¿Qué quieres encontrar?

45
Diario de malamadre: renovarse o morir

Diario de malamadre: renovarse o morir

Recuerdo con nostalgia, como si fuera ayer, la descarga de adrenalina producida por una jornada de compras, sola o con amigas. Que salía mal de un examen, me iba de compras. Que pasaba de mi cara el ligue de turno, me iba de compras. Si me peleaba con el ahora buenpadre, mi madre me sermoneaba o tenía mal día, pues oye que era una terapia buenísima. Cada semana tocaba una visita al imperio de Amancio. Podíamos llamarlo costumbre, vicio, hobby o mi droga particular. Sin mirar el reloj, me paseaba por las tiendas, hacía una primera prospección de las novedades y luego volvía a decidirme por las prendas que más me gustaban, a probarme y deliberar. Me compraba revistas y las miraba el finde para saber cuáles eran las tendencias. Me sentía que estaba en el mundo.

Salir el fin de semana y no estrenar algo era pecado. Te ponías dos veces la misma camiseta y ya como que perdía emoción la cosa. Nada más lejos de mi realidad actual. Claro que hay una diferencia considerable. En aquella época, allá por los 90, había que fichar en el centro jueves, viernes y sábado, así que no había armario que aguantase ese ritmo. Y en aquella época te importaba más el qué dirán.

Ahora es bien distinto. Ahora tengo personalidad, antes poca. Y ahora soy malamadre.

No salgo mucho, más bien, salgo poco, más bien, no recuerdo la última vez que salí, en plan salir, lo que se dice salir hasta que no puedes más y tienes que ir descalza por la calle. A esto se une que ahora mi dinero no es para mí, es para el banco y para labuenahija. Esto último ha cambiado el orden de las cosas hasta límites insospechados. Y que conste, que yo aprovecho la ropa de la señora hasta que le está “reventona” o directamente la rompe. Pero, ella crece y crece, sin compasión.

“Ese vestido es mío”. Eso que te has creído tú, monina. ¡Zas! Cuando me había organizado y ya me veía con él en el armario bien colgadito hasta que hiciera su entrada triunfal el día de LA PARTY, me doy cuenta de que los leotardos no le suben de la cadera, las rebecas le quedan en plan torera o los zapatos de vestir ya le están tan pequeños que va andando tipo geisha.

En mi vida ya no conozco el significado de: nueva colección, temporada, VOGUE,  talla 38, probadores, tendencias, dress code…

He desarrollado un poder de coolhunter que es digno de admiración. Voy por delante de la moda. Rescato los modelos de hace 5 años, que será lo que se llevará la próxima temporada y voy creando tendencias sin parar. Porque la moda es cíclica o eso dice la Wintour. Ir a comprar es un deporte de riesgo, normalmente voy con labuenahija agarrada a una pierna y a los dos minutos empieza a hacer la croqueta y tengo que huir. Así, que con suerte consigo coger lo primero que pillo, neutro, sin estridencias y lo pago mientras la reina grita: “a la calle” o se prueba los tacones, tira las camisas y deja las manos de chocolate plantadas en la chaqueta blanca de hilo de nueva temporada.

Cuando llego a casa, lo primero que hago es esconder la bolsa para que elbuenpadre no la vea, después en un momento de despiste de los dos, la saco hecha un guiñapo de la parte de atrás del armario y me la pruebo… “Muy bien. Parezco una morcilla embutida”. Con las prisas, me traje la talla XS, encima he perdido el ticket y la etiqueta está rota.

Así que ante tal panorama, he decidido comprar poco o comprar online cuando me sobran unos euritos. Pero lo que mejor se me da es el “revival”: desempolvar las prendas del pasado, sepultadas en el armario y comprarme un complemento: EL COMPLEMENTO, ese que acaba siendo parte de tu cuerpo, una extensión de ti. Este invierno mi prenda fetiche ha sido la bufandamanta, que me compré en ZARA. Menudo juego me ha dado. Da igual lo que te pongas, te la atas al cuello y ya parece que estás al día. No te la quites ni aunque estés en una reunión con calefacción a todo trapo y sudando la gota gorda. Otro complemento IT ha sido sin duda las gafas de espejos de colores. Me las coloco en la cabeza o en el cuello y oye como que le da un aire ereslomasdelomas así a cualquier cosita.

