¿Qué quieres encontrar?

23
Gatos, perros, niños y decoración a lo ‘Pinterest’

Gatos, perros, niños y decoración a lo ‘Pinterest’

¿No os ha pasado que habéis visto fotos por redes sociales en las que todo es armonía y orden? Un mundo perfectamente colocado y a juego que ríete tú de mi casa a última hora del dia donde se mezclan juguetes, disfraces, migajas de pan y babas de la buenahija2 a tutiplen. Hoy nuestras colaboradoras María Garrido y Rosana Álvarez nos hablan sorprendidas de la tendencia a comprar juguetes para niños y mascotas a juego con la decoración de la casa y de paso nos explican por qué juegan y que necesidades tienen perros y gatos domésticos. ¡No os lo perdáis!

*Podéis seguirlas en @Etologiamalaga y podéis leerlas también en mascotas.

Quizá os parezca curioso el título del artículo de hoy. Pero venimos inspiradas por Instagram. Hace unas semanas, justo unos días después de que viniesen los Reyes Magos a dejar sus regalos, leía en una cuenta (con muchos seguidores por cierto), como pie de una de sus fotografías, un texto en el que decía cosas del tipo “hay juguetes que voy a guardar en un cajón porque me aturden al entrar”, “pinto muchos de sus juguetes en gris/blanco/negro para que vayan con la decoración de su cuarto” y denominaba “errores visuales” a las cosas que a ella no le gusta ver.

Vayamos por partes. Creo que gracias, o mejor dicho, por desgracia, a las redes sociales nos creamos necesidades de decoración para nuestros peques y para nuestras vidas en general. Y sí, ver esas fotos de casas (aparentemente) ideales, con colores uniformes, con los juguetes todos de las mismas tonalidades, igual nos satisface visualmente y dan cierta paz, pero a nosotras a veces nos agotan, porque nada es tan perfecto y sobre todo porque hay cosas que rayan con lo absurdo y con la estrechez mental.

Es inevitable que en una casa con niños abunden los juguetes esparcidos por todas las habitaciones. Lady Berta trae y lleva de su habitación al salón unas mil veces cada tarde todas sus cosas, eso sí, entre todas recogemos antes de cenar y listo.

Ojo, están leyendo a dos obsesas del orden y la limpieza, pero nuestra hija tiene juguetes de colores, algunos de madera sí, pero otros de plástico, con luces, con sonido, con diferentes formas.

Pero, ¿qué hay de los juguetes para perros y gatos?, ¿los tendrán también a juego con la decoración del hogar?, ¿teñirán de color gris vigoré o de rosa empolvado esa pelota cochambrosa (aunque favorita) de color rojo que su perro adora? Creo que habría que pensar un poco más en los porqués y en que a su perro, gato o hijo le importa poco la decoración o el estado en que se encuentre el juguete en cuestión.

Si los juguetes de los niños tienen colores, formas y música será por algo, ¿no creen? (Seguro que esto Alejandra Melús sabe mejor que nosotras cómo explicarlo) Además, la vida, por suerte, no es en blanco y negro.

En el caso de los perros y gatos, los juguetes son algo esencial en sus vidas. Todos los mamíferos altriciales juegan. Porque el juego es aprendizaje, tanto para un niño como para un perro o un gato. Mediante el juego aprenden las normas sociales, la coordinación motora, el comportamiento sexual, la motricidad, el control de impulsos, etc.

Pero además, desde que se convirtieron en animales domésticos, y al no poder realizar todas las funciones propias de su especie en libertad, el juego es más necesario aún. Necesitan ejercitar la mente y satisfacer funciones vitales con los juguetes. Incluso se les puede enseñar a resolver puzzles y a hacer juegos en los que tengan que practicar para dar con la solución.

Para más inri para los perros y los gatos son más importantes características de los juguetes como material, textura, forma y tamaño antes que el color. No vamos a aburriros ahora con la fisiología y la anatomía del ojo del perro y del gato, pero para resumir diremos que la visión en su caso es dicromática.

Esto significa que, a diferencia de las personas, que tenemos una visión tricromática y somos capaces de distinguir todas las longitudes de onda en la percepción de la luz, lo que se traduce en millones de colores, el perro tiene una visión dicromática con una parte del espectro neutra o incolora.

