Side Area

Él es un héroe… Yo una malamadre

Él es un héroe… Yo una malamadre

CMM_quienessomos_01

El puente de mayo tuve la genial idea de irme a Barcelona en familia. Me ofrecieron dar una charla allí y dentro de mi modelo de vida, ese que me he inventado yo, el justo y necesario para no perder el control y equilibrar la vida familiar y laboral entran unos ingredientes clave: decir que NO, antiojeras con espátula, trabajar de noche, limitar los viajes y si es posible no viajar sola. Así que allí estábamos: 28 de abril y 5 días por delante con la familia política, que nos recibía con los brazos abiertos, con trabajo para aburrir y compromisos varios… Para pensárselo la próxima vez.

– Cuando estemos allí tengo que trabajar. 

– Sí, no te preocupes, estoy de vacaciones, así que yo me encargo.

“Yo me encargo”, es una de las frases que más relax me producen en este mundo. Es esa frase mágica que el buenpadre dice cuando no puedo más, cuando necesito un relevo o ha surgido un imprevisto. Vivir lejos de la familia ha hecho de nosotros un equipo. No había opción, así que nos hemos acostumbrado a ir agotados por la vida, a ser padres sherpa y hacerlo todo en pack. Bueno no todo, buscamos nuestros huecos, nos organizamos, dividimos tareas y desconectamos mientras él otro está al mando o al menos lo intentamos, que no es poco.

La presión social de nuestro entorno familiar está lejos, así que le hemos cogido cariño a esa independencia, a no ser juzgados por los que te importan y a vivir nuestro propio modelo de familia y conciliación, que pasa por el apoyo de uno cuando el otro lo necesita. Y en ese puente de mayo yo lo necesitaba. Pero se nos había olvidado un detalle: estábamos con la familia, no en un hotel. Convivíamos con la sensación de ser examinados a cada paso. Y así fue. “Yo me encargo”. Y se encargó, se llevó a las buenashijas de paseo para que yo pudiera avanzar por las mañanas. Luego estábamos juntos y por las noches él se encargó de bañarlas, darles de cenar y estar con ellas. Pero algo fallaba, no estaba funcionando… Estaba nerviosa, trabajaba pero no me cundía, estaba con ellos pero no disfrutaba… Hasta que el cuerpo me dijo STOP. La presión me pudo, la presión de no estar “haciéndolo bien”.

¿Realmente este país está preparado para la corresponsabilidad? ¿Está preparado para que sea él el que diga “yo me encargo”?

No. Nos queda tanto camino por recorrer. Porque él esos días fue el héroe o peor aún “el pobre buenpadre abnegado”, que tiene que cargar con todo el peso de la familia y el hogar mientras ella, ella… ejerce de malamadre, de madre trabajadora ¿que antepone su trabajo a su familia? ¡Pues no! No me conformo. Esto es un equipo, es hoy por ti, mañana por mí. En la educación y cuidado de nuestras hijas estamos implicados los dos. Y no quiero sentir más esa sensación de ser malamadre por estar trabajando a deshora mientras él le cambia el pañal o la consuela. No quiero sentir la culpa acechando porque un sábado por la mañana esté dando una charla mientras él está en casa con las niñas.

No os preocupéis por esa madre trabajadora, que está sacando adelante su proyecto. No sintáis pena por ella porque seguramente tenga la logística montada, porque si no estuviera tranquila de que su casa, sus niñas están bien cuidadas y de que está haciéndolo bien, no lo haría.

Porque ni él es un héroe ni yo soy una malamadre. Porque seguramente mañana será al revés y entonces no le cabrá duda alguna a nadie de que yo no seré una heroína y de que él, por supuesto, no será un malpadre.

Esto es un club de malasmadres porque queda mucho por lo que luchar hasta que entendamos que esto es cosa de dos.

¿Para cuándo un club de malospadres?

Para cuando todo este sistema cambie como os contaba el sábado aquí.

¡Gracias a David Bravo y su tweet por inspirarme a escribir este post! Héroes anónimos de esta vida moderna.

  • CHARO

    18 Mayo, 2016 a 8:09 am Responder

    Y no te imaginas como te hacen sentir cuando el padre no trabaja. ..y encima te permites el lujo de salir a cenar con alguna amiga….y esas continuas preguntas de ¿y tú marido que hace? Pues criar a nuestro hijo y limpiar etc…¿por qué cuando es la mujer la que se queda en casa nadie pregunta qué hace?Nosotros directamente ya mentimos y nos inventamos q trabaja….asi no tenemos que dar explicaciones ni aguantar la presión social, que es mucha …es nuestro modelo de familia que hemos elegido, pero es triste que no nos entiendan nadie

    • Cristina

      18 Mayo, 2016 a 8:31 am Responder

      Me pasa parecido Charo! Parece que es el buenpadre el que tiene que ser el sustento de la familia y a la gente le parece raro que sea la mujer.
      Y si sucede la gente se piensa que es por circunstancias obligadas no porque lo hayamos decidido así!
      En fin..

