¿Qué quieres encontrar?

24
La maternidad en dos palabras: culpa y amor

La maternidad en dos palabras: culpa y amor


Culpa y Amor. Suele ganar la segunda, pero cuando la primera se hace fuerte es capaz de destruirlo todo.
Leo, respiro, releo y cierro los ojos. Esto no puede estar pasando…
De repente todo se confunde.
Tres años de lucha por desmitificar la maternidad, por romper el mito de la madre perfecta y una sociedad sin nombre aún empeñada en etiquetar la maternidad, en lanzarnos al ring para que “nos golpeemos” el alma sin pestañear, con guantes de boxeo y con nuestros hijos como testigos de un espectáculo bochornoso. Una pelea en directo por hacernos con el primer puesto, por una medalla de oro invisible, por alcanzar el diploma de honor en el Olimpo de las Madres, donde está en entredicho nuestra manera de criar y nuestro respeto como “buenas madres”.
Vivimos en un mundo donde la información es inmediata, donde se vomita, donde un titular se pone sobre la mesa y se lleva hasta pelearlo, caiga quien caiga.
Así que un domingo cualquiera te levantas y se ha desatado la guerra. ¡Armen filas! Tú, con cara de sueño, atisbas tu nombre en uno de esos bandos, sin haberte alistado y abanderas un movimiento, llamado igual que el tuyo: “Malasmadres”, pero bien distinto. Han cambiado, sin tu consentimiento, su filosofía y ahora te encuentras luchando contra las “Super Madres”. ¿Quién es el iluminado que pensó que hay mejores madres que otras y se olvidó de que este club nace de la necesidad de luchar por un nuevo modelo social de maternidad, donde no hay verdades absolutas, donde prima el respeto a todos los tipos de crianza? Enfoquemos la fuerza, la energía y la voz a lo realmente importante, a lo que lleva siendo nuestra bandera desde hace tres años: un nuevo modelo social de maternidad, una conciliación real, la necesidad de trabajar en corresponsabilidad, igualdad y educación en valores.
Respiras y te das cuenta de que hay que darle la vuelta a esta polémica absurda y sin darte cuenta, te da alas para seguir porque te demuestra que queda mucho por hacer.
Y ahora ¡que levante la mano quien es coherente todos los días de su vida!, quien ama con la misma intensidad a todas horas y quien no ha pecado en esto de la maternidad NUNCA. Yo soy una Malamadre de manual, incoherente por naturaleza, confundida por vocación, llena de dudas incontables y que pasa del amor más infinito a querer huir en cuestión de segundos, de desalojar la cocina de productos sin azúcar a salir a la calle y enchufarles un paquete de galletas con chocolate cuando se encadenan dos rabietas seguidas. Mi maldad no conoce límites, lo sé.

Miedos, dudas, prejuicios, el qué dirán…

Este club me ha enseñado a ser mejor madre, a quererme a mí misma como madre más y mejor. A entender que si yo no estoy bien, ellas tampoco lo estarán, a tragarme mis “Yo nunca” uno tras otro, a gritar que “no puedo más”, a no perder mi identidad o al menos buscarla debajo de las piedras a ver si algún día le da por aparecer, a que no pasa nada, a que el amor está por encima de los miedos, las dudas, los prejuicios y el dichoso qué dirán, a que no les puedo gustar a todos, pero a ellas sí y ese es mi objetivo. Ser la mejor madre para ellas, que son las que realmente me importan. Esas buenashijas que me vuelven loca, que me ponen el corazón en la boca si les pasa algo, que me hacen luchar cada día por una conciliación que espero disfruten, que son mi guía, pero que no son mías, que vivirán más allá de mí y quiero estar preparada para cuando eso llegue.

La dichosa culpa

Y pese a todo, la culpa sigue conmigo, echándome su aliento muy de cerca, esperando un traspiés, un día malo, un despiste… para aparecer de nuevo y recordarme que nadie dijo que fuera fácil, que a veces me daría de baja de madre al menos solo un segundo, para tomar distancia y decirme a mí misma: “no lo estás haciendo tan mal”. Y ahí está mi objetivo: seguir luchando cada día para ser más libre, para disfrutar de la vida, de la maternidad como yo quiera. Para quererme con mis defectos sabiendo que no seré ya nunca la madre que pensé que sería y que la culpa siempre me esperará al otro lado.
Este aprendizaje no hubiera sido posible sin vosotras, Malasmadres confesas, madres con humor, que no juzgan, sino que se apoyan unas a otras, que crean una coalición indestructible y usan su energía para reír, vivir y luchar.
Por eso hoy quiero haceros un homenaje y dedicaros este vídeo. y pediros un favor muy importante. Para enseñar al mundo todo lo que venimos transmitiendo, compartiendo aquí durante 3 años.

