Side Area

Ellas Opinan: una historia triste de no conciliación

Ellas Opinan: una historia triste de no conciliación

Relegada de sus funciones y degradada en un puesto inferior al que ocupaba tras quedarse embarazada de su segundo buenhijo y tras cambiar de jefa. Nuestra protagonista de hoy nos cuenta de manera anónima las consecuencias sufridas en su trabajo tras un cambio de jefa. Una historia triste de no conciliación que como ella misma nos cuenta sucede “solo por tener un hijo” a pesar de realizar con responsabilidad y efectividad su trabajo. Os dejamos con su relato y os animamos a que firmeis la petición que desde el club hemos puesto en marcha en la plataforma change.org para conseguir que se implante la jornada  continua en las pequeñas y medianas empresas (pymes). En menos de una semana hemos conseguido el apoyo de 64.000 personas que queremos cambiar el mundo. Nuestro reto 100.000 firmas para que nos oigan los dirigentes políticos de este país (podéis firmar AQUÍ).

Malasmadres-yonorenuncio

Desde que os conozco, que es desde hace ya bastantes años, siempre he llevado el lema por bandera de ser una malamadre. Pero una malamadre cualquiera, una malamare de libro, pulsera y camiseta y de esas que cumplen todos los puntos del decálogo.

Tengo dos niños, un niño de 4 años y una niña de 6 meses. Además tengo dos carreras y dos Másters (como véis me gustan las cosas a pares). No lo digo por presuntuosidad sino para que entendáis que he querido formarme mucho para poder llegar a ser una buena profesional. Me encanta trabajar y hasta ahora he contado con las ganas y la ilusión de querer implicarme en mi trabajo al máximo y ofrecer lo mejor de mí. Y al margen de todo esto, como todas las malasmadres de este club, doy la vida por mis hijos y porque sean felices.

Trabajo en una empresa pública de esas que huelen a rancio. En donde en algunas áreas los cargos de responsabilidad (los llamados de libre designación) son vitalicios, y en otras como en la mía, Recursos Humanos (Recursos Inhumanos dicen algunos…), los politiqueos, las guerrillas de poder y los amiguismos hacen que seamos parte de un constante juego de las sillas.

Hace casi 4 años, una malamadre muy valiente y Directora de Recursos Humanos me ofreció ocupar uno de esos puestos de libre designación. Antes de aceptarlo le recordé que tenía un bebé y que debía tener en cuenta este hecho antes de ofrecerme nada. “Lo sé”, me dijo, “y también sé que pronto tendrás otro”. A lo que añadió que aun así tenía claro que mi implicación sería total.

Y así he estado desempeñado mi puesto con honestidad y responsabilidad y sin faltar un día con las tareas que tenía asignadas. Hasta el punto que hace dos años me tocó llevar una parte del ERE de la empresa y recibí amenazas telefónicas de muerte haca mí y hacia mi hijo. Fueron los momentos más desagradables de mi vida…

Esta misma malamadre valiente de la que hablaba antes, al comprobar mi dedicación al trabajo, me ofreció ascender hace dos años. El puesto tenía sus ventajas, era un ascenso funcional, no jerárquico. No había ni más dinero ni que invertir más tiempo, se trataba solo de controlar una parte geográfica más amplia. Y yo iba estar más tranquila, yéndome del foco de las amenazas y sobre todo porque el nuevo puesto suponía viajar menos. Me interesó igualmente. Podía seguir aprendiendo… Y en estas estábamos cuando el año pasado, cuando bien vaticinaba la Malamadre Directora de Recursos Humanos me quedé embarazada. Estuve trabajando hasta tres semanas antes de dar a luz. Me tocó cubrir cosas complicadas, reuniones de desconvocatoria de huelga, 5 bajas en mi unidad que cubría sola. Iba a todas partes con el barrigón y la lengua fuera. Recuerdo que uno de los miembros del sindicato y delegado de prevención me dijo que como tal me recomendaba ir al médico para que valorara mi baja. Lo que él no sabía es que mi médico me había recomendado parar hacía algunas semanas. Aún así aguanté hasta que no podía más… ¡Que no se dijera que las embarazadas explotábamos nuestro estado!.

Durante mi baja, alternaba los quehaceres que marcaba mi bebé con seguir de vez en cuando el correo y contestar dudas de mi jefa y de mi equipo. Pero en estas, que a unos meses de finalizar mi baja, cambiaron a la malamadre valiente Directora de Recursos Humanos y pusieron a una Directora, no madre, de cerca de 40 años y con deseos, como ella manifiesta constantemente, de pertenecer a nuestro club de las malasmadres.

Pensé que no iba a tener problemas. Yo soy una persona responsable y trabajadora (que está mal que yo sea la que lo diga pero es así) y me debo a mis jefes. Es decir, si yo sigo las pautas de lo que ella me marca, ¿por qué iba a peligrar mi puesto entonces? En cuanto la nueva jefa viera mi disposición no dudaría en mantenerme. Pero lamentablemente no ha sido así, cuando llegue de mi baja de maternidad me comunicó que había decidido no contar conmigo sin darme explicaciones ni oportunidades.

Intenté rebatirle que mi trabajo está bien hecho y que llevaba años recibiendo felicitaciones incluso de otros países de Europa. Pero me dijo que no había más que hablar y que la decisión estaba tomada. Pensé que quería traer a alguien con ideas nuevas para el puesto. Pero no, quien me sucede es un buenpadre que he tenido como subordinado, al que he formado yo y que me ha sustituido durante mi baja de maternidad. Un buenpadre en el que he confiado y confío plenamente y con el que comparto al 100% la forma de ver nuestro trabajo. Pero lo que le diferencia de mí es que simplemente no tiene que salirse de una reunión sacaleches en mano o que no sale pitando a su hora porque ya está la malamadre encargándose del baño y la cena y por tanto él puede continuar de cuerpo presente en la oficina, que eso, ante una nueva jefa sin familia que se queda en las oficina hasta las 10 de la noche, queda muy bien y da muchos puntos. Ojo, y con honestidad pienso que es la mejor sucesión que puede tener el puesto…

Y ya está, he aceptado la situación. Al fin y al cabo los puestos de libre designación son así. Aunque como os imaginaréis no me he rendido fácilmente. He llamado hasta la puerta del director general, no para intentar recuperar mi puesto, sino para que la situación fuera constructiva y alguien me pudiera explicar en qué he fallado. No he obtenido respuestas. Y después de darle vueltas y más vueltas hasta casi volverme loca, solo encuentro una en mi cabeza: porque soy una malamadre de un precioso bebé de 6 meses y de un campeón de 4 años.

