¿Qué quieres encontrar?

100
Ellas Opinan: cuando te despiden por estar embarazada

Ellas Opinan: cuando te despiden por estar embarazada

Indignante es lo que le pasó Sara Palacios cuando se quedó embarazada. Fue despedida por el simple hecho de estar esperando un hijo. Ella, persona fuerte, trabajadora y optimista, no se quedó de brazos cruzados y aunque es una historia que le ha dejado marcada, denunció y ganó puesto que un despido en estas circunstancias es nulo. Ahora, y después de un tiempo y con sus prioridades muy claras, puede contarlo todo con calma y lo hace en nuestra sección de ‘Ellas Opinan’. No os lo perdáis, Sara es una mujer muy valiente.

Malasmadres-ficha-Sara

*Podéis seguirla en facebook, twitter y en su blog.

Existen dos tipos de personas en el mundo. Las que ven el vaso medio lleno y las que lo ven medio vacío. Yo soy de las primeras, de las que creen que está más bien lleno incluso cuando la realidad te dice que si te hacen falta gafas. Pero incluso cuando se es un optimista irredento hay cosas que son tremendamente duras y que necesitan una buena dosis de energía para superarse. Y tiempo, mucho tiempo.

Sin duda, que te despidan cuando estás embarazada es una de ellas. Es más, que te despidan porque lo estás. A mí me pasó, hace casi 9 años cuando me quedé embarazada de mi hija mayor. Pasé de estar negociando los objetivos del año a un mes más tarde, cuando se enteraron de que estaba esperando a mi hija, ser despedida por no cumplir los objetivos. Supongo que los objetivos eran que pospusiera sine die mis ganas de reproducirme por el bien de la empresa.

Mi despido por estar embarazada fue uno de los momentos más duros de mi vida por varias razones. A nadie le gusta verse en la calle por el motivo que sea pero quizás cuando estás embarazada y has tomado la decisión de traer un niño al mundo el vértigo que sientes cuando te colocas ante el abismo de la falta de trabajo y de sueldo (porque cuentes con el paro o no sabes que eso es algo que no dura para siempre) es tremendo. Empiezas a echar números: tú contabas con una situación y el escenario en el que te encuentras es completamente distinto. Y el dinero nunca es importante hasta que dejas de tenerlo. Por suerte para mí éste no era el mayor de mis problemas, aunque para una persona que siempre ha sido independiente no es sencillo.

Pero lo peor sin duda para mí es el torpedo a la línea de flotación de tu autoestima. Que te despidan por estar embarazada hace que de repente todo se tambalee.

Hay quien vive los embarazos de forma más tranquila e incluso hay embarazos y embarazos en una misma persona. El mío empezó con mala pata con una lumbalgia de las que te quedas en el sitio y tienes que acudir al hospital. Diagnóstico, lumbalgia aguda y embarazo. Repose usted y nada de hacer esfuerzos. Y tómese un paracetamol si le duele. A esto había que sumar un cóctel de hormonas que me hacían vomitar unos ratos, llorar de repente, y en fin, convertirme en una persona que no reconocía ni yo misma. Cuando te despiden embarazada no estás en tu mejor momento anímico. Yo ya de por sí tenía un carrusel de emociones a lo largo del día de aúpa. Así que cuando te despiden es como si te dieran un golpe seco en las corvas. Caes sin poderlo remediar porque te han agredido a traición. Si antes yo ya estaba que no estaba, después de que me despidieran en el primer trimestre de mi embarazo no os lo quiero ni contar.

Lo peor es el golpe a la autoestima. Incluso personas tan seguras de sí mismas como lo soy yo no pueden evitar empezar a pensar, de primeras, en qué han fallado. ¡Ay amigas, así somos las mujeres! Yo recuerdo haberle dado vueltas a lo que había podido hacer mal. Una persona perfeccionista en su trabajo como yo siempre piensa que hay cosas que puede hacer mejor y de repente notas que te estás culpabilizando a ti misma por algo de lo que sencillamente no tienes la culpa. No es ético ni legal despedir a una embarazada. La culpa , aunque sea desde el punto de vista aséptico del derecho , no es tuya.

Evidentemente tú pretendías trabajar hasta que fuese razonable. Tú querías que tu embarazo interfiriera lo mínimo posible. Nada de bajar el ritmo, siempre al pie del cañón. Y la realidad se encarga de llevarte la contraria y ponerte en tu sitio. Embarazos hay tantos como mujeres. No puedes sentirte culpable por estar físicamente para el arrastre, si es que lo estás. Por supuesto que hay quien le echa cara. Embarazada y no embarazada. Hombres y mujeres. Pero partimos de la base de que la gente es normal y responsable y que no podemos culpar a un género completo porque haya quien se aproveche del sistema.

Una vez que has asumido que tú no tienes la culpa pide paso el sentimiento de rabia. Yo me enfadé y mucho con la sociedad tal y como está montada. Con mi jefe. Conmigo misma por haber pensado por un solo segundo que la culpable era yo. Después tuve que digerirlo: fueron muchos meses en los que me moría de miedo de pensar que podía encontrármelo por la calle y muchas noches de pesadillas. Recuerdo aquel periodo, prácticamente todo mi primer embarazo y los primeros meses de mi hija con horror. Porque yo además denuncié.

Acudí a un abogado porque sencillamente no podía dejarlo pasar. (Inciso: si estáis en la misma situación mirad vuestro seguro del hogar… es posible que esté incluido por raro que parezca.  Mi conciencia me impedía quedarme con los brazos cruzados y dejar que pasaran por encima de mí llevándose mi dignidad por el camino. Y gané, después de tenerme que oír lindezas como que “no sabían que estaba embarazada”. No era verdad, pero además es irrelevante. Un despido en esas circunstancias es nulo, o sea, es como si no hubiese existido. Tuvieron que readmitirme aunque no volví a pisar la oficina hasta después de dar a luz. Pretendían meterme en una habitación sin testigos en un horario en el que la oficina estaba cerrada, a lo que yo me negué. Así que tuve que volver a denunciar.

¿Fue fácil? No. Volvieron las pesadillas y aquella herida tardó mucho tiempo en sanar. Pero lo volvería a hacer una y mil veces porque era lo correcto. Las mujeres tenemos la razón y la ley de nuestra parte. Yo sé que sola no voy a cambiar el mundo, pero en aquel momento sentí que si me callaba, si lo dejaba pasar, si no luchaba y peleaba estaría traicionándome a mí y a todas las mujeres en misma situación. Lo pasé fatal, pero me sentí, extrañamente, bien conmigo misma.

Lo cierto es que no deseo a nadie que se tenga que enfrentar a algo así. Pero creo que aquello supuso un cambio en mi vida importante porque saqué varias enseñanzas: nunca volví a trabajar posteriormente como si fuera a heredar la empresa. Soy una trabajadora, y me pagan como a tal. Me esforzaré todo lo que pueda en el rato que estoy trabajando para hacerlo lo mejor que soy capaz. Pero cuando llegue mi hora de irme me iré. Y lo haré dejando las preocupaciones atrás. Mi vida cambió porque darme de bruces contra la realidad me hizo ver claro cristalino que para las empresas somos números y que para mi familia soy Sara y siempre seré lo primero. Puede sonar desgarrador, pero creedme, soy mucho más feliz desde entonces. Tener claras cuáles son tus prioridades siempre ayuda en la vida.

No diré que aquel jefe que me despidió me hiciera un favor, pero tener una nueva perspectiva de las cosas ha hecho que me tomara como mucho menos personales las cosas del trabajo. Te implicas de otra manera. Y eres mucho más feliz.

Que no os pase. Pero si os pasa, no os quedéis con los brazos cruzados. No permitáis que os roben la autoestima y la dignidad. Y sacad las enseñanzas positivas que os ayudarán en adelante en vuestra vida. Ya vendrá el karma a ponerlo todo en su sitio.

Y vosotras malasmadres, ¿habéis estado en esta misma situación? Esperamos vuestros comentarios.

Han comentado...

  1. Me está pasando algo similar.Pese estar dispuestos a “pactar” estoy alineadísima contigo con los sentimientos que te deja una situación así.
    Espero que sea una anécdota y donde se cerró una puerta se abriera una ventana
    Gracias por el post

    1. La verdad es que es duro. Los sentimientos son lo peor porque sin tú tener culpa te sientes culpable. Pero yo lo haría de nuevo. Suerte con tu caso!

