¿Qué quieres encontrar?

11
A mí eso no me pasa

A mí eso no me pasa


HOY VENGO A INVITAROS A ALGO MUY ESPECIAL… Así que acompañarme hasta el final.
Que La Niña Intensa se despierte a grito pelado a las 6 de la mañana, desvelarte, dejarla en la cama con el buenpadre sigilosamente y pensar que es una muy buena hora para adelantar curro en silencio un domingo cualquiera. Emprender es esto.
Aprovechar que este finde están los buenosabuelos para irte con el buenpadre a la ofi y mano a mano dejarla más limpia que los chorros del oro, organizar el almacén, repasar status y agenda de la semana, para organizar quien lleva al cole cada día a la buenahija. Emprender es esto.
Nunca pensé que emprender fuera cool, que tener tu propio proyecto solo fuera a estar rodeado de mensajes utópicos de buenrrollismo como los que nos invanden en redes sociales últimamente por miles de personas motivadoras que nos hacen creer que “si quieres puedes”, “los sueños se cumplen”, o “la felicidad depende de ti”. Jajaja
Perdonad que me ría, pero esto NO ES REAL. Emprender es duro, muy duro. Y solo se consigue hacer cuando hay TRABAJO, TRABAJO y TRABAJO. Por supuesto que este trabajo sin algo muy importante no te llevará a ningún sitio. Y eso es:

La actitud

Sin esta compañera de viaje, no serás capaz ni de doblar la esquina. Así que trabaja duro y ten actitud positiva, ganadora e irás haciendo el camino.
He vivido toda la vida con un emprendedor. Mi padre. Un emprendedor nato que trabajaba a destajo, pero al que nunca le vi quejarse por ello. Un emprenderor, o autónomo de toda la vida, dueño de su vida y su tiempo, sacrificado como el que más, que cada día me repite:
“Lo importante es que lo disfrutes, hija. Es mucho esfuerzo, mucho trabajo, pero si lo disfrutas seguirá mereciendo la pena”.
Así que las noches que no acaban, los madrugones mientras todos duermen, los días sin parar encadenados, las reuniones, los proyectos, la incertidumbre, los errores, el hacer equipo… Todo merece la pena si tú disfrutas.

Emprender y ser madre

Más del 30% de mujeres madres profesionales decidieron ser autónomas para poder conciliar, según nuestro estudio “concilia13F”. La conciliación no existe, es ese cuento chino que nos creímos y lo que nos lleva a muchas a buscar un PLAN B. Dos años intenté yo conciliar comiendo menos, durmiendo menos y viviendo menos, hasta que decidí buscarme la vida fuera de la empresa privada, fuera de un sistema laboral, que al menos en mi caso, no entendía que conciliar es un derecho para TODOS y que cuando eres madre se convierte en una obligación para poder sobrevivir o vivir simplemente, para no caerte y tener que llegar a renunciar a tu carrera profesional, después de años de estudio, esfuerzo e ilusión.
Yo renuncié y menos mal que lo hice antes de verme más hundida. Nuestro emprendimiento, el de las madres profesionales, se convierte en un emprendimiento por necesidad, no por talento. Y ojo talento lo hay y mucho, pero normalmente no es lo que nos lleva a tomar la decisión.
Cuando emprendes hay un montón de problemas y situaciones que ves lejanas. Las ves en otros y dices con la boca llena:

“A mí eso no me pasa”

Pues sí que te va a pasar, amiga y tienes que estar preparada. Estarás esperando una llamada importante y en ese preciso instante la buenahija gritará desconsolada porque tiene hambre. Y tendrás una reunión del nuevo proyecto y justo ese día se pondrá mala una de las dos y te la llevarás contigo y será una locura, pero quizás todo vaya bien o quizás no…
axagrafica

Y además…

El día que lances una nueva colección se te va a caer la web, el día que tengas el almacén lleno habrá un escape de agua, el día que menos tiempo tengas, se te perderá ese archivo que necesitas, el día que menos lo esperes y que más lo necesites, te pasará.

Pero, pese a todo, merecerá la pena… Te lo prometo.

Una de las cosas más importantes cuando emprendes es sentirte acompañada, acompañada de gente que cree en tu idea y de gente que te aporta conocimientos, visión, personas que te hacen replantearte cosas, que cuestionan tus ideas y que te impulsan a continuar. Las críticas constructivas de este tipo de personas que creen en ti te ayudan a mejorar. Las opiniones sobre ese proyecto que te apasiona te ayudan a definirlo y las personas que se unen a ti como equipo te permitirán crecer y llevar tu idea más lejos.
Las personas, las personas y las personas. Personas que creen en ti. Personas de las que aprender. Personas que te avisan de lo que puede pasar. Personas que te inspiran. Personas que te acompañarán. Personas que te enseñarán mucho.
Las personas y tú mismo. Porque ellas te acompañan, pero tú eres el motor, el inicio, la pieza clave. Por eso otra de las cosas fundamentales que se aprenden por el camino es eso precisamente: el valor de cuidarte a ti misma. Porque si tú no estás bien, el proyecto tampoco lo estará.
Y con esta filosofía de ayudar a las Malasmadres Emprendedoras nació la Escuela de Malasmadres. Y con este objetivo de acompañaros en lo bueno y también en lo malo, nos llamó AXA, compañía de seguros que algo de riesgos sabe, y creamos lo que hoy os presento:
Un ciclo de charlas tituladas “A mí eso no me pasa”, donde os contaré mi experiencia durante los últimos dos años, donde os pondré ejemplos vividos, reales, nada utópicos, donde os intentaré dar consejos para continuar y donde sobre todo viviremos un tiempo de compartir, de conocer vuestras ideas y de conocer a personas que pueden acompañarnos porque también lo están viviendo.

