Side Area

El año de la corresponsabilidad

El año de la corresponsabilidad

Deseos para 2018, todas las Malasmadres tenemos muchos: comer más sano, ser más constante en el gimnasio, ser más paciente, dormir más y mejor, malamadrear también más y mejor… Así podría estar hasta el infinito y más allá, haciendo la lista interminable. Pero cuando se trata de retos, solo me pongo uno. En mayúsculas, subrayado y negrita “NO RENUNCIAR”, aunque la lucha diaria sea difícil y sea más fácil rendirse. No renunciar a mi carrera profesional y no renunciar a ver crecer a mis hijas. La conciliación es nuestra lucha social, la mía y la de todas vosotras, la que nos mueve, la que nos emociona, la que nos hace gritar, reivindicar y luchar unidas desde hace más de tres años.

Este año 2017 ha sido muy importante para nosotras, para todas y ha tenido un titular indiscutible: SOMOS EQUIPO. Una bandera: la corresponsabilidad. Y un objetivo: cambiar los roles en el hogar para conseguir una conciliación real. En esto hemos estado trabajando con muchas ganas Maite y yo. Hoy os dejo con ella, mi compañera de viaje en esta lucha que comenzó una tarde de finales de 2014 alrededor de un café bien cargado, desahogándonos, soñando con una sociedad más justa y conciliadora para las madres. Todo lo que Maite viene a contarnos hoy no hubiera sido posible sin cada una de vosotras. Gracias por estar ahí. Y a seguir luchando en 2018 juntas porque juntas somos más fuertes.

fichas-maiteegoscozabal-28 (1)

Mecano cantaba eso de “hacemos un balance de lo bueno y malo” y es verdad que cuando llegan estas fechas nos gusta recordar todo lo que hemos hecho durante el año. Por eso hoy queremos compartir con vosotras un breve resumen de cómo nació el movimiento #yonorenuncio a favor de la conciliación y los principales hitos que hemos conseguido gracias a todas vosotras durante casi tres años.

¿Cómo nació el movimiento #yonorenuncio?  

Desde los inicios del Club, la Malamadre Jefa quiso compartir con vosotras cómo vivió ella la falta de conciliación entre la vida familiar, laboral y personal, especialmente desde que fue madre y tuvo que volver a su puesto de trabajo después de la baja maternal. Este sentimiento de “no poder llegar a todo” conectó con un problema social sobre el cual se necesitaba hablar: necesitabais hablar.

Y fue entonces cuando después de leer todos los comentarios que dejabais contándonos vuestras experiencias, quisimos daros voz. ¿Cómo?

La primera encuesta #concilia13f 

El día 13 de febrero de 2015 lanzamos la primera encuesta con el objetivo de cuantificar vuestras experiencias en torno a la conciliación y la gestión de los tiempos. Los datos que arrojaba el estudio y que os contamos fueron que 8 de cada 10 mujeres madres tiene dificultades para conciliar su vida laboral con la familiar y que, además, disponemos de 54min de tiempo libre al día después de haber realizado la doble jornada laboral (el trabajo remunerado y el trabajo del hogar no remunerado).

Primera respuesta política gracias a Change.org

En noviembre del mismo año decidimos crear una petición en change.org que recogiera esta solución que más reclamasteis en la encuesta #concilia13f para acabar con la falta de conciliación: instábamos a los partidos políticos a que se comprometieran a promover la incentivación fiscal a aquellas pymes que implanten la jornada continua con flexibilidad horaria.

Gracias a vuestro apoyo conseguimos 299.154 firmas. Además de conseguir la respuesta activa de Pedro Sanchez, Alberto Garzón, Andrés Herzog, Albert Rivera y de Pablo Iglesias, pudimos presentar vuestras firmas en las sedes de Podemos, PSOE, PP, Ciudadanos, UPyD e IU antes de las elecciones de Diciembre de 2015, consiguiendo el compromiso de la mayoría de ellos para incluir la propuesta en los programas electorales.

La corresponsabilidad es clave para hablar de conciliación

En febrero de este año quisimos dar un paso más, presentando los datos del estudio Somos Equipo que partía de la encuesta en la que colaborasteis 24.000 personas. Con vuestra participación pudimos dar voz a todas aquellas que habéis renunciado a vuestra carrera laboral por ver crecer a los hijos/as, demostrando que las malas medias de conciliación, junto con el peso de los roles tradicionales de género heredados del patriarcado, están empujando a la mujer a escoger entre ser madre y su carrera profesional.

