¿Qué quieres encontrar?

19
Dory es una Malamadre

Dory es una Malamadre

fichas-laurabaena

17 de noviembre

– Soy Dory. Soy Dory. Soy Dory.

– Tranquila amiga, nadie lo duda, no hace falta que lo repitas tanto.

Al principio lo decía con ironía, pero ahora lo afirmo con preocupación. Creo firmemente que el personaje de Dory tuvo que estar inspirado en una Malamadre, sí o sí. Esa pérdida de memoria a corto plazo va a peor desde que soy madre. A los hechos me remito. Y aquí algunos de los acontecidos en las últimas dos semanas:

  1. Verte de repente en la cocina, pensando: “yo, ¿para qué he venido aquí?”, esforzarme con cara de concentración en intentar recordar mi razón de estar en la cocina en ese preciso instante, pero no conseguir llegar a ninguna conclusión clara. Irme pensando “ya me acordaré”.
  2. Presentarte después de un día de locos a ponerle la vacuna a la buenahija2 y que te digan que no le toca ninguna vacuna hasta los 3 años. Hubieras preferido que se la inventaran por tal de no llevarte tal disgusto.
  3. No acertar ni una semana los días que la buenahija1 tiene que ir con chándal. Menos mal que en el fondo ella va más cómoda con el chándal y no le importa, después de soltarte con voz de compasión: “mamá, te has vuelto a equivocar”.
  4. Olvidar totalmente el santo de La Niña Intensa, menos mal que su buenatía tiene un calendario mental de fechas importantes y te salva de quedar de Malamadre de manual. Santos, cumpleaños, aniversarios…
  5. Llevar la chaqueta a la tintorería y acordarte a los dos meses porque has ido a ponértela y no está. Lo primero que piensas: “oh my God. Han entrado en casa unos ladrones perversos y han decidido robarme solo “esa” chaqueta”.
  6. Olvidarte el cargador del móvil y el portátil allá por donde vas. Perder el móvil cuando lo llevas en la mano. Ponerte nerviosa porque no sabes dónde diantres están tus gafas de sol y llevarlas colgadas del jersey y así hasta el infinito y más allá. Me paso el día perdiendo las cosas y me paso el día desquiciada encontrándolas.
  7. Y ayer mismo me pasó algo terrorífico para la salud mental de esta Malamadre que escribe, que me hace hoy estar escribiendo estas líneas. Porque creo que he tocado fondo. Estaba haciéndome las uñas, sí, eso es un acontecimiento estelar pero no es lo importante de la historia. Aprovechando la cobertura logística de que estén los buenossuegros en casa un par de días, me fui a mi ratito de cuidado personal. Cuando termino, echo mano a la cartera y no está la tarjeta de crédito. Esto ya no me preocupa, me pasa muy a menudo. Las cosas no están donde deberían y no entiendo por qué, es una especie de maldición. Estaba en otro monedero. Total que le digo a la chica: “ahora vengo a pagarte”. Y en el camino hasta llegar a la Malasmadres House que son 30 metros, lo olvido, cojo el bolso y me voy a casa. Por la noche me llega el flash de que no fui a pagarle y digo: “soy Dory”.

Me da la risa os lo prometo, pero también me preocupa. Quizás me esté riendo aquí sola mientras os lo cuento y me esté leyendo algún especialista de la memoria preocupado porque tengo un mal mayor. Espero que no y si es así, dígamelo con suavidad que estoy sensible.

*Ilustración de @belengmh.

¿Os suena de algo estos momentazos de Dory?

Seguro que sí. Nunca imaginé que la maternidad me daría todo lo que me ha dado, me haría una persona más paciente y organizada, me daría amor intenso cada día y razones suficientes para continuar.
Pero tampoco pensé que me quitaría identidad como mujer, me quitaría tantísimas horas de sueño y sobre todo me quitaría tanta memoria.
El miércoles por la noche que salí con mis amigas Marián y Noemi, me pasó algo muy curioso. Yo iba contando una historia de esas que se van complicando y tienen mil y una variables. Al llegar al final de la historia dije: “¿y yo para que estaba contando esto?”. Menos mal que me conocen y al final todo tiene más sentido de lo que parece o eso espero. Se ríen de mí, lo sé. Pero también me quieren.

