¿Qué quieres encontrar?

31
La excedencia como “medida para conciliar”

La excedencia como “medida para conciliar”

conciliar

El 58% de las mujeres han renunciado a la carrera profesional al ser madres frente el 6% de sus parejas, según nuestro estudio ‘Somos equipo’ (Base: mujeres conviviendo en pareja y con hijos) . Esta renuncia es entendida como reducción de jornada, o abandono del mercado laboral que dejan claro que queda muchísimo por hacer en el terreno de la conciliación. Si nos centramos en la excedencia el dato que arrojó nuestra encuesta no fue más alentador: el 16% de las mujeres la llevan a cabo frente al 1% de sus parejas.

Precisamente fue la excedencia la “medida conciliadora” que encontró Encarna Jerez, periodista y trimalamadre de 3 buenashijas, dos de ellas son sus gemelas que nacieron de manera prematura en la semana 29. Este hecho trastocó todos los planes de sus padres que no vieron otra salida que acogerse ambos a una excedencia debido a largo ingreso de sus pequeñas. Hoy Encarna ha querido plasmar su historia preguntándose por qué no existe una baja para los padres que tienen niños ingresados en el hospital y por qué no se fomenta más el teletrabajo cuando es posible. Hoy quiere visibilizar su historia de no conciliación y la dificultad para sacar adelante a su familia debido a las pocas medidas conciliadoras que existen.

conciliacion1

La opinión de Encarna Jerez

Cuando me enteré de que estaba embarazada de gemelas, y tras la experiencia con mi hija de dos años y medio, decidí que cuando nacieran pediría una excedencia para el cuidado de mis hijas. Era consciente de que se nos venía mucho trabajo encima, no quería perderme sus primeros años y además contaba, ilusa de mi, con la posibilidad de cobrar el paro tras 16 años trabajando sin recurrir nunca a esta prestación.

La cosa cambió cuando las pequeñas se adelantaron y llegaron al mundo con tan solo 29 semanas. La excedencia, que me planteaba como una opción, se convertía ahora en una imposición. Todos mis permisos se agotan a fecha 1 de febrero así que me encuentro con dos prematuras que no pueden pisar la guardería y que tienen continuas revisiones médicas incompatibles con un horario laboral al uso.

Se puede pensar que este es un caso excepcional. Pero ¿y si hubieran nacido a término? Pues a mitad de curso no habría otra opción que una guardería privada multiplicada por dos lo que se traduce en más de la mitad del sueldo. A esto se suma una jornada laboral de 7:00 a 15:00 con un puesto de trabajo a 30 minutos de casa. ¿A qué hora habría que dejarlas? Tendrían que dormir con los abuelos que se convertirían, una vez más, en la tabla de salvación de los jóvenes que trabajamos. Unos abuelos a los que ahora les dicen que peligran sus pensiones porque no hay quién cotice por ellos, situación que nuestros políticos analizan escandalizados mientras se mantiene un esquema laboral a todas luces incompatible con la familia.

Con la esperanza de conseguir algún empleo temporal que me permitiera después solicitar el paro encaré 2018 para darme de bruces con la cruda realidad. Para poder recibir la prestación debo haber cotizado al menos 360 días durante los últimos seis años en una empresa diferente de la que me he ido voluntariamente, así que como llevo 12 años en el mismo puesto pues me encuentro con que no tengo derecho a nada por muchos empleos esporádicos que encadene. Además, si sumara los 360 días solo me corresponderían 4 meses de paro de los cuales uno se lo quedaría Hacienda cuando hiciera la declaración.

Así las cosas el sistema te permite que te reserven tu puesto de trabajo 15 meses porque vas a dedicarte al cuidado de tus hijos. Pero, ¿de qué pretenden que coman los niños? Igual es una medida para fomentar la lactancia materna prolongadísima, aunque en pañales no encuentro el truco para ahorrar.

A estas alturas os podéis preguntar, ¿y el padre que pinta en todo esto? Pues teniendo en cuenta el ingreso prolongado de las niñas en el hospital no quedó otra que acogerse también a la excedencia para cuidado de menor. Aquí se abren dos melones muy interesantes. De un lado, la imposibilidad de los padres de niños ingresados de cogerse una baja para estar con los pequeños, y de otro, la terquedad de las empresas que se niegan a permitir el teletrabajo a pesar de que éste sea más que factible. Hay que seguir calentando la silla. Que te vea el jefe. Aunque desde tu pantalla trabajes para oficinas a cientos de kilómetros.

