¿Qué quieres encontrar?

24
La reincorporación laboral, cómo hacer un currículum

La reincorporación laboral, cómo hacer un currículum

La reincorporación al mundo laboral después del tiempo dedicado al cuidado de nuestros hijos e hijas no es una etapa fácil. Sin embargo, pensándolo en frío y analizando el gran trabajo que es ser madre me pregunto si hay algo más difícil que la maternidad.

Esta etapa nos dota en miles de experiencias extraordinarias y también de los momentos de cansancio extremo y situaciones diría yo… difícil de manejar (seguramente sabéis a lo que me refiero ). Todas estas experiencias nos traen un gran aprendizaje sobre nosotras mismas, nuestras posibilidades, capacidades y gracias a ellas desarrollamos inconscientemente competencias que también son muy deseadas en el entorno laboral. 

cv-mercado-laboral-ficha

*Podéis seguir a Joanna en Facebook, Twitter, Instagram y en su web.

La evolución del currículum

Muy a menudo, cuando decidimos reincorporarnos al mercado laboral después de disfrutar de nuestra maternidad, sea el tiempo que sea, nos encontramos con la gran duda sobre cómo enfocar el currículum. También aparecen los miedos e inseguridades acerca de nuestras posibilidades de estar seleccionadas en una oferta de trabajo, lo que es comprensible teniendo en cuenta que la sociedad española penaliza más que premia la gran labor que hacemos las mujeres siendo madres.

El currículum, después de los contactos, es la herramienta más potente a la hora de buscar empleo, y en los últimos años ha evolucionado mucho. Veamos punto por punto, lo que ayudará en el currículum a destacar a cada Malamadre.

Para empezar, hay diferentes tipos de currículums:

  • Cronológicos (ordenado por las fechas).
  • Funcional (ordenado por las competencias, funciones, sectores etc pero sin orden en las fechas).
  • Además, también podemos crear un videocurrículum o una infografía, pero igualmente debemos escoger si el contenido de estos currículums lo vamos a contar de manera cronológica o funcional.

Yo soy muy partidaria de los currículums funcionales ya que ordenan muy bien la información acerca de las competencias y los conocimientos. Estos currículums se recomiendan sobre todo a las personas que han tenido una pausa (un hueco) en su vida laboral. Por lo tanto, para las mujeres que han sido madres y dedicaron meses/años a la crianza de sus hijos el currículum funcional es el más adecuado.

1. Mensaje de presentación

Una vez elegido el tipo de currículum, debemos empezarlo con un corto pero conciso mensaje de presentación. Serán suficiente 2-3 líneas para captar la atención y presentar el perfil.

¡Ojo! Cada currículum ha de ser adaptado a la oferta y nuestra presentación también debe incluir las palabras claves que aparecen en la oferta.

  • Por ejemplo, si buscan una administrativa con dilatada experiencia en contabilidad e inglés alto, en el caso que cumplamos con estos requisitos estaría bien incluir esta información en el mensaje de presentación.

2. Experiencia laboral

El siguiente apartado consiste en describir la experiencia laboral. Recordad que las fechas en este apartado no son importantes, por lo tanto, previamente sería aconsejable realizar un pequeño ejercicio de análisis de las etapas profesionales que consiste en definir y detallar todas las funciones que habéis desempeñado a lo largo de vuestra experiencia laboral y las competencias que habéis desarrollado en cada una de ellas.

Lo siguiente sería organizar toda esta información en bloques por competencias o áreas funcionales.

  • Por ejemplo: el primer bloque llamaríamos Administración y en el pondríamos todas las funciones y logros relacionados con este rol. El siguiente bloque lo llamaríamos por ejemplo Marketing y en ahí irían las funciones relacionadas con esta área. Por supuesto, en cada bloque mezclamos las empresas porque no importa cuando hemos trabajado ahí, sino qué sabemos de cada área.

cv-tip

3. Empresas

En el currículum funcional los nombres de las empresas también tienen que aparecer. Podemos mencionar estas empresas debajo de cada
Área Funcional y también podemos añadir las fechas en que hemos trabajado en ellas. También, podemos añadir un apartado debajo de la Experiencia Laboral con la lista de las empresas junto con las fechas.

