Side Area

Qué hacer cuando el buenhijo muerde o pega

Qué hacer cuando el buenhijo muerde o pega

Malasmadres_Alejandra* Podéis seguirla en @melusalejandra y en su BLOG.

Hoy vengo a hablaros de ese momento tan temido malasmadres, ese momentazo donde te enfadas con el buenhijo, le niegas algo o le pones límites y, de repente, te pega un bocado o te da un manotazo; así, sin comerlo ni beberlo. Y tu cara es un poema y empiezas a preguntarte qué ha pasado para llegar a este punto, dónde está tu bebé que hace dos días se movía a tu antojo y no sabía decir “no”. Y de la mano aparece el sentimiento de culpa (¡cómo no!, ¡el único que faltaba!). Y te planteas si tu buenhijo ha mordido porque va a la guardería o si es porque pasa mucho tiempo contigo y, las dudas te invaden y te hacen cuestionarte a ti misma.

Por eso hoy vengo a desmontar todo esto, a daros otra visión de estas conductas, para que comprendáis que es un proceso natural del niño, que aparece con mayor frecuencia de lo que creemos y que no viene asociado a “niños malos”, como siempre se nos ha hecho creer.

Tenemos que partir de la base de que nuestro bebé está madurando y, por lo tanto, empieza a ser un ser independiente y que gana autonomía y quiere explorarlo todo. Esto sucede a partir del año y pico y se prolonga en el tiempo dependiendo del niño, la familia y su entorno. Esto es importante para que entendáis que los niños que pegan o muerden desde el año hasta los tres o incluso los cuatro años, no lo hacen con la intención de agredir físicamente ni de hacer daño sino con otras intenciones que os explico más adelante.

Para que comprendáis bien estas conductas, lo primero es saber los motivos por los que nuestro buenhijo está pegando o mordiendo. En esto es en lo único en lo que yo encuentro diferencia respecto a las dos conductas, ya que morder y pegar van muy de la mano, aunque es bueno diferenciarlos a la hora de explicar las posibles causas que llevan al buenhijo a hacerlo.

Un niño muerde:

– Porque quizás simplemente tiene hambre.

– Puede estar saliéndole algún diente y esto le hace llevarse cualquier cosa a la boca y tener la necesidad de morder y frotar sus encías con cualquier cosa.

– Imita la conducta en otros niños.

– Siente frustración por: no poder hacer algo, por no saber pedir ayuda, por no recibir la atención que en ese momento necesita, por no tener lenguaje para expresarse y decir lo que quiere con palabras y entonces recurre a lo más primario, a morder, como cualquier otro mamífero.

– Llama la atención de la manera que puede, por celos, por ejemplo.

Un niño pega:

– Porque imita a otros sin saber que es algo malo.

– Siente frustración, incomprensión…

– Quiere llamar nuestra atención.

Si aquí malamadre sigues leyendo porque te sientes identificada con lo que cuento, estarás preguntándote y “¿entonces qué hago para prevenirlo?”. Pues si tu buenhijo es de los que ni muerde ni pega, ¡Enhorabuena!, pero te aconsejo que tengas claras ciertas herramientas para prevenir que lo haga, ya que como ves en las causas de por qué lo hacen, es bastante común que un niño se sienta de alguna de esas maneras a lo largo de su infancia.

¿Cómo puedes prevenirlo?:

– Intentando anticiparte a aquellas cosas que le hacen morder o pegar. Como ya sabemos que no podemos controlar el mundo (ni lo pretendemos), intentaremos controlar lo que esté a nuestro alcance. Si crees que si le dices “no” a algo te responderá pegando o mordiendo, agáchate a su nivel y cogiéndole de las manos suavemente le dices que eso no está bien. Al tenerle contenido con tus manos, ya previenes que te pegue y puedes sujetarle para que no muerda.

– Dar mensajes claros y directos, sin dar vueltas ni muchas explicaciones. El lenguaje es uno de los principales motivos por los que los niños se frustran y tienden a agredir. No saben cómo expresar enfado, rabia, nervios o descontrol y su manera más primitiva o primaria es mordiendo o pegando. Por lo tanto, demos palabras a lo que sienten antes de que peguen. Puedes decir en voz alta: “Sé que estás enfadado; que quieres esto y no te lo doy; ¿necesitas ayuda?”, lo que creemos que diríamos nosotros en esa situación si estuviéramos en la piel del buenhijo. Esto previene que llegue al límite de pegar.

– Si prometemos, cumplimos, aunque seamos malasmadres, aquí nuestra palabra no puede fallar; porque si no perdemos credibilidad y el ansia y la frustración aparecen.

– Acompaña en el enfado al buenhijo, no le amenaces con irte, con comportarte peor que él, en definitiva. No puedes enseñar a que respeten sin respetar, a no pegar pegando o a morder mordiendo. Cuántos adultos he visto que dicen “No pegues” a la vez que dan un cachetazo al niño en la mano o en el culo. Muy buen mensaje no es, y además poco claro para el niño. Recordemos que son imitadores natos y lo copian todo, y parece que lo malo antes que lo bueno.

Y me dirás malamadre, “Y si mi buenhijo ya pega o muerde, ¿Qué hago?”. Pues sobre todo, aunque suene a tópico y a imposible, tratar de contar hasta diez (o mil), y sacar paciencia de donde no la haya y aplicar estas estrategias, que con constancia y repetición nos serán muy útiles para enfrentarnos a un proceso madurativo habitual, pero que queremos que cese y no vaya más allá.

