septiembre… 😉

    1. Lo de libro de pegatinas no lo he usado, compraré alguno para la próxima vez :-), yo también acabé estresada y el buenpadre ni te cuento 🙂

  4. A mi me da miedo salir por este motivo.ya era de ir poco a comer fuera pero cuando la familia me comenta que vamos a comer fuera me echo a temblar y me estreso de pensarlo antes de llegar.mi hija tampoco tiene energia para no parar pero es sentir las miradas ajenas en la espalda y parece que se enciende

    1. Yo ya me estoy acostumbrando a hacer turnos en los restaurantes para comer con el buenpadre porque sino y aun así como estrellada…

  5. Ay, si es que la convivencia es dura pero para todos. Como tú dices, no solo molestan los niños, con la diferencia de que ellos no tienen aún autocontrol y los adultos parlanchines o guarrindongos sí, o al menos deberían. Yo no he tenido aún ninguna mala experiencia si bien, como conté en el blog en mi primer viaje con el enano en avión, solos para más Inri, me anticipé y le solté una coña a mi compañero de viaje diciéndole que le había tocado a él pero que es que alguien tendría que pagar las pensiones. Jejeje. Y se rompió el hielo y yo respiré, algo, tranquila. Temo más este verano, con casi año y medio que tendrá la criatura y con muchísima más actividad. Pero bueno, se hará lo que se pueda.
    Espero que lo hayáis pasado bien en Madrid y que hayáis disfrutado de la nueva incorporación. Un beso

    1. Hola guapa,

      Buenísimo lo que le dijiste a tu compañero de viaje, me lo apunto para copiarte a la próxima. En Madrid lo hemos pasado genial, la nueva sobre es preciosa!!!. Besos.

  6. Pues a mi la gente me la trae al pairo, si les molesta que se vayan a un vagón silencioso que ya los hay, o se compren un jet. Mientras los padres no les dejen sueltos a su libre disposición ¿qué puede molestar un niño? es absurdo, hay un poco respeto en este país por los niños, que creo que a la gente se le olvida que ELLOs fueron niños, oooh sí, hubo un día que lo fueron y que ademá los niños son el futuro, así a quien no les guste, ajo y agua, que yo entiendo que no quieran tener hijos e incluso que no les gusten, pero de ahí a mirar mal a las familias NO.
    En el avión cuando voy trabajando veo de todo, padres muy muy muy maleducados, que llegan y sueltan a los niños en el avión y ale a molestar a todo el mundo, e incluso poner en riesgo a ellos mismos, ya que podemos hacerles daño, en fin…
    Un besote

    1. Tienes mucha razón Almudena, la gente a veces es muy poco comprensiva, si los padres están con el niño haciendo todo lo posible deberían callarse y sino al vagón silencioso!

  7. Mi marido y yo trabajamos para la misma compañía aerea. Viajaba yo sola con mi peque que tendría unos 6 meses, espero la ultima saludo a la tripulación y nos sentamos en nuestro asiento que era business, se me acerca la Sobrecargo y me dice: No molestara mucho verdad? Vuelo Mad-Vlc 30 min. Todavía estoy flipando, nuestra propia compañera!!!

    1. Increible, el comentario está fuera de lugar, muchos creen que los niños chillan o se mueven o no paran por culpa de los padres, y no es así, muchas veces son incontrolables por mucho que uno esté encima. 🙂

    2. Es que cuando vas en bussines o preferente es aún peor…. La gente suele ser más estirada y les molesta todo, te miran por encima del hombro

  8. Yo creo que los niños son niños y que el problema lo tenemos los adultos. En todo caso, si un niño molesta de verdad y los padres no se mueven o hacen que no se enteran, yo se lo diría con educación.
    Lo de los vagones amistosos para peques es una idea genial, quizá haya que promoverla!!