No sé por qué os he contado esta historia, quizás por desahogo o por rabia. Porque pensaba que estas cosas ya no pasaban o porque quería hacer mi pequeño homenaje a la generación de nuestras madres, que tanto y tanto han luchado por ser mujeres trabajadoras fuera y dentro de su casa. O por hacer un homenaje a las mujeres de ahora, que como sabéis hacemos malabarismos con el tiempo para estar a todo y para asumir cada vez más puestos de responsabilidad sin renunciar a ser madres y ejercer de ello. Y porque me entristece profundamente haber perdido un trabajo que me encantaba y hacía bien solo por haber tenido una hija. Ahora me degradan de puesto, iré a uno más bajo. Y voy a estar bien seguro. Pero lamento mucho la injusticia de la situación.

Como os decía más arriba, soy madre de un niño y una niña. Solo quiero que en el futuro, mi hijo no tenga más oportunidades por haber nacido varón, ni mi hija menos por haber nacido mujer. Yo por mi parte, seguiré peleándome mis oportunidades, trabajado a pleno rendimiento y ejerciendo de madre el máximo tiempo posible. Del mismo modo enseñaée a mis hijos que hagan lo mismo, que se peleen por las cosas que quieran y sobre todo a que no se conformen con la injusticia.

Y vosotras malasmadres, ¿habéis vivido una situación parecida a la de esta malamadre?

  • Elena

    25 Octubre, 2015 a 10:33 am Responder

    Uffff, que rabia me da leer este relato, por la injusticia hacia esta malamadre, por lo advenedizo del compañero que – con perdón de lo expuesto – se ha aprovechado y bien aprovechado de la coyuntura, y por la falta de neuronas de la nueva jefa. Muchos ánimos, malamadre anónima.

  • Elena

    25 Octubre, 2015 a 10:33 am Responder

    Uffff, que rabia me da leer este relato, por la injusticia hacia esta malamadre, por lo advenedizo del compañero que – con perdón de lo expuesto – se ha aprovechado y bien aprovechado de la coyuntura, y por la falta de neuronas de la nueva jefa. Muchos ánimos, malamadre anónima.

  • beijinha

    25 Octubre, 2015 a 11:17 am Responder

    Que bien que te hayas decidido a escribir!! me siento tan identificada!!!
    Tengo 31 años y como tú he estudiado muchísimo durante muchos años, gastando todos mis ahorros en máster, postgrados, ect…
    Al fin encontre una empresa en la que trabajaba en un puesto de responsabilidad y creía que todo era perfecto…hasta que me quede embarazada…
    tuve una baja larga ya que el embarazo se complico un poquillo.
    Cuando regrese de mi baja maternal, la persona que me estaba sustituyendo (una chica mucho más joven que yo y que la habían contratado por una subvención) se quedó con mi puesto y a mi me relegaron a estar sentada delante de un ordenador y hacer visitas a centros sin pagarme desplazamientos a las diferentes lugares a los que me desplace, aparte de aguantar los malos modos y palabras de una mujer que ni siquiera me miraba a la cara.
    en diciembre del año pasado (un mes después de reincorporarme) decidieron darme la carta de despido y decirme que después de los años que trabajé con ellos no había presupuesto para poder contar conmigo (raro si contamos que en esa época habían recibido una gran suma de dinero por parte de la administración).
    así que me fui, compuesta y sin trabajo, muy deprimida y decepcionada no sólo con el centro, sino con mis compañeros que reivindicaban tanto por los pasillos que aquello que me estaban haciendo era super injusto , y sin embargo cuando les pedí ayuda no fueron capaces de echarme una mano por miedo a perder su trabajo.
    Durante este año lo he pasado bastante mal (aunque la buena hija se encarga de darme los mejores momentos de mi vida), pero como profesional estoy decepcionada.
    A día de hoy y con mi buena hija con 16 meses, ya veo las cosas un poco mejor, incluso, he trabajado en alguna cosa temporal…
    por todo esto, debo darte las gracias por compartir tu experiencia, YA NO ME SIENTO TAN SOLA!!
    un abrazo enorme y muchísimo animo y fuerza a todas las malas madres que han o estan pasando por una situación parecida…nosotras somos el principio del cambio!!

  • beijinha

    25 Octubre, 2015 a 11:17 am Responder

    Que bien que te hayas decidido a escribir!! me siento tan identificada!!!
    Tengo 31 años y como tú he estudiado muchísimo durante muchos años, gastando todos mis ahorros en máster, postgrados, ect…
    Al fin encontre una empresa en la que trabajaba en un puesto de responsabilidad y creía que todo era perfecto…hasta que me quede embarazada…
    tuve una baja larga ya que el embarazo se complico un poquillo.
    Cuando regrese de mi baja maternal, la persona que me estaba sustituyendo (una chica mucho más joven que yo y que la habían contratado por una subvención) se quedó con mi puesto y a mi me relegaron a estar sentada delante de un ordenador y hacer visitas a centros sin pagarme desplazamientos a las diferentes lugares a los que me desplace, aparte de aguantar los malos modos y palabras de una mujer que ni siquiera me miraba a la cara.
    en diciembre del año pasado (un mes después de reincorporarme) decidieron darme la carta de despido y decirme que después de los años que trabajé con ellos no había presupuesto para poder contar conmigo (raro si contamos que en esa época habían recibido una gran suma de dinero por parte de la administración).
    así que me fui, compuesta y sin trabajo, muy deprimida y decepcionada no sólo con el centro, sino con mis compañeros que reivindicaban tanto por los pasillos que aquello que me estaban haciendo era super injusto , y sin embargo cuando les pedí ayuda no fueron capaces de echarme una mano por miedo a perder su trabajo.
    Durante este año lo he pasado bastante mal (aunque la buena hija se encarga de darme los mejores momentos de mi vida), pero como profesional estoy decepcionada.
    A día de hoy y con mi buena hija con 16 meses, ya veo las cosas un poco mejor, incluso, he trabajado en alguna cosa temporal…
    por todo esto, debo darte las gracias por compartir tu experiencia, YA NO ME SIENTO TAN SOLA!!
    un abrazo enorme y muchísimo animo y fuerza a todas las malas madres que han o estan pasando por una situación parecida…nosotras somos el principio del cambio!!

