¿Qué quieres encontrar?

28
Diario de malamadre: Y nos fuimos de boda

Diario de malamadre: Y nos fuimos de boda

Como reza uno de los tips del club de malasmadres las bodas son las nuevas juergas. Cinco meses y veinte días después he experimentando lo que es irme de parranda sin niño y sin preocupaciones más allá de cuántas copas me beberé o de si sabré bailar el último éxito del verano después de tanto tiempo retirada del mundanal ruido. El ritual de preparación comenzó días atrás con la compra de algunas cosillas que me hacían falta, era la primera vez en mucho tiempo que salía a quemar la tarjeta sin pensar que no debía comprármelo.

A saber: un vestido (ilusa de mí creí que me podría poner alguno preembarazo), unos pendientes, me hice con unas braguillas (creo que no me compraba desde que me quedé embarazada) y una faja pantalón de esas que moldean el cuerpo y no deja marca, ojo no de esas que te oprimen sino de aquellas que hacen que el vestido te quede como un guante, os la recomiendo. Con todo el nuevo arsenal y un brillo de labios y una sombra de ojos nueva me fui a casa como si hubiera salido de una terapia psicológica, no me acordaba ya de lo satisfactorio que era darse a unas horas de ver tiendas ajenas a lo infantil: debería estar prescrito por el médico.

Ya tenía toda la indumentaria preparada para el 15A, el día de la boda, el día en el que el buenpadre y una servidora dejaron al buenhijo con los buenosabuelos, los buenostíos y la buenasobrina y dijeron “chau, chau, hasta mañana”. La víspera me dediqué a darme una sesión de spa casero con su manicura, pedicura y todos los –curas que se me ocurrieron que me dejaron como nueva y hasta le pedí a la peluquera que viniera a casa hacerme un recogido, lo iba a dar todo.

Llegó el día, después de una noche sin dormir porque el buenhijo se despierta cada hora, me tapé las ojeras como pude y mandé al buenhijo con los abuelitos, me coloqué el vestido, me maquillé y salí a la calle. Lo primero que hice fue hincarme de rodillas contra el suelo. Curiosamente me pusé los zapatos de mi boda con los que recuerdo haber estado muy cómoda, sin embargo, tras la maternidad el dominio del tacón ha mermado y como no me ponía zapato alto desde hace un año, allí que me caí, empezábamos bien, menos mal que no me hice nada y muy dignamente y andando como Chiquito conseguí pasar heroicamente la ceremonia religiosa. Eso sí, con repuesto para el baile. No fui la única, otras malasmadres que allí se daban cita iban al borde de la muerte con los pies pidiendo auxilio.

Cuando llego la hora del baile ya estaba medio muerta pidiendo clemencia, las copitas de vino y la cercanía de la menstruación me hizo emocionarme más de lo esperado y lloraba hasta por la anécdota más insignificante pero no pudo conmigo y me lancé a la barra libre como el que ve un oasis, me bebí unos cuantos rones con coca cola zero mientras el padre ya se había quitado la corbata. Lo dimos todo, bailamos los éxitos de los 80 como si fueran de 2014. Aunque como sabéis soy un poco viejuna y, además me tocaba conducir, me dí al agua y recuperé fuerzas y me vi allí derrotada y hecha polvo y pensando que esa noche podía dormir del tirón.

Así que el buenpadre y yo ante tan tentadora oferta abandonamos el lugar caminito de casa y nos tiramos en la cama, ni que decir tiene que caímos fritos y cuando despertamos eran las 10 de la mañana. Entonces me di cuenta que dormir del tirón es el placer más absoluto y lo que más echo de menos de mi vida premadre. Que juerga ni que juerga, dormir sin hora. Bendita sean las bodas que hacen que los buenospadres duerman del tirón. Pues eso.

Malasmadres ¿cuáles son vuestras nuevas juergas? ¿qué echáis de menos de vuestra vida sin hijos? Contadnos vuestras anécdotas.

Han comentado...

  1. Aquí, un grupo de malasmadres manchegas( 4 cosicas de nuestra vida más otras malasmadres captadas por el camino) aprovechando las fiestas patronales… nos pusimos los tacones, nos pintamos la pestaña y el día 15 nos fuimos de vinos, después de comida y por último a tomar unos mojitos a la zona de moda de nuestro pueblo!!!!! colocamos a los buenoshijos con los buenosabuelos, ya que todos los buenospadres hicieron lo mismo pero por su lado, al final nos juntamos en el mismo chiringuito, mojito va, mojito viene, bailecito rico y muchas muchas risas.. tan satisfechas hemos quedado, que ya tenemos fecha para la próxima quedada de #malasmadresporlamancha… Nos vemos en Albacete el día 30!!!

