¿Qué quieres encontrar?

38
Malasmadres expatriadas: plan de ruta para vivir feliz

Malasmadres expatriadas: plan de ruta para vivir feliz

Ya tenemos ganadora de la sesión de coaching con Anna Fargas. Lo hemos sorteado por Mr. Random y es Loli con el comentario número 14.

El miedo a equivocarte es, sin duda, uno de las preocupaciones que ensombrecen una decisión como la irte a vivir a otro país, aceptar ese cambio y sentirte culpable de que pueda provocar un caos en el orden que ya tenías establecido. Es algo normal y nos lo explica hoy nuestra colaboradora y coach para expatriadas Anna Fargas. ¿Qué podemos hacer entonces? Confiar en nuestros valores. ¿Quieres saber cómo? No te pierdas el post de hoy y lee hasta el final que Anna sortea una sesión de coaching.

Malasmadres-Anna-Fargas

* Podéis seguirla en @annafargas

Si me sigues desde hace algún tiempo sabrás de sobra que mis tres años en París de expatriada fueron un éxito, ¿quieres saber por qué?

Gandhi dice que la felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos. Y eso fue exactamente lo que hice en París, aunque no fuese muy consciente de ello.

Algo que me encanta de mi trabajo es que siempre estoy trabajando en la línea del crecimiento personal y me gusta ver las cosas con perspectiva cuando pasa algún tiempo y analizar el por qué las cosas fueron bien o no tan bien.

Tomar la decisión de irte a vivir a otro país puede llegar a ser muy complicada, y si no tienes claros todos los daños colaterales, muchísimo más. Siempre repito que renunciar a tu vida por otra persona puede ser un arma de doble filo.

Hoy quiero hablarte de valores, de lo importantes que son en la vida y más cuando tomas la decisión de expatriarte. Yo no había oído nunca hablar de ellos, más allá del valor de la amistad, la honestidad, etc. Y, si es verdad que tomé la decisión de irme sin tenerlos en cuenta, pero tuve la buena suerte de que mis valores estaban totalmente alineados con la decisión que tomé y ahora estoy segura de que ese fue el secreto de mi éxito.

Te pondré otro ejemplo.

Hace algunos días tomaba un café con una amiga y me contaba lo difícil que era para ella tomar decisiones respecto a algunas cuestiones importantes en su vida. El miedo a equivocarse, el no saber exactamente lo que quería y la presión del entorno familiar no le permitían poder decidir y eso le causaba un estrés enorme. Incluso llegó a decirme que le encantaría poder pagar a alguien para que le dijese lo que tenía que hacer.

Muchas veces buscamos la respuesta en el otro porque somos incapaces de decidir algo. Pensamos que otra persona con más experiencia que nosotros, nos va a ayudar a tomar la decisión adecuada; cuando en realidad, las únicas personas que puede tomar decisiones buenas sobre nuestra vida, somos nosotros.

Seguro que te sientes identificada con lo que le pasó a mi amiga. A mi me había pasado muchísimas veces. Buscaba en personas cercanas la solución a mis problemas.

¿Te has parado a pensar a quién recorres o qué piensas cuando tienes que tomar una decisión?, ¿te imaginas como sería poner en manos de otro la decisión de irte a vivir a otro país?

En el pasado tuve una época de confusión. Cada vez que tenía que cambiar de trabajo, la única cosa que tenía en cuenta en mi decisión era mi CV. En aquellos años tener un buen CV para encontrar un trabajo mejor era mi máxima prioridad. Nunca me planteaba si el trabajo me iba a gustar más o menos y le daba más importancia a la empresa para la que iba a trabajar y todas las puertas que se abrirían al trabajar aquí o allí.

Ahora me doy cuenta de lo equivocada que estaba y entiendo el por qué de mi vacío interior. Sentía que nada de lo que hacía tenía sentido y trabajaba sin ganas e ilusión, sintiendo que eso era lo que “tocaba” y que no había otra opción.

Por eso siempre digo que el Coaching me cambió la vida, pero no el Coaching en sí, si no las herramientas que me proporcionó mi formación. Fue allí cuando empecé a trabajar en mis valores y la verdad es que hay un antes y un después en mi vida.

Hemos oído hablar de lo importantes que son los valores a lo largo de toda nuestra vida. Desde pequeños nos dicen que valores como la honradez, respeto, integridad, honestidad, etc. nos dicen que son imprescindibles para ser buena persona. Dicho así, parece que todos tenemos que tener los mimos valores, ¿verdad? Pensaba en los valores como algo que tenemos todos y, aunque podían variar entre unos u otros, lo veía en un sentido mucho más amplio.