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:40 am Responder

      Claro que sí Charo, es que se supone o presupone que el modelo debe ser de una manera, la sociedad tiene que avanzar más.

  • Rebeca de Torres

    18 Mayo, 2016 a 8:15 am Responder

    Ay, siempre la misma historia: buenospadres héroes que saben hacer coletas y malasmadres que se niegan a renunciar a su sueño, a su carrera, a su trabajo.
    Me cansa el tema, pero no creo que a corto plazo nos deshagamos de ese sentimiento y las miradas de reprobación.
    Gracias por darnos voz y gritar bien alto que no renunciamos.

    • Lorena Renedo

      18 Mayo, 2016 a 8:45 am Responder

      Rebeca,para nosotras ya es tarde. Yo confio en que todo este movimiento y ruido que estamos haciendo llegue para que tus hijas no sean calificadas de malas por trabajar y mi hijo de super héroe por ir a hacer la compra con sus hijos mientras la madre hace cualquier otra cosa.

      • Brujuleando ( con peques)

        18 Mayo, 2016 a 9:13 am Responder

        Uf!Ojala Lorena

        Pero mucho me temo que va a ser al revés….que estamos retrocediendo.

        Esto daría para otra entrada del blog ….

        • mclois

          18 Mayo, 2016 a 1:38 pm Responder

          Aquí una malamadre que escribe por primera vez 😉 Me encanta el artículo, completamente de acuerdo. Y lo primero que pensé cuando descubrí esta página fue precisamente eso ‘¿Por qué malasmadres y no malospadres?’

          No sé si te servirá de consuelo Brujuleando ( con peques), pero no creo que vayamos a peor. En nuestra generación nos quejamos (con razón) de que cuando un buenpadre cambia un pañal parece que haya que hacerle la ola, pero generaciones anteriores no se podían quejar de eso porque *los padres no cambiaban pañales*.

          Estamos viviendo un avance grande hacia la igualdad, pero es tan reciente que aún causa asombro en muchas personas. Habrá que persistir y seguir en ello 🙂

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:41 am Responder

      Espero Rebeca que vaya calando hondo y se cambien mentalidades porque es necesario.

  • Cristina

    18 Mayo, 2016 a 8:27 am Responder

    Totalmente de acuerdo.
    El domingo fuimos al campo con un montón de amigos, y un buenpadre vino con su hijo de 8 meses sin su mujer, y mientras él le cambiaba el pañal una amiga digo “jo, menudo valiente venirse solo con el niño, ole” y yo..”perdona?? nosotras lo hacemos miles de veces ir solas con nuestros niños y nadie nos pone de heroínas!”.
    Tienen que cambiar muchas cosas sí..

    • Gentzane

      18 Mayo, 2016 a 8:55 am Responder

      Me encanta, que valiente… Jolín, pues entonces nosotras debemos de ser algo fuera de este mundo, porque creo que no soy la única que se pasa las tardes con los buenoshijos y que se encarga sola más de una vez, y a la que le ha tocado cambiar el pañal en los sitios más insospechados…

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:43 am Responder

      Exactamente y lo primero que tenemos que hacer es nosotras reivindicarnos para que no se den este tipo de comentarios.

  • Isabel

    18 Mayo, 2016 a 8:41 am Responder

    Cuando me divorcie hace cinco años, mis hijos tenían 7 y 11 años, y yo fui la que solicitó la custodia compartida porque quería que su padre pudiera compartir al 50% TODO, y tuve que aguantar un aluvión de críticas tanto de mi familia como de mi entorno, amigos, estupendisimasbuenasmadres del cole etc…, pero a mi todo me resbala, ahora tengo mi semana con mis hijos los cuales disfruto, y tengo mi semana en la que me dedico a hacer LO QUE ME DA LA GANA Y PUEDO, y lo digo bien alto, porque yo lo valgo!!!!.
    Que tengáis un estupendo día.-

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:44 am Responder

      Gracias por contarnos tu experiencia, estupenda tu decisión, los buenoshijos son de los dos.

  • Leticia

    18 Mayo, 2016 a 8:47 am Responder

    Pues sí, y tanto que hay que cambiar. Odio la frase, qué suerte tienes con tu marido, cuánto te ayuda con los niños!!! Que no, señores…que no me ayuda. Es algo que nos concierne a los dos.

    Pero lo peor es cuando la frase sale de boca de un familiar, ggggrrrrr.

    • Patricia

      18 Mayo, 2016 a 8:55 am Responder

      Esa es la que me cabrea a mi, sobre todo cuando va justo antes de algún viaje de trabajo mio y que normalmente va acompañada de “Y ¿no te pena dejarles?”. Pueeeeees la verdad es que no, una noche durmiendo del tirón es un buen regalo que compensa 😀

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:45 am Responder

      Eso es, duele más cuando sale de la familia, pero imagino que es una cuestión de educación que han recibido, ahora lo que debemos hacer es avanzar, luchar y cambiar esa percepción.

