¿Qué quieres encontrar?

33
Madre de segunda

Madre de segunda

fichas-laurabaena
¿Tienes ayuda?
Sí, ¿por?
¡Ah! Claro, así sí.
¿Perdona?
Y en ese momento te haces pequeñita como Ally McBeal, cayendo sobre ti un rótulo luminoso de Motel americano que pone bien grande: MADRE DE SEGUNDA.
Pero, a ver, paremos un momento: “¿qué clase de doble moral estamos usando?, ¿cómo estamos midiendo el nivel de buenamaternidad en esta sociedad?, ¿qué clase de juego macabro es este?”.
Sí, sí, tú, escúchame y no me digas que ahora no tienes tiempo. Eso se lo dices a la buenaabuela cuando te llama y ella lo acepta. Yo no. Por cierto, llámala más a menudo. Bueno a lo que iba. Escúchame ahora. Es importante. Además aunque me digas que me calle, no lo haré. Soy tu conciencia. Luchas a diario por gritar que no eres superwoman, que no llegas a todo, que tienes que delegar, hacer equipo, conciliar, compartir la maternidad y vivirla con libertad. Bla bla bla.
Que te pones el mundo por montera para no perder tu identidad como mujer, para no sentirte Malamadre por ir al evento ese que tanto te apetece, por buscar por fin hueco y tomarte ese café aplazado, por compartir esas cañas que no llegan o ese gin-tonic que prometiste hace semanas. Que por fin, mira que te ha costado, te sientes orgullosa por hacer encaje de bolillos y conseguir huir al cine con el buenpadre, a cenar o a dar una vuelta a la manzana por el simple hecho de estar un rato solos. Que no quieres renunciar a seguir creciendo profesionalmente.
Porque sabes que tu vida la has adaptado a ellas sin remordimiento, sin arrepentimiento, por amor, porque te hace feliz. Porque siempre lo dices, ellas son tu guía, te bajan a tierra y te dan esa paz interior, ese equilibrio que tú necesitas para luego volar bien alto. Y que si te necesitan ellas son lo primero, pero que si todo va bien tú también tienes que ser lo primero y él también. Porque tu vida cambió de la noche a la mañana cuando la maternidad golpeó fuerte y ahora los planes son en pack. Siempre los 4 porque con familia lejos ni los fines de semana hay tregua. Porque habéis negociado y trabajado duro para ser y hacer equipo. Porque eres la mejor madre para ellas y “PUNTO pelota”, como te dice la buenahija1 desde que es una preadolescente con lenguaje propio.
superwoman
*Ilustración de @belengmh.

“Eres la mejor madre para ellas”