Me di cuenta de que a parte de la honradez, la disciplina o responsabilidad había muchísimos valores y que lo importante no era ser íntegro en la vida, como de alguna manera me habían inculcado. Me di cuenta de que lo realmente revelador era encontrar mis valores y vivir acorde a ellos.

Recuerdo con mucho cariño el momento en el que descubrí que unos de los valores fundamentales para mi era la libertad. Entonces entendí el por qué me había sentido “ahogada” en muchos momentos de mi vida y empecé a ser mucho más consciente de aquellas situaciones en las que sentía que estaba honrando o no este valor.

¿Por qué es tan importante vivir honrando tus valores?

Porque cuando clarificas tus valores aprendes más acerca de aquello que te motiva, de lo que es importante y no lo es. Se trata de descubrir aquello que es verdaderamente esencial para ti en la vida, para tu estabilidad emocional y tu bienestar.

Evidentemente puedes vivir toda tu vida sin prestar atención a tus valores y no te pasará nada grabe, pero si sientes que tu vida podría ser mejor, que hay veces en las que no le encuentras sentido a tu rutina diaria y sientes un vacío que no sabes como explicar, es que probablemente estés viviendo sin honrar tus valores.

Los seres humanos estamos más entrenados para sufrir que para triunfar, por lo que somos capaces de superar mejor la frustración que asimilar el éxito. Esto puede durar algún tiempo pero al final, llega un día en el que sientes que ya no tiene sentido seguir así…

¿CONOCES LA FÁBULA DEL PERRO Y EL CLAVO?

Si te encuentras en una situación parecida, en la que no eres infeliz pero no eres feliz del todo, quizás ha llegado el momento de empezar a trabajar en tus valores. Muchas veces esperamos hasta que llegamos al límite, cuando explotas y ya no hay otra que empezar a ver de dónde viene tu tristeza.

Desde que tengo claros mis valores recurro a ellos con mucha frecuencia y cuando siento que algo no va bien, normalmente es porque no estoy honrándolos.

Cuando llegamos a Barcelona después de los 3 años en París me agobié un poco. Ya te conté que adaptarme a la vuelta fue mucho peor que cuando llegué allí. Sentí que me era muy complicado ocuparme de casa, encontrar las horas para trabajar y dedicar tiempo a Chloe como lo había hecho hasta entonces.

Tuve un momento de debilidad en el que estuve a punto de volver a trabajar en Publicidad y olvidarme de todos los dolores de cabeza que implica trabajar por tu cuenta. Las personas de mi alrededor me decían que volviese a la Publi, era lo más fácil. Por suerte tuve mis valores muy presentes y supe que lo que parecía una solución hubiese sido un fracaso.

Te recomiendo tener tus valores trabajados porque te serán de gran utilidad a lo largo de tu vida. Es importante que trabajes los tuyos propios porque muchas veces al hacerlo por primera vez decimos valores que nos han inculcado de pequeños. Lo importante es tener los tuyos y saber el por qué de cada decisión que tomas en tu vida. Estando expatriada es muy importante tener tus valores claros porque cuando toque un cambio de país, de trabajo, etc. será imprescindible tenerlos como mapa de ruta.

Y vosotras malasmadres expatriadas, ¿cómo crees que podría beneficiarte en tu vida ser consciente de tus valores?, ¿hay alguna situación en la que no los hayas tenido en cuenta y cómo te ha afectado?

Cuéntanos y entrarás en un sorteo de una sesión de coaching. Sólo tienes que seguir a Anna Fargas en facebook y dejar tu comentario en el post de hoy.

¡ESTAMOS EN MÁLAGA!

Esta semana estamos en #tierrasanta para celebrar el día de la Mujer en dos eventos geniales:

HOY, JUEVES 10 DE MARZO: Taller de conciliación. En Coín a las 18 horas. Para apuntaros tenéis que mandar un e mail a igualdad@malaga.es. ¡Aún estáis a tiempo!

VIERNES 11 DE MARZO: Evento Málaga Blogging. En CAC Málaga todo el día. Mi charla es a las 9:30 y por la tarde firma de libros.

Deseando conoceros a todas las malasmadres malagueñas. Yeah!

 

Han comentado...