  • Arancha Gómez

    18 Mayo, 2016 a 8:55 am Responder

    Más razón que un santo.
    Comentarios como “Vaya suerte que tienes porque él …. (póngase aquí cualquiera de esas cosas que las madres hacemos varias veces a la semana tipo poner la lavadora, bajar al parque, ir a la compra o hacer la cena)” me ponen mala. ¿Suerte? ¿Suerte?
    Otra palabrita con la que he tenido luchas encarnizadas es la de ayudar. “No te quejes que te ayuda mucho”.
    ¿Perdonaaaaa? (tic en el ojo desatado y pelos como metidos en un enchufe).
    Ayudar se hace cuando realizas una tarea que “no te corresponde”. Y la haces por el motivo que sea. Yo respondo con sorna que el buenpadre baña a los niños en su magnificencia, benevolencia y altruismo.
    Anda que no nos queda camino por recorrer.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:46 am Responder

      Me he tenido que reír por cómo lo cuentas no porque tenga gracia y sí Arancha tienes mucha razón, toda…

  • Susana

    18 Mayo, 2016 a 8:55 am Responder

    Lo mejor son las reuniones en familia, cuando te dicen “tu aquí al lado de tu hijo, ¿no?, cuando el niño pide pipí y todas las miradas van hacía ti, cuanto te preguntan, “¿y el niño que come?”, cuando te pones con las copas después del café y dicen las abuelas, “vamos al parque con los peques y que los hombres se quedan tranquilos”, y cuando a una se le empieza a hinchar la vena y le entran ganas de decirle a todos que porque no se llevan ellos los niños al parque, que pueden darle de comer, cambiarlos, llevarlos al baño y saber que comen perfectamente, y encima, lo mejor, es que si no lo haces, la malamadre eres tu que no estás atenta a tu hijo y tiene que estar el pobre padre por un día que tiene de descanso, yo, el día menos pensado, estallo, a veces me supera.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:47 am Responder

      Ufff, has descrito la perfección lo que ocurre en numerosas ocasiones y creo que debemos estallar porque no debe ser así.

  • Lorena Renedo

    18 Mayo, 2016 a 8:57 am Responder

    Es que la mentalidad española…he leido mas arriba la chica que el marido trabaja y los miran mal. Pero aqui soy yo la que no trabajo y de mantenida, que si braguetazo…perdona, que no tenga trabajo REMUNERADO no quiere decir que me pase el dia sacándome pelusas del ombligo.
    Con respecto a la visión de padre rescatador…si, aqui ves una madre llevando al niño a natación y muy bien. Lo lleva el padre…oh! Que bonito que apañado. Y asi, todo.
    Como ya sabes nosotros aqui también estamos solos y nos tenemos que organizar como buenamente podamos para no terminar locos. Y si, cuando vamos con la familia delegamos, en este caso en la abuelas que estan loquitas con su niño (en todo el puente he cambiado 1 pañal) y asi los dos descansamos y podemos hacer otras cosas. Y cuando salimos los fines de semana, el es el que corretea detras de el, lo lleva de la mano y hace casi todo, porque entre semana es casi 24 horas para mi y por las noches y para dormir el jodio solo quiere a mama.
    Pero no por eso es un héroe ni me ayuda. El hijo también es suyo y que yo sepa ninguna nos quedamos embarazadas por obra y gracia del Espírituu Santo.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:54 am Responder

      Lorena, gracias por compartir tu experiencia, la verdad es que muchos piensan que estar en casa es estar tumbada o algo parecido, y se equivocan y mucho. Un besito.

    • Loly

      18 Mayo, 2016 a 12:25 pm Responder

      También estamos las que trabajamos al 100% fuera de casa (en mi caso, en oficina); el buenpadre a tiempo parcial… Pero como yo tengo un trabajo “más relajado” pues no cuenta. Después de mi jornada continua de 9horas, tengo que estar dispuesta a lo que se presente (parque, lavadoras, cenas,…). A las 10pm ya estoy con el piloto automático (despierta desde las 6am). Y hay quien encima te “pide” (exige sería la palabra) que saques tiempo para hacer visitas… ¡Ah! y poca gente me felicita.

  • Brujuleando ( con peques)

    18 Mayo, 2016 a 9:11 am Responder

    Asi es, y poco se pueda añadir. Queda mucho camino por recorrer.

    Me enciendo con estos temas, asi que….Animo, que lo que importa es ese buen equipo del que hablas, el buenpadre y tú.

  • Irene

    18 Mayo, 2016 a 9:36 am Responder

    Ya lo tengo superado, pero cuando el padre de las criaturas se redujo la jornada y yo seguía currando las 8 horas… “¿Y porqué?” “¿Y tú no puedes?” “¿Y se apaña bien?” Al principio daba explicaciones, ya paso. Porqué? Por que sí, y ya.

    Hay que organizarse, cada uno como pueda y quiera. Y al que no le guste, que no mire 🙂

  • Rita Alonso (dommuss.com)

    18 Mayo, 2016 a 9:52 am Responder

    Verdad como la vida misma. No lo has podido describir mejor. Aunque seamos parejas modernas y el padre esté convencido de que tiene que ayudar. Siempre es eso, una “ayuda” porque en el fondo la responsabilidad sigue siendo de la madre. Y eso se nota. Gracias por compartir tu reflexión!!!