No entraré en que mi cuerpo, flácido y dejado tras la maternidad, hace que ir de compras ya no tenga el placer de antaño. La alergia que he desarrollado a dejarme ver frente a un probador no lo tomaremos como significativa a mi falta de “modelasos” en el armario, no. Mejor seguiremos pensando que la maternidad me ha robado el tiempo, el dinero y la tranquilidad para dejarme caer de tienda en tienda.

Y vosotras, ¿ha cambiado la maternidad vuestra manera de vestir? Iluminarme con vuestras ideas, consejos y/o experiencias PLEASE!!!

Ante la llegada inminente del cambio de armario (¡horror!) esta semana he decidido irme de compra. Y no quiero ir sola. Así que para no tener excusa y para celebrar QUE YA SOMOS MÁS DE 10.000 EN FACEBOOK, hemos organizado un evento para BUSCAR EL LOOK DE LA PARTY.

¡¡Estáis invitadas todas las #malasmadres!! Para las que vais a la party y para las que no. Sólo tenéis que estar suscritas al blog AQUÍ. Si queréis saber qué os espera en este OPEN DAY, sólo tenéis que ir al evento que hemos creado en facebook AQUÍ.

Captura de pantalla 2014-04-06 a las 18.51.06

Han comentado...

  1. Ir a la última??? Pero qué es eso??? Yo ya no sé ni lo que es ir a la última, ni por supuesto tengo cuerpo después de dos embarazos y dos partos. Me encantan los tacones, pero cuándo me los pongo?? Para correr detrás de mis hijas en el parque y romperme un tobillo??? Deberían sacar una línea de moda exclusiva para madres en el parque. Zapatos planos y cómodos, ropa antimanchas (manchas de comida, babas,etc…). Yo procuro vestir adecuadamente y llevar a mis hijas bien vestidas y limpias, pero la verdad es que es difícil teniendo tan poco tiempo y tan pocas ocasiones de lucir nada. Porque para qué te vas a comprar un modelito fashion si tú única salida es al parque con las niñas….

  2. Yo voy menos de compras y cuando voy cae algo para mi hija, pero esos veranos de soledad es otra cosa, arramplo y me pongo mis vestidos.Deseando que llegue la party para estrenar.un besazo

  3. Yo no he tenido nunca que adaptarme a la moda, a lo que tenía y tengo que adaptarme, es a mi cuerpo! Es lo que tiene ser de “hueso ancho” (la fatídica palabra que empieza por G, no entra en mi vocabulario!) Para mi compara ropa, es un suplicio, pq no es fácil encontrar algo bonito, a partir de la talla 50; Por desgracia en esta sociedad, a partir de esa talla, estas condenada a los blusones, leggins o pantalones con goma, por lo que el circuito de tiendas se reduce a la santísima Trinidad &: H&M, C&A y M&S. La misión es encontrar algo actual y que me quepa, sin más, por lo que a veces es frustrante y acabo pagándolo en la sección de zapatería (a este paso Imelda Marcos, no es nadie a mi lado) y ahogo mis penas entre sandalias y bailarinas, que me vuelven loca y van a costarme el divorcio… O bien, la beneficiada siempre es Cuchufletita, que acaba con algo nuevo a estrenar!
    Reivindico la talla XXL, los cuerpos “Ruffles” y el derecho a vestirme igual que el resto y no como Demis Roussos o Montserrat Caballe, sólo porque tenga kilos de más! Y eso sí, al mismo precio que el resto, porque parece que el metro de más hay que pagarlo a precio de oro y castigan tu Visa, sólo porque tengas más curvas, que una carretera comarcar!!
    De hecho, es pensar en el Dresscode de la Party y me hecho a temblar! Porque me veo acudiendo en vaqueros o leggins pensando en la imposibilidad de encontrar algo “para estar a la altura” que el resto…
    Pero eso sí, con dignidad y la frente bien alta, porque en el fondo, soy igual que las demás, una malamadre con ganas de pasarlo en grande y bebérse los GT’s que hagan falta!!!