  1. Precisamente el haber hecho caso a los consejos de los demás me ha apartado de lo que ahora sé hubiera sido el camino correcto para mí. Ahora sigo mi intuición y aunque escucho los consejos porque te dan una visión más amplia y desde fuera, hago lo que me parece y me siento mucho más libre. También he vivido en el extranjero y como lo que eres es lo que te llevas a todas partes, era el mismo perro con distinto collar… Ahora, más vieja y más pelleja, el caso no es equivocarse sino salir airoso a pesar de ello.

  2. El problema es cuando los valores no dan de comer. He estado en el extranjero y al volver aquí veo que no encajo porque los valores con los que me he formado fuera no aplican en España. Esto es una jungla y la moral en general es bastante bajuna. Aaaay, aunque no lo parezca soy una persona bastante positiva, recibo y recibo pero no me tumban! 🙂 Es el hartazgo de este teatro. Me gusta tu post y quiero creer en él pero desde luego, no es mi experiencia … pero estoy en ello 😀

    1. ¡Hola Meritxell!

      A veces cuesta, tienes toda la razón… pero pienso que siempre es peor ir en contra de tus valores. ¡A seguir luchando!

      Un abrazo fuerte y suerte!
      Anna

    2. Hola Meritxell. Me he sentido totalmente identificada con tu post y con lo que dices de encajar y los valores que se manejan aquí. Yo nací y viví en Suiza, durante 19 años. Ahora ya llevo otros 19 años aquí, sin embargo sigo sintiendo que no encajo y que mis valores, nada tienen que ver con lo que aquí uno se encuentra. Feliz fin de semana.

  3. Estoy en pleno proceso de adaptación a mis valores. He tomado decisiones en los últimos meses, rompiendo con aquello que me impedía vivir conforme a ellos y ahora mismo me preparo para etapa expat. Así que estoy completamente de acuerdo contigo. Ser honesto con uno mismo y trabajar para dormir con la conciencia tranquila. Ese es mi camino para conseguir ser feliz.

    Me ha encantado
    Paula

  4. Me gusta tu post y leí otro tuyo no hace mucho tiempo…he aquí una expatriada en Gante (Bélgica) desde hace 7 años y malamadre expatriada desde hace casi 3 que cumplirá mi hijo mayor en mayo..
    Tu post me remueve, lo de los valores es algo que resuena en mi conciencia desde hace tiempo… y como dices igual no los estoy honrando..claramente algunos no…y de ahí lo del vacío interior..aquí estoy bien, no soy infeliz..pero pienso un día sí y casi otro también en el modo de volver…y ahora que estoy en casa con mi hija peque (4 meses) pues más…en pleno proceso me pillas. Me ha encantado el post y me siento reflejada…
    Besillos!

    1. ¡Hola M Angeles!

      La verdad es que a veces es difícil, pero aunque a veces no podamos honrarlos al 100% siempre podemos hacer algo para acercanos un poquito más y sentirnos un poco mejor.

      Mucha suerte en el sorteo!
      Un abrazo
      Anna

  5. Vivo hace 4 anos en Inglaterra. Deje mi trabajo y mi casa por mi novio (hoy mi marido y padre de mi buenahija). Todo el mundo me Décia que era una locura pues nos conocíamos hace poco. Todos estaban en contra de ese cambio en mi vida (yo no hablaba casi ingles). Soy una persona que cree en el amor, en la aventura, y sobretodo en mi misma. Yo quería ese cambio, sabia que tendría que encontrar un trabajo en lo que fuera, haciendo cualquier cosa, y dedicar unos anos a aprender ingles antes de poder volver a tener un puesto de trabajo en lo mio (también publicidad). Seguí mi corazón que me decía que era una aventura que tenia que vivir, y fue lo mejor que he hecho en mi vida. Hoy, 4 anos después, tengo un trabajo que me gusta en lo mio, y sobretodo, tengo una preciosa familia. He basado todas las decisiones de mi vida en mis valores. Soy divorciada, y me divorcie de mi primer marido justamente por que tenia claro mis valores, que quería de mi vida, y que quería ser feliz, aun que con esa decision pasara uno de los momentos mas duros y perdiera a muchos amigos por el camino. Cambie mi país por un novio por mis valores, por que sentía que era la persona (con lo bueno y con lo malo) y por que sabia que quien no arriesga no gana. Estoy al 100% de acuerdo con tu post. Hay que tener valores, luchar por ellos y guiarse por el corazón y no solo por la razón. Y así se encuentra la felicidad.