  • Ana - Querubino

    18 Mayo, 2016 a 9:53 am Responder

    La verdad es que es triste pero cierto… todo lo que pones en el articulo es la realidad que nos rodea…
    Yo estoy a punto de convertirme en mama trabajadora, pero trabajadora desde casa (o intentandolo) y parece que entonces entienden mucho menos que el buenpadre haga parte de las tareas… Asi que miedo me da cuando el buenhijo este aquí…

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 9:57 am Responder

      Tendrá que obviar lo que te dicen y organizarte con el buenpadre como siempre.

  • Nuria

    18 Mayo, 2016 a 10:02 am Responder

    Hola chicas,
    Estoy a punto de incorporarme al trabajo después de 5 meses con mi bebe y vuestros comentarios m han ayudado muchísimo. La presión social se hace insoportable cuando todas las madres de mi alrededor m dicen q por qué no m reduzco la jornada. Me he sentido mejor al saber q somos muchas las q además de adorar a nuestros hijos queremos seguir siendo las mujeres q éramos antes.

    • Maria

      18 Mayo, 2016 a 10:19 am Responder

      Tranquila, somos muchas. La gente lo de la jormada reducida lo dice porque piensan que así estaremos más relajadas. Pero yo tengo tres y ¡no me cojo la jornada reducida ni muerta!¿Para pasar más tiempo por la tarde con los tres? Ya tengo bastante con prepararlos y llevarlos al cole por la mañana, más cenas, baños y acostarlos cuando vuelvo, ¡más los fines de semana y vacaciones! Papá, que sale más tempranito, los recoge y se ocupa de ellos solo hasta que vuelvo del trabajo, y ellos están felices.

    • Brujuleando ( con peques)

      18 Mayo, 2016 a 10:42 am Responder

      Nuria la vuelta siempre cuesta. A mi me costó mucho. Pero somos muchas las mamás que trabajamos, y no es malo. Es ficil y agotador, pero los niños crecen y todo se va poniendo en su sitio con el tiempo.

      • Maria

        18 Mayo, 2016 a 12:36 pm Responder

        Tampoco es cuestión de que se sienta un bicho raro si no le cuesta. Yo he tenido tres bajas y las tres veces he vuelto feliz de la vida al trabajo, no me ha costado nada. Al primero lo dejé con su padre y a los otros dos en la guarde (a los tres y 6 meses), ¡bendita rutina y benditas guarderías!

  • Planeando ser padres

    18 Mayo, 2016 a 10:06 am Responder

    Es que hemos avanzado poco en estos temas, por muy modernos que nos creamos. los hijos se siguen viendo como responsabilidad exclusiva de la madre. Somos las que tenemos todas las obligaciones para con ellos, mientras que los padres, si quieren echar una mano y colaborar, voluntariamente y sin ser presionados, son bien recibidos pero muy alabados. ¿No se supone que son hijos de los 2? El mío se implica tanto como yo en la crianza y esto se ve raro. Vamos, con raro quiero decir que a mí me consideran una chochona que se pasa el día delegando en él.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 10:43 pm Responder

      Lo de chochona me ha hecho una gracia pero es que es así 🙂

  • Elena

    18 Mayo, 2016 a 10:10 am Responder

    Verano del año pasado. Me planteo por primera vez venirme 3 días a trabajar a Madrid mientras el buenpadre y los 2 buenoshijos, de 6 y 3 años, se quedaban veraneando. Apareció nuestro amiga “la culpa” y empecé a pensar:
    “y va a poder con los dos?, para cocinar?, lavadoras?, baños? etc, etc…”. Hasta que me dije a mí misma: ¿perdona? No llevas tú haciéndolo desde que nacieron y encima trabajando fuera de casa, con un buenpadre autónomo que nunca llega a casa antes de las 21:30? Le dí una patada al sentimiento de culpa y todos tan contentos: yo “disfrutando” de 3 días para mí solita, a pesar de tener que trabajar, y el buenpadre y los buenoshijos disfrutando de sí mismos y de su mutua compañia.
    Tuve que escuchar: “y no te da pena irte y dejarles solos?” “pobre hombre, a ver cómo se organiza…” Pues no, no me dio pena y el “pobre hombre” se organizó estupendamente, que tampoco hay que infravalorarle, digo yo…

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 10:50 pm Responder

      Tienes toda la razón, la culpa fuera, que no ayuda en nada.

  • Rosa

    18 Mayo, 2016 a 10:13 am Responder

    Genial el post de hoy!. Y no solo cuando tienes que trabajar, siendo también cuando una madre necesita un respiro y salir con amigas, o simplemente descansar….no eres ni mejor ni peor, simplemente seguimos siendo mujeres, profesionales, amigas, etc, a la vez que madres.Parece que tener niños fagocita cualquier otra faceta y no debería ser así, ni se quiere menos a los hijos ni eres peor madre.Lo peor es que nosotras mismas nos juzgamos mal y nos sentimos culpables porque nos vemos con los ojos de una sociedad que sigue siendo muy, pero que muy machista.

