¿Qué quieres encontrar?

31
Ellas opinan: la maternidad en parejas de mujeres

Ellas opinan: la maternidad en parejas de mujeres

La maternidad en pareja de mujeres en un largo camino, de baldosas amarillas y con algún que otro obstáculo como nos cuenta nuestra María Garrido, colaboradora del club y protagonista de la historia de hoy. Ella nos cuenta cómo fue el proceso desde que decidieron que Rosana y ella querían ser malasmadres hasta que lo consiguieron. Muchas os sentiréis identificadas con el relato de María. El final fue feliz y ahora disfrutan con la pequeña Lady Berta de 2 añitos. ¡No os perdáis el post de hoy!

*Podéis seguirlas en @Etologiamalaga y en su BLOG. Si quieres conocer más a María no te pierdas la entrevista que le hicimos aquí. 

Me pidieron hace ya un par de meses que escribiese este post. Me ha costado lo mío. Y no por contar mi (nuestra) experiencia, sino, porque es algo un poco denso, lioso y espero no confundir a nadie con él.

Quiero que entendáis que no es fácil, que os pondrán trabas, que no todo es alegría y test positivos, que hay dolor, lágrimas, dinero (mucho) y energía que se va, ánimos que fallan… En nuestro caso hubo todo eso y más, pero el fin de esta historia es muy bonito. Se llama Lady Berta y ya tiene dos años.

La maternidad para parejas de mujeres es complicada. La legislación, tras la última reforma de la Ministra de Sanidad, Dña. Ana Pastor, no nos benefició en absoluto. Es más, se excluye tanto a las parejas de mujeres como a las mujeres solteras que deseen ser madres, de los métodos de reproducción asistida. Solo tienen acceso a la reproducción asistida, las parejas formadas por un hombre y una mujer que demuestren problemas de fertilidad. Es, además de injusto y absurdo, un retroceso en los nuevos modelos de familia que sí o sí, ya existen desde hace años en la sociedad, y que, en vez de ayudar a normalizarlos, provoca lo contrario.

Esta medida se tomó para la cartera común del Ministerio de Sanidad, pero sin embargo, Andalucía, Asturias, País Vasco, Cataluña y Canarias decidieron respetar los derechos de todas las mujeres. Aún así, la realidad es bien distinta. Dentro de la misma comunidad autónoma hay centros públicos que sí lo respetan y otros que no, incluso de forma individual hay médicos que sí y médicos que se niegan.

Este asunto ya fue denunciado en su momento por distintas federaciones de gays, lesbianas y por asociaciones como la Asociación de Madres Solteras por Elección, ya que al fin y al cabo incumple la doctrina del Tribunal Constitucional que ha avalado el matrimonio entre personas del mismo sexo, y que, ofrece un trato discriminatorio en el igual acceso a la maternidad de las mujeres en general.

Dicho esto, nosotras nos dirigimos a una clínica privada para la búsqueda de nuestro bebé. Para esto hace falta dinero, bastante, mucho, sobre todo en caso de llegar a la fecundación in vitro (FIV). Lo primero que hicimos, fue hacernos ambas un seguro médico privado. No os va a salir gratis el tratamiento de fertilidad, pero teniendo en cuenta que hoy en día muchas clínicas privadas (incluso clínicas de fertilidad) tiene concierto con compañías aseguradoras, al menos os ahorráis los dos millones de visitas al ginecólogo, análisis, ecografías, y casi siempre algo de descuento hacen en los tratamientos de fertilidad.

Nosotras somos de Málaga, y aquí acudimos a la Clínica Victoria (no, no me han pagado por poner aquí su nombre), solo tenemos buenas palabras para nuestro ginecólogo, el biólogo de la clínica, enfermeras, psicóloga. Sin ellos, nuestro camino no habría llegado a su fin.

Nosotras nos llevamos diez años, es decir, cuando empezamos este camino, Rosana tenía 38 años y yo 28, así que como nos daba realmente igual quien gestase al bebé, pensamos que lo mejor era que comenzase con el tratamiento Rosana, ya que, no sabíamos si ella tendría alguna dificultad para conseguirlo, y en caso de no conseguirlo, siempre podría intentarlo yo. Igual os parece frío y calculador, pero sí, todo hay que pensarlo. Al fin y al cabo, puede pasar de todo y no sabíamos lo que se nos venía encima.