4. Competencias

Uno de los puntos importantes del currículum son las competencias que definen nuestro perfil profesional. Aquí os invito a hacer vuestro autoanálisis y pensar en las situaciones por la que habéis pasado y que os han permitido adquirir o perfeccionar vuestras aptitudes. El primer paso es definir cada una de vosotras lo que habéis aprendido durante vuestra experiencia laboral pero también durante la maternidad.

Negociación, empatía, afán de superación, análisis y
planificación, polivalencia sólo son algunas de competencias que desarrollamos durante la etapa de maternidad.
Echemos un vistazo a otras que cada empresa desea de tener en su plantilla.

  • Organización. Aprendemos a organizarnos entre la pareja y nosotras, definimos la planificación de la semana dividiendo las tareas, midiendo los tiempos, optimizando los recursos. Adaptabilidad o flexibilidad son imprescindibles para una buena organización y las empresas los valoran mucho.
  • Inteligencia Emocional. Lidiar con diferentes emociones negativas como, por ejemplo: la rabia, la impotencia, el desánimo es un verdadero reto y no se trata de manejar sólo tus emociones sino sobre todo entender y gestionar las emociones de un pequeño ser que aún no sabe expresarlas. Para una empresa, contratar gente que tiene desarrollada la inteligencia emocional supone mejor gestión de equipo, un buen liderazgo o comunicación con los clientes.
  • Trabajo bajo presión. ¿Has tenido que atender alguna vez una llamada telefónica importante mientras el buen hijo hacía todo lo posible para que no lo lograses, pero lo has conseguido? Enhorabuena, si este tipo de situaciones se han repetido varias veces, seguramente has desarrollado una estrategia para acabar la tarea a pesar de un estresor.

Como vemos en los ejemplos que os he puesto, disponemos de muchas competencias que gracias a la maternidad las hemos podido potenciar. Si tenemos claro cuales son nuestros puntos fuertes y preparamos un buen currículum, nuestras posibilidades de reincorporación al mercado se hacen más grandes.

Así que Malasmadres, pensad en todo lo que habéis aprendido durante la maternidad y traducidlo al lenguaje de las empresas; creer que tenéis un gran potencial os dará “el power” que será un gran empuje en vuestro nuevo camino.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis tenido que hacer un currículum recientemente?

Han comentado...

  1. ¿Y cuál sería la mejor manera de resolver la problemática de las jornadas laborales? Me planteo si es mejor echar cv solo a las ofertas con horarios compatibles(muy escasas y en general menos cualificadas) o aplicar a las jornadas completas e intentar negociarlo después 🤷‍♀️

  2. Muchas gracias por la información. ¿Sustituye entonces el CV actual a una carta de presentación o se recomienda igualmente hacerla? Muchas gracias de nuevo a Joanna, a Laura y a todo el Club Malasmadres!

  3. Llevaba 26 años en una aseguradora en Concreto en **** tras cumplir los 55 a la calle y como falso autónomo no tengo trabajo ni derecho a nada y ayuda

  4. Lo primero agradecer el post del blog. Como enfermera llevo la friolera de 13 años trabajando de forma ininterrumpida enlazando contratos temporales en un hospital público( uno detrás de otro sin paron). En 2018 nació mi buena hija (malamadre con 33años) y me cogí un año de excedencia por cuidado de un menor , mi sorpresa es que ha finalizado el contrato y no me han renovado. No puedes hacer nada pk técnicamente no es un despido es una no renovación de contrato tras 13 años de trabajo con la misma empresa ??¿?¿. Ahora toca de nuevo buscar empleo y hacer peripecias con contratos precarios y temporales pero con el añadido de una buena hija y me estoy dando de bruces con la realidad. Con formación de máster y dos postgrados y 13 años de experiencia algunas empresas no te contratan pk no tienes disponibilidad absoluta las 24h del día. Esta es la realidad de una madre trabajadora en un país al que llamamos desarrollado, sin darnos cuenta que los niños son el futuro de una economia y paradójicamente la realidad k nos encontramos al ser madres y trabajadoras. Sin niños no hay futuro para ninguno de nosotros.

