¿Qué quieres encontrar?

24
En busca del deseo perdido

En busca del deseo perdido

El deseo, bonita palabra que mengua después de tener un buenhijo, hablo siempre desde mi propia experiencia, hay muchas malasmadres que no han visto disminuidas sus ganas. Lo que sí es cierto es que después de convertirnos en madres, los cambios propios de tener un hijo hacen que desplacemos esas ganas por distintos motivos. Este tema centró el taller que nuestra colaboradora Arancha Gómez realizó en el centro comercial Moraleja Green y dado el interés de muchas de vosotras hoy compartimos ese contenido. ¡Esperamos que os guste!

Malasmadres_sexologa

* Podéis seguirla en @atajou y en la web de Sexorum.

El 26 de septiembre tuve el placer y el privilegio de dirigir un taller en el II encuentro de Malasmadres. Haciendo balance, no sé qué me gustó más: si estar allí con todas las que os atrevisteis a venir a hablar de estos temas, si la mesa de ricochuras o si poder contaros cosas de este tema que me apasiona.

No es la primera vez que hablo de deseo para vosotras. De hecho, el primer post que escribí para el club trataba precisamente de este tema. Y es que el deseo, o más bien, su falta, es algo que suele aparecer cuando aparece el primer buenhij@. Así que aquella mañana de septiembre, decididas todas a agarrar las ganas por donde se dejaran, empezamos… ¡Haciendo deberes!

A toque de cronómetro las asistentes contestaron unas preguntitas traviesas que nos metieron de lleno en el tema. Aunque no tuvimos tiempo de averiguar in situ qué desean las malasmadres, guardo todas vuestras respuestas para irlas sacando del sombrero.

IMG_20150926_105023

Este verano se aprobó por parte de la FDA la flibanserina, la mal llamada viagra rosa. A pesar de los pesares y aunque a primera vista pareciera que se trata justo del medicamento que hace falta en estos casos, el deseo es muy complejo y lo cierto es que la comunidad científica está muy lejos de saber realmente cómo funciona. La flibanserina actúa sobre ciertos neurotransmisores y es cierto que algunos de ellos forman parte del elenco de actores que protagonizan esta película, pero desde luego no son todos y tampoco sabemos a ciencia cierta qué peso tiene cada uno.

Así que, debemos olvidarnos de pastillas mágicas y ver qué podemos hacer por nuestra parte.

Entre todas hicimos una lista de los cambios más importantes que se colaban en nuestras vidas con la llegada del buenhij@ (sobre todo del primero que es el que abre brecha): los horarios locos, la cuna en la habitación o el colecho, el cansancio, la lactancia o como convertir un sitio de recreo en un comedor, la vagina “malherida”, el no verse guapa… Y también buscamos soluciones a las dificultades que aparecían con ellos. Buscar nuevos espacios y momentos para los encuentros eróticos, priorizar actividades, dedicar un tiempo a ponernos guapas, comprar lencería sexy, utilizar películas, libros, juegos… En su día os hablé del postparto y esas primeras veces después del día B(uenhijo) donde apuntaba algunas cosas que se podían hacer para favorecer esas primeras veces.

También vimos que la forma de desear femenina (que es la que se presenta mayormente en las mujeres) era diferente que la masculina (que es la que se presenta mayormente en los hombres, pero eso no quita para que haya mujeres con erótica masculina y viceversa). La excitación femenina está ligada al contexto emocional y su erótica es menos genital, penetrativa y centrada en logros que la masculina, existe el deseo de ser deseada, de gustar, de que el resto de la gente nos encuentre guapa y atractiva.

Estas diferencias pueden ocasionarnos dificultades extra a la hora de conjugar el verbo desear. No es lo mismo salir al monte a buscar setas, que salir al monte a subir cumbres… aunque se pueden hacer las dos cosas si hay voluntad para ello.

Le dedicamos un tiempo también al interruptor erótico del que ya os he hablado en otro post y también buscamos maneras de encontrar puntos medios entre tomarse un pinchito de tortilla o una mariscada.