  2. Yo me encuentro en una situación de miedo de que me despidan porque quiero volver a quedarme y en mi empresa no se lo van a tomar muy bien. Se mucho de derecho laboral porque es lo que he estudiado y aunque se que el despido seria nulo no me apetece pasar por estas cosas. Pero después de pensarlo mucho he decidido que me da igual, mi vida no va a depender de las decisiones de mis jefes. El trabajo no es mi vida, mi familia si. Estoy cansada de tanto jefe abusivo.

    1. En esa empresa pasaba igual, nadie se atrevía a quedarse embarazada por ese motivo. Pero no puedes condicionar tu vida por eso. Ánimo con lo que decidas. Un beso!

  3. Los que no denuncian se les llama padefos. He conocido muchos padefos que por no denunciar pasandefollones.
    He tenido muchos juicios, y todos los he ganado. Los que no denuncian hacen flaco favor a sí mismos y a la sociedad. Y recordad: NADIE ES IMPRESCINDIBLE en los trabajos.

  4. Pues ahora mismo me encuentro en esa situación y también he denunciado. Espero ganar y luego ya veremos que pasa porque ya me dejaron claro en el acto de conciliación que “no es muy inteligente trabajar en un sitio en el que no te quieren” pero si con eso pretendían achantarme, más firme han hecho mi decisión. No podemos dejar pasar estas cosas y hay que ir a por ellos por muy duro que sea.

    1. Eso es! Yo no tuve que volver: después de la excedencia encontré otro trabajo y me fui. Allí no les importó mucho que tuviera una niña de un año. Suerte! #yesyoucan

  5. En el embarazo de mi hijo, a la semana de comunicarlo a la empresa, y después de tres años de trabajar en la misma sin faltar un solo día, mi marido ( que también trabajaba en la misma empresa) fue obligado a llamarme y comunicarle que estaba despedida, y que o aceptaba la indemnización que me ofrecían o lo echaban a él también. Ahora, cuando han pasado varios años me alegro de no seguir trabajando allí, pude disfrutar mi embarazo y criar a mi hijo y ahora estoy trabajando en otra empresa en la que se concilia, buen horario… Es muy triste que haya empresarios así, en su momento me indigne muchísimo pero ahora me alegro infinitamente de no seguir allí

  6. A mí me despidieron en el séptimo mes de mi segundo embarazo. Estaba de baja por riesgo de aborto y embarazo de riesgo desde la segunda semana. El día que me lo dijeron, estando de 6 meses, lloré hasta deshidratarme y luego pensé, se acabó, no lloro más. Lucharé por lo mío y me dedicaré a mis hijos mientras pueda. Me busqué un abogado y llegamos, un mes después, al acto de conciliación. En mi caso estaba la familia de por medio y no quise más problemas. Eso sí, mi finiquito y todos mis derechos se respetaron. La empresa no iba bien y la cerraron. Durante once años largos estuve haciendo algo que me encantaba y me llenaba, y creo que no lo hacía mal. Sé que en mi anterior embarazo se notó mi ausencia, no soy tonta, pero hay que tener claro que nadie es imprescindible. Ánimo a todas!!
    Para mí lo más difícil es pensar si volveré a encontrar trabajo.

    1. Esa sensación de estar al borde del abismo es terrible… Como digo, al final los cambios son para mejor siempre. O eso creemos los optimistas :)un beso

  7. Lo mismito me paso a mí. Yo no denuncié porque era invertir un dinero que necesitaba y además porque el último mes ya me hicieron la vida imposible. No quiero pensar qué hubieran hecho conmigo si me hubieran readmitido… los sentimientos de odio y de rencor no se me quitan. Además mi marido también trabaja en esa empresa y si alguna vez tengo que ir, lo hago cruzando los dedos para no encontrarme con mi exjefe.
    A partir de ahí fue casi peor. No por el hecho de tener a mi niño en el mundo, lógicamente! Pero te encuentras con que nadie te quiere para que trabajes, sin derecho a plaza en guardería pública ni cheque de ayuda. Nada de nada. Mi autoestima por los suelos.

  8. Es un desprecio a la persona. Lo piden todo a cambio de nada.
    Y denunciar y enfrentarse de nuevo a esa gente requiere un ánimo que a muchas en ese momento le falta.
    Efectivamente ninguna/o somos imprescindibles pro somos personas no muebles que tiramos cuando ya no nos van bien.
    Un abrazo sincero,de esos fuertes y largos, de los que no necesitan palabras.

    1. Denunciar a tu empresa, en general, es un asco porque sabes que luego tienes que volver y no mola nada. Pero es lo que tú dices, que en esas circunstancias que eres un cóctel molotov de hormonas es todavía peor. Otro abrazo grande para ti

      1. Lo has hecho bien. Muy bien. Me pregunto si algún día se nos respetará sin más.
        ‘Embarazada? Oh, enhorabuena!’ En vez de ‘pues que chungo para la empresa’.
        Mi jefe se portó de 10, he de decir. Por aquí y más en Austria entienden que sinmujeres embarazadas ¡no hay niños! Me llegó tu abrazo ;^)

  9. A mi me hicieron lo mismo, me quitaron las llaves para entrar porque insinuaron q había robado, me hacían ir desde Madrid a Guadalajara para trabajar una hora con la clínica cerrada, me denunciaron por no cumplir mi horario y lo habían cambiado sin avisarme, me querían dar 15 días por año trabajado, se quedaron con cosas mías, y encima me decían q si denunciaba no me readmitirían en ninguna de sus clínicas, pero en serio se creían q iba a volver!?

  10. Fui el fichaje estrella del momento, desde el principio se me indicaron normas algo abusivas pero tenía casi 30 años, la dirección de un departamento, buen sueldo, muchas ganas de hacer cosas grandes, no tenía hijos y no tenía otra cosa mejor. Tuve una niña y empezaron los cambios, el esfuerzo sobrehumano por seguir el disparatado ritmo que llevaba en años anteriores como estar un viernes a las 11 de la noche reunida con el jefe porque él ir a su casa era lo último que tenía en la cabeza, empezaba a complicar mi vida personal ya que mis padres estaban a 600 km de mi y mi marido trabajaba día y noche. Empezaron a dejar de mostrar interés por mi y yo a hacer todo lo posible porque siguiesen confiando en mi y que mi trabajo fuese valorado.
    Dos años más tardes me quedé embarazada de mi segundo hijo, qué ilusión, no tardé en decirlo ya que la barriga, el cansancio, las naúseas eran evidentes y la respuesta fue “qué como se me ocurría ampliar familia cuando no era el momento ya que teníamos que renunciar a la familia y centrarnos en seguir facturando para poder llevar dinero a casa”.
    Lo increíble es que estamos hablando de una empresa cuyo producto lo compran las principales organizaciones no gubernamentales de España y del mundo.
    El proceso fue largo, 9 interminables meses en los que engordé 30 kilos por la ansiedad que me producía estar mañana y tarde en mi puesto de trabajo; me ignoraron, me ridiculizaron ante mis compañeros, me obligaron a quedarme mil horas sin hacer nada, me quitaron responsabilidades para estar mareándome y hacerme desistir.
    Cuando di a luz el trabajo era mínimo, de dirigir el departamento web de la empresa pasé a hacer pequeños retoques de fotos como apoyo del diseñador; en casa hablamos de coger la jornada reducida y la ira de mi jefe desembocó en una serie de gritos y comentarios despechados el día que la solicité personalmente con una niña de 2 años de la mano y un bebé en brazos. A mi hija una compañera la sacó del despacho, era una situación muy violenta.
    EL Psiquiatra y el psicólogo comenzaron a ser mis figuras de apoyo, tenía que incorporarme y sabía que habría cambios pero la crisis me impedía quedarme en casa.
    Al llegar tenía un puesto nuevo, junto a las escaleras, sin compañeros a mi alrededor, sin ordenador, sin contacto con nadie de 8 a 3 (hasta las personas recién contratadas eran avisadas), la limpiadora era la única que a escondidas me preguntaba qué tal todo y fue despedida cuando un compañero se chivó, me hacían cortar en una máquina tarjetas de visita sin cesar (imaginaos las piernas). Creí que me volvía loca.
    Denuncié y el castigo fue inmediato, la prohibición que se les hizo a mis compañeros hablar conmigo ya tenía amenaza de despido, se me insultaba, se me grababa sentada en mi puesto o cuando salía de la empresa y se me ridiculizaba incluso por altavoz desde Dubai para que tomase quien estuviese escuchando la conversión y que no se les ocurriese ayudarme.
    Yo entraba en el edificio por la mañana y empezaba a grabar con el móvil, por la noche mi marido se oía las 7 horas para ver cómo ayudar al abogado que contratamos. No podía creer que me estuviese pasando eso, alucinaba a ala vez que se cabreaba con lo que oía.

