¿Qué quieres encontrar?

92
¡Hora de aventuras, malasmadres!

¡Hora de aventuras, malasmadres!

fichas-ameliabaena

* Podéis seguirla en @aleabf78 o escribirle a amelia@clubdemalasmadres.com

Desde que me enrolé en la aventura de la maternidad me siento como un jugador de ‘Risk’, aquel juego de mesa de estrategia y guerra muy conocido allá por los años 80. Nada puedes dejar a la imaginación y todos los días das movimientos cada vez más trepidantes con ese compañero de viaje que es tu buenhijo y que te tiene atenazada detrás de la barricada. A veces tienes que observar muy bien lo que te rodea para dar en el clavo. La emoción no tiene límites.

Llegó el buenhijo una bonita tarde de febrero y ahí arrancaron mis andanzas como madre. Revistas de bebés y documentales fueron mi guía para adentrarme en tan espesa selva, he de decir que de nada me sirvieron. La experiencia, el equivocarme, mucho, y el ingenio para salir airosa de cada peripecia es lo único que me ha valido. Me he visto envuelta en tantas historias que a veces he temido quedarme atrapada en el laberinto.

Mis vivencias con el buenhijo me recuerdan mucho a unos libros que me chiflaban de pequeña, ‘Elige tu propia aventura’. Era genial cuando conseguía hilar la historia más larga, si acababa pronto porque llegaba a la página de fin siempre hacía trampa y volvía a empezar. ¡Qué tiempos aquellos!. Era emocionante vivir aquellas historias trepidantes o, al menos con 8 años, eso me parecía.

Ahora lo trepidante es buscarle solución a las situaciones que vives con el buenhijo día tras día. Recuerdo y no puedo parar de reír de pensar en el día del bautizo del primogénito. Todos muy arregladitos, el niño vestido con su ranita, su camisa a juego y sus calcetines con borlones como una familia bien avenida y sin ningún pañal de repuesto. Esa soy yo, un despiste andante. Bautizamos al niño, tomamos un aperitivo y nos fuimos a comer para celebrarlo, tan ricamente. La ranita que le quedaba un pelín justa, recordemos que es un gigantoniño que crece por días, hacía que se notará más que el pañal estaba a tope. Aún así yo no me di cuenta hasta que se hizo caca y cogí el neceser.

Me fui al baño y cuando descubrí el pastel quise morir. No tenía pañales y el buenhijo había decidido que aquel día era el idóneo para hacer más pipí que nunca y, por supuesto, hacer caca como si no hubiera un mañana. Reconocer mi despiste ante la familia (familia política incluida) no era la opción. ¿Qué pensarían de mi?. Así que como en los libros de mi infancia decidí hacer la historia más larga y rezar por acabar pronto para irme a por pañales. Pero como sucedía en aquellas aventuras alguien me lo impidió y puso fin. Mi hermana cogió a su ahijado y dijo aquello de: “este niño tiene el pañal a tope”. Yo miré hacia otro lado, como que la cosa no iba conmigo. Me consiguió unos pañales y aquel día me doctoré ‘cum laude’ en esto del malamadrismo. No podía ser de otra manera.

malasmadres sunny

Entre mis hits más sonados está el olvidarme siempre de la merienda, no llevar termo con agua caliente y hacerle los biberones con agua del tiempo, no llevar muda o olvidarme de darle agua al niño. Soy Dolly en estos temas. La buenabuela todos los días me lo recuerda.

Pero sin duda alguna uno de los aspectos de la maternidad que no conseguimos descifrar el buenpadre y yo es el del sueño. Es decir, qué hacer para que caiga dormido, la bonita aventura del maldormir continuo. Es nuestro caballo de batalla. Aquí las andanzas las contamos por miles. En verano, pasamos una racha de dos meses en los que el buenhijo tocaba diana hora tras hora, cuando todo parecía que sería la noche en la que dormiría del tirón algo se torcía. Era un misterio. Lloraba con un desconsuelo atroz y el buenpadre y yo no podíamos hacer nada fuera de casa pasadas las 20.00 horas. Un infierno. El buenpadre estaba más perdido que yo y trataba de hacer un análisis sobre papel de cómo se dormía cada noche, cuántas horas, de qué manera y ponía los papelotes encima de la mesa intentando descifrar lo que parecía un mapa del tesoro. Estaba desesperado.

De todo hicimos, nos íbamos a las 5 de la mañana al parque de la barriada porque tenía unas losetas que con su vibración lo dormía, le poníamos dibujos animados en bucle mientras su padre y yo nos desparramábamos en el sofá, le dábamos apiretal porque creíamos que le dolía la boca, le dábamos agua, le paseábamos en coche por la urbanización, le poníamos música clásica y hasta lo lleve al pediatra buscando la poción mágia. Confiábamos ciegamente que alguno de estos métodos sin fundamento fuera el final de nuestra historia de terror nocturna.

Un día que la buenabuela tuvo a bien quedárselo (nadie se atrevía a cuidarlo por la noche) y me dijo con la contundencia que solo puede decírtelo una madre: “este niño tiene hambre”. Le subimos la dosis de leche y comenzó a dormir del tirón. La buenabuela es experta en encontrar el camino más corto a cualquier entuerto. Y fin de la aventura.

Y vosotras, ¿cuál es la aventura como malamadre más surrealista que has vivido?, ¿te costó dar con la solución?, ¿qué es lo que hiciste?

HOY la protagonista eres tú y tú decides el final de esta aventura con Sunny Delight, que nos regala 5 sudaderas chulísimas de “Hora de Aventuras” a sortear entre las mejores aventuras. ¡Deseando conocer vuestras historias porque Ser malamadre es toda una aventura!

app sunny

 

Y antes de irnos os recomendamos la app de Sunny Delight porque están sorteando 100 regalos al día de Hora de Aventuras. ¡Yeahh! También podéis conseguir estos premios, con los que seguro se entretienen un buen rato los buenoshijos, con las botellas de 1,25L. ¡Vámonos de aventura!

Puedes participar hasta el próximo viernes día 10 de abril.
*Post en colaboración con Sunny Delight.

¡YA TENEMOS A LAS GANADORAS!

sunny ganadoras

– Isa con el comentario número 10.
– Anna con el comentario número 32.– Paulita con el comentario número 34.
– Jara con el comentario número 58.
– Gema con el comentario número 63.

Han comentado...