  • Maria

    18 Mayo, 2016 a 10:14 am Responder

    Lo bueno para mi es que en la familia política pasan del tema, en general ni se preguntan como nos organizamos, no vaya a ser que les pidamos ayuda.

    Cuando vamos en familia es a la mia y claro, no me siento nada juzgada, a mis padres les parece estupendo que mi marido se ocupe de los niños.Eso si, no paro de escuchar comentarios sobre la suerte que tengo con mi marido. Y hombre, yo estoy de acuerdo en general con que tengo suerte, pero no solo porque se ocupe de sus hijos, que es lo más natural, ¡faltaría más!

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 10:52 pm Responder

      Es que es verdad, no sé porque se hacen comentarios de ese tipo

  • Laura

    18 Mayo, 2016 a 10:29 am Responder

    Mi pareja y yo compartimos plenamente la crianza de nuestros hijos. La baja maternal la disfrutamos los dos al 50% y eso dio mucho que hablar. Mi respuesta es siempre la misma, si no fuese así yo no hubiese tenido hijos. Y lo digo en serio, sola no sería capaz o no me hubiese interesado por muchos motivos. A partir de ahí, el entorno parece comprenderlo más. Aunque es cierto que nuestra sociedad los valora más… Tiempo al tiempo, que el motor del cambio ya se ha encendido!

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 10:53 pm Responder

      Está encendido. ahora habrá que seguir en marcha 🙂

  • mcarme

    18 Mayo, 2016 a 10:35 am Responder

    Ellos son héroes y apañados cuando los vemos llevando a los niños al cole,al médico,clases extraescolares etc pero lo peor de todo es que esa percepción la tenemos nosotras mismas es muy triste.

  • Elena

    18 Mayo, 2016 a 10:50 am Responder

    Lo peor es que muchas veces somos nosotras mismas las que de una manera inconsciente pensamos en que no estamos haciendo lo correcto y retro-alimentamos el sentimiento de culpa. De ahí que, en esos momentos, no seamos capaces de dar pie con bola y no nos cunda lo que estamos haciendo. Debemos intentar romper en primer lugar con nuestros propios prejuicios. Yo he pasado por todas las etapas, he trabajado en casa cuidando de mis hijas y en la actualidad no trabajo y haga lo que haga me siento en cierto modo culpable. ¡Que difíciles somos los humanos!

    • mcarme

      18 Mayo, 2016 a 10:56 am Responder

      Que razón tienes Elena a mi me pasa igual si trabajo porque no estoy criando a mis hijas y si no trabajo porque no me realizo como persona
      Si somos complicados si

  • Ro:)

    18 Mayo, 2016 a 11:10 am Responder

    El post genial…Cómo me he visto reflejada en ese sentimiento de culpa!

    Queda mucho por cambiar…y sobretodo en nosotras, es que está en nuestro adn el tener que llevarlo todo para adelante…y sentirnos mal por no llevarlo todo al 110%

    Tenemos que trabajar (porque queremos o porque lo necesitamos) pero además llevar la casa (en perfecto estado de revista), que coman bien y sano (claro, comida casera y variada), querer tener tiempo para la pareja (sin tener que hablar de mocos), tiempo para jugar (parece que si decimos “mi vida lo siento, mamá no puede ahora que tiene que poner una lavadora” es de ser malamadre), sacar un rato para ti (a costa de tener la sensación de estar pidiendo un favor, de decir “vuelvo en seguida, no tardo nada”)…etc, etc, etc

    No olvidemos que nosotras, las malasmadres, estamos en esa sociedad que critica, juzga,…somos nosotras las que debemos de parar ese estado de “lo hago yo todo” (que en muchas ocasiones pensamos que lo hacemos mejor que nadie, que podemos) para llegar a “esto es cosa de dos”, para que ese adn cambie.

    Un abrazo,
    Rocío (malamadre de dos criaturas de 3 y 1 año)

  • mcarme

    18 Mayo, 2016 a 11:13 am Responder

    Por eso ser parte de este club me ha hecho ver que ser malamadre te quita un poco de la presión y culpa que aveces nos invade
    Y sobre todo ¡Que no estamos solas!

  • Pilar

    18 Mayo, 2016 a 11:28 am Responder

    Ay qué alergia! Y encima la familia política! Yo es por eso que he decidido que a los buenos abuelos se les visita durante el día pero las noches se hacen en la pensión de al lado. Yo a las siete de la tarde necesito desaparecer con mis hijos donde nadie me moleste! De repente meterse con ese plan en la guarida de la familia política para que las vidas de todos se amalgamen dulcemente… ES SUICIDA Laura!
    Besos y que te importe un comino todo!