En resumen, después de mi experiencia, me da la sensación de que en esta sociedad en la que vivimos los hijos se están convirtiendo en un artículo de lujo al alcance solo de los que consigan ahorrar, aunque sea a costa de los planes de pensiones privados que nos recomiendan en estos días.

malasmadres

Han comentado...

  1. Un lujo, efectivamente. Y eso, con un horario de siete a tres… ni te cuento los que tenemos horario partido, doce horas de guardería, en una privada, claro, donde se te va la mitad de un sueldo, cuando no hay familia cerca. Colegio lo mismo, once horas ahí metidos, encadenando desayunos, comedor y tardes del cole. Y excedencia, sí, cuando puedes vivir con el sueldo de la pareja… si no, te aguantas. Debería compatibilizarse el cobro del paro, ni días cotizados ni porras en vinagre, que para eso hemos estado pagando durante años ese porcentaje: que no es para estar tumbados a la bartola, es para poder educar a la generación del mañana. Efectivamente, a esos que nos pagarán la pensión. Porque, ¿de dónde sacamos para nuestro propio plan de pensiones, si hay que pagar guarderías, extraescolares, campamentos de verano, estudios superiores, gafas, aparatos de ortodoncia, clases de apoyo, niñeras…?

    1. Lo mismo he pensado yo ¿y si me pasa a mí con un horario de 9:00 a 7:00 (un horario bastante común, por cierto) de lunes a viernes en invierno y verano y a una hora de mi casa. Mejor no pensarlo. Gracias a Dios nacieron a término, supersanos y con abuelas sacrificadas.

  2. Fenomenal la reflexión, pero me pregunto si los dos padres trabajan de 7 a 15, que ya me sorprende, porque no es el horario habitual en España. En nuestro caso, yo me voy pronto de 7 a 15 como plantea Encarna, pero el buenpadre va más tarde, puede entrar hasta las 9,30 y salir las 6 o 6,30 aprox. De esa forma el peque no se tira todo el día en la guarde. En el artículo me ha dado la sensación que el buen padre solo existió al final para cogerse la excedencia porque estaban ingresadas. Conciliar tiene que entenderse en pareja, porque obviamente conciliar no puede ser no trabajar y cobrar. Y tampoco nos engañemos… teletrabajar con dos gemelas y una niña de 2 años??

    1. Buenos días. Afortunadamente tenemos los dos ese horario. Yo a 30 minutos de casa, asumible, y el buenpadre a hora y media. Por mucho equipo que hagamos las distancias y los horarios son los que son. El teletrabajo en mi caso no es factible pero en el de él sí sería posible y ahí sí que nos podríamos organizar por las mañanas mientras yo esté de excedencia. Después las niñas ya tendrían edad de guardería. Créeme que lo hemos estudiado todo en equipo.

    2. Myriam, nuestras familias están organizadas de forma parecida! Yo me voy pronto y el buenpadre se encarga de llevarlos a guardería/cole. Mi marido y yo tenemos (teníamos, porque a mí me tocó reducir jornada) prácticamente los mismos horarios, en nuestras empresas se puede entrar entre 8 y 9:30, hay flexibilidad. Pero… las jornadas partidas de este país suponen salir a las 7 de la tarde, y más aún si has entrado a las 9. Un niño puede pasarse todo el día en guardería (nos gustará más o menos, pero pagando se podría), pero cuando va al colegio eso es imposible. A nosotros no nos gustaba la opción de todo el día en guarde, y no tenemos familia cerca, de modo que preferimos organizarnos cuanto antes como si el horario fuera el del cole… ¿Y adivináis quién ha reducido jornada y trabaja de 8 a 14:30? El que cobra menos, es decir, yo. Y el que no tiene un puesto de responsabilidad que le suponga viajes y reuniones variadas, es decir, yo. Aprovecho para añadir que tenemos la misma formación, nos conocimos en la carrera, pero a él le ha ido mejor que a mí, esto daría para otro post!
      En resumen, pienso que con jornadas partidas no queda otro remedio que reducir la jornada un miembro de la pareja. Yo era reacia pero de verdad os digo que no vi otra salida. Incluso trabajando de 7 a 15, que parece un horario “ideal”, no sé dónde se deja a un niño a las 6:30, en guarderías sí, pero en cuanto crece eso tampoco se puede hacer. En mi opinión, la excedencia sí es necesaria en caso de niños enfermos y/o hospitalizados, Ese tema tiene que estar regulado porque obviamente un niño no se va a quedar solo en el hospital, la sociedad no puede hacer como que ese caso no existe, porque es real, está ahí, y es un problema de todos.
      En cuanto al teletrabajo, estoy de acuerdo, sería una buena medida para evitar gastar tanto tiempo en desplazamientos que muchas veces no son necesarios. Pero trabajar en casa con un niño (ya no digo con 3) es casi imposible, el que lo haya intentado sabe de lo que hablo!

