¿Qué quieres encontrar?

4
No me representa tu feminismo

No me representa tu feminismo

Un nuevo 8M se abre ante nosotras

A las puertas de un nuevo 8M, tomo asiento y releo las palabras que un año atrás desgarraban mi voz. Mismo lugar pero, ¿mismo sentimiento agridulce?

Cierro todas las pestañas, entorno la pantalla de mi portátil y miro a través de la ventana de mi habitación -una diferente a la que el marzo anterior me vio soplar las cenizas que vestían las calles-.

Con la vista perdida, imagino un patio de colegio, en plena hora del recreo y veo niñxs entendiendo mejor la vida que los adultos que, distraídos, los observan. Una niña me mantiene el gesto y sonriendo marcha, y mis ojos, sonriéndole de vuelta, saben con acierto que los suyos batallarán esta guerra mejor que la mano autómata que le conduce a las cuatro paredes de madera robusta; con miedo y yerro, valiente, esos ojos que hoy sonriendo marchan, dejarán atrás aquello heredado y prenderán su propia hoguera.

No me representa tu feminismo

*Podéis seguir a Marta en Instagram.

Triste, aparto la mirada de mis recuerdos y sé que el sentimiento agridulce del pasado año, vocifera entre todo este ruido. Me sacude. Este marzo, el desconsuelo amargo parece residir en mí como colonia propia, corriendo veloz entre mis surcos. Sin vivirlo, ya oigo las cadenas.

Lo agrio parece haber traspapelado la dulzura que antes emanaban mis manos en vuelo alto conjunto y, sobre todo, sobre todo parece haber yacido la inocente ignorancia que antes, levantaba el canto al son de gritos febriles que, prometían hacer “historia”. Pero, ¿qué historia? ¿a qué historia quiero pertenecer? ¿y tú?

Ojeando crónicas, diarios y redes sociales, parece desaparecer la historia común aplaudida. ¿Acaso alguna vez ha existido? ¿Acaso tú sabes su historia? ¿Y la suya? ¿Te has parado a escuchar lo que tiene que decir ella? ¿Y aquellas del fondo? ¿Escuchas sus alientos? Cállate y escucha y luego, escucha de nuevo y piensa. El ácido ardor que hoy mi boca aguarda no partirá de aquí hasta que sus gargantas dejen de saber a hierro.

  • No me representan las voces que oprimen a otras voces.
  • No me representan las voces que recitan la opresión propia, pero engreídas se exculpan de las que ellas mismas ejercen.
  • No me representan las voces que enmudecen soberbias a otras voces.
  • No me representa tu feminismo, si no incluye a todas las mujeres.
  • No me representa tu feminismo si no entiende que todas las mujeres, no son tú y tus condiciones.
  • No me representa tu feminismo si no sabe callar, escuchar y desaprender cuando otra mujer se alza. 
  • No me representa tu feminismo si no es crítico, no evoluciona, no vive y no se desvive.
  • No me representa tu feminismo si no sabe ver más allá de tu vientre.
  • No me representas, si tu feminismo silencia a otra mujer. Y ahora, escucha y dime, ¿las oyes?

No me representa tu feminismo

Desde esta ventana, declaro que nunca querré ser parte de una historia vacía, de una historia que no de voz a todas las mujeres. Días atrás, saltaba una noticia que ponía en portada el burdo egoísmo del feminismo hegemónico actual y que ponía sobre la mesa de mantel blanco europeo, la realidad que en marzo enmascaramos con consignas plurales, sonoras y combativas que al siguiente grito, dejan fuera a más mujeres que dentro incluyen.

No me representa tu feminismo

El feminismo ha de ser crítico, ha de ser revisable y ha de ser inclusivo. Sino, ¿por quién lucha tu feminismo alzado? Las calles se visten preciosas cuando la lucha es lucha diversa. Historia se hace cuando todas las mujeres son eco unísono. Historia se hará, cuando nos grabemos a fuego, que si ser feminista no te exime de actitudes machistas, menos aún, te exime de tener actitudes racistas, tránsfobas, capacitistas, lgtbfóbicas, clasistas, etc. No hay acto más feminista que escuchar a otra mujer. Historia será cuando ninguna mujer deje de marchar un 8M en las calles por sentir que no tiene hueco entre otras mujeres.

Y tú, ¿a qué historia quieres pertenecer?

Descarga tu cartel para el 8M con las frases del Club

12 pancartas para que te reivindiques

En el Club de Malasmadres hemos preparado para ti una galería con carteles para imprimir o llevar en tu móvil con reivindicaciones feministas.

Han comentado...

  1. Mmm, pensad bien en qué jardines os queréis meter. La diferencia entre ls dos corrientes feministas es un debate intelectual que debe dejar atrás los sentimientos para centrarse en los pilares y fundamentos del feminismo. ¿Quiere decir esto que el feminismo tradicional es transfobo o cosas así? Pues no. La realidad trans está ahí, y la apoyamos. Pero que esa realidad no vuelva a invisibilizar a la mujer. Somos mujeres, biológicamente mujeres, somos MADRES, no profenitoras A. El 8 de marzo es nuestro día, el de gritar al mundo q queremos ser iguales en derechos y obligaciones a los hombres. Pero dicho así, con sexo, sin género ni identidad. Porque esa es otra lucha que también lucharemos, sin duda.

    1. Estoy completamente de acuerdo con el anterior comentario de Jaras.
      Por favor, no entréis en la división del feminismo que nos están imponiendo desde fuera. Luchemos juntas las mujeres por la igualdad, nada más y nada menos. Porque nuestra desigualdad viene marcada por nacer mujeres y desde ese momento. Olvidémonos del rosa para niñas y el azul para niños, evitemos los estereotipos y luchemos contra el género, eduquemos en igualdad, para que las próximas generaciones sepan que se puede ser mujer y científica, u hombre y amo de casa.
      Y sobretodo, no dejemos que teorías y postulados como el queer, rompa la unidad del feminismo, que debe en primer lugar velar por la igualdad entre hombres y mujeres.

    2. Difiero. El feminismo debe ser transversal e incluir los distintos feminismos y no negar las experiencias feministas de otras mujeres. Si el feminismo no escucha es opresión y no es feminismo. Las experiencias de las mujeres racializadas, de las mujeres migrantes, trans etc son diferentes. Las feministas blancas cis no podemos determinar qué es y qué no es feminismo y qué entra en la agenda y qué no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más