Side Area

¿De verdad hay que volver?

¿De verdad hay que volver?

fichas-laurabaena

¿Porra o gazpacho? 

¿Siesta o leer?  

¿Espeto o pescaíto frito?

¿Colchonetas o castillo hinchable?

¿Caña o tinto de verano?

No os podéis imaginar cuánto necesitaba que mi vida girara en torno a dudas existenciales como estas. Que mis mayores problemas hayan sido estos durante las últimas semanas ha sido simplemente maravilloso.

El ruido del mar de fondo me acompaña mientras escribo esta primera editorial de vuelta al curso y con él sigue latente el dolor en el pecho por lo ocurrido en las Ramblas de Barcelona, el salitre en la piel, las manchas del sol inevitables en mi rostro pese al 50SPF, nuevas arrugas consecuencias directas de la intensidad familiar, el pelo más cobrizo y encrespado, un montón de recuerdos que pasan a formar parte de mi camino, más pecas que nunca, el alma tranquila y la paz de comenzar este nuevo curso en Malasmadres con la felicidad de haber descansado y sobre todo desconectado.

Cuando no puedes más, cuando la vida comienza a complicarse demasiado, no hay que romper con todo, alejarte de lo que duele y cerrar las puertas de lo que te produce miedo, hay que vivir, parar y no pensar.

Aunque no lo parezca, para conseguir desconectar y conectar contigo misma no hace falta mucho. No. No hace falta alejarte del mundo, aislarte en algún lugar perdido para evitar el contacto, hacerte budista o practicar yoga. No. Tan solo hace falta querer hacerlo. O necesitarlo. No hace falta salir de la zona de confort, hacer paddle surf o correr una maratón. En mi caso, este verano ha podido la necesidad. La necesidad de descanso y desconexión ha sido tan fuerte, que ella sola ha dejado a un lado de un plumazo las preocupaciones, el futuro incierto, los datos móviles, los problemas diarios para dejar paso a lo realmente importante. No hace falta tirar por la ventana a kilómetros de distancia el smartphone. No hace falta apagarlo. No hace falta mucho más. Es mucho más efectivo vivir con todo lo que te rodea pero disfrutando y siendo consciente.

*Ilustración de @belengmh.

“Cuando me muera, brindad por mí porque he vivido como he querido”

¿Hay mayor expresión de vida que esta? Mi padre cada verano comparte esta afirmación. Este año lo hacía en una comida familiar, cuando esta alcanzaba su punto álgido, cuando comenzábamos a recordar anécdotas, a compartir sentimientos, a mirar al pasado olvidando el presente, cuando nos emocionábamos por cosas que supera la razón, pero no el corazón. Él, con su puro en la mano y la seguridad que le otorgan los años, nos dejaba a todos nockeados con sus palabras. Al principio no me gustaba esta frase, me dolía, me hacia sentir que los demás no importábamos, que solo él era el centro de su vida. Me parecía egoísta porque dónde relega a los demás esa sentencia. Pero hoy no, después de este verano, esas palabras cobran sentido.

Este verano he decidido vivir como quiero. He decidido cerrar las redes sociales y disfrutar de la vida que estaba ansiosa esperándome a que le dedicara más tiempo, más verdad y más amor. He decidido estar con los míos sin prisas, sin móvil, sin planes, solo estar. He decidido sentirlas, abrazarlas más, compartir cada momento que ellas querían, sin fotografiarlas. He decidido escuchar más, preguntar más, mirar más, sin ir comprobando las notificaciones. He decidido pasear, mirar al infinito sin escribir ideas absurdas en unas “notas” que nunca más volveré a revisar. Y siento que he vivido un poco más libre.

He decidido ser feliz para hacer feliz a los que están a mi alrededor. Así que no he echado de menos hablaros más ni compartir mis momentos. Habéis estado presentes, pero de otra manera y ahora en este preciso instante me siento por primera vez desde hace mucho tiempo orgullosa de mí misma. Orgullosa de haber tomado el control entre tanto descontrol. Me siento con fuerzas para volver, para seguir luchando, para seguir compartiendo y seguir creciendo junto a todas vosotras.

Más Malamadre que nunca

Y para que os quede claro confesaré que:

  • He tenido ganas de huir cuando llegaban las rabietas encadenadas de la Niña Intensa. Esto va a más y lo peor es que no sé cómo pararlo.
  • Tierrasanta es el paraíso, pero la intensidad familiar envejece a marchas forzadas y no podría soportar tanta vida social durante todo el año.
  • Me he comprado mi primer bañador con 36 recién cumplidos y me he dado cuenta de que las cachas que tengo no caben en un cacho de tela tan pequeño. Mi reflexión y mi culamen, por si no la habéis visto, aquí.
  • Me he dejado llevar y he tenido un affaire veraniego. La prueba del delito aquí.
  • No he tenido ganas de hacer “operación pañal” este verano. La vagueza y el querer disfrutar de estos días han ganado.
  • He sobornado y mucho con refrescos malignos, patatas fritas y dibujitos a las buenashijas. La supervivencia era el único objetivo.
  • He disfrutado de cervezas bien fresquitas frente a las mejores vistas: “las colchonetas y un castillo hinchable”, ¡qué capacidad tienen las buenashijas de saltar!
  • Me he aficionado a correr con el buenpadre por 40 minutos de relax sin escuchar “mamaaaaaaaá”. Ahora toca mantener ese ritmo.