  3. Yo, viviendo a 300 km de los abuelos me pregunto cada vez que el buenhijo se pone enfermo ¿Quien se piensa el gobierno que lo tiene que cuidar? Ni un día libre en el trabajo por cuidado de un hijo menor. Ahí, el buenpadre y yo cogiéndonos días alternos de vacaciones ¿Donde hay que firmar para cambiar eso? ¿Cuánto está en nuestras manos?

  4. Hola, existe una alternativa para los casos excepcionales de niños con enfermedades graves o prematuridad (bajo peso, por debajo de 1.500grs). En primer lugar, debes tramitar el grado de dependencia, que en el caso de prematuros de bajo peso es severa, y posteriormente debes tramitar directamente con la mutua de tu empresa la prestación para “Reducción de jornada para padres de niños con enfermedades graves”. Esa prestación se la paga la seguridad social a la Mutua y te cubre hasta el 99% de tu jornada laboral. De esta forma, la empresa para a pagarte únicamente un 1% de tu sueldo, que es muy poco y que están encantados de pagar normalmente por retenerte. Puede durar años, simplemente tienes que ir entregando a la Mutua cada dos meses un informe médico. Si los niños no pueden ir a guardería, se te concede sin problema.
    Si tienes dudas haz una cita con el/la trabajador/a social de la seguridad social de tu centro de atención y te informarán.

      1. Pues ni con esas, mi hijo mayor estuvo en la uci 10 días con alimentación parenteral, 2 de ellos a vida o muerte, y “tuvimos suerte” que coincidió con vacaciones de semana santa, mi marido que es programador se cogió 4 tardes (2 días de asuntos propios, dice su mierdi convenio, divididos en horas), las mañanas la fue a trabajar y le llegó el despido disciplinario por burofax “que no se implicaba en la empresa”, con un par de webs.
        Afortunadamente, en mi empresa son fantásticos y pacté reducir jornada de 10 a 13 horas y sin problema (y mi convenio suma 8 días para cuidado de familiar y dos de asusntos propios), a ello añadir otros días en hospital y casi 1 mes en casa para recuperación, tirando de familia y vacaciones.

      2. Esta medida recogida està recogida en el Real Decreto 1148/2011, de 29 de julio, para la aplicación y desarrollo, en el sistema de la Seguridad Social, de la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.
        Pero deberías tener en cuenta que la baja por maternidad se amplia por la hospitalización de tus hijas.
        Si la hospitalización tiene una duración superior a 7 días, se ampliará la duración en tantos días como el neonato permanezca hospitalizado a continuación del parto, con un máximo de 13 semanas adicionales.

        Desde mi experiencia muy similar a la tuya, viviendo momentos tan duros como los que has vivido con tus hijas, es muy importante tener un buen asesoramiento en estos temas legales.

  5. A mí mi ex jefa me dijo que en esta vida no se podía tener todo: o trabajo o hijos. Yo me había creído muy lista por no ser rica y pensar que iba a poder disfrutar de lo bueno de las dos cosas. Media hora después de que acabara mi baja de maternidad, estaba en la calle. No sin antes ponerme como ejemplo a la señora de la limpieza que pasaba por allí, diciéndome ¿Te crees que ella va a poder dejar su trabajo para ir a cuidar de sus hijos? Pues eso, tener hijos para que los críe otro, o no tenerlos para tener trabajo y poder comer. Y en unos años ¡todos extinguidos!

      1. Este comentario me chirría mucho por parte de una web cuyas colaboradoras, por lo menos hasta donde yo sé, se declaran feministas. Por favor, dejemos de culpabilizar a las propias mujeres de los problemas del partiarcado…

        1. Hola Ruth,

          Encarna habla desde su propia experiencia no en general, obviamente el problema de la conciliación es mucho más profundo y en este aspecto nos podemos encontrar jefes y jefas que no comprenden la situación. Nosotras siempre hemos defendido y defendemos que juntas es mejor.

          ¡Muchas gracias por tu mensaje, aprendemos de vuestros comentarios siempre!