Lo primero son análisis hormonales, ecografía, y una “fantástica” prueba llamada histerosalpingofrafía, o lo que viene siendo “la muerte a cucharadas”. Es una radiografía con contraste del aparato reproductor. La función es comprobar que las trompas de falopio no estén obstruidas, comprobar que no hay nada raro en el útero, etc. Con esas pruebas, y si todo está bien, empieza la fiesta. Hay que esperar a que venga la regla y empiezan las ecografías por doquier, el útero de Rosana no estuvo nunca tan vigilado.

Hay que controlar muy bien el funcionamiento de los ovarios, porque al empezar a pincharte la hormona FSH, los folículos empiezan a multiplicarse y para la inseminación artificial (IA), no es recomendable que haya muchos. Si se sobreestimula lo normal es que te cancelen la IA por riesgo de embarazo múltiple, y habría que empezar de cero (a nosotras no nos ocurrió nunca).

Cuando se ha conseguido el número de folículos adecuado se pasa a la siguiente fase, que es la ovulación, para ello se necesita otro pinchacito la hormona en cuestión es coriogonadotropina alfa o hCG. Es el ginecólogo quien nos decía a qué hora nos teníamos que pinchar para provocar la rotura del folículo y por tanto la ovulación para que a las 48h procediésemos a la IA. Esto, señoras, no es más que un chutecito de semen de un banco de donante. Sí, así de frio y de básico, no hay más complicación, ni duele, ni molesta. Durante los días posteriores a la IA nos recetaron progesterona en óvulos y esperar. Qué palabra más odiosa.

Y así pasan los días, y te haces el test, y sale el primer negativo. Y entonces volvemos a empezar, exactamente igual. Y entonces, sale el segundo negativo. Y volvemos al inicio. Y vuelve el tercer negativo. Y esto que yo os cuento así de resumido. Es duro, mucho, porque aunque somos dos personas muy pragmáticas, y realistas. La ilusión es libre, y es inevitable imaginarte cosas, y es inevitable ser positivas, y querer pensar que vamos a ser de ese 20% de mujeres que consiguen quedarse embarazadas con una IA.

Es en este momento cuando nos toca replantear la situación. Los recursos económicos empiezan a agotarse y hay que pensar cómo seguir. Hablamos con el ginecólogo. Fue realista, ya nos había dicho que a mayor edad, mayor dificultad para conseguir un embarazo. Y es ahí donde decidimos cambiar. Iba a ser yo, la que intentase de nuevo la IA. Para así al menos no agotar del todo los recursos.

Pasé exactamente por las mismas pruebas, los mismos pinchazos y por dos IAS, fallidas ambas claro. Y ahí vino la decisión final. Solo nos quedaba dinero para un último intento, no podíamos más. O lo conseguíamos o deberíamos abandonar por un tiempo hasta recuperarnos económicamente, o simplemente abandonar sin más.

Cuando hablamos con el ginecólogo le decimos la pura verdad, o es en esta o se acabó. Y él nos dijo “pues vamos a intentar que lo consigáis, así que en vez de seguir agotando intentos con las IAS, pasamos a la FIV”. Nos quedamos un poco descolocadas. Es un proceso un poco más durillo (relax que ahora lo explico), y además más costoso.

Aquí también hay estimulación ovárica, pero es mucho más fuerte, porque lo que se trata es de conseguir muchos folículos, para extraerlos mediante una punción en quirófano (con sedación, no te enteras absolutamente de nada), fecundarlos con semen de donante en el laboratorio, esperar a que evolucionen a su forma embrionaria (blastocito) y te los implantan también en quirófano.

Los efectos hormonales en este tipo de tratamiento se notan más la verdad, Pero todo es soportable. En mi caso, salieron adelante 8 embriones de calidad A y B y decidimos implantarme dos y congelar los otros 6 restantes (por si perdemos la razón en algún momento y queremos darle un hermano a LB), si pasan 10 años y no los hemos usado, serán donados a otras mujeres por elección propia. Tengo que explicaros, que en el caso de que seáis dos mujeres casadas, podéis optar por el método ROPA, lo que significa que, una de las mujeres puede ser la que aporte el óvulo y la otra la que lo geste en su útero. Repito, esto solo es posible en caso de que seáis un matrimonio.

Una vez hecha la implantación, solo quedaba esperar. ¡Y llegó el ansiado positivo! A partir de ahí todo fue bien, mi embarazo fue absolutamente normal y a las 39 semanas + 5 días nació la pequeña Lady Berta.

