¿Qué quieres encontrar?

24
Hijo, no todo el mundo triunfa

Hijo, no todo el mundo triunfa

La buenahija1 me decía el otro día muy seria que ella quería tener éxito. Con 6 años recién cumplidos mi cara de asombro fue grande. Sin duda, en algún lugar ha tenido que oír que triunfar es lo mejor que te puede pasar en la vida, vivimos en la sociedad del éxito como nos cuenta hoy Sonia López. Nuestro papel como madres y padres es transmitirles que triunfar está bien pero no a toda costa y sabiendo que podemos fallar. Hoy nuestra colaboradora reflexiona sobre esto.

fichas-sonialopez

* Podéis seguirla en FacebookTwitter y en su BLOG.

– ¿Y si no triunfo qué pasa?

– Quizás sería mucho más fácil definir qué es para ti triunfar.

– Pues conseguir todo lo que me propongo.

– Seguramente a lo largo de tu vida tu triunfo pase por aprender a fallar.

Vivimos en la sociedad del éxito, de los logros, de los retos conseguidos, de las apariencias. Donde sólo hay espacio para los ganadores, para los triunfos publicitados, para las conquistas maquilladas. Donde queda poco espacio para el fracaso, para los tropiezos, para los reveses. Quien no triunfa no existe, no interesa. Casi todo ha pasado a medirse por likes.

Nos venden un éxito rápido que nos embauca, que nos atonta.  Al que todo el mundo tiene acceso asegurado, al que deseamos llegar sea cual sea el precio que debamos pagar. Al que no dedicamos tiempo a pensar todo lo que podemos llegar a perder por el camino. Son los otros quienes marcan las tendencias, los que crean nuestras necesidades, quienes definen qué supone ganar.

Por suerte llega un día en el que aprendes que nunca llegarás a ser una experta en nada y que perderás a menudo. En el que admites que tus virtudes no son muy diferentes a las que el resto, que quizás nunca recibirás un galardón importante o llegarás a ser una leyenda. Ese momento en el que ya no necesitas demostrar a nadie lo que vales o sientes, donde ya no te obsesiona destacar. Donde ya no necesitas despuntar para que te aplaudan o reconozcan.

Y empiezas a creer en un éxito asociado al hábito, la iniciativa, la perseverancia y la disciplina. Que se construye a diario con tesón y rabia. Un éxito que descubre las cosas que en realidad importan, que invita a sobresalir de uno mismo  aceptando nuestras inseguridades y complejos.

Sin la necesidad de estar por encima de nadie, sin esperar que los otros valoren tu brillo, sin tener que aparentar. Un triunfo que te ayuda a dejar de huir de lo que te asusta convirtiéndote en el mejor de los refugios, que te enseña a quererte, a creer en la ilusión.  Que te demuestra que el número de seguidores no determina tu talento.

Triunfar es conseguir vivir sin esperar, sin exigir, sin juzgar.  Aprendiendo a hacer las cosas de corazón, agradeciendo, escuchándose a uno mismo sin miedo. Reinventándote a diario, creando oportunidades, rechazando la mediocridad. Teniendo agallas de pasar a la acción sabiendo que puedes estrellarte, inyectándole pasión a cada uno de tus proyectos.

Ganar es ser capaz de valorar cada paso, trabajando a diario, caminando con determinación ante los sueños. Atreviéndote a amar sin medida, a sentir sin controlar, a rodearte de gente que te haga mejor. A lanzarnos siguiendo nuestro olfato, identificando nuestros miedos equivocados, definiendo que es lo que nos hace realmente brillar. Remar a contracorriente con todo nuestro empeño sin postergar, Aprendiendo a mirarnos al espejo con complicidad convirtiéndonos en el mejor de los aliados que podemos tener.

Dejar de vivir a medias, a poco gas, siendo capaz de apostar a fuego por lo que nos dicten los impulsos. Amarnos lo suficiente, convertirnos en esa persona que nos gustaría conocer. Sin reprocharnos nuestra falta de agallas en tantas ocasiones, sin arrepentirnos de la cantidad de amaneceres que hemos desperdiciado.

Hijo, éxito es vivir dejando de esperar, de justificar los fracasos, siendo coherente con lo que sientes. Defendiendo las propias decisiones, sin prejuicios ni pretextos. Aceptando los desengaños, la vulnerabilidad, las pérdidas. Fabricando los propios sueños sin necesitar que los demás los aprueben.

Triunfar es ATREVERSE a VIVIR, hacer que los días valgan la pena.

