¿Qué quieres encontrar?

44
Mamá, ¿de dónde vienen los niños?

Mamá, ¿de dónde vienen los niños?

La buenahija ha cumplido 3 años en diciembre y me temo lo peor después de este post de nuestra sexóloga particular. Pero ella aún no me ha preguntado de dónde vienen los niños o cómo ha llegado a mi bombo su hermanita. Mientras pienso si es mejor decirle, llegado el momento, que su hermanita ha venido de París o que la trajo una cigüeña y que el bombo eran gases o un espejismo, lo que si me ha dicho esta Navidad cada vez que me daba “un bezito” es “Mamá, la gente se da besos así…” y simulaba besos de pasión en el aire. Después de la carcajada inicial, lo único que se me ocurrió decir es “sí, pero eso lo hacen los mayores, hija, no los niños”… Está claro que vendrán más preguntas o situaciones comprometidas, pero seguro que Arancha nos ayuda a salir airosas de ellas o al menos intentarlo. Os dejo con ella. ¡Genial post!

Malasmadres_sexologa
*Podéis seguirla en @atajou y en la web de Sexorum.

Es domingo por la mañana, vergonzosamente pronto, y estás desayunando con el buenhijo. A esas horas de la mañana tu cerebro no da más que para extender la mantequilla en la tostada, pero el buenhijo tiene ya la cabeza funcionando al 100%.

-Mamá, ¿cómo se ha metido el bebé en la barriga de la tía Andrea?

Del sobresalto, la tostada se ha caído al suelo cumpliendo fielmente la ley de Murphy. Mientras te agachas a recogerla con los ojos como platos vas pensando posibles respuestas. ¿Qué te dijo a ti la buenaabuela en su día? Lo de la cigüeña está descartado ¿no?… Mejor algo de flores y abejitas…

¿Qué hacer cuando nos hacen una pregunta de este tipo?

Las preguntas suelen aparecer a partir de los 3 años. Y aunque sean preguntas para las que sabemos la respuesta, nos descoloca explicárselo a los buenoshijos. Y es que los temas relacionados con los sexos, es decir, con los hombres, las mujeres y las relaciones que se establecen entre ellos, nos remueven a nosotros, los adultos.

Un consejo típico para hablar de estos temas con los niños es ser natural. Y parece que la única manera de ser natural es no ponerse colorada y hablar de amores, desamores, atracciones, tocamientos, y (sí, también) de penes y vaginas como si habláramos del último juguete que les han regalado o de si prefieren ir al parque o ver una peli.

Pero ser natural es ser como te salga. Acuérdate de lo que pasa cuando te van a hacer una foto y te dicen: “no poses, sé natural” (y tú les haces caso). Luego cuando te ves, has salido con los ojos medio cerrados y la boca abierta de par en par como si estuvieras enseñándole las muelas del juicio al dentista.

Algo parecido pasa cuando eres natural contestando preguntas que te descolocan: te da vergüenza, te pones rojas, tartamudeas y haces frases llenas de coletillas (Pues, el bebé… ehh, se metió ahí así, cuando era pequeño, eso, sí, muy pequeñito). Y no pasa nada.

Cuando titubeamos o nos da corte hablar de algo, les estamos enseñando a nuestros buenoshijos que el titubeo y el corte no hay que esconderlos. Que todo el mundo lo tiene, aunque sea por diferentes razones, incluidos ellos y nosotras.

Otras cosas a tener en cuenta

Si les mentimos más tarde o más temprano descubrirán la verdad y nos convertiremos en una fuente de información ‘poco fiable’ y por lo tanto, dejarán de preguntarnos. Los buenoshijos suelen tener la habilidad de hacer sus preguntas en los momentos y lugares más inoportunos, por ejemplo cuando tenemos de visita a la buenabisabuela o vamos en el autobús, lleno hasta los topes, de camino al colegio. Si les decimos que hablamos en otro momento y “ese momento” no llega nunca, pronto dirigirán sus preguntas a otras personas que estén más dispuestas a contestarles.

