¿Qué quieres encontrar?

7
Malasmadres a los fogones: lasaña

Malasmadres a los fogones: lasaña

A la buenahija1 le hicieron un test en el colegio acerca de lo que pensaba del comedor, algo sencillito donde confesaba que el plato que más le gustaba eran las lentejas. Sin embargo, pedía que le pusieran todos los días espaguetis con tomate. Este plato es lo único que conoce como pasta, lo único que su buenpadre y su malamadre atinan a cocinar, así que un día que oyó la palabra lasaña me preguntó qué era, pobre buenahija. Hoy nuestra cocinillas Rebeca viene con una receta muy fácil de lasaña, igual hasta me animo a intentarlo. Todo sea por la cultura gastronómica de la buenahija.

Malasmadres_ficha_Rebeca

* Podéis seguirla en @rbkdtorres o en su genial BLOG, no apto para golosos, donde encontraréis recetas estupendas para dejar boquiabiertos al personal. ¡Malasmadres a los fogones!

Se acabó el verano, bye bye vacaciones… Pero además de decir adiós a la playa, no nos queda más remedio que saludar a la rutina, a los días de cole y trabajo. Cuanto antes nos acostumbremos, menos vamos a sufrir; por eso vengo con una receta completa y fácil, que nos ayudará a aterrizar en el día a día. Y qué mejor que un plato único con el que los niños no protesten y que incluya todo lo que necesitan para crecer: pasta, carne, lácteos y verduras.

01

Lejos de lo que una malamadre (como tú y como yo) pueda pensar, preparar una lasaña no te llevará más de media hora y podrás hacer para dos veces y congelar la mitad. Así que, déjate de excusas y prepara la lista de la compra, que mañana es un buen día para comer lasaña casera. Y si quieres aprender a preparar otras recetas con pasta, puedes elegir entre espaguetis negros con salmón, tallarines con crema de puerro y cabalacín, tallarines con gambones, tallarines con setas y jamón

02

Y si quieres hacer una versión light para decir adiós a los kilos que han vuelto contigo de la playa ‘gracias’ a los helados, los GTs y las barbacoas, solo tienes que cambiar las placas de lasaña por láminas de calabacín bien finitas y eliminar la bechamel. Que no, que la dieta tampoco es excusa para no ir calentando el horno. ¿Preparada?

03

Ingredientes (para 4 personas):

600 gramos de carne picada

1 cebolla grande

2 ajos

1 pimiento verde

1 pimiento rojo

1 vasito de vino blanco

200 gramos de tomate frito

12 placas de lasaña/láminas de calabacín

1 cucharada de mantequilla

2 cucharadas de harina

Un vaso de leche

Nuez moscada

100 gramos de queso rallado

Aceite de oliva

Pimienta negra

Sal

Elaboración:

Trocea la cebolla y machaca los ajos. Pon en la sartén con un par de cucharadas de aceite a fuego bajo. Añade una pizca de sal, mueve y rehoga hasta que la cebolla esté muy blandita. Mientras, trocea el pimiento y agrega. Pocha muy bien las verduras.

04

Cuando las verduras estén bien tiernas, incorpora la carne, un poquito de sal y pimienta negra molida y rehoga a fuego medio. Cuando la carne deje de estar cruda, añade el vino blanco y deja reducir. Echa, por último, unas cucharadas de tomate frito y mueve muy bien para integrar.

05

Para hacer la bechamel, pon en un cazo una cucharada de mantequilla y derrite a fuego medio, añade la harina y tuesta durante un par de minutos (es importante, para que la bechamel no sepa a ‘crudo’). Mientras, calienta la leche en el microondas y, cuando rompa a hervir, vierte despacio sobre la harina sin dejar de remover con una varilla. Pon un poquito de sal y nuez moscada y deja que espese moviendo con la varilla. Reserva.

06

Pon en una fuente unas cucharadas de tomate frito y extiende bien dejando una capa fina. Coloca sobre el tomate placas de lasaña (las mías no necesitan cocción previa) que cubran toda la superficie. Pon la mitad de la carne extendida, otra capa de placas de lasaña, la otra mitad de la carne y una última capa de placas. Cubre con bechamel y queso rallado y hornea durante con el grill encendido hasta que el queso esté dorado.

07

Trucos y consejos:

-Si quieres hacer la versión light, haz láminas finas un calabacín y cocina un par de minutos por cada lado en la sartén con una pizca de sal. En vez de poner placas de lasaña, coloca láminas de calabacín al montar el plato. Puedes prescindir también de la bechamel o sustituirla por unas cucharadas de tomate frito.

-Prueba a cambiar el tipo de carne: pollo, pavo, ternera, cerdo, e incluso puedes hacer lasaña con atún o salmón.

-Hay placas de lasaña que necesitan cocción y otras que no. Estas son muy cómodas, porque solo tienes que abrir el paquete y colocarlas. Con los 10 minutos de horno quedarán perfectas.

-Si no tienes una fuente de horno cuadrada o rectangular, puedes comprar en cualquier supermercado unas bandejas desechables de aluminio, que sirven para congelar y para el horno.

08

Pues ya está. Si has seguido los pasos, tendrás una estupenda lasaña lista para comer mañana. Y si tienes dudas, no dejes de preguntar en los comentarios o a través de las redes sociales. Por supuesto, esperamos fotos de tu lasaña. Puedes compartirlas en el Facebook de Malasmadres o de La cocina de Rebeca, en Twitter o Instagram (@malasmadres y @rbkdtorres). ¡A la mesa!

Han comentado...

  1. Que pintaza tiene, que rica! Pero yo tengo un problema con las láminas de lasaña. Mi hijo es alérgico al huevo y no consigo encontrar una marca que no lleve trazas. Conocéis alguna vosotros? Garofalo hace pasta sin huevo, pero no he visto que tenga láminas de lasaña

    1. Hola Raquel, la verdad es que las alergias e intolerancias son un problema. Me dice una amiga que las placas de lasaña de La Familia (Mercadona) no contienen huevo y que las de Gallo precocidas, tampoco. Pero por favor, compruébalo porque ella hace tiempo que no las compra y podrían haber cambiado.
      Espero haberte ayudado.

      1. Muchísimas gracias por aportar esta información. Soy alérgica al huevo y siempre estoy muy atenta a los ingredientes y las marcas que no llevan huevo. Un saludo.

  2. Hola Rebeca, yo hago de vez en cuando lasaña, como la que propones pero sin pimiento, que no me gusta. Siempre suelo congelar una parte pero me encuentro con el problema de que al descongelar la bechamel ha perdido mucha textura, como si la carne la hubiera absorbido. Cómo puedo evitar que me suceda eso? las últimas veces la estoy congelando sin bechamel, y la hago y añado cuando la descongelo.
    Por cierto, me ha parecido genial lo de calentar la leche de la bechamel en el microondas y añadirla directamente caliente a la harina! seguro que se ahorra tiempo.
    gracias!
    Julia

    1. Hola Julia, a mí no me ha pasado, quizá porque pongo una última capa de placas de lasaña antes de añadir la bechamel y luego echo el queso rallado por encima.
      Prueba así a ver qué tal. Quizá también pueda ser porque dejes la bechamel muy clarita, deja que espese unos minutos más en el cazo.
      Espero haberte ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más