    1. ¡Hola Lu!

      ¡Muchísimas gracias por compartir! Un claro ejemplo de vivir acorde a los valores. Está claro que no quiere decir que todo sea fácil pero te sientes mejor 😉

      Un abrazo Lu! Suerte!
      Anna

  6. Yo soy expatriada bis. 5 años en Alemania y casi 5 en Italia. En mi caso mis valores han sido clave en todas mis decisiones y si, conocerlos y aplicarlos a mi modo de vivir me ha permitido hasta ahora hacerlo con coherencia y no sentirme nunca mal por “traicionar” mis valores. Digamos que estoy tranquila, si fallo en algo, sé que almenos he fallado coerentemente y no tengo que pensar “…y si..? ”
    Soy malamadre bis, en julio tris. Mi valor principal es obligarme a enamorarme y disfrutar de cualquier cosa esté haciendo, de cualquier lugar en el que esté viviendo y de cualquier etapa por la que esté pasando. Yo intento disfrutar de cada etapa de mi vida en ese momento, sea elegida o circunstancial. Ahora que soy madre disfruto de ello sin pensar en las libertades que tenía antes; soy ama de casa y lo disfruto sin que me agobie el haber dejado mi carrera en una multinacional y me adapté con alegría a la improvisación y caos italianos después de dejar la super organización alemana. Yo intento hacerlo todo con mucha motivación. Cuando decidí ser ama de casa mi entorno se sorprendió, pero a la que me vieron hacer menús semanales con la precisión de una linea de produccion, excels de gastos y control de costes del hogar y organizar las tareas y reparaciones de la casa por miniproyectos se les pasó el susto. Estoy criando a los niños en casa desde hace 3 años (yo que decía que a los tres meses a la guarde!!) y me divierto con ello. Y cuando no me divierto o me aburro, me obligo a disfrutar de esta etapa añadiendo lo que me falta: estudiando un libro si me siento poco estimulada o escribiendo comentarios en fb si necesito interactuar con adultos! Para mi ese es el secreto. Añadir pequeñas dosis de lo que creemos que nos falta o hechamos de menos en ese momento. No se puede tener todo, las malasmadres lo sabemos bien. Tenemos que valorar lo que tenemos pero sin resignarnos.

    1. ¡Hola Clara!

      ¡Me ha encantado tu experiencia! Es un claro ejemplo de aplicar tus valores a cada cosa! Y te felicito por haber sido capaz de hacerlo, muchas veces es muy complicado!

      Mil gracias por compartir!
      Un abrazo enorme!
      Anna

  7. Me ha encantado el post de hoy! Hace más de 5 años que vivo en Italia..de hecho desde los 18 años he vivido siempre fuera entre Londres, Itlaia y a periodos he vuelto a BArcelona, pero por corto tiempo.
    Ahora parece que estoy contenta con mi vida, aunque a veces me pasa lo que comentas en el post, me siento un poco vacía, y no se si es la falta de amistades (que aun no he logrado encontrar aquí) o si simplemente es algo que tiene que ver conmigo. Me interesa saber como hago para detectar mis valores!!! que me aconsejas?

    Gracias!!!! Y felicidades por tu post!

    PD. Mi hija también se llama Chloe, también soy de Bcn y he trabajado en Publicidad!! Que coincidencia!!! 🙂

    1. ¡Hola Ainara!

      ¡Madre mía! ¡Qué casualidad! Te recomiendo que leas los ejercicios que puedes descargar en el link. A veces cuesta reconocerlos pero si te escuchas a ti misma seguro que sabes encontrarlo. En mi caso, uno de mis valores es la aventura, por lo que en París me era más fácil honrarlo… ahora al volver a BCN tengo que estar más en guardia para seguir honrando este valor. Al principio cuesta un poquito pero después lo harás de forma inconcsciente.

