Side Area

La ley de Murphy y la maternidad

La ley de Murphy y la maternidad

Tres años hace ya que pasé por el infierno de la inducción del parto sin efecto de la epidural. Tres años desde que nació Francisco y tres años en los que nada ya es como antes. La maternidad es el mayor aprendizaje que he tenido en la vida. Es la etapa que más a prueba me pone, sobre todo la paciencia. Béndita paciencia, ¿dónde te has metido? Y también tres años en los que ya no nos imaginamos la vida sn el buenhijo con toda la intensidad que le caracteriza, para bien (cariñoso al extremo) y para mal (rabietas encadenadas y concatenadas sin atisbo de fin).

Curiosamente, cuando eres madre la Ley de Murphy se retuerce aún más. Te hace vivir situaciones de lo más variopinta. Así que me quedo con el refrán “vísteme despacio que tengo prisa” a modo de lema mañanero y si es lunes, mucho más. ¿Qué sería la maternidad sin las ojeras tatuadas, la camisa llena de moco, en el hombro, el pantalón manchado de leche y las prisas en el ascensor mientras descubres en el espejo justiciero que no te has pasado el peine y ni piensas hacerlo?

Así que os dejo mis descubrimientos maternales tras tres años de experiencia con un solo vástago. Enseñanzas de la vida diaria que no le veo un final cierto. La maternidad es algo que nunca se acaba, simplemente se transforma y te transforma.

Las leyes ocultas que descubrirás (sí, tú también)

1. Nunca digas nunca jamás. Eso hay que grabárselo a fuego.

2. Borra de tu vocabulario la palabra planificación. Por ejemplo, te levantas un lunes con energía y mucho que hacer, ¿y qué sucede’ Que te falla la lavadora y se te inunda la casa precisamente el día que no hay guardería y tienes al niño en casa. Para poner un poco de sal al asunto trabajas en casa.

3. Si tienes un bebé y sales a algún evento importante, no llevarás lo imprescindible. Las bolsas de carro y sus neceseres a juego los carga el diablo, como no hay tiempo de revisarlo o salís de casa como una panda de locos, lo más probable es que te olvides de los pañales y las toallitas cuando más lo necesitas.

4. Si has decidido escaparte con el buenpadre, o en solitario a algún lugar (después de un lustro sin hacerlo) los buenoshijos se pondrán malos sí o sí. Nuevamente la palabra planificación brilla por su ausencia.

5. Si decides pintarte las uñas de madrugada en un arranque de valentía, los buenoshijos se despertarán y te reclamarán.

6. Si te mandan la circular del colegio y la has leído… Probablemente no habrás interiorizado nada y el buenhijo irá disfrazado el día que no toca o el día que toca pero con el disfraz equivocado.

7. Si tienes prisa, el buenhijo, muy bien asesorado por Murphy, no querrá vestirse, no querrá montarse en la silla del coche, querrá hacerte la vida imposible y llegarás tarde como la mayoría de las veces.

8. La tostada por supuesto se cae siempre boca abajo y la comida te la comerás fría por tiempo indefinido.

9. Te ducharás más rápido de lo que jamás habías imaginado y siempre se te quedará el agua fría. Te tocará siempre a ti.

10. Te levantarás el lunes como si te hubiera pasado una apisonadora, creerás que no puede moverte ni una grúa y pensarás que fue del fin de semana de descanso.

¿Y para vosotras cuál es vuestra particular Ley de Murphy? Os esperamos en los comentarios.

26 Comentarios
  • Magdalena Velasco Hernandez

    6 Marzo, 2017 a 7:32 am Responder

    No se puede decir todo tan bien y tan cierto! Gracias por compartirlo.

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:51 pm Responder

      A vosotras por pasaros a leer!!!

  • Mar

    6 Marzo, 2017 a 7:55 am Responder

    La que nunca falla es cuando los recojo del cole y les pregunto que si tienen que ir al baño y siempre dicen que no. 300 metros recorridos y pun «mamá corre que no llego, me hago pis mucho pis». El cuadro es para verlo, buenoshijos a galope, malamadre cargada como un árbol de Navidad corre que te corre, parada en la churreria, parada en el semáforo ,no falla, y 10 minutos más tarde se oye un suspiro procedente del baño «ya esta mamá ahora vaca».

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:50 pm Responder

      Yo ahora que acabo casi de quitarle el pañal me ocurre y mucho

  • Tere

    6 Marzo, 2017 a 8:23 am Responder

    Ja ja, a mí con el agua, si salgo sin botellita me pide, si la llevo ni se acuerda en todo el día…

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:49 pm Responder

      Eso es!! Veo que esto se repite en todas

  • ANA

    6 Marzo, 2017 a 9:00 am Responder

    Yo es ir a casa de la mi suegra y siempre siempre falta algo, que malanuera se ha buscado…jajajajjaja

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:48 pm Responder

      Eso me pasa a mi también!!!

  • Albertwo

    6 Marzo, 2017 a 9:06 am Responder

    Murphy es el que pone el despertador el domingo?