  • Marisol

    18 Mayo, 2016 a 11:48 am Responder

    Buenisimo el post! Creo que somos nosotras las que debemos hacer la batalla cultural y terminar con la división de tareas tayloriana de la familia:el trabaja, yo crío. En lo que decimos y hacemos con respecto a nuestras malasmadres conocidas también. Y sobre todo, en casa, dejarles hacer a ellos como sea que les resulta… no una versión masculina de nosotras. Los buenos hijos mamaran eso y cambiaremos el mundo.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:12 pm Responder

      Tienes mucha razón Marisol, delegar y no empeñarnos en que hagan las cosas como nos gustaría.

  • Ana

    18 Mayo, 2016 a 11:50 am Responder

    Perdónenme por vivir como me da la gana!
    Haga lo que haga está mal.
    Yo soy ama de casa y por supuesto malaamadecasa, (salgo con amigas, me cojo tiempo libre, me cuido, reparto el trabajo de casa entre todos, etc, vamos….. hago todo lo posible para sentirme liberada y realizada) y me siento presionada. Muchas veces y sin darme cuenta, me veo explicando (a quien nada le importa) porque estoy en casa y porque soy una malamadre (que abusa de su buenpadre y sus buenoshijos ).
    Muchas otras, inconscientemente me encuentro juzgando o valorando a otra malamadre, por no poder llegar a todo (todavía no he podido deshacerme de todos los mensajes machistas grabados en mi subconsciente).
    Esperemos, que como tu dices, toda nuestra lucha y perseverancia, sirva para que nuestras hijas puedan decir: Vivo como me das la gana y nadie me juzga (o al menos poco me importa que lo hagan). Gracias.

    • Eva

      18 Mayo, 2016 a 1:45 pm Responder

      Totalmente de acuerdo Ana! En tu misma situación, soy consciente del privilegio de poder disponer de tiempo para ti, pero parece que tengas que ir pidiendo perdón por existir o por pretender que las tareas se repartan!

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:13 pm Responder

      Eso es a vivir como queramos y a no dejarnos juzgar

  • Concha

    18 Mayo, 2016 a 12:19 pm Responder

    Hay una peor que el ¿Te ayudo? y es el ¿Qué te hago?
    ¿Que qué me haces? Un monumento, por ejemplo.

    • Pilar

      18 Mayo, 2016 a 12:23 pm Responder

      No puedo estar más de acuerdo!

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:14 pm Responder

      jajajajaja, lo del monumento, por supuesto.

  • Loly

    18 Mayo, 2016 a 12:25 pm Responder

    Laura, ayer leí el artículo y se me fue el pensamiento al Club. Esperaba una respuesta así. Gracias.

  • Nandy

    18 Mayo, 2016 a 1:23 pm Responder

    Gracias Laura y Gracias David, por ser la voz de tantas y tantas malas madres, mi caso es parecido, yo soy madre de dos hijos unos de 6 años y otro de tan sólo un año y medio, del cual puedo decir que apenas he podido disfrutar como madre, cosa que en ocasiones me hace sentir fatal, y todo debido a que al hecho de ser una madre trabajadora fuera de casa , trabajadora en casa me encuentro desde antes que naciera el pequeño sumergida en un proceso selectivo, oposición, del que nunca veo el fin. Esto ha hecho que tuviera que contar con ayuda no sólo de la familia, cosa que agradezco mucho, sino también a alguien para que pase las tardes con mis peques, y los fines de semana quien se encarga de todo es el buen padre, el recoge, hace la comida, la compra y por supuesto se encarga de todo lo que tiene que ver con los niños.
    Puedo sentirme afortunada de contar con toda la ayuda que tengo y poder luchar por mi futuro que en definitiva será el de toda mi familia, y por supuesto no pido ningún reconocimiento al respecto.

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:16 pm Responder

      Muchas gracias por contarnos tu experiencia Nandy :-), un abrazo enorme.

  • Monica

    18 Mayo, 2016 a 4:42 pm Responder

    Buenas,
    Volvi al trabajo dejando a mi niña de 5 meses en la guarde, le di los dias de lactancia a mi marido y despues el se cogio la reduccion de jornada (anda, lo habeis hecho al reves?!, me han dicho). Voy a tener el segundo hijo y volvere a trabajar. No creo que haga nada malo y mis hijos estan con su padre tan bien atendidos como con su madre. Pero volvere a sentirme culpable…

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:17 pm Responder

      No te sientas culpable, cada familia elige su sistema 🙂

  • Mayte

    18 Mayo, 2016 a 4:42 pm Responder

    El otro día comentaba mi cuñada que estaba muy contenta porque mi sobrina de 6 años ya se hacia la cama sola!!! Perdona?? De mi sobrino de 10 aún estoy intentando averiguar si se la hace él o su hermana… No lo quiero ni pensar. Todo empieza por la educación desde pequeños… Aún nos queda mucho por luchar.

