¿Qué quieres encontrar?

35
Ellas hablan: Buscar el hermanito y que vengan trillizos…

Ellas hablan: Buscar el hermanito y que vengan trillizos…

María Rosa es nuestra protagonista de hoy. Malamadre de 4 hijos hoy se sincera y nos cuenta cómo ha sido para ella la maternidad. Tras un aborto y un año y medio muy largo en el que buscaba quedarse embarazada de su primer buenhijo, lo logró y se estrenó como madre con su hija Lucia. A los dos años y medio decidió darle un hermanito y se quedó embarazada de trillizos de forma espontánea. Durante dos años vivió en medio de pañales y sin vida personal. Ahora reincorporada al trabajo nos cuenta que no hay que renunciar a una misma, aunque se tengan hijos después de una experiencia personal que para ella fue muy dura: a nivel pareja, la proyección profesional frustrada y amistades. Usa las redes sociales como terapia e intenta tomarse con humor su situación y la de las mujeres a las que se les exige que tenga superpoderes hoy día. Os dejamos con ella.

Malasmadres_ellasopinan-MariaRosaPodéis seguirla en facebook y en su blog.

Mi hija Lu tiene 7 años. Cuando la tuve, dificilísimo que fue quedarme embarazada,  la experiencia, dios sabe por qué, me superó. El exceso de responsabilidad supongo de mi carácter, la desconexión de repente con tu realidad y la vuelta de vista hacia la de tu madre, que dicho sea de paso no entiende tus agobios. Pues eso, no sabía qué pasaba: así será ser madre.

Total, que no contenta con esto, decido darle un hermanito (la presión social: la edad, hija mía  ya sabes, que no se críe sola…) y espontáneamente y porque ya sabemos cómo funciona esto de vivir: inesperadamente, y muy muy pronto me quedo embarazada. De trillizos.

Esta circunstancia me produce, obviamente, un desconocimiento absoluto de mi misma y de mis necesidades aún mayor. Lo que se dice siempre, vamos, que si no quieres caldo pues toma dos tazas. Ahora los trillizos tienen 5 años.

He venido sintiéndome culpable por quejarme cuando los niños tenían fiebre porque  me tenía que levantar y recorrerme la casa cada 4 horas para alternar dalsy y apiretal, sin dormir y sin mirarme al espejo. Porque claro, todo el mundo me decía “pobrecillos los niños”, “esto es así, hija, todas las mamas lo hacen” (eso, y si alguien me escuchaba).

Sintiéndome mal porque me fastidiara estar viendo una película (en la tele claro, del cine ni hablamos) y que empezaran a toser descontroladamente y abandonarlo todo intentando descubrir quien tose, sentada a oscuras para acertar con el ventolín.

He deseado con todas mis fuerzas que terminaran los días todos idénticos (tuve que tomarme una excedencia de dos años) y que no se despertara ninguno para simplemente sentarme delante de la tele en plan encefalograma plano y cenar.

Jamás se me ocurrió que algo pudiera cambiar, así era mi vida y me había tocado. ¡Gracias a Dios!, ¡qué milagro y qué bendición!, ¿de qué te puedes quejar hija? En vez de sonreír todo el rato por los cuatro soles que me habían tocado. Estaba claro, algo iba mal, no lo estaba haciendo bien porque yo no es que me sintiera mal, es que no estaba ni para sonreír.

La revelación ha ido llegando poco a poco, como ya he dicho mi empresa me ha permitido estar dos años de excedencia, y el año pasado volví a trabajar (creía que no lo iba a poder soportar) pero como hay que esperar lo inesperado el trabajo me volvió en mí, el hecho de que tenía que vestirme, comprarme crema hidratante, tacones, ir a la peluquería… ¡Dios mío! Qué culpable me sentía porque me apetecía tanto.

Y así, ha pasado el tiempo y así he llegado a la aceptación, y lo digo aquí alto y claro, de que solo queriéndote tu mucho eres realmente una buena madre para ellos. Todavía estoy en ello. Todavía me remuerde si vamos al cine mi marido (ese casi desconocido todos estos años) y yo. Pero ahí voy, como los adictos rehabilitados me veo.