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:48 pm Responder

      Jajajaja, intuyo que lo es. Menudo tipejo

  • SARA

    6 Marzo, 2017 a 9:07 am Responder

    Hola,

    El día que sales sin muda porque total, vas a comer fuera pero cerca de casa no va a liar nada… y se descalza y se mete en calcetines en el primer charco que pilla mientras estas hablando con otra malamadre jajajaja

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:47 pm Responder

      Te diré que ya lo he contado antes, que en el bautizo del niño no eché pañales jajaja

  • María

    6 Marzo, 2017 a 9:28 am Responder

    Muy bien expesada la realidad del día a día de una madre, en mi caso son mellizos, todo multiplicado por dos??, gracias por aportar humor a nuestras experiencias como mamás, me sirve de ayuda para superar el estrés que generan los buenoshijos.

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:46 pm Responder

      Reírnos es lo mejor que podemos hacer!!! Un beso enorme

  • Olga

    6 Marzo, 2017 a 10:24 am Responder

    En mi caso me pone enferma, cuando mi buenhijo esta arreglado para salir de casa, incluso con la chaqueta puesta, y me dice … “tengo pipi”

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:46 pm Responder

      Jajajaja, es matemático

  • DUNIA

    6 Marzo, 2017 a 10:39 am Responder

    Esas reuniones del cole a la que siempre llegas tarde cuando lo importante ya se ha hablado… y al par de días empiezan las conversaciones en el grupo de Whatsapp con comentarios de las buenasmadres:
    – Yo ya compré el material!
    – Yo también! ya sabes cómo lo vas a hacer?
    – Voy a intentarlo como lo explicó la profesora.

    Y ahí yo, la malamadre haciendo la pregunta de una buena malamadre…
    – ¿de qué estais hablando?
    – de lo que dijo la profesora en la reunión.
    (y en privado buscando a otra malamadre que al igual, fue más puntual y puede que te explique sin que te entre la vergüenza ajena)

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:45 pm Responder

      Jajajaja, sé de lo que hablas, ¡qué mal se pasa!

  • Arancha Gómez

    6 Marzo, 2017 a 12:43 pm Responder

    Jajaja, tan real.
    Mi particular punto de la ley de Murphy es cuando voy en coche:
    Si voy con tiempo (sí, alguna vez lo consigo, loados sean las diosas), encuentro todos los semáforos en verde, sitio para aparcar en la puerta, parece que los coches se apartaran a mi paso.
    Cuando voy con la hora pegada, encuentro al camión de la basura (da igual la hora, está allí esperando a que yo entre en esa calle), todos los semáforos en rojo, la viejecita con bastón cruzando, el coche de la autoescuela…
    grrr

    • Malasmadres

      6 Marzo, 2017 a 12:45 pm Responder

      Jajajaja, cierto, a mi también me ocurre, este tipo nos cae mal. Un beso.

  • Sara

    6 Marzo, 2017 a 3:03 pm Responder

    Jajajjaa me veo reflejada en yodoas y cada una de las situaciones!!! Yo añado mi periplo con las siestas! El día que el buenpadre no puede ir a buscar al buenhijo1 al colegio y tengo q ir yo con el buenhijo2, me monta el follón porque quiere dormir más y no quiere ir a ningún sitio total q llegamos siemroentarde a buscar a su hermano que con cara de enfado me dice “mama vuelvo a ser el último en irme”. Ahora el día q va su padre y el buenhijo2 (y la malamadre) podría dormir hasta romper la cama, decide despertase al rato diciendo q no quiere dormir más y q a lenvantarse todos!!jajajajajaja

  • Mey Lyn

    6 Marzo, 2017 a 3:56 pm Responder

    “Te levantarás el lunes como si te hubiera pasado una apisonadora, creerás que no puede moverte ni una grúa y pensarás que fue del fin de semana de descanso.” Y lo grito el lunes al llegar al trabajo jajaja
    Eso sí, en cuanto asumí que ya no volveré a descansar en finde, todo fue más llevadero 🙂
    No soy una buenamadre para nada, pero adoro ser mamá!!!

  • Miriam

    6 Marzo, 2017 a 5:19 pm Responder

    Si tienes dos buenoshijos, equivocarás los grupos de whatsapp del cole. Volverte loca por una autorización que no has visto, porque es del otro y ya la firmaste o preguntar por el trabajo manual del otro en el grupo del uno y montar una oleada de pánico que ríete tú del apocalipsis…

  • María E.

    6 Marzo, 2017 a 9:56 pm Responder

    Ese momento cuando vas con la hora pegada al culo y ya por fin lo tienes todo listo, niño con abrigo puesto (que iba estrenando) montado en el carro y dentro de su saco y nada más abrir la puerta tose dos veces y vomitona al canto!! Niño, abrigo y saco del carro directos a lavar y ya olvídate de salir…

  • LaCestitadelBebe

    7 Marzo, 2017 a 9:41 am Responder

    Jeje, es gracioso, la verdad es que siempre nos pasará algo con los peque que no hemos preparado, o que en nuestro interior estamos deseando que no pase… A mí siempre me pasa que con la peque con 3 años y medio, e ir a algún sitio donde no quiero que monte un numerito, pues alá, somos el alma de la fiesta..jajaj.. bueno al final te vas a acostumbrado, vas siendo más previsora, pero si puede fallar fallará… jeje.. divertido y verifico artículo. Besos!

    Anabel

  • Cristina Diego

    19 Marzo, 2017 a 12:27 pm Responder

    Dios mio!! Suscribo todo!! Este blog me está salvando la vida: es tan benéfico y tranquilizador saber que estamos todas en esta situación… GRACIAS!!!!

Comentar

X