¿Qué quieres encontrar?

26
SOS Malamadre, llega la operación salida

SOS Malamadre, llega la operación salida


Se acerca peligrosamente el mes de agosto y ¿qué significa? En mi caso y en el del buenapadre, las ‘deseadas’ vacaciones. Operación salida enfilando tierrasanta siempre sienta bien pero digamos que la logística no pinta tan apetecible. ¿Dónde quedaron las rutas en coche sin más incidencias que la falta de locuacidad al volante del buenpadre? ¡Qué tiempos aquellos!
Dos buenahijas después, dos sillitas de coche después y un sinfín de ‘cacharros’ después que diría la buenabuela, ya estamos planeando nuestra gran salida del asfalto y la capital para aterrizar en la playa hasta nueva orden. A mi no me busquéis. La experiencia de atravesar media España con una buenahija1 que se marea sin previo aviso y una buenahija2 intensa que no le gusta el estar parada demasiado tiempo, hacen un cóctel maravilloso para viajar. El ingenio y la agudeza te mantienen alerta los más de 500 kilómetros. ¡Una delicia!
Viajar es toda una aventura, es como adquirir un pack experiencia con final incierto. Son muchos los trayectos recorridos en mis más de 10 años fuera de tierrasanta. Tengo anécdotas para todos los gustos y hemos sobrevivido que no es poco.

Experiencia 1: voy como un sherpa pero hemos olvidado el peluche fetiche

Qué bonito el momento en el que la buenahija2 reclama su peluche fetiche, aquel que está hecho un trapo pero que le relaja hasta extremos insospechados. Una, Malamadre por naturaleza, ha llenado el maletero hasta los topes pero ha dejado lo más importante para el relax mental de todos. Decirle al buenpadre de dar la vuelta 100 kilómetros después no es buena idea.

Experiencia 2: mareos, vomitos y otras historias

Tener una buenahija, la primogénita para más señas, que se marea casi sin haber salido le da ese toque de emoción a la operación salida. Aquí no nos aburrimos. Toalla de la playa y cubito y no precisamente para tirarnos en la arena. Pese a todo no podemos evitar el infortunio, las paradas son obligatorias y el ‘olorcito’ nos acompaña todo el camino. ¿Quién dijo miedo?

Experiencia 3: buenosabuelos a bordo

Esta es de las experiencias más arriesgadas que se me ocurren. Buenosabuelos dando instrucciones y consintiendo a las buenahijas. El desastre se avecina, os lo digo yo. Los cuerpos bien apretados y las discusiones sobre que el aire acondicionado está o no muy fuerte para las niñas están aseguradas. ¡Bájeme en la próxima señor conductor!

Experiencia 4: me he dejado las llaves puestas… de la casa

“No encuentro las llaves de la casa”, me dice suavemente al oído el buenpadre.
“Creo que me las he dejado puestas…”, le devuelvo la misma suavidad en mi respuesta.
Media hora después tenemos que dar la vuelta para comprobar y evitar que nos saqueen en las 3 semanas que no estaremos. Allí colocaditas en la cerradura las recojo y cuando retomamos con ‘alegría’ el viaje, atasco monumental. Sobran las palabras.

Experiencia 5: Malamadre sola al volante… y con buenashijas

Ir sola de viaje con las buenashijas y sin buenpadre que te acompañe, hacen de tu viaje el ‘paraíso soñado’, las 5 horas de viaje se tornan en 10 y aprovechando que estás sola, las buenahijas te premian con riñas y peleas. Cincuenta mil paradas, pipi, agua, pipi, me mareo, tengo hambre… Llegar a destino es una odisea.

 

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Nosotros hemos dejado de viajar. Nuestra primera y única hija comenzó a marearse y vomitar en el coche al cumplir su primer año. Ahora ha cumplido dos y llevamos literalmente un año entero sin poder ir los tres a ningún sitio… Suerte que esta la abuela!!!!

    1. a nosotros nos pasó parecido, hasta que cambiamos la silla del coche a la siguiente talla, que va en el sentido de la marcha… ¡y mano de santo! antes, cada viaje que no dejábamos de hacer, era una tortura para la pobre, y un regalo para la menda… 🙂 pero ese cambio de silla fue crucial.. tenía 2,5años.. 😉 bss!