Pero, ¿me has escuchado? Eres la mejor madre para ellas y no solo porque eres su madre y no hay más. No, cansina. Eres la mejor para ellas porque las amas por encima de todas las cosas. Pero no te olvides de ti por favor. ¿Cada cuánto tiempo tengo que recordártelo?
¿Te vas a venir abajo por la mirada de soslayo de aquella? ¿Vas a dudar de ti misma, del amor por tus hijas por aquel comentario? ¿Vas a tirar abajo todo lo construido por el dichoso “qué dirán”? Pero, ¿tú que has venido a vivir tu vida por ti misma o a vivirla a través de los ojos de los demás? ¡Lo que me faltaba! ¿Vas a hacer un papel o disfrazarte de alguien que no eres para seguir el camino marcado?
Así que cuando alguien te pregunte si tienes ayuda, no mientas, no eludas la pregunta, no des explicaciones, no te justifiques. ¡Lo que me faltaba otra vez! Y da igual si te ayuda tu tío, el buenabuelo, la vecina del quinto, la chica a la que das trabajo, la amiga de turno que cuidó a la buenahija1 cuando estaba en paro, tu hermana cuando podía o el buenpadre y su bendita flexibilidad. ¿Y eso qué más da? Porque tener ayuda, delegar, compartir la maternidad no es un crimen, no es igual a pasar de tus hijas o ser una egoísta. Y sobre todo no te sientas menos que nadie. Eso, NUNCA pequeña. Porque eres feliz, tus hijas son felices y siempre estás ahí. Porque un día decidiste no llevarla a la guardería porque cuando se ponía mala pasaste momentos tan malos que solo tú recuerdas profundo. Porque un día renunciaste a tu carrera por estar con ella y nunca te arrepentirás por ello. Porque un día decidiste buscar ayuda para volver a tu carrera porque lo necesitabas. Y hoy estás allí, pero mañana al otro lado. Y eso es lo bueno que tiene haber estado en los dos lados, esos dos lados en los que todos deberíamos estar alguna vez en la vida para valorar ese otro lado que no nos pertenece, que miramos de reojo, con reprobación y hasta con indignación o superioridad. Porque cada familia, cada casa se organiza como puede y como quiere. Y tú no vas a llamar a la puerta, vas a entrar y vas a juzgar cómo lo hacen los demás o, lo que es peor, cómo lo deberían hacer. Porque ya estoy yo aquí para pararte los pies si algún día pierdes la chota querida.
Así que déjate de rollos, levanta bien tu cabecita, no pierdas el tiempo y siéntete orgullosa de tu camino como madre. Y si en algún momento dudas, míralas a ellas a los ojos, siente sus besos y escucha bien fuerte en tu corazón sus palabras, esas que te susurran al oído y que hacen que cada día sientas que ha merecido la pena. Porque en esta vida que nos han montado siento decirte que vas a sentirte madre de segunda una y mil veces más.
Aquí estaré para recordarte todas las veces que haga falta: “eres la mejor madre del mundo para ellas”. Para los demás, ¿qué más da?
Y vosotras Malasmadres, ¿os habéis sentido así? ¿Qué pensáis?
diploma-Malamadre

Han comentado...

  1. Es inevitable sentirse así cuando te montan el gran pollo con cresta y yo di por la calle, en el súper o en el Burger como el otro día, donde llegue a escuchar la frase: pobre, con cuatro bastante tiene de no perder ninguno… me lo decían dos muy peripuestas con solo uno entre las dos. No soy mejor madre por tener 4, pero leches si estás viendo que estoy intentando abrir la puerta con un carrito, dos peques peleándose por un juguete tonto y un adolescente con un pavo mayor que el pollo que estábamos montando, levántate y ábreme la puerta, no mires y me critiques… si dices que tienes 4 y que nadie te ayuda eres una loca que eres una talibán de la maternidad, y si dices que si te ayudan, te dicen: así yo también… pues nada el caso es que nunca a lo hacemos bien para los demás aunque si para nuestros hijos

  2. Es que lo de la ayuda… oye pues bien quien la tenga. ¿Qué hay de malo? A todos nos gusta que nos ayuden. Yo tengo muchísima ayuda de mi familia política y en casa ayuda externa una vez a la semana. Y eso es lo que no da la vida. La familia La Paz mental de que sí se ponen malos, de que la tarde que trabajo cuento con ellos, lo tengo que improvisar. La ayuda doméstica el descanso de no tener que estar sin parar, aunque también, cuando el padre y yo descansamos (del trabajo, que no sé si se descansa más allí jajaja).
    Cada uno tiene sus circunstancias y se nos escapan muchos detalles así que no somos nadie para criticar ni opinar.

  3. Que verdad.. En mi caso creo que yo misma soy mi enemiga.. Me explico. Me doy cuenta de que yo misma me cuestiono, me reprocho cuando no llego a algo. O a veces hasta me enfado o me pongo triste cuando el buen padre lo hace y mejor que yo… Como nos han educado?? Y es que no se como hacerlo.. Cada vez tengo más claro que el problema muchas veces somos nosotras.. Nos exigimos demasiado.. No se si ahí tenéis tema para tratar.. Jaja Gracias por todo y seguid así por favor ????