En caso de que queráis aparecer ambas como “progenitoras” (¡qué palabra tan bonita!) si no estáis casadas es el lío padre porque en ese caso solo la madre gestante aparecerá en el libro de familia. La otra tendrá que iniciar un trámite de adopción, es decir, un calvario mortal.

Si estáis casadas, cuando nazca el bebé, cualquiera de las dos puede ir a inscribirle en el registro civil, siempre y cuando no te toque un funcionario inepto y retrógrado que quiera fastidiarte el día y hacerte dar 10 paseos innecesarios, sí, nos ocurrió, Rosana aún se acuerda de ello. Que no intenten engañaros. Si sois matrimonio, cualquiera de las dos puede ir a inscribir al bebé, y necesitáis los mismos papeles que una pareja heterosexual.

Dicho esto, a todas las que habéis iniciado este largo camino de baldosas amarillas, a las que habéis tenido que parar, a las que lo iniciaréis de nuevo, solo podemos desearos suerte, mucha suerte, paciencia, y daros mucha fuerza, porque hace falta, y nadie te lo explica. Luego os quejaréis por otras cosas, el no dormir, la angustia, las ojeras… Todo llega, os lo podemos asegurar.

Un beso y un abrazo muy fuerte de Rosana, María y Lady Berta. Una familia de 3 mujeres.

Y vosotras, ¿habéis pasado por la misma experiencia que María y Rosana? Contadnos vuestras experiencias.

Han comentado...

  1. Cuánto os admiro desde el día en que os conocí. Sois un ejemplo de que con constancia se puede, muy luchadoras y dar visibilidad a la realidad tan difícil que es, es importantísimo. Muy injusto todo, bajo mi punto de vista. Qué suerte tiene LB con dos madres como Rosana y María! Muaaaaak

    1. Yo tengo mellizos con mi mujer y en nuestro caso en madrid cuando registramos a los nenes tuvimos que acudir las dos al registro estando casadas, libro de familia, certificado de la clinica y en el certificado que pusiera que fue con donante el nombre la mujer no gestante que estaba de acuerdo desde el principio del tratamiento, consentimiento firmado de la mujer gestante que esta de acuerdo que la no gestante fuera la otra madre, eso en Madrid en el año 2016 nose como estara ahora.

  2. Que bonita manera de empezar un domingo, leyendo una preciosa (a veces no tanto) historia de éxito, vuestro éxito se llama L.B. y las mías Cristina y Carolina…no hay amor más grande…
    Besitos a las tres
    Pilu

  3. Hola Maria
    Me ha gustado mucho lo clarito que describes “el proceso”, no sólo el “sanitario” sino también el “administrativo” (“penal”?) pero lo que me ha encantado es como describes lo unidas que estáis Sandra&you. Ese “cuando nos teníamos que pinchar” me recuerda cuando yo decía “nos quedamos embarazados” aunque siempre había un listo pa recordarme que los tíos no se embarazan.
    Un beso, compi (y otro pa Sandra), suerte pa criar a Lady Berta (me encanta el nombre, mi mejor amiga se llama Berta) y recuerda que los BH2 son más intensos (a que sí Laura)

      1. Hijaaaa, que estaba recién despertado, escribiendo desde el móvil y, entre mi dislexia y mi edad, con tanta emotividad bastante que me he acordado de tu nombre, que pa mi eres @GarridoLazaro.
        Mis disculpas a Rosana (me pregunto quien será esa Sandra …)
        Un besote.

  4. Siempre habia tenido la duda de como fue el tema, pero me daba cosica preguntaros. Como dice Alejandra, sois increibles. Yo tuve una compi de piscina que es madre soltera por elección y también lo que nos decia, duro no. durisimo. Con respecto a lo de parecer frias y calculadoras, hay que ser consciente que este no es el pais de la piruleta y las cosas no son gratis. me parece perfecto que meditarais quien se iba a someter al proceso, como lo ibais a hacer y tal, porque como dices, no es un euro lo que cuesta, son muchos euros como para no tenerlo estudiado.
    Espero veros pronto para volveros a achuchar y poder conocer al bichito de Lady Berta (y ver como se las apañan Pollito y ella, jejeje)
    Besazos varios

    1. Gracias amore! Pero si quieres resolver las dudas puedes preguntar 😉

      Y sí, esperamos veros prontito de nuevo!! Y esta vez conocer al enano

      Mil besos

  5. Sois admirables!!! Me ha encantado compartir mi café de la mañana con vuestra historia!!! Ojalá todo fuera un poco más sencillo.
    Yo tengo un amigo que ha optado por el vientre de alquiler y nos habla de las pruebas y de las cantidades de dinero y de los viajes interminables y de la calidad de los ovulos fecundados y…
    Os admiro muchísimo!!! Deseando poder desvirualizaros.
    Besos a las tres.

