¿Qué quieres encontrar?

86
Ellas opinan: Mejor sola que mal acompañada

Ellas opinan: Mejor sola que mal acompañada

Vivir un abandono es muy duro, pero duro de verdad. Es duro porque solo te haces preguntas sin respuesta, es duro porque tu vida parece un sinsentido, es duro porque te ves sola de la noche a la mañana y solo piensas ¿qué voy a hacer ahora? Cuando no ves que algo esté yendo mal, te llega como un jarro de agua fría que puede dejarte helada durante un tiempo. Hoy, nuestra protagonista, Marta Palomo, nos cuenta cómo lo vivió, cómo todo cambio de repente y como no se rindió jamás para sacar adelante a su buenhijo.

“Creo que todas somos Malasmadres y todas hemos nacido para luchar, también nuestras hijas y nuestros hijos. Cada una libra sus propias batallas y le asaltan diferentes demonios”.

La experiencia de Marta Palomo

marta-palomo

*Marta Palomo con su buenhijo.

Mi lucha comenzó mucho antes de que mi pequeño llegara al mundo, cuando estaba embarazada de 25 semanas. El que era mi marido me dejó de la noche a la mañana, me dijo que no me quería, que se había arrepentido de ser padre y que no podía estar conmigo. Así, sin más, se fue. Yo terminé en urgencias y al llegar mi ginecóloga pensó que perdía al bebé.

Pero mi hijo quiso aferrarse a la vida y yo con él, y ahí empezó nuestra lucha. Nunca es fácil afrontar una ruptura, pero hacerlo en el momento en el que te sientes más vulnerable es terrible, no quería llorar ni quería sufrir para no hacerle daño, y, aunque a veces era inevitable, conseguí salir adelante y centrarme en terminar mi embarazo lo mejor posible.

No pude evitar sentirme culpable por no haberme dado cuenta del tipo de persona que tenía a mi lado, capaz de dejarme tirada sin importarle, no yo, que obviamente le daba igual, sino cómo le afectaría un golpe así a su hijo.

Al final la vida es esto, te caes y te levantas y yo lo hice por mi pequeño y gracias a una familia que desde entonces está más unida que nunca. Porque a veces, tienen que ocurrir tragedias como esta para darte cuenta de lo valiosas que son las personas que permanecen a tu lado en los peores momentos de tu vida.
Y a lo mejor gracias a esto me parece que nada es para tanto.

Temía el embarazo porque todo el mundo me contaba horrores de él, y, aunque tuve que mantener reposo absoluto y sufrí contracciones desde que pasó aquello, no fue para tanto.

Me horrorizaba el parto, porque nadie me contó una experiencia positiva, y se convirtió en un momento muy especial que viví junto a mi madre, una suerte que casi nadie puede tener. Compartir el día en el que das la vida con quien te la dio a ti es algo maravilloso, y eso que me hicieron una cesárea de urgencia cuando estaba de 8 centímetros, pero no fue para tanto.

Me dijeron que el primer mes con el bebé es el peor, que no tendría tiempo para ducharme, ni para comer (dejé el congelador lleno de comida pensando que moriría de hambre), que no podría ni mirarme al espejo. Han pasado 4 meses desde que nació mi pequeño y no recuerdo ningún mes malo, al principio dormía a ratos, pero he dormido siempre unas 6 o 7 horas en total (no seguidas, claro), y he podido asearme sin problema.

karma-pareja

También temía la depresión postparto, sobre todo, en mi situación, y, aunque he tenido momentos de llorar, de sentir que no me daba la vida, han sido los que menos. Siento que no ha sido para tanto porque desde que me quedé embarazada todo el mundo contaba lo horrible que sería todo a partir de ese momento, y de hecho así fue, pero no precisamente por el bebé.

Por supuesto que ser madre es muy sacrificado, ahora hay una personita que depende totalmente de mí y no puedo seguir con mis rutinas. Tengo la suerte de haber sumado a mi baja maternal las vacaciones y he acumulado la lactancia y cada día intento retomar mis estudios como si nada hubiera pasado pero me duermo leyendo y subrayando leyes. Pero me compensa, y aunque estemos desmitificando la maternidad para mí está siendo maravillosa, aunque llevo otras batallas por dentro.

Mi hijo duerme toda la noche de un tirón, no es especialmente llorón, ni protesta cuando vamos de tiendas, come bastante bien y hasta hoy tiene buena salud. Supongo que eso que llaman karma me ha compensado el daño.

Creo que el hecho de que te dejen tirada cuando estás embarazada es de lo peor que le pueden hacer a una persona y me cuesta encontrar un calificativo a quien es capaz de hacer lo que me hizo. Sin embargo, ahora creo que soy afortunada porque desde luego es mejor estar sola que mal acompañada y, está claro que yo lo estaba. Ahora me rodea gente que de verdad me quiere y le transmito tranquilidad y mucha felicidad a mi hijo, y eso, sí que es lo más importante.

Han comentado...

  1. Hola Marta, tu historia me ha tocado el corazoncito, siento muchísimo por lo que tuviste que pasar y comprendo tu sufrimiento ante ese abandono. Y también te admiro, por tu fortaleza, tu capacidad de afrontar las cosas y de salir adelante. Seguro que, aparte de madre, eres una persona maravillosa, eres preciosa y tú hijo tiene un gran modelo y ejemplo en ti. Enhorabuena! Y mucho ánimo!

    1. Muchas gracias Verónica! ha sido duro pero ahora siento que soy muuucho más fuerte. Un beso

    2. Hola Marta,
      al leerte me he sentido tremendamente identificada. Pasé por la misma experiencia que tú, más o menos en la semana 21 de mi primer y único embarazo, mi marido me dijo «ya no te quiero, me voy» y un par de semanas después se fue de casa sin dejar siquiera una dirección de contacto.
      Todo esto me pasó con el agravante de que hacía sólo 5 meses que nos habíamos mudado a Alemania (me quedé embarazada a los pocos días de llegar), a 1500 Km del familiar más cercano y acabábamos de instalarnos en un piso con un alquiler carísimo. La mayoría de cajas de mudanza estaban aún por deshacer y algunos muebles por montar. Fue un abandono «a lo grande», porque además no volvió a dar señales de vida salvo por un burofax, que recogí cuando volvía con mi hija del hospital, y una demanda de divorcio que llegó unos meses después.
      Estaba sola en un país cuya lengua aún no controlaba y me enfrentaba a dar a luz sola… me entró auténtico pánico. Mi madre, lógico, me dijo que un par de semanas antes del parto se vendría a pasar un tiempo conmigo y acompañarme… Luego se rompió la cadera a un mes de mi parto y volvió el pánico.
      Al final todo salió genial, el parto se adelantó dos semanas y coincidió con la visita de unos amigos alemanes que acababan de tener un bebé y pasaban el finde en mi casa. Él me ayudó en el parto y fue el mejor apoyo que pude imaginar. Luego un par de amigos renunciaron a sus vacaciones y cogieron un avión para ayudarme las primeras semanas. Yo, tras un embarazo agridulce y solitario (aunque los pocos amigos con los que contaba en mi ciudad me arroparon muchísimo), pude disfrutar de mi maternidad en solitario, de mi año de baja maternal y de la locura de volver a trabajar a tiempo completo y criar sola a un bebé (durante la baja me gasté en pagar alquiler y vivir los pocos ahorros que mi ex me había dejado en la cuenta común, así que necesitaba mi sueldo íntegro para recuperarme económicamente). 5 años después, llevo poco más de tres años viviendo con mi actual marido (nos casamos en agosto), que ha resultado ser el mejor padre que mi hija pudo tener y el compañero que antes ni soñé encontrar. Y no creo en el karma, pero la vida me ha devuelto con creces la felicidad que me robó durante mi embarazo.
      Que sigas disfrutando de la maternidad, ya sea sola o acompañada. Un abrazo desde Stuttgart.