La afirmación de que adoro a mis hijos pero que los domingos por la tarde saldría corriendo sin fin, y la carcajada posterior y el no me importa lo que piense ni mi tía ni mi suegra me ha costado mucho, pero me ha liberado. Ahora juego más con ellos. Pero quiero gritarlo por mí y por todas. Aquí lo hago.

Todavía me falta mucho, tengo que irme sola de juerga con mis amigas, pero ya llegará. Por ahora escribo en mi blog blue maternity dream (que me encanta escribir y lo había olvidado), hago yoga, y ya no actúo como una abuela con mis soles, me río más y ellos, increíblemente están más felices. Tengo suerte, tengo al buenpadre y a la buenaabuela incondicionales. Los demás, pues cada vez me importan menos. Hay más gente por ahí que me entenderá, este club es un ejemplo.

El tema laboral sin quejarme lo digo, si está un poquito anclado. He pasado de la jornada reducida a la normal porque, sí, facilidades da la empresa, pero no responsabilidades a una madre de múltiples, (así te ven). Pero a pesar de que muchos no apostaron nada por mí, ahí estoy con mis transparencias, mi sonrisa, mi estilo (aunque sin muchos tacones, que ya me gustaría) y sintiéndome de nuevo una mujer , de 40 sí, con cuatro hijos, también pero con ganas de parcelar, de activarse intelectualmente y de divertirse. Sí, es posible maladrear con trillizos y más.

Y así es como quiero que mis hijos me vean y que se conviertan en personas que se quieran y se respeten. (canción de RESPECT de Gloria Gaynor).

Pues en esas me encuentro, gracias por leerme.

¿Os habéis sentido identificadas con María Rosa?, ¿habéis vivido una experiencia similar?

Han comentado...

  1. Me siento muy identificada. Solo tengo dos y estoy superada por la situacion. Me siento culpable, la verdad. Mis hijos no eligieron venir, los trajimos nosotros. Ahora llevo un año separada, el buenpadre se apeo del carro…..en fin, te entiendo. Gracias por compartir.

    1. Carlota, mucha fuerza. Es cuestión de tiempo que te des cuenta que así estáis (tu y tus hijos) mejor.
      Yo soy madre de dosbuenísumos hijos y estoy separada (el buen padre se apeó cuando el pequeño tenía 5 meses y tan solo 15 días después de que me despidieran -nunca volví a reincorporarme de la baja por maternidad-). Hoy ha pasado más de un año y tanto los peques como yo estamos mejor que nunca. Es muy duro, muchísimo, pero todo pasa.
      Mucha fuerza y tiempo al tiempo.

  2. Me he sentido totalmente identificada
    Yo solo tengo una hija….. Pero te supera todo
    También soy abogada y cuando entras en la sala, con tu toga puesta y sin q nadie sepa ( q nos has dormido, q tienes la casa empantanada, miles de cosas por hacer….) yo me sentía superwoman ( para el cliente eres lo mas)
    Yo lo digo bien alto…. El trabajo ( q te guste, claro) me ha salvado !!!!!!
    Y cuando vuelves a casa , ya tienes otro humor, te pones las mallas, la camiseta de algodón blanco….. Y a disfrutar de tu peque, sus tareas, las tuyas y demás
    Yo solo trabajo media jornada y algunas cosas por la tarde pero desde casa…. Pero esta reducción ya la hice cuando me case…. Mi marido y yo nos negábamos a vernos solo de noche y estresados, de este modo disfrutamos más

  3. María Rosa te entiendo perfectamente, y eso que solo tengo una bebé de 9 meses. Cuando empecé a trabajar parecía que se iba a acabar el mundo, pero fue todo lo contrario, empezó otra vez para mí como mujer/madre, puesto que hasta entonces solo había sido madre olvidándome de mí misma. Y hasta que eso no pasó no empecé a disfrutar realmente de mi hija.
    Mucho ánimo y toda mi admiración.