¿Qué hacer si ya lo hace?

– ¡Reacciona malamadre! parece una estupidez, pero reaccionar es esencial. Hay mucha gente que se queda impasible y cuando quiere darse cuenta sí que tiene un verdadero problema. Así que aunque no sepas qué hacer, toma las riendas de la situación y di “no” de forma seria, firme y calmada, que no te sienta débil, que ya sabemos que los buenoshijos nos toman la medida rápido y aunque no lo hace con maldad, no puede ver que pegar o morder le hace conseguir lo que quiere.

– Empatiza con tu buenhijo y piensa por qué acaba de hacer esto. Tenga o no razón, no cambiará nuestra reacción, ya que pegar o morder no está contemplado bajo ninguna excepción o motivo, pero sí que hay que pensar que los motivos son importantes para comprender a nuestro buenhijo. No es lo mismo que pegue porque un niño le ha quitado su juguete, que lo haga porque él se lo ha quitado al niño. Nuestra reacción debe darle estrategias para no repetir la conducta. Si el buenhijo ha quitado algo a otro niño, le explicaremos que no es su juguete y que tiene que devolverlo, como a él le gustaría que hicieran. Si el juguete es suyo y se lo han quitado, le explicaremos cómo puede pedírselo al niño sin pegar, con palabras, que entendemos que esté enfadado, pero no pegando o mordiendo.

– No hagas lo que no te gustaría que repitiera. No le pegues, no le grites, no hagas cosas que no son un modelo para tu buenhijo. Además piensa que no lo hace por molestarte o hacerte desesperar, sino por lo antes explicado. Si consigues verlo así, tienes mucho ganado.

– Bájate a su nivel y mirándole a los ojos dile claramente “no” y explícale de una forma sencilla que no se pega o muerde. Insistir es esencial y como ellos no tienen conciencia de tiempo tienen mucha más paciencia que nosotros, así que ánimo, piensa que en unos meses habrá pasado.

– Si pega o muerde en otro espacio, no es tu responsabilidad. Si la buenaabuela, la profe o el buentío te cuentan que ha pegado estando con ellos, dales este post y a seguir. No es responsabilidad tuya volver al tema cuando ya ha pasado. No regañes al buenhijo por algo que ni has visto y que pasó hace tiempo, porque estarás hablándole en chino. Los niños (1-3 años) comprenden causa-efecto de forma inmediata, no comprenden que estés enfadado por algo que pasó hace horas, no saben relacionarlo.

Y si todo esto no funciona o no te ves con fuerzas, lo mejor es que dejes al buenhijo un rato con alguien que se encuentre con más fuerzas o paciencia que tú, o simplemente retírate o trata de mantener tu atención en otra cosa. No te hagas responsable de tal conducta. Y, sobre todo, ten en cuenta que les sucede a muchos niños, vayan o no a la guardería, tengan o no hermanos, sean de hijos de buenas o de malasmadres, y un largo etcétera.

Estas conductas son fruto de los cambios madurativos de los buenoshijos, que tienen que adaptarse rápidamente a todo lo que van conociendo y aprendiendo, y hacerse mayor cuesta, pero todo pasa malasmadres, piensa sólo en eso, ¡es tu única esperanza!

Y tu malamadre ¿has recibido tu primer bocadito sorpresa por parte de tu buenhijo?, ¿te han tachado de malamadre porque tu hijo muerde o pega en el parque?, ¿ienes el milagro anti-bocaos? Si es así compártelo con todas, ¡no seas egoísta!

Malasmadres_morder

Y antes de irnos recuerda que tenemos dos acciones activas que son LA BOMBA:

– Puedes participar en el SORTEAZO de Hello Creatividad hasta el próximo jueves y ganar un año de cursos gratis. Participa AQUÍ.

– Nos estamos riendo muchísimo con vuestras #MentirasAPeques con la acción de #FordCMax. Podéis ganar un viajazo para la buenafamilia a Por Aventura participando AQUÍ.

57 Comentarios
  • Mónica

    12 Mayo, 2015 a 9:27 am Responder

    Hola! Muy interesante el post. Pero tengo una duda, ¿qué pasa cuando un niño solo pega a otro niño en concreto? Mi sobrino (3 años) es un niño encantador, pero tiene fijación con mi hijo (2 años). Continuamente le pega, le quita las cosas, le empuja y, últimamente, hasta le da cabezazos. No creo que sea por llamar la atención, porque muchas veces lo hace también cuando están solos y nadie puede verlos. Y a mí me preocupa las consecuencias, no solo físicas, que este comportamiento pueda tener sobre mi hijo, ya que antes se olvidaba del tema enseguida, pero ahora nos vamos a casa y durante horas recuerda que su primo le ha pegado. ¿Qué podemos hacer?