¿Y ahora qué?

Pues ahora os contaré los pasos que he dado para solucionar esta crisis de memoria cortoplacista. Porque oye compartir es vivir y ya sabéis que “Mal de muchas, consuelo de Malasmadres”.

Asumirlo

Eres Dory y tienes que quererte como eres. Lo primero es reconocerlo y no cabrearte si alguien te dice: “¿no te acuerdas de que te dije esto?”. Pues tú asumes que “no” y no intentas hacer que el equivocado es el otro. Es más, ya te adelantas y le dices: “seguro que me lo dijiste, pero ¿puedes repetírmelo?”.

Delegar

Hace dos semanas, me junté con el equipo de Malasmadres y les dije: “mi memoria ha llegado al límite de capacidad, así es que necesito ayuda”. Necesito que os adelantéis a mí, que me recordéis y seáis proactivos. Porque si todo carga sobre mí, el cerebro empieza a liberar datos y ahora es un santo, un chándal, pero mañana me veo sin saber dónde vivo o cómo me llamo. Esto mismo hice con el buenpadre pidiéndole que actúe de recordatorio en mi vida diaria. Entonces él si son tareas que compartimos, me va recordando o me deja notas por ahí.

Rabillos de pasa

Esto no creo que me ayude, pero oye nunca se sabe. Todo suma.

Mandarme e mails a mi misma

Esto es una de las cosas que más me ayuda. Porque lo hago justo en el momento en que me acuerdo de algo. Así no tengo que agobiarme por ir recordando todo lo que tengo pendiente, que es demasiado para esta cabecita de Malamadre. Llegar a casa y ver tantos emails de una tal Laura a veces es inquietante…

Y sobre todo mi agenda

Siempre digo que “lo que no está en mi agenda NO existe”. Esto es peligroso porque me he acostumbrado de verdad a hacerlo así. Recuerdo un día que me llamó María y me dijo: “Laura, hay una chica aquí esperándote, dice que ha quedado contigo”. Yo estaba fuera en una reunión y no tenía ni idea porque se me había olvidado apuntarlo en la agenda. Este es el colmo de los colmos jaja. Pero, tranquilas, normalmente no me pasa.
Ahora como pierda la agenda un día, la hemos liado. Así que ya estoy apuntando en mi agenda de 2018 todo lo que está por llegar.

¡¡¡Puedes ver nuestra Agenda de Malasmadres en nuestra tienda!!!!

banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Jajaja eres única Laura !! Yo recién dado a luz del bh 2 tb era muy muy dory ,y se lo llegué a comentar al médico ,y me dijo es totalmente normal ,porque nuestras neuronas están ocupadas en lo realmente importante para los bhijos …y por eso lo demás q son minucias s ella olvidan ,según ellos crecen ti memoria tb ,aunque las q somos despistadas lo somos d epor vida ….????????????????

  2. Jajajajaja … continuamente, me pasa continuamente.
    Yo me mando guasaps a mi otro móvil (algo bueno tenía que tener arrastrar dos cacharros), al que casi no miro hasta que “recuerdo” que se me ha olvidado algo.
    Besos…..

  3. El cerebro selecciona lo importante y elimina lo que no lo es. Estas cosas te pasan porque tienes mil cosas en la cabeza. Me he sentido muy identificada en muchas cosas. No has puesto lo que me pasa a mi cada dos por tres: me olvido de comprar cosas como leche. Pero en lugar de agobiarme, pensar q soy mala madre pero de las malas, pienso “desayunamos en el bar”. Mi hija siempre dice que no soy como las otras mamás. Y yo pienso que ni para bien ni para mal. Prefiero irme con ella a tomar vermut (ella no, DE MOMENTO) que limpiar. Total…
    Pues eso, que vivan las agendas!