  9. Con una hija de 7 años y tierrasanta a 600km tengo experiencias para aburrir…. Desde viajar en avión y que la niña con año y medio termine llevándose de regalo las pulseras de nuestra compañera de asiento, a que me la cacheen una policía en el control de seguridad, mientras yo tengo que descalzarme (mi cara, a punto de decirle que quitase sus manazas de encima de mi hija, debía ser todo un poema). A nuestras aventuras en el tren, para mi lo más cómodo, entre los juguetes que ella lleva, los paseos a la cafetería y alguna película, las 6 horas de viaje se han más llevaderas. Esta semana santa hemos experimentado el autobús!! Tengo que reconocer que tenía pánico, 7 horas con sólo una parada y sin poder salir del asiento me tenía los pelos como escarpias. Mi hija es muy movida, y cuando digo muy movida, quiero decir MUY MUY movida, pero no sé si he tenido la suerte del novato, o qué, pero ha sido un viaje muy bueno, ha dormido un ratito, hemos jugado a las cartas de pokemon, se ha entretenido escuchando musica con mi mp3, y el último tramo de viaje se lo ha pasado pegada a la tablet 😀
    El resto de viajeros sintiéndolo mucho, no me preocupan en exceso, intento por todos los medios que moleste lo menos posible, pero es un medio de transporte colectivo, con las ventajas e inconvenientes que eso tiene…. si quieres paz y tranquilidad garantizada, tienes que optar por otros el jet privado o el chofer….

    1. Muy de acuerdo contigo. Mi hijo es muy muy movido también y trato que no moleste, nos pasamos todo el trayecto con él para que se entretuviera y no molestara más de la cuenta, pero más no podemos hacer. Gracias por contarnos tu experiencia 🙂

  10. El buenhijo tiene ahora 2 años, de momento todos los viajes han sido buenos, tren, avión, coche y barco, el avión le gustó tanto, con solo dos años, que fue super entretenido las dos horas y media entre mirar por la ventana, cotillear lo que hacían las azafatas, cuando repartieron sandwich se pidió uno para el porque veía que todo le mundo tenía, y encima le dieron pinturas y unas hojas, le debió de parecer el chollo máximo aquello.
    Intento que no moleste a los demás, está acostumbrado a en los restaurantes estar sentado en una trona tranquilo, no le dejamos corretear por ahí, y bueno, habla hasta por los codos, hay gente que se muere de la risa, hay quien le molestará, pero es algo inevitable. es un niño fácil de entretener, aunque yo entiendo a veces a los demas, porque yo misma he tenido que pasar un viaje de tres horas en tren hace poco con una madre y un niño de tres años al lado que no paró de darme manotazos y empujarme mientras jugaba, pero tambien, como algunas habeis señalado, te tocan al lado o cerca el pesado/pesada de turno que habla por telefono todo el viaje, o los que hablan con el de al lado a volumen colosal.

  11. Yo he viajado a Alemania con el peque esta semana santa y la verdad que estuve mas nerviosa los días antes que luego, me ha sorprendido, con casi tres años le decía ha sido muy colaborador, pero si es verdad que estaba nerviosa por como lo pasara el en el viaje a como lo pasaran los demás, que culpa tiene el.
    He recordado que cuando yo era pequeña, había un tren que iba creo de Barcelona Málaga o no se muy bien el recorrido que tenia un vagón con guarde, pero en plan con juegos y una animadora, la verdad que recuerdo pasarlo muy bien allí, se podría recuperar algo así, como tipo parque de bolas, que ellos se lo pasan genial. Habría que poner una sugerencia a Renfe.

    1. Disculpar los errores al escribir, lo he hecho con la prisa y ni me he dado cuenta, espero que se entienda, ainsss!!

  12. Ayer regresamos de Budapest con mi buenahija de 2 años que se estrenaba en eso de tener asiento propio. Como norma general, nos jamamos todas colas desde el minuto cero para pasar pronto y acomodarnos rápido (Siempre incluso antes de ser padres) pues bien. Una vez sentados, todos los pasajeros miraban a mi hija y nos regalaban comentarios del tipo “que valor teneís” y demás cuando ellos la mayoría prostaticos o con más pérdidas que Concha Velasco no paraban de pasar a lavabo del avión incordiando a todo el pasaje. En fin, la próxima vez, facturo el iPad y que sea lo que Dios quiera!

    1. Hola Lucía,

      Me ha encantado lo de “qué valor tenéis”. Y qué hace uno? Es un niño, en fin, este tema me enciende, porque por desgracia me encuentro gente muy poco empática. Besos.