  2. #OperaciónSalidaMalasmadres.
    Buenos días, leyéndote me ha venido a la cabeza unas buenas vacaciones que marcaron un antes y un después. Íbamos al pueblo de la buenasuegra y con los por si acaso y los esto no puede faltar llene como tres maletas. Nos metimos en el coche el buenhijo se mareo,al buenpadre mientras conduce no le molestes… Llegamos al pueblo iba victoriosa y contenta porque lo habíamos echo del tirón tres horas de coche y estaba segura que lo llevaba todo…. Una vez allí digo necesito una buena ducha para quitarme la tensión del cuello…. Voy a la maleta y….HORROR!!! había metido toda la ropa de mi hijo,la de mi marido y las partes de abajo mías pero de arriba no llevaba NADA!!!! Ni una triste camiseta…. Me tire una semana usando las camisetas de mi marido con el consiguiente “si es que no se donde tienes la cabeza! “Me daban ganas de llorar pero aguante como una campeona esa semana vistiendo con camisetas de hombre. A partir de esas bonitas vacaciones hago una lista y voy guardando y tachando lo que meto????????????.

  3. Toda mi familia vive en Asturias y nosotras en Barcelona. Desde que me separe, hacemos los viajes solas, casi siempre en coche para llevar y traer todo lo que necesitamos. El peor viaje de todos fue uno en el que por motivos desconocidos se hizo pis encima 5 veces!!! Encima lloviendo y ya me veis a mi rebuscando en el maletero hasta encontrar la ropa! Íbamos para 4 días y mancho todos los pantalones! Yo ya no sabía que poner en el asiento, al final pare en una gasolinera y me dieron un plastico que mejor no preguntar porque tenía pinta de bolsa para cadaveres!!
    Nunca más volvió a pasar!

  4. ¡Lo de los vómitos es un clásico! Y luego a limpiar la silla del coche al llegar al destino, toda una delicia, que se nota que a los ingenieros de la Romer no les ha tocado nunca limpiar algo así… Afortunadamente la edad y la biodramina infantil han conseguido que casi olvidemos aquelllo!
    Ahora yo el plan que tengo es preparar el pedido al súper por internet. Así el día de llegar a la playa lo llevan al apartamento en el último tramo de la tarde y nos despreocupamos. Me llevan hasta los hielos para el gin 🙂

  5. #OperaciónSalidaMalasmadres
    El buenhijo se ha portado muy bien, con sólo 6 meses de vida viajamos deesde Tarragona a Torremolinos en coche ida y vuelta y 3 semanas despuesde de Tarragona a Santiago de Compostela y todo estupendo.
    AL día de hoy pineso en ir a Santiago y se me ponen los pelos de punta pq no me imagino como puede ser un viaje tan largo con un niño de año y medio….pero ya veremos. Quizás haya suerte y no ssea tan complicado.

  6. #operacionsalidamalamadre nuestras salidas son siempre para recordar, al buenhijo se suman los buenosgatos. La gata está acostumbrada a viajar y ni se mueve pero el gato desde que entra en el coche no para de maullar. Casi 4 horas sin parar de maullar y antes de los primeros 100 km siempre se ha hecho sus necesidades encima con lo que maulla más porque está incómodo y no tiene donde sentarse en el transportin. Primera parada obligatoria para que maulle más flojito.
    Cuando estamos llegando suele descansar porque ya no tiene voz….

  7. #operaciónsalidamalasmadres ese momento en que te das cuenta de que no está la muñeca con la que lleva 9 años durmiendo y tienes que comprar Un muñeca horrible para sobrevivir u 8 horas de viaje detrás en que se te agita la imaginación entre canciones, titeres y marionetas y la que quieres dormir eres tu

  8. Salir con tiempo y rumbo a una boda familiar fuera de la ciudad, contando con que íbamos sin cambiar, con los niños dando guerra y un tráfico intensito y aún teníamos que parar en el hotel y coger el autobús para llegar a la ceremonia. Cuando ya estamos saliendo de una atascada M30, darme cuenta que he dejado cerradas las puertas del baño y de la cocina, donde nuestra gata tiene su comida y bandeja, y no volvíamos en dos días. No sé como el buen padre no arrancó el volante de cuajo dando la vuelta.