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Buenos días,
    interesante artículo, me ha encantado y me he sentido identificada como madre y emprendedora. En efecto es duro, muy duro y en ocasiones algo más porque como se te complique el día con que los peques están malos o no has dormido puede ser terrible, unido a que este país siempre está en crisis…jaja… Con esto aprendes a gestionar el tiempo muy bien, eso es hilar fino, a intentar controlar un terrible estrés y luchar contra un cansancio agotador…
    A ver si llegan las vacaciones, aunque no lo sean…jaja ;D
    Besos!
    Anabel

  2. Ay Laura…que me he acordado de cuando lanzaste la tienda y cayó nada mas nacer…y que no había forma de consolarte por mas que te decíamos que eso era ÉXITO, que en cuanto se pasara el primer momento de saturación todo iría bien, que había mucho interés por todas las malasmadres que te seguíamos
    Sí, es duro emprender, es una carrera de obstáculos continua en la que tienes un montón de responsabilidades pero que, en tu caso, permite sentirse acompañada a una comunidad tan grande como lo es este club.
    Gracias amiga.

  3. QUe bueno! y jooo, no puedo ir! ese día, estoy en Barcelona! A la próxima me apunto…Y sí, yo he tenido de esas! llamadas importantes en momentos caos, viajes con alguno de los dos malos, escribir emails entre cambio de pañal y dar de comer…en fin…TETRIS DE TAREAS!

  4. Qué bonitas reflexiones, no pare de llorar al leerlas! Después de un duro comienzo como madre y a la vez emprendedora( ya llevaba 9 años con el negocio ), sólo puedo decir que esta experiencia me convirtió en mi mejor versión, aprender a conciliar, a ir sobre la marcha, a dejar la culpa a un lado, a vivir el momento, a disfrutarlo, sin dejar de crecer individualmente,por supuesto! Duro el aprendizaje, pero muy válido para crecer! Y no sería posible sin el cariño incondicional de las personas que te acompañan, familia, amigos, clientes! Gracias.

  5. No te quiero ni contar cuando eres una mala madre emprendedora , trabajadora por empresa privada y con un bebé de 8 meses que se despierta a la 1 , a las 4 y a las 6 para con su peculiar llanto …

  6. Estuve en tu charla en Tarragona justo cuando estaba pendiente del juicio con la empresa donde trabajaba y que no me permitía conciliar de ninguna manera.
    Con mi chapa de #yonorenuncio en la capota del carro, me he mudado con mi peque a 800 km de casa y acabo de emprender un proyecto sanador y que me permitirá echar una manita a muchas familias y salir adelante por mi misma. Porque además de emprendedora soy madre soltera y sé que será duro, pero valdrá la pena! A ver si te dejas caer por estos lares… Un abrazo!

  7. Cómo me gusta leerte Laura!! Es muy complicado emprender( en mi caso estudiar psicología a distancia ) mientras trabajo a media jornada y con un nene de 21 meses y un buen hijo de 13 añazos. Como dices lo importante es rodearte de personas que te apoyen,que te entiendan…..y vosotras me ayudais cada día,mil gracias!!

  8. Se me olvidó pedirte algo,para cuando una charla en Sevilla!!! Me encantaría conocer a tu equipo!!! Y a más malasmadres!!!!!Os esperamos pronto.

  9. Y para cuando en Valencia?. Me encantaría saludarte. Mis hermanas me dan envidia por vivir en Madrid y estar más al tanto del club, ya que han participado en algún desayuno saludable… déjate caer por Valencia….
    Estoy ante la opción de emprender algo. A estas alturas!!!! Pero hacer algo y empezar a vivir de mi misma …..tengo ilusión y leerte me hace que crezca más todavía. No sé si conseguiré llevarla a cabo pero…ahí estamos.
    Gracias Laura, por crear el club Malasmadres.

  10. Complicado cdo dejas todo te vienes a Madrid, y tienes q empezar de cero en todo, y sin ayuda y sin conocer a nadie. Es vivir en un ay!!! Continuó. Me encantaría ir a la charla, pero tendría q llevarme al buenhijo

  11. Me parece muy bueno el artículo…Creo que todo lo que sea trabajo e hijos..conlleva un pequeñísimo problema. No soy madre conciliadora…trabajo fuera de casa y también es un rollo!!! No puedo disfrutar de mi pequeño cuando quiero! siempre tengo que depender de alguien cuando yo no estoy…. así que propongo un mayor sueldo y más tiempo libre ???. Gracias!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más