  4. Madre de segunda te sientes cuando te das cuenta que a lo largo del día has visto a tu hijo despierto 3 horas porque has estado trabajando. Cuando tus amigas de excedencia te emandan fotos en el parque con sus hijos o la buenabuela te cuentan lo bien que se lo pasa tu hijo en los columpios sin que tú veas esa sonrisa. Y todo por trabajar en algo que te gusta y que te hace sentirte realizada como persona y profesional pero que en este país es incompatible con ser madre.
    Madre de segunda te sientes cuando la culpa está ahí siempre hagas lo que hagas, por no pasar todo el tiempo que quieres con tu hijo, con tu pareja,con los amigos o simplemente contigo misma.
    Lo bueno es que con esa sonrisa desdentada hace que se te olvide toda esa culpa.

  5. Qué jarturita…Si no estás, mal, y si estás, también mal. En mi caso es al contrario: miradas desaprobatorias por querer criar a mis hijos y por no dejarlos un sábado con una canguro a la que no conocen.

  6. Pero si de toda la vida los niños se han criado en comunidad, se han quedado en la plaza al ojo avizor de otras madres mientras la suya iba un momento a la mercería, han echado la tarde del sábado en casa de los buenosabuelos, han ido un jueves a casa de un amiguito a estudiar después de clase, se han quedado a dormir en casa de los primos… Porque era el barrio de toda la vida y todos se conocían y sabían de quién eras (a ver si no de dónde salió lo del “me lo ha dicho un pajarito”). Nuestra generación ha perdido eso y se nos ha olvidado que antes vivíamos cerca de nuestras familias y que los vecinos del bloque conocían tu vida mejor que tú mismo, y se recurría a todos ellos de una forma natural, sin sentirse culpable. Pero ahora, si no estás atendiendo a tus buenoshijos cada minuto del día que no estás trabajando, poco menos te acusan de abandono.
    Es importante que los buenoshijos sepan que les quieres, y es suficiente. Y es importante que los buenoshijos sepan que eres una persona, no un esclavo a su servicio. Y es importante que los buenoshijos estén solos, pero solos sin compañía ajena, es decir, con ellos mismos nada más, para que se conozcan a sí mismos y tengan recursos sin tener que recurrir a los demás, que no siempre habrá alguien ahí. Y los buenoshijos aprenden a respetar a los demás empezando por sus propios buenospadres.

    1. No se podría haber expresado mejor!!! muchas veces somos nosotras mismas las que nos ponemos las coletillas….
      Yo me he podido sentir mal, porque a veces estoy más nerviosa y lo puedo pagar con ellos, porque les de una mala contestación, pero jamás por dejarlos con los abuelos, o salir con mis amigas como voy a hacer hoy o cosas así…. ni se me ocurre criticar a la de enfrente… me suele dar envidia de lo estupenda que esta, que ella salga de parranda o de viajes Y YO NO!!! culpable?? se sienten ellos culpables??

  7. Se me han puesto los pelos de punta…. esto nos da fuerza para seguir días y meses…. deberíamos de leerlo cada semana para desterrar las dudas, los miedos y seguir. Gracias por escribirlo, por ser nuestra voz.

  8. Es cierto que somos nuestras peores enemigas; pero hasta el punto que yo creo que el 90% de las veces que nos creemos que nos están cuestionando que salgamos o que tengamos ayuda, no es real. Está en nuestra cabeza. Nadie nos critica ni nos mira mal, pero tenemos ese complejo de culpabilidad y ese remanente de la educación que hemos recibido en la que la madre se erige en única responsable de todo lo relacionado con sus hijos. Y a veces ni nosotras mismas pedimos ayuda y, cuando lo hacemos, nos quedamos sorprendidas de la respuesta positiva que tenemos.
    Creo que tenemos que echar menos balones fuera, menos dejar de culpar a la sociedad, de hablar de otras madres “peripuestas” o madres “alpha” (todas somos iguales en esto) y apoyarnos más a nosotras mismas