  9. A mí me dan ataques de pánico cada vez que nos visualizo cargados y llenos de bolsas en el coche, con la buenahija1 y el buenhijo2 preguntando a cada momento “¿cuándo llegamos?”, a los 10 minutos de salir “me hago pis”, pelándose “¡no me des con el brazo!”, y a la buenahija3 de tres años intentando gritar más alto que sus hermanos, llorando porque se aburre o directamente vomitándose del berrinche…. Si a eso unes el atascazo, se me eriza el vello de la nuca: no hay dibujos ni tablet que puedan contener las furias que se desatan en el coche….una delicia digna de cualquier película de terror.

  10. Fue en una operación entrada más bien. 30 de agosto en casa de los buenosabuelos haciendo las maletas para volver a Madrid y me dice el buenpadre que no encuentra las llaves del coche… removimos cada trasto de la casa de mis padres -y ya sabéis cómo son las casa de los buenosabuelos, que guardan hasta nuestros cuadernos de preescolar!- y no encontramos las llaves. Teníamos una boda esa tarde y poco más se podía hacer así que nos fuimos a la boda. El día 31 el buenpadre y yo nos vinimos a Madrid a por la llave de reserva en el coche del buenabuelo -que lo acababa de comprar y tenía los kilómetros del concesionario a casa- y volvimos a Badajoz, metimos las maletas y al niño y otra vez para Madrid. Al día siguiente me llamó mi madre para decirme que había encontrado las llaves del coche en la caja de las cápsulas de café. Como en su casa el buenhijo puede jugar con cualquier cosa… Fue tal infierno que desde entonces YO custodio las llaves del coche, jaja!

  11. Nosotras hemos sobrevivido bastante bien, la verdad, pese a que hacemos una vez al año un viaje a tu Tierrasanta (que a gustito se está por allí) y el buenpadre no quiere hacer paradas porque perdemos tiempo. Al final, negociadas o no, toca hacer un par de ellas, para que esta malamadre y la buenahija puedan respirar y estirar las piernas las dos.
    Solemos llevar a Peppa en el móvil para ese momento en el que la buenahija ya no aguanta más, pero el año pasado no me acuerdo que pasó pero no funcionaba, así que todo el viaje de vuelta a cada (¿tú lo haces en 5 horas?, qué máquina!) me tocó ir bailando y cantando para distraerla! Menudo karaoke nos montamos las dos, lo que más me sorprendió es que era capaz de aprenderse los estribillos de canciones que no había escuchado nunca en inglés a la primera!

  12. Mi buenhijo tiene ahora 3 años y medio, y cuando era peque nunca tuvimos problemas en los viajes. Era subirlo al coche, y quedarse tronco… Hasta que empezó a crecer. Ya con 2 años, se cansaba de todo juguete que estuviera a su alcance; ni juguetes musicales, ni libros, ni tablet… nada servía más que hablar con él e intentar distraerle (cosa poca relajante para su pobre malamadre). Pero el año pasado ya se llevó la palma!!! Estabamos en plena operación pañal, ibamos cargados con un almacen mayorista de calzoncillos (por lo menos, porque el maletero parecía womens secret en versión infantil), parabamos cada hora para desaguar y todo iba genial… hasta que vomitó!!!! Nunca jamás se había mareado y vomitado en el coche, pero ese día parecía el niño del exorcista!!! Así que allí estabamos parados en una gasolinera abandonada, con 40 grados a la sombra intentando arreglar el desastre. El olor que quedó en el coche era insufrible y por si no teníamos bastante, al buenhijo le dio por reirse a carcajadas!!! No sabía si reir con él o echarme a llorar… Desde entonces, no salimos de viaje sin darle la ampolla cinfamar y de momento nos funciona! #OperaciónSalidaMalasmadres

  13. Este verano me apetecen muuuucho las vacacaciones aunque tiemblo solo con pensar que vamos todos de vacaciones y cuando digo “todos” somos: el buenpadre, el buenhijo, los dos buenos hijos del buenpadre del anterior matrimonio, la perra y yo (la malamadre) … puede ser muy relajante o puedo acabar de los nervios pero … que sea lo que dios quiera!!! jajajja XD