    1. Cris! Igual que tu en todo ( salvo q en vez de zapatos yo me lanzo a los accesorios… Bufandas, pañielos, collares…) mas economico y tb lucido!
      El trio de ases de nuestro armario : hm, c&a y m&s lo completè con ASOS y estoy feliz. Entra!!! Asos.com
      Un beso de esta ruffle-malamadre x 2

  4. Jejeje, gran post!!
    Lo que más ha cambiado en mi forma de vestir es que ahora ya no me pongo tacones salvo que vayamos de bodorrio o cena con los amigos… No los veo muy compatibles para andar corriedo detrás de mi buenahija, por no hablar de la ciática que arrastro desde el embarazo… 😉

    Y del estilo mejor ni hablamos… Lo primero que pille por el armario y a correr!!

  5. Yo con entrar de nuevo en una 40 sería feliz lo de las tendencias no va conmigo, no porque sea de las que las crean si no porque cuando me despierto sólo atino a ponerme el pantalón o leggin a lo cómodo ( no me cabe aún mi ropa) y una camiseta o yersey! Y reconozco que en alguna ocasión me he ido en zapatillas porque voy tan cansada que a veces me olvidó los zapatos!

  6. Lo confieso. Siempre despotriqué contra el look leggins. Lo usé en el embarazo por comodidad y…2 meses después de dar a luz soy fan fan fan de ellos y no me los quito!!!!!

    1. Gracias Belén, tomó nota de Asos!! También te recomiendo, sí eres de Madrid o vienes a la Party y quieres darte un garbeo, El baúl de Botero… Chulisima! Ah y lo de los complementos, también me ponen… Me pirran los foulares!! Besote, Ruffle-Amiga!

  7. Qué bueno el post!! Yo soy la reina de la compra online. Al final el sábado q es el único día factible para ir de tiendas me da pena ir de tiendas así que online porque al final no tengo más remedio que tener ropa para ir a trabajar!!
    Ahora eso si vivan los pantalones (tener q agacharte hacia los niños me ha llevado a descartar faldas) y yo que era la reina del tacón últimamente uso menos…
    Por cierto: muy bueno lo de las bolsas….ese truco me lo dio mi madre… A los hombres nada de bolsas!!

  8. Coincido en muchas cosas de las que dices, pero la peor de todas es el momento probador. Es odioso, de verdad. Parece que con mi ropa antigua y en el espejo de casa la cosa no es tan grave, pero cuando me veo con algo nuevo en el espejo del probador se me quitan las ganas de seguir comprando y me voy a casa deprimida y cabreada.
    Deseando estoy ver el Open Day que tenéis creado, pero a la vez le tengo pavor ¡¡no voy a encontrar modelito para la Party!!

    1. A mí lo mismo. El encuentro con el espejo de algunos probadores es tan desolador que me voy seguro sin comprar nada. ¿Qué les costaría mentirnos un poquito?

  9. Pues me pasa mas o menos como a ti, compro rapido, sin probarme o cuando tengo un rato para hacerlo me siento tan culpable de dejar a medusi con los buenos abuelos o buen padre que no le dedico el tiempo que le dedicaba antes.
    De tallas ni hablamos eso si, colgantes, bolsos, zapatos eso siempre alegra y da un toque diferente a las cosas

  10. Yo es que tengo un grandisimo problema a la hora de ir de compras: todo lo que no me gusta. Asi que necesito una personal shopper que gracias a los aňos dorados de compras sin parar, aun me quedan en las principales cadenas de ropa o ir con el buenpadre aunque con ello implique ir con la buena hija.

    Si escojo la primera opcion mis amigas que conocen mis gustos y mi monedero me llevan como si de una niňa se tratara de la mano y me meten ya casi las cosas en la bolsa. Yo saco la visa y ni abro la boca.

    Si escojo la segunda opcion se que me llevare menos cosas pero que tendre el lujo de probarmelas “in situ” pero a que precio???. El otro dia en Mango la buenahija abrio las cortinas, asi que todo el mundo que andaba por alli vio el color de mi ropa interior y que no iba conjuntada. O meterse conmigo en un miniprobador de Sfera pq quiere sentarse en la silla mientras tu tiras la ropa al suelo.

    Eso si el buenpadre intenta cómo puede dominar a..La buenahija pero nada.

    Comprar revistas??? De vez en cuando “mango” algun catálogo de algun comercio y antes de que.Este pintorrejeado con suerte puedo leerlo.