      1. Me has emocionado y solo quiero quiero decirte que eres muy valiente y que te mereces toda la suerte y felicidad del mundo

  2. Para que luego digan que un buenpadre es igual que una malamadre…eso no se lo cree nadie!! Ser capaz de hacer lo que él hizo es de cobarde, de mala persona, de egoísta…porque puedes dejar de querer en un mometo dado a tu pareja(que tampoco entiendo que se deje de querer en 25 semanas, pero bueno…)pero…dejar de querer a tu hijo? Eso es deplorable…
    Marta, sin duda alguna, el que ha perdido en toda esa historia ha sido él, porque tu niño y tu vais a estar unidos siempre y seguro que con una relación aún más especial.
    Gracias por tu historia, tu positividad hace que este día de preocupaciones y lluvia se haya quedado en nada!
    Un besazo

    1. Gracias Ángeles! hay cosas que nunca se entienden así que lo mejor es seguir adelante y no intentar entenderlas… gracias por tus palabras de apoyo también

      1. Yo he pasado por lo mismo, pero de mi tercera hija…. le vino grande, y había otro motivo/ que no tenía cargas y aún por lo que he entendido estás en el principio y tienes tus momentos…. pero el más maravilloso es cuando realmente te des cuenta mirando atrás y te des cuenta de todo lo que por ti misma has conseguido…., por que supuestamente tu familia ha estado ahí…. pero el mérito es tuyo, que has conseguido que Eda personita se vaya convirtiendo en una persona con grandes valores que solo tú le vas a transmitir, por que la otra persona ha sido lo suficientemente egoísta como para pensar en el. No te conozco …. pero yo ya han sido 8 años y medio…. y si necesitas hablar de cualquier cosa…. solo tienes que decírmelo, por que se que hay muchos momentos…

    2. Un buen padre es igual que una buena madre. Mi marido da la vida por nosotros y estoy orgullosa de él. Te puedo contar un caso de un padre que su mujer el día uno después del hospital le dijo que no estaba preparada y que se había enamorado. Mi amigo Le dijo que OK, pero que no renunciara al peque. Ella dijo que no sentía la vena maternal. Se apuntó a un grupo de padres solteros, que fliparias las historias y la cantidad que hay. Mi amigo pensó que cambiaría de opinión cuando todo pasara. Cuando el nene empezó a entender, consiguieron conectar con ella. La respuesta fye: yo no soy madre. Yo no quiero saber nada. Así que tú comentario, no es acertado

  3. Me alegro de que al final saliera adelante y que el karma juegue a tu favor 🙂 Mi pareja me dejó embarazada de 4 meses de la segunda y vaya palo. Lo recuerdo como uno de los momentos más duros. Me veía abandonando el sitio donde vivía y refugiandome en casa de mi madre en otra ciudad. Con mi madre no tengo excesivamente buena relación. La verdad es que estuve en shock, me agarraba a mi buenhijo mayor (18 meses) y me repetía que todo iría bien. Al final, volvimos y aunque me costó perdonarle…creo que la sensación de abandono que tuve no la podré olvidar jamás. Leo tu historia y pienso que aunque es duro hacer todo sola, harás lo que tu quieras con ese bebé. Tendrás la relación que tu quieras tener con él y es una liberación no tener que perseguir a un niño mayor a la vez que al pequeño. Además, si que es verdad que en esos momentos sientes como nunca quien te apoya y eso vale oro. Que os vaya muy muy bien a los dos!!!!

    1. Gracias Alicia, como dices, quien te apoya, vale oro y con eso hay que quedarse. Me alegro de que arreglaras lo tuyo. Un abrazo

  4. Qué identificada me he sentido. A mi me pasó cuando el bebé tenía un mes y medio. Me dijo que no me quería mientras le daba el pecho y se marchó. La matrona pensó que iba a entrar en depresión, yo me sentía tan mal que no se lo pude contar a nadie y durante casi un mes lo llevé yo sola….intentaba no llorar porque al dar el pecho pensaba que le iba a pasar la tristeza a mi hijo…pero no ha sido así, cinco años y medio después es un niño super feliz, súper bueno y me ayuda un montón. Mucha fuerza, somos muy fuertes aunque tengamos nuestros momentos, que los tenemos, pero por ellos, lo que haga falta!!
    Un besiño y a comértelo a besos

    1. Gracias Victoria es algo que no se desea ni a tu peor enemigo, en mi caso contarlo me ha ayudado, no puedo imaginar lo que pasaste en silencio… un abrazo grande también para ti. Somos grandes 😉

  5. Una ruptura con niños en casa es dura y entiendo que embarazada más… me he sentido reflejada en tus sentimientos y en tus miedos aunque como te digo yo me separé ya con el bebé conmigo. Gracias por compartir tu historia. Un besazo

    1. Gracias Marijose, las separaciones siempre son dolorosas, como digo, cada una llevamos por dentro nuestra lucha !! Besos

  6. Hola Marta, yo también me he emocionado mucho con tu historia.
    Ha tenido que ser muy duro, pero eres una muy valiente y tu hijo seguro que lo sabe.
    El día de mi parto también estuve con mi madre, (y mi marido) pero me hizo una tremenda ilusión que dejaran a mi madre entrar conmigo. Sin duda, ha sido lo más especial que he vivido nunca.
    Muchos abrazos.

    1. Gracias Carmen, qué suerte tuviste de compartir también ese día con tu madre, es algo único. Un besazo

  7. Tengo un caso parecido muy muy cerquita, no a las 25 semanas pero si a los 9meses…
    Creo que el karma actúa como tiene que actuar, os da la fierza necesaria y os regala principes más buenos que el pan!
    Ya tiene 5 añitos, y la verdad que le digo a cualquiera que si! Que mejor sola que mal acompañada… que tú hijo es sólo tuyo y que solo tú lo harás mal o bien… Que solo tú disfrutaras de sus logros, sus besos y su cariño!
    Un besito y fuerza

    1. A mí me pasó lo mismo, pero cuando estaba ya de 7 meses de embarazo, mi hija ya tiene 5 también, ojalá su padre se hubiese desentendido del todo, por el contrario, lo tengo dando por saco hasta el día de hoy..