    1. Uf es que el tema de la paternidad para hombres da para escribir y escribir, si lo nuestro es injusto y absurdo, lo suyo mas aún, y mucho más costoso en todos los sentidos. Ojalá algún día todo sea más sencillo y las leyes más acordes con la sociedad en la que vivimos

      besos

    1. Bueno, y tengo que decir que hay parejas que lo pasan peor Rebeca, es triste pero es así. Gracias por comentar y me alegra que te haya gustado la historia

      Feliz domingo 😉

  6. Yo también pasé por ello, 5 ciclos de estimulación ovárica, 4 IA Y 2 ICSI, cuenta bancaria famelica, los ánimos por los suelos y ningún buen recuerdo de la clínica. Finalmente adoptamos, que tampoco es un camino de rosas pero nos fue mejor. Pero no me arrepiento de casi nada, solo de elegir mal a los profesionales. Lo volvería a hacer, puede que menos veces o con otros criterios, pero cuando miro atrás me digo a mi misma que lo intenté. Suerte a todas las que estáis en ello, no desesperéis. Si lo conseguís, enhorabuena, y si no, quereros más, valoraros más, somos unas luchadoras que sobrevivimos a los baches de la vida.

    1. Me alegra que al final lo consiguieras Ana. De una forma u otra. El tema de la adopción no lo he mencionado porque nosotras ya para ese proceso no teníamos dinero la verdad.

      Un beso y feliz domingo!!

  7. Enhorabuena chicas!! El camino ha sido arduo, pero tenéis vuestra recompensa.
    A nosotros nos costó 7 largos años y 10 in vitros, nada menos, tener a nuestro príncipe. Millones de lágrimas, nervios, crisis de ansiedad y mil rollos que al final también tuvieron recompensa. Y de regalo, dos años después, sin esperarlo y de forma natural, una princesa preciosa! Manda narices, qué cosas tiene la vida!
    Ahora a disfrutar de vuestra peque, que os lo habéis ganado!

    Mil besos!

  8. En el año 2010 me diagnosticaron endometriosis; a raíz de ello, me dijeron que podría tener problemas al querer quedarme embarazada y así fue. En el 2012, nos planteamos empezar a buscar embarazo, pero nunca llegaba ese momento; por lo que nos tuvimos que someter a ICSI y a la segunda me quede embarazada.
    Cuando ya creía que había pasado todo lo malo… para rematarme, a las 20 semanas, me diagnosticaron un penfigoide gestacional (eran ronchas por todo mi cuerpo, y me picaba todo el cuerpo). Estuve medicandome con corticoides (prednisona), ademas de corticoide tópico y antihistaminicos.
    Debido a todo esto, los especialistas me han recomendado no tener mas hijos, porque podría volver a ocurrir e incluso peor.
    Ahora a disfrutar de mi hijo, que es lo mas grande que tenemos, al igual que vosotras de vuestra peque.
    Un beso!

  9. Nosotras empezamos el proceso hace un año y medio, y ya hace seis meses que tenemos a nuestro hombrecito en casa. La verdad es que yo no tengo un mal recuerdo de todo el camino hasta el positivo, tampoco nos costó mucho, fue a la tercera IA. Sí que hubo momentos de bajón, pero nos mentalizamos mucho de tomarlo con calma y estar preparadas para todo. Tuvimos una suerte tremenda con nuestro médico y las enfermeras. Por edad -31- no me hicieron pasar por muchas pruebas ni pinchazos varios, sólo lo básico para que tuviera éxito.
    Lo que cuando fuimos a inscribirlo, nos pidieron un papel justificante de que yo me había sometido a una IA, cosa que nos indignó bastante porqué a madres solteras no se les pide. Pero bueno, lo importante es tener a nuestros pequeños sanos y felices!