Triunfo

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Sonia, inmensa como siempre. Cada parrafo invita a quedarse meditando, porque otra cosa que nos presenta el mundo es el triunfo inmediato, el aquí y ahora, y esto choca frontalmente con la perseverancia y la disciplina.
    Gracias por escribir con y desde el corazón, siempre

    1. Muchas gracias Rebeca.
      Que importante es aprender a disfrutar del camino.
      Un abrazo

  2. Totalmente de acuerdo. Parece que vivimos en una competición constante: “pues mi niño camino con 9 meses”, “pues el mío empezó a hablar con no sé cuántos…”, “pues mi niño lee desde los 3 años”… ¡Por favor! Que estress! Les sometemos a una presión innecesaria. Hay que potenciar la cultura del esfuerzo, de la constancia, de la perseverencia…

    1. Yo también creo que la solución pasa por inculcar a nuestros hijos la cultura del esfuerzo y el trabajo diario.
      Ahora nos venden un éxito irreal que nos confunden,
      Un abrazo

  3. Sonia, me gusta lo que dices y como lo dices. Espero saber transmitirlo igual a mi hijo.

  4. Bravo, Sonia, no solo es lo que escribes sino como lo escribes. Me ha encantado tu entrada.

  5. me gustaría contar algo muy personal.. siendo jovencita, para mi éxito era vivir en Madrid y dedicarme a mi pasión, el cine. y súper éxito sería recoger un premio gordo ya sea Goya o Oscar, por qué no? soy joven, voy a soñar. Me fui a Madrid, estudié en la escuela de cine… y cuando recogía los frutos del esfuerzo realizado y empezaba a tener “éxito” por lo menos en lo que yo me había propuesto, lo dejé todo y volví.
    renuncié a un sueño pero había otro mucho más grande, que era formar una familia y sabía que el camino que yo llevaba no era el que quería para formarla.
    vivo en mi pueblo, con mi familia, dos niñas a las que miro y me siento llena de éxito, sobre todo cuando se portan bien 😉
    cuando voy al cine y salen muchos de mis amigos/conocidos en créditos me pongo en pie y les aplaudo, feliz de decir públicamente, a mi manera, “enhorabuena, lo habéis conseguido” (esto lo hago al final de la peli, que no es plan de estropearle los de inicio a nadie)
    a mis hijas quiero enseñarles a soñar grande, que lo intenten, que lo consigan, o no, depende de ellas y de algún que otro factor pero que, en cualquier momento de su vida pueden cambiar el rumbo, éxito será ser feliz con las decisiones que ellas tomen. y la forma de decírselo engancha mucho con varios de los párrafos del post. Muchísimas gracias por estas palabras tan motivadoras y que animan muchísimo

    gracias por el post, besos

    1. Preciosa historia Maria cada uno dibuja su éxito y el tuyo me parece maravilloso.
      Muchas gracias por compartir tu historia.

    2. Me ha gustado tu comentario Maria. Me ayuda a entender que las decisiones que he tomado me hacen feliz. Hace ya un tiempo he comenzado un negocio y no me va bien y me ha tenido muy deprimida, pero quizás tenga que empezar a ver mis fracasos de otra manera y aprender a ser feliz.

  6. Gracias por tus sabias palabras Sonia, me encantan todas tus reflexiones, con cada párrafo lleno de fuerza, sabiduría y corazón!!!

  7. Es agotador vivir de esta manera, yo tengo un contacto en mi red de facebook que sube fotos de otras personas insinuando que son de ella para obtener reconocimiento, reconocimiento que no es personal, que vacío puede creer que tiene en su vida que tiene que valerse de esto?, es bueno hacer un alto siempre y preguntarnos que hemos hecho que hacemos y que queremos consefuir y a qué precio?, si nosotros nos sentimos abrumados a nuestra edad, que vamos a dejarle a nuestros hijos que van a valorar que herramientas les dejamos en este mundo tan rápido que llevamos ???

    Muy buen artículo para reflexion personal.

  8. Me ha encantado el artículo. Precisamente hoy, ya sentada en el sofá, reflexionaba sobre lo importante o no. Me he dado cuenta que debo autoexigirme menos, y frenar, frenar mucho. Siento que en mi trabajo tengo éxito porque me dedico a lo que me gusta, soy educadora y mis alumnos me adoran; eso para mi es tener éxito. Pero en casa tengo que aprender mucho. Hoy siento que no tuve éxito, mis niñas me pedían jugar y yo, limpié, tendí ropa…y el tiempo pasó. Ahí, en casa, con ellas es donde quiero tener éxito. Parar y sentarme a jugar. Seguro que lo consigo. Gracias por el artículo.

  9. Siempre me alegra leer sobre “lo otro” que no huele a éxito seguro: los miedos, los fracasos, las debilidades y los errores… porque son parte de nosotros. Me ha gustado mucho! Enhorabuena!!! Un beso

  10. Me ha encantado !! Impresionantes frases no se con cual quedarme así que… me quedo con todas, y respecto a los hijos que lo sea que hagan sea para ser felices!!!!

  11. Sonia, gracias por poner palabras a lo que sentimos muchas de nosotras. Para mí el éxito es quererme cada día, conocerme y aceptarme sin dejarme influir por tanto estereotipo y saber que en cada inicio hay una nueva oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más