  • Cricri

    25 Octubre, 2015 a 11:39 am Responder

    No sabes como te entiendo.
    Mi empresa ha anunciado reducción de personal por disminución de carga de trabajo.
    Está recolocando a gran parte de la plantilla (gente con la misma antigüedad que yo) con lo que finalmente no habrá tantos despidos.
    Doy a luz en unos días y todo esto saltó a los pocos dias de coger mi baja médica por reposo (hace unas semanas). La empresa no se ha puesto en contacto conmigo para nada (han hecho varias asambleas), por supuesto no me ha ofrecido reubicación en la empresa y ya ha anunciado que quiénes no estamos reubicados ya, nos vamos a la calle. La fecha de despidos coincide con mi FPP. Somos 3 embarazadas en esta situación. Van a despedir a los compañeros con menos antigüedad y a nosotras. El resto están reubicados o al menos les han ofrecido otro puesto. Nosotras nada.
    Aunque el trabajo no tiene que ver con mi capacitación profesional (yo tambien tengo dos carreras y master) he dado el 100%, hasta el punto de seleccionarme (siendo currante rasa) para comenzar campañas de nuevos clientes, organizar nuevos departamentos y realizar formación, valiéndose de mi capacitación pero sin ascenso de por medio. Como no hay otra cosa, a callar.
    Ahora enfrento el final de mi embarazo sin saber si tendré que ir a los tribunales.
    No creo que me hubieran despedido si la carga de trabajo se mantuviera, pero desde luego mi embarazo ha sido determinante para que no me reubiquen. Es una empresa que no facilita la conciliación y donde las mamás tienen que pedir la reducción de jornada de manera voluntaria y perdiendo derechos, porque la de maternidad no la conceden (si, con la reforma laboral pueden negártela).
    En España no existe la conciliación, existe la elección. Has optado por tener hijos? Pues esto es lo que hay. Tú eliges, hijos o desarrollo profesional.

  • Cricri

    25 Octubre, 2015 a 11:39 am Responder

    No sabes como te entiendo.
    Mi empresa ha anunciado reducción de personal por disminución de carga de trabajo.
    Está recolocando a gran parte de la plantilla (gente con la misma antigüedad que yo) con lo que finalmente no habrá tantos despidos.
    Doy a luz en unos días y todo esto saltó a los pocos dias de coger mi baja médica por reposo (hace unas semanas). La empresa no se ha puesto en contacto conmigo para nada (han hecho varias asambleas), por supuesto no me ha ofrecido reubicación en la empresa y ya ha anunciado que quiénes no estamos reubicados ya, nos vamos a la calle. La fecha de despidos coincide con mi FPP. Somos 3 embarazadas en esta situación. Van a despedir a los compañeros con menos antigüedad y a nosotras. El resto están reubicados o al menos les han ofrecido otro puesto. Nosotras nada.
    Aunque el trabajo no tiene que ver con mi capacitación profesional (yo tambien tengo dos carreras y master) he dado el 100%, hasta el punto de seleccionarme (siendo currante rasa) para comenzar campañas de nuevos clientes, organizar nuevos departamentos y realizar formación, valiéndose de mi capacitación pero sin ascenso de por medio. Como no hay otra cosa, a callar.
    Ahora enfrento el final de mi embarazo sin saber si tendré que ir a los tribunales.
    No creo que me hubieran despedido si la carga de trabajo se mantuviera, pero desde luego mi embarazo ha sido determinante para que no me reubiquen. Es una empresa que no facilita la conciliación y donde las mamás tienen que pedir la reducción de jornada de manera voluntaria y perdiendo derechos, porque la de maternidad no la conceden (si, con la reforma laboral pueden negártela).
    En España no existe la conciliación, existe la elección. Has optado por tener hijos? Pues esto es lo que hay. Tú eliges, hijos o desarrollo profesional.

  • sunita

    25 Octubre, 2015 a 11:40 am Responder

    Me alegro que te hayas animado a contar tu experiencia. Gracias por compartirla y… a seguir luchando!

  • sunita

    25 Octubre, 2015 a 11:40 am Responder

    Me alegro que te hayas animado a contar tu experiencia. Gracias por compartirla y… a seguir luchando!

  • Planeando ser padres

    25 Octubre, 2015 a 12:22 pm Responder

    Tú historia es mucho más frecuente de lo que nos imaginamos o nos negamos a aceptar. Yo también trabajaba en una empresa pública, que se jactaba delas políticas en pro de la igual dad de la mujer, de la discriminación positiva y del ciento y la madre de buenas ideas y acciones. Pero mi jefa directa, mujer también pero sin hijos, se pasaba por el arco del triunfo todas estas iniciativas y para ella no existía la posibilidad de ser madre y trabajar. Me cambiaron el horario, la ubicación de mi trabajo y al finalizar la baja de maternidad la reincorporación me duró hora y media antes de dar carpetazo al puesto y volverme a casa para dedicarme sólo a criar. También con demasiada formación para dedicarme “sólo” a ser madre.

  • Planeando ser padres

    25 Octubre, 2015 a 12:22 pm Responder

    Tú historia es mucho más frecuente de lo que nos imaginamos o nos negamos a aceptar. Yo también trabajaba en una empresa pública, que se jactaba delas políticas en pro de la igual dad de la mujer, de la discriminación positiva y del ciento y la madre de buenas ideas y acciones. Pero mi jefa directa, mujer también pero sin hijos, se pasaba por el arco del triunfo todas estas iniciativas y para ella no existía la posibilidad de ser madre y trabajar. Me cambiaron el horario, la ubicación de mi trabajo y al finalizar la baja de maternidad la reincorporación me duró hora y media antes de dar carpetazo al puesto y volverme a casa para dedicarme sólo a criar. También con demasiada formación para dedicarme “sólo” a ser madre.

  • Carmen

    25 Octubre, 2015 a 7:10 pm Responder

    Parece que he leído mi propia historia.
    En mi caso, al reducirme la jornada presencial (por que el teletrabajo existe, para según qué cosas…) me bloquearon la carrera profesional, me quitaron bonus y desaparecieron las subidas de sueldo. Me arrinconaron, me pusieron una temporada mirando a la pared, y recientemente también me han apartado de mis funciones. Realizaba un trabajo acorde con mi carrera y formación. Tras más de 7 años en la empresa me cambian de puesto…ahí estoy, en la lucha, por que no existe ningún motivo profesional. Sé que hago mi trabajo de forma impecable, además me encantaba lo que hacía, no falté a mi puesto jamás e incluso trabajé en mis bajas maternales desde casa.
    Qué injusto es! A ver si entre todas lo cambiamos!!
    Un abrazo y mucho ánimo, nos queda mucho por cambiar y paso a paso lo conseguiremos… Aunque sea por cambio generacional y cuando jubilemos a las mentes machistas.