163-noespais-aynr

Y es que cuando hablamos del problema de la falta de conciliación y de la penalización de la mujer en el mercado laboral, debemos tener en cuenta que los obstáculos que nos encontramos están ocultos en diferentes esferas:

  • Por un lado estamos atrapadas en medidas de conciliación obsoletas y mal planteadas. Las políticas familiares y empresariales en torno a la conciliación no están favoreciendo la igualdad en el ámbito laboral.
  • Por otro lado los roles que aprendemos y reproducimos en el hogar siguen estando marcados por creencias heredadas del patriarcado. Esto explica que el 51% de las mujeres que no son madres creen que, de serlo, tendrán que renunciar a su carrera profesional.

De ahí la importancia de analizar qué está ocurriendo dentro de los hogares y visibilizar que los roles que asumimos en casa, se están reproduciendo en otras esferas como la laboral.

“Los hombres ganan más, por eso las mujeres cargan con el peso de la familia y el hogar”

¿Es realmente la diferencia de aportación de dinero al hogar lo que hace que las mujeres se responsabilicen de las tareas doméstico-familiares en mayor medida e incluso tomar la decisión de renunciar a su trabajo?

En el estudio Somos Equipo, quisimos plantear esta cuestión que en ocasiones hemos oído. Siguiendo este racionamiento, cabría esperar que cuando las mujeres ganan lo mismo que sus parejas, se reparten las tareas doméstico-familiares de manera más justa.

Pues bien, los resultados que obtuvimos concluían que los motivos que explican la falta de corresponsabilidad tienen más que ver con factores estructurales relacionados con los valores patriarcales y los roles tradicionales de género ya que el reparto sigue siendo desigual, independientemente de quién aporte más o menos ingresos al hogar. 

¿Por qué seguir luchando?

Desde el Club de Malasmadres y la Asociación Yo No Renuncio queremos seguir luchando, queremos seguir dando voz a todas y todos vosotras que habéis renunciado o habéis visto renunciar a alguien cercano.

Queremos seguir luchando por un cambio social, porque si no lo hacemos iremos hacia una sociedad:

  • Sin calidad de vida y sin equilibrio en el reparto de responsabilidades laborales, familiares y la vida personal
  • Que penaliza a la mujer en el mercado laboral.
  • Que no involucra al hombre en la crianza.
  • Que no normaliza la presencia de niños/as en la sociedad.
  • Que no fomenta la natalidad.

Y por eso queremos seguir siendo vuestro altavoz, porque el movimiento #yonorenuncio somos todas nosotras y todos los que no queremos renunciar a nuestra carrera profesional, pero tampoco a ver crecer a nuestros hijos e hijas.

¡Queremos agradeceros vuestra implicación y vuestras ganas de visibilizar las injusticias. Porque solo así las malasmadres conseguiremos cambiar el mundo!

¿Eres una madre o un padre desaparecido?

Para poner broche a este año os dejamos con el  vídeo ‘Padres y madres desaparecidos’ que sigue emocionándonos todavía.


banner-blog-suscripcion-newsletter-2

23 Comentarios
  • Madre triste

    20 Diciembre, 2017 a 7:50 am Responder

    Es una pena que falte tanto por hacer,yo trabajo en una empresa en la cual mi horario es de 14:00 hasta casi las 12:00 de la noche,mi marido tiene trabajos intermitentes y apenas veo a mi hijo una hora cada dia,asi llevo tres años,no puedo ver como crece ,ni como aprende ,hacer los deberes con el o q me cuente su dia dia,ahora estoy embaraza del segundo y me planteo q si apartir de los 4meses q termina mi baja lo voy a tener q abandonar,tan pekeñito,tan fragil,cuando mas necesita a su madre.Me indigna q en una empresa dnde las empleadas son mujeres se respete tan poko la conciliacion y a quien te quejas cuando tu jefa es el enlace sindical……No te queda otra que apechugar y esperar que el dia de mañana los buenos hijos lo entienda.

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 4:46 pm Responder

      Muchas gracias por compartir con nosotras tu situación y experiencia en torno a la conciliación. Seguiremos luchando y siendo el altavoz de todas vosotras! Un abrazo!

  • Yolanda

    20 Diciembre, 2017 a 8:06 am Responder

    Historias de lucha y tristeza.Hasta que las empresas no empiecen a cambiar el chip, nada cambiará.