Como quedó claro por la cara que pusieron todas al ver los “deberes para malasmadres” que había puesto inicialmente, el deseo se desvanece cuando aparece la obligación. Lamentablemente existe ahora una imposición social y cultural por la que todo el mundo debe desear, mucho, lo mismo y a todas horas. Y si no es así, es que “no eres normal” o “estás enferma”. Por si esto no fuera suficiente, existe además una presión social en torno a la sexualidad “perfecta”: joven, hetero, siempre con ganas, con éxito en todos sus encuentros, por supuesto sin dolor o molestias, con orgasmos siempre (mejor si son muchos)… No hay más que echar un vistazo a algunas revistas o a internet y encontraremos multitud de artículos: “8 maneras de volver loco a tu chico”,” 10 trucos para la felación perfecta”, “31 maneras de estar más guapa cada día”, “9 formas de estar divina recién levantada, “cómo recuperar tu vida en pareja después de los hijos”,… Es para estresarse sólo con leerlo, pero igual que nos permitimos ser malasmadres, también podemos permitirnos no ser la mujer 10, la mujer perfecta a todas horas y siempre dispuesta.

Y vosotras, ¿cómo despertáis el deseo?, ¿os resulta complicado buscar el momento? Contadnos vuestras experiencias.

Han comentado...

  1. Indispensable sacar al buenhijo bebe del dormitorio lo antes posible y evitar que los buenoshijos mayores se metan en nuestra cama.
    Prefiero pasear por el pasillo 10 veces cada noche que encontrarme al buenhijo contemplando la acción o haciendo ruiditos amorosos!!!!!
    Recordad: Buenos hijos presentes = corte de rollo seguro!

  2. Indispensable sacar al buenhijo bebe del dormitorio lo antes posible y evitar que los buenoshijos mayores se metan en nuestra cama.
    Prefiero pasear por el pasillo 10 veces cada noche que encontrarme al buenhijo contemplando la acción o haciendo ruiditos amorosos!!!!!
    Recordad: Buenos hijos presentes = corte de rollo seguro!

  3. A mi la verdad es que el deseo no me lo despierta ni el hombre mas guapo del mundo.Yo ademas soy mañanera por la noche me desvanezco en el sofa y no hay quien me mueva y a eso le añadimos lo bien que se alla portado el buen padre el deseo viene o se va muy rápido.Total que para mi el deseo es un valor añadido.

  4. A mi la verdad es que el deseo no me lo despierta ni el hombre mas guapo del mundo.Yo ademas soy mañanera por la noche me desvanezco en el sofa y no hay quien me mueva y a eso le añadimos lo bien que se alla portado el buen padre el deseo viene o se va muy rápido.Total que para mi el deseo es un valor añadido.

  5. Pues yo la verdad es que me lo tomo todo con mucha naturalidad, y aprovechamos cualquier oportunidad que se nos presente, y como eso es complicado, pues siempre hay que echarle ganas. Mi dos hijos salieron del dormitorio con 1 año, y eso NUNCA nos ha impedido tener relaciones sexuales, incluso nos hemos echado unas risas cuando en medio de toda la acción, nos hemos tenido que asomar a la cuna para poner el chupete e incluso eso nos ha ayudado a que todo todavía sea mas divertido. No existe el momento perfecto, y con dos hijos menos. Tener sexo de noche a veces es un problema de cansancio. Es como salir a correr a las 9 de la noche: te sientas en el sofá, con la mantita puesta y viendo la tele, y de repente viene la pregunta eterna: “¿Salir a correr ahora con lo agustito que estoy aquí'”. Pues ponerte en faena a las 11 de la noche, cuando estas calentita y con las sábanas hasta la nariz te hace repetir esa pregunta: “Buf.. Ponerne ahora a tono con lo cansada que estoy? mejor me quedo como estoy, mañana será otro día…” Pero eso nos va a pasar todas las noches. En cuanto aparezca la duda, hay que intentarlo, que acabamos viendo ángeles y subiendo al cielo, pues genial, y si no, no pasa nada. Habremos creado un momento íntimo de mimos con nuestra pareja, que también nos hace falta.

    Cuirosamente, nuestra vida sexual ahora es mucho mas intensa ahora con dos hijos y con viajes al extranejero por trabajo que duran semanas, que antes. Supongo que porque ha tenido que caernos todo esto encima para darnos cuenta que pase lo que pase no nos podemos perder el uno al otro, y que para sobrevivir tenemos que ir de la mano y encontrarnos donde sea y como sea. Es fundamental encontrar el momento para jugar, reir, acariciar… Si no, todo el esfuerzo del resto del día, a la larga no habrá valido para nada.