  • Carmen

    25 Octubre, 2015 a 7:10 pm Responder

    Parece que he leído mi propia historia.
    En mi caso, al reducirme la jornada presencial (por que el teletrabajo existe, para según qué cosas…) me bloquearon la carrera profesional, me quitaron bonus y desaparecieron las subidas de sueldo. Me arrinconaron, me pusieron una temporada mirando a la pared, y recientemente también me han apartado de mis funciones. Realizaba un trabajo acorde con mi carrera y formación. Tras más de 7 años en la empresa me cambian de puesto…ahí estoy, en la lucha, por que no existe ningún motivo profesional. Sé que hago mi trabajo de forma impecable, además me encantaba lo que hacía, no falté a mi puesto jamás e incluso trabajé en mis bajas maternales desde casa.
    Qué injusto es! A ver si entre todas lo cambiamos!!
    Un abrazo y mucho ánimo, nos queda mucho por cambiar y paso a paso lo conseguiremos… Aunque sea por cambio generacional y cuando jubilemos a las mentes machistas.

  • yo

    25 Octubre, 2015 a 7:29 pm Responder

    Yo trabajaba en para una empresa pública como autónoma. Decían que porque no había plaza consolidada. Vamos, que si quería currar (estaba en paro) tenía qye pasar por el aro.
    Total, que después de un año trabajando como responsable de comunicación, me quedo embarazada y en la semana 12, después de la primera eco, comunico mi embarazo al gerente, junto con mi intención de trabajar, si todo iba bien, hasta 15 días antes de dar a luz, para lo que dejé la mitad de mis vacaciones para cogerlas entonces, y después coger las 16 semanas d baja. Todo bien, ningún problema. Incluso desde recursos humanos me hablaron de la posibilidad de trabajar desde casa algunos dias tras incorporarme de la baja.
    Embarazada de seis meses y medio, me recomiendan reposo relativo y solicito trabajar desde casa hasta la fecha de parto acudiendo a la oficina una vez por semana (75km de ida, una hora en coche, y otros tantos de vuelta). Empiezan los problemas. Necesitan que mi trabajo lo desempeñe allí. Si me va mal conducir, que vaya en tren (hora y media de trayecto en tren mas 20 min de autobús). Entonces el gerente deja caer que tengo que hacer mejor mi trabajo, que llevaba tiempo queriendo hablar conmigo del tema, bla bla bla… Dos dias mas tarde me dice que ahora que voy a ser madre igual prefiero buscar un trbajo mas cerca de casa… Para acabar diciendo qye 16 semanas sin que vaya a trabajar son mucho tiempo. Que no pueden coger a alguien 4 meses, enseñarle todo y luego echarle, para terminar diciendo que si me cojo las 16 semanas de baja, rescindiran mi contrato porque ya no les interesa (cualquiera de las partes podia rescindir el contrato mercantil con dos meses de preaviso).
    Total, que ahí me ves: Embarazada de 7 meses, de baja porque estaba atacada y sabiendo que me iba al paro. Ideal. Y sin poder hacer nada porque estaban “en su derecho”.
    Cuatro años mas tarde soy mi propia jefa porque no me ha quedado otro remedio porque volver al mercado, y de lo mio, imposible. Ahora no me quejo; tengo un horario adaptado a la buenahija en la medida de lo poaible , que nada tiene que ver con lo que antes hacía. Pero en aquel momento, ademas de sentirme tratada injustamente, como un problema, me sentí mal tratada como persona por un gerente que s libró de mi sin miramientos. Una perla.
    Hala, ya me he desahogao! Gracias.

  • yo

    25 Octubre, 2015 a 7:29 pm Responder

    Yo trabajaba en para una empresa pública como autónoma. Decían que porque no había plaza consolidada. Vamos, que si quería currar (estaba en paro) tenía qye pasar por el aro.
    Total, que después de un año trabajando como responsable de comunicación, me quedo embarazada y en la semana 12, después de la primera eco, comunico mi embarazo al gerente, junto con mi intención de trabajar, si todo iba bien, hasta 15 días antes de dar a luz, para lo que dejé la mitad de mis vacaciones para cogerlas entonces, y después coger las 16 semanas d baja. Todo bien, ningún problema. Incluso desde recursos humanos me hablaron de la posibilidad de trabajar desde casa algunos dias tras incorporarme de la baja.
    Embarazada de seis meses y medio, me recomiendan reposo relativo y solicito trabajar desde casa hasta la fecha de parto acudiendo a la oficina una vez por semana (75km de ida, una hora en coche, y otros tantos de vuelta). Empiezan los problemas. Necesitan que mi trabajo lo desempeñe allí. Si me va mal conducir, que vaya en tren (hora y media de trayecto en tren mas 20 min de autobús). Entonces el gerente deja caer que tengo que hacer mejor mi trabajo, que llevaba tiempo queriendo hablar conmigo del tema, bla bla bla… Dos dias mas tarde me dice que ahora que voy a ser madre igual prefiero buscar un trbajo mas cerca de casa… Para acabar diciendo qye 16 semanas sin que vaya a trabajar son mucho tiempo. Que no pueden coger a alguien 4 meses, enseñarle todo y luego echarle, para terminar diciendo que si me cojo las 16 semanas de baja, rescindiran mi contrato porque ya no les interesa (cualquiera de las partes podia rescindir el contrato mercantil con dos meses de preaviso).
    Total, que ahí me ves: Embarazada de 7 meses, de baja porque estaba atacada y sabiendo que me iba al paro. Ideal. Y sin poder hacer nada porque estaban “en su derecho”.
    Cuatro años mas tarde soy mi propia jefa porque no me ha quedado otro remedio porque volver al mercado, y de lo mio, imposible. Ahora no me quejo; tengo un horario adaptado a la buenahija en la medida de lo poaible , que nada tiene que ver con lo que antes hacía. Pero en aquel momento, ademas de sentirme tratada injustamente, como un problema, me sentí mal tratada como persona por un gerente que s libró de mi sin miramientos. Una perla.
    Hala, ya me he desahogao! Gracias.