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 4:48 pm Responder

      Visibilizar esas historias como un problema social (y no individual) es fundamental en esta lucha! Gracias Yolanda!

  • Tere

    20 Diciembre, 2017 a 8:39 am Responder

    Hay que seguir luchando porque una vez conseguida la ley, es necesario hacer que se cumpla. Las empresas aún salen de rositas cuando te deniegan la jornada reducida por “las necesidades de la empresa”. El bajón salarial de la jornada reducida debería compensarse con el cobro del paro, igual que se hace en otros casos de jornada parcial, para que así muchas madres o padres puedan permitírselo. Y favorecer el teletrabajo, que en muchos puestos laborales es perfectamente factible, así el horario laboral puede ser realmente flexible y los objetivos ser igualmente conseguidos. Y por supuesto, concienciar a las parejas, como decís, en la corresponsabilidad, en repartirse faltar al trabajo para llevar al niño al médico, en las tareas domésticas, o en tener un rato de tiempo libre los fines de semana.

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 4:50 pm Responder

      Gracias Tere! Anotamos tus propuestas! Un abrazo muy fuerte y gracias por compartir tu opinión!

  • Deli Fdz

    20 Diciembre, 2017 a 8:50 am Responder

    Gracias Malasmadres por tener la valentía de iniciar este proyecto… Estoy embaraza de 22 semanas, tengo 29 años y es mi primer hijo (aunque siempre he estado muy concienciada con el problema social que hoy es la conciliación familiar). Trabajo en una empresa fundada en los años 70 donde la Dirección es plenamente masculina. Para mi sorpresa han aceptado mi embarazo con total naturalidad y, sin embargo… Son mis propias compañeras (mujeres) las que tienen una visión más arcaica de la conciliación. Mi marido pedirá el permiso por lactancia y la reducción de jornada y las mujeres de mi entorno están escandalizadas… Hay que reeducar a nuestras madres, a nuestras tías e incluso a algunas de nuestras coetáneas!! Gracias por esta lucha. #Corresponsabilidad

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 4:53 pm Responder

      Gracias Deli! Tienes razón, debemos tomar conciencia del cambio todos y todas para llegar a ser libres a la hora de tomar decisiones como una baja o una reducción.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia!

  • LaCestitadelBebe

    20 Diciembre, 2017 a 9:47 am Responder

    Buenos días,

    a ver si este año va mejor en todos los sentidos para nosotras, sigamos luchando!

    Besos!

    Anabel

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 4:53 pm Responder

      Gracias Anabel! Seguiremos luchando!

  • Montaña

    20 Diciembre, 2017 a 10:21 am Responder

    Buenos días: es duro pero hay que seguir, luchando. Yo he sido de las que desde la primera encuesta me uní, sobre todo al NO quiero renunciar, porqué?, yo quiero ser madre pero también quiero ser profesiona, dije por fin lo vamos a conseguir, porque un montón de madres juntas y unidas por una causa no hay quien nos pare.
    Pero respecto al video yo creo que no hay que dramatizar,una madre/padre que se va a trabajar no está [email protected], por muchas horas que pase fuera, que hay que seguir luchando para conseguir que esto sea mejor y más fácil, SI, pero que es importante no dramatizar también.
    YO soy de las que pienso que ·#Corresponsabilidad+ Organización+ Apoyo Institucional+ Generosidad= Objetivo conseguido.
    FELICES FIESTAS

    • Maite

      20 Diciembre, 2017 a 5:03 pm Responder

      Muchas gracias por luchar y compartir el movimiento #yonorenuncio!
      Como verás en el vídeo, la media de tiempo que pasamos con nuestros hijos e hijas es de 2h4min, tiempo que para muchos es insuficiente.
      Mil gracias y felices fiestas para vosotras también!