    Y por otra parte, cuanto mas sexo tengo, mas activa sexualmente hablando me ecuentro.

    1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Con naturalidad, pero proactivamente.

      Creo que es fundamental no descuidar esa parcela, porque de dejarla de lado implicaría tarde o temprano perder mucho más que solo sexo; creo que es la máxima complicidad que puedes compartir con tu pareja y precisamente lo que diferencia el tipo de relación que tienes con tu pareja respecto al resto de personas a las que también quieres. Es una intimidad única que fortalece mucho más de lo que somos conscientes.

  6. Pues yo la verdad es que me lo tomo todo con mucha naturalidad, y aprovechamos cualquier oportunidad que se nos presente, y como eso es complicado, pues siempre hay que echarle ganas. Mi dos hijos salieron del dormitorio con 1 año, y eso NUNCA nos ha impedido tener relaciones sexuales, incluso nos hemos echado unas risas cuando en medio de toda la acción, nos hemos tenido que asomar a la cuna para poner el chupete e incluso eso nos ha ayudado a que todo todavía sea mas divertido. No existe el momento perfecto, y con dos hijos menos. Tener sexo de noche a veces es un problema de cansancio. Es como salir a correr a las 9 de la noche: te sientas en el sofá, con la mantita puesta y viendo la tele, y de repente viene la pregunta eterna: “¿Salir a correr ahora con lo agustito que estoy aquí'”. Pues ponerte en faena a las 11 de la noche, cuando estas calentita y con las sábanas hasta la nariz te hace repetir esa pregunta: “Buf.. Ponerne ahora a tono con lo cansada que estoy? mejor me quedo como estoy, mañana será otro día…” Pero eso nos va a pasar todas las noches. En cuanto aparezca la duda, hay que intentarlo, que acabamos viendo ángeles y subiendo al cielo, pues genial, y si no, no pasa nada. Habremos creado un momento íntimo de mimos con nuestra pareja, que también nos hace falta.

    Cuirosamente, nuestra vida sexual ahora es mucho mas intensa ahora con dos hijos y con viajes al extranejero por trabajo que duran semanas, que antes. Supongo que porque ha tenido que caernos todo esto encima para darnos cuenta que pase lo que pase no nos podemos perder el uno al otro, y que para sobrevivir tenemos que ir de la mano y encontrarnos donde sea y como sea. Es fundamental encontrar el momento para jugar, reir, acariciar… Si no, todo el esfuerzo del resto del día, a la larga no habrá valido para nada.

    Y por otra parte, cuanto mas sexo tengo, mas activa sexualmente hablando me ecuentro.

    1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Con naturalidad, pero proactivamente.

      Creo que es fundamental no descuidar esa parcela, porque de dejarla de lado implicaría tarde o temprano perder mucho más que solo sexo; creo que es la máxima complicidad que puedes compartir con tu pareja y precisamente lo que diferencia el tipo de relación que tienes con tu pareja respecto al resto de personas a las que también quieres. Es una intimidad única que fortalece mucho más de lo que somos conscientes.

  7. Gracias Pirruca, me ha encantado tu comentario. En el sexo, como en la vida, a veces hay que “ponerle ganas” porque como bien dices, hemos de cuidar nuestra relacion y tb son momentos que ayudan a reforzala, xk sino cada vez da mas pereza y luego nunca encuentras el momento.

  8. Gracias Pirruca, me ha encantado tu comentario. En el sexo, como en la vida, a veces hay que “ponerle ganas” porque como bien dices, hemos de cuidar nuestra relacion y tb son momentos que ayudan a reforzala, xk sino cada vez da mas pereza y luego nunca encuentras el momento.