  1. Habíamos ido a ver el espectáculo de Disney sobre hielo y mi niña de 5 años se hizo caca, supongo que de la emoción. Evidentemente sin ropa de recambio, sin bragas de recambio. Y llorando como una loca.
    La lleve al lavabo, haciendo una cola que no os podéis imaginar, lo lave todo (culo incluido, en el lavamanos) y lo seque todo con el secador de manos. 20 minutos tarde. Llegamos a la grada, y a los 10 minutos OTRA VEZ!!! plan B. Compre una camiseta de princesas de talla grande, y ala! Todo a la basura y ella con “vestido” y converse.
    La primera opción desde el principio hubiera sido irse a casa o tirar hacia el bar jajaja

    1. Buenos días Belén, lo que me he reído con tu ‘aventura’. La verdad es que eres de las mías, yo creo que hubiera hecho como tú. Gracias por contarnos tu historia, Muchas suerte 😉

  2. Yo llevaba semanas dándole apiretal a Mateu (aún no tenía dos añitos) porque se despertaba gritando y tocándose el oído derecho.
    Fui al pediatra, que me dijo que no tenía nada en los oídos y le dijo: “¿por qué te tocas la oreja y lloras?”
    Y Mateu (en dialecto bebé): ” porque un perro me ha chupado la cara y me da miedo”.
    Ni otitis ni nada, eran pesadillas.
    Desde ese día le pregunto siempre qué le pasa antes de ir al médico.

    1. Yo deseando estoy que pueda hablar para enterarme de lo que quiere, con 13 meses no salimos de no y del mamá jajajaja. Feliz martes 🙂

  3. creo que la historia mas sonada, fue salir de viaje la primera vez con la Buenahija, a sus 3 meses recién cumplidos, dirección Oviedo. A las 11 de la mañana, parar a desayunar en un pueblo perdido de Valladolid y cambiarla, para que llegara a casa de la PesadillaSuegra hecha una princesita y darnos cuenta, de que no habíamos traído ni un triste pañal!

  4. creo que la historia mas sonada, fue salir de viaje la primera vez con la Buenahija, a sus 3 meses recién cumplidos, dirección Oviedo. A las 11 de la mañana, parar a desayunar en un pueblo perdido de Valladolid y cambiarla, para que llegara a casa de la PesadillaSuegra hecha una princesita y darnos cuenta, de que no habíamos traído ni un triste pañal!

  5. Este verano en Galicia con la buenahija de 10 meses, el buenpadre y yo decidimos darnos homenaje de cena y pedimos una mariscada…la buenahija en su trona con el potito ya comido, cruzas los dedos para q te deje cenar…mariscada a punto de llegar a la mesa…oh! se ha cagado, voy al baño a cambiarla y no he metido pañales! Pensamiento de malamadre, opción 1: vuelvo a la mesa y me hago la sueca con el buenpadre…no había esa opción pq el pastel olía muy mal…opción 2 malamadre corriendo por el pueblo de Grove desierto un martes noche y todo cerrado, hasta q se cruza con una familia con un carrito y en plan loca ” por favooor un pañal” me miran raro pero me lo dan! Con mi trofeo vuelvo al restaurante y cenamos como reyes!! Ojuu q estrés!

    1. Jajajaja, esto es la supervivencia en sí misma Ana, qué bueno, habría que ver la cara de la pareja pero lo importante es que encontraste el pañal 🙂

  6. Aún tengo el “miedo” en el cuerpo y de esto hace ya dos meses. Fiesta del cole. Mi hija “coqueta, coquetísima” no quiere otra cosa que no sean princesas, tacones, collares. . . para jugar a disfrazarse . . . pero este año la fiesta iba de ” paises del mundo”. A última hora, compre uno de Japonesa, dos tallas más grandes( era el que quedaba) de largo no había problema ( el fajín lo taparía todo) pero ¿y las mangas? Madre mía que apuro, que sudor frío y que calor al mismo tiempo . . .En tres años, entramos los padres entramos a disfrazar a nuestros hijos unos 15 minutos antes de la actuación . . . pues bien, ahí estaba yo preparada en la puerta con mi “super mangas grandes”
    Mi hija salió corriendo al verme . . .mamiiii ¿de que me disfrazo?
    (Shuuu calla, es una sorpresa)

    Cuando le encasqueté el vestido y vi lo que me temía ( llegaban las mangas más allá del subsuelo) no sabía donde meterme ni que hacer. .

    ¡ Mamá esto no me gusta! ( me lo temía) No seas impaciente cariño , espera que aún no he terminado . . . ( Alguna tijerilla por ahí? Que no mami que ahora no cortes nada . . . ( menos mal, porque tenía el pulso como para robar panderetas) . . le terminé remetiendo las mangonas dentro del chaleco que llevaba debajo . . . pero que mal rato pasé . . . . Saludos a todas y buen miércoles

  7. Uf!, por dónde empiezo!… cuando fuimos a la revisión de 4 meses de la pequeña y resulta que teníamos cita para la revisión de 4 años de la mayor; jajajajaja, qué vergüenza!!!El pediatra se moría de risa!!!!!….. o cuando nos fuimos de vacaciones y se quedó la maleta de las niñas en la habitación (qué suerte! estrenamos ropita!!!) o cuando me olvido la merienda por enésima vez y mi hija dice al salir de la piscina, delante de un batallón de madres alfa: Eres la única madre del mundo que nos mata de hambre!!!!. Si estaríamos así todo el día, aunque veo que no somos los únicos….. jeje. Yo creo que deberías darnos a todas un diploma de malasmadres y un premio a la resolución de problemas con imaginación. Al final los buenoshijos de todas crecen igual o mejor que los del resto del mundo perfecto!!!!!

    1. A mi también me pasa lo de olvidarme la merienda, pero le digo que es tarde esoecial de croissant y batido de chocolate de la panadería… y la buenahija encantada!
      Hay que improvisar!

  8. Yo tema pañales solo me paso una vez. Pollito es culo fino y solo hace caca en su casa o cuando ya esta que no puede mas. Situación: finde en el pueblo. Estamos en el campo y llevo 3 pañales para echar el rato, de sobra. Pues Pollito decide que hoy es el día de hacer caca! En media hora hizo caquita 2 veces mas un cambio de pipi gigante…pues sin pañales. Así que coger el coche para ir a ca los buenos abuelos a por pañales. Menos mal que son 5 minutos, pero vamos….
    El no llevar mudas es un clásico, llevaba de recién nacido pero ya no. La ultima vez comiendo con mis padres, con lo que se mueve, pues llevaba el pañal mal colocado así que cuando lo cogi de la trona…body, pantalón…mientras yo lo cambiaba mi madre secando la ropa en el secamanos. Menos mal que como ya volvíamos a casa llevaba su maleta en el coche y lo pude cambiar.

  9. Cuando la buenahija pequeña dejó de caber en la maxicosi, tuvimos que comprar otra silla para el coche. Lo fuimos dejando hasta que llegó el momento de irnos de vacaciones.
    Deprisa y corriendo la tarde antes fuimos a por una estupenda con isofix que son más seguras y la dejamos en el garaje porque íbamos en el coche de mi padre.
    A las 6 de la mañana llegan mis padres a recogemos y yo, voy a poner la sillita. 45 minutos después mi padre se harta y empieza a decir de todo.
    Al final, pusimos una silla viejísima de mis sobrinos que se engancha solo con el cinturón y ¡hala! La supersilla nueva, en el garaje.