  4. Eres toda una campeona!!! Animo, me alegro que hayas encontrado el camino para disfrutar de tus peques y tu vida personal, aunque solo sea cada dia un poquito más. 😉

  5. Total. No quiero ni imaginar con los trillis, porque a mí me pasó algo parecido, a por el hermanito y… fueron mellizos. Tras ver tu historia me siento mejor (sentimientos comunes) y encima estoy agradecida de q solo sean 2 jejejeje. Si algo se me ha dado bien siempre es buscar el lado positivo ;-p

    P.D. Todavía tienen 1, 1 y 3 años, no quiero imaginar lo q me queda

  6. Vaya que si me identifico y eso que a mi en busca del hermanito vinieron mellizos en lugar de trillizos.

  7. Me pareces una madrazaen todos los aspectos,porque todas somos mujeres y el ser malamadre y querer nuestra indepencvias a pesar de es lo mas, un besazo, busco tu blog

  8. hola yo si que me siento muy identificada soy mami de trillis y aunque son lo mas grande q tengo yo también me siento mala madre desde q nacieron no tengo vid personal ni de pareja ni laboral.
    lo squiero con locura pero llevar sola la carga de estar con ellos y la casa me supera a veces,.
    un saludo

  9. A mi me pareces una heroína. Para ponerte una calle. Asumir todo y seguir adelante es ejemplar. Yo trabajo en banca y estoy sola con mis dos polluelos porque mi marido trabaja fuera toda la semana. Mis peques tienen cuatro y uno y medio. Y con la segunda lo he vivido mucho mejor: me importa mucho menos lo que piense nadie; sobre todo los opinadores que nunca echan una mano. No voy a perder el tiempo intentando ser la mujer perfecta. Solo quiero disfrutar

  10. Buenas,

    Yo también me siento un poco identificada y te entiendo. Soy madre de 3, y con el mayor me sentí igual, deshubicada, como si no sintiese las mismas cosas que decían sentir las demás. Buscamos al segundo y por un tiempo empezaba a adaptarme cuando antes de cumplir un año ya estaba embaraza del tercero, llore y me vi con un niño de 3 otro de 1 y medio y un bebe. Muuuuy duro, con psicólogos de por medio. Pero ahora que el peque va a cumplir 3 años parece que lo “peor” ya ha pasado y, como tu, empiezo a disfrutar.
    Para mi eres una heroína, no se como lo podría haber hecho yo con trillizos….

    Un saludo!

  11. Tres embarazos con sus correspondientes cesareas (parece que no había otra alternativa). Mudanza a Bruselas con un bebe de 8 meses, una niña de 2 años y un mayor de cuatro. Parón laboral (que se me ha hecho eterno) obligado por las circunstancias de vivir en pais ajeno, con la familia más cercana a 2000 km de distancia. Y sí, a mis 40 he recomenzado a trabajar y me siento feliz por ello. Así que entiendo y comparto perfectamente todas y cada una de tus palabras.
    Saludos desde Bru

  12. Existe una salida al final del túnel. Así, describiría mi experiencia personal. Soy madre de tres hijos. Hoy tienen 5,3 y 3. Tiene un mérito excepcional la dedicación que han necesitado; pasando sueño, agotamiento, preocupaciones, cero vida personal, paréntesis laboral,…etc. Pero el tiempo no pasa en balde;cada avance personal, por diminuto que sea lo vives de nuevo como un impulso de energía para seguir. En mi caso empiezo a ver con otra luz mi futuro. Somos mejores madres cuando nos queremos más a nosotras mismas. Les enseñamos a ser más felices cuándo nosotras les transmitimos ese sentimiento.

  13. Totalmente de acuerdo en todo…. Yo pasé de uno a tres también en dos años, y luego hasta me animé a por el cuarto. Ahora tienen 12, 9, 9 y 4. Siempre he estado deseando volver al trabajo en contra de la opinión de todo el mundo (menos de mi marido, todo hay que decirlo) y aunque a veces pagando guardes y cuidadoras casi he salido “comido por servido” me he mantenido en mis trece. No perdono alguna cena con amigas de vez en cuando, incluso me he marcado algún que otro miniviaje sola todo este tiempo. Necesito ser muchísimas cosas además de madre, a pesar de lo que se nos inculca desde pequeñas.Hay vida ahí afuera y hay que vivirla!