      1. María por desgracia la historia sigue y, como la de muchas, podría dar para un culebrón… pero hay que quedarse con lo bueno y seguro que tú también lo tienes, mejor sola que mal acompañada aunque dé por saco 😉 un abrazo

    2. Muchas gracias Alba! esto es más común de lo que pensamos pero no por ello menos horrible. Viva el karma y las mujeres fuertes

    3. Cuando hablamos de “dar por saco” nos referimos a preocuparse por el hijo/a y querer verlo???
      Porque mi hermano entonces es lo que hace, dar muuuuucho por saco.
      Y ni por esas…

  8. Buenos días claro que se supera y sientes orgullo a mi me dejó cuando me quedaba un mes para dar a luz y luego perdí a mi madre a los diez días de tener mi hijo y aquí estoy a veces con días horribles y a veces con días maravillosos mi hijo tiene casi tres años y diagnosticado con autismo

    1. Habi ha tenido que ser durísimo lo tuyo… mucho ánimo y fuerza y desde luego debes sentirte orgullosa también de haber salido adelante. Un abrazo para los dos

  9. Me pasó casi lo mismo, hace ya 20 años, después de haber estado juntos 17 años y haber buscado el embarazo incluso con tratamientos. Solo decirte que todo se supera, criaras un hijo fuerte e independiente y hasta perdonarás, por el bien de tu hijo. Ánimos!

    1. Gracias Laura! todo se supera y lo más importe es seguir y ser feliz por nuestro bien y el de nuestros buenoshijos. Un abrazo!

  10. ¡Hola Marta! Solo escribo para desearte mucha fuerza en la vida con tu hijo, desde bien pequeñito le has demostrado que hay que ser valiente y seguir adelante y, al fin y al cabo, para eso estamos, para transmitirle a nuestros hijos los buenos valores y que sepan afrintar esta vida a veces tan loca.
    Un beso grande

    1. Gracias por tus palabras Gloria, la vida es loca y dura pero estamos para aprender a ser valientes y como dices, enseñárselo a nuestros buenoshijos. Un beso grande

  11. No te conozco de nada pero estoy muy orgullosa de tí. A seguir adelante por ese solete que tienes. Un besin desde Asturias

    1. Muchas gracias Sara! orgullo de mala madre. Siempre avanzando. Besazo desde el sur.

  12. Hola, personas como tú nos dan fuerza a las que nos quejamos de vicio y nos abren los ojos, gracias por todo

    1. Gracias Anya, cada una tenemos lo nuestro, espero que compartir mi historia sirva para ayudar a muchas. Un abrazo

  13. Me parece increíble …desde luego te da la medida moral de esa persona. Espero que si algún día vuelve y quiere reconocerlo no lo consientas: empezará a tener derechos sobre su hijo a pesar de no haberlo cuidado ni haberse preocupado de él. Ojo con éso. Mucha suerte, la mereces.

    1. Muchas Gracias Rosa! la suerte es ser feliz y estar rodeada de gente que me quiere. Por desgracia la historia sigue pero de cosas malas mejor no hablar más… un besazo

  14. Debes de ser una gran persona, tu hijo tiene suerte de tenerte porque estoy segura de que siendo como eres no notará la ausencia de su padre (que visto lo visto mejor que esté lejos de él). El karma existe y solo os deparará cosas buenas. Ánimo y a seguir mirando hacia delante

    1. Muchas Gracias Esther! el karma existe eso está claro y cada día aprendo de las cosas buenas de la vida. Un beso grande

  15. Enhorabuena Marta por tu valentía y tu fortaleza. Y gracias por compartirlo, porque seguramente gracias a eso muchas mujeres que están pasando un mal momento tendrán esa esperanza que necesitan para seguir luchando.
    Seguro vas a ser super feliz y te deseo lo mejor!
    Un besazo
    Isabel Trueba
    Coach&mentor

    1. Muchas Gracias Isabel! espero que así sea y pueda ayudar a muchas a afrontar algo así, que por desgracia es más frecuente de lo que pensamos cuando nos pasa.
      Un abrazo

  16. Pues a mi me dejaraon tras 22 años de relación y 2 hijas de 3 años. Muy duro. Pero todo se supera. Eres una luchadora. Puedes estar muy orgullosa de ti misma

    1. Gracias Marga, orgullo de todas las malasmadres que pasamos por algo así y por las dificultades de la vida que no son pocas. Nos hacemos expertas en luchar y tú también. Un beso fuerte.

  17. Siempre me llama la atención ver cómo los hombres tienen esa facilidad de desapego. Esa falta de empatía. Conozco otro caso muy parecido al tuyo. Y cientos de casos en los que en mayor o menor medida el padre se desentiende o se descuelga todo lo que puede de las responsabilidades que suponen los hijos. Al final la carga mental siempre es de la madre.

    1. Exacto Mila, hay muchos casos parecidos y parece increíble pero la realidad es esta. Nos toca afrontarlo lo mejor posible, tener un hijo es una gran responsabilidad pero también la mayor alegría y quien no sepa asimilarlo se lo pierde…

  18. No me conoces y por eso va a resultar raro que te felicite después de sentirte abandonada cuando estabas más vulnerable … pero te has librado de ese tío, alguien de quien ni merece la pena que hablemos.

    Felicita también de mi parte a ese peque por la madre que tiene <333

    1. Muchas Gracias Albertwo! aunque no te conozca los ánimos ayudan y mucho, estoy muy contenta de haber compartido mi historia y sentirme arropada por todo el mundo que la ha leído. Un besazo

  19. Yo lo pillé con otra estando embarazada de 12 semanas…aunque fue duro, mi hija y yo tiramos pa’lante y hoy, 10 años después, agradezco que desapareciera sin Más. Así, pudimos rehacer nuestra vida y hoy mi hija cuenta con un padre de verdad, que la hizo suya nada más conocerla y no con un fantasma que la hubiera herido día tras día…Se sale Marta, se sale! 💪🏻💪🏻💪🏻

  20. Gracias María! vaya palo gordo el tuyo también. Me alegra que ahora compartas tu vida con alguien que sí os merece a las dos.
    Un abrazo y siempre adelante

  21. Hola Marta, te hablo desde Colombia, creo que este tipo de situaciones son mas comunes de lo que pensamos, yo que tanto escogía y decía cosas de los hombres termine metiéndome con uno que al principio dijo que me iba a apoyar y luego desapareció, dejándome a mi bebe y a mi solas en todo el proceso sin importarle nada, pero como dices también tuve la suerte de tener una familia que son mi pilar… Soy de las que dicen que nada pasa por casualidad, si las cosas pasaron así es porque a parte del gran regalo de ser madres, la vida nos tiene preparadas grandes sorpresas porque al final y al cabo nosotras somos las del POWER… Saludos.

  22. Hola Marta, el karma te recompensa, y también castigará a la otra parte por ser tan ruin y rechazar a un hijo… mejor estar sola que mal acompañada, y no te preocupes, porque estoy segura que la vida te tiene preparada muchas, pero que muchas cosas buenas y bonitas, ya lo verás. Un saludo.

  23. Hola guapa,

    jo, que historia más dura y difícil, pero como reza el título, seguro que te va genial. Hay que mirar siempre hacía delante con muchas ganas, el pasado sólo nos enseña lecciones, pero pasado está, no merece la pena darse mal.