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 11:06 am Responder

      Hola Mónica, gracias por tu pregunta.
      Ante todo decirte que cada caso es especial y único y no todo funciona con todos, es decir, si tu caso está siendo así puede ser por muchas cosas. El peque de tres años que comentas que pega al de dos, quizás tenga celos porque antes estaba él solo y ahora tiene que “tragar” con compartir atenciones, no ser el único niño del grupo.. Entonces lo que suelen hacer los que se sienten destronados es llamar la atención como sea, y lo malo es que llamar la atención de forma positiva no es fácil para ellos, sino que suele ser todo lo contrario. En cuanto vemos a un “niño malo” pensamos que lo hace por llamar la atención, pero es que si no sabe otra manera de ser el protagonista, lo va a seguir repitiendo.
      Por lo tanto, intentad partir de cero, porque el niño de 3 años ya está etiquetado y esto le condiciona. Y el de dos también tiene su etiqueta de “pobrecito” y esto no ayuda al de tres. Comprendes?
      Intentad no repetir las conductas que le llevan a pegar (dejarles solos, que compartan los juguetes preferidos de cada uno…), no ir sugestionados, tratar de cambiar la rutina y premiar siempre que se porte bien, intentando valorar su esfuerzo por portarse adecuadamente.
      Espero haberte ayudado!

      • Mónica

        12 Mayo, 2015 a 11:14 am Responder

        Mil gracias, Alejandra! Aplicaremos tus consejos.

  • Iria

    12 Mayo, 2015 a 10:02 am Responder

    Gracias por el post!! Muy identificados.. a nosotros esta etapa nos ha llegado tarde (mi peque ya tiene dos años y medio). Por lo menos (si esto es un consuelo) únicamente pega de mucha confianza y nunca lo ha hecho en el cole, aunque sí que le han pegado. Siempre me ha hecho gracia lo de decir “no se pega” mientras se le da un cachete… aunque a veces apetece, más vale contar hasta diez y preguntarle porqué está enfadado.

  • Arancha

    12 Mayo, 2015 a 10:05 am Responder

    ¡Alejandra, ni que estuvieras pensando en mí!
    Me imprimo este post y me le pongo en sitio bien visible.
    Estoy por memorizarlo, no vaya a perder el papel.

    ¡Gracias! Te aseguro que llega en el mejor momento.

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 11:08 am Responder

      Sabes que pienso mucho en ti jajaja! Pero estamos en etapas muy parecidas y era necesario! Muuuuaaaak

  • Lucia

    12 Mayo, 2015 a 10:37 am Responder

    Enhorabuena por el post! No veais que bien me viene! Buenahija de un año, empieza hace una semana, a pegar (a mi, a la mesa…) porque no quiere comer o porque quiere algo que no puede coger. Y al poco tiempo me di cuenta que yo le habia enseñado eso, porque cada vez que se portaba mal, le daba un golpe a la mesa (flojito, no penseis mal) al regañarle o enseñarle que algo no se hace. Si el mal ya esta aprendido, ¿ahora como me retracto? Intentare seguir todos los consejos del post!

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 11:11 am Responder

      Hola Lucia! Como tu dices aprenden muy rápido. Con que tu no repitas lo que está mal y lo corrijas, aprenderá rápidamente a modificar la mala conducta ya aprendida. Así que paciencia que rectificar es de sabios y ellos son esponjas! Un abrazo

  • Eva G

    12 Mayo, 2015 a 11:08 am Responder

    Pues la verdad es que la buenahija no ha pasado por una fase perse de morder o pegar, pero por supuesto ha pegado y no a otros niños, sino a mi. ¿por qué? pues muy fácil, cuando la dinámica croqueta se escapaba incluso a su control, cuando el cansancio se mezclaba con alguna prohibición por mi parte o simplemente cuando se convertía en gremblin.
    Yo siempre he dicho No, pero no siempre ha tenido el efecto de parada que necesitaba, así que muchas veces he recurrido a salir de la habitación y a decirle que “mamá está para hablar contigo, cuando te calmes lo hacemos”
    Algún guantazo extra te llevas pero lo único que me ha funcionado es el mantenerme impasible y no ceder un milímetro.
    Está claro que es una forma de desahogo y liberación de frustraciones pero es siempre mejor cortarlo de raiz.
    El artículo lo comparto, porque hay muchas malasmadres en mi entorno a las que sé que les vendrá genial tener una guía tan paso a paso y tan liberadora.
    Gracias Alejandra.

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 11:12 am Responder

      Hola Eva! Si, lo que cuentas forma parte ya de las rabietas, de la fase entro en bucle y necesito que alguien me pare. Esa manera que tu comentas de darte un tiempo fuera les hace reaccionar y no entrar en bucle y discusión sin parar, así que genial!
      Gracias por compartir y estar siempre ahí! Un besazo!!!!

  • la musa

    12 Mayo, 2015 a 11:18 am Responder

    Ay…ojalá te hubiese tenido cerca cuando me.pasaba….
    más vale tarde que nuca.
    estupendo post!!!
    besos

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 11:20 am Responder

      Gracias Musa! Por si te animas a por el cuarto y sino ya para los sobrinos o los nietos! Nunca es tarde!!! Muaaaa

  • NINES

    12 Mayo, 2015 a 11:41 am Responder

    Mi buena hija de 20 meses anda todo el día espantando moscas…ayer mismamente me cayó un bofetón a mi al regañarla por algo…estoy desesperada, en el parque tengo que estar pendiente porque se le cruza el cable y pega sin más….hay veces que pega al regañarle por algo, otras al quitarle un juguete otro niño y otras simplemente porque le da la gana….no sé qué hacer la verdad, he intentado decirle de muchas formas que no se pega a nadie…y no sirve de nada…

