Side Area

Menú navideño ‘nivel Malasmadres’

Menú navideño ‘nivel Malasmadres’

Si hay algo a lo que le temo en Navidad es a tener que ponerme manos a la obra entre fogones. No fui bendecida con el don de la paciencia y la cocina, esa labor le compete al buenpadre. Pero como me gusta participar me encargo de cortar turrón y emplatar y dejarle el trabajo más laborioso a la buenabuela, una suerte… Para las Malasmadres que tienen que hacer la cena de Nochevieja no os perdáis los consejos que nos trae hoy nuestra colaboradora Rebeca de Torres, tips que nos dió en los desayunos ligeros #daelpaso con Kaiku Sin Lactosa

* Podéis seguirla en @rbkdtorres, en facebook o en su genial BLOG, no apto para golosos, donde encontraréis recetas estupendas para dejar boquiabiertos al personal. ¡Malasmadres a los fogones!

Hace unos días tuve la oportunidad de participar, en la Malasmadres House, en uno de los talleres #daelpaso de Kaiku Sin Lactosa. Un encuentro en el que tuve la oportunidad de explicar un montón de trucos para preparar un menú de Navidad apto para malasmadres. Como muchas de vosotras no pudisteis asistir, voy a tratar de resumir todo lo que conté, por si os toca cocinar en Nochevieja o Año Nuevo.

Trucos para sobrevivir a una comida o cena familiar

  1. Elige un menú sencillo, variado y equilibrado. Lo principal en estos casos es no liarse. No te vengas arriba, mejor asegurar unos entrantes fáciles, un segundo y un postre. Ten en cuenta que si vas a poner una carne como segundo, conviene escoger pescado, marisco, hortalizas o queso para los entrantes. Si escoges pescado como segundo, puedes poner entrantes con embutidos, foie, etc.
  2. Mejor platos que puedas dejar hechos con antelación. Cocinar con gente revoloteando por la cocina no es cómodo, sobre todo si no tienes demasiada soltura en los fogones. Intenta dejar todo preparado el día antes o, al menos, con unas horas de margen. Estarás más tranquila y no tendrás ‘opinadores’ alrededor diciéndote si la crema ya está lista o si al pescado le falta un rato de horno.
  3. Piensa en qué vajilla tienes y cuántos sois. Normalmente no tenemos un regimiento a comer en casa, por eso, no solemos tener vajillas para 20 servicios. Echa cuentas de cuantos sois porque es importante que puedas servir todas las raciones. Y ten en cuenta si vas a poner una crema en un cuenco, una sopa en plato hondo, etc. Tampoco te vuelvas loca comprando platos, ahora venden vajillas desechables que dan el pego en una mesa de fiesta y así te ahorras fregar o cargar 3 lavavajillas.
  4. Si no quieres cocinar, usa productos de calidad. Quizá te suena raro, pero es sencillo: si pones un plato de jamón ibérico con buenos picos de pan, no tienes que cocinar nada, y a todo el mundo le encantará. Si el jamón es ‘regulero’ seguro que alguien protesta. Por supuesto, cada uno podrá comprar en la medida de sus posibilidades.
  5. Calcula bien las cantidades de cada plato. Tendemos a pensar que todo es poco y acabamos comiendo langostinos congelados en Carnaval. Por ejemplo, si preparas una tabla de quesos o de ahumados, calcula 3-4 trozos por comensal. Si pones cigalas, con 2 por persona serán suficientes; unos 4 si son langostinos. Si pones solomillos detrás de los entrantes, calcula 1 por persona, si tienes un sobrino adolescente devorador, pon 2 para él, pero no pienses en 2 por persona, casi nadie podrá con ellos. Si haces una sopa o crema, tendrás con 150-200 gramos para cada uno.
  6. Recuerda las intolerancias y alergias de tus comensales, también sus gustos. No puedes preparar todo un menú y que, a la hora de comer, un celiaco se quede sin probar bocado. Si tienes dudas acerca de lo que pueden comer, pregunta, seguro que están acostumbrados a explicarlo. Y recuerda (o consulta) gustos y preferencias: puede que a alguien no le guste el queso o sea vegetariano y apenas coma.
  7. Prepara aperitivos de bocado: son cómodos de comer, no manchan cubiertos ni vajilla, permiten calcular bien las raciones y quedan coquetos en la mesa. Además, se pueden tomar de pie, antes de sentarse a la mesa. Los canapés de toda la vida, adaptados a los nuevos tiempos.
  8. Las bebidas también forman parte del menú. A veces nos centramos tanto en la comida, que pensamos que cualquier bebida servirá para acompañar, pero lo cierto es que no todos los vinos van bien con todos los platos. Además, cada vez más gente elige cerveza para los entrantes, y distintos vinos para cada plato. Importante un espumoso para los postres y alguna bebida sin alcohol para quien no quiera tomarlo. También es buena idea pensar en algún cóctel fácil de hacer para la sobremesa o un Baileys casero que deje boquiabierto a quien lo pruebe.
  9. Libera tu nevera y despeja tu cocina. No puedes empezar a comprar productos y adelantar preparaciones si tienes el frigorífico ocupado y la cocina llena de cosas. Saca de tu nevera todo lo que no necesite frío para su conservación y saca de la cocina aquello que estorbe. Entonces será el momento de ir a la compra.
  10. Escoge un menú infantil que haga disfrutar a los niños. Si en las comidas y cenas especiales eliges tus platos favoritos, deja que los peques coman lo que más les gusta. No importa si piden macarrones con chorizo, tallarines con tomate, nuggets con patatas fritas o una pizza, lo importante es que disfruten y te dejen disfrutar. Y si la suegra o la cuñada te dicen que cómo puedes ponerles eso, no entres al trapo, mejor deja que te invada el espíritu de la Navidad.