  14. Madrugar mucho para que al menos el principio del viaje sea tranquilo y tardar en parar, y, que ninguno de los tres se duerman en las seis horas de coche.
    #OperaciónSalidaMalasmadres

  15. Nosotros tb tenemos a la casa de la playa a 700km y hemos tenido de todo. Lo bueno es q desde bebés acostumbramos a los niños a viajar en coche las 7h que nos separan de la playa, varias veces al año (Navidad, Semana Santa, verano y algún que otro puente).
    Cuando voy yo sola con ellos conduciendo (y dos gatas) saben que hasta que no hago la parada a mitad de trayecto no les puedo ayudar así que ellos solos se cogen el agua o se ponen la peli je je.
    Y cuando vamos todos (abuelos, papá, mamá, los dos niños y las dos gatas) el rato que yo no conduzco me pongo a hacer punto ja ja ja.
    Nos encanta viajar. Para nosotros forma parte de las vacaciones y de la “aventura” ????

  16. Si os parece complicado viajar con los buenoshijos en coche, hacerlo en tren no es más sencillo. Para llegar a la estación, necesitamos dos taxis porque no cabían en uno todos los bultos. Casi perdemos el tren porque el segundo taxi se perdió por el camino. ¿¿Y cómo es posible que un taxista se pierda yendo a Atocha?? Pues se perdió. Luego carrera por la estación para llegar al control de seguridad, embarcar, y colocar todos los bultos en el vagón. Resumiendo, como hacer una gymkana a contrarreloj. Y aún quedaba entretener al buenhijo las 4 horas del viaje. Menos mal que en tierrasanta nos recogieron los buenostíos en coche, y que con la playa se nos pasó el mal rato pronto 🙂 #OperaciónSalidaMalasmadres

  17. Yo llevo como diez bolsas de plástico, es un código..ella dice bolsa le paso la bolsa, me la devuelve llena…toallita, le paso toallitas. Paramos a tirarla, seguimos…otra vez, bolsa…bolsa…y así 1000 kms…superdivertido
    Lo peor, cuando el perro también vomita y no me pide ni la bolsa ni la toallita, ahí la hemos liao..ufff :'(
    #OperaciónSalidaMalasmadres

  18. #Operación SalidaMalasmadres
    Nosotros tenemos por delante 1000km cada año. La buenahija 1 nunca le ha gustado ir en coche, ahora ya lo lleva mejor, tiene 10 años. Cuando era más pequeña viajamos de noche, la durante todo el día y cuando creíamos que ya estaba suficientemente cansada, salíamos de viaje. Y aun así, 300km llorando sin parar. En un viaje se durmió y pasamos por un control policial, suerte q no me la despertaron! Cuando nació la buenahija 2 ya teníamos solucionado casi lo de la intensa buenahija 1. A la buenahija 2 le gusta más el coche pero se marea… después de seis años tenemos una técnica q ha ido evolucionando, ni bolsas, ni cubos, llevamos siempre un par de tuppers coma así en el momento en el que se necesite se pone la tapa y no hay que soportar malos olores. Y ya se tirará cuando se pueda parar!

  19. #OperaciónSalidaMalasmadres. Pues mi hija intensa, me dio un viaje desde Arevalo(Avila) hasta Madrid sin parar de llorar, paramos en la casa de campo y propuse hacer noche en el coche, aun le daba el pecho y no quería hacer los diez minutos que quedaban hasta casa.
    También la música es parte de nuestros viajes, en uno de los últimos se le ocurrió al buenpadre poner una de “mojinos”, las niñas de la salle, quizás no es apropiada para una niña de tres años, la escuchamos unas 10 veces, pero iba tranquila…
    Viajo con la pequeña a todos sitios, Berlin, Lisboa, Oporto,… y por supuesto mis tierrassantas, Córdoba, Benalmádena, Valladolid, Cuellar.
    Siempre es una aventura pero lo disfruto muchísimo