    Mi abogado hizo una labor increíble, me dieron la baja tres veces(el médico de cabecera me decía que no podía ayudarme que estaba la cosa muy mal con el tema de bajas) y dos inspecciones, el resto del tiempo tenía que reincorporarme ya que tenía que seguir allí para que me hiciesen la vida aún más imposible y tener más pruebas que presentar.
    Todo parece muy fácil cuando te lo cuentan, es un caso claro pero la ley no es tan fácil. Mi estado era tal que llegué a conseguir que un psicólogo de la Seguridad social emitiese un informe en el que sorprendentemente indicaba que era víctima de acoso laboral en lugar de que “supuestamente” parecía sufrirá dicho acoso.
    No os puedo contar todo lo que pasé, se me tiraba entre mi ordenador y yo misma y se me acercaba gritando delante de mis compañeros sentados mesa con mesa; ellos no me decían nada, al ver mi llanto ni me miraban.
    Un buen día salí corriendo al coche para marchar a casa asustada y me hice caca encima.
    Hasta el Tribunal Superior llegó mi caso, el primer juicio fue uno de mis recuerdos más crueles, compañeros testificando en mi contra a cambio de la dirección de un departamento (compañeros que hoy, 4 años después me intentan añadir en Facebook, de locos). Pero la verdad triunfa y el que es un acosador y un maltratador no puede esconder su soberbia y personalidad durante más de una hora y de un juez. Los testigos no sabían que decir, sus declaraciones eran incoherentes, llegaron a publicar mi puesto de trabajo en un portal muy conocido de trabajo ofreciendo mayor sueldo y mejores condiciones y el responsable de RRHH,sin parar de mirar a mi jefe y dueño de la empresa, afirmar que bueno, claro, nooo si solo estábamos viendo como estaba el mercado laboral.
    Absurdo cuando lo recuerdas pero muy doloroso.
    Fue la empresa quien recurría una y otra vez (con el dinero que eso supone) ante la mirada atónita de su propio abogado quien decía de su cliente delante de mi que estaba loco y que estaba tan cegado con hacerme daño que iba a hundir la trayectoria de su empresa.
    Tuvieron que cambiar de nombre para que sus principales clientes no le quitasen sus cuentas ya que “la vulneración de los derechos fundamentales de una persona” es exigencia inexcusable para poder ser proveedor de la organización por excelencia en el mundo de la ayuda, voluntariado y los derechos humanos.
    “No te voy a echar, te vas a ir tu, no te pienso dar ni un duro” y mil represalias más cada vez que le notificaban que había perdido el recurso.
    Finalmente me despidieron, fue un momento inesperado, su abogado estuvo presente e incluso le abracé.
    Pasaron casi dos años en que yo empezase a ser yo, la depresión me había sometido a una serie de inseguridades, procesos de violencia, pérdida de memoria, atención.. incluso a día de hoy me cuesta y me veo como una analfabeta sin recordar muchas palabras.
    Mi situación familiar estaba rota, mi segundo hijo era mi balsa de salvamento pero con la primera descargaba mi rabia y no hacía falta bofetadas era simplemente con mi amargura, mis miedos, mis reacciones…un buen día me llamaron del colegio y me dijeron que se autolesionaba y en el psicólogo de infantil me dijeron que la niña era totalmente normal que yo era la culpable.
    Y me prometí ponerme las pilas.
    Hoy soy más yo, bueno yo creo que algo más distinta porque he evolucionado, he montado mi propia empresa, estoy feliz con mi marido, me he separado de esa gente tóxica que creía que me hacían falta y que me quería y que lo único que hicieron fue aprovecharse de mi debilidad.
    Y aún me quedan diez kilos por perder y soy casi 6 años más “vieja” que se nota jajaja pero afronto la vida de otra forma.
    Aún hay miedos, inseguridades que tendré que tratar pero hay luz en esos momentos sólo es afrontarlos.
    ¿Sabéis que pedí ayuda a todos mis amigos y conocidos y que no uno ni dos me dijeron que desistiese que sino sería una mujer marcada laboralmente y que nunca más podría trabajar?
    De ellos me acuerdo día a día.
    mil gracias por leerme.
    un saludo

    carolina

    1. Carolina: no sé donde vives pero te juro que correría ahora mismo a abrazarte. Qué valentía… Me imagino en tu situación y lloro de pensarlo. De rabia, de impotencia y de todo. Gracias por tu fuerza. Cosas como las que tú hiciste nos ayudan a todas. Un abrazo, un beso y todo mi respeto

    2. Enhorabuena por tu valentía Carolina, me has dejado alucinada con tu relato, te cruzaste en el camino con un bicho de los malos, aunque igual lo más triste fue la falta de apoyo de tus compañeros. Me alegro de que salieras de ese infierno.

    3. Carolina, eres una mujer increíble. Estoy llorando leyendo tu relato, y cabreada por la cantidad de hijos de puta que te encontraste. Tus jefes y tus compañeros. Lo siento. Me alegra saber que habeis sido tu y tu familia lo suficiente fuertes para seguir adelante, un beso muy fuerte.

  11. Ole por tu valentía!! Yo tenia claro que si no me respetaban iba a denunciar hasta hartarme. Por mucho que necesites un trabajo la vida personal es muchísimo mas importante. Y te hablo desde la experiencia de pasar por una depresión de caballo por culpa del trabajo en la que casi no lo cuento. Pero lo que no te mata te hace mas fuerte y yo salí con una fuerza y unas ganas de no callarme nada que pa’que. Ahora cada vez que mis jefes quieren algo de mi me tratan en palmitas y si me niego, no hay represalias como antaño. Tengo mi horario de 8 a 15, colaboró por decisión propia haciendo una tarde para que libre mi compañera y doblo un sábado si y uno no. Hago mis 40 horas y a casita. Y si no les gusta que hablen con mi abogado.

    1. Es eso. El problema de estos c****** es que pasar una no es sino el comienzo para que te intenten controlar… Y llega un momento en que no puedes ni quieres hacer mas renuncias. Me ha encantado leerte. Un beso!

  12. Y que conste que no son solo los hombres los que te hacen sentir mal por estar embarazada. Cuando en la semana 28 de mi primer embarazo, con 35 años, decidí que no podía hacer más guardias (turnos de 30 horas, y como era verano en una semana me tocaron tres), me planté y dije “se acabó”. La ley protege el embarazo, y yo como médico podía dejar de hacer guardias desde el mes cero, pero eso en un lugar donde hay pocos profesionales para currar tantas horas es una putada para las que quedan. Tenía que cogerme la baja y encontrar un sustituto. Así que me moví por mis compañeras. Me encargué de poner el anuncio para pedir un sustituto en la web de la Asociación española de pediatría, hablé con él, y dejamos atada mi sustitución. Todo fue como la seda. Al día siguiente de mi baja él ya trabajaba. ¿Recompensa? Hace un par de años una compañera me contó que, al nacer el hijo de otra de las compañeras, mi jefa soltó el comentario: Fulanita sí que ha aguantado hasta el final del embarazo, no como Menganita (yo), que a la que pudo se cogió la baja… Eso lo dijo una mujer. Que te den, machista de m….

