¿Qué quieres encontrar?

22
Malasmadres expatriadas: elimina el sufrimiento de tu vida

Malasmadres expatriadas: elimina el sufrimiento de tu vida

En el post de hoy, nuestra colaboradora Anna Fargas va a analizar cómo hacer frente al sufrimiento. Como sabéis Anna ha estado varios años expatriada en París y sabe de primera mano que en muchas ocasiones el alejarnos de nuestra zona confort y adaptarnos a un nuevo lugar, a veces, una nueva cultura nos puede hacer sufrir. Y con buenoshijos de por medio, más porque ellos también se tienen que adaptar. Anna nos dará herramientas para hacerle frente. Y vosotras, ¿habéis tenido momentos de sufrimiento en vuestra expatriación?, ¿por qué? Contadnos vuestas experiencias.

Malasmadres_AnnaFargas

*Podéis seguirla en @annafargas o en su blog.

Si te digo que hay una manera de identificar y cuestionar los pensamientos que causan tu sufrimiento, ¿qué me dirías?, ¿cuántas veces te ha pasado que te has enfadado con alguien y después te has sentido mal durante algún tiempo?

Dicho así suena un poco surrealista pero después de leer Amar lo que es es de ByronKatie y probar el sencillo ejercicio que propone en más de una ocasión, te aseguro que funciona y vale la pena que dediques unos minutos a leer este texto.

Sufrir más de la cuenta es algo que compartimos muchas expatriadas, hay momentos en la vida en los que te decepcionas, interpretas la realidad a tu manera, discutes con alguien o simplemente sufres porque no sabes digerir algo que pasa en tu vida.

Nuestro entorno está constantemente dándonos lecciones que tenemos que aprender, aunque hay veces que simplemente no sabemos interpretarlo. Una discusión con tu pareja, una decepción de una amiga o una rabieta de tu hijo puede esconder cosas importantes de nosotras mismas.

La mayoría de veces pensamos que aquello que hacen o dejan de hacer los otros, es lo que provoca nuestro estado de ánimo, haciéndoles culpables y situándonos en un papel de víctima, sin darnos cuenta que es nuestra interpretación de lo sucedido lo que nos lleva directas al sufrimiento.

Seguro que has escuchado muchas veces la frase de que nadie más que tú puede hacerte daño, pero cuando realmente te das cuenta de que es verdad, de que tú eres la única responsable de tu felicidad, hay realmente un antes y un después. Y esto es lo que precisamente propone Byron Katie, un método para identificar los pensamientos que provocan tu sufrimiento.

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar tenemos que estar muy atentas para identificar cuando experimentamos un sufrimiento estresante. Una manera fácil puede ser fijarte en los momentos en los que te pones a la defensiva.

El trabajo de Byron Katie es un método que te permite deshacerte de todos aquellos pensamientos estresantes antes de que te hagan sufrir.

Si sientes que tus problemas no tienen solución quizás esto sea lo que buscas.

Muchas veces deseamos que la realidad sea diferente de lo que es: un deseo imposible de satisfacer. Y aunque gastamos mucho tiempo discutiendo sobre eso (porque somos humanos) no nos damos cuenta de que siempre perdemos y el sufrimiento que ello conlleva.

Normalmente experimentamos este sufrimiento cuando nos metemos en los asuntos de otros, tipo: mi hijo debería portarse mejor, mi madre debería ponerse en mi lugar, mi pareja debería prestarme más atención, etc. Pensar en los otros te hace estar fuera de tus asuntos lo cuál indica que vas por el camino del sufrimiento.

En realidad la clave es no creerte tus pensamientos. Un pensamiento en sí no supone ningún peligro, el problema empieza cuando te crees y te apegas al pensamiento.

Y ahora te preguntarás, ¿cómo puedo dejar de pensar o controlar tus pensamientos cuando aparecen? La respuesta es muy sencilla, enfrentándote a ellos respondiendo a cuatro preguntas muy sencillas. En seguida voy a ello.

El secreto está en que una vez comprendes que un pensamiento falso que te has tomado como cierto es el responsable de tu sufrimiento te apartas de él inmediatamente.

¿Nos ponemos manos a la obra?

El Trabajo propone un método de 4 fases que consisten principalmente en someter a prueba el pensamiento que te provoca sufrimiento:

1. ESCRIBIR. El primer paso consiste en escribir lo que piensas sobre una situación que te provoque estrés. Puede ser sobre alguien a quien no hayas perdonado totalmente, sobre el comportamiento de alguien que te molesta o sobre lo que quieras. Es importante que seas muy sincera y que seas clara y directa. Utiliza frases cortas y sencillas.Puedes seguir la hoja de ruta que propone la autora aquí.