  10. Nosotras nos quedamos a la tercera IA. Destacar la parte legal, que en nuestro caso fue casi más a que la sanitaria. Es obligatorio y discriminatorio, por tanto, estar casada y presentar el papel de la clínica con el consentimiento firmado de la pareja. En nuestro caso además tuvimos que firmar las dos un requerimiento en el juzgado, presencial y días más tarde volver para firmar las dos. Yo me puse muy pesada, que no entendía por qué y me dijeron: mira, lo sabemos, pero es lo que hay. O vete al registro central de Madrid a ver. En fin. Pero por lo menos somos legalmente una familia con un BH precioso de casi un año 🙂

  11. Sois unas verdaderas heroínas.Es una vergüenza que haya leyes en contra, no lo sabía, y más que haya personas a nivel personal que todavía os lo hacen más difícil.
    Os felicito yo también he sido mamá hace poco y es una experiencia que toda pareja debería experimentar porque es maravillosa.

  12. Nosotras tenemos dos chicos de 16 meses, Diego y Mateo. Afortunadamente no tuvimos que ir a FIV. Gracias por dar voz a nuestras familias.

  13. Enhorabuena chicas¡¡¡ … nosotros pasamos por lo mismo, pero como dices en alguna respuesta, sabemos que hay gente que lo pasa todavía peor.
    En mi grupo de amigos, hemos creado tod@s familia, y nos llamamos la panda el “tubo” (=tubo de ensayo) … ja,ja,ja …. pero ahora además de nuestros distintos procesos, compartimos la crianza feliz de nuestros pequeños, y disfrutamos no sólo viendo al nuestro propio, si no a los de nuestros amigos, sabiendo lo que nos ha costado a todos que llegaran.

  14. Me ha encantado el post, os admiro y respeto profundamente.
    Estoy segura de que no debe ser nada fácil, que debéis ser juzgadas día si y día también. Solo os puedo desear mucha felicidad y mucha salud para criar a esa pequeñita y os animo a aumentar la familia… por que no? Nosotros somos 4, niño, niña mi marido y oye… que estrés a la hora de baños y cenas pero y lo que nos reímos con las ocurrencias de estos pequeños… eso no tiene precio. Y con esos momentos en familia nos tenemos que quedar. Ojalá que cuando nuestros hijos, los de todas las malasmadres, tengan que formar su propia familia, esta palabra tan bonita signifique lo mismo para todos independientemente de si la forman solo hombres, solo mujeres o de todo un poco. Un abrazo!

  15. Ante todo, muchísimas felicidades por vuestra pequeña guerrera!

    Me parece totalmente injusto que cada CCAA vaya a su bola en materia de reproducción asistida y si encima hay esas diferencias entre hospitales y profesionales, apaga y vámonos… A ver si a alguien se le ocurre unificar criterios y que, por favor, no lo hagan a la baja recortando derechos, que ya está bien…

    Qué bonito pintan el acudir a una clínica cuando no se está informado, quien no está en el meollo tiende a pensar que es entrar por una puerta y salir por otra con un bombo y no se sabe lo duro (y caro) que es… Incluso para mujeres sin problemas de infertilidad/esterilidad como vosotras que incluso teniendo la ventaja de tener dos opciones abiertas por poder estimular/gestar cada una, no ha sido para nada un camino de rosas…

    En el caso de tener problemas a todo ello se une el componente psicológico de ver que tu propio cuerpo es incapaz de generar vida que lleva a rozar la autodestrucción en muchos casos… En fin… No quiero entrar en lo negativo. Lo importante es que si las fuerzas (y la cartera) lo permiten y si se está dispuesto a dejar barreras mentales en el camino (hoy estoy embarazada gracias a la donación de ovocitos), lo más probable es que, si se logra no abandonar, se consiga.

    Por cierto, aunque no sea vuestro caso, soy una gran fan del método ROPA, me parece una opción preciosa!

    Reitero mi enhorabuena por vuestro final feliz y por la parte que me toca, os agradezco la donación de vuestros embriones en el caso de que no los uséis todos en el futuro (Nosotros haremos lo mismo) .

  16. Nosotras congelamos óvulos hace unos años. Cuando nos decidimos fuimos directamente a FIV, pues cruzamos: una pone el óvulo, la otra se embaraza. Nos funcionó a la primera, así que muy contentas (conocedoras de que no suele ser así, pero hemos tenido suerte). Estamos casadas y por lo tanto el hijo es de la dos. Espero no tener problemas al inscribirlo.
    El embarazo está siendo largo, pero en breve seremos 3!
    Ánimos a todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más