Las estructuras de color azul o violeta son percibidas como color azul, mientras que las de color verde, rojo, amarillo y verde amarillento son percibidas como amarillo. Por otro lado, parece ser que los perros son ciegosal espectro de colores que nosotros vemos como azul verdoso, lo que significa que ellos lo ven blanco. Si buscáis en google imágenes la visión del perro o del gato lo veréis representado y lo entenderéis mejor.

Otra cosa que es muy común cuando la gente adquiere un cachorro, ya sea de perro o de gato, es que quieren comprarlo todo y que le sirva para cuando sea adulto. A ver, si usted no le compra a su hijo de 12 meses el cubo de Rubik, ¿por qué le compra a su cachorro de 3 meses un pedazo de pelota de goma que pesa 300 gr y que no la puede ni coger?

Los cachorros tienen dientes de leche igual que los niños, pero tardan menos en perderlos, suele ser bastante rápido, y necesitan saciar la conducta de morder, pero tienen que probar distintas texturas. Nosotras siempre recomendamos que se adquieran diferentes juguetes, uno de goma, alguno tipo peluche, alguno que tenga sonido, y otro de tipo interactivo (Kong, bolas dispensadoras de comida…).

Con el paso de los meses, irán descubriendo qué les gusta más, a algunos las pelotas, a otros los juguetes de madera, a otros les gusta la variedad. Y lo sentimos, pero a los perros y a los gatos la boca les dura toda la vida, y morder, experimentar y explorar es una necesidad de comportamiento. Además, debido a la domesticación, la capacidad de mantener características juveniles en el perro adulto se ha intensificado. Esto se llama neotenia y debido a ello, nuestro perro jugará como un bebé durante toda su vida.

Con los gatos ocurre algo parecido. Algo muy singular y que la gente quiere evitar, es que los gatos les arañen los muebles, los sofás, las cortinas, etc. Pero muy poca gente se preocupa de algo importantísimo, y es que, los gatos tienen que rascar, es una conducta natural, tienen que afilarse las uñas y marcar con sus feromonas y estirar la musculatura. Pero deberán descubrir ustedes qué material les gusta más, y en qué posición. A algunos les gustan los rascadores de cartón en horizontal, a otros les gusta el yute en vertical, a otros la madera… Eso se lo irán diciendo sus gatos, y sí, solo se consigue averiguar colocando varios rascadores de diferentes materiales en distintos lugares para ver cuál es el elegido.

Explicado todo esto, ahora llega la parte poco pinterest del asunto. Los juguetes de perro, de gato, de niños, a veces no nos cuadrarán mucho con la decoración, e igual nos los encontramos esparcidos por el suelo. Y seguramente nuestro salón quedaría mejor sin el juguete favorito de uno de nuestros perros, que es un hueso de peluche de color rosa que pita, pero es su juguete favorito y no se lo vamos a pintar de gris, ni lo vamos a tirar a la basura o a esconder en un baúl (además, a Lady Berta no le gustaría nada que hiciéramos eso). Lo más que hemos conseguido es poner una cesta al lado del sofá, y cuando acaba el día, Lady Berta recoge los juguetes de los perros y los pone allí, pero están accesibles, así que cuando quieren jugar, ellos van a cogerlos allí y vuelta a empezar.

Recuerden lo que les decimos siempre, ellos no han elegido entrar en nuestra familia, somos nosotros los que decidimos asumir esa responsabilidad, y hay necesidades que tenemos que cubrir, aunque nos fastidien las fotos de instagram.

Y con esto y un bizcocho… Nos despedimos hasta la próxima colaboración, en la que Lady Berta habrá cumplido ya ¡2 añitos!

Muchos besos para todas, y si sobrevivimos a la fiesta infantil, nos veremos por aquí.

Y vosotras malasmadres, ¿qué pensáis de todo este mundo ‘Pinterest’, de casas con juguetes en armonía y al milímetro decorado?, ¿cuáles son los juguetes favoritos de vuestros buenoshijos y vuestras mascotas (si las tenéis, claro)?

Han comentado...

  1. Pienso que a veces se ven fotos muy monas pero muuuuuy irreales, en mi caso con dos niños y dos perros es del toooodo imposible mantener una casa pinterest, y no sólo es que no pueda, es que no quiero! Creo que me agobiaría vivir en una casa tan “perfecta”.