  10. Una noche en la playa cenando en un bar se hizo caca y cuando fui al baño a cambiarla estaba hasta arriba. Llamé al buenpadre para que me ayudara y justo nos estaban sirviendo la cena. La cambiamos como pudimos pero sólo llevaba repuesto para el body y de casualidad. La dejé con el body de Hello Kitty, una chaqueta y tapada hasta arriba con una manta que no se viera la pinta que llevaba. Después de eso se durmió como un angelito pero menudo mal rato pasamos nosotros.

  11. Bautizo de la buebahija… Nos trasladamos unos kilometros. Llevamos la casa a cuestas la verdad para ese dia.

    Bautizo muy bien. Le cambio el faldon y le pongo un vestido de bautizo corto a la hora de la comida. La buenahija de brazo en brazo durante toda la comida hasta que a eso de las 5 largas de la tarde me pregunto: “le hice algun cambio de pañal”???… Justo en ese momento oigo unas risas del otro lado de la sala…

    La buenahija llevaba con el mismo pañal desde 11 de la mañana… Y aunque los dodot “son superabsorventes (segun el anuncio jjjj) no aguantaron con tanto pis y la enana se meo completamente encima de uno de sus tios: corbata camisa y pantalon, duchadito que lo dejo jajajajaja….

    Logicamente fue culpa del pañal recien cambiado y de que tanto cambio de brazos lo habia movido jjjjj

  12. Ahhh!! Otra mítica: fuimos de cena con otras 30-40 personas y nada más entrar al reservado del restaurante saco a la buenahija del carrito (tendría 8 meses) y vomita a presión manchando la mesa, ella, a mí (enterita, hasta el pelo)… ¡Qué vergüenza!
    Media vuelta, a casa, yo ducha, ella baño, ropa limpia y otra vez para allá. Nos incorporamos casi en el postre

  13. El verano pasado fuimos de boda a otra ciudad a 300 km con los tres pequeñajos, al acabar la ceremonia vamos camino al coche para ir al hotel de la celebración y nos percatamos que el pequeño se había hecho caca pero se le había salido tooodo por detrás manchando la silla y el conjunto pimpollo a juego con sus hermanos, cambiarlo y limpiar todo en la acera, con los otros dos corriendo por ahí y sin ropa de cambio…llegamos tarde obviamente, y al llegar el mediano se hizo pis encima…un show

    1. Patri, gajes de la maternidad, y con tres imagino que todo se multiplica, yo soy experta en olvidarme de cambiarle de pañal hasta que esta todo mojado :-).

  14. Comida con la familia en un restaurante y yo con mi cabeza de malamadre preparo toda la bolsa de mis buenashijas (tengo 2, una de 3 años y medio y otra de 2) una muda, las toallitas, comida extra por si en el restaurante no quieren nada, los jarabes, vamos una casi bolsa de viaje… Todos sentados en la mesa comiendo y la buenahija pequeña decide que es el momento de hacer caca, cuando el tufillo llega a mi nariz, me levanto cojo mi casi bolsa de viaje y a la pequebuenahija y me voy a cambiarla…. Ohhh mier** despues de tanta cosas los pañales no están, quien se vuelve a la mesa y dice que tiene que ir a casa?? Yo no que miedo las risas y los comentarios durarían toda la comida….que hago pues le pongo una compresa a la buena hija digo yo algo aguantará y aguantó hasta que nos fuimos a casa jejeje solo de vez en cuando se escuchaba a la buenahija decir “pica mami pica” jejeje

      1. Jajajajajajajajajajaja, que bueno¡¡¡¡¡

        Aunque yo confieso que me ha pasado, pero al reves. Me vino la regla, por supuesto no tener ni una compresa, y ponerme para dormir un pañal del buenhijo

  15. Feliz miercolito a todas! Las que no curramos por la crisis o bien porque asi lo decidimos para el deleite de los buenos hijos, mañana no hay cole

  16. La primera que se me ha venido a la cabeza es esta:
    Madrugamos para irnos al pueblo por los Santos y nos llevamos a mi madre. Metemos en el coche a la niña dormida y en pijama .
    Llevo una bolsa con “de todo”: chopocientas mudas, pañales, toallitas, juguetes, ropa de poco abrigo, de mucho abrigo y para la nieve, chupetes para exportar, otra cadenita de repuesto… kit completo. ¡Esta vez fijo que no me falta nada!
    Y llegamos allí, la visto y ¡se me han olvidado los zapatos!
    Tendría como 15 meses y sólo quería estar en el suelo, si no, todo eran llantos o brazos. No os digo el día que pasamos… interminable

    Y con el buenhijo recién estrenado, tres mesecitos o así: nos vamos a pasar la tarde por ahí con los suegros y la cuñada (si no, estas cosas no tienen emoción). El bebé con uno de esos pantalones que cubren los pies (no tengo ni idea de cómo se llaman). Se hace pis, caca y por supuesto se sale del pañal. Le pongo la ropa de cambio y resulta que los pantalones que había metido “por si acaso” no cubrían los pies y no había traído ni calcetines ni zapatos ni nada: pies envueltos en mi chaqueta el resto de la tarde.

    1. Es la ley de Murphy, yo olvidé pañal y merienda, ósea un desastre aquel día del bautizo, ¡Qué divertidas las anécdotas Arrancha!

  17. Mi anecdota es por culpa de la buenabuela… antes la mejor malamadre del mundo…
    Mi dice un dia “Hija, siempre vas tan cargada! pero que llevas ahi?”
    Pues llevaba muda, para por si acaso…Y que hice después de nuestra conversacion…? Evidentemente, dejarla en casa…porque la buanabuela siempre tiene razón, no?
    Pues nada, ese mismo dia, primer dia sin muda de repuesto, en un Viena, LA GRAN CACA!! toda la ropa, todita, llena de caca deshecha, hasta los zapatos. Mi buenasuegra, que casualmente estaba conmigo, tuvo que ayudarme a limpiar al buenhijo que tenia entonces 7 meses. Le pusimos el anorak, que era lo unico que no estaba sucio, lo metimos en el carro que menos mal que tenia saco…y apa! Al H&M a comprar ropa.
    Suerte que estaba en el centro de Barcelona…

  18. Buenos dias a todas!! Mi peque es como el tuyo Amelia ! Trece meses!! Con la diferencia de que nosotros todavia dormimos maximo cuatro horas por noche de la cantidad de veces que se despierta pero bueno al lio: vivimos en un pueblo y la ciudad mas proxima para ir de compras,comer y pasar el dia esta a una hora de coche. Ya montados en el coche la buenahija viendo pepa pig tan feliz y a medio camino le pregunto al buenpadre:metiste tu al maletero la sillita y la bolsa de la niña? A lo que mirandome por el retrovisor con cara de loco dice: nooo!! Conclusion: todo el dia la peque en brazos(ella tan feliz) y como por supuesto hizo caca parada en el super a por pañales y toallitas y rezando porque no se hubiera manchado tambien la ropa. En fin…