Participa con tu vídeo selfie

Ahora te toca a ti. Cuéntanos en dos palabras tu maternidad. Con todos vuestros vídeos selfies haremos nuestro VÍDEO especial “Día de la Malamadre”. Pero para que forme parte, tienes que tener en cuenta esto:

  • Comparte tu vídeo con el hashtag #DíadelaMalamadre
  • En el vídeo solo tienes que decir las dos palabras. Dejando unos segundos entre palabra y palabra.
  • Que se te oiga bien, alto, claro y despacio.
  • Que el vídeo esté grabado en horizontal.
  • Y si puedes, mándalo a hola@clubdemalasmadres.com así nos facilitaras hacer el súper vídeo final.

Puedes participar hasta el día 2 de mayo a las 23:59 horas. 

Ven a celebrarlo con nosotras

Vamos a celebrar el Día de las Malasmadres en Moda Shopping, al ladito de la Malasmadres House. ¡Te esperamos! Si quieres acompañarnos y disfrutar de un taller con nuestra psicóloga Ana Kovacs, ver en exclusiva el vídeo del “Día de la Malamadre” y disfrutar de un rato juntas con alguna sorpresa, apúntate mandando un email a eventos@clubdemalasmadres.com

  • Habrá un cóctel riquísimo gracias a Just Eat, marca amiga que ha creído en este evento.
  • Detalles de L’Occitane y Chocolat Factory, que quiere daros una preciosa sorpresa.
  • Toda la info del evento en nuestra Agenda aquí.
  • Síguenos en Twitter a través del hashtag #DíadelaMalamadre.


 

Han comentado...

  1. Laura,
    Muchas gracias por haber creado este club que crece día a día y cada vez se nutre de más mujeres maravillosas que son ejemplo y cada vez más seguido por hombres buenospadres que también necesitan reclamar su sitio, ya que, lamentablemente un buenpadre colaborador, preocupado por sus hijos, que les cambia los pañales, que les lee el cuento por las noches, que se levanta cuando el buenhijo pide agua de madrugada…ese buenpadre está hasta mal visto o visto como un bicho raro en el mejor de los casos….
    Muchas gracias por ser capaz de poner palabras a lo que sentimos la mayoría de las malasmadres o de las buenasmadres o de las supermadres o de las simples madres, cuando te leo me doy cuenta de que yo escribiría exactamente lo mismo y seguro que a las demás les pasa lo mismo.
    Muchas gracias por recordarnos que debemos ser aliadas y no enfrentarnos entre nosotras.
    Muchas gracias por darnos la oportunidad de tener un lugar de encuentro en el que poder expresarnos y darnos cuenta de que lo que nos une es el amor por nuestros hijos y eso nos une mucho más que las diferencias superfluas que intentan separarnos.
    Muchas gracias por convencernos de que las mujeres unidas podemos ser poderosas.
    Muchas gracias porque, aunque queda mucha lucha y ojeras por delante, con tu sentido del humor nos lo estamos pasando fenomenal!!!!
    Ánimo, Laura, a ti, a todas tus colaboradoras y a todas las malasmadres, y que sigamos luchando con risas y apoyándonos mucho unas a otras.

  2. Creo que me he perdido algo… ¿quién te ha atacado, criatura?… Pues como se predica aquí, “cada uno con lo suyo y bastante es”. Las SuperMadres no son MalasMadres, precisamente porque las MalasMadres no quieren ser SuperMadres, solo Personas. Ánimo.