Con las ideas claras, vamos a repasar platos sencillos y resultones. Aquí tienes mis propuestas:

Los entrantes

Prepararemos una o varias tablas de embutidos, patés, quesos, ahumados o encurtidos. Al sentarnos a la mesa, podemos servir una sopa, en este caso, consomé; o una crema, por ejemplo de hongos.

Si quieres hacer una ensalada, te dejo ideas muy fáciles y originales:

  • Canónigos, pimientos asados y ventresca.
  • Escarola, granada y nueces.
  • Rúcula, jamón de pato y mango.
  • Brotes, jamón y carambola.

Te recomiendo que elijas entre marisco (cigalas o gambones ‘a la plancha’) y pescado (lubina o dorada al horno). Poner las dos cosas será demasiado y supondrá más trabajo.

Si optas por la carne

Hay una opción cada vez más habitual: comprar y listo, por ejemplo un cochinillo o cordero asado. En muchas panaderías y restaurantes los preparan para llevar a precios razonables y bien hechos. Y si crees que mejor lo haces en casa, te propongo un solomillo a la plancha con foie o un cordero confitado.

Llegan los postres

Tú eliges si sirves:

  • Algo ligero: naranjas en su jugo.
  • Con sabor navideño: pannacotta de turrón.
  • Con sabor refrescante: crema de limón.

Y no te olvides de la bandeja con turrones, mazapán, polvorones o mantecados. Si te vienes arriba puedes preparar con tiempo algún dulce navideño en casa.

Puedes descargarte todas las recetas del menú aquí. Y si tienes dudas o consultas, pregunta a través de las redes (Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest) o deja un comentario.

El desayuno en imágenes…

DesayunoMM_Rebeca-104

DesayunoMM_Rebeca-131

DesayunoMM_Rebeca-138

DesayunoMM_Rebeca-134

Así fue el desayuno con las chicas de Handbox…

Diana Maján y Esther Castillo de Handbox nos dieron una charla cargada de muchos tips para poder decorar  nuestra casa al estilo Pinterest pero con nivel Malasmadres. Aprendimos con ella a hacer una bola de Navidad en un precioso taller. ¡Os dejamos con el resumen!

HandboxMM-113 copia

HandboxMM-116 copia

HandboxMM-147 copia

HandboxMM-159

6 Comentarios
  • M. Carmen García- Pastor Calderón

    28 Diciembre, 2016 a 10:56 am Responder

    De 10 me parece la información de este mail sobre la CENA NAVIDEÑA.
    Muy práctico y pensando en todo. Gracias.

    • Rebeca de Torres

      28 Diciembre, 2016 a 2:02 pm Responder

      Muchas gracias Mª Carmen, la verdad es que muchas veces nos liamos y es mejor ir a lo seguro.

  • Arancha Gómez

    28 Diciembre, 2016 a 5:35 pm Responder

    Me viene como anillo al dedo: 12 a cenar y 12 a comer en nochevieja y año nuevo.
    La ensalada de granada seguro que cae, dos, una para cada lado de la mesa, canapés y pescado al horno para cenar.
    Otra ensalada, más canapés y cordero asado para comer.
    De postre: turrón y dulces navideños y ¡vamos que nos vamos!

    • Rebeca

      28 Diciembre, 2016 a 6:04 pm Responder

      Te veo muy aplicada 😉
      Queremos fotos!! Bss

  • Carmen

    28 Diciembre, 2016 a 9:49 pm Responder

    Este post me llega tarde…. 20 tuve para Nochebuena y Navidad pero no lo hice tan mal… menú de niños y de adultos, unos buenos entrantes y un segundo, los postres al rico turrón, polvorón, etc… cenamos y comimos de maravilla y no me complique demasiado la vida, lo importante es juntarse!

  • Eva

    29 Diciembre, 2016 a 2:27 pm Responder

    Me parece genial.
    Pero, 4 gambones por persona? No has cenado con la familia del buenpadre en la vida!!! Jajajaj
    Un besito a todas las malasmadres y Feliz Año Nuevo.

Comentar

X