  19. Jajajja que bueno…. si eso de los pañales es un clásico, yo recuerdo un día q el buen padre tenía vacaciones y decidimos ir a la piscina, el niño tenía tres semanas de nacido estábamos sin nuestro coche, bueno uno de recambio enorme la cuestión es q llegamos a la piscina y Hello nos olvidamos la bolsa entera, suerte q en ese tiempo el niño estaba con la lactancia, xk me llego a descuidar del bibe y le da algo. Total que le monte una al buen padre, por q claro ir por la vida si pañales como que no, teniendo en cuenta q estábamos en otro pueblo sin mi coche y q estos no querían volver al buen padre se le ocurre ir dentro de la piscina a preguntar y cosigio un pañal de talla 5 por suerte el buen hijo se comportó y no hubo necesidad de usar el pañal de recambio

    1. Jajajajaja, de la talla 5, mi hermana encontró en el restaurante del bautizo una buenamadre que llevaba de varias tallas jajaja, qué hubiéramos hacho sin ella

  20. Mi anécdota no puede ser otra que con la ropa de cambio. Esa que nunca me acuerdo de echar. Comida con el equipo directivo del cole del buen padre. La buenahija echa un pincel como nunca. Mitad de la comida y se hace la caca sel siglo. No tengo nada que ponerla. Solución?? El jersey del buenpadre a modo de saco para que no cogiera frío. Un look a la ultima! Aunque el que cogió frío fue el padre claro….

  21. Pues yo también voy a hablar de la ropa de recambio, pero mi caso es diferente. Siempre llevo, será que soy una menosmalamadre. Pero desde que nació no había habido necesidad de usar la ropa de recambio (y tentada estuve de dejar de llevarla). Nació en julio y cuando empezó a refrescar cambié la ropa de recambio veraniega por algo más tapado. Y ya. Una no pensó que los niños crecen a tal velocidad. Y claro, llegado el día de tener que usar la ropa de recambio le iba tan y tan pequeña que pasé una vergüenza… Le llevábamos al hospital a hacerle unas pruebas de alergia y se vomita encima justo en la puerta. Entró con él en brazos todo asquerosito, me identifico para que sepan que ya hemos llegado y directa al baño a cambiarle de ropa. Tenía ya seis meses y la ropa era de talla 3. Las mangas parecían de tres cuartos y los pantalones le quedaban muy cortos. Y sin una triste mantita o muselina para taparle un poco y que se viera menos su aspecto.

    1. Era febrero. No colaba que le llevara de corto porque hiciera calorcito, jajaja.

  22. visita de ps 6 meses en el pediatra.
    después de esperar media hora y casi apunto de entrar me doy cuenta de que no llevo pañales… en fin.
    pienso se lo quito y le pongo el mismo disimuladamente…
    Entramos y el buen hijo aprovecha para hacer caca! mi cara un poema..
    la doctora me dice que no me preocupe… que es normal…
    le explico como puedo que no llevo mas pañales. sale de la consulta y me trae uno.. y entonces tengo que decirle que el paquete de las toallitas esta vacio ( mi suegra las había gastado y no había avisado).
    me mira con cara de acusación… me siento fatal…y me da papel de ese rugoso.
    yo toda toda digna saco los pañuelos de papel que si llevaba para limpiar a mi pobre niño….
    nos vamos a casa… por suerte no regresamos en unos meses..

  23. La aventura que nunca olvidaré fue con el mayor cuando tocó ponerle la vacuna doble de los dos ( o quizas rees, la cabeza no me da) añitos
    Mi mayor es un angelito y así se lo estaba contandoselo yo al medico cuando le puso la primera de las dos vacunas. Mi hijo no lloró pero se quedo mirando al médico con cara de “eso ha dolido”
    Cuando el doctor fue a enchufarle la segunda ni cirto ni perezoso y antes de que pudieramos ni reaccionar agarró la geringilla y se la lanzó al medico a la cara
    Tuvieron que sujetarlo entre tres hombretones para poder ponerle la otra vacuna. ¡ Si es que no se puede tener un niño tan vasco!

    1. Jajaja claramente ese médico estaba falto de experiencia!
      Bravo por tu hijo, le dio una excelente lección!

  24. Si es que son más oportunos estos buenoshijos…
    En la boda de mi hermano mi chiquitico tenía dos meses y como no me gustaba la ropa de vestir que había para esta edad, entre mi madre y yo hicimos un body DIY que llevaba cosido una corbata y un chaleco. Oye junto con unos pantanlocitos chinos, quedó monísimo. En esto que se hace caca y se lo lleva el buenpadre a cambiar, dos minutos después aparece pidiendo socorro. Como no, se había manchado desde los tobillos hasta la nuca. A limpiarle y cambiarle el modelito entero! Menos mal que en un alarde de previsión y a sabiendas que siempre me pasan estas cosas, habíamos hecho dos bodys iguales… Eso sí, los pantalones tuvieron que ser unos con dibujitos de fantasmas que era lo único que tenía.

  25. Cuando se van haciendo mayores es casi peor. ..porque en la bolsa que llevas para salir no has cambiado las mudas de verano o de invierno…o aun llevas ropa que ni sabia que estaba ahí. . y ese día se moja toda…le tienes que poner unos pantalones de pijama y te dice la buenahija: mamá con pijama se puede ir por la calle??

  26. Unas cuantas veces se le ha manchado la ropa d caca y x supuesto no llevaba muda, a limpiar la ropita con toallitas como se pueda jaja, en el bautizo al cambiarle a la ropita d después, al tiempo al ver las fotos me di cuenta q no le puse los zapatitos tan monos q le había comprado, lo deje descalcito todo el dia y otra cosa q me paso q me acuerdo y me rio es q cuando tenia días me agache con el en brazos y le di un cabezazo con la minicuna d madera, como lloraba, ah y recuerdo q cuando era bebe al pensar a q hora le había dado la merienda me di cuenta q no se la había dado! El pobrecito no hablaba y no me lo pudo decir jajajajaja q cabeza tengo

  27. A mi se me olvidó ropa de cambio y mi buena hija que tenía 2 años le dio por vomitar y ponerse perdida toda la ropa, estábamos en un pueblo donde no había carrefour ni para comprarle unas tristes mallas como para querer ponerla mona, mi desesperación fue grande pero tube que agudizar mi ingenio y sólo había una tienda de ropa de jóvenes, le compré una camiseta de talla s de tirantes y le fabrique un vestido en un segundo.

  28. A mi pasó en el aambulatorio se me olvido meter ropa de cambio y la buenahija se ancho de caca hasta el cuello .La tuve que meter en el lavabo d la sala de lactancia y sacar a la calle como Mowgli solo con el pañal ,menos mal q fue en julio y hacia calor eso si ella tan feliz pero la gente por la calle me miraba fatal y más de una me decía mírala q fresquita pero con tonillo.

    1. Las del tonillo son buenasmadres o abuelas resabidillas.
      Las malasmadres miramos y hay 2 opciones: o bien nos ha pasado lo mismo o bien nos imaginamos un día no muy lejano así.