  9. Claro que sí!
    Yo veo necesario cuidarnos a nosotras porque en la medida en que nuestro espíritu esté alimentado, podremos darnos a los demás. Si nos descuidamos, no nos quedará qué dar, solo amargura, cansancio y reproches.
    Esta semana me llegó vuestra camiseta de “No soy Superwoman” y ya me la puse para ir a trabajar, porque en casa ya me esfuerzo a diario por recordarles que no soy Superwoman, pero fuera, que lo sepa el resto del mundo también.
    Nosotros contamos con una señora adorable que trabaja ocho horas a diario, cuidando al BH3 que aún no va al cole, y gestionando la casa entera. Es un gran esfuerzo económico pero lo hacemos encantados. Lejos de avergonzarme, me siento muy afortunada por poder pagar esa enorme ayuda. Y quien piense que tener esto desmerece el enorme esfuerzo de criar a nuestros tres hijos, o que somos menos padres (especialmente yo, que ya sabéis que el ojo de mordor siempre nos apunta a nosotras) pues nada allá él/ella. Si se pasase una tarde o los findes por nuestra casa igual cambiaba de idea.
    No tenemos que demostrar nada a nadie. He aprendido a usar chubasquero y mantequilla y que los comentarios y miradas me resbalen. La mayoría de días lo logro… el resto, necesito que me hable la conciencia que te habla a ti en esta entrada.
    GRACIAS por recordárnoslo

  10. Estoy de acuerdo con vosotras… si tienes ayuda mal y si no la tienes, mal tambien. Creo que estamos perdiendo el norte, hagas lo que hagas tengo la sensacion de que esta siempre mal. Los seres humanos vivimos en comunidad, y nos tenemos que unir, apoyar…

  11. Nosotros tenemos ayuda en casa, una chica que viene todos los días a casa y les baja al colegio a los dos buenoshijos y dos días por semana vuelve después de dejarlos y hace las tareas más gordas del hogar. Es un amor, está con los niños desde que son bebés, porque con el primero no quisimos meterlo a la guardería hasta el año y medio y entonces al principio entre reducción, la chica y mi madre nos arreglábamos. Mis hijos la quieren con locura, y eso es lo que más me aporta a mí, cuando se ponen malos es nuestro colchón salvavidas… ¿Y qué oigo yo más de una vez? Calla, no te quejes que tu no tienes que hacer tu casa… calla, si no tienes que andar corriendo a llevarles a colegio… calla, así también lo hago yo… calla, si vives como una reina…
    Además, el buenpadre y yo, tras una época que yo pasé muy mal, formamos un gran equipo en cuanto a la corresponsabilidad, y desde entonces somos más felices los dos como pareja, como individuos, y los cuatro como familia. Y ahí también he llegado a oir… claro, es que no eres tu sola la que carga… qué bien te lo montas, que engañado le tienes… es que, vives como una reina…
    De un tiempo a esta parte, ¿sabéis lo que digo? Que sí, que vivo como una reina. Quien me quiera, se alegrará de que me vaya bien y sea feliz, y quien no… pues que se aguante. No voy a estar justificándome y contando los encajes de bolillos, sacrificios, penurias y demás que he tenido que pasar y que paso en mi día a día por ser madre, profesional y mujer en esta sociedad.