    1. A veces me pregunto si dan algún tipo de premio por aguantar en el trabajo… Las bajas, de cualquier tipo, están por un motivo y no dudo que haya quien se aproveche pero ¡caramba! … Lo que tú dices, manda narices…

  13. Yo me di de baja en la semana 36 de mi embarazo,y al dia siguiente mi jefe me invita a un cafe y me dice q me despide por causas economicas y q no tiene dinero para indemnizarme,esto despues de 12 años en la empresa y trabajar como si el negocio fuera mío…así q imaginaros como pasé el final de mi embarazo… en vez de preparar las cosas para mi peque tuve q dedicarme a buscar abogado,y lo mas importante intentándolo llevar lo mejor posible para q no afectara al bebe. Yo decidí demandarle,seguramente no saque nada,pq el tipejo tiene buen respaldo juridico,pero aun así me alegro,no podía permitir q me tratara así sin al menos pelearlo. Asi q os animo a todas a q hagais lo mismo. Un saludo

    1. Estoy contigo… Pelearlo al menos nos devuelve la autoestima y es una manera de decir “yo no me dejo pisar” ¡dedos cruzados con lo tuyo! Un beso

  14. A mi me pasó algo parecido, me quedé embarazada de mi primer hijo mientras trabajaba en una empresa donde mi jornada empezaba al amanecer y muchas veces volvía a casa de noche. Mi jefe se alegro mucho de mi embarazo, aunque cuando estaba de 36 semanas y tenia que renovar mi contrato me dijo ” mejor te quedas tranquilita en casa y después de la baja te hacemos contrato nuevo”iingenua de mi acepte por que creía que así seria. Cuando llego la hora me contrato de nuevo, pero aquí esta el truco! Contrato de tres meses con uno de prueba, a los 15 días recibí una carta diciéndome que no había pasado la prueba… Jajaja!! Después de años en el mismo puesto, pero como era todo legal me fui a la cola del paro… Yo decidí que este golpe me haría mas fuerte, me quedé embarazada de mi segunda hija y aproveche para hacer una nueva carrera. Así que ahora soy bimadre, estudiante, desempleada y mujer agotada pero feliz!!

    1. Mmmm yo creo que para contratos para el mismo puesto no aplica lo de los periodos de prueba. Si todavía estas a tiempo míralo!!!!

  15. Gracias, yo me quiero quedar embarazada otra ve! Tengo proyectos y la verdad es que no se que pasara porque están en plan caciques y a mi me toca ir a declarar y lo paso fatal.un beso

  16. Yo he visto situaciones no tan graves pero si de este tipo en mi persona y a mi alrededor. A mi también me ha ayudado a revisar mi escala de prioridades y a reequilibrar la distribución de mi tiempo. Creo que es bueno primero quererse a una misma y desde ese punto, reaccionar a la situación para buscar el mejor camino. Yo sinceramente pienso que si el entorno es así es mejor cambiar de aires. Los entornos tóxicos terminan afectando mucho mas de lo que uno piensa cuando vive en ellos. Ánimo a las que estén pasando este trago tan amargo, pero hay que ser firmes, para intentar que nuestras niñas no tengan que pasar por esto en el futuro!

    1. Yo tengo 2 hijas y ruego por que no tengan que pasar por estas cosas, por que dentro de unos años la sociedad haya aprendido y valore a las mujeres. Brindo por ello

  17. A mi me lo están haciendo ahora. Es mi segundo embarazo, el primero lo perdí, pero estuve 3 meses de baja. Y cuando les comuniqué este…uff. Que si les iba a estropear las vacaciones, que si lo perdía otra vez iba a estar de baja otra vez. Que me fuera. Que no me querían. Sigo ahí porque no tengo donde ir y no creo que nadie me contrate embarazada. Después de 9 años en la misma empresa, dejandome la piel, es muy triste. Ahora voy, hago mi trabajo y a casa. No me preocupo de más. No es mi vida, es sólo un trabajo. Cuando tenga a mi peque buscaré otro. Algo habrá.

  18. Hola Sara,
    Ya te admiraba porque me pareces una mujer súper positiva y feliz y creo que tengo que aprender mucho de ti. Pero con lo que cuentas hoy, todavía me mereces más admiración. A sus pies.

    1. Ohhhh! Muchas gracias, pero yo no creo que haya hecho nada especial, solo lo que creí que tenía que hacer. Un beso gigante!

  19. El día que me enteré que estaba embarazada fue el día que me ingresaron en el hospital por la reaparición de una afección cardiaca que pensábamos curada. Con treinta y cuatro años, yo no me planteaba tener familia, pero inmediatamente me hizo muchísima ilusión.
    Yo trabajaba en una pequeña agencia de transportes, sola en la oficina, y dos semanas antes había firmado la renovación y conversión de mi contrato en indefinido. El impresentable de mi jefe se plantó en la habitación del hospital al rato de que el cardiólogo nos dijera que según su opinión, para resolver mi problema lo primero era “librarse del embarazo”… Y con semejante panorama va el tío y me dice que le viene muy mal mi embarazo. Que me arregla los papeles para que lo pase en el paro. Que “disfrute”…
    Lo peor creo que es la impotencia, la patada a tu autoestima, el miedo. Pero de la rabia se saca fuerza. Para afiliarte a un sindicato, y con su ayuda, denunciar. En la conciliación se negó a negociar. Y fuimos a juicio…
    Imaginad la escena, la sala llena de abogados (parece ser que la mayoría de estos casos se resuelven antes de celebrar el juicio, así que todo el que tenía un rato libre estaba allí expectante), la que suscribe con barriga de ocho meses, un fiscal con cara de muy mala leche…
    Gané, por supuesto. Es difícil vender que despides a alguien por causas objetivas tres semanas después de hacerla indefinida. Y menos si ese alguien luce un barrigón ochomesero… Así que tuvo que readmitirme, devolviendo a la mutua las mensualidades desde que me habían despedido (yo seguía de baja por el corazón), además de pagar las costas, mi abogada, los suyos… Un pico.
    A partir de ahí, nos comunicabamos via fax. Así le enviaba los partes de baja. Así le hice saber que mi hijo había nacido y pasaba a estar de maternidad. Y así indiqué que una vez finalizada la maternidad, deseaba los días correspondientes a las horas de lactancia. Y después, las vacaciones.
    Fui al endocrino a que me ayudase a perder peso, y descubrieron que tenía el tiroides en huelga de glándulas caídas. De ahí, me dijeron, lo que estaba sintiendo:
    las pesadillas, la ansiedad, el miedo a lo que vendría al reincorporarme. Así que me dieron la baja por depresión, pero con el tratamiento para el tiroides, no podría alargarlo demasiado, lo que me estresaba muchísimo…
    Y entonces me llamó mi abogada. Me hacían una oferta justa, y podría pedir el paro. Quizá ahora hubiese hecho las cosas de otra manera, pero entonces me pareció el final de una pesadilla, y firmé encantada.
    Me ocupé de mi niño, le vi crecer despacito, lo llevaba a la guardería y lo recogía, paseabamos… Luego llegó la niña, y las cosas ya no eran tan fáciles de llevar (cosas del bimadrismo, ya sabéis)…
    Y se acabó el paro, y luego el subsidio, y al fin el Prepara… Y no hay manera de encontrar otro trabajo, ni aunque sea a media jornada… Y las pesadillas y la ansiedad han vuelto, y ahora los pensamientos que me dan vueltas en la cabeza son otros, pero para mí, tienen el mismo culpable.

    1. Ay Rebeka ¡qué indignacion! Te entiendo muy bien porque mi caso fue muy parecido, también me habían hecho indefinida hacía un mes, la diferencia es que sí que conciliamos después de que el muy mamarracho mintiera como un bellaco diciendo que “no sabia que estaba embarazada”. Sé lo que es comunicarte por fax (en mi caso, por carta certificada) y esa sensación de sentirte una mierda. Yo creo en el karma. Al final, de un modo u otro las cosas saldrán bien. Un abrazo fortísimo

  20. Bueno, por lo que veo no soy la única que puedo contar algo sobre esto, somos demasiadas. ..
    Hace 2 años me quedé embarazada y estando de 9 semanas, lo perdí. Aún no había dicho en la empresa que estaba embarazada, pero si que conté lo del aborto, porque me cogi 2 semanas de baja y, tonta de mi, me pareció lo más normal contarlo. Al incorporarme me comunicaron mi despido inmediato, improcedente, con el paro arreglado y hasta el último euro que me correspondía. 3 mujeres, 3, fueron las que me lo comunicaron: las 3 apartaron la mirada cuando les pregunté el motivo de mi despido. Aunque no me hacía falta preguntar nada, el hecho de saber que mi intención de ser madre era muy real ya les llegopara ponerme en la calle. Hoy día soy una muuuuy feliz madre de un enano de 10 meses, pero el paro se me acaba este mes y mi autoestima todavía no se ha recuperado. Todo se andará.

  21. Hola malasmadres, a mí me despidieron a los quince días de comunicar el embarazo en mi empresa, supuestamente reorganización del departamento, pero como ya lo suponía por los rumores que había respecto a este tema, lo comuniqué enviando un email a RRHH, firmé no conforme en mi finiquito y denuncié. Efectivamente mi seguro del hogar cubrió los gastos, no llegué ir a juicio porque llegamos a un acuerdo en el acto de conciliación muy ventajoso económicamente para mí, entre otras cosas porque de la rabia que llevaba dentro amenacé con sacar todos los trapos sucios que trabajando en el departamento financiero conocía de la empresa. Los niños vienen con un pan debajo del brazo, cuando mi niña tenía 8 meses encontré otro trabajo, pero a los seis a través del trabajo de mi marido nos expatriaron a Bahamas, y por supuesto que ni me lo pensé, mi escala de valores como bien dices cambió en ese momento respecto al trabajo y aquí estamos, bimadre de un bebe bahameño de tres semanas.