          1. Yo entiendo el comentario de Encarna. Es más incomprensible que una mujer que ha tenido hijos y que ha llegado a una jefatura, te cuestione tu capacidad laboral después de ser madre. No es culpabilizar a las mujeres; es que viniendo de mujeres, eso es más grave. Yo lo entiendo así. Que mi jefa, con una hija, me diera un puntapié al mes de reincorporarme de mi baja maternal porque “no había presupuesto”, pero contrató a dos varones (que curiosamente no pueden quedarse embarazados). Necesitamos ser piña si queremos que esto cambie. Y si hay que tirar de las orejas a las mujeres que han llegado a puestos donde pueden marcar la diferencia, pues se hace. 😉

  6. De verdad que leyendo todas estas situaciones, me doy cuenta de lo afortunada que somos las mamás que podemos quedarnos en casa a cuidar a nuestros bebés. No tener que sacarlos de casa a las 7 de la mañana ni dejarlos en una guardería 10 horas al día. Se me partiría el corazón si hubiera tenido que llevarlos. La conciliación no existe y no sé si algún día me arrepentiré de haber dejado mi vida laboral aparcada para criar a mis cuatro hijos, pero hoy por hoy puedo decir que soy feliz al ver a mis hijos en su casa y con su mamá, y creo viendo lo que hay a mi alrededor, que tomé la mejor decisión del mundo, estoy invirtiendo en sus futuros.

  7. Para mí, la respuesta al título del artículo es un enorme SÍ!!!
    Soy afortunada tengo unos padres cerca que han criado a mis hijos. Yo siempre digo que gestiono a mis hijos de lunes a viernes y soy madre sábado y domingo.
    Todo es una barrera: horarios, precios … y mucha mala leche por parte no sólo de los jefes, si no también de los compañeros.
    Ni me planteé una excedencia o una reducción de jornada, para mí, económicamente inviable, ahora insisto tienen unos fantásticos y sufridores abuelos. Pero aquellas que han pedido reducción de jornada por hijo, se han encontrado con malas caras o con problemas para atender médicos o gestiones relacionadas con los médicos o con ellas mismas. A la Seguridad Social le da exactamente igual que tengas reducción te da la cita cuando puede y ponte tú a cambiarla ¡Jajajajajaja! NO sé en otras comunidades pero en Galicia las citas te las envían en una cartita, a 4, 5, 6 …meses vista. Si solicitas el cambio, cancelan la que te han dado y recibirás otra carta con la nueva posiblemente en un plazo de 15 días, ¿Qué no te sirve? Pues vuelves a cancelar y a esperar otra carta…. ¡Exacto! Cuando te llega dice ¡por fin! o ¡Dios mío, dentro de 6 meses!!! ¿Cómo voy a saber como tendré la agenda de ese día a 6 meses vista????? Si tuviera ese poder de ver el futuro lo intentaría con los números de la primitiva.
    En fin…lo que quería decir, aunque no lo parezca, que lo más importante es cambiar la mentalidad de todos, no sólo los jefes, sino también los compañeros
    ¡Ánimo a todas!!

    1. Porque en la seguridad social también habemos médicas currando a tope y con intención de conciliar y tener un horario aceptable, aún asi te aseguro que yo hago malabarismos para intentar facilitar a los pacientes un horario que puedan acudir si me lo piden, muchas veces a costa de mi tiempo. Pero ya me dirás como hacemos con la lista de espera tremenda que hay, y luego en las elecciones se sigue votando a los recortadores una y otra vez…

  8. Estoy de acuerdo contigo. Teletrabajar con niños en casa no es posible (a ver, se puede mandar un mail, tener una telco, pero el nivel de concentración no es el óptimo) Ahora bien, el teletrabajo si es una manera de conciliar porque permite tener unos horarios alternativos, aprovechar huecos, ahorrarte desplazamientos y evita distracciones que hay en el ambiente de trabajo habitual, que creo que es por donde puede ir la colaboradora.
    Yo tengo la posibilidad de hacerlo y es mi única forma de conciliar cuando tengo tutorias en el colegio (a esas horas tan conciliadoras de las 16 de la tarde) o cuando tengo mucho volumen de trabajo, ya que me permite “echar horas” en el tiempo que me ahorro en los desplazamientos. Lamentablemente, creo que hay más problemas que no tienen fácil solución: Empresarios que no se fían y trabajadores que se aprovechan, rigidez de horarios, las 2 horas para comer que se imponen en muchos sitios, echar más de una hora en desplazarse al sitio de trabajo,

    1. Si tienes la posibilidad de teletrabajar y tienes un ingreso por ese trabajo, siempre es posible pagar por cuidado de los niños durante ese tiempo para que puedas concentrarte en el trabajo. Incluso hay algunos sitios de coworking que ofrecen también guardería y puedes ir combinándo como te haga más sentido. Si no puedes trabajar esta alternativa no puedes ni planteártela y se vuelve todo un círculo vicioso de dificultades que matan oportunidades.