Las preguntas del buenhijo no son parte de un examen para aprobar una asignatura. Se puede ‘no saber’. Podemos responder lo que sepamos y decirles que no sabemos más pero que lo vamos a averiguar para ellos. O ir juntos a buscar la información o al informante (la tía molona, …).

A pesar de ser malasmadres, no hay nadie en el mundo que quiera más a nuestros hij@s que nosotras mismas (o los buenospadres) y por eso no se trata tanto de dar los datos más correctos, como de atender a quien nos pregunta, que se sienta atendido, sin reproches ni escándalos.

¿Y si no preguntan?

Creo que pocos buenoshijos se interesan por los semáforos, sin embargo, en cuanto empiezan a caminar, las malasmadres se los señalan, les explican qué son, cómo funcionan y para qué sirven. Y esto es porque no esperan a sus preguntas, sino que aprovechan las situaciones que aparecen en el día a día para enseñarles las cosas que ellas consideran que son importantes.

Del mismo modo, podemos aprovechar circunstancias próximas a nosotras para contarles lo que nos parezca importante relativo a la sexualidad. El embarazo de una vecina, el divorcio de alguna pareja cercana, una pareja que se besa en un parque, un compañero que tiene dos papás… podemos aprovechar cualquiera de estas cosas para contarles.

Y por último

Hablar de sexo no es sólo hablar de genitales y cómo se usan, de las enfermedades que pueden transmitirse a través de ellos o de embarazos no deseados. Es también hablar de identidad, de qué nos hace ser hombres y mujeres, de la manera única, irrepetible y valiosa que tiene cada hombre de ser hombre y cada mujer de ser mujer, de atracciones, deseos, relaciones, amores, gustitos, enamoramientos, afectos, valores, de cambios corporales, pareja, hijos…

Y vosotras malasmadres, ¿os habéis visto ya en esta situación? ¿cómo se lo habéis explicado a los buenoshijos?

Malasmadres_sexo_niños

Han comentado...

  1. jajajajaja, yo me enfrenté a la “temida pregunta” hace un año, y como no había un buenpadre a la vista, me tocó a mí el papelón.
    Por mi parte, no hay problema, la respuesta de mi hijo de 8 años fue “QUÉ ASCO!!!!! y vosotros habéis hecho ESO????? 3 veces??????? …….¿Podéis hacerlo una cuarta? Es que queremos ser 4 hermanos.”

    Luego, tras las risas, el ponernos colorados, etc, vino la advertencia de “no lo cuentes porque cada padre quiere contarlo a sus hijos en su momento. Y no lo cuentes a tus hermanos de 5 y 2 años, por favor”.
    Ser natural, sí, pero con sentido común, porque los niños filtran según sus edades y madurez, o eso pienso yo.

    Buen post!!
    Paula

    1. Hola Paula:

      Me alegro de que te haya gustado el post.
      🙂
      La reacción de asco es bastante frecuente. Se puede explicar que los gustos cambian con la edad. Cuando era pequeño no le gustaban las croquetas, por ejemplo, y ahora le encantan. Lo mismo pasará con otras cosas.

      Creo que no se pueden poner puertas al mar. Si no es por un lado, será por otro, al final la información les acaba llegando y más en este momento en el que es tan accesible. Aunque es cierto que al recomendarle que no hable de estos temas con otros niños, te puedes evitar lios con los otros padres.

      Un abrazo.

    2. Jajajaja, genial, me sumo a la pregunta, habrá una cuarta? 😉 por cierto, treeeeeeeeeeeees veces? Jajaja son geniales 🙂

  2. A mi hijo se lo conté con 7 años porque él mismo ( no sé lo que habría oido) se estaba montando unas historias para no dormir en la cabeza. Su respuesta fue la misma “QUE ASCO!!! ¿y tu lo has hecho? Ah! Claro! Si he nacido yo y mi hermano….¿Y yo también lo voy a tener que hacer?”
    Traté de ser lo más natural posible, como se suele decir pero no me veía la cara. ¡Cualquiera sabe! Lo que si fue muy divertido fuevcuando vino el buenpadre y se lo conté. ¡Cómo se reía! Claro, como él no tuve que enfrentarse al momento! Ja, ja,ja…
    Hasta ese momento en el que empezó a dar explicaciones incoherentes al hecho, mi hijo pensaba que si él lo deseaba mucho, en mi barriga nacería un hermanito.