  4. Lo mejor que he podido hacer desde los fallos de memoria es tener un calendario compartido con el “buenpadre” en la nube. Somos dos los que tenemos que recordar y “hacer”, podemos ver y completar desde cualquier dispositivo. También funciona genial con la lista de la compra, siempre se lleva encima y la tiene a mano el que tiene tiempo para ir…

  5. laura!!! eres buenisima!! yo creia q solo me pasaba a mi, pero agradezco tanto tu post aclaratorio..jejej, es genial simplemente
    gracias por ser tú
    besos

  6. Yo trabajaba en una fábrica donde éramos todo chicas y me reía un montón de las más mayores porque les pasaban esas cosas, hasta incluso me reía porque cuando decían algo en inglés lo leían completamente igual cómo se escribía, ahora soy yo a la que le pasan estas cosas…todo lo lío, no me acuerdo nunca de nada y del nivel de inglés ni hablamos jajaja

  7. Hola, totalmente cierto que nos pasa a muchas! a mi también y soy consciente de ello. Yo tuve que hacer reunión familiar y contarle lo que me pasa, mi buenahija1 de ocupa de preparar mochila y mirar los días que tiene que llevar ropa deportiva, más que nada para saber si hay limpia en su armario, si no nos toca poner una lavadora rápida. El buenhijo2 tiene 8 meses y sólo está dispuesto a llorar para que le hagas mimitos y lo lleves en brazitos todo el tiempo y el buenpadre se acuerda de la lista de compra y las mascotas .
    Me di cuenta de que era Dory cuando hablando más de media hora sobre un tema con el buenpadre, le dije: ” Estoooo….cual era mi pregunta? ” Después de hablar, y hablar no sabía referente como había comenzado nuestra conversación.
    Felicidades a todas por compartir me ayuda mucho leeros y me divierte!!!

  8. Ay, que bonito es ser normal. Hace 13 años me convertí en malamadre y al principio me agobiaba mucho, parecía que todo el mundo estaba ahí para hacerme ver mis defectos como madre y recordarme, a tiempo pasado, las cosas. A los 6 meses toqué fondo y los mandé a todos a freir espárragos, no sabía que era una malamadre, admití y me denominé “histérica primeriza sin remedio” y tal cual se lo planteé al pediatra, abuelos, padres, vecinos bien intencionados….
    La agenda del teléfono personal es vital, pero a veces “falla” o estoy tan liada que no veo a tiempo el recordatorio, aún me sigo sintiendo culpable a veces, pero ¿sabéis qué? no soy perfecta pero intento hacerlo lo mejor posible, y no morir en el intento.
    Tenemos que reírnos más de nosotras mismas y con nosotras mismas, seremos más felices. Un besazo a todas las malamadres

    1. Monica, yo hice lo mismo !!!!! al los 6 meses de edad e la Princesa di el grito: soy histérica-primeriza sin remedio y FELIZ, y esta Princesa no es solo mía TIENE PADRE !!!!! De eso hace 4 años y el BuenPadre entendido el mensaje y ahora es una Pater-Maternidad compartida….al resto del mundo los mande ‘a freir espárragos’ por esas mismas fechas y me importa MUY poco lo que digan-piensen. Beso grande desde Miami 😉