    1. Enhorabuena! Eso es lo más importante. Que luego el tiempo y estos momentos mágicos no les devuelve nadie.no está pagado. Y como bien dice el artículo el karma todo lo pondrá en su sitio

  22. No se muy bien como interpretar tamaño desproposito, por mis tierras se hace de una forma mucho mas sutil.Cuando vas a una entrevista de trabajo te preguntan si tienes hijos,dependiendo de la respuesta la siguiente pregunta es .Piensas tener hijos?.Conclusion mentir..mentir y mentir.La nueva reforma laboral es muy retrogada y contempla situaciones de juzgado de guardia.Se amparan en la crisis pero no es cierto,es el brutal sistemaeconomico financiero al que nos vemos abocados di alguien no lo impide

  23. Lo primero darte las gracias por luchar tan valientemente.
    Yo no pude hacerlo porque mi caso era diferente. Me tocaba que me dieran mi contrato de renovacion(de 6 meses supuestamente) y ya se me empezaba a notar, a mayores tenía la presión de mis compañeras que ya lo sabian y estaban esperando que lo dijese para que les pusieran sustituta para cubrir vacaciones ya que en el trabajo en el que estaba por riesgo era obvio que no iba a poder aguantar mucho más.subí a decírselo a la de personal porque no dormía de los nervios, estaba todo el día intranquilo y decidí que sería lo mejor. Para mi sorpresa la de personal (con hijos) me dijo que era algo bueno que no me preocupara que todo seguía adelante, ya me llamaría para firmar. Pasaban los días y meses y nada. Y ya fui a decirselo pq me parecía raro. Cuando me lo da a firmar…me quedaban 27 días de trabajo y nadie me había comunicado nada pq estaba esperando al último momento…la ampliación fue de 2 meses y 12 días…en vez de los 6 meses…indignante…calcularon en función de lo que yo había dicho que estaba y de las anteriores bajas de maternidad de mi puesto…me quedé a cuadros ya que me encantaba mi trabajo y aunque acababa cansadisima daba todo hasta final del día a pesar de mis mareos y demás…te da rabia pero realmente no podía hacer nada porque se me acabo el contrato…si es difícil con un contrato indefinido más con contratos basura…y las peores las mujeres que en vez de ayudar ponen más trabas a las futuras mamás…

  24. Muy bien contado Sara…yo pase por lo mismo en mi primera hija, aunque esperaron a que diera a luz para hacerme la vida imposible, asi que en el tercero, al volverme a pasar, cedi, cogi la pasta y trague..no quise sufrir, cobarde que es una 😉
    Gracias y un besito.

    1. Bueno, no es de cobardes no denunciar, lo que es de cobardes es hacer lo que hacen con nosotras. Yo hice lo que creí que tenía que hacer y PODÍA hacer. No puedo juzgar las circunstancias de cada una, sólo se puede valorar al que se salta la ley o nos trata como a clínex.

  25. Me incorporé el viernes a mi puesto de trabajo después de mi baja y de haber estado durante esta contestando mails, acudiendo a la oficina jornadas completas con mi bebe, trabajando desde casa… Después de varios intentos de hablar con mi jefa antes de incorporarme oficicialmente y tras enviarle un correo al no lograrlo, me comunica que debo incorporarme en fecha prevista pero con fin de obra el 20 de junio. Imaginaos mi cara. Guardería de dos peques pagada, lactancia materna establecida que se va al garete, y todo para 20 días… Se que ha comentado con un compañero que no piensa contar conmigo porque entre otras cosas, con dos peques, dice ella, no voy a poder trabajar. Deciros que desempeño un trabajo de oficina… Y si, ella es jefa, es mujer… He intentado llamarla después de recibir su correo y sigue sin contestarme. Vuelta a enviar un correo pidiéndole que me confirme si tras el 20 de junio contará o no conmigo para otro proyecto, me contesta que lo ve difícil, y que termine las tareas pendientes antes de mi fin de obra… Imaginaos cómo estoy…

  26. Me pareces una tía espectacular, Te aplaudo y te agradezco que compartas tu experiencia, Te sigo en tu blog desde ahora.bluemarydream.blogspot.com

  27. Yo empezaba trabajo nuevo, mudanza a ciudad nueva incluida y embarazo. Lo comuniqué al tercer día de estar trabajando porque no quería inventarme excuusas1 para ir al médico. Quise tratarlo con naturalidad y al día siguiente a la calle. Me dijeron que no tenian tiempo de formarme… Que volviera en unls meses u hablariamos. les dije que me echaban por estar embarazada t agacharon la cabeza. no denuncié tras hablar con una abogada porque estaba en periodo de prueba y no hubiera servido de nada. Gran disgusto el que me llevé. La empresa hotelera Hospes por cierto

    1. Es una gran pena… Al final si hacemos como tú y vamos frente (que es lo suyo, no es ningún crimen procrear) sufrimos las consecuencias. Qué sociedad es esta que hay que mentir con estas cosas… Es una pena

  28. Hola!

    Yo estoy embarazada de 7 meses, espero un nene para agosto y en septiembre se me acab el contrato. No es la primera vez que se me acaba, lo hacen todos los años y me lo renuevan sin problemas. Sin embargo, el día que me dieron la baja, me avisaron que lo recogiera todo…porque este año “las cosas son diferentes” y el tema de las “renovaciones va a estar compliacdo”. Pero por lo visto, sólo para mía, ya que soy la única a la que se lo han dicho…

    En fin… lo peor es la impotencia de no poder hacer nada…

    Gracias por comparti tu historia Sara!

    Un saludo

    1. Creí que era importante contarlo, aunque no sea fácil. Me costó años poder hablar de ello con un poco de distancia. Ánimo con lo tuyo. En mi caso siempre todos los cambios han sido a mejor, pero es verdad que el abismo da un miedo terrible.

  29. Sara,muchas gracias por contar tu historia y por ser tan valiente. Por hacernos abrir los ojos a muchas que como yo nos sentamos en nuestra zona de confort y nos conformamos. Gracias por darme valor!!

  30. Hola a todas y todos!
    A mi me despidieron con tres meses de embarazo de una multinacional que llevaba a gala los valores corporativos, tenía aprobado un código de Conducta y presumía de contar con un sistema de defensa del empleado que incluía un teléfono 24 horas de ayuda y denuncia…………………….
    Pero me tocó un Director de Recursos Humanos ( si, si, como leéis)que consideró que era mejor hacernos pasar a mi bebé, mi familia y a mi un infierno de situaciones desagradables hasta que llegamos a un acuerdo justo antes de entrar en la sala donde se iba a celebrar el juicio de despido.
    Resultado: Un postparto con depresión de caballo.
    ¿Pero sabéis una cosa? He disfrutado de casi dos años de criar a mis hijos, lo que me parece un lujazo, y he vuelto a trabajar. Me dediqué a buscar empleo y a base de negociar he conseguido un trabajo que, no tiene el mismo nivel de exposición y responsabilidad, pero me permite conciliar y seguir adelante en mi vida profesional.

    1. Sí, una vez pasado el momento crítico lo cierto es que yo también me considero afortunada porque es lo que dices, disfrutar dos años de tus hijos es un lujo asiático. No haberte perdido nada… yo lo doy por bueno. Un abrazo

  31. A mi me despidieron siendo indefinida desde hacia 2 años, después de tener un aborto en la semana 7 de embarazo. Lo pasé fatal, pero la abogada me recomendó no ir a juicio porque sólo me faltaba 300€ de indemnización. Tuve pesadilla con mi jefe de departamento durante meses, porque me sentía traicionada (antes de despedirme estuvieron delegandome a los peores puestos para que me fuera). Dediqué todo mi tiemo del paro a estudiar oposiciones y ahora soy una feliz interina con todos los derechos amparados por la ley. Que les den, sólo les mueve la ambición y no piensan en las consecuencias humanas.

    1. Lo de las pesadillas es terrible. A mí me duraron muchos meses y cuando me acuerdo me estremezco. Qué bien que tu situación haya mejorado y ahora estés así de bien ¡no sabes lo que me alegro!