  12. Y yo tengo una conocida que es de las que ha renunciado a la ayuda, ha renunciado a su vida en pareja, aunque según ella se aman, pero se hechan de menos.
    Y cuando una persona tiene ayuda o una buena reducción de jornada, la critica porque ella si tiene un buen horario.
    Ese tipo de personas a mi me hacen daño, porque te expone su verdad como si fuese la única que existiese.
    Ella no es mas madre que yo, porque yo si necesito ayuda, la tengo.
    He salido un día entero con mi marido a comer,cenar y al cine y no ha pasado nada.
    Me hacen mucho daño ( espero que sea inconsciente) ( ilusa ) pero cuando te expone su verdad lo hace de manera que te sientas la madre mas mala del mundo, y hay carácteres y carácteres.
    Y yo, de verdad, no le pregunto nunca, y ella me radia toda su vida con su hija y lo que hace, donde va y que bien le sale todo,lo superbuenisimo que es su bh, vamos, que ha llegado a decir que ni tiene rabietas, y ella jamás ha tenido que levantar la voz porque lo educa de tal manera que no le hace falta…( si es verdad, ole tu)
    Pues vale, yo si y me tiro de los pelos mas de una y de dos y de tres veces..y la niña del exorcista la tengo en casa en muchas ocaciones.
    No hacer mas daño a la maternidad!! Es muy muy dura y si el pequeño es fácil, es mejor, pero como el pequeño no sea fácil, reza lo que sepas.

  13. yo soy mi peor enemiga, totalmente. me autocastigo y me auto reprocho por casi todo. No me hace falta que me critiquen, ya lo hago yo…si una madre me cuenta que hace las cosas diferente a mi soy yo la que me cuestiono si será mejor lo que ella hace, me pongo en duda yo solita sin que nadie me mire mal. Cada vez que mis hijos tienen una rabieta o hacen algo que considero que está mal hecho me digo …”algo estás haciendo mal” …. Si una mamá me dice que sus hijos comen de todo y fenomenal y los mios…no lo hacen por que es que no lo hacen… me digo “algo has hecho mal”, si una madre me cuenta que sus hijos se van a la cama a las 9 solitos y sin discusión mientras los míos a las 10.30 están dando saltos en el sofá… me digo “algo estás haciendo mal”
    Culpabilidad y cansancio me acompañan desde hace 3 años que son los que tiene el Buen hijo 2, durante 22 meses que el buen hijo 1 estuvo solo no me castigué tanto…o ya no lo recuerdo… pero los últimos 3 años han sido muy autodestructivos (y el tema pareja mejor ni lo toco por que eso da para otro post) y por mas que me hablo y me auto consuelo me cuesta tanto perdonarme y corregirme… al menos no estoy sola, gracias por compartir.

    1. Olga, comparto ese sentimiento que es interior más que crítica exterior… yo llevo 13 años sintiéndome igual, y lo de la pareja…. es lo más triste… en fin, que intento con todas mis fuerzas saber que no me enseñaron a ser madre y que intento ser la mejor y mejorar… pero cada vez se hace más difícil y la prueba es mayor….
      Sintámosnos libre de una vez, de que estamos haciendo lo correcto, pero alguna vez nos confundimos, ni somos mejores ni peores, igual que las lentejas a veces salen mejor y otras algo peor… pero ya vale de auto-castigos y estigmas, que nos ponemos nosotras.

  14. yo tengo muchísima ayuda.. muchísima… y estoy tan orgullosa de tenerla!!! primero de mis padres que son de ole y ole.. mis hermanos cuando necesito un extra … una amiga que recoge y trae y lleva a la mía (y yo a la suya) cuando lo necesitamos y, también, una persona, que aunque le pago porque es su trabajo es más amiga que otra cosa y trata a mis hijas como una segunda madre…y aún así no me da la vida y lo digo sin sonrojarme y siempre pienso lo mismo “cómo se arreglan los demás?” porque hay casos en que no hay ninguna ayuda y ahí directamente la vida es encaje de bolillos..

  15. Yo me sentido así muchas veces. Hace años, cuando mi hijo era pequeño tenía que viajar a Dinamarca dos semanas al mes y siempre me encontraba,en la misma tesitura: mi madre me ayuda con mi hijo, pero por otro lado me echa en cara que no me quede en casa con él. A día de hoy, que ya es mayor y su padre ya no vive con nosotros, todavía me veo en esa duda cuando decidí que quiero salir por ahí y mi propio hijo me dice que si le voy a dejar solo. ¿Hasta cuándo tenemos que seguir justificandonos las madres para tener vida propia?