    1. Hola Raquel:

      Cuando los peques no tienen información veraz, pueden inventarse las explicaciones más peregrinas. Una de las ventajas de darles nosotras la información es que podemos seleccionarla y adecuarla a su edad y su nivel de madurez.

      Estas situaciones suelen hacernos reir… pero cuando ya han pasado.

      Tampoco pasa nada si te pones colorada al hablar de estas cosas. Al fin y al cabo, ponerse roja también es natural.

      Un abrazo,
      Arancha

  3. muy bueno el post!!!
    mi buenahija acaba de cumplir 4, hace tiempo me preguntó como había nacido ella después de ver las fotos del embarazo, como nació por cesárea, fue fácil, mira hija, con un bisturí un médico cortó la tripa,ves esta cicatriz? te sacó y cosió. Pero hace un par de meses me dijo que se había enterado en el cole que no todos los niños nacen por la barriga, que algunos nacen por la vagina, pero que no lo entendía como por “ahí” (con cara de haber visto un alienígena) podía salir un bebé.
    Le dí unas explicaciones muy básicas de anatomía genital y se quedó convencida.. ahora su duda es por donde nacerá su prima, si querrá salir voluntariamente por la vagina o habrá que obligarla a salir por la barriga… 🙂

    1. Hola María:

      Quedarse corta con las respuestas es otra de las razones para que nos tachen de su lista de “informantes”, porque aunque no les hemos mentido, no les hemos dicho toda la verdad.

      A veces detrás de una pregunta muy concreta, hay muchas más dudas… o a lo mejor no, pero sí que podemos aprovechar para darle un poco más de información de la que está pidiendo.

      Un abrazo y me alegro de que el post te haya gustado.
      Arancha

  4. Pues mi hija de tres años me pregunto por como se había metido la hermanita en la barriga y estuve tentada a decirle la verdad, pero luego pense: tiene 3 años que verdad esta capacitada para asimilar y entender? Y me lo repense hasta que me di cuenta de que por muy moderna que quiera ser yo, su desarrollo intelectual es el apropiado para su edad y hay que darle una respuesta acorde. Así que le dije lo que creo conveniente para su edad: papa y yo la habíamos encargado porque nos queremos mucho y queríamos tener otro bebe más. Y se quedo tan ancha. Me alegre de no haberme dejado llevar por esa primera idea que tuve de ser gráfica y explícita; ella no lo necesitaba.

    1. Hola Mamagnomo:

      Nadie mejor que tú conoce a tu hija y sabe hasta dónde puede entender. Aunque eso no quita para que los buenoshijos nos sorprendan a veces con sus capacidades.
      😉

      Un abrazo,
      Arancha

  5. yo a mi hija con casi 4 se lo conté tranquilamente, más o menos de una manera que ella pudiera comprender teniendo en cuenta que con 4 años hay cosas que todavía como que no, pero mira genial, ella tranquila, yo también y desde entonces muchas más ganas de ver a la hermanita.
    Besos y genial post

  6. Mi hijo me preguntó como a los 4 años: mami, lo de tener los bebés en la barriga, cómo va? y cuando me pongo a explicarle más o menos el tema me dice: no, yo me refiero a que si el ovulo no tiene rabito como el espermatozoide, sino que es redondo como se mueve? va rodando? Y luego cómo se agarra?
    Como para intentar contarle que vienen de París!

    1. Hola Nell:

      Las preguntas de tu hijo me parecen muy inteligentes. A veces pensamos que no pueden entender… !y entienden más de lo que imaginamos!