  9. La verdad es que yo no estoy mal del todo, tenemos dos niños y en ambos me pedí excedencia de un mes y de 6 meses, no tuve problemas para hacerlo. Cuando los niños se han puesto malos, he tenido la posibilidad de hacer teletrabajo.
    La pega de todo esto es que cuando tienes jornada reducida ya no se valora tu trabajo (soy informática), por mi horario (8:00-15:00) no encajas en ningún sitio quieren personas perennes en su puesto de trabajo aunque no hagan nada.
    En mi caso me tienen de aquí para allá, de un proyecto a otro y aunque hago mi trabajo correctamente y a tiempo, ya no se valora y no tengo derecho a ascensos, ni a nada.
    Mi marido en cambio también pidió reducir su jornada, porque ambos queremos ver a nuestros hijos crecer y a base de mi insistencia claro, porque esta mal visto que un hombre se reduzca la jornada. Pero a pesar de todo el ha tenido suerte, ha seguido en el proyecto que estaba (también es informático) e incluso ha tenido una compensación por sus esfuerzos, que ha podido hacer gracias a que yo me he quedado con los niños.
    Seguimos en un mundo machista que se valora más lo que hagan los hombre que nosotras y hasta que eso no cambie, ni conciliación ni nada.

  10. Qué fuerte Encarna! Gracias por compartir tu experiencia, hay que ser valiente para hacerlo en medio de tantas dificultades. Entiendo completamente tu frustración, es un sin sentido este sistema que tenemos montado en donde los padres han de seguir trabajando como si nada aún sabiendo la responsabilidad enorme que implica la crianza de los hijos, y si hablamos de gemelas y además prematuras, es una crueldad que la inestabilidad laboral y económica tenga que agobiarte cuando hay temas vitales que tienen que preocuparte y ocuparte con prioridad.
    Justo la semana pasada compartíamos en Twitter un estudio de Foro Económico Mundial donde se explicaba en sistema sueco, muchísimo más humano y con foco claro en lo vital, acá te lo dejo (https://www.weforum.org/agenda/2018/01/this-is-why-sweden-is-one-of-the-best-countries-in-the-world-to-be-a-parent/). Saberlo no soluciona nada en el futuro inmediato pero si nos ha de dar luz y fuerza para luchar por un sistema más justo. Dar visibilidad a los absurdos que nos suceden es un granito de arena para que aumentemos el nivel de consciencia en quienes tienen en sus manos hacer algo para ver un cambio real.
    A mi en lo personal que sucedió algo similar (guardando las proporciones que lo tuyo lo veo 1000 veces más complicado): cuando tuve mi primera hija pedí un año de excedencia, acordando mantener mi puesto al regreso y trabajando 2 veces por semana desde casa (tenía mi trabajo a hora y media de casa y sin familiares cerca que pudieran echarnos una mano con la peque!). Aún así en el momento de volver al trabajo, siendo totalmente posible teletrabajar por mi tipo de cargo, la empresa se empecinó en que querían verme allí todos los días, lo cuál me obligaba a ver a mi hija tan solo 1 hora al día (si no es que estaba ya dormida cuando yo llegara). Renunciar a ejercer como mamá en el día a día por dedicarme a un trabajo que tenía tan poca consideración por mi situación personal después de más de 10 años de servicio me pareció un absurdo, así que con una peque de 1 año me vi en el paro y llena de frustración. Cuando vi que yo era solo uno de los muchísimos casos que te encuentras cada día decidí tomar cartas en el asunto y lancé Wisar (http://www.wisar.co), ofreciendo a los profesionales que busquen trabajo flexible una alternativa para ejercer como padres y profesionales, un modelo que creo mucho más justo y humano. En este video cuento un poco más de la esencia y lo que hacemos: https://youtu.be/IdmGIf-3EjU. Si crees que te encaja eres bienvenida.
    Ánimo! Que las injusticias del día a día no os impidan disfrutar de la maravillosa experiencia de ver crecer a vuestras gemelas, al final, dar vida y educar seres humanos es la labor más trascendental que tenemos entre manos!