  • Rebeca

    25 Octubre, 2015 a 7:58 pm Responder

    Esta historia se repite más veces de las que pensamos. A mí me despidieron cuando comuniqué que estaba embarazada, alegando que por disminución de carga de trabajo debían amortizar mi puesto… siendo la única persona en la oficina de la empresa! En fín, fuimos a juicio, por supuesto salí con un despido nulo y la reincorporación, que finalmente nunca se produjo. “Su gente” contactó con “mi gente” cuando estaba en el mes de vacaciones, y me ofrecieron pactar el despido. “Arreglarme los papeles”. Preguntaron si realmente estaba dispuesta a ir a trabajar todos los días a un sitio donde no se me quería. Si me iba a poner delante del jefe “después de lo que le había hecho”. Me pareció tan triste que me demonizaran por luchar por mis derechos…
    Así que durante un largo fin de semana lo medité, y llegué a,la conclusión de que no tenía por qué soportar las humillaciones que se avecinaban, porque ya estaba avisada del plan que me esperaba.
    Y acepté su oferta, una indemnización ridícula,la paz de mi casa y la alegría de mi hijo, y la prestación por desempleo.
    Hoy no lo haría, sabiendo lo que sé, me enfrentaría a la situación sin dudarlo. Porque cuatro años después, agotadas prestaciones y subsidios, no he podido encontrar trabajo de nuevo. Y no es por falta de formación, que también tengo dos carreras y un módulo superior de FP, es porque es más rentable contratar a niñ@s recién salidos, con un contrato de formación, que les pagan dos duros, no tienen reducción de jornada, ni van a salir a deshoras a recoger al niño que se ha puesto enfermo…

  • Rebeca

    25 Octubre, 2015 a 7:58 pm Responder

    Esta historia se repite más veces de las que pensamos. A mí me despidieron cuando comuniqué que estaba embarazada, alegando que por disminución de carga de trabajo debían amortizar mi puesto… siendo la única persona en la oficina de la empresa! En fín, fuimos a juicio, por supuesto salí con un despido nulo y la reincorporación, que finalmente nunca se produjo. “Su gente” contactó con “mi gente” cuando estaba en el mes de vacaciones, y me ofrecieron pactar el despido. “Arreglarme los papeles”. Preguntaron si realmente estaba dispuesta a ir a trabajar todos los días a un sitio donde no se me quería. Si me iba a poner delante del jefe “después de lo que le había hecho”. Me pareció tan triste que me demonizaran por luchar por mis derechos…
    Así que durante un largo fin de semana lo medité, y llegué a,la conclusión de que no tenía por qué soportar las humillaciones que se avecinaban, porque ya estaba avisada del plan que me esperaba.
    Y acepté su oferta, una indemnización ridícula,la paz de mi casa y la alegría de mi hijo, y la prestación por desempleo.
    Hoy no lo haría, sabiendo lo que sé, me enfrentaría a la situación sin dudarlo. Porque cuatro años después, agotadas prestaciones y subsidios, no he podido encontrar trabajo de nuevo. Y no es por falta de formación, que también tengo dos carreras y un módulo superior de FP, es porque es más rentable contratar a niñ@s recién salidos, con un contrato de formación, que les pagan dos duros, no tienen reducción de jornada, ni van a salir a deshoras a recoger al niño que se ha puesto enfermo…

  • Cricri

    26 Octubre, 2015 a 9:42 am Responder

    Madre mia que vergüenza de país. Y eso que los permisos de maternidad se sabe cuando empiezan y cuando acaban, la empresa tiene tiempo de sobra para adaptarse a la situación. No es una baja imprevista por enfermedad. Y aún así somos muchas, muchisimas, las que sufrimos esta discriminación.
    La justicia te da la razón, pero todo se queda en indemnización y a la calle, o incorporate y preparate que te vamos a hacer la vida imposible.
    Un multón de los gordos es lo que tendrían que imponerles a estas empresas.

  • Cricri

    26 Octubre, 2015 a 9:42 am Responder

    Madre mia que vergüenza de país. Y eso que los permisos de maternidad se sabe cuando empiezan y cuando acaban, la empresa tiene tiempo de sobra para adaptarse a la situación. No es una baja imprevista por enfermedad. Y aún así somos muchas, muchisimas, las que sufrimos esta discriminación.
    La justicia te da la razón, pero todo se queda en indemnización y a la calle, o incorporate y preparate que te vamos a hacer la vida imposible.
    Un multón de los gordos es lo que tendrían que imponerles a estas empresas.

  • Ivan

    26 Octubre, 2015 a 3:19 pm Responder

    Bueno bueno bueno, ya, lo que me faltaba por leer!!
    A ver, empecemos desde cero.
    1ºEl que tiene hijos es porque QUIERE, no porque nadie los obligue. Que el sistema capitalista funcione así no es problema mio ni de otr@s que piensan como yo.
    2ºSi un niño es un capricho, NO una obligación, la persona que lo tiene, debe haber hecho una previsión de ‘tiempo y dinero’, y sino lo consigue o no lo tiene, mejor que después no ande llorando subvenciones ni esfuerzos a las empresas.
    3ºParece que sino tienes hijos, no existes en la sociedad. Existen parejas que NO tienen hijos porque no quieren, y viven y tienen los mismos derechos que las parejas que desean tenerlos. Esto es una sociedad hipócrita y MACHISTA que premia la maternidad por encima de todo, defiende a los niños por encima de todo y desplaza todo lo que no sea un modelo social ‘rentable’ (la familia), como a las personas de mediana edad con pareja, solas y a los ancianos, para los que ya NO se tiene tiempo.
    4ºLas mujeres sois ESCLAVAS de un papel que os han impuesto, y ni las empresas PRIVADAS, ni la sociedad, deberían pagar mas impuestos para que tener hijos sea la base de un sistema ‘sostenible’. Cada uno que pague sus caprichos, y los que NO queramos dichos caprichos debemos estar exentos de pagar la parte correspondiente en impuestos que se aplique para dichas partidas.
    5ºEso de que los ‘niños’ dan la felicidad es la burda más grande que ha creado el sistema, los niños NO dan la felicidad, dan trabajo y esfuerzo suplementario, que convierte en la mayoria de las veces la relación de pareja en esclavismo puro y duro. Muchas parejas tienen nuevos hijos cuando los suyos crecen para evitar su ruptura, puesto que ya no saben vivir de otra manera y han perdido su libertad. Son esclavos del sistema en detrimento de su auténtica felicidad, aquella que perdieron hace tiempo.