  29. Nos fuimos de paseo a la cuidad de al lado, todos monos. pasamos la mañana de tiendas y cuando nos sentamos a tomar el aperitivo el buenhijo se cagó hasta el cogote y yo sin muda de repuesto. Salio la buenaabuela al rescate en busca de una tienda abierta y volvió con un traje imposible de feo (hasta a la pobre le daba apuro lo feo que era) pero fue lo único que encontró de su talla en la única tienda que quedaba abierta. así que despues de tener que casi bañarlo en el lavabo del bar, le pusimos el modelazo y nos fuimos directos a casa porque nos daba verguenza que alguien nos parara y viera al niño con esas pintas…

  30. Jajaja, mi buen hijo asiste a la guardería, todos los días lleva una maletita con panales, muda de ropa y baberos, ese día era especial, e la guarde habría una Kermes (en México son fiestas en las que se vende comida mexicana para recabar fondos) invitamos a la buenabuela y a mi hermana; me tocaba vender chilaquiles (tortilla frita remojada en salsa verde o roja con queso y crema de vaca)pero… a cinco minutos de llegar a la guardería me pregunta el bues esposo: ¿trajiste la maleta del buen hijo? y yo entré en pánico ¡pensé que tu la traías!, jajaja, indispensable la maletita para dejar al buenhijo en la guardería, por ello no asistimos ese día, me lo lleve al trabajo en lo que la buenabuela llegaba para llevarselo a su casa, sin pañales y sin mudas de ropa, ella me ayudó, compró algunos pañales, afortunadamente en su casa tiene ropita que aunque ya le queda justa, ayudó y lo cuidó para que yo pudiera cumplir con mi jornada laboral. Lo mejor de todo, fue comprensiva, no me regaño y sobre todo no me evidenció, mi buenamadre es la mejor y yo simplemente una malamadre en potencia.

  31. El viernes, mismamente, nos despertamos como todos los días, yo visto a la buenahija1 de 3 años, con su uniforme, según ella va de princesa, porque va con falda, mientras el buenpadre se prepara, se viste, y cuando voy a preparar la bolsa con el almuerzo, me percato de que nos devolvieron el jueves todos los utensilios que usan normalmente, mantelito, taza, baby…. ahí es cuando en mi cerebro se hicieron las conexiones correctas, no había clase!!! Tuve que confirmar en el grupo de WhatsApp, con el cachondeo evidente. Así que allí se fueron el buenpadre y la buenahija1 en uniforme a comprar el desayuno, y al día siguiente me dice una amiga, “es posible que viese ayer a tu hija vestida con el uniforme” jajajaja, un desastre.

  32. En la guardería de buenahija no hay cocina propia, y el catering no gustava a los buenospadres, así que cada malamadre/buenpadre debe traer cada mañana TODA la comida del buenhijo/buenahija.(desayuno, comida, merienda)
    (Tomar nota que entre casa-guerderia hay 25 km)
    21h dia anterior,-domingo-Buenpadre”Ya lo has preparado todo para mañana? te ayudo?”
    Malamadre ” Si!!!!hoy estoy que me salgo!!!
    7:30 AM(lunes) Corre hacia el coche, con la mochila de la guarde, la bolsa de su comida, la bolsa de mi comida, mi bolso, niña, chaquetas…etc
    8:00 AM Malamadre ” Hoy me he acordado de traer las toallas limpias!!!!” 🙂 -felicidad absluta-
    8:05 AM Malamadre “Pero me olvidé el deayuno…”
    (mi buenahija és el unico bebe de grupo 0…)
    Por suerte tenian allí un bote con leche de cuando empezó y le pudieron dar eso… aunque suposngo que se quedaría con hambre la pobre….
    Feliz Pasqua!!!
    Que vergüenza además con las otras madres por allí…

  33. De vacaciones, una noche medio ventosa estábamos de paseo por la playa. Al buenhijo de tres años se le escapa el pis, y para rematarlo, se reboza en arena… Teníamos que cambiarlo, sí o sí! En la bolsa del carro de la buenahija, que entonces tenía cuatro o cinco meses, siempre llevo una muda de cada uno… Menos ese día, que sólo llevaba una camiseta del mayor y un vestido de la peque… Acabó la niña con vestido, y el niño con los leggins de su hermana, menos mal que eran superelásticos!! Aunque ya nunca más recuperaron su tamaño original…

  34. A mi se me perdió mi niño de 4 años DENTRO DE CASA. Resulta que puse la lavadora y deje el cesto de la ropa vacío en la entrada. Oía demasiado silencio (cuando eres mala madre, el silencio se oye, vaya que si se oye..) y empece a llamarle durante 15 minutos hasta que al final salio en plan payasete de estos de manivela, con el correspondiente infarto..

  35. Yo tengo una historia impagable que viví en primera persona: un día cuando yo era pequeña mi madre fue a buscarme a casa de mi buena abuela, la reina de los despistes pero también de los cutreapaños, los mismos que heredó mi madre. Pues cuando mi madre llegó mi buenaabuela estaba en la puerta: “hija, que ya no tenía más ropa para cambiarla, que te la has ido llevando, no has repuesto y se ha hecho pís…”, y de detrás salí yo, con dos años, con hechuras de barrilete, envuelta en unas bragas de cuello vuelto de la buenaabuela sujetas con una pinza de tender la ropa y más feliz que una perdíz.

  36. Ir a la consulta del pediatra (revisión de los 2 meses + cóctel de vacuna) ella y yo emperifolladas. Después de las preguntas de rigor, le quito la ropa para que la pesen.. uy! que mi niña se hizo caca, la limpio, tiro el pañal y cuando voy a por otro

  37. Una historia que se remonta a unos 40 años.. mi buena madre que en paz descansa, entra en una abarroteria de la época, me coloca en el mostrador y vaya si fue mala suerte. Se junto todo, pañales de gasa y yo que me hago caca y aquello.. se salio.

  38. Cena de Nochebuena en casa de los abuelos, nos llevamos de todo para pasar la noche porque estamos un poco lejos y para no tener que volver tan tarde con el coche. Cuando vamos a preparle la cena, sin biberones!!
    Hay que decir que costó muchísimo que aceptara el bibe cuando dejó el pecho no mucho antes de eso y sólo aceptaba una marca en concreto que ese día no encontraron en ninguna farmacia (de guardia claro, porque era Nochebuena).
    13 meses tenía de puro genio y no hubo manera de que comiese nada, ni bibe ni cuchara ni nada…
    Imaginaros ahora al padre de la criatura volviendo de nuestra casa a las 3 de la mañana con los biberones para que al menos el desayuno no fuera una pesadilla.