  13. Yo llevo viajando con mi hijo desde que tenia 6 meses, casi todos los fines de semana y ya llevamos así dos años…
    Lo más cómodo… el tren!
    En general se porta bien, mi trabajo me cuesta claro!! Llevo una mochila cargada de pegatinas, plastilina, cuentos, lapices, papel, tablet…su mochila pesa más que mi equipaje!! jaja
    Casi nunca he tenido problemas con los compañeros de asiento por llevar el niño…pero si me he tropezado con alguno que me miraba como diciendo…que no me vaya a molestar ! Aún recuerdo una señora que me echó una miradita asesina solo porque el niño le rozó la falda con el zapatito…tenia 8 meses y ni andaba!! Que le iba a ensuciar??
    Y como comentaís más molestan otros viajeros…como un grupo de chicas que no paró de hablar voz en grito…durante las 3 horas largas del viaje…claro, que ahi puso el comentario mi niño….mamá cuanto hablan esas nenas…no puedo dormir!!

  14. Tenemos que dar las gracias al estúpido comentario de Laura Caballero porque nos ha dado la oportunidad de explicar nuestras historias para no dormir en los trenes… Y lo digo yo que en los últimos viajes de seis horas sola con bebé de un año y medio en el tren (con una hora extra de espera en la estación por un problena del tren) el niño no se ha dormido ni un segundo!!!!

    Siempre he dado con gente muy comprensiva, y eso que a veces el niño decide tirarles cosas, pero si coge una rabieta la que peor lo pasa eres tú!

    El primer post de mi recién creado blog lo dediqué precisamente a los ‘miniviajeros al tren!’ (Aprovecho y me promociono, bebesabordo.com) 😉 al menos que nuestros sufrimientos sirvan a otros pades!

    Eso sí, he viajado con gente que molestaba mucho más que el niño! Una excursión al Rocío, unos gaditanos que venían de presentar el carnaval, una señora que habla a voces y no calla ni debajo del agua!!!! Y podría seguir…

    Queremos vagones familyfriendly!!! Muak muak muak

  15. Por cierto, en el viaje de ida de Semana Santa me estuve enterando con todo lujo de detalles de las prácticas sexuales de un grupo de ‘niños’, eran cadetes de un equipo de Balonmano, qué edad tienen?? Menos mal que Rubén con Peppa Pig no se enteraba ni los entendía, digo yo…

    1. Talia estupendo tu blog, después del tweet que mencionas y de mi experiencia en el tren, para olvidar, hay que generar este debate, porque ya está bien de ser molesto. Yo me pongo super nerviosa y el buenpadre más y así acabamos estresados estresadisimos. Un besote!!!!

      1. Yo después de navidad, siete horas, en Talgo, barraquera del niño que se despertó porque mi moví (horror!) y sólo quería jugar entre los vagones estuve a punto de bajarme en Tarragona, huir! Y dejarlo a él dentro!!!!

  16. Joooo igual no soy tan malamadre como pensaba pero hay alguna cosilla con la que no estoy de acuerdo…

    Pq sabes que esa señora se cambio pq no aguantaba el parloteo del bebe??? Te lo dijo??? Yo he viajado millones de veces en tren y me ge cambiado de asiento pues por mil motivos… Desde la orientacion del asiento (odio ir de espaldas o al lado de la ventana) o pq tengo a alguien cerca con mal olor (como dijiste jjjj)… O alguien comiendo… O por mil motivos….

    Igualmente si fue por el parloteo del bebe, mejor que se cambiara nada mas llegar, que te estuviera tocando “las narices” (con perdon) a cada rato con sus quejidos.

    Yo soy una maladre creo que de manual. No me gustan los niños em exceso, quise experimentar la maternidad y adoro a mi buenahija y la cuido y es el motor de mi vida y la del buenpadre. Pero no me gustan los hijos de los demas y menos aguantarlos. Y creo que eso es respetable aunque lleve a mi buenahija de la mano.