  11. España es un país nefasto para tener hijos, todavía no se ha salido de la mentalidad de que cuando tienes hijos debes quedarte en casa, cómo buena mujer a cuidar de ellos, si no, no me explico cómo ningún político por muy progresista que se quiera hacer ver, lleva en su programa electoral como bandera las mejoras para fomentar la natalidad que tan baja es siempre en nuestro país y que tanto asusta! Pero ya me explicarán a mí como lo hacemos…no hay permisos para nada de nada, ni ayudas, ni conciliación posible. Estamos a la cola en muchas cosas y está es una de las más graves, aunque nadie hable de ello.

    1. Y esta situación termina repercutiendo en un sistema de pensiones que agoniza. Como siga este panorama no habrá quien pague nuestra jubilación

  12. Hola Encarna…yo también soy trimami de niña de 6 años y mellizas de 4 años. Como vosotros nacieron también a los 6 meses y estuvieron hospitalizadas 2. Tuve ” la suerte” de estar desempleada en ese momento y hace seis meses que me he vuelto a incorporar al mundo laboral. Si hubiese estado trabajando en ese momento…me tendría que haber pedido excedencia o a saber….porque la vida de los buenos padres de recién nacidos prematuros mellizos/gemelos + hij@ mayor sólo lo sabe quien lo ha pasado. Es dedicación exclusiva… la conciliación no existe y dudo que sea algo generalizado o corto plazo.
    Ánimo Encarna..todo mi apoyo….
    Una trimami malamadre

    1. Gracias Ana María. Cómo bien dices esto es un trabajo a jornada completa sin convenio regulador jajaja. Menos mal q la recompensa es grande!

  13. Yo tuve a mi hija prematura ingresada 5 meses y la baja maternal se alarga y empieza a contar a partir del alta. Supongo que tú también lo pudiste hacer. Existe la prestación por cuidado de un menor enfermo que también puedes pedir por prematuridad extrema. Claro que tanto la empresa como la Mutua deben poner de su parte. Supongo que no te la concedieron si te pediste una excedencia…yo la tengo, si no también tendría que haber pedido una excedencia, no hay muchas opciones, los prematuros no pueden ir a la guardería hasta al menos los tres años y si te vas a casa con bombona de oxígeno y muchas otras cosas tienes que ocuparte tú. Mi pareja es autónomo , reformas, no tiene flexibilidad…

    1. Afortunadamente tenemos a las peques en casa sin mayores complicaciones que las continuas revisiones. Estamos sin oxígeno ni otras medidas extremas. En cuanto a lo de tu marido lo de los autónomos clama al cielo. Son los que generan empleo y los más castigados por un sistema que debe ser revisado

  14. Hola Encarna, como te comentan anteriormente, están contempladas prestaciones para niños con enfermedades graves y oncológicas. Creo que sólo lo puede pedir uno de los progenitores, pero algo es algo.
    Por otro lado, hay una petición en Change.org a este respecto, que solicita que los padres trabajadores tengan derecho a estar con sus hijos mientras están hospitalizados.
    Se da la paradoja de que un menor no puede quedarse sólo en el hospital, pero sus papás no tienen más que los días que da su convenio laboral.
    Os copio el enlace por si a alguien le resulta de interés.
    https://www.change.org/p/empleogob-que-los-padres-y-madres-trabajadores-tengan-derecho-a-estar-con-sus-hijos-mientras-est%C3%A1n-ingresados?recruiter=32828047&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition&utm_term=237942

  15. Yo tenia un trabajo de esos de locura, de 8-9 horas de oficina, más no te desconectes del móvil en todo el día, mas presentaciones y eventos todas las tardes, así de extra. Esto unido al estrés de Madrid estaba siendo una locura…
    Entonces quise replantear mi vida porque queria ser madre y que no me pasara como a muchas amigas que se habían centrado tanto en su trabajo que cuando quisieron tener hijos… ya no podían.
    Me quedé embarazada, mi pareja se cambió de trabajo para cambiarnos de ciudad, yo deje mi trabajo y me puse a trabajar desde casa como autonoma.
    Ahora, tengo un peque precioso con el que estoy mientras trabajo desde casa (complicado, pero posible), trabajo en lo que quiero y me gusta, vivimos en una ciudad más tranquila y su padre trabaja en una empresa donde a pesar de tener horario amplio tiene flexibilidad para comer todos los días en casa e ir a las revisiones médicas.
    En conclusión, yo no siento que haya renunciado a nada, sino que he replanteado mi vida y soy más feliz que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más