  14. Yo sólo tengo dos. dos meses y la mayor dos años. Cuando nació la primera me olvidé de mi misma. No quería que llorara ni que se resfriara. Y ahora con la segunda me he dado cuenta que no puedo estar así. Mi casa está empantanada pero y lo feliz que estás jugando tirada en el suelo viéndolas crecer. Y arreglarte y que tu hija se ponga crema igual que tú y viendo que “hay calle” te traiga los tacones y sus zapatos de princesa.
    No me agobio, leñe!! y si a la buenasuegra no le gusta el desorden que empiece por el cuarto de la plancha. “He dicho!”
    Olé tú y tus cuatro hijos!!!

  15. Hola,
    me he sentido muy identificada porque yo era madre de dos niños, y en el tercer embarazo vinieron gemelas.
    O sea que ahora tengo 4 como tu, las niñas tienen 2 y medio, el mediano 5 y el mayor 8. Una casa de locos como dicen muchos… un día quedamos y lo hablamos jajaja 🙂
    Me levanto cada noche un minimo de 4 veces como te imaginarás.Yo empecé a trabajar de nuevo con las niñas con 5 meses y siempre he pensado que es lo mejor que he hecho!
    Mi blog está en doyoukidsme.com.
    Gracias por tu post!

  16. No tengo hijos( aún, espero!), pero me encanta el blog de Rosa.
    La conozco hace muchos años…a mí no me sorprende q sea capaz de hacer tanto y tan bien…y me alegra leerla porque sé q podré pedirle sabios consejos y ademas porque me hace reír!

  17. Que maravilla poder leer todas estas experiencias y ver q no eres un bicho raro!!! Ya que algunos se empeñan en que lo pienses
    Yo tengo tres hijos,entre el mayor y el pequeño no llegan a llevarse tres años,cuando el primero tenia nueve meses a mi marido le dió un microinfarto (habian muerto su madre y hermana mayor en menos de un año y medio) tuvo una depresión que seguimos arrastrando y mientras nacieron los otros dos,me he sentido sóla para tirar de mi familia,preocupada por poder perder mi trabajo con tantos embarazos,siendo solo mamá y aunque es lo mejor que he hecho en mi vida tambien soy mujer,esposa,amiga hermana y trabajadora….
    Un monumento a todas las buenasmadres y malasmadres porque nos movemos por amor a nuestros hijos, pero sobretodo por amor a nosotras mismas.enhorabuena Maria Rosa por ser y hacer lo que haces

  18. Hola! yo tambien me siento identificada con tu historia y con los comentarios de las demas malasmadres.
    Buscando el hermanit@ me quede embarazada de gemelas y solo se llevan 17 meses con el mayor. Ay que duro que puede llegar a ser!!
    Vivo en Holanda y la baja maternal no dura ni tres meses y estaba preocupada por volver a trabajar despues de embarazo y parto gemelar bastante complicado. El ginecologo me dijo que las mamas de gemelos iban mas descansadas cuando se incorporaban al trabajo y la verdad es que descansada lo que se dice descansada no he ido nunca pero que me sienta genial trabajar. Vamos que a veces mi marido y yo deseamos que llegue el lunes para tener un minuto de tranquilidad. Por otro lado trabajamos 4 dias a la semana asi que seguimos dedicando mucho tiempo a los peques. Asi que Maria Rosa gracias por compartir tu historia. Mi consejo es pedir ayuda, no existen las superwoman, asi que yo echo mano de guarderia y ayuda en casa aunque mi sueldo se va todo en eso!

  19. Carlota, sólo con fuerza lo conseguirás. Yo tengo trillizos y el padre huyó cuando tenían un año. Así que he sido madre y padre todo en una. Han habido momentos muy pero que muy duros, pero sigo viva y dando guerra. Ahora “los peques” ya tienen 15 años y me muero de amor por ellos cuando me dicen “mami, que grande eres… tiene que haber sido duro sacarnos adelante tu sola pero eres la mejor…”. No nos engañemos, normalmente están allanando el terreno para pedir algo pero como saben que la respuesta es NO, todos contentos.
    No te abandones, ponte guapa, déjate el sueldo en canguros y sal con las amigas ya que las risas con ellas no tienen precio y eso es un “chute” total de energía.

    Besitos a todas y buen verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más