  3. Siempre pienso qué bien lo has canalizado todo y que tarde me ha llegado a mí el club, Empecé mi blog en 2009 y quería gritar al mundo las mismas cosas que dices tú, pero no lo hacía tan bien :-). Y recuerdo un post que escribi que titulé precisamente “La culpa: esa piedrecita cargada siempre en tu bolso”.
    Animo, seguid así.
    Al video no sé si me animaré, que me da vergüencita la cámara

  4. Hola,
    Hace tres años, mas o menos, que soy del club, quiero darte las gracias por crearlo, porque aquí no me siento sola y gracias a vosotras no me siento culpable por no llegar a todo, por querer trabajar y también disfrutar de la maternidad, por querer huir de casa cuando la buenahija se pone en plan satánico. Porque querida malamadre jefa, tu lo has dicho, quiero ser la mejor madre para mi hija y eso es únicamente lo que importa. Nos quieren enfrentar pero no lo van a lograr porque unidas somos invencibles. Intentaré hacer el vídeo = )

  5. Pero qué bien lo sabes expresar, todo… Cuando leí el dichoso artículo pensé en ti, y supe que tampoco te iba a gustar ese enfoque, porque quien lo ha escrito poco te ha leído, pero cada vez somos más, y tu lucha es la de muchas, y no podemos más que darte las gracias. Gracias de verdad.

  6. Es tan real todo lo.que cuentas laura…yo fui madre hace 18 meses…y tienes toda la razon diciendo que nunca imaginas como vas a ser como madre…pero luego llega el momento y sin manual de instrucciones intentas hacerlo lo mejor posible y cuando fallas en el intento….no eres una malamadre…te vuelves a levantar y con el amor incondicional mas bonito que una ha conocido sacas de ti lo mejor….ser madres creo que nos hace mejores personas…aunque a suene a topico…pero estoy swgura de ello…lo que no nos convierte en perfectas…i en la imperfeccion esta la variedad…asi que cada uno que lo haga lo mejor que pueda…eso si siempre con corazon…sigue adelante wapa que hace una labor increible

  7. Gracias infinitas por poner en palabras nuestras emociones y pensamientos. No se podría explicar mejor.

  8. Es genial, eres genial. Gracias por estas perspectivas que nos aportas. Y demosyrarnos que en el fondo todas las madres somos iguales, con nuestros miedos de madre, nuestros momentos madre alfa, nuestro momento madre amiga, nuestros momentos madre desquiciada…No puedo decir más.
    Gracias por el club

  9. Hola Laura,
    Conozco la pagina desde el principio (perdonad no voy a poner acentos) y me encantó, solo que no la leo lo suficiente y luego digo, si es maravillosa! Que bien lo has descrito en este video, justo con las palabras que tengo en mi cabeza, pero que no salen por miedo. La culpa esta demasiado presente en mi vida, demasiado, porque lo cuestiono todo. Tengo mi idea de como educar a mi hija, pero el problema es que me dejo llevar demasiado por la sociedad, soy demasiado estricta porque fui una niña maltratada y lucho por no hacerlo asi, pero sin ser demasiado permisiva. Es una lucha muy muy grande, porque la buenahija es tremendamente inteligente y se las sabe todas. La verdad es que en esta vida de locos que vivimos es muy difícil la maternidad, pero si, lejos de criticar a las madres ( lo hago de pensamiento) hay que unirse y apoyarse mas, pues cada una esta luchando su propia batalla. Ese ansiado equilibrio que llevo tatutado en mi piel desde hace 17 años es lo que mas ansio. Cuando leo y escucho la palabra incoherente y lo llevais bien, me doy cuenta que me queda mucho por aprender. Quiero volver a ser alegre, loca, sentirme viva, pero sin pensar en el que dirán. Cuando me abraza y me dice ” mami, te quiero” todo merece la pena. Son tan puros y buenos… cuanto tenemos que aprender de ellos,
    Enhorabuena por el blog y mucho animo seguid adelante haciendonos reir, llorar y pensar.
    Un abrazo y gracias,

  10. El artículo de marras fué un palo, una estafa que buscaba sensacionalismo y que te usó (y contigo a todas nosotras) para montar bronca con esas otras madres que son tan malasmadres como nosotras … solo que ellas aún no lo saben (o no quieren reconocerlo).
    No lo estás (no lo estamos) haciendo mal, en absoluto, pero aunque así fuera el apoyo emocional que recibimos del club lo cubre con creces. Si a eso añadimos lo bien que lo pasamos riéndonos de nosotras mismas … NO HAY MEJOR TERAPIA (¡¡¡Lo que nos ahorramos en sicólogo!!!)
    Y por encima de todo, el echo de saberte miembro de una comunidad emocional como ésta, con tanto talento individual saliendo del anonimato … no, Laura, no lo estás haciendo mal.
    Un beso de tu pelota habitual.