    1. Exacto, si no hay niños no hay futuro Marta. El 13 de febrero celebramos el día de la conciliación en el Club, te invitamos a que estés atenta porque nos reivindicaremos de nuevo. Un beso

  5. En mi caso, la incorporación a mi trabajo tras la segunda baja maternal, fue traumática; el primer día, me encontré sin un lugar físico donde ubicarme. Ni mesa, ni silla, ni ordenador, ni nadie que me aclarase la situación. Había desempeñado un puesto de responsabilidad durante 15 años y, hasta entonces, me había sentido valorada y respetada, por lo que nunca había imaginado tener que pasar por una situación así. En mi primer embarzo, la incorporación se produjo con toda normalidad. Las diferncias con el segundo; además de cambio de jefes, baja médica por embarazo de riesgo y contar ya con una reducción de jornada de una hora, por lo que supongo que estos dos últimos factores fueron determinantes para que “alguien”, dentro de mi empresa, considerase que merecía pasar por ese calvario particualar, lleno de desplantes, cambio de funciones muy por debajo de las que me correspondían, exclusión de reuniones o cualquier asunto relevante, hasta llegar al “remate” final, haciéndome entrega de escrito para informarme que pasaba a desempeñar funciones correspondientes a la categoría más baja recogida en el convenio. El fin de la historia llegó con mi salida de la empresa, tras haber interpuesto demanda; acepté un acuerdo que económicamente estaba muy por debajo de lo contemplado por ley, dado que en ese momento no tenía fuerzas para otra cosa.
    Así que, llegados a ese punto, decidí volcarme en la crianza de mi buenahija, y ahora, que han pasado ya dos años, me planteo la búsqueda de empleo, pero con los ánimos y la autoestima tocados, después de lo vivido. Así que, toda ayuda es poca para enfrentarse a la búsqueda, por lo que agradezco enormemente este post, tanto por la utilidad de los consejos, como por el empuje emocional que supone. Gracias!

    1. Buenos días Yolanda. Me alegra que te hay gustado el post de Joanna. Te deseo mucha suerte y ánimos en la búsqueda y siento todo lo vivido, hay que luchar por cambiar estas situaciones.

    2. Hola,
      Me siento completamente identificada con tu post, mobbing maternal desde embarazo, pedí una pequeña reducción de jornada y cuando me reincorporé tras el permiso me degradaron, me ponen amonestaciones, trato discriminatorio y me han vuelto a degradar hace poco tiempo, estás contenta de haber demandado?

  6. Pues mi situación es bastante complicada…tengo 2 hijas, una de 12 y y la pequeña de 7 años, actualmente paso por un proceso de separación impuesto por circunstancias…y estoy en paro.
    Termine en 2008 mis estudios de Educación Social y Pedagogía y estoy desde el 2010 sin cotizar..tuve a mi primera hija con 23 años (por sorpresa ☺️) pero seguí los estudios de pedagogía. En 2010 oposité para la Consejeria de Educación, pero con la crisis se congelaron las plazas; al poco tiempo nos casamos y nació mi segunda hija. Hasta día de hoy me he dedicado a ellas, también he preparado otras oposiciones pero sin éxito debido a la falta de plazas..a pesar de haber trabajado de forma esporádica y por cuenta propia, no deja de ser un paron muy grande en mi vida laboral.
    Desde hace años me di cuenta que para poder ser madre trabajadora en España es necesario tener una gran cobertura familiar que te apoye o cobrar un buen sueldo para poder cubrir servicio de comedor ( en mi cole dejar q las 2 ronda los 300€ tirando por bajo), tener una canguro o en encontrar un horario que te permita no depender de nadie. En mi caso, el padre de mis hijas tenía y tiene un gran éxito profesional así que cuando decidí opositar fue de mutuo acuerdo porque acertada o no ( a veces tengo mis dudas) fue mi decisión, y estoy orgullosa de haber podido estar con ellas todo este tiempo.
    Actualmente acabo de cumplir 35 años, mi edad tope para empezar a moverme y centrarme en mi carrera profesional, que era mi idea inicial pero en muy pocos días se ha convertido en una necesidad. Soy consciente de que tengo mucha formación académica pero poca experiencia laboral reglada y de que llevo muchos años en paro, de lo mal que está el mercado laboral, y todo ello me da más inseguridad pero este artículo me ha dado un chute de energía! GRACIAS!