  • Arely Ortiz

    18 Mayo, 2016 a 6:14 pm Responder

    Mi querida malamadre, así es la vida, yo nomás de ir a pasar la tarde con los buenos abuelos me pongo de nervios, el sentirse juzgada por la gente que ama y te ama es más tortura que la silla eléctrica, yo no alcanzo nunca el mote de buena madre por más que me esfuerzo, simplemente por el hecho de que me esfuerzo a mi modo y de la mano de el papá oso de mis cachorros que me ha dejado dormir temprano todos estos días, mientras el hierve biberones para la bebita de cinco meses que por el momento es cuidada una nana en casa y prepara la maleta para la guardería del chachorro de dos años; la malamadre se que da dormida al puro estilo osa en invierno después de la teta nocturna de la nena, ¿que haría yo sin el buenpadre? ¡que núnca me falte!.

  • Marta

    18 Mayo, 2016 a 6:49 pm Responder

    Como siempre, gracias por darnos voz a tantas que luchamos en la sombra… Que nos tienes aquí, ya lo sabes!!!
    Suscribo tus palabras, totalmente de acuerdo.
    (La semana pasada tuve una batalla dialéctica sobre leal tema de “club de malospadres” con un amigo… Mejor no dar un minuto más a los comentarios que escuche; me hubiese gustado tener a mano este post).

    • malasmadres

      18 Mayo, 2016 a 11:06 pm Responder

      Muchas gracias Marta, me alegro de que te haya gustado

  • Raquel

    19 Mayo, 2016 a 1:46 am Responder

    Muchas gracias por esta reflexión. En mi caso soy médico, tengo un puesto con mucha responsabilidad y necesito estudiar, preparar charlas y además hacer guardias. He renunciado a las guardias para la comodidad del buenpadre y de las buenas hijas, eso ha significado un sacrificio personal económico, pues tengo que reducir el gasto económico familiar a expensas básicamente de reducir el dinero que necesito para mi ropa, zapatos… Además de eso mi tiempo de dedicación al trabajo es por las noches mientras las niñas duermen para no quitarles tiempo.
    En ocasiones cuando el padre ha tenido que quedarse unas horas con ellas para dedicarme a algo de mi trabajo ( 2-3 horas) muy de vez en cuendo… He tenido la sensación de que al llegar ha sido como un súper esfuerzo el haber pasado estas horas con las niñas mientras yo me dedicaba a mi trabajo… mientras que sí la situación a la inversa no ocurre. El buenpadre siempre dispone de su tiempo para dedicarse al su trabajo o a su ocio o a sus necesidades. No se cómo puede cambiar.

  • Ana

    19 Mayo, 2016 a 7:32 am Responder

    Es cierto que nos queda mucho camino por recorrer, estoy totalmente de acuerdo con el contenido de tu post. De todas formas, también hay que reconocer que ya hemos conseguido un avance importante dándonos cuenta de que con el sentimiento de culpa no vamos a ningün las, de que ellos no son héroes y de que nuestro trabajo, nuestra carrera o nuestras ilusiones son igual de importantes…
    Sé que no es un consuelo, pero a mí madre ni se le habría ocurrido,
    Ánimo, malasmadres!

  • Carlota

    19 Mayo, 2016 a 7:56 am Responder

    Una pareja debe de compartirlo todo en cuanto a la crianza. LOS NIÑOS SON DE LOS DOS. Siempre digo que la única diferencia es que yo parí porque no quedaba otra. Tengo la suerte de compartir todo con un buenpadre que fue criado por una feminista,pero aún así hemos aguantado los comentarios de “qué suerte de paseo con papᔿno estás en el grupo de whatsapp de las madre?” y así un largo etc. Lo me más me molesta(y enlaza un poco con el artículo anterior de Amelia)son los comentarios despectivos de las buenas madres hacia esos padres que adoran a sus hijos,pero no alcanzan las expectativas de sus parejas por no poner el abrigo de Peppa Pig y no ese,comprar los pañales incorrectos o no darle el paracetamol justo y no menos al niño. Lo que pasará en esas casas… YO NO RENUNCIO

  • raquel

    19 Mayo, 2016 a 10:54 am Responder

    Yo estoy en esa edad en que las etiquetas ya no me importan. me encanta malamadrear, y otras soy la mejor madre del mundo, a veces angel y otras demonio.Yo tengo al enemigo en casa, creo que no tengo que explicar mas, no sabeis como os envidio ese 50-50. yo hace tanto que renuncié, aunque trabajo, eso si media jornada para colaborar y cotizar , sin que interfiera en los horarios de los chicos (3) y me deje tiempo para organizar actividades, comidas y las 2500 cosas que hacemos al cabo del dia. Intento educar a mis hijos de otra manera pero si es cierto de que el ejemplo es fundamental lo llevo fatal….

  • Mar

    19 Mayo, 2016 a 6:34 pm Responder

    6.30 de la tarde, salgo ahora mismo de trabajar, voy a la carrera, hoy por suerte el buenpadre ha podido ir a recogerla a la guardería a las 5, peroeél también es autónomo, ahora nos cambiamos y se va él a dar una vuelta x la oficina. Hay que compartir, nos tenemos que ayudar mutuamente, tenemos que correr a diario. Pero si el fin de semana quedo con mis amigas él la cuida, si Y QUÉ?