  2. Creo que deberíamos empezar a inundar el pinterest con fotos de casas imperfectas, sería genial y mucho más real. 😉

    1. Mi marido y mi cuñado nos están amenazando a mi hermana y a mí con abrir anticuentas de instagram para sacar a la luz la verdad, jajaja, ese muñeco horroroso que queda fuera del encuadre, o el bote de colacao. Yo la verdad es que soy bastante “esteta” y me molestan los colorinches pero es inevitable, a cierta edad ya no cuelan los juguetes de maderita y mi vida está llena de súper héroes y dinosaurios, yo me muero por los libros con ilustraciones bonitas y mi buenhijo por los que tienen un torbellino de color y animales peligrosos. Pero una madre pinterest se afana por reducir el espectro cromático al final del día, recogiendo todo como quien limpia la escena de un crimen, es eso, o arrancarse los conos esos de la retina. Besos bellas.

  3. Empecé a seguir a @womenirl y da el contrapunto perfecto a las fotos de vidas perfectas que, a veces, resultan tan agobiantes. Preciosas pero agobiantes.

  4. Yo tengo una niña de dos años y un perro… lo del salon recogido hasta la hora de ir a dormir que recogemos todo es imposible. Juguetes esparcidos y niña y perro haciendo la croqueta en la alfombra. Tanta vida perfecta no me la creo. Prefiero ver mi salon hecho una selva y ver a mi niña feliz jugando que un robot sentado en el sofa y no dejandola disfrutar.

  5. he hecho mío un dicho de mi pueblo que dice, “me da igual que cuelgue o que arrastre”… pues eso.. que bastantes cosas importantes hay en esta vida que pasa tan tan rápido como para preocuparme de la decoración y el orden..

  6. Bueno, en este caso discrepo en algunas cosas y en otras estoy de acuerdo. Yo creo que no está reñido el tener una casa recogida con tener hijos y mascotas. He tenido gata hasta hace 3 años y tengo dos hijos de 8 y 4 años y mi casa suele estar bastante decente, je je. Hice un post al respecto en el blog hablando de cómo consigo tener la casa recogida teniendo a mis fieras. Ya digo que una cosa no quita la otra. Otra cosa es tener los juguetes a juego con la decoración, algo que veo completamente absurdo sobre todo si al niño no le gusta. En mi caso he intentado mantener cierta “coordinación” entre los cuartos de mis hijos y el resto de la casa pero siempre atendiendo a sus necesidades y a sus gustos.

  7. hola! a mi niña de 2 años desde bien pequeñaja le enseñé a recoger sus juguetes y cuando quiere leer un cuento por ejemplo primero recoge todo lo que haya sacado antes, o antes de cenar tiene que recoger sus juguetes, y no es una lucha ni nada, simplemente se le recuerda si se le olvida y tan ricamente. pero mientras está jugando, las cosas están por todas partes, claro, que es una niña! jajaja. y jugar, juega en el salón, cosa que yo tb dije en su momento que no haría… ainsss.

  8. Tengo dos hijos de 8 y 6 años, y ninguna mascota. Mi casa suele ser un “mercao”, como les digo a ellos cuando están jugando y no se puede dar un paso para pisar algo. No hay juguetes de colores coordinados, ni de formas perfectas, ni nada parecido.
    Pero a la hora de cambiar de juego, de salir de casa o de acostarse, se recoge todo. Vale que lo tiran en los cajones de sus juguetes y como quede ha quedado, y que los libros no estarán ordenados por tamaños, pero está todo recogido.

      1. Lo malo es la lejanía, pero la terapia con animales y peques tiene mil beneficios, y estaría genial.
        No lo descarto para nada! Sería genial eh! Muakkk

  9. Buenísima reflexión! Espero que sirva para abrir los ojos de la gente!
    Era seguidora de la cuenta a la que os referís y digo era porque al leer semejantes preocupaciones pensé estamos todos locos?? Yo la verdad que tengo muchas más cosas en las que pensar y claro que me gustan las cosas bonitas y el orden pero quiero que mis hijos sean personas normales y felices y no creo que toda esta vorágine ayude (por no hablar de las fiestas de cumpleaños! )
    Añado una reflexión, la mayoría de las cuentas preciosas y perfectas viven en parte de todo este mundillo venden algo , colaboran con marcas … Lo cual me parece genial y entiendo que sí es parte de un trabajo se busque la “perfección” pero es un trabajo que no se deja ver claramente como un anuncio que es lo que realmente es , al igual que una modelo está siempre perfecta pues de eso vive