  9. Nosotros echamos mano de los buenos abuelos para q se queden con los buenos hijos. El pasado fin de semana dijimos a los abuelos q hicieran de canguros pq nos íbamos al cine ¡y nos escapamos a nuestra propia casa! El buen padre me preparó baño y masaje para desestresarme y luego…final feliz. Nos cuesta lo nuestro buscar el momento (horarios dispares, bebés q no duermen, niños con pesadillas q vienen a ntra cama cada dos por tres) pero está claro q hay q esforzarse

  10. Nosotros echamos mano de los buenos abuelos para q se queden con los buenos hijos. El pasado fin de semana dijimos a los abuelos q hicieran de canguros pq nos íbamos al cine ¡y nos escapamos a nuestra propia casa! El buen padre me preparó baño y masaje para desestresarme y luego…final feliz. Nos cuesta lo nuestro buscar el momento (horarios dispares, bebés q no duermen, niños con pesadillas q vienen a ntra cama cada dos por tres) pero está claro q hay q esforzarse

  11. Cuanto me ha ayudado el artículo y los comentarios. ¡Pensaba que yo era rara! Dejaré de buscar el momento perfecto y las ganas de pre-mamá, porque cierto es que poquísimas veces se alinean los planetas. ¡Gracias, chicas!

  12. Cuanto me ha ayudado el artículo y los comentarios. ¡Pensaba que yo era rara! Dejaré de buscar el momento perfecto y las ganas de pre-mamá, porque cierto es que poquísimas veces se alinean los planetas. ¡Gracias, chicas!

  13. Oh arantxa, me falta el post de camino medi. Lo cierto es q cada vez q lo nos ponemos mi marido me me suelta el “hace tanto que…” La semana pasada me dijo con mucho tacto q deberiamos intentar… Lo detuve y le dije: dejemos d intentar d una buena vez y HAGAMOSLO!
    Esta semana me he acordado d la travesia en el desierto y lo cierto, lo dicho, el deseo es muchas cosas asi q estoy asegurandome q la buenahija duerme y a echarle ganas!
    Gracias por estos posts, son muy utiles

  14. Oh arantxa, me falta el post de camino medi. Lo cierto es q cada vez q lo nos ponemos mi marido me me suelta el “hace tanto que…” La semana pasada me dijo con mucho tacto q deberiamos intentar… Lo detuve y le dije: dejemos d intentar d una buena vez y HAGAMOSLO!
    Esta semana me he acordado d la travesia en el desierto y lo cierto, lo dicho, el deseo es muchas cosas asi q estoy asegurandome q la buenahija duerme y a echarle ganas!
    Gracias por estos posts, son muy utiles

  15. ¿Y qué pasa cuando la falta de deseo también es del buenpadre?
    Tengo una hija de seis meses y medio y es cierto que me libido está de viaje, espero que vuelva. Aún así, lo que más me preocupa es que no he tenido que decir todavía un ” me duele la cabeza”, ” estoy muy cansada”…
    Sí la mía está de viaje la suya está en otra dimensión. Y que conste que no tengo dudas sobre terceras personas u otros temas escabrosos… Los cuales están más que comprobados.
    Os ha pasado a alguna? Es esto normal Arantxa?

  16. ¿Y qué pasa cuando la falta de deseo también es del buenpadre?
    Tengo una hija de seis meses y medio y es cierto que me libido está de viaje, espero que vuelva. Aún así, lo que más me preocupa es que no he tenido que decir todavía un ” me duele la cabeza”, ” estoy muy cansada”…
    Sí la mía está de viaje la suya está en otra dimensión. Y que conste que no tengo dudas sobre terceras personas u otros temas escabrosos… Los cuales están más que comprobados.
    Os ha pasado a alguna? Es esto normal Arantxa?

  17. Pues voy a ser sincera. A mi ya no me apetece hacer el amor, y me importa un pepino que a mi marido sí le apetezca.
    Solo me importa no tener que buscarme excusas, intentar evitarlo y a ser posible sin que me lo echen en cara.
    Sólo me preocupan mis hijos, y mi trabajo, en ese orden.

    De mi marido, me importa que esta “comidad de bienes” que tenemos por matrimonio nos permita criar con éxito a los niños.

    En su dia me importaba su semen, para quedarme embarazada, pero ya no quiero tener más, asi que ya poco quiero de el. Que no moleste, que no reclame, que no pida. Que sea un buen compañero de piso hasta el momento en que los niños sean mayores, cuando nos lo replanteemos todo.

    Solo espero por su bien que me sea fiel porque si no, le sacaré los ojos en el divorcio.