  20. Quizás no soy el mejor ejemplo de mala experiencia pero me lo he ido currando con el tiempo. El buen y único hijo ha chupado muchacarretera desde bien pequeñito, mis peores experiencias son más de esas vacaciones en la casa de la playa de los buenosabuelos, con sus normas, sus horarios, sus cosas…y no te puedes quejar. Aunque a veces no sabes si prefieres quedarte en casa. Pero estás de vacaciones

  21. Viaje a Caín para hacer la ruta del Cares, a mediados de agosto y con una buenahija de 3 años (que evidentemente no iba a hacer la ruta…) por una carretera llena de curvas y con un gran vaso de leche con mucho Nesquik. Curva para un lado, curva para el otro y ras! aspersor de chocolate ya digerido por todo el coche, sillita, ropa….un festival en toda regla. Sin cobertura para avisar a los buenosabuelos que iban en el coche de delante y tras una limpieza inicial con toallitas llegada al destino. Coche al sol todo el día, desenfunda sillita y lava ropa de rodillas en el río y sin jabón. Dato de interés: el buenabuelo había dicho, ¿vamos a llevar a los niños, no sería mejor que se quedaran?, cuanta sabiduría ignorada a destiempo.

  22. Intrépidos buenpadre y malamadre primerizos con la buenahija de 9 meses de viaje en coche al ladito de casa: trayecto Valencia-Suiza en coche, con la tienda de campaña y ganas de caminar por los Alpes. Buenahija con comportamiento increíblemente bueno y… la malamadre vomitando a la segunda curva en la primera bolsa que encuentra en el coche y que para colmo estaba agujereada!!! Festival del humor!!!

  23. El año pasado en Semana Santa fuimos a Almagro en familia. Cuando quedaban unos 15 minutos y sin previo aviso, la BH2 empezó a vomitar como si no hubiera un mañana. Mis hijas nunca se marean, así que su malamadre no llevaba muda. Al llegar al pueblo, pasamos dos horas buscando una tienda de ropa dr niños, pero todas estaban cerradas. Al final encontramos una abierta, de deportes. Íbamos todos super arreglados y la pobre niña con un chándal enorme rosa chillón y unas deportivas horribles, porque era lo único que le quedaba medio bien.
    Así fue mi #OperaciónSalidaMalasmadres ????

  24. Pues a nosotros se nos ha ocurrido la genial idea este año de viajar en tren, para ahorrar alguna hora de viaje y no sé qué ha sido peor. Viajábamos con dos buenoshijos, un carro, una maleta, un portatrajes, una nevera con comida para los dos de un día y La Bolsa del carro……por segundos no perdemos el AVE, nos cerraron la puerta acariciandonos la nuca, que estrés!!!! Y después llévalos encima dos horas porque no pagan billete, pero evidentemente los llevas sentados encima, terrible….por no decir que ir hasta tu coche/vagón es una odisea yo cargando con un bebe y una niña de 2 años y el buen padre con todo lo indicado anteriormente, cuando creemos haber llegado….NO! Os habéis confundido, estabais en el vagón correcto y a cargar otra vez al punto d partida. Por supuesto NADIE se movió d su asiento para ayudarnos, hasta casi el final q a la segunda vez q pasamos un chico se ofreció a echar un cable.
    Terrible JAMÁS DE LOS JAMASES repetiré experiencia

  25. Buenos días
    Mi buena hija nunca le ha gustado el coche y siempre hemos viajado de noche para que fuera dormida. Con el segundo bh mejoró algo no lloraba pero se cansaba claro. El verano pasado recién separada nos fuimos a la playa mi buena hija de 3 años y mi buen hijo de 1.5. Salí a las 6 de la mañana sin haber dormido cssi nada xq el buen hijo decidió no dormir. Pare un momento porque la cafeína ya no hacía nada. En ese momento se despertaron y él empezó a llorar y llorar. Ella se contagió y yo a punto de ponerme a llorar le dije que me iba a poner a llorar se callo y empezó hablar con su hermano. Pero ahí no hubo manera siguió llorando hasta que llegamos. A la vuelta nos vinimos a las 10 de la noche y dormidos los dos. Este año ha sido mucho mejor vamos fenomenal. Dormidos hasta la llegada. Cargamento de chuches y juguetes y sueño. El año que viene vuelvo hacer lo mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más