    Y para la que quiera mas razones, aqui las tiene:

    https://dientesdesable.wordpress.com/2014/11/11/para-que-necesitas-tener-hijos-argumentos-para-defender-tu-decision/

  • Ivan

    26 Octubre, 2015 a 3:19 pm Responder

    Bueno bueno bueno, ya, lo que me faltaba por leer!!
    A ver, empecemos desde cero.
    1ºEl que tiene hijos es porque QUIERE, no porque nadie los obligue. Que el sistema capitalista funcione así no es problema mio ni de otr@s que piensan como yo.
    2ºSi un niño es un capricho, NO una obligación, la persona que lo tiene, debe haber hecho una previsión de ‘tiempo y dinero’, y sino lo consigue o no lo tiene, mejor que después no ande llorando subvenciones ni esfuerzos a las empresas.
    3ºParece que sino tienes hijos, no existes en la sociedad. Existen parejas que NO tienen hijos porque no quieren, y viven y tienen los mismos derechos que las parejas que desean tenerlos. Esto es una sociedad hipócrita y MACHISTA que premia la maternidad por encima de todo, defiende a los niños por encima de todo y desplaza todo lo que no sea un modelo social ‘rentable’ (la familia), como a las personas de mediana edad con pareja, solas y a los ancianos, para los que ya NO se tiene tiempo.
    4ºLas mujeres sois ESCLAVAS de un papel que os han impuesto, y ni las empresas PRIVADAS, ni la sociedad, deberían pagar mas impuestos para que tener hijos sea la base de un sistema ‘sostenible’. Cada uno que pague sus caprichos, y los que NO queramos dichos caprichos debemos estar exentos de pagar la parte correspondiente en impuestos que se aplique para dichas partidas.
    5ºEso de que los ‘niños’ dan la felicidad es la burda más grande que ha creado el sistema, los niños NO dan la felicidad, dan trabajo y esfuerzo suplementario, que convierte en la mayoria de las veces la relación de pareja en esclavismo puro y duro. Muchas parejas tienen nuevos hijos cuando los suyos crecen para evitar su ruptura, puesto que ya no saben vivir de otra manera y han perdido su libertad. Son esclavos del sistema en detrimento de su auténtica felicidad, aquella que perdieron hace tiempo.

    Y para la que quiera mas razones, aqui las tiene:

    https://dientesdesable.wordpress.com/2014/11/11/para-que-necesitas-tener-hijos-argumentos-para-defender-tu-decision/

  • Pilar

    26 Octubre, 2015 a 5:54 pm Responder

    No alimentar a los troll. http://comunidad.wikia.com/wiki/Ayuda:No_alimentes_a_los_trolls
    Aunque le voy a dejar un aperitivo, si no tienes hijos, no hay familias nuevas, ni nuevos consumidores, ni nuevos trabajadores, ni nuevas cotizaciones… adiós sociedad capitalista…

    • Ivan

      30 Octubre, 2015 a 10:07 am Responder

      Pues a mi me parece estupendo cheh, si el problema hoy en dia es la sociedad capitalista! Si cada uno se pagara lo suyo, y entre todos solo pagásemos lo necesario, como en las comunidades de vecinos (limpieza, ascensor y de vez en cuando un pintado de fachada), no habrían tantos problemas! El problema es que vivimos en un pais subvencionado, en el que muchos y muchas, quieren vivir del cuento y que sus caprichos, se los paguen los demás.
      Te podría contar un sinfin de historias de países con mucha menos población que España, y a los que les van tan ‘ricamente’.

  • Pilar

    26 Octubre, 2015 a 5:54 pm Responder

    No alimentar a los troll. http://comunidad.wikia.com/wiki/Ayuda:No_alimentes_a_los_trolls
    Aunque le voy a dejar un aperitivo, si no tienes hijos, no hay familias nuevas, ni nuevos consumidores, ni nuevos trabajadores, ni nuevas cotizaciones… adiós sociedad capitalista…

    • Ivan

      30 Octubre, 2015 a 10:07 am Responder

      Pues a mi me parece estupendo cheh, si el problema hoy en dia es la sociedad capitalista! Si cada uno se pagara lo suyo, y entre todos solo pagásemos lo necesario, como en las comunidades de vecinos (limpieza, ascensor y de vez en cuando un pintado de fachada), no habrían tantos problemas! El problema es que vivimos en un pais subvencionado, en el que muchos y muchas, quieren vivir del cuento y que sus caprichos, se los paguen los demás.
      Te podría contar un sinfin de historias de países con mucha menos población que España, y a los que les van tan ‘ricamente’.

  • Maite

    26 Octubre, 2015 a 7:29 pm Responder

    Pff… todo lo q e leído es indignante. Os cuento mi caso y x si acaso alguien que entienda d leyes m puede ayudar. Gracias. Soy auxiliar de enfermería y trabajo en una residencia d ancianos. Hay 3 turnos, mañana, tarde y noche. Bien, pues mi contrato es fijo de noches. Ahora me encuentro en la situacion de q pronto seré madre y no quiere cambiarme el turno, ni rotar ni nada d nada. El problema stá en q mi marido es camionero y no tengo cn quien dejar a mi bebe de noche (vivo en un pueblo pequeño q solo dispone d guarderia x el dia) y tengo sin mas remedio q dejar mi trabajo para poder cuidarlo y con hipoteca y tods los gastos de una familia y demas no ns llega cn el sueldo de mi marido. Estoy desesperada, casi todo el embarazo con ansiedad y llorando dia y noche sin poder difrutar d lo bonito d poder ser madre. Por favor si alguien entiende de derechos quisiera saber si stan obligados mis jefes a cambiarmrme el turno o no. Ojalá esta petición llegue algún sitio y se consiga lo q, creo q nos pertenece como derechos de madre trabajadora. un saludo

  • Maite

    26 Octubre, 2015 a 7:29 pm Responder

    Pff… todo lo q e leído es indignante. Os cuento mi caso y x si acaso alguien que entienda d leyes m puede ayudar. Gracias. Soy auxiliar de enfermería y trabajo en una residencia d ancianos. Hay 3 turnos, mañana, tarde y noche. Bien, pues mi contrato es fijo de noches. Ahora me encuentro en la situacion de q pronto seré madre y no quiere cambiarme el turno, ni rotar ni nada d nada. El problema stá en q mi marido es camionero y no tengo cn quien dejar a mi bebe de noche (vivo en un pueblo pequeño q solo dispone d guarderia x el dia) y tengo sin mas remedio q dejar mi trabajo para poder cuidarlo y con hipoteca y tods los gastos de una familia y demas no ns llega cn el sueldo de mi marido. Estoy desesperada, casi todo el embarazo con ansiedad y llorando dia y noche sin poder difrutar d lo bonito d poder ser madre. Por favor si alguien entiende de derechos quisiera saber si stan obligados mis jefes a cambiarmrme el turno o no. Ojalá esta petición llegue algún sitio y se consiga lo q, creo q nos pertenece como derechos de madre trabajadora. un saludo