  11. Mis dos palabras son MONSTRUO COLORES. Si como el libro El Monstruo de los colores.Asi es mi maternidad , asi la vivo ,llena de colores que nos reflejan en cada momento y en cada sentimiento, siempre mezclados y jamas ordenados.No es perfecta, el Monstruo no lo es , es un constante de gritos , risas ,lloros,carcajadas,humor negro,calma,miedos,alegria,rabia….Pero a mi monstruo de los colores no lo cambio por nada ni por nadie ni quiero orden en esa maraña.
    Lo del video, disculpadme pero yo…no soy dada a fotos y videos.
    Laura creo que que te lo he dicho alguna que otra vez, pero te lo repito.Gracias , mil gracias por abrir esa puerta de Malasmadres por darnos un lugar para hablar , para consolarnos y para porque no descojonarnos del mundo y de nosotras mismas.Un beso lleno de chocolate,gominola y rastro de pintalabios….

  12. Laura mejor que tú no hay quien describa la maternidad.Todas tus palabras se reflejan en mi maternidad que cada día se me hace más difil y más dura.Gracias por saber que hay más Malamadres como yo.El vídeo llegará ? Gracias

  13. Gracias Laura x este post y ese video con los que me siento tan identificada. Y gracias al resto de malasmadres que caminan día a día junto a mi para hacerme sentir acompañada.
    Bss

  14. No a todo el mundo le gusta la sinceridad, que se le va a hacer.
    Para los que sí nos gusta, admitimos que con bueno (amor) viene también lo malo (culpa) y también la imperfección :))) pero es muy sano reírse de uno mismo y que también los demás se rían; la risa es muy sana :)) y produce unas arruguitas maravillosas.
    Gracias por compartir vuestra variedad y diversidad

  15. Me encanta seguir la página en facebock, me da energías ver que no sólo yo tengo problemas con mis hijos, y me hace sentir menos culpable ser una “madre-trabajadora”, me hacéis reír con vuestras ocurrencias. Gracias por existir.

  16. Sabes qué? que cuando dices: “no seré ya nunca la madre que pensé que sería” yo te digo: “es cierto, pero porque soy mejor madre de lo que pensé que sería”. Yo y todas! Si nos paramos a pensar y desterramos la culpa que nos ahoga (que aunque no queramos casi siempre está presente).
    Reivindico que si soy una buena malamadre, que soy mejor madre de lo que creía que podía ser, pero porque amo a mis dos buenashijas tanto, que nada de lo que haga podrá considerarse malo. Que su amor hacia mi, me demuestra que soy la mejor malamadre y que lo estoy haciendo bien. Que eso está por encima de todo y que cuando el motor que te mueve es el amor hacía tus buenoshijos seguro que estás en el camino correcto.
    El sentimiento de culpa estará ahí, pero podemos cogerla y darle la vuelta, aprovechar para sacar de ella fuerza para ser aún mejor si cabe, pero no mejor en el sentido de la madre perfecta, sino mejores malamadres para ellos. Malamadres que rían más, que se enfaden menos, que jueguen más, que griten menos, que escuchen más,…. Y si en algún momento no lo conseguimos (que sucede en muchas ocasiones en mi caso, tengo dos buenashijas gemelas y muy muy intensas), no pasa nada, ellos nos van a seguir queriendo igual y al día siguiente tendremos una nueva oportunidad de tratar de ser mejores solo para y por ellos, al resto del mundo y a sus opiniones que les vayan dando aire.
    Hay una frase que me repito mucho y es: “el amor no necesita ser perfecto, sino verdadero”
    Un beso a todas

  17. Muchas veces he sentido tantas cosas,tan difícil de explicar a veces…suerte que tengo grandes amigas que sienten como yo y no me he visto tan sola.Pero aún así en mis momentos,en mis situaciones,he tenido esa sensación de querer abandonar,de plantearme si realmente lo hacía bien,de…todo esto que voy leyendo y que me rcuerda que no estamos solas,que sí,que sabemos y podemos hacerlo y sobretodo y ante todo,que no hemos dejado de ser quien somos por haber sido madres.
    Muchas gracias por toda esta iniciativa!