  16. Este post…..me ha tocado y me ha tocado mucho. Justo antes de quedarme embarazada estaba viendo la luz del final de un tratamiento por conducta alimentaria, en el momento que me quede embarazada, hubo reproches, muchos de gente que pintaba poco en mi vida pero si se permitían el lujo de opinar y lo peor de todo de hacerme sentir madre de segunda, incluso antes de dar a luz.
    El equipo medico que trabajo conmigo en la recuperación, me enriquecieron mucho como persona, como mujer y como madre. Me dieron confianza y sobretodo herramientas. Lloraba por pensar que no iba a ser esa “madre que tenia que ser”, pero una de las terapeutas un día me cogió las 2 manos y me dijo: Mira has tenido y tendrás toda la vida un TCA, la diferencia que de aquí en adelante tienes muchas herramientas para superarlo, y algo que tiene que quedarte claro es que ERES LA MEJOR MADRE QUE PUEDE TENER!!!!
    Ha paso poco tiempo…. 3 años pero cada día que pasa aun entiendo mas esa frase.
    Hoy Laura, me has recordado esas palabras por si en algún momento he podido dudar de ello!!! Gracias por todo lo que haces

  17. Que gran verdad!!!!!!y que suerte tener estos posts q nos animan cuando perdemos el norte!!Gracias de verdad por compartir tantas cosas!!

  18. Mira, hoy ya eres peor madre hasta si has invertido en una buena aspiradora y ya no friegas de rodillas como antiguamente. Claro que criar a solas es más duro que con ayuda, pero oye ¿es que tenemos que tender a lo peor en lugar de aspirar a lo más cómodo? ¿Es mejor madre la que vive saturada, agotada y asfixiada que la que logra unos minutos libres así sea para hacer punto de cruz o despejarse mentalmente mirando a la pared? ES que todas deberíamos tener la posibilidad de criar cómodamente y sin esa carga mental de que absolutamente todo lo que se refiere a nuestros hijos pesa sobre nuestros hombros. Vale que es la situación que vivimos la mayoría, pero desde luego, normalizándola de esta forma y aceptándola tal cual nos la imponen no vamos a lograr avanzar nada.

  19. Le has dado nombre a ese estado en el cual me siento muchas veces y no sabia como llamarlo: MADRE DE SEGUNDA.
    Me siento así cuando acaba el día y me doy cuenta que solo he estado tres horas con mi buenhijo; cuando tengo cita para una limpieza facial (después de posponerla muchos meses) y justo ese día mi buenhijo tiene un cumpleaños y como va su buenpadre a recogerlo (estando él de cervecitas) mi amiga me dice “jolín, que bien viven algunas”…. Me siento así cuando me he excedido en el castigo y no puedo rectificar; cuando se me juntan dos cenas, a las que no puedo faltar, y mi buen hijo me pregunta si no voy a cenar en casa, otra vez…..
    Me ha gustado mucho leerte … creo que tengo que escuchar más a mi conciencia !!!!

  20. Sentirme malamadre de segunda? Muchas veces. Casi siempre cuando las madres alfa repiten una y otra vez que con un solo hijo todo es fácil, que como yo no sé lo que es la locura absoluta de tener 2 o más no tengo derecho a opinar. Algunas veces cuando explico que necesito un espacio o momento para mí, para ser yo misma y no solo “la mami de…”. Unas pocas veces cuando explico que no hago magdalenas con el pollito y que a el no le gustan las manualidades y me dicen una y otra vez “eso es ponerse mujer… seguro que le encantan”. Pero lo peor es cuando aparece mi demonio interior y me enfrenta a mi inseguridad más absoluta, al no saber si lo estoy haciendo bien o no, si mi hijo está contento con una madre como yo, si le estoy ayudando a forjar su personalidad y ser buena persona. Así que poco a poco me voy concienciando de que lo mío es llegar a la medalla de plata de la maternidad, dejando ese oro para las que lo necesitan y disfrutan, para las que harán un cuadrito diy y la colgarán en la pared…yo soy demasiado “desastre” para ello y acabaría en algún cajón de mi hogar