    Disfruta mucho de ese pequeño maravilloso con los que te quieren!

    Besos!

    Anabel

  24. Pues mi historia más de lo mismo, me entero cuando mi hijo tiene 16 meses de que está empezando otra relación, que, aunque negó, existía (una chica 15 años más joven que él). Lo peor ha sido el periplo de juzgados y demás que vino después, porque ojalá se hubiera ido del todo y nos hubiera dejado en paz, pero para purgar su culpa (si si por sentirse mejor con él mismo) pidió por recurso de apelación la custodia compartida que, por ley, en el País Vasco se aplica. Custodia compartida porque tiene mujer y madre que le cuidan al niño y tiene ya otra hija de 2 años y medio.. Son muy rápidos en esto.. Y como decía la compañera dando por saco en todos los sentidos, y yo sintiendo cada día que de la que me libré como pareja.. porque cuando te hacen algo tan fuerte, hay una parte de ti que se siente muy liberada y sobre todo más fuerte. Yo lo siento por el niño que no lleva nada bien este trajín que tiene, pero ese es otro tema.. así que lo del karma no sé me gustaría creer que existe de verdad.
    Un saludo y mucho ánimo Marta, vales mucho!!!

  25. Somos unas valientes….Marta…A mi también me paso…de unas 15 o 16 semanas teniendo q volver a cada de mis padres embarazada y dejada…Y fue muy duro…es más mi ex…incluso me pedía una prueba de paternidad…para quedarse el más tranquilo para quitarse el esa duda de 1% q tenia….encima eso…hoy mucho para q a mi hijo no le falte de nada…Y tirar adelante…sin tener tiempo ni de depresiones post parto ni bajas maternales(necesito dinero)…porq yo en el momento q me quedé embarazada no trabajaba…era uno de los requisitos q queríamos para ser padres…q yo estuviera con nuestro hijo…A si q me fue con una mano delante y otra detrás….pero ahora no me queda otra q luchar,luchar y luchar…también por los derechos de las MONOMARENTALES….Un abrazo y ánimo

  26. Cómo te admiro! Y te entiendo a medias. estando yo de 5 meses descubrí que mi expareja me estaba siendo infiel con una chica 15 años menor que él. Eran compañeros de trabajo. Ella sabía de mi embarazo! Pero vamos q mas se puede esperar de una niñata de 23 años. Se me vino el mundo encima. Lo dificil que es intentar no llorar, no sentir para que el bebé sufra lo menos posible. Hoy un año después tampoco logro encontrar la palabra para describirles… aunque no se ha ido de casa, nuestra relación se acabó xa siempre!! Eso sí! Bebé y mamá super fuertes y valientes! Mamá empezando a resurgir de las cenizas y como dices mejor sola q mal acompañada!!! Gracias por compartir tu historia supermamá!!

    1. Gracias Susana! Es difícil afrontar algo así cuando estás embarazada… pero después se sale y con más fortaleza ! Un abrazo tú también eres una súper mamá

  27. Siempre pienso , que las cosas pasan por algo y que el tiempo pone a cada uno en su sitio, tarde o temprano.
    Nunca entenderé como una persona puede abandonar así a un hijo, el único calificativo que se me pasa por la cabeza es cobardía.
    Tu hijo tiene una gran madre y una gran familia que lo quiere, ya verás como no echará nada en falta. Crecerá feliz y tú más feliz de poder verlo crecer a tu lado, de poder sentir sus primeros abrazos, de sus primeras palabras, ….un abrazo y ánimo

  28. Mucho ánimo, Marta! Enhorabuena por ser tan valiente. Yo he sido madre soltera de dos niños estando casada. Y creo que es algo frecuente. Eres madre y la otra persona sigue ahí contigo, pero es como tener una planta. Y encima aguantando todo lo que supone una pareja que no funciona. Me separé y desde entonces mucho más feliz. Así que a ese individuo que se fue en el programa momento cuanto más lejos mejor!

  29. Marta, yo pasé por algo muy similar. Tenía una relación estable y una hija buscada de 4 meses. Empezó diciendo que no sabía si me quería y en muy poco tiempo se fue…
    Que duro y cuantos aprendizajes…
    Ahora mi hija tiene 3 años y medio, estamos bien y tenemos una relación preciosa. Algunas de las vivencias y experiencias están recogidas en mi blog: https://viuregestionantemocions.com/category/separacio-i-fills-separacion-e-hijos/
    Escribir me ha permitido drenar muchísimo…
    Un abrazo!

  30. Mi pareja de 10 años me dejó en la semana 12 de mi embarazo; esto supuso un auténtico infierno para mí; creo que la experiencia más dura que jamás he vivido. Volvimos en el último trimestre después de que las familias y yo le suplicásemos que merecería la pena. Al mes y pico de nacer mi hijo, me lo volvió a decir; cuando el bebé tenía 2 meses y medio, nos separamos. Ahora mi hijo tiene 16 meses; es duro, aunque tenerlo a él es lo mejor que me ha pasado en la vida, ya sabéis. Hace 4 meses me saqué mi plaza de funcionaria después de 6 años como profe interina. Tenemos una buena relación, bastante buena; ambos nos esforzamos para que pueda ver al bebé. Hay un “problema” : yo todavía lo quiero.

    1. Ánimo Almudena! Seguro que tu hijo es súper feliz de tenerte y enhorabuena por sacar tu plaza !! Eso es de campeona total ! Y al final el tiempo TODO lo cura… un abrazo

  31. Bueno,
    No es por poner en duda ni mucho menos esto, pero estaría bien escuchar las dos versiones. Mi hermano dejó a su pareja a los pocos meses de nacer su hijo. La verdad que la cosa no iba bien, pero quizás esto lo vea más una parte que la otra. En definitiva, lo dejaron. Pero él DESDE EL MINUTO UNO jamás se arrepiente de ser padre, es más, a día de hoy lucha por ver a su hijo, y que su ex no se lo está poniendo NADA fácil. Ella cuenta a otros que el padre de su hijo los abandonó, cuando precisamente ese padre, mi hermano, llora cada día y va al psicólogo por la impotencia de que su ex no le deje ver a su hijo y el tema de abogados vaya lentiiiiisimo….
    Es una pena.
    No digo que esto que se cuenta no sea cierto, lo que sí digo, y bajo esta misma experiencia, que mejor informarse bien antes de lanzar críticas al progenitor/a.