    Yo he vivido de todo. Me he tomado cafe con “buenoshijos ajenos” jugando entre mis pies debajo de la mesa y como mi nena miraba para ellos y para mi sin saber muy bien que pasaba. Y me he tenido que callar cuando en ese momemto oia la risa de sus buenospadres que claro, sin niños estaban estupendamente con sus refrescos… Y me he comido broncas cuando he echado una mala mirada o he dicho algo a otros buenoshijos cuando se me han llegado a sentar en mi misma mesa… O se han comido mis patatillas o mis aceitunas que me han puesto con el refresco.

    Las que he tenido que aguantar pq una vez reñi a un niño que se sentaba en mi mesa a comerse los pamchitos que pusieran con mi consumicion. Su buenamadre me echaba en cara que como madre no entendiera que los niños fueran asi de imprevisibles (o maleducados) y que no pudiera tenerlo sentado y quisiera jugar (comer mejor dicho)

    Tengo te decir que mi buenahija es una santa y ni se mueve, me ha llevado 4 años enseñarla a no hacer lo que le de la gana. Y que debe respetar el descanso y los momemtos de los demas.

    Yo he ido en aviones con niños y sin niños… Y he aguantado gritos… Conversaciones de adultos absurdas… Aplausos al aterrizar… Y como te meten el asiento delantero en la boca pq el buenseñor de delante quiere descansar… Pero tb he aguantado las patadas en el asiento de los buenoshijos que van detras tuya durante horas sin que sus buenospadres dijeran ni mu incluso ante mis quejas o las de la azafata antes de aterrizar y como de repente un niño se cae sobre el buenpadre despues de muchas intentonas de escalar por el asiento delantero del avion.

    Y podria contar mas y mas…

    Pues eso, mi buenahija no es una santa, las hace, molesta y molestara seguro alguna vez, pero espero estar lo suficientemente atenta como siempre para reñirla y que lo deje de hacer.

    Pq que seamos padres no implica necesariamente que tengamos que aguantar a buenoshijos ajenos.

    1. Hola Anyanka,

      Claro que lo dijo, jajajaja, la señora nos miró y murmuró que ella no aguantaba ni un segundo, bla bla bla. Yo estoy de acuerdo contigo en que muchos padres sueltan a las fieras allá por dónde va y esos niños no conocen el respeto pero porque sus padres no les han enseñado a que no deben molestar. Nosotros con el buenhijo tratamos por todos los medios que estuviera entretenido sin molestar en exceso pero a veces al ser aún muy bebé pues es complicado.

      Muchas gracias por contarnos 🙂

      1. Lo dijo??? Jajajaja que fuerteeeeeeeee!!! Si es normal que un niño pequeño de guerra… Y que cueste mamtenerlo entretenido y en viajes largos.. Pero una cosa que me molesta es que se piense que pq tenemos hijos, queremos y nos gusta aguantar las travesuras de los demas. Mas de una vez he oido a una malamadre “vete para alli y jugar con esa niña, vete” (y esa niña ser mi buenahij) y mi enana no querer jugar y yo por encima atender a la mia que se queja pq la otra niña la molesta… Y a la otra que se me pega a la mesa con loctite jajajajajaja…

        Ainnnnnssss vivan las malasmadres!!! Y los buenoshijos juguetones!!!

  17. En Enero viajamos a Paris y la ida más o menos bien porque ek buenhijo se durmió pero la vuelta….1 hora 40 min con un niño de 13 meses que es puro nervio….un temporal que hizo que pasáramos prácticamente todo el vuelo sentados con el cinturón abrochado…y la gente más incomprensiva del mundo.Yo le sujetaba las piernas al niño para que no diera patadas al asiento de delante…el niño protestaba lógicamente porque estaba harto de estar sentado…el de delante resoplaba..el niño cada vez más frustrado…un señor del otro lado venga a refunfuñar..cada cez que el niño pegaba una grito de queja wl decia:no me lo puedo creer!!hubo 10 min que pude poberme de pie en el pasillo y el niño se calló un rato…y a mi ya hasta se me caian las lágrimas de rabia e impotencia.No se puede tener tan poca empatía.Y encima estábams al final del avión y cuando conseguimos coger todo y bajar me encuentro con que llevo al niño en brazos,la silla plegada en la otra mano ybque noa tenemos que subir a un autobus de estos que te recogen a pie de pista que estaba ya lleno.Me metí y nadie fue capaz de hacerme hueco para abrir la silla y sentar al niño.mi marido al otro extremo del bus cargado con bolsas y yo ahi en medio de la multitud intentando sujetar un bebé,una silla y de paso sujetarme yo a la barra para no caerme.Experiencia horrible sin duda.En Agosto queremos ir a Canarias y miedo me da pensar en 3 horas de avión…