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 12:41 pm Responder

      A veces se prolonga en el tiempo porque ven que reciben atención por ello o simplemente porque no tienen otro mecanismo para hacerse entender. Yo te aconsejo que pongas palabras a lo que le pase. Si te da un golpe porque quiere algo y no se lo das, dile: “ya se que estas enfadada, pero no se pega, pídemelo”. Y al mínimo intento de pedírtelo bien, hazle caso; no estés hasta que lo repita perfecto. Premiala cuando se porte bien. Diciéndole: cuanto te quiere mamá, qué bien te estás portando, etc. Pero sobre todo, cuenta hasta mil y si tienes que estar en el parque cerca de ella para evitar que pegue, es mejor que lo estés el tiempo que lo necesite para que no acabe afectándole en su relación con otros niños.
      Espero haberte ayudado Nines, un abrazo

  • Esther

    12 Mayo, 2015 a 12:42 pm Responder

    Hola!
    Gracias por explicarlo tan divinamente…jajajaja…mi buenahija2 de casi 18 meses le ha dado por pellizcar cuando se enfada…Solo lo hace cuando no la dejas hacer algo, o no se sale con la suya, supongo que expresará así su frustración…también hay veces que tira al suelo lo que tenga a mano…tiene un carazter…fuerte o serán cosas de la edad? espero que sea lo segundo…
    Morder no muerde a posta…algún mordisquillo jugando si se le ha escapado, los suficientes como para ponerme tensa cuando arrima su cara a una parte de mi cuerpo…por si las moscas…jajaja

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 4:04 pm Responder

      Gracias Esther!!! Me alegra que te guste cómo queda explicado, al final todo pasa y hay que saber sobrellevarlo. Un abrazo!

  • Maite

    12 Mayo, 2015 a 12:54 pm Responder

    Mi niña de 20 meses siempre ha sido muy buena pero desde hace dos meses aproximadamente día día la veo mas “Chuky”. Últimamente es todo no, gritar a todas horas si le llevas la contraria y algún manotazo me ha dado cuando no le permito hacer algo que quiere. Está todo el día retándome y yo trato de contar hasta 10 y no gritarle yo pero hay veces que entra en bucle y hasta que no le das una voz no reacciona y se calla. Otra cosa que hago cuando me reta es decirle que no quiero estar con ella si se porta mal y salgo de la habitación.
    No se si lo estoy haciendo bien, me preocupa este tema bastante porque no quiero que sea la típica niña insoportable

    • Alejandra Melus

      12 Mayo, 2015 a 4:07 pm Responder

      Hola! Piensa en si lo que haces te da sus frutos. Si es así, lo haces bien; sino tienes que cambiar. Te aconsejo que si te apartas para que se desenfade, la recuerdes que estás ahí siempre que se calme, para que no sienta que la dejas sola y tenga miedos o sensación de incomprensión.
      Mucho ánimo y paciencia!!!

  • Bea Nava

    12 Mayo, 2015 a 1:56 pm Responder

    Me ha gustado mucho Alejandra, me ha ayudado a verlo de otra manera! No hay que perder la paciencia con ellos, y todo lo que cuentas me ayudará a no hacerlo 🙂 Gracias!!!!

  • BeaTriz

    12 Mayo, 2015 a 2:39 pm Responder

    Buenos días y enhorabuena por el post. Qué falta nos hacen sugerencias y recursos para enfrentarnos a estas etapas. Mi hijo de algo más de 2 años sólo me pega a mí y es cierto que te preguntas ¿Qué he hecho mal? Nunca le he pegado y lo curioso es que sabe perfectamente que no debe hacerlo porque la mayor parte de las veces inmediatamente me pide perdón y me da besos. No sé muy bien cómo actuar porque aunque ya he intentado ponerle palabras a sus emociones y mantenerme calmada hay veces que entra en bucle y me toca soportar estoicamente más de 4 horas de rabieta para poder cambiarle el pañal. Tengo serias y continuas dudas sobre qué hacer y la opinión del entorno no ayuda tampoco. Intento recordar que es una etapa y pasará porque como vaya a peor…

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 12:49 am Responder

      Vas en el camino del bien, pero recuerda que los niños tienen paciencia infinita y repiten todo hasta que un día cambian e interiorizan lo que querías enseñarles! así que mucho ánimo y sobre todo sigue firme. un abrazo!

  • ana belen

    12 Mayo, 2015 a 2:46 pm Responder

    Hola chicas!!!Muy buenos consejos…
    Mi pollo muerde…yo a veces no puedo evitarlo y le muerdo sus mofletes…él me imita…y como es ninja no le veo llegar y me sorprende…m da la risa y entonces piensa que es divertido y me persigue…pero no controla la fuerza y duele!!!!

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 12:51 am Responder

      Hola Ana Belén! jajaja! lo mejor es que dejes de morderle o lo hagas cuando esté dormido, porque sino te va a copiar y no entenderá que se lo prohíbas. Lo que mamá pollo hace, bebé pollo lo repite. Un beso!

  • Lorena

    12 Mayo, 2015 a 4:13 pm Responder

    Totalmente identificada! Pollito me coge el brazo y me muerde. Raro es el día que no llevo sus dientecillos señalados en los brazos. Si le pilla por medio la pierna, la pierna, o incluso el escote si lo que quiere es tetilla. Yo creo que es por los dientes y que hace una semana le quitaron el frenillo de la lengua y esta raro y molesto. Me mordía el pezon y eso que nunca lo ha hecho.
    Lo de pegar, en el parque cuando lo saco del columpio y quiere mas. Pero le hago entender a duras penas que hay más niños que tienen que subir.
    Seguiré tus indicaciones, me parecen geniales!