  32. Hola, en mi caso la presión vino cuando tuve la osadía de pedir una reducción de jornada. Nunca nadie lo había hecho…ahí vinieron los problemas, pasé a hacer todo mal, cuando preguntaba el qué no se especificaba 😉 se me quitaron proyectos, el variable anual despareció, etc… Lo peor, que los propios compañeros y las mujeres las peores, criticaban a la espalda y pasé a ser una vaga y una jeta por irme a mi hora.

    Quisieron que me fuera pero he aguantado aunque el ambiente desde luego es horrible y la presión sigue así como las amenazas de expediente y despido. Pero saben que no voy a ceder

    1. Sí, las reducciones de jornada a veces son igual o más de problemáticas porque además un despido estando embarazada es nulo, pero la legislación cuando ya has dado a luz protege mucho menos a la mujer. Eres una valiente. Un abrazo

  33. Qué la mayoría de los jefes vean el embarazo como una enfermedad incurable me toca los pies (por no decir otra parte malsonante situada entre las piernas).
    Yo también sufrí las consecuencias de tener a mi hija porque tras tener al bebé le “dedicaba mucho tiempo”. Eso significaba que ya no estaba siempre aunque solo me quisieran para charlar o ver el último viral en la red.
    En ese momento comprendí mi error. A las empresas solo hay que ir el tiempo de trabajo. Cuando se acaba empieza tu vida fuera. Sin problemas y sin tareas pendientes.

    1. Yo llegué a la misma conclusión que tú. Que vives pensando que la empresa va a ser igual de fiel que tú … y no. Te pasas un montón de años dándolo todo por alguien para que luego cuando tú tienes hijos de repente todo se olvide. Es una pena.

  34. Sara, si antes ya te admiraba ahora te hago directamente la ola. No puedo ni imaginar lo que tiene que ser pasar por eso, yo creo que no habría tenido fuerzas para denunciar. Me pareces una valiente y creo que es a personas como tú a las que tenemos que agradecer que esta sociedad vaya para adelante, de verdad.
    Yo “me despedí” directamente cuando me quedé embarazada, trabajaba como autónoma en un estudio de arquitectura y no quería seguir “atada al pie de la silla” cuando naciera mi peque, así que decidí montármelo por mi cuenta, así nació a los meses “Muxugorri”. También es cierto que influyó y mucho el hecho de que mi madre hubiera muerto hacía unos meses y que mi marido estuviera padeciendo una leucemia que no sabíamos si iba a ser capaz de superar. El caso es que vi claro que la vida estaba para vivirla y disfrutarla, no para pasarse el día metida en una oficina metiendo horas. Y como tú, yo también soy mucho más feliz (y más pobre, todo hay que decirlo) ahora, con mis objetivos y valores claros. Un abrazo fuerte,
    Irene

  35. Me he quedado de pieda leyendo tu historia pero peor ha sido todos los comentarios y ver la cantidad de personas que también sufren o han sufrido por esto.
    En mi profesión y en muchas otras, las bajas de maternidad y excedencias dan trabajo, y tanto la empresa como el gobierno lo tendrían que mirar como una cosa positiva, por una parte dan trabajo y por otra parte la sociedad crece.
    Vivimos en una época muy difícil y es un pez que se muerde la cola, muchas veces tengo la sensación que damos pasos atrás, y es una pena enorme.
    Yo no soy madre aún porque mi situación no me lo permite, pero espero serlo en cuanto pueda. Ánimos a todas las mujeres de este mundo!

  36. Sara, te felicito por tu valentía, definitivamente en tus zapatos habría hecho lo mismo, acá en Venezuela se respeta el derecho de la mujer embarazada, es de las pocas cosas que verdaderamente funcionan en este país, tienes 6 semanas de permiso prenatal y 20 semanas de post natal, lo que sí es que durante ese tiempo la empresa sólo te paga el 33% de tu salario, una vez te reintegras tienes 2 permisos diarios de una hora y media cada uno para salir a amamantar a tu bebé hasta que tiene un año y desde el nacimiento de tu retoño tienes 2 años de inamovilidad laboral. Existe un organismo al que puedes ir a denunciar si la empresa quiere pasar por encima de la ley, dicha ley te protege siempre y cuando tengas un contrato indefinido, si es temporal la empresa no está obligada a pasarte a personal fijo sino que una vez cumples el contrato quedas fuera, porque ten por seguro que si sales embarazada teniendo un contrato a tiempo determinado nadie te dejará fijo.

  37. A mi me despidieron el día antes de incorporarme de la baja maternal,me llamaron diciendo que querían hablar conm,ingenua de mi pensé que igual era para ver si quería reducir la jornada y me encontré con esa sorpresa,su argumento…que tenían que mirar por los intereses de la empresa y que obviamente no tenían nada en mi contra,imaginaros mi cara..ahora estoy a la espera de juicio.Ya veremos que pasa pq yo como todas paso de volver a un sitio donde ya me han hecho saber que no me quieren.Lo único que les agradezco es que gracias a ellos he podido disfrutar de mi hijo.besos a todas.

  38. Hace año y medio que encontre un trabajo en el que me formaban en algo que me encanta. Y por ello decidimos retrasar la llegada de nuestro segundo hijo, un año. En principio el contrato era de un año con posibilidades de Renovación, todo iba muy bien, hasta me subieron el sueldo a medio año hasta que se enteraron de que estaba embarazada. unos meses antes de la hora de la renovación fuí legal y les comenté mi embarazo. Me sorpresa 15dias antes de la finalizacion de contrato: no te renovamos el contrato, no necesitamos tu perfil. (La empresa esta formando a los demas trabajadores en “mi perfil”)
    unos dias de bajon pero pronto llegó nuestra niña 6mesina y ahora agradezco que no me renovaran. No querria trabajar con personas que parece que te tratan como de la familia pero luego no les interesas una mierda. Gracias a ello, ahora puedo disfrutar mas de mis hijas y poder trabajar por mí cuenta… Estoy preparando una web sobre grandes prematuros.

    Yo tambien veo ahora el trabajo en la empresa como mero trabajo, ya no me implicaría tanto. Que solo somos beneficios o perdidas pra ellos.

  39. Alguien lo ha visto desde el otro lado? Del lado de la pequeña empresa como son la mayoria de empresas de este pais ( llamese un autonomo con uno o 2 trabajadores)????? Alguien ha pensado el gasto que supone para una persona que acaba de abrir un negocio pidiendo un credito y sangrando a la familia para poder abrirlo y que tenga que pagar el sueldo y los seguros sociales durante todo el embarazo y la lactancia y y tambien el suedo de la suplente?? Porque si no lo saben eso lo paga el autonomo que la contrató no la seguridad social o la mutua, vamos que lo que hace es trabajar para ella porque repito son 2 sueldos y unos seguros sociales, a ver quien aguanta eso durante un año enterito como me padó a mí. Os cuento mi caso y me comentais que os parece
    Bueno primero contarls soy una chica con 30 años que monta con toda su ilusión una clinica de podologia, contrato a una auxiliar de clinica de edad similar a la mía, con una niña de 5 años viviendo con su pareja, hadta aqui todo normal. Ahoracempiezan los problemas:
    A los 3 dias exactos de firmar el contrato me dice que se casa, bueno, cuando te casas? De que fecha a que fechas te vas a coger? No mo, no me voy a ningún sitio, prefiero que me pagues edos dias y asi vengo a trabajar y no te hago la faena…..en esto llegamos al mes de agosto, entre pitos y flautas había ido a trabajar 12 dias en julio, en agosto le doy vacaciones porque uo tambien me voy y para que va a estar ella, ahora viene lo gordo, el dia 1 de septiembre va a trabajar y el día 2 por la mañana tambien pero por la tarde empieza a poner caras raras, el dïa 3 llama por telefono para decir que está embarazada de 5 faltas y que está de baja que no sabe cuando se reincorporará…. Así llegamos a la semana 20 de baja por “nauseas” según dice ella porque la baja es “por enfermedad común”. Se la comenta que pida la baja por riesgo en el embarazo profesional ( al tener que hacer rx y andar con productos toxicos tiene derecho desde el minuto uno), que además cobraría el 100% se niega en redondo, motivos?? Porque la ginecologa considera que está apta para trabajar y no le firma el papel pero claro la de cabecera se cura en salud y le firmas las bajas x enfermedad comun porque ni la mutua ni la ginecologa consideran que tenga problemad.
    Llegamos a la 30, sigue de baja alegando lo mismo, claro yo pagandola el sueldo, sus seguros sociales y el sueldo de otra persona que tuve que contratar, ir echando cuentas…
    Asi viendo como ca la cosa que por lo que viy viendo tiene mas morro que otra cosa, y lo que quiere es chupar del frasco, seguir de baja y cd se incorpore pedirme rddución de jornada así no la puedo echar en 12 años,hablo con un abogado que me aconseja que la eche, lpego no por estar embarazada si no por ser mala persona y tenerlo todo planeado , está claro…
    La echo, despido nulo, claro, me denuncia y me pide 100.000€ no sin antes ir con el marido ( sindicalista€ a tasar lo que habia en la clinica y lo que valía el local para en función del valor pedirme la indemnizació.
    Se fue a juicio y claro la ley es la ley y la ampara, aunque tubo que aguantar que el juez la pusiera cual hoja de perejil pirque quedaron demostradas las intenciones ya que puestos a putear y hice mis investigaciones y resultó que había llevado los mismos pados en su anterior embarazo. Identiquitos
    Resumiendo, tuve que pagarle 50.000 mas el sueldo que le llevaba pagando hasta la fecha por exactamente 14 dias que habia ido a trabajar, ella disfrutando de ese dinero y yo hipotecada hasta las cejas.
    Ahora os pregunto, a eso hay derecho????
    Yo soy mujer autonoma, cuando esté embarazada, si tengo que estar de baja no cobraré nada, mi baja de maternidad será minima por eso no solemos disfrutarlas enteraa, un mesecito y a currar y por supuesto si mi negocio no funciona a mi nadie me paga el paro.. De nosotros nadie se acuerda…Asi que pararos unos minutos a pensar en la otra parte…
    Menos mal que estos bichitos que actuan premeditadamenteno suelen abundar… Asi que como para contratar a otra mujer..,ojo que soy la primera que defiendo la maternidad y nuedtros derechos como mujer que para eso lo soy pero no a los morro, a mi me salió rana.
    Perdonad el rollo que he soltado pero tenia que desahogarme un poco porque lo considero verdaderamente injusto…