  18. Creo que deberiamos diferenciar en las edades de los buenoshijos… Yo a un bebe de hasta los 2 años y medio o 3 aguanto lloros… Pataletas y patadas en el asiento delantero (vamos en el que seria mi asiento jejejejeje) pq son bebes… No saben expresarse en muchos casoa… Se cansan… Pero cuando eso te lo hace 1 o 2 o 3 niños de 4 años o de 5 o de 6 que son mas conscientes de que estar 2 horas dando patadas al asiento delantero puede resultar molesto. Y que sus padres no digan nada… Ahi la empatia me puede empezar a fallar.

    Yo tuve suerte… Mi buenahija de casi 5 lleva volamdo desde los 14 meses, llora por los oidos cuando aterrizamos y nunca tuvimos una queja pq tb los demas pasajerps ven que la consolamos y que poco mas se puede hacer hasta aterrizar. Por lo demas es tranquila y se entretiene bien.

    Y volando nunca tuvimos problemas… Al tener niños pequeños o bebes somos los primeros en embarcar y nos dejan al final para salir (eso es lo malo jjjj) y siempre la sillita a pie de puerta de avion.

    Incluso cogiendo esos buses me encontre con gente educada que me echo una mano. Pero en la educacion de las personas no podemos entrar pq tendriamos para escribir un segundo libro jejejeje.

    Animo, seguro que la próxima vez sera mejor!!!

  19. yo he notado una gran diferencia entre los españoles y los latinoamericanos. LOs españoles somos bordes y ponemos efectivamente cara de terror cuando vemos a un niño en un avión y pensamos “nos va a dar el viaje, que mala suerte”. Los latinoamericanos sonrien, le hacen carantoñas al pequeño y cuando te disculpas por que el bebe hace un ruido, llora o no para de moverse, te dice “no te preocupes, son niños, raro seria si no se comportaran asi”. En mis varios (bastantes) viajes por latinoamerica y de latinoamerica a españa solo me he encontrado con malas caras a los españoles, ninguna brasilero, mexicano, peruano o colombiano me ha puesto nunca mala cara porque mi bebe se comportara como un bebe en un avion. Deberiamos aprender mucho de ellos. a pesar de otras muchas desventajas o problemas de vivir a este lado del charco, el amor y respeto hacia la infancia es algo muy loable. Y lo sienten de corazon.
    También en estos paises, encuentas un gran respeto hacia las mamas embarazadas o las familias con niños, prioridad en las filas, tiendas, embarques, restaurantes.. Algo que en España yo no siempre he vivido. Algo en lo que deberiamos pensar como pais.

  20. Anda ya…una cosa es que no dejes campar a los niños por ahí y procures que molesten lo menos posible, y otra es sentirte mal porque el niño hace cosas propias de niño y pedir disculpas por todo. Que pasa? Que tu no has pagado billete? Pues tienes el mismo derecho que los demás a viajar. Ni que te estuvieran haciendo un favor…