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 12:52 am Responder

      Gracias Lorena! me alegra mucho que te guste el post! si es útil y ayuda mejor que mejor! un besazo! nos vemos en la party!!

  • Noelia

    12 Mayo, 2015 a 4:32 pm Responder

    Buenas, pues mi preocupación y angustia es totalmente por lo contrario, mi hijo tiene 25 meses y no pega, no muerde, no quita… Pero a el si que se lo hacen ( solo lo quitar,no le muerden ni le pegan) esta con un nene que tiene su misma edad y esta en la fase del “mio” y el no sabe defenderse y lo pasa fatal.no se que hacer, es muy sensible y ahora cada vez que un niño se acerca se asusta, necesita mucho tiempo para cojer confianza. No se que hacer, no quiero forzarlo pero tampoco sobre protegerlo.ayuda por favor!!!

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 12:57 am Responder

      Me parece genial esta pregunta, porque a muchos de los niños con los que yo trabajo les sucede esto y sabes lo que hacemos? poner palabras a su defensa. Si les quitan algo les digo: “¿Te gusta que te lo quiten?” y suelen decir “no”. Y les digo: “¿y qué podemos hacer para pedirlo o defender lo que es nuestro?” y que piense con nuestra ayuda. Le damos herramientas. “Dile: es mío!”, Si estás enfadado, puedes gritar y enfadarte y decírselo al niño. Es tuyo, que no te lo quiten. Y jugamos a eso, a sacar la rabia, a enfadarnos si nos quitan algo, a darle herramientas para comunicar el enfado, la rabia. Los cuentos de emociones vienen muy bien:
      – Las emociones de Nacho
      – El monstruo de colores
      – Rabietas
      Un abrazo y a intentarlo!

  • Maite

    12 Mayo, 2015 a 10:16 pm Responder

    Genial el post!! Siempre me ha llamado mucho la atención la manera que tienen de expresarse cuando son tan pequeños.
    Lo anoto para cuando me toque!!! Que seguro que “pringo” con algún bocao del buenhijo 😉

  • Río

    13 Mayo, 2015 a 12:04 am Responder

    Hola muy buenas noches me ha encantado el post y la verdad es que estoy pensando en mprimirlo y guardarmelo para recordarlo siempre.. Si, yo también tengo un buenhijo que muerde,y últimamente más asidua mente tanto en casa cómo en la guardería, ( en casa parece que lo hace ya menos por que me pongo muy triste y parece reaccionar y después me abraza, tiene 21meses .Lo que más me está preocupando es qué casi siempre muerde al mismo niño cuando voy a recogerlo del cole la profesora y yo estuvimos de acuerdo en hacerle una cartilla de comportamiento de gomis rojos si se porta mal y verde si se porta bien y es cuando le pone el punto rojo en el momento d agresión la profe lo castiga y le dice q eso no se hace que hace daño y luego yo en casa no le pongo la TV y le recuerdo que estuvo muy mal lo que hizo, poniendo mi dedo en sus dientitos y al mismo tiempo diciéndole que eso no se hace qe no se muerde eso esta muy mal e incluso he llegado a cambiarle su menú para que lo asocie a su comportamiento.hoy me comenta la profe que hacia mordido otra vez y q al retirarlo empezo a morder la pared ( por que hace eso?) que me recomiendas que haga? Mi actitud está bien?

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 1:07 am Responder

      Hola Río, respecto a mi forma de ver la educación no comparto la tabla de premio-castigo, ya que creo que frustran mucho al niño. Yo no trabajaría con gomets ya que no está dando resultado, también siempre digo que lo que pase fuera de tu vista se queda donde haya pasado. No le regañes por lo de la guardería si ya ha pasado hace un rato y ni estabas presente. Y si ya está calmado no le recuerdes lo que te molestó, ya que vuelve a hacerle entrar en bucle de enfado y a recordarle el hecho de morder.
      El niño no muerde por fastidiar, lo está haciendo por llamar la atención o porque no sabe comunicarse con palabras o porque algo que no le gusta está pasando en la guarde y encima no está recibiendo más que regaños de la profe y su mami. Necesita comprensión y que le premiéis más por lo bueno que estar tan atentos de lo malo. Si hay con un niño en concreto que se lleva peor o tiende más a morderle, pues que no les junten o si les juntan que busquen la manera de que realicen algo que les encante juntos y le feliciten por ello, le hagan una corona con cartón porque se ha portado genial, le canten una canción… El premio funciona mucho mejor que el castigo.
      Espero haberte ayudado, Un abrazo