  7. Gracias por el post. La reincorporación a la carrera profesional después de la maternidad me parece fundamental. Más incluso que intentar seguir el ritmo durante estos años en los que, al menos si tienes una profesión muy exigente, es imposible estar al 100% y competir con los que no tienen hijos. Creo que hay que reivindicar medidas para facilitar la vuelta a la carrera profesional después de la maternidad.

  8. Pues mi situación es bastante complicada…tengo 2 hijas, una de 12 y y la pequeña de 7 años, actualmente paso por un proceso de separación impuesto por circunstancias…y estoy en paro.
    Termine en 2008 mis estudios de Educación Social y Pedagogía y estoy desde el 2010 sin cotizar..tuve a mi primera hija con 23 años (por sorpresa ☺️) pero seguí los estudios de pedagogía. En 2010 oposité para la Consejeria de Educación, pero con la crisis se congelaron las plazas; al poco tiempo nos casamos y nació mi segunda hija. Hasta día de hoy me he dedicado a ellas, también he preparado otras oposiciones pero sin éxito debido a la falta de plazas..a pesar de haber trabajado de forma esporádica y por cuenta propia, no deja de ser un paron muy grande en mi vida laboral.
    Desde hace años me di cuenta que para poder ser madre trabajadora en España es necesario tener una gran cobertura familiar que te apoye o cobrar un buen sueldo para poder cubrir servicio de comedor ( en mi cole dejar q las 2 ronda los 300€ tirando por bajo), tener una canguro o en encontrar un horario que te permita no depender de nadie. En mi caso, el padre de mis hijas tenía y tiene un gran éxito profesional así que cuando decidí opositar fue de mutuo acuerdo porque acertada o no ( a veces tengo mis dudas) fue mi decisión, y estoy orgullosa de haber podido estar con ellas todo este tiempo.
    Actualmente acabo de cumplir 35 años, mi edad tope para empezar a moverme y centrarme en mi carrera profesional, que era mi idea inicial pero en muy pocos días se ha convertido en una necesidad. Soy consciente de que tengo mucha formación académica pero poca experiencia laboral reglada y de que llevo muchos años en paro, de lo mal que está el mercado laboral, y todo ello me da más inseguridad pero este artículo me ha dado un chute de energía! GRACIAS!

  9. Hola,
    me ha venido genial leer hoy este artículo. Llevo 2 años aprox. echando cv’s en lo mío, sector agencias de viajes, pq siempre es lo q más me ha gustado. Soy diplomada en Turismo y el año pasado aprobé un Certificado de Profesionalidad xa reciclarme en el mundo de los viajes, después de 11 años cuidando de mis hijos. Que dejé de trabajar pq quise, pq mi horario requería q mis hijos crecieran con una cuidadora. Y ya incluso en las prácticas (sin remunerar) me pusieron problemas pq llevaba tiempo sin trabajar. Q hartita estoy!!

  10. Yo me incorporo a mi trabajo tras 5 meses cuidando a mi hijo…. y como no me han tratado bien y me niegan cualquier opción de progresar he decidido que voy a buscar otro trabajo donde sí se me valore. Da miedo el momento de decir en una entrevista que eres madre… después de las cosas que me ha dicho mi jefe llevando ya 3 años en la empresa… espero tener suerte y encontrar un sitio donde no se me descarte por esto. Gracias por el artículo!

  11. Desde el 2011 que vinieron al mundo mis buenos hijos 2 y 3. Reinserción al mundo laboral con los contras de tener 42 años … 3 buenos hijos… Pero nada es imposible!!!! Ahora empiezo cursos de formación para Securitas Direct!!!! Todo forma parte de la ilusión que pongamos y el pensar que somos validas para cualquier reto… O no es criar a 3 fierecillas??? Ánimo!!!!

  12. Yo después de un parón de un año para opositar y emprender que no ha salido bien, me enfrentó a una separación sin esperarla para nada y a tener que buscar trabajo de forma intensiva para poder pagar el alquiler, hija de 12 años y oposición, estoy cambiando cv, yendo a cursos de empleo, entrevistas, me ha venido muy bien el post, muchas gracias

    1. Buenos días Anya!!!

      Cuánto lo siento, te mando todo nuestro apoyo. Un beso grande y aquí nos tienes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más