  21. Hola a tod@s, la verdad es q me parece increíble que haya gente así, con la de personas que hay sin trabajo y teniendo que aguantar a revisores mal educados, señores de @renfe x favor, haganselo mirar….
    Yo he viajado poco en transporte público últimamente ya que tengo una buenahija de 3 años y un bebe buenhijo de 7 meses, y por los horarios del buenpadre tendría que hacerlo sola…., y la verdad que mi momento hormonas locas no me lo han permitido.
    La única vez q he cogido un avión fue cuando la buenahija tenía 2 años y volvimos de fuera de España solas, ya q buenpadre tenía q regresar antes,.
    Yo estaba muerta de miedo, ya que ella es muy movidita e inquieta, nada de niñas dulces y educadas de anuncio…
    El viaje fue….., uffff, el vuelo iba a tope y no había ni un sitio libre, así que toco donde tocaba, a pesar de que compre el set de juegos para niños…, nada, ella sólo quería correr y chillar…
    Todo el pasaje iba diciéndole los animalitos que salían en las cartas que previamente había adquirido en plan novedad, todos menos ella….
    Cuando tuve que ir al baño, porque claro, las madres tb vamos al baño, vino lo “mejor” haciendo malabares la cambie el pañal, y una vez termine y empeze con mis asuntos (menores) ella decidió tocar el botón rojo tan mono que había a su altura, aquello empezó a sonar y parpadear y sólo falto que viniera el comandante….
    Aventuras mil….., eso sí, luego todo el mundo nos saludaba hasta que salimos del aeropuerto….,
    Q sería del mundo sin niñ@s??, simplemente se acabaría…, así que más tolerancia y sonrisas para ell@s!!!!
    PD: a los pocos días me entere que buenhijo2 venía en camino….

  22. Los seres humanos aprendemos por imitación, practicando las situaciones de la vida cotidiana… Está claro que muchos no han pasado por esa fase de aprendizaje y nos encontramos: con los que ponen la música para todo el vagón, tiran o dejan los restos de su estancia en los asientos, los que pisan los sitios donde otros se van a sentar y se moletan cuando les pides que retiren las pezuñas…
    Seguro que pasaré unos cuantos viajes duros con mi hija, pero espero que ese “sufrimiento” la convierta en el futuro en una buena usuaria de los servicios públicos

  23. Nos miran como la peste!
    Especialmente personas entre los 35 y 45… Es mi experiencia particular. Y como buen mencionas en el post, hay mas de una razón que por educación nos callamos.
    El colmo fue ayer cuando regresé a casa sola con el buen hijo y el taxista bajó las maletas las dejó en medio de la calle y se largó…
    Antes me enfadaba ahora siento lastima por la infelicidad de la gente y como tu has dicho la falta de tolerancia.
    No reflexionan que nuestros niños son quienes cuidaran de su vejez…

  24. yo soy usuaria de la ruta granada-dos hermanas y viceversa, bueno somos mejor dicho. La ventaja es q en granada nos ayudan con el carro y el equipaje, nos facilitan asientos en el vagon 2…y procuro coger horas en las q el buen hijo vaya dormio. lo jodido lo comento ahora, es q en dos hermanas tienen q venir a buscarnos al anden porque no tienen el sistema de ayuda, y no hay cambiador en el baño, afortunadamente el buenhijo aprendio con 2 años a decirle adios al pañal,hay gente q t mira mal si el peke se despierta y decide andar… perro hay adultos q lo hacen xq nosotros no? y los revisores nunca nos han dicho nada.
    creo q lo pasaba peor viajando cuando iba embarazada

  25. Forma parte de la invisibilización que esta sociedad promueve con tantas cosas/personas. Los niños y las niñas en foto estupendo, y si entran dentro de los moldes de perfección todavía se pueden aguantar, pero en cuanto deciden expresarse a su modo, tengan la edad que tengan, ya entra el modo represor en el cerebro del adultx.
    Estoy de acuerdo con el comentario que dice que eso es un problema de lxs adultxs. Lxs niñxs son niñxs y se comportan como tal, y, con un poco de suerte para ellxs, todavía no tienen todas las normas sociales (totalmente culturales) impuestas y marcándoles el camino.

  26. Peque ha heredado mi pasión por los viajes y viajar con él es bastante fácil, la verdad. Nos lo llevamos a Dubai con 20 meses y todavía estoy alucinando con lo bien que se portó.