      No, de París, no: de Estar-dos Unidos.
      😉

      Un abrazo,
      Arancha

  7. Ays!! El tema!!! Miedo da, mucho miedo,bueno, quizás miedo no es la palabra, es mas… Respeto? pero mejor estar “preparada”. Gracias por los consejos

  8. A mí aún no me ha tocado enfrentarme a esa pregunta de los canijos, pero sí le tuve que explicar a mi sobrino, que tenía 6 cuando yo estaba embarazada, que no saldrían por el ombligo como el creía. Estaba convencidísimo de que le estaba tomando el pelo! Lo que sí les llama mucho la atención a los canijos son los besos apasionados. El otro día, viendo una peli se dieron uno los protas y saltaron los dos a coro “que se la va a comer!”

    1. Hola Rocío:

      ¿Qué tendrá el ombligo? Debe ser porque pilla en medio de la barriga, mi hija miraba por él intentando ver a su hermano cuando yo estaba embarazada.

      Los besos “con lengua” les llaman mucho la atención porque ellos sólo se imaginan la boca para comer.
      😉

      Como ya has hecho “prácticas” con el sobrino, seguro que con tu peque se te da fenomenal.

      Un abrazo,
      Arancha

  9. Cuando estaba embarazada de de mi segundo hijo, la buenahermana mayor de 3 años preguntó: “si esta en barriga como sale el bebé?” Despues de explicarle, tanto el padre como yo, que sale por la vulva, y varias veces, ella insistia en que no. Que salia por el ombligo……

  10. Mi buenhijo mayor le preguntó a su padre un día cuando ibamos a la guarde y yo ya tenía el barrigón del buenhijo pequeño, que por dónde iba a salir el hermanito. No tenía ni 3 años. El buenpadre se lo explicó con naturalidad pero con lenguaje acorde a su edad. Lo que no preguntó es cómo había llegado ahí, ja, ja… pero cuando llegue el momento no pienso recurrir a historias de cigueñas, París, semillitas, etc… la verdad con explicaciones acordes a su edad y punto. Si les cuentas “cuentos chinos” y luego descubren la verdad, haremos que pierdan su confianza en nosotros.

    1. Hola Elena:

      Sí, es mejor contar la verdad, aunque sea en versión “reducida” si queremos seguir contando con su confianza y que nos sigan preguntando.

      Seguro que se te da muy bien.
      Un abrazo,
      Arancha

  11. Mediana: Mama…que es el seqsoo?
    Mama: Bueno hija, pues es algo bonito y divertido que hacen los mayores, cuando se quieren y se gustan, lo hacen en la cama, se acarician y se besan…a veces hacen magia y puede salir un niño, otras veces no, pero siempre se hace con amor…(me salio bordao oiga)
    Mediana: ahhh yaaaa…eso es follar¡

    Ahi os lo dejo…

    Aun no me he recuperao del todo…

    1. Hola Superpilu:

      A veces detrás de esas palabras de “mayores” se esconde la ignorancia más absoluta. ¿Le preguntaste que era follar?
      Igual te hubieras sorprendido con la respuesta.

      Pero sí, la respuesta es como para dejarte con la boca abierta un buen rato…
      😉

      Un abrazo,
      Arancha

  12. La mía empezó hace un par de años (ahora está a punto de cumplir 9 años); íbamos a ir al cole y estábamos en ese momento de terminar d prepararnos; la estaba peinando delante del espejo y así con total natiralidad me pregunta: “¿Mamá, tú sabes lo que es follar?” Mi cara… un poema; mi reacción: “¡Cómo yo vuelva a escuchar una palabrota salir de tu boca no sé lo que te hago!”. Ahí quedó todo, de momento; el buenpadre que se preparaba en la habitación de al lada se quedó casi más frío que yo.
    Hace unos meses, al volver al cole, una tarde me pregunta si puede hablar conmigo, pero que igual me enfado… La digo que por supuesto que puded hablarme y que por qué tengo que enfadarme si ella es súper buena y esas cosas; entonce me pregunta: “Me han dicho unos compañeros que para tener hijos hay que follar (de nuevo la palabra), ¿es verdad?”; yo la pregunté que si sabí que era eso y ella me lo explicó, con algunas cosillas que yo tuve que aclararla. También me preguntó sobre la regla, tenía casi más dudas de eso que de lo otro…
    En la actualidad estamos en otros temas: el buenpadre se hizo la vasectomía el miércoles y decidimos explicarla qué le pasaba a papá, y claro, que esta vez fuera papá el que lo explicase… parece que nos tomamos la revancha, porque ahora es ella la que alucina… ha entendido que el sexo no es sólo para tener hijos, que es algo divertido y bonito.