  • Río

    13 Mayo, 2015 a 12:08 am Responder

    Hola muy buenas noches me ha encantado el post y la verdad es que estoy pensando en mprimirlo y guardarmelo para recordarlo siempre.. Si, yo también tengo un buenhijo que muerde,y últimamente más asidua mente tanto en casa cómo en la guardería, ( en casa parece que lo hace ya menos por que me pongo muy triste y parece reaccionar y después me abraza, tiene 21meses .Lo que más me está preocupando es qué casi siempre muerde al mismo niño cuando voy a recogerlo del cole la profesora y yo estuvimos de acuerdo en hacerle una cartilla de comportamiento de gomis rojos si se porta mal y verde si se porta bien y es cuando le pone el punto rojo en el momento d agresión la profe lo castiga y le dice q eso no se hace que hace daño y luego yo en casa no le pongo la TV y le recuerdo que estuvo muy mal lo que hizo, poniendo mi dedo en sus dientitos y al mismo tiempo diciéndole que eso no se hace qe no se muerde eso esta muy mal e incluso he llegado a cambiarle su menú para que lo asocie a su comportamiento.hoy me comenta la profe que hacia mordido otra vez y q al retirarlo empezo a morder la pared ( por que hace eso?) que me recomiendas que haga? Mi actitud está bien? Esta muy potro últimamente y me entristece mucho no saber quebpasa por la cabecita de mi Niño para comportarse así. Graxie mile…

  • Rebeca de Torres

    13 Mayo, 2015 a 1:00 am Responder

    Alejandra, muy interesante el post.
    Abril nunca ha pegado ni mordido, pero con Altea pasamos una racha un poco mala, sobre todo en la guarde. La duró 2-3 meses y pasó.
    Lo peor es que tenía fijación con una niña y cada vez que se enfadaba o frustraba por algo, iba a por ella. Y además luego me lo explicaba cuando yo le preguntaba por qué la había mordido.
    Ya ha cumplido tres años y ahora tocan otras cosas, pero el post lo compartiré con otras mamis que nunca están de más consejos como estos.
    Un beso

    • Alejandra Melús

      13 Mayo, 2015 a 1:09 am Responder

      Muchísimas gracias Rebeca! claro ejemplo de que todo pasa! Esto animará a las que estén en tu situación de hace unos años! Muak

  • Laura

    13 Mayo, 2015 a 9:40 pm Responder

    Pues la mía tiene la mano un poquito larga, tiene 3 años y 2 meses y me acaba de arrear un soberano sopapo… sin ton ni son, sólo porque le había lavado las manos, y yo se las he vuelto a lavar.
    Contención. Le he dicho que eso no se hace, y que lamentablemente se había quedado sin cuento. Es triste, igual no está bien, pero ese ha sido su castigo.
    Hemos ido a la cama, le he vuelto a explicar que pegando no se consigue nada y que no se tiene que repetir, que me mire a los ojos cuando le hablo (desde que tiene meses, desvía la mirada!!!) etc.
    En fin… un manual interactivo para malasmadres,es lo que me hace falta.

  • Camila

    14 Mayo, 2015 a 10:15 pm Responder

    Buenas. Me ha encantado el post. Es super útil!! Mi hija tiene casi un año y medio. Lo que más me preocupa es que, desde hace unos meses, se pega a ella misma en la cabeza (y con bastante fuerza), cuando siente frustración, no consigue hacer algo por sí misma y en ocasiones también cuando le dices no. Se me parte el alma cada vez que lo veo. Le decimos, muy suavemente y con el máximo cariño que “no nos hacemos daño”, “nos queremos”, “que somos buenos”, “que sólo es un no” y cambiamos su gesto agresivo con hacerse mimos por sí misma o hacernos mimos a nosotros. Creo (o quiero creer) que estos episodios han disminuido pero siguen sucediendo.

    Cuando no consigue una cosa o toca hacer algo que a ella no le apetece también se tira al suelo con intención de hacerse daño en la cabeza y si la tengo en brazos tira la cabeza hacia atrás con tal fuerza que como haya una pared o algo se puede hacer un buen coscorrón. Lo del suelo ya he hallado una “solución” para evitar que se haga daño (que simplemente es acompañarla hasta el suelo para que no se de un golpe y pueda seguir con su enfado, aunque por lo general se le pasa).

    Sin embargo no he encontrado solución para cuando la tengo en brazos ni cuando se pega a sí misma en la cabeza. ¿Cómo decirle un “no” que lo entienda y lo aplique sin hacerse daño? ¿Cómo hacerle entender que ‘no nos pegamos’, que esa no es la solución para afrontar un problema?

    Gracias por todo!

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 3:17 pm Responder

      Gracias por tus palabras. La verdad es que todo consiste en paciencia y ser firme con lo que decimos. Seguir las mismas pautas siempre y ver los frutos. Un beso

  • Marga

    17 Mayo, 2015 a 12:27 am Responder

    Muchas gracias x el post. Me lo guardo.
    Intentando hacer memoria, solo me doy cuenta de que pegue en tres momentos:
    Si estoy dormida en cama y no me despierto a pesar de los besos, y otras historias, me suele caer una Bofetada. Que entiendo que es desesperación. Y me levanto, me pongo a su altura, y le digo que no.
    Las otras veces, es cuando le voy a dar de comer. Come muy bien, y come solo. Menos la primera o segunda cuchara, que se la doy para que pruebe, xq nunca quiere empezar. Luego debora, pero el primero no quiere.
    Y ahí me cae el segundo golpe, pero me da en la mano. Con lo cual el puré suele caer en mi pantalón. Le agarró la mano, me pongo sería, le digo no y esas cosas. Y como normalmente sigue comiendo el solo, pues me fastidia horrores, pero…
    Eso sí, reconozco que cuando lo repite más de tres/cuatro veces, retiro la comida.
    Y el otro momento de mano suelta. Es si le van a dar besos, o más bien achuchar. No le gusta que le achuchar, la gente q no conoce. Es decir, vamos a mi casa de vacaciones, va mi hermano, le va a achuchar y… Zas! Sopapo. Claro, a el le digo que no se pega. Y a mi hermano le digo que vaya a achuchar a su novia. Pero si es alguien q no tengo tanta confianza…
    Se junta q me gusta q el diga q no. Porque la gente no tiene q achuchar a los niños. Pero claro, q pegue Sopapos…
    Si fuera más mayor, le diría en alto que no, pero en el oído le diría q esta bien hecho. Pero con 20 meses aun no me pilla.
    (sobre este tema, ya lanza besos. Así ya me adelanto y siempre digo: lanza un beso, para q no vengan a pedirle un beso, y se vayan con una torta.)
    Q difícil es esto de criar!!!!!! Jeje