Y sobre todo, en este preciso instante, mi mayor deseo es que llegue ya la “vuelta al cole” porque “hijas mías, qué jartita estoy, qué ganas de que llegue el cole” y si no… PLAY!

 

14 Comentarios
  • Alejandra

    1 Septiembre, 2017 a 7:44 am Responder

    Chapó por ti.

  • Marta

    1 Septiembre, 2017 a 8:03 am Responder

    Ya estamos de vuelta!!!!
    (Suscribo lo de la intensidad familiar 😅)
    Genial mi primer café madrugador con tu post.
    Feliz curso, feliz año!!!
    Espero que nos veamos pronto.
    😘

  • Sara Granda

    1 Septiembre, 2017 a 8:13 am Responder

    Ole tu!!!! A veces hay que parar para coger de nuevo impulso dí que sí. Me encanta el vídeo jajajajaja Bienvenida, empezamos curso!!!!!!!!!!!!!!

  • NEREA40

    1 Septiembre, 2017 a 8:38 am Responder

    Que razón!!!!!pero lo importante de todo es tener la sensación de haber desconectado y llegar al nuevo curso con las pilas cargadas(muy identificada contigo)buen día y buen comienzo!!!!

  • Nayra Suárez

    1 Septiembre, 2017 a 8:49 am Responder

    Me ha encantado tu post!!
    Estoy sentada en un banco esperando que abran para entrar a trabajar!
    Me tomo la libertad de mandar tu post a mi grupo de mucho más que malas madres!

  • Eva Gascon

    1 Septiembre, 2017 a 9:02 am Responder

    Envidia mortal jefa. Yo he tenido que concentrar todo eso en las semanas “entre trabajos” que he vivido, pero sin duda la que más disfruté es aquella en la que dije… No pienso abrir el ordenador 😅
    Eso si…en mi caso la fotografía de la buenahija disfrutando juntas o a su bola no ha faltado y tb ha sido una nueva manera de reconectar con ella.
    Deseando empezar este nuevo curso a vuestro lado y seguir revindicando y haciendo el ruido que necesita esta sociedad nuestra, con ojeras, pelos de loca y dosis de malamadreo

  • Anya

    1 Septiembre, 2017 a 9:09 am Responder

    Mola el video y me has hecho reflexionar me enfrentó a una operación grande de un familiar que es todo y dándole vueltas a todo, un besazo

  • Manoli

    1 Septiembre, 2017 a 9:31 am Responder

    Yo he echo igual que tú Laura!!! El pañal, mejor para Semana Santa… no me apetecía luchar, quería descansar! Y dibujos y helados a tope!! Y yo tengo las rabietas de la buenahija2 a tope, en su punto álgido…. y el buenhijo1, que no fueron tan potentes, ha decidido imitarla, en plan contestón y desafiante…. y no sé cómo resolverlas muchas veces…. así que hijos…. qué ganas de que empiece el cole!!!! 😊😊😊
    Ánimo a todas!!!! 😘😘😘😘

  • Eva Sauras

    1 Septiembre, 2017 a 9:49 am Responder

    Qué sabias sus tus palabras, identificada total me siento, aunque yo no he podido dedicar tiempo para mi todavía este verano, este año fue mejor que el pasado. El que viene lo conseguiré!!!! Mis vacaciones comenzaron está semana al volver a la peluqueria, a charlar con mis clientas, con mi compi, a no oír gritos, a ojear las revistas mientras que le doy al secador, a sentarme relajada a comer en el cuartito de la lavadora….en fin…las vacaciones están muy bien pero con tres criaturas son un trabajazo… pon crema, pon bañador, tiende toalla, recoge toalla, cambia bañador, enjuaga bañador, vuelve a poner crema, cual iguana vigilando la sombrilla con un ojo y el agua con el otro. En fin…

  • Joanna de Experienciar

    1 Septiembre, 2017 a 11:23 am Responder

    Siii!!! bien hecho!! y la operación pañal también se puede hacer en noviembre como he hecho con mis dos hijas , ) UN ABRAZO!!!

  • Bujaren

    1 Septiembre, 2017 a 3:19 pm Responder

    Genial!!!

  • LaCestitadelBebe

    1 Septiembre, 2017 a 6:10 pm Responder

    Muy bien!! Así se disfruta!! Que el curso empieza ya!!!

    Besos!

    Anabel

  • Estrella Durán

    2 Septiembre, 2017 a 9:05 am Responder

    Con ganas mil de coger las riendas de mi vida de esa forma. Ganas de ser feliz para poder hacer feliz a los demás, pero centrándome primero en mi felicidad y en hacer aquello que realmente quiero hacer. Creo que aún no estoy preparada, pero no me lo quito de la cabeza y necesito hacerlo. Gracias

  • Ana K.

    2 Septiembre, 2017 a 12:21 pm Responder

    Qué descanso poder olvidarse de todo un poco para poder disfrutar tanto de lo que está cerca! Me alegro muchísimo! Uno de mis deseos que tengo siempre presente es poder hacer eso un poquito durante el año 😉

Comentar

X