  27. Como te entiendo, viaje Tarragona- Madrid yo sola con las #buenashijas de 4 y casi 2 años, os podéis imaginar…sigo sin entender porque a parte del vagón de silencio no ponen uno para peques, donde no te desesperes tanto por si gritan, lloran, dan al del asiento de alante o quieren pasearse por el vagón todo el viaje…

  28. Parece mi propia vivencia. A la ida fui con la buenaabuela que da mucho juego a la buenahija, llevamos pinturas cuentos para colorear, pegatinas, juguetes y hasta un reproductor de DVD con frozen. Era el segundo viaje en tren para la buenahija, el 1 en maxi cosí, y fenomenal. Ahora esto era otro cantar, como iba a dormir la buenahija q siempre duerma en carrito o cama? Se puso a llorar desesperada cuando le entró el sueño y yo notaba las miradas de los pasajeros con poca delicadeza vamos! La buenaabuela me dijo q sacara la sillita del porta equipajes y saliera al pasillo ( calurosisimo) a dormirla. Al final y visto lo visto tuve que sacarla porque no había forma de entretenerla o dormirla. Me fastidia que tenga que ser así y la gente hable por lo bajini como sí tener hijos fuera de apestados. Es la realidad en un tren hoy en día. Triste pero cierto

  29. Esta entrada tiene ya casi un mes y no sé si me leerá alguien, pero es que tengo que escribir!
    Mi peor momento viajando fue en un viaje en AVE Córdoba-Madrid las pasadas Navidades. Nosotros vivimos en Australia y estábamos en España de vacaciones con nuestros 2 niños. Mi hija mayor de 3 años y el pequeño de 1. Vamos a España todos los años, así que la mayor, ya era la tercera vez que se chupaba viajes de todo tipo y con el pequeño habíamos viajado por Australia y no había estado mal del todo.

    En España, el pequeño nos dio unos viajes en coche desesperantes cada vez que nos desplazábamos de Córdoba a Toledo (donde residen la familia paterna y materna respectivamente). Pero esta vez íbamos en tren. Iba a ser el viaje mucho más corto, así que nos las prometíamos felices.

    No os podéis imaginar el equipaje que llevábamos: maletas para 6 semanas, miles de compras para llevarnos a Australia, los regalos de los Reyes Magos y la silla del pequeño y las dos sillitas de los coches!. Sólo con eso ya os podéis imaginar cómo íbamos.

    Ya en el andén, con el tren entrando por la vía, suena el teléfono: el buenpadre se había quedado en su bolsillo las llaves del coche del buenabuelo. Momento de pánico. Por su puesto, no dejan bajar a nadie al andén. El buenpadre, sale corriendo a las escaleras más cercanas (que ya estaban lejos) y le da al primero que pilla, las llaves de su padre y le dice que por favor se las de a aquel señor que espera allí. Mientras tanto, yo sola en el andén, con los dos, el tren parado y yo intentando subir. Un niño, en brazos, mil maletas, diciendo a mi hija que por favor suba al tren. Mi hija que ve a su padre salir corriendo y se niega a subir, llorando y gritando ¨PAPIIIIII!, PAPIIII!¨ Yo que veo que me van a cerrar las puertas en las narices… Voy subiendo todas las maletas como puedo con una mano (en la otra tenía un bebé) mientras veía a mi hija en el andén. NO ME AYUDÓ NADIE!!!! Ni trabajador de Renfe, ni viajero que estaría disfrutando del espectáculo. Por fin, llegó el buenpadre para subir a la niña y terminar de subir maletas. Se cierran las puertas y salimos! Uuuuuf, qué tensión. El viaje transcurrió con normalidad, el pequeño pasillo arriba, pasillo abajo, sin parar de jugar,la mayor portándose bien, tranquilita con su peli.

    Cuando llegamos a Atocha, bajamos el cargamento y va el buenpadre a buscar un carro para el equipaje pero ya no hay carros en Atocha!!!!! Por lo visto los habían retirado porque los roban!! En fin, de algún modo conseguimos salir de allí y coger el siguiente tren a Toledo, pero de eso, ya no me acuerdo…

    En fin, si hay algo que me molesta más que las malas caras porque los niños hacen ruido, es que te vean pasando apuros y nadie se digne a echarte una mano. Muy triste…

  30. Pues yo os escribo porque justamente tengo un viaje en tren previsto(4h) con nuestro peque de 8 meses. A nivel practico, como hacéis? Me imagino que es como en un avión. Hay que plegar el cochecito y coger el bebe en brazos durante todo el viaje? Me da un poco de cosa porque el niño sólo se duerme en su carrito y seguro que estará cansado durante el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más