  • sara

    27 Julio, 2015 a 12:56 pm Responder

    me ha parecido super interesante este post! gracias por compartirlo.
    Mi hijo tiene casi 17 meses y sólo me muerde y me pellizca a mí, a nadie más y no entiendo porque 🙁 alguna idea?

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 3:20 pm Responder

      Gracias Sara. Me alegro de que te haya gustado. Simplemente si ya sabes cuando puede llegar a pegarte, intenta evitar la cercanía y contenle. Así conseguirás que no te alcance. Y que vea que no te gusta. Un abrazo

  • Aloe Vera

    27 Julio, 2015 a 1:07 pm Responder

    Muchas gracias por el post, muy útil!!!! Mi hija mayor q hara 3 años en Octubre nunca ha pegado a nadie, solo a mi, suele empezar de broma y acabamos como el rosario de la aurora… y últimamente se le escapan tortitas a su padre y a los abuelos, pero nada serio. Mi hija pequeña hara 1 años en Octubre tb y tiene pinta q va a ser tremenda… me dan miedo los mordiscos, de momento no tiene dientes pero a ver. Mi sobrino de 4 años tiene TEA y pega y mucho y es tan difícil de controlar. Con mi hija mayor se lleva genial y mientras están solos o con la abu está tranquilo y no la pega, juegan y se divierten pero en cuanto hay mas gente la empuja y la pega. A la bebé si q la intenta pegar pero siempre estoy atenta y le paro. Pero claro esto es un caso especial q hay q tratar de otra manera….

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 3:21 pm Responder

      Claro. El peque con TEA es un caso especial, no pu de mirarse igual. Lo demás son etapas y donde hay confianza da asco como dice el refrán jajaja un beso

  • Cindy

    27 Julio, 2015 a 1:31 pm Responder

    Hola:
    Mi consulta es la siguiente:
    Tengo un nino de 23 meses que es ‘nerviosillo’ por lo que puedo observar. Cada vez que quiere dar cariño lo hace de manera muy tosca, viene y te golpea apretando los dientes. Pero sobre todo hay una cosa que me tiene cansada, que me tira de los pelos siempre, para relajarse, cuando viene a abrazarme o darme cariño aprovecha y tirón de pelos. Y más aún cuando va a dormir, mete sus deditos ente mi cabello y va tirando de a pocos, a veces me hace daño. Me he comprado una coleta de pelos para ponérmela a la hora que lo hago dormir, a veces funciona, a veces no. ¿ Queé puedo hacer para quitarle esa manía? Ya le he explicado que eso duele, que no se hace. Por algunos días le hacía lo mismo, pero luego me di cuenta de que no era la mejor manera así es que trataba y trato de hacerle entender que no lo hago, pero nada.
    No puedo estar sentada en el sofá porque aprovecha para jalarme los pelos. Ya no sé qué hacer. Help!!!!

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 3:24 pm Responder

      Hola. Lo primero no dejes que te tire bajo ningún concepto. Ni suave ni fuerte. En ningún caso, ni a tu pelo ni al pelo de mentira, porque el no diferencia y no aprende así. Cada vez que lo haga, ponte a la distancia que no pueda hacerlo. Insiste y no le dejes. Con persistencia acabará aprendiendo. Pero no cambies las normas, siempre igual y firme. Espero haberte ayudado. Un saludo

  • Lucila Gutiérrez

    27 Julio, 2015 a 3:58 pm Responder

    Me ha llegado este post caído del cielo, gracias!!! A mi niño de diecisiete meses le lleva pasando un tiempo lo mismo que a la de Camila, si le digo no se golpea en la cara mirándome enfadado. Si estoy cerca también me pega a mí. Yo lo que hago es ignorarlo en ese momento para que note que no es forma de llamar mi atención.
    Desde hace una semana, también pega a otros niños, en este caso no por frustración, se le acercan y allá va. Hay una niña que se lo hacia a él y no sé si ha adquirido esa costumbre o ataca antes de que lo ataquen a él. Espero que me ayudes con ambos casos.

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 8:16 pm Responder

      Está llamando la atención de forma inadecuada, por lo tanto, hay que compensar las llamadas de atención positivas y tratar de corregir las negativas. Contenle y acompáñale en el juego con otros niños para que no lo haga y cuando haga algo bueno felicítale. Un beso

  • Rocio

    27 Julio, 2015 a 6:27 pm Responder

    Buen día, muy interesante tu post, sobre todo porque recientemente mi pequeño de 3 años mordió a una primita, pero entiendo por lo que leí que se trataban de celos por la falta de atención de su hermana hacia él, ya que jugaba solo con la primita…

    Ahora bien mis hijos se quieren un montón a pesar de los 8 años de diferencia que tienen, pero él tiene una fijación muy particular por escupirla, estornudar o toser sobre ella y deliberadamente la busca para hacerlo. No me queda claro a qué se debe, cómo corregir esta actitud que ya se volvió repetitiva?