  9. Yo esta temporada después de conseguir apuntarme e ir a la piscina (que no es todo el apuntarse…) creo que he tocado fondo, y nunca mejor dicho…jajaja, y es que aprovechando las clases de la buenahija 1, hago unos pocos largos…Sí, bastante pocos, pero muy sanadores ;-)). La cuestión es que aunque los dos primeros días me acordé de llevarlo todo, está claro que me confié y ahí empezaron mis problemas. Un día me olvidé directamente de echarle la mochila con el bañador y resto de cosas, otro día me olvidé de echarle la toalla, otro las chanclas. Pero bueno, nada que no se solucionase con dar la vuelta y volver a por ellos. Lo malo es cuando lo que se me olvida son mis cosas… lo pero…la ropa interior… (ay que dolor!!!), o en lugar de meter mis chanclas en mi mochila, meto las suyas!!! y ahí me veis con unas chanclas de la talla 35 (yo calzo el 39) de Minie andando toda digna dirección a mi calle y esperando que nadie mire hacia abajo, ja,ja,ja. Pero no renuncio! ahí me mantengo! ya llevo 1,5 semanas!

  10. Llevarte al médico a la buenahija equivocada, salir con un zapato de cada clase y darme cuenta media hora después a la puerta del colegio, ir a pagar en la gasolinera, después de haber llenado el depósito y darme cuenta de que sólo llevo en el bolsillo las llaves de casa y el móvil… estos son algunos de mis greatest hits!!! En esos momentos te quieres morir, pero… ¡Cómo te ries recordando esos momentos una vez que ha pasado el mal ratillo!!!!

  11. Para mi la mejor opción es la Agenda del móvil y si se me olvida el móvil en casa … pues a cruzar los dedos!!!! Feliz día y feliz finde!!!

  12. JAJAJAJA Yo también soy Dory. Mi truco es enviarme whatsapp del móvil personal al del trabajo o a la inversa. Si no, no hay forma. La agenda de Malasmadres 2018 ya la tengo, pero soy tan Dory que se me olvida mirarla… En fin, vivimos al límite y es lo que hay.

  13. Me alegra saber que no soy la única que habla,habla sin parar sin darme cuenta de que no se por que estoy contando.jajaja.Somos únicas pero tú es normal con tanto reconocimiento cómo estás teniendo este año.Besos Guapa

  14. Hola, a todas las Dorys. A mí todo me vale: agenda con dos colores para trabajo y vida personal, pizarrita en la nevera, cruces en la mano, … Pero ya el evento más preocupante, algo que nunca creí podría ocurrir… fue cuando hace unas semanas me dijo la cuidadora de la guardería que mi hija había ido sin braguitas. Con las prisas, me olvidé y le puse directamente los pantalones. Y no pude culpar al Buenpadre X)

  15. Laura, yo también aplico la estrategia de enviarme mails a mi misma !!!! Y de tirar del BuenPadre para recordarme cosas del dia-a-dia NI te cuento !!!!! Como diría mi Comadre ‘que estamos como una cabra empacha de papel’ !!!!! Por aqui la semana que viene nos tocan 4 días de descanso….a ver si hago un poco de re-but en la computadora central y empiezo a funcionar mejor….esperanza de MalaMadre 😉 Besos desde Miami

  16. Tranquila, no estás sola….a mi se me olvidó una vez la silla de paseo de las niñas en medio de la acera, tras meterlas en en el coche cerré la puerta y me fui tan tranquila. Cuando llegué al garaje y abrí el maletero casi tengo un cortocircuito cerebral! Era incapaz de entender por qué estaba vacío. Por desgracia ya no estaba cuando fui a buscarlo. Mejora algo si consigues dormir un poco más. A no ser que te pase como a mí hoy…son las 5, pero llevo despierta hora y media, totalmente desvelada, y en 2 horas me voy a trabajar…así que mal vamos hoy. A ver de qué me olvidó hoy…..

  17. Lo mío es la concatenación de tareas… Empiezo una que me deriva a otra, que me deriva a otra, que me deriva a otra y a otra… El caso es que al final tengo cienes y cienes de tareas a medias y no consigo recordar qué fue lo que me trajo a la última … “¿Qué era lo que yo estaba haciendo? Soy una auténtica Dori. lo confieso y no me avergüenzo de ello…
    ¿Por qué escribo yo esto? ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿ A dónde voy? ¿Volverán las oscuras golondrinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más