  • Maria

    19 Mayo, 2016 a 9:11 pm Responder

    Pues yo veo que la mayoría de las familias de mi alrededor funcionan bastante más emancipados de lo que cabria pensar. Tengo 4 hijos y ni tenemos dinero ni ayuda ( familiar) trabajamos los dos. Pero somos un gran equipo. Yo en su momento por las tardes/noches me saqué un máster y eso significaba que mi marido se hizo completamente cargo de mi hija y yo no la veía apenas y después él hizo exactamente lo mismo y yo por las tardes y en los findes estaba 100% con los niños. Realmente nos implicamos el 120% los dos en la educación de nuestros hijos, sin comparaciones y sin discusiones. Y ahora cuando me ven con tanto niño pequeño me dicen: y el padre dónde está, de juerga??? me enfada mucho, porque muchas veces cuando estoy de viaje negocios está él con los cuatro en la piscina, o limpiando la casa. Y yo les digo que está trabajando muchísimo para poder mantener a mis hijos igual que yo. Justo el prejuicio que yo percibo es al revés, es que él es malpadre por dejar a su mujer al cargo de 4 niños ( si no estudia ese máster no le van a renovar su trabajo y tenemos un problemón, no es un capricho sino una necesidad familiar) y dejar a su mujer sola. Y yo era una mujer super emancipada por dejar mi bebe recién nacida con su padre mientras trabajaba y seguía estudiando, justo entonces todos me aplaudían. Cuando la realidad es que somos un equipo y hacemos lo mejor para mantener a flote nuestra familia, independientemente de quién es el padre o madre.

    Tengo además un hijo que nació enfermo y he conocido muchos padres que han pedido la excedencia por cuidado de hijo enfermo ( un 30% respecto a un 70% de mujeres aprox.) para llevar a su hijito a atención temprana/estimulación/médicos. En el colegio de mis hijos veo un 50% de hombres llevando a sus hijos o a sus nietos. Es la cosa más normal del mundo. Es verdad que mi entorno tiene un nivel sociocultural alto y no será en todos lados igual, pero se trata de organizar tu vida cómo tu quieres y no tanto romperte la cabeza con lo que dicen o piensan los demás.

  • Paola campos

    19 Mayo, 2016 a 10:37 pm Responder

    Muy cierto! muchas cosas tienen que cambiar. Tu lo enfocas en tu caso que eres una madre trabajadora. yo trabajo en la casa cuidando mis hijas y también he vivido ese tipo de situaciones. yo toda la semana estoy sola durante el día. adicional mi marido viaja mucho (casi la mitad del mes). entonces los fines de semana es cuando el más trata de compartir con las niñas y de ayudar. y pasa que mi familia o la de el estan cerca y ven lo que el hace. quedo yo como una malamadre mandona.” Pobre buen padre. trabaja toda la semana duro y el fin de semana le toca todo el trabajo de las hijas.” como tu lo dices: Hoy por ti, mañana por mi!

  • Belén

    24 Mayo, 2016 a 9:48 am Responder

    Pues tienes suerte de que cuando EL te dice “yo me encargo” te suponga un cierto alivio. A mí cuando me dice “yo me encargo” me echo a temblar.
    El sábado tuve que trabajar y pasar todo el día fuera de casa, y el niño solo tenía que hacer dos cosas importantes: comer(como todos los días, claro) y estudiar un poquito inglés. Bueno, pues a las 10 de la noche cuando llegué reventada, ni inglés, ni cena, ni leches. Y cuando protestas y te enfadas encima pareces una gruñona y cascarrabias que se agobia por todo. Estoy muyyyyyy cansada.

  • Malamadre mexicana

    3 Junio, 2016 a 1:23 am Responder

    Soy médico de profesión y bimalamadre de tiempo completode una buena hija de 6 y un buen hijo de 4 meses. Desde el embarazo tuve que dejar de trabajar para estar más pendiente de mi y mi Pequeña. Mi pequeño nació con un problema renal que requería de dos cirugías en corto tiempo, por lo que en definitiva la idea de volver al trabajo era imposible. Así que soy mamá lad 24 hrs siendo buen padre médico quien se encarga del sustento. He sufrido la crítica de familiares y amigos que no conocen la situación y sólo juzgan. Esta mal visto que una mujer profesionista no ejerza su profesión por dedicarse a su familia?

  • Annaliz

    30 Junio, 2016 a 1:52 am Responder

    Me has hecho saltar las lágrimas guapa! De verdad Chapó… es que me acabo de encontrar justo con esto.
    Tengo una obra donde el constructor hace proselitismo de cuidar a sus hijos cada 15 días en custodia compartida… ya me parece bien que se corresponsabilice de sus hijos, pero cuando me saltó con esto el primer día mi respuesta fue: yo tengo hijos todos los dias 24/7, así que no me vale a menos que se pongan a 39 de fiebre.
    En fin… hay mucho por recorrer y creo fervientemente, que este es un muy buen principio. Gracias!

Comentar

X