  • Inma Alonso

    20 Diciembre, 2017 a 11:48 am Responder

    No había visto el video. ¡Impresionante!, estoy en el trabajo a moco tendido. Cuantas, cuantas veces siento la misma angustia que he sentido al verlo. Soy mamá sola y todo se complica más, aunque por lo que leo de alguna de vosotras a veces no sé si es mejor o peor tener pareja, porque algunos papis parecen un hijo más, demandan más de lo que aportan.
    Los niños duermen conmigo en mi cama (tengo mellizos) no porque sea fan del colecho sino para poder compartir más tiempo con ellos, es prácticamente la única opción que tengo para poder abrazarlos, achucharlos y sentirlos a placer. Todo ello a costa de descansar peor, no poder estirar los músculos y los huesos en toda la noche y despertarme cuarenta veces con tirones de pelo, patadas, codazos y asfixia porque alguno de los dos me está aplastando. Y benditas noches, me siento feliz así.
    Las mañanas son otro cantar. Me levanto agotada, con sensación de que no me ha llegado la noche a nada.
    Antes de ser madre era directiva en una empresa, tenía más de tres mil euritos todos los meses para mi sola, más vacaciones, fines de semana libres, si me ponía enferma podía descansar…. Me quedé embarazada y todo cambió. Ahora soy autónoma, regento una tienda al lado de casa que muchos meses no me permite llegar a final de mes, trabajo en la tienda de lunes a domingo (en mi pueblo el domingo es el día de feria y abren todos los comercios) y rezo todas las noches por que no me pase nada y caiga enferma, si no a ver de qué comemos.
    Es importantísimo que sigamos luchando por encontrar nuestro sitio y no renunciar, por una verdadera conciliación. Os felicito por todo el trabajo hecho hasta ahora, debemos seguir peleando, me apunto al bombardeo que haga falta, podéis contar conmigo.
    Felices Fiestas a todas. Y eso sí, a pesar de todo, soy feliz porque tengo amor a mi lado todos los días.

  • Elena Lafuente

    20 Diciembre, 2017 a 12:09 pm Responder

    En mi casa somos una madre y un padre desaparecidos. Yo estoy 3 horas con él, y el PB menos de 2. Es muy duro perderse la vida de tu hijo y que sea una guardería quien te cuente sus avances, los responsables de enseñarles muchas cosas porque tu no estás… Pero no quiero ni puedo dejar de trabajar. Y no me puedo quejar, que en mi empresa nos podemos organizar el trabajo para conciliar, más o menos. Y ningún problema cuando hay que ir al médico. Pero hay que conseguir que sea para todos y que sean los padres quienes crien a sus hijos.
    Gracias por dar visibilidad a este problema, porque es un problema.

  • Dolores Martin

    20 Diciembre, 2017 a 1:57 pm Responder

    Me gustaría que me hiciérais un hueco en algún post porque creo que puedo aportar algo bueno en cuanto a la conciliación.

    Ingeniera de Telco, madre de 2 niños. Trabajo en una multinacional (HP) en el que el trabajo es mucho y muy exigente y se trabaja a nivel mundial. Cuando tuve a mi segundo niño me busqué un puesto dentro de mi empresa que me permitiera compaginar mejor mi vida laboral y familiar. Este puesto me supuso una promoción, pero dejé de viajar y empecé a trabajar desde casa el 99% del tiempo. Desde entonces he crecido a nivel profesional y trabajo 8 horas (y más) y voy al cole a por mis hijos y los llevo a todas las extraescolares y al médico y a lo que haga falta. Hago malabarismos, pero mi empresa, mi jefa, y mi puesto me permiten que compagine todo y estoy muy contenta. Obviamente es muy duro, sobretodo porque yo estoy muy aislada y trabajo mucho, pero me siento realizada en todos los aspectos. Obviamente si quieres dedicar tiempo a tus hijos, depende de la combinación familiar que tengas, no podrás acceder a puestos de dirección general. Es cuestión de priorizar, pero esto no significa que profesionalmente no crezcas. Yo lo he hecho.

    Me gustaría dar visibilidad a mi caso y motivar a otras madres a moverse a cambiar las cosas, a decir no a reuniones que son innecesarias, a decirles que puedes hacer masters trabajando 8 horas (o más), y se puede ir al gym (en casa con pesas) y se puede hacer la cena casera (con el moulinex que cocina por ti) y se puede ir al cole a por los niños y llevarlos a todo.

    En fin, espero que te resulte interesante

  • Cristina Carcedo

    20 Diciembre, 2017 a 2:04 pm Responder

    Yo sí he renunciado a ganar más dinero por ver crecer a mis hijos. Y es que hasta que no cambie la cosa no se puede hacer otra cosa si quieres dedicarles tiempo o necesitas cuidar de ellos. Sobre todo si te toca un niño con asma como el mio, el cual se ponía malito cada dos por tres y en el trabajo no puedes estar faltando, ni pidiéndote vacaciones cada dos por tres. Espero las futuras mamás tengan más suerte que yo!