    Gracias a este blog por proporcioarme el armazón emocional que necesito para no sentirme mal conmigo misma, para encontrar los argumentos a mi favor que me den la razón y sobre todo, buenas excusas para seguir rechazando a mi marido y hacer lo que me venga en gana.

    Esto es sinceridad, de la buena. De la auténtica. De la que no os atrevéis a hablar.

    Quizás cuando alcance la edad de 45 o 50 años me apetezca echarme un novio yogurín…

  18. Pues voy a ser sincera. A mi ya no me apetece hacer el amor, y me importa un pepino que a mi marido sí le apetezca.
    Solo me importa no tener que buscarme excusas, intentar evitarlo y a ser posible sin que me lo echen en cara.
    Sólo me preocupan mis hijos, y mi trabajo, en ese orden.

    De mi marido, me importa que esta “comidad de bienes” que tenemos por matrimonio nos permita criar con éxito a los niños.

    En su dia me importaba su semen, para quedarme embarazada, pero ya no quiero tener más, asi que ya poco quiero de el. Que no moleste, que no reclame, que no pida. Que sea un buen compañero de piso hasta el momento en que los niños sean mayores, cuando nos lo replanteemos todo.

    Solo espero por su bien que me sea fiel porque si no, le sacaré los ojos en el divorcio.

    Gracias a este blog por proporcioarme el armazón emocional que necesito para no sentirme mal conmigo misma, para encontrar los argumentos a mi favor que me den la razón y sobre todo, buenas excusas para seguir rechazando a mi marido y hacer lo que me venga en gana.

    Esto es sinceridad, de la buena. De la auténtica. De la que no os atrevéis a hablar.

    Quizás cuando alcance la edad de 45 o 50 años me apetezca echarme un novio yogurín…

  19. para mi el problema no fue mi falta de deseo sino la de él.
    y ya va para muy largo, no es x causa de nuestro niño sino otros motivos q no me apetece contar. Si lo comparto es para intentar darle la vuelta a la tortilla y explicar como me siento por si a alguna os sirve para ponerse en la piel de su chico.
    definitivamente la ausencia de sexo está rompiendo nuestra intimidad como pareja y alejándonos. Parecemos compañeros de piso que nos llevamos bien y lo peor es sentir el rechazo y alejamiento físico del otro.
    Si dura mucho tiempo más no lo superaremos como pareja.
    Opino que el deseo para nosotras es cerebral y si no se cuida, la pareja muere. Un beso a todas

  20. para mi el problema no fue mi falta de deseo sino la de él.
    y ya va para muy largo, no es x causa de nuestro niño sino otros motivos q no me apetece contar. Si lo comparto es para intentar darle la vuelta a la tortilla y explicar como me siento por si a alguna os sirve para ponerse en la piel de su chico.
    definitivamente la ausencia de sexo está rompiendo nuestra intimidad como pareja y alejándonos. Parecemos compañeros de piso que nos llevamos bien y lo peor es sentir el rechazo y alejamiento físico del otro.
    Si dura mucho tiempo más no lo superaremos como pareja.
    Opino que el deseo para nosotras es cerebral y si no se cuida, la pareja muere. Un beso a todas

  21. Hola a todas, llegué al blog por este artículo. A veces.. buscando se encuentra. Pues el deseo “0” y me da trsiteza porque él se comunica y me hizo saber que se siente rechazado. Sé que siempre llegamos a un acuerdo, pero me extraña, me imagino que pronto volverán esas ganas locas de encontrarlo. Por ahí leí que es algo que se debe buscar, mas bien creo que es algo que se debe sentir… sin fingir. No sé si son hormonas, bloqueo personal, o qué sé yo.. solo no quisiera llegar a la situación de compañeros de cuarto que comparten una hija y la comida…

  22. Hola a todas, llegué al blog por este artículo. A veces.. buscando se encuentra. Pues el deseo “0” y me da trsiteza porque él se comunica y me hizo saber que se siente rechazado. Sé que siempre llegamos a un acuerdo, pero me extraña, me imagino que pronto volverán esas ganas locas de encontrarlo. Por ahí leí que es algo que se debe buscar, mas bien creo que es algo que se debe sentir… sin fingir. No sé si son hormonas, bloqueo personal, o qué sé yo.. solo no quisiera llegar a la situación de compañeros de cuarto que comparten una hija y la comida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más