    1. laura yo estoy contigo, también soy mujer, tengo dos hijos, autónoma y con un pequeño negocio. También he tenido que pagar el sueldo de dos meses a empleada de baja médica porque estaba cansada( pero en el parque y de cafés con las amigas) y de la sustituta con todo mi esfuerzo. Y después de esto, no me quedan ganas de volver a contratar mujeres en edad de quedarse embarazada, y la culpa es del estado, que debería hacerse cargo de estas bajas y de los médicos que no deberían dar bajas tan a la ligera y de algunas mujeres que se aprovechan de su estado y al final a pagar justos por pecadores.
      Lo siento…

    2. Laura, tienes razón en lo que dices, yo por mi situación de estar embarazada y con un niño de 4 años estoy pensando seriamente en emprender mi negocio, ya llegó el momento de trabajar para mí y es cierto, no vemos el otro lado de la balanza, donde trabajo he visto de todo, hay embarazadas como yo que sólo pedimos permiso cuando tenemos consulta y otras que simplemente se echan el día por cualquier excusa o inventan un dolor distinto cada día, como también hay otras que efectivamente tienen embarazos de alto riesgo por lo que deben cuidarse y guardar reposo.
      En ocasiones quisiera no tener tan arraigado el don de la responsabilidad, a veces amanezco sin ganas de levantarme y mi esposo se molesta porque dice que debo descansar más y que no debo darme mala vida por un empleo que ciertamente no me paga lo suficiente, pero es que la paso peor si me quedo en casa y pasan todo el día llamándome para preguntar cualquier cosa, en fin, no siempre es fácil compaginar la vida personal de la laboral, éso me hace una malamadre a carta cabal.

  40. Laura no termine de leer tu historia antes, lo,tuyo ha sido una put….y muy injusto. NO HAY DERECHO!

  41. Qué fuerte todo, qué duro debió ser. Sara, deberías decir el nombre de la empresa, incluso del jefe. Te lo digo en serio. Y no es como venganza ni nada así. Es por si alguien quiere entrar a trabajar ahí, que sepa qué tipo de mierda de jefe puede tener, o de empresa.

    Lo digo claro porque me encienden estas cosas, y encima mintiendo en el juicio.

    Un saludo.

  42. Gracias Sara! Por contar tu experiència y Gracias al resto… Este país debe crecer Mucho, crecer en valores! Y Solo un apunte, las trabajadores autònomas tienen la misma baja maternal en tiempo y cobran segun la base cotitzada, como las mujeres que se encuentran en el regimen general.

  43. Si , tienen el mismo tiempo pero la diferencia es que cobramos por lo que estemos cotizando y esa cotización sale de de nuestros bolsillos no de los de la empresa o jefe para el que estemos trabajando, por eso es baja y por eso cobranos una porquerïa y por eso tenemos nos reincorporamos según parimos, porque la luz , el agua, la contribución del local, la comunidad y demas gastos de este tipo se pagan igual estes trabajando o de baja con el negocio cerrado, esa es la diferencia entre embarazos de asalariados y trabajadoras.
    Lo no estoy diciendo noes que no se pueda quedar una embarazada y no tenga derecho a tener sus bajas y sus permisos si no que cuando se pida una baja sea de vedad justificada y que no penseis siempre que se despide a una persona por el mero hecho de estar embarazada si no por que ese empresario de verdad no puede estar pagando 2 sueldos durante mas de un año como pasa en algunos casos

  44. Buenas, qué realidad más real… Se me queda la sangre fría al leer todo esto, pues por desgracia lo “normal” es que se tomen mal un embarazo, cuando precisamente debería de ser una excepción y no lo habitual… No he podido leer los 88 comentarios que lleva la entrada, pero los que he leído no paro de ver que las historias se repiten, y no doy crédito a que haya tanta malas personas, con tan poca empatía, tanta injusticia. En fin, la verdad que dan ganas de llorar, yo también estoy en medio de un proceso judicial, ya os contaré en qué queda todo. El ánimo va por días, sólo quiero pensar que es algo circunstancial, al fin y al cabo sólo es un trabajo, y que se sale adelante como han hecho muchas otras. Y es cierto que a veces somos peores las propias mujeres, por lo menos en mi caso ha sido así… En fin, ya veremos. Os mando muchos ánimos a todas. Un beso fuerte.

  45. A mí me pudo la mala leche y renuncié yo a todo antes de que me despidiesen. Lo he contado largo y tendido en mi blog, pero no tenía ni ganas de denunciar ni de volver a verles la cara. Además de que mi puesto de trabajo no tenía futuro, iba por proyectos y me hubiesen puesto en la calle a los dos meses. Eso sí, desde entonces veo la vida de otra manera, vivo bien con menos dinero y feliz siendo mamá 24 horas al día.

  46. Vaya tela, Sara! Es lamentable (en muuuchos niveles), para empezar porque, como señalas, encima te toca la autoestima. Pero tu afrontamiento es ejemplar, te admiro por ello. Duele, jode, pero lo afrontaste (personal y judicialmente) y eso es lo mejor.
    Pero como dices, ojalá nadie se tenga que ver en una situación así.
    Un abrazo

  47. Hola, a mi no me despidieron por quedarme embarazada. A mi me despidieron por ejercer un derecho, una sentencia judicial. Yo malamadre, solicite turno de mañana en mi trabajo según un articulo (que luego la empresa quito en las siguientes negociaciones de convenio) que venia en nuestro convenio de trabajo.
    Fui la primera madre en España con sentencia judicial que trabajaba en el aeropuerto de Madrid Barajas de L a V, de 6.30 a 15:00 de la tarde SIN redución de jornada.
    Desde esa día , la empresa, que imagino, dando el lugar de trabajo, todos habréis adivinado, me hizo la vida imposible…hasta que 14 años despuès se acogieron a una ley de la famosa reforma laboral y por estar menos de 20 días de baja en dos meses seguidos (un cólico con 2 días de baja y 18 días por una operación en la nuca) me echaron.
    El desgaste psicológico que produce en un/una trabajador@ un acoso o una completa ignoración por parte de la empresa es tal que no te das cuenta hasta que dejas de trabajar en ese sitio.
    Hoy he escrito a malasmadres contando otra tema y me han pedido que lo comparta con vosotras en este apartado, así lo haré, pero no quería dejar de pasar la oportunidad de deciros que NUNCA OS RINDAIS, POR FAVOR.GRACIAS.