  • Mireia Millet

    20 Diciembre, 2017 a 9:25 pm Responder

    Yo he renunciado a mi carrera profesional para poder disfrutar de mis hijos y familia. Hago media jornada en un trabajo que no tiene nada que ver con mis estudios para poder permitirme disfrutar de ellos todas la tardes. Es muy duro y una decisión difícil tener que hacer un parón profesionalmente. Ojalá nuestra lucha sea constante y podamos conciliar trabajo, familia y uno mismo.

  • Cristina Garcia

    20 Diciembre, 2017 a 10:38 pm Responder

    La conciliacion esta muy bien pero tristemente para todos no puede ser real…yo soy fisioterapeuta autonomama mama de 2 hijos y por mucho q quiera tener las tardes libres para estar con ellos y verlos crecer es imposible porq ademas mi marido esta de baja y necesitamos q yo trabaje mas para seguir adelante…el esta con los niños nas tiempo q yo que esta muy bien porq se implica mucho pero a mi tambien me gustaria estar y para conciliar tengo q renunciar a parte de mi trabajo y “mi sueldo” porq mi profesion se desarrolla cuando los demas libran.

  • SARA SOLANA

    21 Diciembre, 2017 a 9:56 am Responder

    Ayer me acordaba de este articulo sobre corresponsabilidad cuando corría bolso en ristre, con los tacones, después de pedir el favor para salir antes de mi hora y habiéndome comido un mini bocata hecho con pan del día anterior para llegar a ver a mi hijo mayor cantar el villancico con su clase a las 15.15 de la tarde.
    El padre de la criatura es un padre 10, pero esta tan lejos de esta estampa como yo de ser presidenta de EEUU.
    El cambio hacia la conciliación real es tan grande y toca tantos ámbitos (político, económico, social, personal….) que se ha convertido en el verdadero reto de nuestro siglo. La vida es lucha!

  • Comecuentos

    21 Diciembre, 2017 a 4:27 pm Responder

    Qué palabra tan importante de visibilizar, “corresponsabilidad”, que no conciliación. Genial.

  • MARIBEL

    22 Diciembre, 2017 a 12:48 pm Responder

    Yo también he renunciado a ganar más para poder estar toda la tarde con ellas..yo personalmente no lo pienso porque me compensa estar con ellas y verlas crecer..Creo que además de conciliación es importante trabajar en la corresponsabilidad, todavía hay gente que te mira con los ojos como platos cuando es el padre el que pide tiempo para llevarles al médico, o se pide una baja por lactancia, o vacaciones para hacer el periodo de adaptación al cole..y con gente me refiero incluso a otras mujeres
    Todavía falta mucho en todos los ámbitos pero está claro que hay que luchar por cambiar..y una cosa muy importante no juzgar al vecino.
    Un beso muy grande.

  • Emilia Barraza

    14 Enero, 2018 a 9:35 pm Responder

    No soy profesional y mi marido tampoco lo es. Yo feliz dejaría mi trabajo y estaría en la casa, ni veo a mis hijos, y con mi marido juntos no da para que alguno deje de trabajar, el estado tiene jardines infantiles que no van acorde a la jornada laboral de acá, y tengo que depender de la buena (mala) voluntad de mi suegra para que los vaya a busca y los cuide mientras llego, por suerte esta en los 50 y tanto, y no en los 70 como otras abuelas que veo , a mi parecer injustamente cuidar a sus nietos, y otros niños simplemente andan en la calle sin el cuidado de nadie. Miremos el contexto y no tanta cifra de quien renuncia o no, por lo menos en mi país, Chile, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es de un 33% mas bajo nosotras, y si ambos ganan de manera insuficiente aunque sea el mismo sueldo, tampoco es útil… #norenuncio, como si pudiera hacerlo. La verdadera libertad viene con seguridad social, leyes y políticas públicas. Bueno y peor tampoco acá hay aborto libre.

  • Susana Jiménez Miguélez

    14 Enero, 2018 a 10:56 pm Responder

    Cuando tienes necesidad de trabajar, no te queda otra que tragar con estos horarios deprimentes. Y a esto hay que unir lo mal que te sientes cuando llegas a casa destrozada y tus hijos te demandan sin parar (pobres no te han visto en todo el día) y no tienes ganas de hacer nada. Esto es vida? yo creo que no!!! el tiempo pasa y no hay marcha atrás…..

Comentar

X