    • Alejandra AT y Estimulación

      27 Julio, 2015 a 8:19 pm Responder

      Las emociones mal expresadas son signo de esto, a veces por tratar de llamar la atención hacen cosas inadecuadas y no lo hacen con maldad sino porque ven que reciben atención por ello. Hay que tratar de comprender en qué situaciones lo hace y evitar que se de anticipándonos a ello. Te invito a que cuando lo haga le digas que no de forma tranquila y siempre igual. Y cuando se relacione adecuadamente le felicites y te pongas contenta. Poco a poco desaparecerá siempre que seáis constantes. Un abrazo y gracias!

  • Maria Dolores

    31 Julio, 2015 a 7:05 pm Responder

    Hola yo tengo un nene de 19 meses….duerme conmigo en cama desde q nació…y si despierta antes q yo me da manotazos en donde pille…después yo juegue con el q le paso la mano por la cara y el lo repite pero casi casi se puede decir q da bofetadas…y si por ejemplo estamos en el comedor y no le prestas atención un segundo, viene y te da en el brazo o pierna…lo de morder lo hacia, pero era por los dientes, aunque a veces se muerde su mano y los pies…yo cuando me da los manotazos le digo un No rotundo y el peque,como sabe q no me gusta lo q ha echo…se acerca a mi y me da un abrazo y un beso…y reconozco q ay veces q me derrito…aunque se q esta mal

  • Sandra

    1 Agosto, 2015 a 2:07 am Responder

    ¿y que hacer cuando tu buenhijo te muerde y tu te lo desenganchas de la pierna como buenamente puedes rabiando de dolor y el mientras se ríe porque se cree que es un juego? Lo aparto, me pongo a su nivel, seria, le digo que me duele que no me gusta que prefiero besitos… y sigue con el “juego”…

  • Vic

    1 Agosto, 2015 a 11:35 pm Responder

    Interesante, añadiria Otra “tecnica” es explicarle para que sirven las manos y boca ademas de para pegar/morder. Como por ejemplo dar caricias, jugar con plasti, dar besos, soplar… dar opciones vamos.

  • María

    12 Marzo, 2017 a 8:24 pm Responder

    Buenas tardes. Yo tengo un hijo de 3 años que en casa suele portarse bien (salvo alguna rabieta o desobediencia puntual). Cuando estaba en sala de 2 años, me llamaron del jardín maternal porque empujaba, se paraba o corría con otros nenes por la sala, etc. Las maestras me comentaron que era un grupo muy movido y que estaban hablando con varios padres para ayudar a que el grupo funcionara mejor. A lo largo del año no me llamaron nunca más, salvo una vez que fui a retirarlo y me dijeron que esa semana les había contestado mal a las maestras y que estaba un poco rebelde. Ahora empezó sala de 3 años en un jardín de infantes nuevo (el otro era solo hasta 2 años), los primeros días la maestra me decía que era un amor, muy educado, etc… el viernes, luego de haber pasado sólo 5 días, la maestra me pidió que me quedara a hablar, me dijo que el nene tiene mucha energía, que a veces no hace caso o se enoja, que pegó dos “pataditas” a unos compañeros a modo de broma, que se està juntando con los nenes que se portan mal. Me puse muy triste, llena de angustia y de miedos. No sé qué hacer ya que nunca lo vi golpear a sus amiguitos o compañeros de plaza, estoy preocupada. También noté que se excita mucho cuando juega con amigos, les habla todo el tiempo en voz muy alta lleno de entusiasmo. Es ésto normal? Debo preocuparme por esta situación?

  • Lisbeth Vilca

    26 Marzo, 2017 a 11:20 pm Responder

    Muy buenas tardes Srta. Alejandra….yo tengo una niña de 3 años que acaba de ingresar recién al jardín….ella es única en casa y toda mi familia…….ella ingreso a sun jardín muy contenta y se levantaba temprano para irse a su jardín….. pero en esta ultima semana al ir a recogerla junto a su abuelo… ella salía llorando…. y su tia encargada de clase nos decía que ella lloraba para pedir algo…. o se retiro llorando de la clase de baile etc……..mi bebe nunca llora asi de nada….yo hable con ella….. y me dice ahora que no quiere ir al colegio… que no le gusta su tia de danza ni su tia auxiliar…… llora por no ir al colegio…. y me parece muy raro ese cambio en ella…….. de tan emocionada que estaba y que ahora no quiera ir……..yo hablando con ella me llego a decir que había un niño que mucho le pegaba….le jalaba de las trenzas, que le pegaba en su carita…y que en clases de baile le quiere disparar, etc etc………y que no le usta su tia auxiliar porque le dijo que nunca vendrás al colegio……… la verdad me siento muy mal ver asi a mi niña pequeña…. porqwue ahora ella muerde y grita arrojándoos cosas cuando no era asi………..ayúdeme ud. a como debo actuar yo como madre……..por ser primeriza…..como cambiar en ella esa idea de no querer ir al colegio……por favor y muchas GRACIAS.

Comentar

X