    Que después tanto que luchamos por la igualdad, pero la custodia compartida hay que ver lo que nos cuesta darla…

    1. Hola Adri por supuesto que cada caso es diferente y siempre habrá dos versiones. Yo aquí cuento mi situación concreta, cómo me sentí, lo que ocurrió y cómo superé una ruptura de la noche a la mañana, literalmente. Cómo afronté un embarazo sola sin entender nada de lo que había ocurrido y sobre todo, luchando por no dañar al bebé. La historia siguió pero aquí cuento ese momento concreto de sentir ese abandono y una maternidad que nunca me había planteado que fuera en solitario. Siento lo de tu hermano, la justicia muchas veces es de todo menos justa. Un beso

  32. Hola Marta, muchas gracias por tu post. Hace semanas que estaba pensando en escribir mi experiencia pero no encontraba el momento. Aunque, en realidad, creo que no llegaba a dar el paso porque más bien se trataba de evitar revivirla.
    Al leer el título de tu historia me he quedado petrificada. Lo que te ha pasado y cómo lo has vivido es casi exactamente igual a lo que me pasó a mi hace un año. Me he sentido totalmente identificada contigo. Cuando te pasa algo así, piensas que eres la única y no es así. Por desgracia o por suerte (según se mire), somos más. En mi caso, mi ex marido y yo, éramos padres de nuestro primer hijo de casi 2 años en aquel momento. El segundo embarazo vino por sorpresa, pues fue algo que no habíamos planificado ya que él me decía que no quería tener un segundo hijo. Yo tenía ganas de darle un hermano a mi primer hijo pero quería que fuera algo deseado por ambos. De repente, un día empiezo a encontrarme mal, floja, con sueño y angustia. Tras varios días en ese estado, decido ir al médico. Éste me recomienda hacerme la prueba de embarazo. Llamo a mi exmarido para decirle que voy a hacerme la prueba de embarazo. Ambos pensábamos que era improbable que estuviera embarazada, pero la prueba da positivo. La noticia cae como un jarro de agua fría para él y al ver que no se alegra, lo vivo con emoción agridulce. Cuando ese mismo día llegó del trabajo me dice que está muy enfado, que no quiere ese segundo hijo, que no es el quien me diga que aborte y que si nace será el fin de nuestro matrimonio porque él sería infeliz al disponer de menos tiempo libre. Yo, no daba crédito a lo que me estaba pasando. Una noticia, que lo natural es que sea un motivo de alegría, se convierte en algo horrible y que hace que tu vida de un giro de 360 grados en menos de 24 horas. A la mañana siguiente, antes de que saliera por la puerta para irse a trabajar, me dice: “Sarah he estado pensando toda la noche y quiero el divorcio”. Por la tarde me dice que hacía tiempo que había dejado de quererme.
    Y todo lo que empiezas a vivir a partir de ese momento, Marta lo ha explicado perfectamente. Esta persona que creías que te amaba, se convierte en un desconocido. Yo tampoco encuentro calificativos para personas que hacen cosas así, es demasiado inhumano. Entras en estado de shock, empiezas a vivir lo que te está pasando como si se tratara de una película en la que tú eres la protagonista y reprimes las emociones negativas para que no afecten a tu futuro bebé. En mi caso, me dijo el ginecólogo que estaba embarazada de tan solo 6 semanas. De repente, me convertí en una madre coraje que saca las uñas para luchar por el futuro de mis dos hijos, me activé en modo “mente fría” pues solo debía pensar con la cabeza porque no me podía permitir el lujo de sacar emociones de ira y rabia en mi estado. En 20 días estábamos divorciados. Mi segundo hijo se llama Lucas, elegí este nombre porque significa “el que ilumina”. La gente que te quiere, te dice que eres valiente y fuerte. Yo pienso que cuando te pasa algo así, no te queda otra. Durante el embarazo he tenido la gran suerte de tener a mi familia, compañeras de trabajo y amigos/as apoyándome emocionalmente. Aquellos que no te conocen se creen las difamaciones, calumnias y distintas versiones que va contando tu exmarido para no tener cargo de conciencia, justificar lo injustificable y culpabilizarte a ti por “haberte quedado tú embarazada”, porque claro está, él no ha hecho nada para dejarte embarazada tras mantener relaciones. Vamos! Que soy la Virgen María, Jajajaja!!!
    He vivido un embarazo antinatural: soportando mentiras, pasando por la ira, el odio, el duelo de la pérdida, intentando aceptar la situación de un modelo diferente de familia, con muchísima incertidumbre haciéndome preguntas como: ¿qué pasará cuando nazca Lucas? ¿Nacerá sano? ¿Será un bebé nervioso por haber reprimido mis emociones? ¿Mi exmarido le querrá al igual que a su primer hijo? ¿Se arrepentirá?, etc… Mi psicóloga me decía que dejara de hacerme preguntas y que intentara disfrutar del embarazo. Ufff! No os imagináis lo difícil que es eso. Solo tenía ganas de que naciera Lucas para desvelar todas las preguntas sin respuesta. Lucas, nació el pasado 4 de julio (Independence Day, tiene gracia!) por cesárea programada humanizada. A mí también me acompañó mi madre en el parto. Tengo que decir, que fue de las experiencias más bonitas de mi vida. A partir de ese momento todo es PAZ. Lucas, haciendo honor a su nombre, ha traído mucha LUZ a nuestras vidas. Es un bebé muy tranquilo, bueno, simpático, no llora, solo se queja un poco cuando tiene hambre. Mi madre dice que Lucas es muy listo, que sabe que su mami ha sufrido mucho y por eso me ha traído la paz que necesitaba. A fecha de hoy estoy FELIZ con mis dos hijos y, en gran parte, se lo debo a mis padres, con quienes vivimos desde que empezó la pesadilla. Sin “los abus” no sería posible encontrarme tan bien y con tantas ganas de seguir “malamadreando”. Mis hijos son el mejor regalo que me ha dado la vida. Actualmente, todavía tengo dudas sin resolver, ¡pero ya no me importan!. El tiempo pone las cosas en su lugar. Lo que importa de verdad es “el aquí y ahora”, los momentos que vivo con mis hijos y por eso cada día me esfuerzo por vivirlo de forma consciente y disfrutarlo al máximo. Es cierto cuando se dice que “las cosas siempre pasan por algo”. Lucas tenía que nacer para apartarme del lado de una persona que no me merecía y que no nos iba a hacer felices. Yo, he aprendido a disfrutar de la vida sin pensar en el futuro, a dar importancia a las cosas que realmente importan y a evitar conflictos, porque los problemas ya vienen solos y, a veces, la vida te pone a prueba de la noche a la mañana para demostrarte que tienes mucho “power” y que eres una buena madre con infinita capacidad de AMAR.

    Ah! Por cierto, ¡ellos se lo pierden!
    Nosotras somos Aves Fénix, nos caemos, nos levantamos y resurgimos fortalecidas. ¡Tenemos la suerte de que la vida nos ha brindado otra oportunidad para empezar de cero con nuestros buenos hijos!

    Un fuerte abrazo,
    Sarah

    1. Dios te entiendo tanto!!! yo sufrí en el embarazo una infidelidad que me dejó en KO. fue horrible la manera de descubir que la persona q tanto amabas te había traicionado vilmente. Lloraba montones y mi miedo ahora, 1 año después, es que el bebé tenga algo.. no sé.. que sea nervioso o algo derivado de tanto sufrimiento… es tan tranquilo que como el tuyo me dicen a mí… que ya bastante hemos sufrido que él no nos lo iba a poner más difícil.. q duro todo… 🙁

      1. Gracias Susana! Todo es muy duro pero el karma nos compensa con hijos maravillosos. Al final todo se pone en su sitio y siempre es mejor estar sola que con quien no te hace bien. Un besazo

      2. Susana, siento mucho que hayas tenido que pasar por una experiencia tan dura. Solo las que pasamos por La superación de una pérdida estando embarazadas sabemos lo que se sufre. Pero ten por seguro que el KARMA EXISTE y por eso la vida te recompensa después de tanto sufrimiento. La recompensa son nuestros bebés maravillosos que nos traen la PAZ que necesitamos. También tengo claro que “las grandes batallas se les dan a los grandes guerreros” y tú debes ser una gran guerrera seguro.