    1. Hola Marta:

      tu hija fue muy valiente al volver a preguntarte por lo mismo otra vez después de que la regañaras.

      A veces no tienen otras palabras más que las malsonantes para referirse a estas cosas porque no han oído otras. No es mala intención, sino ignorancia. Si los regañamos, podemos estar cerrando una puerta al diálogo difícil de abrir posteriormente (cuando a lo mejor seamos nosotras las interesadas en hablar de estas cosas).

      Un saludo,
      Arancha

  13. Yo a mi hija le hice un croquis. Lo juro. Mi madre me dijo que no necesitaba tanta información, que tenía solo 3 años y medio, pero es lo que me salió. Cogí la pizarra, una tiza e hice un dibujo de la mujer con sus órganos y del hombre con los suyos y una explicación de 20 minutos en la que la niña me miraba con cara de no entender muy bien… Igual me pasé pero no ha vuelto a preguntar 🙂

    1. Hola Clara:

      apoyarse en imágenes puede ser una buena idea. Hay libros para todas las edades que también nos pueden ayudar con sus imágenes y sus textos (otro día hablamos de ellos).
      Si te quedas corta en la respuesta, puedes sin querer escatimarle información. A pesar de lo que diga la buenabuela.

      Un abrazo,
      Arancha

  14. Muy bueno, Arancha! El buen hijo sabía desde los tres años que los niños tienen “peine” y las chicas “vumba”, y como es lector apasionado y le encantan los libros de anatomía, teníamos medio camino andado. La cosa se pone más interesante cuando con 7 años me pregunta “qué es follar”. Me pude ahorrar la lección de anatomía, que ya la controlaba, y pasé directamente al meter esto en lo otro, pero solo los adultos y cuando a los dos les apetece mucho, y él al qué asco.
    Ahora, con 8 años, me pregunta cuándo se va a levantar con el pantalón del pijama mojado. “¿De pipí?” “No, de otra cosa que no sé qué es”. Jesús… mierda de libro de anatomía…

    1. ¡Gracias, Amelia!
      Me ha encantado lo del peine y la vumba. 🙂

      Los libros son una fuente de información maravillosa… claro que a veces la información nos genera más preguntas… Y más cuando el lector es curioso de por sí.

      A veces los buenoshijos pueden estar más a gusto hablando de determinadas cosas con los buenospadres. No digo más…
      😉

      Un abrazo,
      Arancha

    1. Hola Pequeboom:

      para mí es un placer daros estas pistas.

      Casi todas las dificultades que vemos en consulta, tienen más que ver con la falta de información que con temas orgánicos. Hablar con nuestros hijos de sexo (en el sentido de hombres, mujeres y las relaciones entre ambos, no sólo de genitales), puede evitar estas cosas.

      Un abrazo,
      Arancha

  15. Mi buenahija, de tres años, me preguntó cómo iba a salir la prima de la tripa de la tita, le dije que en la vulva tenemos un agujerito para hacer pis y otro por donde salen los bebés, todo esto roja como un tomate para 10 segundos después darme cuenta de que era cesárea programada y podía haber dado otra versión. Eso sí, ella lo tomó con mucha naturalidad y, de momento, no me ha preguntado cómo entró.
    Gracias por tus post, Arancha. Son fantásticos, como todos los del blog

    1. Hola Paz:

      A pesar del corte, le diste a tu hija la información completa. Para la siguiente vez, sabrá que en ti puede encontrar buenas respuestas.
      Los peques no le ponen las mismas connotaciones que nosotros a lo que tiene que ver con el uso de los genitales, por eso no se ponen colorados con sus preguntas.

      Me alegro de que te guste el post. A mí me ha encantado escribirlo.
      Un abrazo,
      Arancha

  16. La pregunta de mi hija de cinco años fue: ya se como va a salir pero… Como ha entrado???? La respuesta fue que al querernos mucho creamos bebés. Al no pedir más detalles la cosa quedó así. Ahora que tiene 20, ya tiene toooooda la información, no vaya a ser que quiera muuuucho y nos de una sorpresa.