      Mucha suerte en el sorteo!
      Besazo
      Anna

  8. Este post llegó a mi en el momento perfecto. Estoy en medio de esa decisión de irme a vivir a otro país. Fue fácil tomar la decisión pero no se si por las razones correctas. Me gustaría poder tener ese mapa o ruta planeada donde mis valores son los que me guían pero no lo tengo claro aún. Me encuentro muy decidida a mudarme a pesar de todos los obstáculos pero me sigue a todas partes una vocecita preguntándome si es lo correcto para mi y mi familia. Y sobre todo si tendré exito

    1. Por muy meditada que tengamos una decisión creo que es inevitable oir esa vocecita que nos pregunta si estamos realmente seguros de lo que vamos a hacer. Es como un freno de mano, que en algunas ocasiones puede evitarte un accidente pero en otras impedirte que arranques. Si quieres un consejo de una que ha emigrado dos veces, no te vayas pensando que es para siempre o que no podrás volver nunca atrás, pero tampoco te mudes con la idea ya de volver. En cuanto al éxito nadie puede preveer el futuro, pero decirte que éste depende en gran medida de nosotras mismas, nuestro trabajo, empeño y actitud. El resto es circunstancial. No veas el éxito como un todo sino como un conjunto de pequeños logros. Celebra todos y cada uno de tus logros por pequeño que te parezca (cada palabra aprendida, cada iter admininistrativo y burocrático resuelto por ti misma, cada persona conocida, cada contratiempo superado y cada situación afrontada con mejor o peor resultado) y empezarás a sentirte una persona con éxito, independientemente de qua hayas o no todavía alcanzado el objetivo que te hayas fijado. Muchos ánimos

    2. ¡Hola Nerddy!

      El miedo es inevitable pero no tiene por qué significar un fracaso… ¿Qué sería el éxito para ti? Es interesante que lo definas y lo tengas claro. Estoy segura de que las palabras de Clara también te han ayudado mucho. Te recomiendo que hagas el ejercicio de los valores para asegurarte de que los que tienes en mente son los tuyos propios y a partir de aquí veas si vas en la dirección corecta.

      Un abrazo enorme y muchísima suerte en el sorteo.
      Anna

  9. Buenos días a todas.
    Yo no soy expatriada. Pero soy madre de tres niños y ha sido increíble q precisamente habléis de los cambios en nuestra vida. Llevo un tiempo insatisfecha, no ocurre nada grave en mi vida. No hay nada q vaya fatal o me haga sufrir. Simplemente siento q me falta algo, q tiene q haber algo más. Últimamente he buscado información acerca de los coach. Siento q necesito un cambio, tomar las riendas y hacer cambios. En fin, estoy confusa…..
    Os mantendré al tanto de mis decisiones, espero seguir mis valores y acertar. Un abrazo, a mí me ayudáis mucho, la verdad.

    1. ¡Hola Sonia!

      Muchas gracias por compartir. La verdad es que lo más difícil es darse cuenta de que algo no va bien, ahora sólo te falta encontrar el qué 😉 Hacer el ejercicio de valores te servirá para poner en orden algunas cosas. A veces es tan sencillo como responder a la pregunta: ¿Cómo podría mejorar mi vida? Espero que tengas mucha suerte en el sorteo!!

      Un abrazo enorme!
      Anna

      Pd. Si quieres info sobre mis servicios de Coaching o hacer una sesión informativa gratis, puedes ponerte en contacto conmigo.

  10. Qué bueno compartir experiencias con malas madres expatriadas! Yo hace 7 anhos que vivo y trabajo en América Latina (Brasil y Argentina) y este verano regresamos a Barcelona. Será el momento de volverse a reiventar como familia y somos conscientes que no será fácil. Anteriormente vivimos 3 anhos fuera y la vuelta fue muy dura (ya dicen que la expatriación más difícil es la de volver a tu país). Mi buenhijo ya tiene 10 anhos y por primera vez está reacio al cambio porque para él Espanha no es su país 100% y encuentra a los europeos poco cálidos, je, je! Por suerte, los valores de cada uno de nosotros y los de la familia creo que siempre han sido muy coherentes y espero que eso nos dé la fuerza necesaria para vivir este nuevo reto super positivamente! Nos vemos en Barcelona;-)

    1. ¡Hola Marta!

      Te deseo mucha suerte en tu vuelta. La verdad es que a mi me ha costado muchísimo la adaptación a Barcelona. Es una sensación rara pero poco a poco todo se va poniendo en su sitio.