  • Míriam

    28 Octubre, 2015 a 12:17 pm Responder

    Voy a contar mi caso particular. Acabo de adoptar un niño y me incorporaré al trabajo en un par de meses. He decidido ser madre en mi momento laboral menos adecuado, lo cual no me ha dado pocos quebraderos de cabeza pensando si debía o no hacerlo. Debido al tema de la crisis, mi trabajo está a 200 km de mi ciudad de residencia. Por este motivo, pretendo pedirme una reducción de jornada de 1 hora para ver a mi niño cuando despierte de la siesta y no llegar a las 9 de la noche como he estado haciendo hasta ahora. Supongo que en mi empresa no gustará, aunque sepan que soy una persona responsable con mi trabajo. Sea como sea, asumiré las consecuencias que se deriven de mi decisión. En mi caso, mi marido se va a pedir unos meses de excedencia porque todavía no queremos que vaya a la guardería. Cuando se incorpore al trabajo, él será el encargado de llevarle y recogerle de la guardería, ya que tiene mejor horario que yo. Ya he recibido críticas y he visto caras extrañas porque mi marido va a pasar más tiempo con nuestro hijo que yo. Supongo que esto me hace ser una malamadre de campeonato. Tengo la teoría que será más fácil conciliar cuando los problemas de conciliación se apliquen por igual a hombres y mujeres. Sé que hay casos en los que no es posible por ser familias monoparentales, padres que no se implican o porque es la mujer que por razones económicas prefiere arriesgar su puesto de trabajo. Un embarazo o una lactancia duran unos meses. Yo creo que para el resto de tareas un hombre puede estar igual de capacitado que una mujer. ¿No hay casos en los que a los hombres se les relega a un segundo plano en el cuidado de un hijo? Una anécdota. En la farmacia nos ofrecieron suscribirnos a una revista para padres. Cuando mi marido fue a rellenar los datos vio que ponía: nombre de la madre. Sí ya sé que las mujeres tenemos peor la conciliación y que en la mayoría de los casos hay razones intrínsecas biológicas a la mujer que hacen que los empresarios se pongan en alerta, pero creo que tampoco nos beneficia criticar aquellos casos en los que no es la mujer la que se pide la excedencia o sale corriendo a atender al niño que ha enfermado. Mucho ánimo a todas las que han perdido su puesto de trabajo por ser madres o lo ven peligrar.

  • Míriam

    28 Octubre, 2015 a 12:17 pm Responder

    Voy a contar mi caso particular. Acabo de adoptar un niño y me incorporaré al trabajo en un par de meses. He decidido ser madre en mi momento laboral menos adecuado, lo cual no me ha dado pocos quebraderos de cabeza pensando si debía o no hacerlo. Debido al tema de la crisis, mi trabajo está a 200 km de mi ciudad de residencia. Por este motivo, pretendo pedirme una reducción de jornada de 1 hora para ver a mi niño cuando despierte de la siesta y no llegar a las 9 de la noche como he estado haciendo hasta ahora. Supongo que en mi empresa no gustará, aunque sepan que soy una persona responsable con mi trabajo. Sea como sea, asumiré las consecuencias que se deriven de mi decisión. En mi caso, mi marido se va a pedir unos meses de excedencia porque todavía no queremos que vaya a la guardería. Cuando se incorpore al trabajo, él será el encargado de llevarle y recogerle de la guardería, ya que tiene mejor horario que yo. Ya he recibido críticas y he visto caras extrañas porque mi marido va a pasar más tiempo con nuestro hijo que yo. Supongo que esto me hace ser una malamadre de campeonato. Tengo la teoría que será más fácil conciliar cuando los problemas de conciliación se apliquen por igual a hombres y mujeres. Sé que hay casos en los que no es posible por ser familias monoparentales, padres que no se implican o porque es la mujer que por razones económicas prefiere arriesgar su puesto de trabajo. Un embarazo o una lactancia duran unos meses. Yo creo que para el resto de tareas un hombre puede estar igual de capacitado que una mujer. ¿No hay casos en los que a los hombres se les relega a un segundo plano en el cuidado de un hijo? Una anécdota. En la farmacia nos ofrecieron suscribirnos a una revista para padres. Cuando mi marido fue a rellenar los datos vio que ponía: nombre de la madre. Sí ya sé que las mujeres tenemos peor la conciliación y que en la mayoría de los casos hay razones intrínsecas biológicas a la mujer que hacen que los empresarios se pongan en alerta, pero creo que tampoco nos beneficia criticar aquellos casos en los que no es la mujer la que se pide la excedencia o sale corriendo a atender al niño que ha enfermado. Mucho ánimo a todas las que han perdido su puesto de trabajo por ser madres o lo ven peligrar.

  • Verito

    29 Octubre, 2015 a 9:37 am Responder

    Así de mal funionan las cosas

    Durante mi baja le dieron mi puesto al que era “mi delfín hasta el fin” que se convirtió en orca asesina….
    Al incorporarme, por supuesto me bajaron categoría y sueldo y a la pregunta de por qué? la respuesta fue:
    PORQUE SI!

    Ojalá mi hija no sufrá este tipo de injusticias!

  • Verito

    29 Octubre, 2015 a 9:37 am Responder

    Así de mal funionan las cosas

    Durante mi baja le dieron mi puesto al que era “mi delfín hasta el fin” que se convirtió en orca asesina….
    Al incorporarme, por supuesto me bajaron categoría y sueldo y a la pregunta de por qué? la respuesta fue:
    PORQUE SI!

    Ojalá mi hija no sufrá este tipo de injusticias!

  • Otra más harta de injusticias

    29 Octubre, 2015 a 9:38 am Responder

    Totalmente identificada, parece que si tienes un niño vale, pero dos ya….. Pues yo tengo dos hijas maravillosas, de las cuales me siento muy orgullosa, y si el precio de tenerlas era que después de 14 años mi trabajo ya no servía, ellas valen muchísimo más. Firmada por supuesto la petición para la conciliación. Pero creo que ahora q estamos en época electoral, y q los diferentes partidos nos ofrecen las medidas que ellos estimn oportunas; creo que deberíamos pedir lo que realmente nos corresponde, y con esto quiero decir que fuera aparte de la conciliación familiar también seguimos siendo inferiores, por lo menos en sueldo en muchísimas empresas, sobre todo en las privadas. Habiendo estudios donde indican un porcentaje menor de salario para las mujeres y teniendo el Ministerio de Trabajo todos los datos de convenios y contratos de todos los trabajadores y trabajadoras de una empresa, creo que no debe ser tan difícil contrastar datos y pedir explicaciones en caso de que haya flagrantes diferencias entre hombres y mujeres. Desde que nos permitieron a las mujeres trabajar, siempre ha sido por debajo, en cargos, en sueldos, etcétera. Creo que la igualdad debe defenderse en todos los ámbitos, y ya no sólo por nosotras que muchas ya dan por hecho el tener que dejar de trabajar por tener hijos, sino por la generación Futura. Espero q podamos crear otra petición conjunta desde aquí. Contad conmigo. Gracias malamadresss valientes.