  17. Pues a ver qué cara se le pone al buenhijo cuando le cuente lo de la fecundación in vitro!!

    1. Hola Cristina:

      Los buenoshijos nos sorprenden con su capacidad para entender las cosas.
      Existen libros para niños que te pueden ayudar a contárselo si ves que no sabes por dónde empezar. Como los buenoshijos están desde que nacen en contacto con médicos y enfermeras, es probable que no le resulte extraño.

      Un abrazo,
      Arancha

  18. Hola Ro:

    las cosas son a veces más fáciles de lo que pensamos.

    Aunque la pregunta que da título al post es la más recurrente, hay otras, algunas más fáciles y otras más difíciles. Te pongo algunas de ejemplo:
    -¿y a mí cuando me va a salir la colita? (pregunta hecha por una niña)
    -¿por qué ese señor se besa con esa señora? (también hay versión señor-señor, señora-señora)
    -¿qué es enamorarse?
    -¿por qué Pedro tiene dos papás?
    -¿qué es una vagina?

    Ánimo, seguro que se te da bien.

    Un abrazo,
    Arancha

  19. Cuando estaba embarazada por segunda vez mi hija me preguntó que por dónde iba a salir el bebé. Yo le contesté que por mi vagina. Puso cara de “qué extraño…no me lo creo mucho” pero no supuso una situación incómoda.
    La que sí lo fue, fue la vez que nos pilló en pleno acto sexual. De repente la vimos de pie, en la puerta mirándonos…..Primero vino el susto, el “qué haces ahí” y demás, pero rápidamente me levanté la cogí de la mano y me la llevé al lavabo. Mantuve la compostura, mi voz salió de mi boca en tono suave (increíblemente). La puse a hacer pipi y me dijo: “Qué esteu fent?” (¿qué estáis haciendo?). Y le dije: “Ens estem estimant” (Nos estamos queriendo). Le di un beso y la acompañé a la cama (en pelota picada). Me fui a mi habitación respirando hondo para explicarle a mi marido cómo había salido del embrollo…. Pero no fue difícil, fue rápido y conciso.

    Espero reaccionar así en futuras situaciones comprometidas… Suerte!!

    1. Hola Silvia:

      Sí que supiste mantener la compostura y eso que la situación no era precisamente cómoda.

      Dedicaremos otro día a estas situaciones (y otras parecidas).

      Un abrazo,
      Arancha

  20. Yo me hice una inseminación artificial porque no tengo pareja. Mi sobrina de 6 años me preguntó que si yo no tenía novio como había llegado ahí el primito. Como ya se sabía la teoría solo tuve que explicarle que hay señores muy amables que les dan a los médicos los trocitos que necesitamos. A los pocos días jugando con sus amigas suelta:
    -pues yo no quiero novios. Cuando sea mayor iré a un médico como mi tita para que me ayude a tener un bebé.
    Oleeeeeee

  21. A mi niño de 6 años le trajeron los Reyes un libro que se titula “De dónde venimos” y es bastante explícito pero a la vez tierno. Lo leímos juntos y ahí quedó la cosa. Al poco tiempo me volvió a preguntar porque algo no le quedaría claro y se lo expliqué claramente sin florituras ni metáforas. Al parecer eso sí le convenció, pero la duda de cómo salen de la barriga creo que es mayor que la de cómo entran.

  22. A mi hija de 9 años le explique claramente y sin tapujos como vienen los niños.Creia que lo tenia claro pero el otro dia me sorprendio explicandome que hacer el amor es con ropa y follar sin ropa..

  23. Uffff!!!Todavía no he pasado por ese rato.Intentare que sea lp as natural posible y si no que se lo cuente el buen padre;).

  24. Que suerte tengo de q tu seas la tia molona 😉 si tu querido sobrino mayorvpregunta ya se yo quien se va a poner roja jajajaja me ha encantado el post eres la mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más