  48. Estoy triste.
    Ayer tuve mi segunda entrevista de trabajo en 2 años de paro, me entrevisto una niña de 20 y tantos, seria mi encargada (yo tengo 41), no supo decirme cual seria el bruto o el neto a cobrar, le tuve que decir…”vamos lo que viene en nómina….” y ya supo contestarme.
    Pero lo mas triste de todo es que trabajarÍa de L-S…..sin deciros claro está el horario, que es lo peor…..y encima, los típicos comentarios “y que quieres?,según están las cosas!!..”
    Pues quiero trabajar para vivir y no vivir para trabajar, que la conciliación sea real y que no nos traten como números sino como personas…..a veces pienso si es que es muy difícil o realmente no hay ganas de hacerlo.
    Siempre he pensado que un trabajador tiene que estar a gusto en su trabajo, ahora me explico esa cara de algun@s trabajadores de cara al público,maldito horario “inhumano ” de comercio….
    Y luego ese sentido de culpabilidad de que no vas a ver a tus hijos lo suficiente. ……en fin, me niego a decir “esto es lo que hay”…..
    Necesito creer en que esto no es todo lo que hay….Me ayudáis???
    Un saludo.
    Cristina Rodríguez Cordoba, bimalamadre que necesitaba escribir como se siente….

  49. Me queda un mes para que acabe mi baja maternal de mi segunda hija, tengo reduccion de jornada desde q nacio la primera. Cuando cogi la baja mi jefe contrato a un hombre con mas categoria y a jornada completa y ahora me encuentro con que me quiere reducir mas la jornada y poneme en otro puesto que no es el mio….,dice que tenemos que negociar, pero aun no me ha ofrecido nada. El caso es que me ha quitado mi puesto por tener otro hijo y si no acepto lo que proponga, no se si me despedira porque cuesta dinero pero me hara la vida imposible…

  50. A mi me despidieron estando embarazada de 7 meses. La empresa constructora en la que trabajaba aprovechó para incluirme en un ERE, justificando que en ese momento no había trabajo. Reclamé a los sindicatos, que no supieron como enfrentarse a la empresa. Denuncié ante la inspección de trabajo, que dijo que se lavaba las manos, porque estaba dentro de un ERE. Denuncié ante el juzgado y en el año que tardó en salir el juicio recibí llamadas amenazándome con que si seguía adelante me reincorporarían y me mandarían a trabajar a Sudamérica o países árabes.
    Llegó el juicio y tuve que llegar a un acuerdo, porque el juez me ofrecía un despido nulo, pero no podía blindar el traslado al extranjero, y con un bebé de 4 meses y otro hijo de dos años no me pareció una opción. Mi abogado me decía que si me mandaban fuera podría volver a denunciar, pero tendría que estar en el extranjero hasta que saliera el juicio. ¿Otro año?

    Llevo casi dos años sin trabajar, porque cuando hago una entrevista la primera pregunta que me hacen es ¿Qué has hecho en este tiempo?…Y la respuesta empezó siendo, es que “tengo hijos”. ERROR!!!! Después empecé a decir “Formándome”. El horario en la construcción suele ser de 8 a 7, de 9 a 8…super compatible con la vida familiar…Cuando he planteado en alguna ocasión un cambio de horario, me han dicho directamente que no doy el perfil…Y así estamos. Tantos años estudiando, para darme cuenta de que trabajar y tener hijos es incompatible en algunos sectores.

  51. Hola, a mi me pasó, denuncié y me indemnizaron con 104 días por año trabajado, más reincorporación a la misma empresa que, obviamente, me negué. Intentaron despedirme embarazada de 7 meses, me acababa de coger baja por lumbalgia, así que se esperaron a que me incorporara de la baja maternal y que estuviera trabajando unos tres meses después, para que no fuera tan descarado.Tuvimos una convención nacional un mes antes del despido y me hicieron el vacío, jefes, incluso compañeros. A la vista de lo que iba a pasar y como ya me lo olía, me puse manos a la obra mucho antes de que pasara, con el primer toque cuando estaba embarazada (en mi situación, fue duro por lo sensible que te encuentras, pero intenté mantener la cabeza bien fría), así que me busqué un buen abogado. La empresa en cuestión era JOHNSON&JOHNSON, Y estaba contratada por RANDSTAD, así que mi denuncia fue a ambas, y ambas me tuvieron que indemnizar. Pongo el nombre porque parecen empresas serias, pero para mi no lo fueron, ya que se portaron fatal,se intentaron cargar la etapa mas bonita de mi vida y no lo consiguieron. Y volvería a hacerlo, ellos esperan a que aceptes y te vayas con la cabeza entre las piernas, incluso te aconsejan que no denuncies porque luego corre la voz entre el sector,.. pues NO, no hay que tener miedo a las multinacionales, y la vida sigue, me he vuelto a incorporar en el sector laboral, y no ha pasado nada. Hice lo que tenía que hacer, luchar por mis derechos, y sobre todo por los de mi hijo.
    Un saludo!

  52. Hola, a mi me pasó, denuncié y me indemnizaron con 104 días por año trabajado, más reincorporación a la misma empresa que, obviamente, me negué. Intentaron despedirme embarazada de 7 meses, me acababa de coger baja por lumbalgia, así que se esperaron a que me incorporara de la baja maternal y que estuviera trabajando unos tres meses después, para que no fuera tan descarado.Tuvimos una convención nacional un mes antes del despido y me hicieron el vacío, jefes, incluso compañeros. A la vista de lo que iba a pasar y como ya me lo olía, me puse manos a la obra mucho antes de que pasara, con el primer toque cuando estaba embarazada (en mi situación, fue duro por lo sensible que te encuentras, pero intenté mantener la cabeza bien fría), así que me busqué un buen abogado. La empresa en cuestión era JOHNSON&JOHNSON, Y estaba contratada por RANDSTAD, así que mi denuncia fue a ambas, y ambas me tuvieron que indemnizar. Pongo el nombre porque parecen empresas serias, pero para mi no lo fueron, ya que se portaron fatal,se intentaron cargar la etapa mas bonita de mi vida y no lo consiguieron. Y volvería a hacerlo, ellos esperan a que aceptes y te vayas con la cabeza entre las piernas, incluso te aconsejan que no denuncies porque luego corre la voz entre el sector,.. pues NO, no hay que tener miedo a las multinacionales, y la vida sigue, me he vuelto a incorporar en el sector laboral, y no ha pasado nada. Hice lo que tenía que hacer, luchar por mis derechos, y sobre todo por los de mi hijo.
    Un saludo!

  53. Hola chicas, estaba flipando con vuestros casos. Yo cuando me quedé embarazada lo conté en la empresa, si, solo tenia 1 mes de embarazo (completamente inesperado y no deseado, aunque ahora si lo quiero, aun que el padre me dijese que abortase y luego se diese a la fuga). Creo que lo hice mal al contarlo, pues se trataba de mi primer trabajo, ya había pasado el periodo de prueba, pero no había pasado mucho tiempo de ese periodo. No sabía que me echarían a la semana de contarlo, pensaba que en nuestro siglo se respetaban estas cosas.
    A la hora de echarme me dijeron que me despedían por causas ajenas a mi, que iban a meter a otra trabajadora de la misma franquicia en nuestra tienda, porque su tienda después de 10 años había cerrado, y entonces no podían seguir manteniendo mi puesto. El día que me pasé por la tienda, y vi a la nueva trabajadora me quedé de piedra, porque 1. Era una chica que fue conmigo al instituto, y no habían pasado ni 8 años desde aquello y 2. Porque la estaban enseñado a ser cajera(¿Necesita alguien que ha estado 10 años trabajando en la misma franquicia que la enseñen de nuevo y desde 0?) .
    Por otro lado, en la hoja de despido, ponía que la causa era que no había pasado el mes de prueba( todo eso un mes después de prueba y con un contrato temporal y parcial de 6 meses).
    Así pues firme el finiquito y prescindí del contrato.
    Yo se que si hubiera denunciado, el jefe y todos lo que lo sabían, hubieran dicho que no sabían lo del embarazo, y no se como defenderme ante esta injusticia, porque ni siquiera tengo una barriga prominente.
    Supongo que es lo que me toca, por tonta y no saber callarme. Pero sigo pensando que porqué hemos de callarnos esto ¿Que somos? ¿Poscritas?
    ¿Porque nos abandonan las personas del mundo si somos nosotras las que hacemos que el mundo tenga personas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más