  18. No puedo estar mas de acuerdo y sentirme mas identificada con lo que escribes en el post y lo que cuentas en el vídeo. Como ya ha puesto otra malamadre, es sencillamente perfecto !!! Me pareces una mujer muy valiente y muy inteligente y creo que este club hace una auténtica labor social. Por un lado, por el apoyo a las malasmadres que hemos aterrizado en esta aventura con muchos prejuicios, tópicos y mitos y nos vamos dando cuenta de que todo eso que nos contaron (o muchas cosas) no son así. Porque gracias a ti podemos hablar de la parte “negativa” de la maternidad sin tapujos, sin necesidad de vender motos, de engañar a nadie. La maternidad tiene momentos preciosos, pero también un lado oscuro que nadie cuenta y que hay que darle voz para que los de nuestro alrededor sepan que no somos supermujeres, que necesitamos ayuda, que hay mucho por hacer. O sencillamente hay que hablar de él para desahogarnos y punto. Porque esa culpa y esas contradicciones (crisis de fé, las llamo yo) son taaaaan verdad, taaaan reales. Y a quien no le pase, pues oye, qué suerte !! Y también me parece maravilloso este club para quienes no son malasmadres con crisis de fé y nos leen: buenasmadres, buenoshijos, buenosmaridos, instituciones, políticos, empresarios … Porque todos tienen que saber qué pasa cuando una mujer se convierte en madre. Todo el mundo tiene que saber que por decidir ser madres no tienes que dar el GAME OVER de todo lo demás. Conciliación real ya !!! Para cuando la misma baja de maternidad/paternidad para hombres y mujeres? Se acabaría gran parte de la discriminación en el trabajo por este motivo.
    Gracias Laura !!! Keep going !!!
    Por cierto, me gustaría leerle el maldito artículo. En qué medio o blog ha salido? Alguna me puede pasar el enlace?

  19. A mí si que me parece que la filosofía del club es susceptible de ser malinterpretada. Por un lado el humor con el que se desmitifica la idea de madre perfecta es fresco y necesario. Por otro, resulta repetitivo y aplicado por igual lo mismo a un roto que un descosido. A mí hay frases del Club que me espantan. Por ejemplo la del Apiretal y los niños dopados a la guardería. Me parece que desmerece la lucha del club que yo tanto admiro, es más, roza en la irresponsabilidad. No me cabe duda de que hay madres que se animarán a hacer eso, y no solo lo encontrarán justificable sino que encima se sentirán parte de una piña que hace lo mismo. Por otro lado creo que invocar el tema de la ‘culpa’ continuamente es peligroso. Vale, el sentimiento de culpa existe. Es bueno hablar de él. Pero no convertirlo en un mantra. Creo que perpetúa los sentimientos contra los cuales el club intenta luchar. Esto no es para nada una crítica con mala leche. Sinceramente admiro los logros políticos del club y la lucha por la conciliación y la corresponsabilidad. Al mismo tiempo me resulta imposible identificarme con muchos de los eslóganes y del humor con los que se tratan ciertas cosas y creo que es muy fácil malinterpretarlos y colocar a la madre jefa en un lugar con el que posiblemente ella no se identifica. Saludos

  20. Chapeau, me quito el sombrero ante el equipo de este Club Malamadrero, que se hace eco y voz de todas nosotros, madres, y también padres, que aman incondicionalmente a sus hijos, pero que, a veces, nos sentimos tan perdidos y tan culpables. Vuestras palabras dignifican esta trabajo tan arduo como es educar hijos. Muchas gracias.

  21. Mi único mantra es que los hijos tienen a la mejor madre que hayan podido tener, principalmente porque es la suya. Hay tantos modelos excelentes como madres y todos ellos merecen muchísimo respeto. ¿Por qué somos tan vanidosos creyendo que tenemos alguna clase de privilegio que nos permite cuestionar la maternidad de otras personas? ¿Por qué nos obstinamos en ponernos continuamente nota, en creernos mejores, en creernos peores que otras madres? Preocupémonos más en trabajar lo que cada una queremos ser para nuestros hijos y no en mirar de reojo a otras madres y criticar lo que hacen. Por favor, formemos un equipo, aprendamos unas de otras, fortalezcámonos, no destruyamos nuestro valor.

  22. Tenía guardado este post desde que salió, pendiente por leerlo en cualquier momento… Qué artículo tan impecable, me siento plenamente identificada con él. Desde que conocí el “movimiento”, hacia mi esposo me refiero como el “Buen-Padre” y mi hijo, evidentemente el “Buen-hijo”… es natural!!!! Gracias por hacerme ver que no soy la única que se siente incompetente o con ganas de tirar la toalla de vez en cuando… Un Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más