    1. Jajajaja, me parece genial. Pinta súper bien lo que hicisteis y la verdad es que se disfruta estos momentos mucho más que antes. A por la próxima, chin chin 😉

  2. Mis nuevas juergas son los afterwork con mis amigas de toda la vida… quedar a comer un viernes, seguir de copas, cenar, seguir de copas y morir en el cercanías de vuelta a casa a las 12 jajaja (un auténtico planazo)

  3. Dormir del tirón como bien dices… Yo q ya lo había logrado con B y ahora me meto de nuevo en el sarao! Quiero una noche loca con mi cojín!

  4. Yo echo de menos tomarme no una, sino dos y tres copas sin pensar en que al día no me puedo permitir tener resaca porque hay que atender al pipiolín.

    Por favor, dime el nombre de la faja esa que la necesito urgentemente. Me caso en 1 mes y aún no he conseguido esconder la tripa postmamá en el vestido de novia!!

    1. Es de oysho, 17,95 e. No necesitas ponerte ropa interior y así queda mejor aún, de todos modos cuando me casé me puse unas medias de ECI que también llevaba este sistema y quedaba el vestido muy bien, la marca no la sé pero con la descripción te la dan.

  5. Echo de menos…tantas cosas! jajaja
    Irme al cine con el buenpadre, después a cenar y no tener prisa en volver.
    Irme de cena con las amigas y aguantar..pq ahora parece que a partir de las 12h de la noche el coche y yo nos volvemos calabaza si no volvemos a casa antes ( pero qué me ha pasado!!)
    Sílvia

  6. Somos otras personas tras ser malasmadres. Dormir del tirón, lo mejor que puede pasarte. Eso y poder hacer lo que te de la gana. Mi sueño es un 24; 24 horas enteritas para mí: dormir, leer, usar el ordenador, escribir, comer con las dos manos a la vez… Y todo ello, en silencio y sin tener un ojo para cada lado siempre alerta. Nunca me han gustado las bodas pero me da la impresión de que me van a empezar a gustar, desdete mediante.
    ¡Buenos días!

  7. Qué razón tienes! La verdad es que a mí estos saraos siempre me han gustado pero desde que soy malamadre de dos buenos hijos los vivo con una emociçon desesperada que parece que soy yo la que se casa!!
    Por favor… yo también quiero saber de la superfaja esa que dices que mi hernia y diastasis despues de haber parido hace un año me tienen frita.

  8. Llevo de barbacoa en barbacoa desde que empezó agosto, así que esas son mis nuevas juergas: piscina, choricitos y morcillas y un buen mojito para bajarlo todo. Y la buenahija con el buenpadre en el agüita para no molestar. Para lo que hemos quedado!!

  9. jajajajajajajajaja. Te imagino cual chiquito y me paaaaarto.
    La primera vez que dejamos al hijo 1 para salir era Fin de Año….llevábamos 4,5 meses sin movernos de su lado. Y decidimos quedarnos a pasar la noche en un hotel, al lado de la casa de la buenaabuela. Así teníamos la garantía de poder dormir a pesar de las altas horas a las que esperábamos volver…. la realidad:salimos de casa tras las uvas, y a las 4 estábamos durmiendo, reventaítos. y a las 10 mirando al techo ….Sólo me pasó una vez, el resto de BBC voy ya entrenada…jajajajaja

    besos!

    1. Lo de los zapatos fue lo peor, después me puse unas alpargatas de esparto y todo solucionado, aún estoy de resaca con un cansancio.

  10. ¡Ah!, me olvidaba, mis nuevas juergas son salir al cine a la sesión de 6 y liarme hasta las 2 am charlando con amigas 😉

  11. Eso mismo me ha pasado a mi, ¡¡qué juerga ni juerga, dormir del tirón!!

    El mío duerme hace mucho del tirón, pero en verano por calor o no sé qué, se despierta más y como se aburre, pide agua, ¡¡MAMÁAAAAA AGUAAAAAAA!! y el intercomunicador me da unos sustos de miedo!! Y si alguna noche, no me entero, llama al buenpadre jejejeje aunque otras ya me encargo de que se levante él jijijiji

    Dormir del tirón es lo mejor del mundo y sin despertador ya es la leche!!!

    ¡¡Feliz semana, malasmadres!! 😉

  12. Dormir del tirón!!! Que placer!! Hace casi dos años que no tengo eso…
    Por cierto, marca de la faja-pantalón??… je,je…

  13. una vez al mes quedamos las amigas por la tarde, es un cita obligada que nos ponemos todas,no hay excusas, nadie puede faltar. desde el año pasado propuse realizar la cena de navidad en octubre.. jajajaj así que tenemos cena en octubre y luego en diciembre también se sale a tomar las cañas despues del curro y yaaaaa se empalma jajajajaj. Las bodas y estos saraos, lo mejor del mundo mundial

  14. La mejor juerga, irte a la cama a leer sin prisa y después dormir toda la noche del tirón y no despertarse como todos los días a las 4 de la mañana porque se ha meado..,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más