  11. Mi última compra anti depresiva fue en Primark, en Mallorca no tenemos así que aproveché un viaje a Barcelona. Lo malo es que el 80% es para la enana y el 20% restante fueron una sandalias, una camisa y un vaquero para mi,vamos ropa cómoda para el día a día.
    Saludos!

    1. Sí Juana, estoy contigo! No hay nada como quitarse la depre y curarse el mono de compras, yendo de terapia a Primark… Debería aparecer en las guías de turismo!!
      Te fundes la visa y sales con medio millón de bolsas (aunque el 80% de las cosas sean para la buenahija y el resto para la casa, pq para mi siempre terminar siendo las braguetas de cuello vuelto, que eso sí, son fabulosas!)

  12. Leer esto tras una maratoniana sesión de compras de ropa el finde en un gran centro comercial, debo reconocer que relaja consuela. Tras un periplo de niña croqueta por varias tiendas a lo largo de la mañana, lo cual hace dificil ya mirar lo de las criaturas como para echar el ojo a lo de mayores. Al final tras la comida, con solo una criatura intentar acercarte a los complementos es una ruina, pero no miras para tí sino PARA ELLA(12 años). Y descubrir tras llegar a casa que no hace falta esconder la bolsa porque la que se ha comprado la ropa que a mí me gustaba en Shana ha sido mi hija talla xs es algo más que frustante. Yo me compré sin probarme unos pantalones cortos que me valen de talla, pero me los pondré para ir donde nadie pueda verme aparte de la buena familia. Me niego a venir sin nada para mí después de todo un día de compras, las otras 5 bolsas y media eran de las chicas.

  13. Yo reconozco que no me gusta la moda, no me gusta ir de compras y odio probarme ropa, tengo serios problemas con la conjunción de colores por lo que mi ropa siempre es del mismo color: negro, blanco, marrón, verde, nude, azúl y siempre en tonos neutros, nada de estridencias. Por mi trabajo siempre he tenido que ir con traje de chaqueta o pantalón de “vestir” y en mi vida normal un vaquero, unas mallas y una camiseta o un jersey de lana me valen. Me encantan los vestidos de “fiesta” y tengo un vicio, los zapatos, adoro los zapatos de tacón, tengo verdaderos fetiches, pero no le hago ascos a ningún zapato bonito y según mi marido “caro”. Deseando de veros a todas!!!!

  14. Me considero una trendsetter (juas, juas, juas): el verano pasado vi en Paris a una mamá súper mega estilosa en el parque vestida con falda negra tubo, camiseta blanca y deportivas! Entonces me dije: tate, ya tengo look triunfador de súper mamita sexy para el verano que viene. Y menos mal que esa mamá estilosa estaba en lo cierto y en el Vogue no hablan de otra cosa de que las zapatillas running están de moda! De hecho, puede que a la Party vaya con las New Balance que tengo fichadas. Sorry, Laura, pero la maternidad ha matado mis tacones, mi espalda y mil cosas más.
    Besazos!

  15. Ir a la moda, jajaja, ir de compras, jajaja,…Desde que tuve a mis tres buenoshijos (12, 9, y 5 años) ir a las compras es peor que planear una salida al zoológico, niños corriendo por las tiendas, escondidos por debajo de la ropa, dentro o fuera de los cambiadores, lloros, risas y gritos…vamos que mejor no ir y en los días de cabreo monumental de esta malamadre dejo a los buenoshijos con el buenpadre, me cojo el coche y me voy de compras….pero estoy tan poco acostumbrada que vengo cargada de ropa para ellos y para mi un par de medias y dos de calctines, que ya no sé encontrar ropa para mi, qué cutrerío, con lo que yo he sido!!

  16. Como me reí y lo identificada que me siento!! Yo trabajnado 12 años en moda, me sabía latín y como bien dices salir sin estrenar modelito era imposible, es decir, creaba el plan de la nada para poder estenar. Tenía tiempo para mí!! Ahora tengo a un pequeño monstruo en casa, las revistas se me acumulan en la oficina porque no tengo tiempo ni de llevarmelas para leer en casa y hago el esfuerzo cada mañana de no coger un vaquero y la misma camiseta para ir a trabajar… He decidido convertirme en una persona clásica que nunca pasa de moda, es decir, vaqueros, camisetas blancas, camisa blanca, pantalon negro y todo ello combinado… Como hecho de menos la etapa de pasear mirando lo nuevo que traían las marcas. Menos mal existe zara on-line.

