¿Qué quieres encontrar?

4
Cómo fomentar la paciencia en los niños

Cómo fomentar la paciencia en los niños

¡Ay, la paciencia! Es esa palabra que trato que forme parte de mi vocabulario a diario y que se me agota irremediablemente cuando llego al final del día. Hay momentos de más paciencia y otros de menos provocado por el estrés diario. Sin embargo, merece la pena pararse, bajar el ritmo y analizar la situación como nos recomienda hoy nuestra experta Alejandra Melús. Hoy tomo nota y leo con calma este post para fomentar la paciencia en mis buenashijas y, de paso, recargar mi depósito que hoy lo tengo bajo mínimos. ¡Allá vamos!

fichas-alejandramelus

*Podéis seguir a Alejandra en FacebookTwitter y en su BLOG.

Dice el refrán que la paciencia es la madre de la ciencia, y así es. Mientras haya paciencia en una casa con buenoshijos, todo fluye. Pero seamos realistas, somos malasmadres y como tales, la paciencia no es nuestro fuerte y aunque así lo fuera, que todo puede pasar, siempre tiene un límite y en algún momento la impaciencia se apodera de nuestro ser y nos hace sacar lo peor de nosotras, y en consecuencia de nuestros buenoshijos.

Pero debemos tener en cuenta que esto es algo normal y con lo que debemos aprender a convivir.  y esto nos lleva a mostrarnos y comportarnos más impacientes o estresados. A los niños les sucede lo mismo, pero además debemos añadir que su capacidad de aprendizaje e imitación les hace integrar las conductas de su entorno como habituales y modelo de comportamiento, por lo que asimilan el ejemplo que ven a su alrededor como el modelo a imitar.

Los buenoshijos son lo que ven 

Esto quiere decir, que en gran medida nuestros buenoshijos son lo que ven, y por lo tanto, lo que somos nosotros, ya que integran nuestras conductas y reacciones como el ejemplo adecuado a imitar y a seguir y las hacen suyas propias.

Por lo que su paciencia también se debe en muchos aspectos al ejemplo que toman dentro de su entorno y la inmediatez con la que necesitan sus modelos que se satisfagan sus órdenes o deseos.

Por todo ello, para inculcar y fomentar la paciencia desde casa, debemos ser capaces de hacer autocrítica viéndonos con la mayor objetividad posible, y analizando cómo nos comportamos en el día a día, para así poder mejorar el modelo que ofrecemos a nuestros hijos.

A veces desde que nos levantamos vamos pidiéndoles que corran para todo. Que corran para levantarse, que corran para desayunar, que corran para lavarse, para peinarse, para vestirse…

A veces queremos que los niños sean aquello de lo que no tienen ni siquiera un modelo claro, por lo que es imposible que sepan a qué nos referimos o cómo queremos que se comporten.

Por esto es importante bajar el ritmo de órdenes y demandar sólo las estrictamente necesarias, e ir con más tiempo, ajustándonos a aquello que queremos transmitir y que integren nuestros buenoshijos. Lo mismo sucede con la inmediatez con la que reciben los niños las cosas que desean.

paciencia-niños

La sociedad de la inmediatez

En nuestra sociedad actual, es sencillo, barato y accesible, poder adquirir todo aquello que deseamos con rapidez, ya que internet, entre otros avances, ha facilitado muchísimo los tiempos en los que se puede lograr u obtener algo.

Por ejemplo, cuando quieren saber algún dato, rápidamente les es dado, cuando quieren comprar algo, fácilmente lo tienen a su alcance, cuando desean resolver una cuestión, un olvido o una duda, internet les da la solución sin tener que favorecer la espera, el razonamiento, la investigación, la búsqueda, la resolución de conflictos y ante todo la paciencia.

Todo se ha vuelto mucho más inmediato y esto tampoco ayuda a que seamos capaces de esperar a algo, ya que no estamos acostumbrados a ello.

La paciencia debe integrarse desde bebés, sin frustraciones añadidas, simplemente dejando que las situaciones fluyan y ofreciendo herramientas para resolver los conflictos, pero no en sí las respuestas, ya que sino estaremos favoreciendo todo lo contrario a lo deseado.

Además la falta de paciencia saca lo peor de uno mismo y es por esto que debemos potenciarla dentro del hogar desde que los buenoshijos nacen.

11 pautas para favorecer la paciencia en nuestros buenoshijos

  1. Dar ejemplo.
  2. Bajar el ritmo y mostrar menor angustia cuando los demás no hacen algo de manera inmediata.
  3. Favorecer las situaciones de espera en el día a día, como ir a la compra y esperar una cola, o ir al médico y esperar en la sala de espera, sin distracciones o entretenimientos dados (pantallas, móviles, etc.), sino con la espera y el aburrimiento o la invención de situaciones o juegos ante esa espera, donde aprenda a favorecer la paciencia de una manera real.
  4. Jugar con juegos de turnos, como las cartas, los juegos de mesa, o juegos cooperativos.
  5. Aprender a no ceder ante su frustración o impaciencia, mostrando tranquilidad y serenidad, recordando que soy el adulto y debo dar ejemplo.
  6. Potenciar las conversaciones dentro del hogar, fomentando la escucha, la elaboración de preguntas, la espera, el diálogo, la atención, la permanencia en una misma acción…
  7. Aprender a decir “no” y cumplir con ello.
  8. Dar mayor relevancia a las situaciones resueltas de manera adecuada, resaltando los esfuerzos, los éxitos y los avances.
  9. No emplear el castigo, el enfado, ni la critica ante una pérdida de paciencia de nuestro buenhijo.
  10. Recordarse a uno mismo que merece la pena intentarlo y potenciarlo, para educar hijos más pacientes, que serán adolescentes y adultos más pacientes y tolerantes.
  11. Permitirnos fallar y aprender cada día juntos, sabiendo que estamos en el camino del aprendizaje, y que la perfección no nos es exigida.

Han comentado...

  1. Genial articulo!!
    Porque aunque hay cosas que ya las sabemos cuesta mucho poner-las en practica….pero lo de intenrar respirar y tranquilizar-te realmente funciona.
    Lo que no habia pensado en el punto de darles todo con tanta rapidez y es cierto me lo apunto!!
    A seguir practicando pues!!!

  2. Pues si, muy interesante lo que dices… Yo tambien me apunto lo de no darle todo tan rapido y lo de dejar que se aburran de vez en cuando esperando al autobus o en el medico. Siempre tiramos de movil, nosotros mismos lo cogemos para distraernos a la minima espera cuando efectivamente a vecea hay que aburrirse y fomentar la imaginacion o los juegos… un saludo!

  3. Cada día que pasaba vivía más estresada, mi hija me hacía perder la paciencia. Pero un día me analice como madre y me di cuenta que estaba fallando. Todo era nuevo para mí, pero hoy en día vivo menos estresada y atiendo a mi familia. Tomare en cuenta las recomendaciones para mejor mas como madre. Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más