  10. Ay, cómo me ha gustado el post y cómo me he reído!!!!!! Mi casa es un caos total, y aunque reconozco que me muero de la envidia cuando veo esas fotos que parecen sacadas de revistas como El mueble, pienso: ¿y esos niños cuándo juegan?, tiene a una chica contratada 24 horas, fijo, ¿de dónde saca el tiempo (y el dinero) para tenerlo SIEMPRE así?
    En fin, que mi salón es como el de la foto que habéis publicado, jamás le haré una foto para publicarla en Facebook, pero es el salón donde mis niños viven y juegan, y así seguirá unos cuantos años más (o eso espero…).

  11. Aaayyy que me gusta ver esas fotos de “casas perfectas” todo de las mismas tonalidades y todo en su sitio. Que agobio cuando apago la pantalla y miro a mi alrededor. Imaginarse la estampa. Piso de 40 metros con 3 buenoshijos. Póster por las paredes del dormitorio (la mayor con 11 años) pin y pon por el suelo (segunda con 7) y animales peligrosos hasta donde me alcanza la vista y arte abstracto por las paredes (enano con 3). Jajaja.
    El único momento que veo orden es cuando están en el colé o dormidos.

  12. Antes en las casas pudientes se tenía el salón “para visitas” todo mono y relimpio con supersofás tapizados, mesita de centro de mármol, lámparas de pie con pantalla de flecos, y la vitrina llena de recuerdos de bodas, comuniones, pastorcitas de porcelana, el juego de vasitos de orujo, y fotos de los “niñ@s” en todos los sacramentos. Los niños de la casa nunca entraban allí, por supuesto, había una salita minúscula donde se juntaban todos, se hacía vida, los deberes, los que tenían tele ahí estaba el aparato… con las casas más pequeñas o queriendo un dormitorio para cada miembro de la familia, ya no es posible reservar un salón para visitas y luego tener una sala familiar. Pero para desorden y agobio, con perdón, yo soy fan de los programas de casas y reformas de Divinity y válgame que muchos no necesitan mudarse a una casa más grande, lo que necesitan es un coach de orden y concierto, o una madre española de familia numerosa de los setenta…

  13. hace 8 meses que he tenido mellizos, y el gato ya estaba en casa con sus rascadores y juguetes correspondientes, ahora tengo el salon que parece un campamento, tengo una manta de actividades siempre puesta encima de un puzzle de esos como de goma desmontable, con numeros y letras, y el gato se pasa todo el rato arañando el puzzle y sacando los numeros o las letras, es decir que vas andando por el salon, y te encuentras un tres por ahi, o ves al gato con la “G” que la lleva en las patas, mientras los niños mordiendo las piezas que quedaron sueltas, mientras esparcen todos sus juquetes , y aun no gatean…ya ni me inmuto…

  14. Me ha encantado. Y a mi me gusta mucho la decoración, pero tengo marido, hijo de 24 años, el pequeño de 6 y perro grande. Si me ven esos tres pintar juguetes a juego con la decoración me encierran en un psiquiátrico. Ah! Y el perro que tiene su mantita preferida que es fea como un dolor y siempre la planta en medio del salón

  15. El juguete favorito de mi gato era mi sofá de Habitat :-(. Destrozado. Mi salón está decorado con juguetes…me queda mi cuarto y la habitación de invitados. Qué vamos a hacer!! La casa así tiene vida y eso es lo más cool de un hogar.

  16. Solía ser así, hasta que me di cuenta de que tanto mi enana como yo (lo reconozco), somos más felices en una casa de verdad…

  17. Pues yo, con el buenhijo de 3 meses, un golden retriever y una gata…desisto de que mi piso esté perfecto. Hace tiempo que mi máxima es “a quien no le guste que no mire”. Miedo me da por eso, el día que el buenhijo se vaya haciendo mayor y sea él mismo quien esparza sus juguetes por todos lados.

  18. Si claro… Voy a ponerme yo a pintar juguetes, jajajaja, no tengo tiempo para mover el sofá voy a hacer manualidades no autorizadas por las buenas hijas. Sin contar el dia que pintemos la casa, que ya toca…, y desaparezcan las pinturas rupestres y cuadros madehand, ahora que yo los enseño a las visitas tó orgullosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más