  17. Ufff si me ha cambiado mi forma de vestir!!! Comencé bajándome del andamio al que estaba acostumbrada a andar (ahhhiii esos tacones, como los echo de menos y ahora no sería capaz de andar con ellos más de 2 metros) y continué cambiando mi ropa ajustada por blusas que disimularan esa tripa que se había quedado ahí y que perdura aún en el tiempo ¿donde quedaron mis camisetas ajustadas?
    Así que me temo que sí que he cambiado, y mucho mi forma de vestir. Pero tampoco me disgusta. La moda también se a adecuado a mí jejejeje

  18. Yo ya no he sido nunca de ir por la vida muy emperifollada ni de tener mucho dinero para gastarme en ropa así que los básicos con EL complemento siempre me han seguido. Que tengo dinero, me compro algo. Que no, pues saco mi camisa del año de la pum a relucir. Tengo una amiga que lleva ya más de 6 años con su pareja y siempre q me ve con esa camisa me dice… así te conocí yo el primer día de mi relación con él… Mátame camión.
    En fin… qué le vamos a hacer…
    Un besín, guaposa!

  19. Uff, antes yo no era muy de ir a la moda,pero ahora es ya imposible. Si hasta me sigo poniendo mis camisetas premamá (yo el sobrepeso lo traía de serie, no es secuela…)

    Encima el buenhijo ha empezado a caminar y se pone a correr entre la ropa que cuelga de las perchas, que por cierto, son su oscuro objeto de deseo (las perchas y los cepillos para limpiar el suelo!!)

    Mi verdadero vicio siempre fueron los pendientes, y ahora no sólo ni me acuerdo de ponérmelos, es que están todos sin pareja (cualquier día me arranca una oreja al tirar por ellos!!) Me compré un par el otro día y me siento como si hubiera comprado el vestido perfecto para fondo de armario!! jajajajaja.

  20. Uy, los tacones, aquellos maravillosos aliados para ser la más mona, cual top model en una pasarela… Convertidos en la actualidad en bailarinas mil para poder salir como un cohete detrás de la buenahija.
    Y no contenta con eso, ella dicta tendencia con tres años: si se lleva, si no, si combina, si no… Y suelta la frase triunfal: mamá, esto no me gusta.
    Vamos, que salir de compras para mi se quedó en el pasado y también soy de las que reciclan y me repito mil veces: la moda es cíclica… (Ain, que bien me engaño).
    Digo yo que algún día volveremos a tener espacio propio.
    Mientras tanto, viva nuestro estilo actual!!!
    Feliz semana a todas!

  21. Yo de momento he empeorado bastante. No es que antes fuera una it girl, pero ahora como voy con camisetas y jerséis de lactancia por todos lados mi fondo de armario se ha resentido mucho.

  22. Ayyy que de recuerdos me han venido a la mente mientras leia tu post!!esas tardes de compras y de charlas, deseando que llegara la noche para estrenar tu conjunto nuevo, y menudo vicio le teniamos ya a los tacones y a la raya del ojo que nos salia perfecta!!jaja
    Desde que soy madre todo eso se esfumó. No el hecho de poder ir de compras, que como poder puedo encasquetando al niño a su padre o a sus abuelos, sino la intranquilidad de no saber cuanto tiempo vas a estar fuera, porque claro tampoco puedes abandonar a tu hijo y no pisar la casa durante horas, sabiendo que el te esta esperando.
    En fin que las veces que lo he intentado en plan “me voy de compras”, sin saber que quiero ni que voy a comprar y hacer mi ruta de shopping, han terminado en fracaso. Me ha ido entrando una angustia interior, mirando contantemente la hora, y diciemdome q llevo ya mucho rato en la calle y rodavia no he comprado nada!! Total que al final volvia con las manos vacias.
    Conclusion: o me voy de compras, pero solo un ratillo, con mi niño, siempre acompañado de un paquete de gusanitos y de su padre que lo monta en los cacharritos del centro comercial que toque, o me paso al maravilloso mundo de las compras por internet. Para mi el mejor invento del mundo. Lo pides, te lo traen, que no te queda bien, sacas un hueco para ir a la tienda a devolverlo y punto.Y todos felices!!