        ¡Un fuerte abrazo guerrera! Y a seguir disfrutando de tu bebé que es un ángel caído del cielo.

        Sarah

    2. Increíble también su historia Sarah! Es cierto que cuando nos pasa algo así creemos que somos las únicas y me alegro, dentro de lo que cabe claro, si te he podido ayudar a contar tu historia, creo que compartirla también ayuda. Son momentos muy duros y se viven situaciones complicadas pero nos hacen más fuertes y desde ese momento todo es más relativo en la vida. Creo que los hijos nacen con el superpoder de sanarnos y llenarnos de paz. Y como digo, siempre mejor sola que mal acompañada pero si además tenemos la suerte de contar una súper familia para hacer equipo mejor que mejor . Un abrazo grande

      1. Leer tu historia y compartir la mía, me ha ayudado muchísimo Marta. Desde que lo hice me siento más ligera, como si me hubiera deshecho de un nudo que había dentro de mí.
        ¡Un fuerte abrazo Marta! y a seguir AMANDO a nuestros buenoshijos y a nuestras buenasfamilas que tanto nos apoyan. ¡Ellos son lo verdaderamente importante de la vida!

    3. Por supuesto, yo creo que si alguien está mal contigo lo menos que puede hacer es decírtelo, no que lo descubras tú cuando estás pendiente de un bebé, y, él mientras tanto está con otra persona, porque como a mi me dijo “mucha madre y poca esposa”..
      Cuatro años después estoy feliz de haberme separado, pero es muy duro el día a día con un papá que se ha hecho la víctima, me ha difamado, mentido, y todo para justificar sus actos.. Si una persona está mal con su pareja y además hay un bebé o está en camino, lo más digno es que hable contigo.. La mayoría son unos inmaduros a los que se les queda muy grande la situación
      Un abrazo

  33. Somos fuertes por naturaleza, siempre lo e dicho y a las pruebas me remito. Yo tambien pase por un abandono. Mi bebe tenia un mes y medio cuando mi pareja de ocho años me dejó. Me dijo que no me quería y me repetía constantemente que cogiera mis maletas y me fuera. No quise hacer caso, mi mente estaba bloqueada. Me imagino que entre las hormonas que en esos momentos las tenemos por las nubes y la situación, mi mente no sabia ver nada mas que a mi hija. No sabia reaccionar. Todavia me estaba recuperando físicamente del parto. Fue un parto con forceps y estuve quince dias sin poder andar. A los veinte dias me ingresaron con una mastitis aguda. Y a las siete semanas ingresaron a mi hija por una bronquiolitis. Fueron dias aguantando vejaciones como que me marchara de casa, que ahi no pintaba nada, que no queria ni verme…etc Hasta que lo consiguió y me fui. Me dijo que yo me fuera pero que la niña se quedaba pero como le dije a el: por encima de mi cadáver. Cogí a mi bebe y nos fuimos.Y hasta hoy. Lo he pasado realmente mal por dos motivos. Uno por el abandono: por ver que la persona que tanto queria formar una familia contigo ahora solo te tenia odio. Por verte sola. Por no creerte lo que te estaba pasando. Y dos: por todo lo que vino después. Abogados, visitas en sitios públicos, burofax, juicios… algo que jamas me hubiera imaginado.
    Ahora dos años despues ya no me duele. Ni el corazon ni la situacion. Le veo cada vez que se lleva y me trae a mi hija y he consiguido hasta verle con buenos ojos. Pensando que si eso pasó era porque tenia que pasar. No guardo rencor y lo unico que me importa es que mi hija sea una niña feliz. Que cuando se vaya con su padre este en buenas condiciones y no la falte de nada. Ella le quiere y yo estoy feliz de verla feliz. El tiempo lo dirá todo. Y se que mi hija cuando crezca preguntará. Y se lo contaré todo sin querer malmeterla. Sera ella la que juzgue, no yo. Las mujeres estamos echas de otra pasta y podemos con todo!
    Ánimo a todas las que esten pasando por un momento parecido y doloroso. Solo puedo deciros que se sale de esto. Con el tiempo veras que era lo mejor que te podria haber pasado aunque ahora no te lo puedas ni imaginar. Y tu hijo/a sera lo que te de fuerzas para todo. Ahora y siempre.

    Un abrazo para todas las malasmadres!!

    1. Gracias Lidia! Por desgracia estos casos son más comunes de lo que nos imaginamos, es difícil ententer cómo alguien puede hacer tanto daño. Pero tienes razón, todo pasa y el tiempo todo lo cura. Y por supuesto que todo pasa por algo. La fuerza que nos dan los hijos es algo que solo nosotras sabemos … un beso grande

  34. No sé si me leerás Marta,pero sabes qué te digo,que tu hijo estará superorgulloso de su madre. Lo sé y quiero que lo tengas presente siempre,que aunque te vengas abajo,tu hijo estará siempre muy orgulloso. Lo sé porque yo soy la hija de aquella mujer que hace 43 años pasó lo mismo que tú y que ahora ve a su madre una madre valiente y guerrera aunque sea a la fuerza. Cruzó el océano dejando a una buenahija con 6 años. Y salió adelante,salimos adelante con ayuda de Buenosabuelos y Buenostios. Unos Buenosabuelos a los que adoro,y que curiosamente son mis abuelos paternos.
    Adelante Marta,la vida os sonríe y os sonreirá.
    Con 30 años tuve una llamada de teléfono que no quiero recordar. Con 30! Cuando ya ni lo necesitaba ni lo necesitaré. No le guardo odio ni rencor. Solamente indiferencia y olvido. Nada más.
    Un abrazo Marta.

  35. Aura gracias por tu punto de vista, yo también creo que los hijos valoran y están orgullosos de los esfuerzos de sus madres, especialmente en situaciones difíciles. Y el estar rodeado de una familia que lo quiere es maravilloso para él, como lo fue contigo. La vida nos sonríe porque somos felices. Un abrazo

  36. Leo vuestras historias y alucino cómo hay hombres que hacen eso.
    Por vuestros relatos desprendéis muuuucha energía.
    Muuuucha fuerza!!!!