2. INDAGAR. Consiste en someter cada afirmación del ejercicio anterior a la prueba de 4 preguntas. Tomando el mismo ejemplo que la autora, podríamos partir de la frase: No me gusta Paul porque no me escucha. ¿Es eso verdad? Pregúntate si es verdad cada una de las afirmaciones que haga. ¿Es verdad que Paul no me escucha? (puedes incluso burlarte un poco del pensamiento que provoca el sufrimiento). ¿Tienes absoluta certeza de que eso es verdad?, ¿tengo la absoluta certeza de que Paul no me escucha?, ¿puedo saber realmente si una persona está escuchando o no?. ¿Cómo reaccionas cuando tienes ese pensamiento?, ¿cómo reaccionas cuando piensas que Paul no te escucha?, ¿cómo le tratas? ¿Qué resulta más doloroso el pensamiento o el hecho en sí?, ¿Quién serías sin ese pensamiento? Imagínate en presencia de la persona sobre la que has escrito cuando está haciendo lo que tú crees que no debería hacer. ¿De qué manera cambiaría tu vida en la misma situación pero sin ese pensamiento? Considera quién serías si fueses capaz de no pensar que Paul no te escucha. ¿Quién serías sin esta historia en la que te consideras una víctima?

La idea es que sigas este proceso con cada una de las afirmaciones que habrás escrito en el primer ejercicio.

3. INVERTIR. Consiste en experimentar lo opuesto a lo que consideras que es verdad, de esta manera verás que todo lo que crees que es verdad es simplemente una interpretación tuya de la realidad.

La inversión podría ser: No me gusto a mí misma porque no escucho a Paul. ¿Eso es verdad para ti? Si no, podrías buscar otras, por ejemplo: No me gusto porque no me escucho a mí misma.

Los demás son tu imagen reflejada en un espejo: tu propio pensamiento vuelve a ti. Byron Katie

4. ACCIÓN. Llegar al punto 3 puedes considerarlo un éxito, pero realmente el proceso no quedará completo hasta que pases a la acción. Una vez te das cuenta de que puede que hayas sido injusta con otra persona, puedes hacerle saber lo difícil haber pasado por ello. Piensa en la manera que te sea cómoda a ti.

Pienso que El Trabajo es un método muy bueno y fácil de aplicar para cualquiera que tenga ganas de mejorar su calidad de vida. Al principio puede ser un poco complicado encontrar el tiempo para hacerlo pero pienso que vale la pena. En seguida te haces con el modelo y por intentarlo no se pierde nada, ¿verdad?

Entonces, ¿qué eliges? O bien te apegas a tus pensamientos o bien indagas en ellos, ¿con qué te quedas?, ¿sufrir o vivir?

cambiaralosdemas-01

*Si te ha gustado el artículo y quieres profundizar en el método puedes conseguir ‘Amar lo que es’ en formato digital aquí . Es un link afiliado por lo que si haces clic Anna se beneficiará de un pequeño porcentaje sin que ello afecte al precio del producto, si no puedes adquirirlo en amazon directamente.

Han comentado...

  1. Gracias!! Yo llevo un tiempo responsabilizándome de mí misma, de mi vida y de lo que me pasa, y la verdad, aunque es un trabajo árduo, merece muchísimo la pena el saber que tu felicidad o tu sufrimiento depende sólo de ti. Sigo trabajando…
    Saludos de una bimalamadre desde Bélgica!

  2. Gracias!! Yo llevo un tiempo responsabilizándome de mí misma, de mi vida y de lo que me pasa, y la verdad, aunque es un trabajo árduo, merece muchísimo la pena el saber que tu felicidad o tu sufrimiento depende sólo de ti. Sigo trabajando…
    Saludos de una bimalamadre desde Bélgica!

  3. Gracias por este articulo, Anna!
    Aquí malamadre expatriada en Beirut con dos niños pequeños…la verdad es que cuando las situaciones se vuelven complicadas siempre tendemos a echar la culpa a los demás. A veces el estrés de estar lejos de familia y amigos, la vida en una ciudad difícil, te hacen ver solo el lado negativo de las cosas. El secreto está en darse cuenta a tiempo, aprender a relativizar y sobre todo intentar buscar siempre el lado positivo de las cosas aunque a veces cueste!

  4. Gracias por este articulo, Anna!
    Aquí malamadre expatriada en Beirut con dos niños pequeños…la verdad es que cuando las situaciones se vuelven complicadas siempre tendemos a echar la culpa a los demás. A veces el estrés de estar lejos de familia y amigos, la vida en una ciudad difícil, te hacen ver solo el lado negativo de las cosas. El secreto está en darse cuenta a tiempo, aprender a relativizar y sobre todo intentar buscar siempre el lado positivo de las cosas aunque a veces cueste!