  23. Ayer fuimos al centro comercial, y tanto el buenpadre como yo acabamos comprándole ropa a la buenahija ¡¡y nosotros volvimos con las manos vacías!! He echado un vistazo a mi armario y ya es imposible reciclar más: las pelotillas y agujeros se han adueñado de mi ropa. ¡¡Y para colmo no puedo ir este miércoles al lavandclothing porque tengo que ir por la tarde a una reunión para buscar cole a la buenahija (y el buen padre tiene entradas para el fútbol). TOTAL, que estamos condenadas a la compra express en chinos ¡¡y de milagro!! OTRO AÑO QUE NO RENUEVO ROPERO

  24. a mí nunca me ha gustado ir de compras: no me gustan las colas, las aglomeraciones de gente….así que cuando empezó la posibilidad de la compra online creí que se abriría un mundo nuevo para mí…Pero no. Porque entonces los problemas eran otros:
    – suelen gustarme las cosas que no me quedan bien. Por suerte, suelo tener criterio suficiente para no comprármelas. O sea, que por mucho que siempre haya querido tener un pantalón rojo, no way. Tampoco se trata de ir por la calle cual diana de un tiro al blanco o disfraz de piruleta de la marca FIesta, no?
    – ahora los niños (3) crecen mucho y muy rápido, así que entre uniformes, ropa para la calle, y zapatos, mi presupuesto se ha ultralimitado.
    Pero no puedo negar que ciertos eventos me pirran….¿cómo obviar el conocer una marca nueva para mí, y además poder poner cara a esa marca y a muchas malasmadres?

    allí estaré….si las circunstancias no lo impiden.

    Besos

  25. Al principio me pasaba igual, ahora con eso de que trabajo cara al público tgo buena excusa para ir de shopping pero reconozco que muxas veces termino comprando más para ellos que para mi (Clau 10, Hugo 5). Lo que si es cierto es que deberíamos hacer un llamamiento al sr Amancio para que cambie la iluminación de los probadores, te quitan las ganas de comprar!!! Resaltan todo aquello que te horroriza del cuerpo. Mi consejo, paciencia. Bss

  26. ¡Las compras online son lo mejor! Ves los “escaparates” con calma, cuando todos en casa duermen y te ahorras el disgusto del probador nada-me-queda-bien-ergo-soy-horrorosa: en lugar de coger prendas al tun-tún y probarlas “por si acaso”, cuando la mayoría de las veces son cosas que ya podríanos anticipar (a estas alturas) si nos van a servir y si encajan con nuestro estilo y constitución, al comprar por internet se afina más en lo que compramos. Para evitar tener que tramitar una devolución (que en cualquier caso es sencillo, sobre todo con los portales de Amancio, que son una maravilla), suelo comprar “con sinceridad” prendas y tallas que sé que me servirán. Cuando recibo el pedido me lo pruebo todo en casa, puedo ver si encaja con el resto del armario, etc. y si algo no funciona, lo devuelvo (normalmente en tienda, aunque se puede mandar de vuelta con la misma empresa de mensajería).
    Ah! A la buenahija también se lo compro casi todo online, a sus cinco meses 🙂 pero también se debe a que vivo en el extranjero y en mi ciudad no hay Zara-Kids. La ropita más clásica nos la suelen mandar las tías y las abuelas desde España, aunque con el frío que hace aquí no le he puesto un vestidito más que en Nochebuena…!

  27. Ah!! También recomiendo asos.com, como Belén. No solo tienen muchos estilos y tallas, sino que también tienen cosas muy chulas para embarazadas (por si alguna se anima a repetir) y no tan caras cono en otras tiendas (en las que parece que estando embarazada solo se puede pasar del look globo/leggins+camiseta a la banca-rota…!)