  37. Gracias por contar tu experiencia, Marta !!! A pesar de las lágrimas, del pánico y de la desesperación, eres muy fuerte y muy positiva. Eso es AMAR: sobreponerse por los demás cuando todo se derrumba alrededor (y dentro tb). Tu pequeñín es lo más grande del mundo. Tú le cuidas, él te salva. A mí me pasó algo similar: me rescataron mis niñas al tener que sobreponerme por y para ellas. La primera vez, me separé de su padre biológico después de años de agresiones. Saqué una firmeza que no sabía que tenía, por proteger a mis pequeñas. Se llevó nuestros ahorros en un momento en que yo no tenía trabajo y me dejó la hipoteca íntegra a mi cargo. Estaba sola porque mi familia y mis amigos viven lejos. Fue una época muy dura, pero aún así crié a mis peques en un hogar sereno y feliz. Años después conocí a otro hombre, muy distinto al anterior en muchas cosas, pero la relación que duró en teoría 12años fue interrumpida por reiterados y largos distanciamientos. Me (nos) dejó en varias ocasiones y volvió cada vez diciéndome que se había agobiado y prometía que no lo volvería a hacer. Pero repitió. Hace un mes, la última vez. Me vine abajo, me culpé, lloré mucho. Con los días voy descubriendo que él no sabía convivir, que no éramos realmente una familia o mejor dicho, él no la integraba plenamente. Es curioso, pero mi voluntad de sumar no me dejaba ver todo lo que él restaba. Yo llevaba años cayendo en bajones de ánimo cada vez más profundos, pensando que la causa eran la edad, las hormonas, el entorno, el trabajo, la distancia, y un montón de cosas más. Seguramente todo eso juega en contra, pero había algo negativo en el ambiente, con su presencia, que empeoraba las cosas. Hoy, aunque este último abandono ha sido desestructurante y aún nos cuesta adaptarnos a la nueva situación, parecerá extraño lo que voy a decir, pero poco a poco mi ánimo está recuperando una tranquilidad que nunca tuve junto a él. Mis hijas son mi sentido y por ellas y gracias a ellas aprendo a salir airosa, sigo siendo el pilar afectivo, construyo (construimos) un hogar sencillo, con sensibilidad, con humor, con paciencia, con AMOR. No somos perfectas. Somos estupendas 😀 Abrazos a todas.

  38. Marta, eres una luchadora y tu hijo tambor. Yo también tuve la suerte de que mi madre estuviera conmigo en mi parto y estoy encantada de la decisión que tomé de ser madre soltera, mi hija es lo MÁS. Es duro a veces y no todo el camino está lleno de rosas, pero vale la pena, y mucho, al menos para mí. Fuerza y el karma existe 😉

  39. El fin de semana que viene hara cinco años que pase por lo mismo, pase una semana encerrada en casa llorando y luego me toco lavarme la cara y hacer ver que todo iba bien para no fastidiar las navidades a todo el mundo. El estres me hizo caer de nuevo en el vicio de fumar que hacia años habia dejado, por lo que cuando no lloraba por lo sucedido lloraba pidiendole perdon a mi peque por lo que le estaba haciendo.
    El parto se adelanto un mes, fue un parto superfacil y mi mejor antidepresivo, mi peque siempre fue facil, dormia superbien (con sus despertares cada dos horas para mamar), se agarro a la teta desde que la pari i mas alla de las rabietas a partir de los dos años ha sido una niña que me ha facilitado la maternidad.
    Fue un momentl muy duro, pero sin el no habria tomado la decision de coger una excedencia y dedicarme 100% a ella, economicamente no ha sido facil pero fue la mejor decision, estos años con ella disfrutandola al maximo, pues por edad se que sera la ultima, ha sido un goce magnifico.
    Luego hay una ventaja que a veces no pensamos cuando te sucede, no tienes que discutir con nadie por como educas a tu peque, sigues tu corazon y ya esta.
    Mucha fuerza. Besos

  40. Viví una situación muy similar. Mi pareja de 10 años me dejó en la semana 12 de mi embarazo. Desde ahí, viví un auténtico infierno, la peor experiencia que he vivido jamás y de la que no me separaré nunca; me sorprendo a mí misma de cómo mi bebé pudo venir al mundo fuerte y sano. Después de una fuerte labor de terapia y un trabajo desgarrador, tanto por mí como por las familias, “decidimos” volver en el último trimestre (siempre tuve la sensación de que se vio totalmente forzado ). Pues bien, como era lógico, aquello salió como el rosario de la aurora; al mes de haber parido, me dijo que ya no estaba enamorado de mí; a los dos meses y medio y, gracias a mí terapeuta, decidí que mi dignidad valía más que mantenerlo a él a mí lado por la fuerza. Viví un embarazo sin un abrazo, sin un “te quiero”, haciendo esfuerzos titánicos por pasar más tiempo con él (soy profesora y el curso de mi embarazo estaba trabajano en un pueblo a 200 kms de nuestra vivienda ; y, cuando accedía, siempre era yo la que iba a verlo ) a pesar de que no fuesen lo mejor para mi embarazo. A día de hoy (mi bebé tiene 16 meses ) tenemos una relación estupenda, me puede lo positivo, facilito en todo lo que puedo que hijo y papá estén el máximo tiposible posible juntos… Pero conservo una herida irreparable. Irreparable. Confiemos en el futuro.

  41. En mi caso fue al mes y medio de nacer mi buenahija. “Que no siento lo que tengo que sentir” fue toda la explicación. Ni imaginármelo. Y como las desgracias no pueden venir solas a los dos meses falleció mi madre de un día para otro con 61 años. Se había convertido en mi sustento y la que hacía de padre. Fueron meses durísimos donde la vida no te deja más opción que seguir adelante y pelear. Mi hija fue el motor y a ella le debo no haberlo dejado todo correr. Ahora tiene 4 años, es una niña feliz y al menos tiene la suerte de disfrutar de su padre, que como pareja resultó un desastre pero como padre no puedo reprocharle nada. La custodia compartida (que al principio viví como algo horrible y con mucha culpabilidad) hace un año y medio me dio la opción de disponer de tiempo para retomar mi vida, mis aficiones y recomponer mi círculo de amistades. Ahora disfruto de mi hija y cuando no la tengo…. disfruto de mi! Como dice el post…mejor sola que mal acompañada!!! Ánimo a todas las que estáis ahora atravesando ese horrible momento. Saldréis, y saldréis mucho más fortalecidas y orgullosas de lo que habréis conseguido. Al menos, en mi caso, fue así.

  42. Hola paloma, primero felicitarte por tu fortaleza y quisiera compartir contigo el momento que sufrí cuando estaba embarazada de mi primera hija. En mi caso mi pareja no me abandono, fue mi padre que al inicio de mi embarazo enfermo de una forma dastrica y dramática y en mi familia no solo no pudimos disfrutar de un momento tan especial como es la llegada de un hijo, sino que esté momento fue muy duro sufrí tanto que más de una vez pense que perdía a mi bebé.
    La noche antes de fallecer mi padre pase una noche tan nerviosa que me fui a urgencias con dolores, contracción y ansiedad pero la campeona que llevaba dentro resistió.
    Después llegó lo peor su ausencia ….. Recuerdo que lloraba y lloraba con miedo de hacer daño a mi hija, tenía que contener mis sentimientos, no podía gritar no podía sentir ansiedad porque la vida que tenía dentro era más importante que mis sentimientos.
    Me tuvieron que provocar el parto, ya que la bebé no crecía y siempre pensé que mi estado anímico influyó.
    Al final todo salió bien y mi hija nacio pequeña pero sana.
    La alegría de un nacimiento se empañaba con la perdida de un padre y la pena de que no le había dado tiempo a conocerla
    La vida te pone en situaciones complicadas e injustas pero somos luchadoras. Después de esta experiencia extrema en mi vida se por lo que no hay que sufrir.