  21. Soy madre soltera que hasta ahora vivía en el extranjero y desde hace unos meses en España pero lejos de mi familia y me pasa lo mismo, mi sentimiento de culpabilidad aparece constantemente y estoy cansada de que se me juzge constantemente.
    Mi hija se pasa muchisimas horas en la guardería porque yo acabo de empezar un trabajo nuevo, al principio iba a buscarla con lágrimas en los ojos pensando en la cantidad de horas que estábamos separadas y viendo a las mamás de la urbanización que cuando nosotras llegábamos ellas ya llevaban un rato con los niños en los columpios y que encima me decían que qué tarde iba a buscarla, que pobre niña… me he sentido la peor madre de la tierra… así que este año que ha empezado me he plantado y haciendo unos malabares en el trabajo me han permitido salir un poco antes y esa hora con mi hija extra es como un regalo del cielo, además he cogido a una chica que viene un día a la semana durante 3 horas en las que yo o hago la compra, o me voy a tomar algo o lo que sea porque a la culpa ya no quiero ni verla y los findes pues a tope sin separanos ni un minuto. A la gente le encanta juzgar y la maternidad es juzgar incesantemente. Soy madre pero también soy mujer y la felicidad consiste en encontrar la balanza y respetar el equilibrio de los demás que puede ser diferente al nuestro y no por ello es mejor o peor.

  22. ay madre que llorera me ha entrado, pero tú de dónde sales, estas aquí detrás mía entrando en mis pensamientos?? en mi corazón??? pues desde aquí..mi trabajo, como autónoma que soy, legal y mentalmente, te leo y no puedo parar de llorar…qué orgullosa estoy de mi…lo digo aquí…donde nadie me juzga por decirlo… Una pequeña de 4 años tengo y me moriría por tener otro…y darle un herman@…pero en esta fase de mi carrera no permite…y el buenpadre sin embargo me lo pide (tener otro)…y gente cercana…y yo lo explico…y nadie lo entiende…digo nadie de los que usan la frase “dejarla sola”, “nunca es buen momento”, os podéis arrepentir”. Mas me duele a mi que a nadie tomar ésta decisión…no cierro la puerta (40 tacos que tengo ya)…pero AHORA, AHORA…no puedo…perdería mi trabajo…que ahora tanto me aporta….quién entiende eso?? llevo tanto para adelante…pido tan poca ayuda…pero no me importa hacer tanto…porque mi niña es lo que mas quiero…ufff qué liooooo….gracias por estas palabras ….me han llegado al alma

  23. Gracias!
    Por recordarnos que somos las mejores madres para ellos.
    SI, estoy cansada, SI, quiero pasar tiempo a solas con mi pareja y SOLA SOLA.
    SI, me harta, me cansa, me harto de currar, de organizar, de de de
    No SOY SUPER WOMAN.
    Ya está.
    Besos

  24. Me encantalo que has escrito, Laura. Cómo me identifico!!! Y qué razón tienes!!! Gracias por existir.

  25. Pues yo lo único que siento hacia la gente que tiene ayuda es…envidia, una envidia muy sana, porque a mí me encantaría tener con quién dejar al pequeño para estar solos el buen padre y yo. Sentirme madre de segunda? Cada día, cuando no llego nunca a todo y me frustro y cuando me agobia no tener un minuto para mi, y después me siento mal por sentirme así…menos mal que leeros me hace sentirme acompañada en toda esta montaña rusa llamada maternidad. Ánimo que no somos superwoman…pero casi ????