  28. Qué razón en todo y sobre todo en eso de el dinero ahora es del banco y de la buenahija, en mi caso para el buenhijo, pero vamos viene siendo lo mismo.
    Imaginaos, no es por nada pero mi caso es peor, y no es que quiera ser más que nadie. Pero soy Asesora de Imagen en paro, bueno ni eso porque el paro se me terminó, y tengo un blog donde hablo, cuando puedo, de prendas, de moda, de estilo… y a veces pienso, las que me leen, si es que alguien me lee pensará que tengo un armario a lo Carrie Bradshaw, pero la pura realidad es la mismita que cuentas. Tirando de prendas de hace cinco años e invirtiendo en el COMPLEMENTO, cuando puedo invertir claro!
    En fin… mejor ni pensar. Yo me quedo con que las malasmadres también somo coolhuntings jajajja eso me ha alegrado el día.
    Un abrazo

  29. …uy, y no hablemos ya de la ropa que dejo para estar en casa, es del preistoceno! Había cavernícolas que ya las consideraban demodé

  30. Hace 3 meses q tuve a mi hija. No puedo con los tacones desde el embarazo, pero si salgo, me los calzo! He ido de compras con ella y sola.. Y ya he salido un par de veces. Hay vida mas alla de los hijos!! Y hay que obligarse si estas cansada… Solo hay q buscarse un muy buenpadre.
    Creo que os gano a malamadre!

  31. Yo me he pasado al stilo hippye y sport,ropa ancha y comoda y en el trabajo uniforme.pero si que hecho de menos poder mirar ropa y zapatos horas y horas sin prisas ni lloriqueos

  32. Para empezar a vestir otra vez teneis que esperar a ser malasmadres de 50 aunque tener buenos hijos de 30en casa no es moco de pavo

  33. Aiiix que nostalgia!!! Yo también estrenaba ropa cada finde y pasaba tardes enteras recorriendo tiendas buscando algo que se me había metido entre ceja y ceja. Eso indudablemente no volverá, pero reconozco que eran muchas horas dedicada a lo mismo. Somos madres de una generación muy ególatra y eso cuando tienes hijos, pasa factura. Yo Ya no me pongo tacones, los miro en la estantería billy con la etiqueta colgando e imagino donde me pondría 12 centímetros. Pero mis tobillos ya no están fuertes, ahora me paso el dia con botas planas, muy monas pero planas y bailarinas o merceditas. Eso sí intento seguir teniendo ese punto de chica fashion que siempre he tenido, ser del montón nunca ha sido lo mio, me gusta salir a la calle y que me miren, ya sea porque llevo un russian red o un pitillo rojo. Eso sí, ni escotes ni tacones, eso ya no toca si no es de noche y con coche.

  34. 1,74mt, 55 kg hace catorce años tenia medidas de modelo.1.72mt(la edad,menguas.es verdad) 70 kg.antes de la buena hija era “el cuerpo”, ahora …no soy nada,antes de la buena hija era la mas pinturera de la fiesta, aquellas minifaldas vertiginosas, y las camisetas por el ombligo(la moda siempre vuelve). lo único bueno que me ha quedado después de la buena hija es la 95 de pecho, no tenia nadaaaaa, ahora mi lado fashion esta en los escotes.para que al menos me miren algo

  35. Yo la reina de las faldas, ni un pantalon en mi armario y tacones tengo muchisimos!!!! Y tan bonitos…. Ahora no llevo mas que pantalones y tacon que es eso???!!! Jaja todo el dia detras de labuenahija como para llevar falda y tacones jjjjj menudo numero…….en fin esperare a que crezca….. Y tal vez venga de compras conmigo

  36. Solo pienso en el día que pueda volver a ir de compra sin correr detrás de mi buenhijo, sin escuchar un mamaaa, y sin tener que pedir disculpas a las personas en el probador porque a mi buenhijo o le entra un ataque de llanto por encerrarlo allí conmigo o se mete corriendo en los probadores; levanta las cortinas o abre las puertas y pilla a las buenamadres en bragas…
    Sueño con ese día….

  37. Chicas, ¿habeis mirado en Almatrichi? es ropa bonita y tienen hasta la talla 48 pero yo encuentro que las medidas dan de más, es decir, que una 48 puede equivaler a una 50.
    Podemos!! 🙂
    http://www.almatrichi.com

  38. Hombreeee si habeis decidido ser madres…no esperareis ahora hacer pases de modelo nooo???hay q adaptarse a las circunstancias…y otra cosa por q vosotras sois malas madres y el padre es bueno???? Supongo q habra de todo…y hay padres q pasaaaan de todooo y se lo dejan todo a la madre…no entiendo la generalizacion absurda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más