  5. Que interesante, Anna! Yo expatriada en Malasia desde ni me acuerdo…y he de decir que la teoria de Katie se parece mucho a uno de los pirncipios budistas del deseo (o lo que esperamos de lo que nos rodea) lleva al sufrimiento. Lo pongo en practica ya!Yo FELIZ Y ZEN

  6. Que interesante, Anna! Yo expatriada en Malasia desde ni me acuerdo…y he de decir que la teoria de Katie se parece mucho a uno de los pirncipios budistas del deseo (o lo que esperamos de lo que nos rodea) lleva al sufrimiento. Lo pongo en practica ya!Yo FELIZ Y ZEN

  7. Muy acertados estos pasos Los pondré en práctica!! Saludos de una malamadre venezolana!!

  8. Muy acertados estos pasos Los pondré en práctica!! Saludos de una malamadre venezolana!!

  9. Acabo de descubrir que soy una malamadre expatriada (en Los Países Bajos)…de manual!!!
    Procuro ver el lado positivo en todo pero después de 3 años y medio la añoranza es muuuy fuerte y la balanza siempre se inclina para el mismo lado, el de mi tierra. Supongo que a mis cuarenta y tantos, la nueva vida me ha pillado ya mayor;)

  10. Como bimaladre venezolana, expatriada en España, prefiero seguir intentando ser feliz, dejar de sufrir y no morir en el intento. Gracias por los consejos!

  11. Como bimaladre venezolana, expatriada en España, prefiero seguir intentando ser feliz, dejar de sufrir y no morir en el intento. Gracias por los consejos!

  12. Soy madre expatriada en Chile con dos hijos, ya va hacer 2 años. La decisión de venir fue tomada con ilusión y ganas de vivir una bonita experiencia en familia después de estar separados durante 4 años, mi pequeño tiene 6. Mi adaptación fue rápida, me gusta vivir aquí, y aunque he buscado el trabajo, no ha habido posibilidades, pero tampoco me ha creado drama. Ahora, esto se ha convertido en mi peor pesadilla y mayor sufrimiento, al año de llegar mi marido me dijo que ya no quería estar conmigo, y en mi lucha por mantener la familia unida ya que ese fue el objetivo de esta aventura, aquí me hayo aún, deseando volver a mi país con mis hijos, y con la gente que me quiere, ya que aquí el que debería cuidarme y quererme, se ha ocupado de otra.
    Por mucho que escriba, indague e invierta mis pensamientos no puedo dejar de culpar a la persona que me esta haciendo sufrir y someterme a tal engaño.
    Buscar el lado positivo, es difícil después de 23 años juntos, idas y venidas, dedicarme por completo a mi marido e hijos y encontrarme aquí, lejos de todo, con un engaño de tiempo y traído de nuestro país.
    Responsabilizarme, ya lo hace él por mí.
    Un buen tema para un artículo seria la crisis de los 40 en los hombres, como volverse loco y volver a los 20.
    Esta es mi gran experiencia como expatriada, espero dejar de serlo muy pronto y poder rehacer mi vida con mis hijos, en mi país y retomar esa vida laboral de comienzos y parones por su carrera profesional y por el proyecto en común de formar una familia. Ahora mi tarea, será buscar empleo a toda costa para poder olvidar y salir adelante.
    Gracias por estos artículos y por compartir vivencias, la mía no es muy bonita.

  13. Soy madre expatriada en Chile con dos hijos, ya va hacer 2 años. La decisión de venir fue tomada con ilusión y ganas de vivir una bonita experiencia en familia después de estar separados durante 4 años, mi pequeño tiene 6. Mi adaptación fue rápida, me gusta vivir aquí, y aunque he buscado el trabajo, no ha habido posibilidades, pero tampoco me ha creado drama. Ahora, esto se ha convertido en mi peor pesadilla y mayor sufrimiento, al año de llegar mi marido me dijo que ya no quería estar conmigo, y en mi lucha por mantener la familia unida ya que ese fue el objetivo de esta aventura, aquí me hayo aún, deseando volver a mi país con mis hijos, y con la gente que me quiere, ya que aquí el que debería cuidarme y quererme, se ha ocupado de otra.
    Por mucho que escriba, indague e invierta mis pensamientos no puedo dejar de culpar a la persona que me esta haciendo sufrir y someterme a tal engaño.
    Buscar el lado positivo, es difícil después de 23 años juntos, idas y venidas, dedicarme por completo a mi marido e hijos y encontrarme aquí, lejos de todo, con un engaño de tiempo y traído de nuestro país.
    Responsabilizarme, ya lo hace él por mí.
    Un buen tema para un artículo seria la crisis de los 40 en los hombres, como volverse loco y volver a los 20.
    Esta es mi gran experiencia como expatriada, espero dejar de serlo muy pronto y poder rehacer mi vida con mis hijos, en mi país y retomar esa vida laboral de comienzos y parones por su carrera profesional y por el proyecto en común de formar una familia. Ahora mi tarea, será buscar empleo a toda costa para poder olvidar y salir adelante.
    Gracias por estos artículos y por compartir vivencias, la mía no es muy bonita.

    1. Hola, tu mensaje es de hace tres años pero mi situación es similar y me siento muy identificada .
      Llevo 5 años en Usa, tres niños y mi marido se fue y me pide divorcio lis dos últimos años Hasán sido malos, tengo que tomar una decisión irme con mis hijos si el me deja claro y luchar por ello o quedarme para que nuestros hijos se críen con los dos y enfrentarme a vivir en un país que no es el mío y empezar de 0 profesionalmente.
      Espero que consiguieses volver y empezar una nueva vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más