  43. No dudéis que todo se supera y que con el tiempo adquieres una tranquilidad y una paz, cuando te das cuenta de lo bien que estás sin esa persona que te falló, que nada pasa de manera gratuita, todo tiene una finalidad. Mí tercer hijo tiene ya doce años, fue duro un embarazo en solitario con dos hijos de doce y siete años, ya me estaba engañando y yo no me dí cuenta, al mes de nacer me dijo que se quería separar, yo no sabía cómo afrontarlo, creía que no podría vivir sin él, eran ya quince años juntos. No nos separamos en ese momento, me juró que no había nadie más que estaba confundido, pasaron varios años, hasta que se destapó todo. Había alguién desde el principio que no había dejado de ver. Fue un año duro de reproches, terapias, arrepentimientos, idas y venidas, hasta que se fué. Ese fue el punto de no retorno, empecé a ser consciente de mí libertad, a trabajar en mí y para mís hijos, a quererme. Ahora estoy muy tranquila, no me afecta para nada, estoy contenta de que no esté a mí lado, quiso volver, pero yo ya no estaba. No necesitamos inmaduros e irresponsables en nuestras vidas, nuestro esfuerzo es el de criar y educar personitas responsables y sanas. Somos mucho más fuertes de lo que creemos!! Un abrazo.

  44. Hola Marta no he podido dejar de emocionarme al leer tu historia.
    Justo ahora hace 1 mes que nos han abandonado. Con una niña de 10 días y un niño de casi 4 años, después de 6 años y medio de matrimonio y 17 años desde que nos conocimos.
    El “buenpadre” necesita VIVIR, resulta que le agobiaban mis celos y mi control después de también cuando nació mi primer hijo hubo una infidelidad. Y sin ultimátum ni preaviso ADIÓS y cierra la puerta y encima viene pidiendo la famosa “custodia compartida” ….. a la niña casi ni la conoce pero lo más grave es que ha disfrutado del permiso de PATERNIDAD estando fuera de casa y viviendo de vacaciones entrando y saliendo de la mEjor manera. Un hombre de “supuestos valores, conservador, defensor de la familia” y de una familia “con mucha educación” y todas esas cosas que ahora me harto de reír.
    No he dejado de llorar desde hace 1 mes y aún pienso que va a volver…… no me hago la idea y no sé ahora lo que me espera….. sobre todo porque sé que voy a tener que luchar por quedarme a mis hijos….. esos que yo he decidido tener para estar toda la vida con ellos.

  45. Eres muy valiente, Marta. Ahora que soy madre, se me parte el alma de pensar que alguien no pueda querer a su hijo a pesar de que es algo que ha estado muy presente en mi vida. En mi caso, mi punto de vista es el del hijo, puesto que a mi madre le ocurrió lo mismo que a ti, pero a las 16 semanas de gestación. Debió ser muy duro en 1979, soltera, embarazada y discapacitada. La gente le decía que me regalara a alguien que no pudiese tener hijos. Afortunadamente, ella los mandaba a un lugar que tiene que estar bastante transitado… Tuve dos madres: mi madre y mi abuela, a las que se sumaron como ángeles de la guarda mis tías. Mi abuelo fue mi padre, pero lo perdí muy pronto, con 11 años. No conozco a mi padre ni a nadie de su familia. Tampoco los he necesitado. Me ha criado una buena familia y no me ha faltado de nada. Lo mismo pasará con tu hijo. No tendrá ninguna carencia, ni necesidad de esa figura paterna ausente, porque no le va a faltar de nada contigo y tu familia. Mucho ánimo con esa crianza! Lo estás haciendo genial!

  46. Hola Marta,
    Gracias por compartir tu historia. Y enhorabuena por conseguir transformar esa vivencia en algo positivo, más sano y resiliente imposible!
    Mi caso es bastante diferente: estoy embarazada de 26 semanas, en mi caso ha sido una decisión libre y personal de hacerlo sin pareja por reproducción con donante. Esta decisión nace de darme cuenta de que no podría seguir esperando al príncipe azul para vivir mi sueño y que iba cumpliendo años y mi situación no cambiaba. Siempre me acompañan las dudas sobre la decisión y el miedo a cómo me manejaré en el futuro con el peque, porque claro que me hubiese encantado tener a esa persona digna a mi lado compartiendo una sana relación y paternidad pero también soy consciente de que lo he decidido desde el convencimiento de estar cansada de esperar y conocer gente para cumplir un deseo (que es mío y de nadie más).
    Intento pensar que la pareja que tendré será desde la eleccion libre y sin condiciones y durará lo que tenga que durar sin hijos por medio. Y eso me tranquiliza.
    Como ves mis sentimientos son ambivalentes, pero supongo que es parte del proceso. Yo lo único que quiero es que mi hijo no esté en medio de ningún conflicto entre adultos y así será.
    Un abrazo enorme.

  47. Marta, tu historia me da ganas de seguir, me doy cuenta que no estoy sola, así como a mi me esta pasando, hay muchas que ya lo pasaron y salieron adelante con sus buenoshijos, mi buenahija mañana cumple tres semanas, me dejaron con 37 semanas, diciendo no me busques, no te quiero, no daré mi apellido y si quieres algo que sea bajo demanda, me las lloré todas, mi parto fue traumático, anhelaba un parto normal, tuve cesárea de urgencia, es doloroso verte sola en un momento que pensaste estar acompañada con tu pareja, pero somos mujeres fuertes, se puede superar esto, dicen que las tormentas limpian los caminos, un abrazo a la distancia y mis mejores deseos para ti y tu buenhijo

  48. Todo lo que pusiste me hizo pensar en mi historia. Mi ex desaparecio cuando estaba entrando en la 9 semana. Durante dos meses el tiempo que no estaba en clase la pasaba durmiendo para no llorar no entendía el por que no quería a mi bebe y menos al saber que al hijo de la ex siempre lo cuido como si fuese suyo. Me preocupa que mi bebe (3 meses y medio) me pregunte por el por que no se que le diré. Si no fuese por mis padres no se que hubiera sido de nosotros. Yo también estuve con mama cuando di a luz (después de 19h fue cesarea) y nunca cambiaría que mi madre estuviese conmigo. Mi bebe diempre me dejo dormir al menos 5 horas seguidas y ahora de noche son entre 8 y 12 horas. Esta sano y crece muy bien. Se perfectamente que mejor nosotros dos solos que con alguien que no nos quiere.

  49. Felicidades!!!
    Por seguir adelante y por darte cuenta de que tu bebé y tu no necesitáis a nadie, pero en todo caso, os merecéis a alguien que os valore y os quiera de verdad.
    Ánimo, lo estás haciendo genial!!!

  50. Te entiendo muy bien el padre de mi bb.me abandono al enterarce de mi embarazo, hace.poco vi fotografias de el con otra chica y me entere que llevaban ya dos años y algo de relacion mi bb tiene 5 meses 1/2 , pero tengo que seguir. Es duro aveces no puedo evitar llorar cuando nadie me ve, pero veo esa carita que confia en y continuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más