  39. Yo, desde hace muchos meses, NUNCA llevo muda. Como no entra en mi esquema, no me lamento por no hacerlo. Por suerte no nos las vemos con contratiempos que si no… otro gallo cantaría. El otro día sí que poto pero las toallitas nunca faltan y como llevaba leotardos pues nada, medio en pelotillas a casa. Sí que tuve una aventura digna de mención cuando El Santo contaba con 3 meses aproximadamente ya que se hizo caca hasta la nuca en la calle. El buenpadre justo se había ido a sacar dinero así que allí me vi yo, toallita va, toallita viene, enrrolle de body para sacárselo sin pringarle entero… Una odisea. Menos mal que en aquella época era más buenamadre y sí que llevaba muda. Je,je,je.
    Y, ¿biberón con agua caliente en la calle? ¿eso qué es?. Ja,ja,ja. Normalmente no le doy bibe en la calle porque sigo con lactancia materna pero, cuando se lo hemos dado ha sido con agua corriente del tiempo y listo calisto. Je,je,je.

  40. Una vez nos fuimos el buenpadre, la buenahija y yo de paseo a Ávila y de allí a comer a El Escorial, y solo después de comer, cuando el pañal ya pesaba como una tonelada, me di cuenta que no tenía ni un mísero pañal! Pues bueno, la buenahija es tan buena que ni se le ocurrió hacer caca, y lo mejor (peor) es que al llegar a casa nos dimos cuenta que habíamos dejado la llave puesta por dentro, así que tuvimos que llamar al seguro para que abrieran… Total, 10 horas después, con el mismo pañal, nos tocó esperar otro par de horas en el bar de la esquina a que llegara el cerrajero… menos mal que ya hemos empezado a dejar el pañal 🙂

  41. En la revión de los tres meses mi hijo decidió hacer pipi cada vez que le tocaba la pediatra o la enfermera. Lo hizo hasta 4 veces 🙁

  42. JAJAJA! Me encantan las historias! Hace un par de semanas fuimos a hacer recados el buenhijo de 9 meses y yo, y cuando volvimos nos faltaba un zapato! Nos tocó repetir el paseo, tienda por tienda preguntando por el zapato! Al final apareció en la panadería, pero lo peor eran las miradas de superioridad de las clientas buenasmadres! Jajajaja yo le llamé “La búsqueda del zapato perdido” y nos lo pasamos muy bien

  43. Estabamos de vacaciones y habíamos ido a cenar a un pueblo de al lado, en el que había feria. La peque dice que quiere montarse en las colchonetas, la montamos ya los 10 minutos sale llorando, se había hecho pis. bueno le dije, como llevas vestido te quito las braaguitas, te las lavo y como era verano se secan rápido. Dicho y hecho, cuando de repente me dice, mama quiero volver a las colchonetas, y pensé total, por 10 minutos no creo que pase nada asi que le dije venga a saltar. Claro no me acordaba que llevaba vestido asi que cada vez que saltaba, culo fuera……….se entero toda la feria de lo malamadre que soy.

  44. Mi hija entonces tenía 2 años recién cumplidos. Fuimos al supermercado a comprar pañales y yo la llevaba en su carro de paseo y sin atar.
    Estando en el pasillo de los productos infantiles, empezó a decir suavemente:
    – Mamá quiero vino
    – Perdón? -creí no haber entendido
    – Que quiero vino
    – Pero hija….
    En ese momento empezó a subir el volumen…
    – Que quierooooooo VINOOOOOOOO. Mamáaaa, dame VINOOOO
    Se tiró del carro y pataleaba en el suelo del supermercado, siempre al lado de paquetes de pañales, mientras seguía gritando que quería vino.
    Salimos de allí corriendo, sin los pañales y por supuesto sin el vino… aunque ganas me dieron de tomarme una copa.. o ciento 🙂 Muchas gracias

  45. Sin duda mi peor historia como #malamadre fue el día que se me olvidó mi hijo durmiendo al sol y tapado hasta las orejas. Ahora me río, pero en ese momento me dieron los siete males. Álvaro nació en noviembre con frío y lluvia, así que en cuanto el sol abrió los ojos un poco nos tiramos a la calle… Fuimos a ver a mis padres y pensé poner el carro un poco al solecito en el césped mientras mi gordo dormía para que estuviera agustito y calentito… Total, que entré en casa, me puse de casquera con mi madre y de pronto… me dice… ¿Y el niño?

    Mi cara, un poema!! Que se me había olvidado el niño al sol!! Rojo como un tomate y eso que es muy morenete. Lo desvestimos porque estaba sudando cual pollito, hidratante a toda leche y observándolo todo el día por si notaba algo raro… Qué susto!!

  46. Fuimos a pasar un dia de verano paseando por Sevilla. El buenhijo tenía unos 6 meses. Entramos a merendar en una cafetería del centro. Observo que el niño está apretando, “te toca a ti” me dice el buenpadre. Allá que voy al baño. Primera sorpresa, no hay cambiador de bebés (que rabia me da que no haya cambiadores en los aseos públicos). Sacó un cambiador desechable del bolso y decido cambiarlo en el carrito. Le quito el pañal , limpio el culito con toallitas y le pongo otro pañal. Ea listo. Pues no, el buenhijo vuelve a ponerse rojo de apretar, vaya por dios, espero hasta ver que ha dejado de apretar y vuelvo a cambiarle el pañal y justo cuando estoy enrollando y tirando el segundo pañal a la papelera el nene empieza de nuevo, a cagar en plan manga pastelera aquello no se terminaba nunca, el cambiador desechable lleno de mierda, se lo quito y lo tiro mientras le levanto las piernas, no tengo mas cambiadores , que hago? Cojo otro pañal y que siga cagando en él,le pongo el pañal bajo el culo sin abrocharselo y sigue saliendo mierda, lo ensucia entero enseguida, acaba sobresaliendola caca y manchando la funda del carrito. Mis manos tambien han pillado caca. Yo ya en estado de pánico pq solo me queda un pañal sin usar en el bolso y las toallitas con las que trato de limpiar estan empezando a acabarse. Llaman a la puerta del baño, lo que faltaba ya, alguien que quiere entrar. “Está ocupado” digo con voz temblorosa. Oigo la voz del buenpadre al otro lado “estais bien, que pasa llevais mucho tiempo ahí dentro”. Suspito aliviada y le abro la puerta. Entra y lo primero que hace es taparse la nariz por la peste, le cuento casi llorando todo, a él le da por partirse de la risa. Me contagia el ataque de risa a mi. Imaginaos, mierda por todos lados en el baño y los dos riendonos a carcajadas. Cuando cobramos la lucidez, el papi saca al niño del carro y lo mete en el lavabo, abre el grifo y lo lqva de cintura para abajo. Yo mientras cojo la funda del carro, la termino de quitar y la lio como puedo con papel higiénico y la meto en la cesta de debajo del carrito. Con las pocas toallitas que quedan, con papel higiénico y agua intento limpiat como puedo todo lo que ha ensuciado. Cuando vemos que el niño ya parece que ha cagado todo lo que tenia que cagar le ponemos el último pañal que queda, y salimos del baño los tres, dejando una papelera llena hasta arriba de pañales cagados, toallitas y papel lleno de mierda y un pestazo tremendo.En la mesa que estabamos sentados nuestros ccafés y donuts que habiamos pedido.No hizo falta hablar, buenpadre me miró yo asenti y el cogió los donuts y los lió con servilletas de papel y dejamos alli los cafés sin tocar. Abandonamos la escena del crimen. Nos fuimos a comernos os donuts sentados junto al rio Guadalquivir riendonos como locos de la situacion vivida mientras el buenhijo dormia placidamente en el carrito. Normal, despues de todo lo que echó por el cuerpo se habia quedado la mar de agustito. Ni que decir tiene que no hemos vuelto a entrar en esa cafetería por si acaso se quedaron con nuestras caras. Porque imaginaos que alegría le entraria al empleado que le tocara limpiar ese baño.