  • Otra más harta de injusticias

    29 Octubre, 2015 a 9:38 am Responder

    Totalmente identificada, parece que si tienes un niño vale, pero dos ya….. Pues yo tengo dos hijas maravillosas, de las cuales me siento muy orgullosa, y si el precio de tenerlas era que después de 14 años mi trabajo ya no servía, ellas valen muchísimo más. Firmada por supuesto la petición para la conciliación. Pero creo que ahora q estamos en época electoral, y q los diferentes partidos nos ofrecen las medidas que ellos estimn oportunas; creo que deberíamos pedir lo que realmente nos corresponde, y con esto quiero decir que fuera aparte de la conciliación familiar también seguimos siendo inferiores, por lo menos en sueldo en muchísimas empresas, sobre todo en las privadas. Habiendo estudios donde indican un porcentaje menor de salario para las mujeres y teniendo el Ministerio de Trabajo todos los datos de convenios y contratos de todos los trabajadores y trabajadoras de una empresa, creo que no debe ser tan difícil contrastar datos y pedir explicaciones en caso de que haya flagrantes diferencias entre hombres y mujeres. Desde que nos permitieron a las mujeres trabajar, siempre ha sido por debajo, en cargos, en sueldos, etcétera. Creo que la igualdad debe defenderse en todos los ámbitos, y ya no sólo por nosotras que muchas ya dan por hecho el tener que dejar de trabajar por tener hijos, sino por la generación Futura. Espero q podamos crear otra petición conjunta desde aquí. Contad conmigo. Gracias malamadresss valientes.

  • Maica

    29 Octubre, 2015 a 12:25 pm Responder

    Si, por desgracia me suena lo que te ha pasado. A mi me ocurrió algo similar hace algunos años. Aunque en mi caso fue resolucion de contrato despues de largos años de leal fidelidad a la empresa y algún hijo más. Con el tiempo y el silencio descubrí que aceptacion es una gran palabra y que la vida es muy larga y podemos vivir muchas etapas a lo largo de la misma. Ahora sueño con poder poner en marcha mi propio negocio y que las personas que trabajen conmigo puedan contar historias distintas a las que nosotras hemos sufrido y vivido.Animo, el mundo nos espera

  • Maica

    29 Octubre, 2015 a 12:25 pm Responder

    Si, por desgracia me suena lo que te ha pasado. A mi me ocurrió algo similar hace algunos años. Aunque en mi caso fue resolucion de contrato despues de largos años de leal fidelidad a la empresa y algún hijo más. Con el tiempo y el silencio descubrí que aceptacion es una gran palabra y que la vida es muy larga y podemos vivir muchas etapas a lo largo de la misma. Ahora sueño con poder poner en marcha mi propio negocio y que las personas que trabajen conmigo puedan contar historias distintas a las que nosotras hemos sufrido y vivido.Animo, el mundo nos espera

  • Muerte a Candy Candy

    4 Noviembre, 2015 a 8:46 pm Responder

    Malamadres mías, arriba esos ánimos por favor!!
    Sé que es difícil, una injusticia, una p*****. Pero no hay que rendirse, hay que seguir luchando.
    Por la conciliación
    Por el respeto que merecemos
    Por el trabajo que realizamos
    Por la educación que damos a nuestros hijos que serán el futuro
    Para atrás solo para coger impulso!!! Y nunca olvidéis que los cambios importantes en una sociedad no se gestan en una sola generación (por desgracia), y que todo lo que luchemos hoy, lo disfrutaran nuestros hijos mañana (y los de ese troll que se ha colado también, que me parto de la risa, o es que acaso tenemos la suerte de que predique con el ejemplo y haya optado por no tener “caprichos”? Ja ja ja)
    Un beso a todas, y al troll también 😉

  • Muerte a Candy Candy

    4 Noviembre, 2015 a 8:46 pm Responder

    Malamadres mías, arriba esos ánimos por favor!!
    Sé que es difícil, una injusticia, una p*****. Pero no hay que rendirse, hay que seguir luchando.
    Por la conciliación
    Por el respeto que merecemos
    Por el trabajo que realizamos
    Por la educación que damos a nuestros hijos que serán el futuro
    Para atrás solo para coger impulso!!! Y nunca olvidéis que los cambios importantes en una sociedad no se gestan en una sola generación (por desgracia), y que todo lo que luchemos hoy, lo disfrutaran nuestros hijos mañana (y los de ese troll que se ha colado también, que me parto de la risa, o es que acaso tenemos la suerte de que predique con el ejemplo y haya optado por no tener “caprichos”? Ja ja ja)
    Un beso a todas, y al troll también 😉

  • Natalena

    5 Noviembre, 2015 a 12:45 pm Responder

    Soy una malamadre de dos bueniiiisimas-hijas, pero al borde del caos por la falta de tiempo y físicamente afectada por el estrés y la ansiedad…. pero con mucha suerte porque en mi empresa han entendido que puedo dar muuuucho más de mí flexibilizando mi horario, sin tener que recurrir a ejercer mi derecho. Simplemente hemos hablado y nos hemos entendido.

    No sé si os habrá pasado a alguna pero… ¡qué lástimas que tus propios compañeros no lo entiendan como una necesidad de conciliación, sino como un privilegio que dudosamente mereces!

  • Natalena

    5 Noviembre, 2015 a 12:45 pm Responder

    Soy una malamadre de dos bueniiiisimas-hijas, pero al borde del caos por la falta de tiempo y físicamente afectada por el estrés y la ansiedad…. pero con mucha suerte porque en mi empresa han entendido que puedo dar muuuucho más de mí flexibilizando mi horario, sin tener que recurrir a ejercer mi derecho. Simplemente hemos hablado y nos hemos entendido.

    No sé si os habrá pasado a alguna pero… ¡qué lástimas que tus propios compañeros no lo entiendan como una necesidad de conciliación, sino como un privilegio que dudosamente mereces!

Comentar

X