      Te mando un abrazo enorme!
      Anna

  11. En la vida por mucho que planees las cosas y quererlas tener bajo control siémpre surgen imprevistos, así que lo mejor es llevar un orden desordenádo, equivocàrte y si es por ti misma mucho mejor. Considero que cada equivocación en la vida es un aprendizaje y de esos errores aprender hacer una lectura positiva.
    Las cosas desconocidas dan miedo, pero una vez puesta a ellas son mucho más faciles día a día
    Ser diferente no es malo, al contrario, enriquece siempre a tu persona, aunque creas que eres la única que ves las cosas de manera diferente a la gran mayoría. No tengas prejucios, esta bien escuchar consejos pero la ultima decisión la tienes que tomar tú, aun siendo la que nadie apoye, pq como bien he puesto antes, equivocarse por una misma es de sabias, te lo dice una que es madre soltera y que el rol tradicional de la sociedad se lo pone muy difícil.
    Las mochilas pesadas a la espálda, te condicionan mucho la vida y nunca dejan moverte con libertad, así que deja tu mochila, se tú misma, y lucha por lo que realmente te haga feliz.

  12. Me viene que al pelo el post de hoy .Desde hace un tiempo me ronda la cabeza marcharme, tengo dos niños , pero no sé por dónde comenzar
    Y dado que dices que hay que honrar nuestros valores, a mí me gustaría saber como empiezo a saber cuáles son los míos reales ???.como se deliberen y se trabajan?????
    Muchas gracias

    1. ¡Hola Loli!

      He creado un mapa de ruta para que puedas trabajarlos por tu cuenta. Verás que está todo muy bien explicado, paso a paso. Si ves que te cuesta, puedes escribirme sin problema.

      Te mando un abrazo fuerte y suerte en el sorteo!
      Anna

  13. Un tema muy interesante y que da mucho que pensar. Llevo 5 años viviendo en Brasil y tengo una buenahija de 9 meses, brasileña 100%. Deseando volver a vivir en España pero eso sí sin dejar de disfrutar ni un minuto mi vida y mi familia aquí. Muy identificada con ese vacío y esa falta de libertad que comentas, en algunos momentos..también a veces los comentarios de los demás no ayudan mucho a reforzar o sentirte bien con tus decisiones, yo me harte de explicar para todo el mundo mi decisión de tener mi hija en Brasil y no en España teniendo la opción ..Y me cansé de escuchar consejos sobre el tema!!!

    1. ¡Hola Helen!

      La verdad es que muchas veces no vale la pena perder tiempo dando explicaciones. Es muy difícil convencer a alguien de que tu idea es la correcta, ¿qué más da? Mientras tu estes convencida de ello, el resto no importa. Acaba siendo un desgaste mental enorme… ¡Te deseo muchísima suerte Helen!

      Un abrazo enorme,
      Anna

  14. Me ha encantado el post! Me ha parecido súper interesante! Yo he vivido en Francia, Italia y ahora Inglaterra y la verdad es que veo CLAVE lo que dices. Creo que salir de tu zona de confort y tener un lienzo en blanco (sin manías, sin costumbres, sin ataduras) te da la oportunidad de escucharte y poder llevar las riendas de tu vida (aunque al principio cuesta, para mí es una experiencia súper enriquecedora). Os animo a Todas a salir de vuestra zona de confort!!! Muchas gracias por el post!

    1. ¡Hola Isabel!

      Me alegro mucho de que te haya gustado! Realmente es lo que tu dices, intentar verlo como una oportunidad en lugar de un problema. Un abrazo fuerte,
      Anna

  15. Me ha encantado leerte. Yo también fui una malamadre expatriada y también me costó más la vuelta de USA a Madrid que el dejar antes mi trabajo e irme. Cada vez miro más mus valores y lo que yo creo que debo hacer y no los de otros, y efectivamente, eso me hace sentir mejor.
    Un abrazo fuerte, te seguiré a partir de ahora

  16. Después de vivir 3 años expatriada debido al trabajo de mi marido, y tras 6 meses de vuelta en mi ciudad natal, surgió de nuevo la oportunidad de viajar.
    Mis años expatriada han sido los mejores años de mi vida, liberada totalmente y disfrutando realmente de mi familia.

    Hace 1 mes volvimos a trasladar nuestra casa y nuestra familia a otro país y tras un ataque de pánico y ansiedad, yo y mi hija hemos tenido que volver a casa.

    No entiendo muy bien qué es lo que ha pasado, Pero quiero poner remedio a esta situación ya que quiero volver a ser la que era hace 7 meses….

    1. ¡Hola Sonia!

      ¡Mucho ánimo!El camino no siempre es fácil pero lo importante es darse cuenta de lo que va mal para ponerle remedio. No dudes en pedir ayuda si la necesitas.

      Un abrazo enorme y mucho ánimo!
      Anna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más