  47. Otra historia. Cenando en terracita de una pizzería. Buenhijo en la trona y portandose bien por una vez. Camarero que no se le ocurre otra cosa que ofrecerle un poco de nutella al niño, y por mucho que trate de impedir que comiera entre los gritos del niño que queria “caque” (chocolate en su idioma) y el buenpadre diciendo anda deja que tome aunque sea un par de cucharadas, acabé cediendo. Se toma u par de cucharadas y dos segundos después se pone a vomitar. Aquello parecia una fuente. Y como no, yo sin ropa de repuesto. Solución? Llevarlo al baño, quitarle la ropa,lavarlo en el lavabo . Yo llevaba unos vaqueros, una camiseta negra de tirantas y encima una camiseta azul asi con el escote ancho que queda caida por los hombros. Me quité esa camiseta y se la puse al niño como si llevase un vestido.

  48. Lo más surrealista fue al poco de nacer nuestra segunda hija. Estábamos el buenhijo, la buenahija recién nacida y el buenpadre en el parque y de repente miro el carro y no está la peque y tampoco la tiene él. Pregunto “¿dónde está María?” al buenpadre le entra la risa. “¿Dónde está la niña?”. Más risa todavía. Yo de los nervios y a mil por hora “¡¡¡No tiene ninguna gracia, dime dónde está ya mismo!!!!”

    -La llevas tú en brazos, cariño.

  49. Yo me rijo por el dicho muy de malamadre de: si vas a llorar que sea por algo…
    Estaba en el asiento de atras del coche con la peque que tenia tres meses y no paraba de llorar, entramos en el garaje de casa y en vez de esperar a que el buenpadre aparcase, bajarme del coche y quitar a la enana de su sillita para consolarla, la quite desde mi asiento y la empotre contra el techo del coche. He de decir que el sonido del llanto le cambió completamente….

  50. Para aventura la que tuvimos en noviembre, que veníamos de Londres de ver a la tía exiliada. A la que se enciende la luz de “abrónchese los cinturones” antes del aterrizaje, el buenhijo decide que es el momento de hacer caca. Y, claro, sin poder movernos al baño para cambiarlo, tocaba esperar a llegar a Barajas. El niño no paraba de moverse y había un olor a… pues eso, un olor. Para colmo tardaron una vida en abrir las puertas y dejarnos salir. Nos fuimos corriendo al primer baño que encontramos. Sólo decir que tenía un mojoncillo a la altura del calcetín. ¡Y nos habíamos quedado sin toallitas! Así que cogimos un rollo de papel de esos gigantes que había por allí, fuimos mojando trozos debajo del grifo y con eso improvisamos unas toallitas y lo lavamos como pudimos. Menos mal que por una vez me acordé de llevar ropa de cambio a mano.

  51. Pues yo no he tenido problemas de pañales ni esas cosas. Tuve una pequeña anécdota con la ropa de cambio. Siempre llevo y un día íbamos desde la salida del cole directos a otro pueblo a ver un teatro en el coche de unos amigos, con lo cual no llevaba ropa. Resulta que estaba lloviendo y el buenhijo fue de vellón a pisar el charco más grande que había en la calle…como íbamos con tiempo nos metimos en un bar a tomar algo y yo me pasé casi todo el rato en el baño secandole con el secamanos los calcetines y las deportivas y con el niño el volandas para secarle el pantalón también….menudo show, estuve por volverme a casa pero el bus salía cada hora así que al secador de manos!!
    Pero la anécdota más total la protagonizó 100% el buenhijo. Estaba muy malito y después de ir varias veces al médico y varios días al hospital, volvimos al hospital esa noche y exigí que le hicieran pruebas de meningitis. El niño salió muy malito de casa pero de camino vomitó y parece que se quedó como una rosa y cuando llegamos allí se espabiló. Total que después de varias pruebas, varias exploraciones con médicos distintos y mi cabreo porque yo decía que le hicieran las pruebas, el buenhijo se pone a cantar “opá yo viazé un corral” a grito pelado. Los médicos me miran y me dicen que como iba a tener meningitis ni hijo si estaba cantando todo animado a pleno pulmón…yo no sabía dónde meterme pero finalmente el neurólogo vio dudosa la exploración y le hicieron la punción lumbar (pobre mi chico que mal lo pasó) pero mira por donde tenía yo razón y tenía una meningitis vírica (no es la peligrosa pero estaba bien fastidiado el pobre). En fin… XD

  52. Primeros días sin pañal tuvimos 2 escapes y me quede sin ropa dd recambio la pobre niña se hizo pipí en mitad dd la calle tuvimos que buscar una tienda de rooa dd bebé para comprarle unas braguitas y algo de ropa,desde aquel día salia de casa como si me fuera de viaje durante 1 año jeje

  53. Revisión de los 6 meses. Llegamos y nos han cambiado la enfermera, la anterior muy maja, un poco hippy y un encanto explicándote las dudas que tienes. Normalmente ella cogía al niño y lo estira en la balanza para pesarlo, pero esta, un pelín seca, nos lo hace poner a nosotros. Lo hacemos con la mala pata de darle un coscorrón en la cabeza (glups1). Hasta entonces estaba a pecho exclusivamente y le comento a la enfermera que hemos probado a darle algún bibe con cereales y muy seria me dice que ni se nos ocurra darle bibes, que con seis meses ya puede beber en vaso (glups2). A continuación lo ponemos en la camilla mientras hablamos con el médico, el buenpadre piensa que yo estoy pendiente del niño y yo que está él. El niño decide mostrarle al pediatra lo bien que se gira el solito y por poco se nos cae de la camilla, lo coge el médico (glups3). Como ya es junio el pediatra nos dice que ahora con el verano y el sol que evite salir al mediodía, así que yo para corregir todos los desastres anteriores digo orgullosa: le pongo crema protectora para el sol. El pediatra y la enfermera a la vez: NOOOOOOO. Es muy pequeño para ponerle crema solar, ponle protector físico no le pongas química. Nosotros: o sea manga larga. No, protector físico. Salimos corriendo antes de que llegaran asuntos sociales y preguntándonos qué demonios es un protector físico si no es manga larga. Gracias a san internet ya sé que un protector físico es una crema especial.