  26. Nosotros tenemos ayuda en casa, y tengo reducción de jornada, y no es que no me sienta una madre de segunda, es que me siento requetebién de tener la enorme suerte de poder recoger a mis hijas del cole y poder pasar la tarde con ellas sin tener que estar poniendo lavadoras. Y de poder salir de vez en cuando con el buenpadre, de poder irme a hacer deporte un par de horas a la semana.
    ¿¿¿Sentirme culpable por tener esa suerte??? Más bien siento admiración por quien tiene que llevar adelante solo o sola trabajo, casa e hijos y no tiene ni un rato para él mismo, por quien se le pone un hijo malito y no tiene con quien dejarlo para ir a trabajar.

  27. Yo soy mama de dos peques trabajo de lunes a viernes todas las mañanas y no tengo ayuda en casa (solo mi madre que alugn día que otro pasa pora casa y si ve algún desorden ordena y si hay plancha atrasada , plancha que no es poco) por las tardes entre recogerlos extraescolares, meriendas, cenas, baños preparar comida para otro día , alguna que otra lavadora, limpieza de cuartos de baño y poco mas, ademas hay que ir al gimnasion mas que por lucir tipazo en mi caso es por problemas de salud pero claro no puedo ir todo lo que me gustaria porque no cuento demasiado con el papa y no me gusta abusar de los abuelos ya mayores por irme al gimnasio hace mas de un año que no salgo con mis amigas y reconozco que estoy al borde del colapso, además mi peque mas peque esta en el tiempo de ravietas por todo y yo reconozco que hay dias que lo llevo mejor que otro pero de igual forma no tengo paciencia alguna y lo peor de todo que llega al punto de un azote en el culo y despues me siento tan mal que acabo llorando con el … en fin no se tengo una sensacion muy arraigada de no ser buena madre en absoluto porque ademas no dedico tiempo a estar con ellos a jugar con ellos ni ir al parque porque siempre tengo demasiadas cosas que hacer incluso los sabados que toca limpieza general…siento que me estoy perdiendo su infancia pero ¿qué hago? cuando estoy con ellos por temas de deberes (con el mayor) estoy de mal humor pensando en todo lo que tengo por hacer y que no me va a dar tiempo a acostarlos a su debido tiempo porque aunque lo hago por su descanso tambien porque estoy deseando tener mi momento de paz y cuando no lo consigo mi humor se pone muy muy negro, así que si lo tengo mas que asumido que buena madre no soy y lo siento por ellos me duele en el alma aunque intengo no gritarles y no llegar al azote (las menos veces esta claro) al final lo consigo en contadas veces, y encima el papa dice que me van a conocer los vecinos por loca,… este comentario me enfurece pero sobre todo me duele porque no tengo escusa pero es mi via de escape o grito o reviento porque ya no puedo mas y el no me ayuda en nada. Ale!!! que a gusto me he quedado.

  28. Yo tengo toda la ayuda que me puedo permitir.
    La ayuda baja el nivel de decibelios en casa, baja el nivel de tensión entre la pareja, me permite pasar un tiempo con mis hijos que de otro modo necesitaría para la casa, me permite ayudar en los deberes y también ayudar a otras familias cercanas cuando es necesario.
    También pido a mis hijos que ayuden, cada cual según su edad, que todo suma. Calcetín a por el que no te agachas, tirón del espalda que evitas!
    Animo! La vida es lucha!

  29. He aquí mi conciencia:
    Que si debería estar feliz
    Que si debería estar encantada con la lactancia (muy dolorosa para mí, por cierto)
    Que si debería disfrutar de mi baja maternal
    Que si debería no querer incorporarme al trabajo
    Que si no debería desear compartir los cuatro supuestos maravillosos meses con mi pareja, cediéndole parte de mi baja
    Que si tendría que levantarme yo a darle el biberón de madrugada
    Que si no debería salir de casa pitando en cuanto viene una tia o una abuela a casa
    Que si debería tener otro hijo pronto
    Que si debería ser yo la que duerme al niño
    Que si debería…
    Tengo el master en “madre de segunda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más