  54. Cuando se caso la buenahermana3, el buenhijo tenia 11 meses y lo vestí con pantalón corto, tirantes y pajarita. Estaba muy gracioso! Se porto fenomenal y cuando llego el reparto de los regalitos sonó Agradecidos de Rosendo y buenhijo que dormía en su carro se levanto, se bajo al suelo y empezó a bailar como si no hubiera mañana. La carjacada fue unánime y aun me lo recuerdan 2 años despues

  55. Tengo miles,pero la peor fué en la boda de la buenatita, mis dos buenashijas iban acompañándola por el paseo nupcial y yo en mi papel de buenahermana pendiente de la novia,todo muy de película. Hasta que veo a la buenahija2 mirándose los pies y al segundo surgiendo un charco de los mismos. ¡¡Al buenpadre se le olvidó ponerle el pañal!!

  56. Situación, se casa mi cuñada un 8 de diciembre (única tía de las criaturas), acontecimiento histórico. 500 invitados (es política). MI hija con 3 años lleva las arras y llegado el momento: missing, no aparece. Nervios. Yo en primera fila y no la veo. Lo hace al rato corriendo por la iglesia sin chaqueta, sin diadema, con pelos de loca y churretones, y sin arras…se las ha dado a alguien. Aparecen. Mientras, con el bebé en brazos empiezo a notar una pestuza y un calorcillo. Plaf, diarrea desacomunal, leotardos de condor divinos y conjunto de gocco ideal…y yo sí llevo pañales pero no muda. No puedo cambiarle porque stamos en el momento crucial. Se huele en el ambiente. YO con los sudores de la muerte. La gente al acabar quería saludarme y tuve que ir al coche corriendo, quitar body, dar con toallitas a dolor e impregnar en Nenuco. Aún me dura el sofocón. La peste nos duró a ambos toda la tarde…

  57. Habiendo conseguido quitarle el pañal a Noa con tres añitos nos fuimos de viaje. En la larguisima cola de facturacion cuando ya nos tocaba escuche, mamá pipi, y lo primero que dije fue, pues hazte encima que ahora no podemos jajjajaa imaginate que estupor la pobre con tres años. Entonces se me enciende la bombilla y me lanzo a por un pañal de su hermano de año y medio, le bajo los pantalones se lo pongo muy deprisa ( en la cola de la facturacion recuerdo) y le digo, ahora siii, hazte pipi ahora!! Y la niña llorando porque ella ya no llevaba pañal.
    La matooooo!!! Agarrale de la manita y empieza a correr por esa terminal bajo los espectantes ojos de todas las buenabuelas y buenamadres de alrededor que observaban la escena y que podia ver en su cara la risa-lastima que les estaba dando. Por fiiin ! Mision cumplida, volvemos corriendo a la fila y facturamos.
    Montamos al avión y cuando ya estabamos con el cinturon puesto Cogiendo velocidad para el despegue vuelvo a oir la diabolica vocecilla” Mama pipi”
    Noooooooo! Esga vez si que vas a mear en el pañal por mis ovarios!! Y asi fue jeje. Me puse depie para coger el bolso de mano del otro buenhijo, previa bronca de la azafta y le calce el pañal sin tan siquiera quitarle el cinturon.
    Creo que le genere un trauma porque ha llevado pañal de noche hasta los 7…

  58. Fui a pasar el dia a casa de los abuelos ,cuando llego la hora de volver caian 4 gotas ,deje el carrito justo al lado del maletero y meti al buenhijp en el coche y me fui ….cuando llegue a mi casa y abri el maletero “sorpresa ” el carrito con su funda correspondiente ,el bolso ,monedero etc no estaban eso si el buenhijo no se mojo ni una gota

  59. Buenahija de dos años y medio, justo hacía 3 días que habíamos empezado a dejarla definitivamente sin pañal…se levanta de la siesta llorando a moco tendido, chillando casi diciendo que le duele la barriga mucho…toco y la tiene muy durira…no recuerdo cuánto tiempo hace del último pipí pero mucho seguro…hago de todo para que haga pipí( masajes, calorcito en la tripa, abrir grifo mientras está en el water…) y nada…buenpadre, buenahija y malamadre a urgencias…en la sala de espera buenpadre con buenahija en brazos haciendo de todo para tranquilizarla (pasearla, hablarla, hacerle monerías..)…buenahija que relaja esfínter y hace meada del siglo…buenpadre y buenahija calados, charco enorme en el suelo ( que vergüenza! Yo pidiendo una fregona y el personal de urgencias “venga déjalo que ya lo haremos nosotros”) y venga, malamadre al baño a cambiar a su retoño…horror!! No hay muda!! Hala! La niña desnudita arropadita con chaqueta de malamadre y yo pensando, que hacemos aquí si el problema se ha resuelto solo…pies para que os queremoooooos!! Jajajaja

  60. Yo tengo varias, pero mi malamadrismo mayor fue el día de la fiesta de empresa de mi trabajo. Seguía dándole tetuchi al buenhijo por la noche, pero intente llegar a una hora decente. La cuestión es que las copas que tome no me sentaron muy bien y me pille una de esas que hacen afición… Llegue a casa en taxi, no recuerdo como… Subí, me cambie y me sobé. Por la mañana El Niño estaba pegado a mi teta (malpadre siempre lo enchufaba) chupando tan ricamente. Por lo
    Visto llevaba ahí desde las 6 de la mañana y yo, sin enterarme…

  61. Qué buenas historias! Todas tenemos alguna, de estas para recordar el día de mañana y partirte de risa!
    Nosotros tenemos varias: como el día que vamos un ratito de visita a casa de un tío de mi marido, y al llegar allí el peque se hace caca y descubrimos que no tenemos pañal y no hay ninguna tienda cerca! Con vergüenza le digo al tío si tendrá algún pañal o compresa por ahí y me saca una compresa de su mujer…Qué corte madre mía.
    Otro día en una comida con los amigos y sus hijos, el mío pilla un virus de gastro y en plena comida se pone a vomitar en plan chorro en medio del restaurante…Parte de la mesa y del suelo lleno de vómito y el resto de críos muertos del asco y medio vomitantes también ante el espectáculo. Nos fuimos de allí antes de los postres…

  62. Primer diente que se cae de la buenahija mayor, despuès de estar esperando un año porqué a todos se les caían los dientes menos a ella. Emocionada se acuesta y el buenpadre y yo nos disponemos a preparar todo, carta del ratóncito Pérez, regalito, todo listo para que el buenpadre antes de irse a trabajar se lo ponga en la cama. Toca el despertador, busca su regalo y sorpresa!!! El ratoncito ha dejado regalo pero no se ha llevado el diente. ” Mamá!!!! ¿El regalo no lo cambia por el diente? ¿No le gusta mi diente?” ” Cariño eso es que iba muy cargado y no podía con todos los dientes….seguro que cuando te vayas al cole viene y se lo lleva” Jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más