¿Qué quieres encontrar?

3
Las 10 claves para ahorrar tiempo a través del orden

Las 10 claves para ahorrar tiempo a través del orden

Ahorrar tiempo es una de los retos de cualquier Malamadre y su familia. ¿Qué tal si ponemos al tiempo de nuestra parte y nos alíamos con él? Este mes te volvemos a ayudar junto con Aneto que de ahorrarnos tiempo saben un rato con sus caldos. En abril hablamos de Gestión de tiempo y productividad en el trabajo con Laia Arcones y este mes le toca el turno al orden.

Cómo organizar lo que tenemos: por dónde comenzar

Hoy estaremos en Directo con Vanesa Travieso de Pon Orden y la Malamadre Jefa.

  • Estaremos a las 21.00 horas en Facebook, Youtube e Instagram.
  • Podéis dejar vuestras preguntas en los comentarios para nuestra experta.

¡Conéctate esta noche, Malamadre!

Tenemos además sorteo en redes sociales

Para Malasmadres que no hacen caldo

¿Qué tienes que hacer?

El post de Vanesa Travieso

*Podéis seguirla en Instagram.

La palabra casa por sí sola y por definición, nos brinda un techo a los integrantes de cada familia. De esta manera, la casa es un refugio contra las condiciones climáticas como la lluvia, el sol o el frío, y aporta, además de un lugar para guardar todas nuestras cosas, un lugar donde nos sentimos protegidos.

La palabra hogar es bastante diferente… es un lugar donde cada uno de nosotros habitamos, creando en él la sensación de seguridad y calma. Es el lugar más sagrado que tenemos y que compartimos con las personas que más queremos, familia amigos o simplemente con nosotros mismos. En el lloramos, reímos, dormimos, comemos… En estas sensaciones es dónde podemos darnos cuenta de la diferencia entre casa y hogar, cómo entonces, ¿no vamos a sentirnos mejor y más a gustito si además, la tenemos ordenada, con las cosas que nos hacen felices, las que usamos y disfrutamos…?

Hay una cosa cierta Malasmadres y es que, el orden transmite paz y equilibra, hace el día a día más fácil y que nos sintamos mejor. Nuestra casa es una extensión de cada una de nosotras y de los miembros de nuestra familia, si está desordenada, no tenemos espacio, percibimos ruido visual, acumulamos cosas, no encontramos lo que buscamos o no sabemos lo que tenemos y sentimos que todo es un caos, inevitablemente una parte de nosotras y nosotros estará igual y afectará al estado de ánimo. Si a esto le sumamos que por el motivo que sea estamos pasando por una situación difícil como la que ahora tenemos, por ejemplo (incertidumbre, miedo…), entonces lo más probable es que caigas en un bucle de perezas, de no puedo, de angustia, malestar…¿Estás de acuerdo?

Aquí os dejo algunas ideas y hábitos que podemos poner en práctica y que nos pueden ayudar a sentirnos mejor cuando ordenamos y organizamos.

Decálogo de una Malamadre para que el orden nos ayude a sentirnos mejor

En los templos budistas, hay una actividad llamada Soji y se trata de hacer alguna tarea de limpieza u orden durante veinte minutos antes de meditar o rezar. De alguna manera, ordenan su exterior antes de ordenar su interior. Lo más importante de esto es que mientras hacen esas tareas de limpieza y orden, sus pensamientos y el foco están en el aquí y ahora.

“Cuando veas que tu alrededor se vuelve caótico y sientas que ya no puedes más, estabilízate haciendo cosas simples… Escucha música, dobla tu ropa, riega una planta, lee u ordena un cajón, verás que hacer cosas simples también nos calma…”

1. La música un aliado que nunca falla

Escuchar música mientras ordenamos o limpiamos es una de las cosas que siempre aconsejo. La música es uno de lo mejores estimulantes que conozco y nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, así que, elige la que más te guste y disfruta.

2. Descarta

Aprender a descartar es otra de las técnicas que cuando terminas, nos ayuda a sentirnos mejor sobre todo cuando tenemos la sensación de que tenemos cosas por todas partes. ¡Necesitamos hacer espacio¡ El acto de sacar, limpiar, decidir, separar y descartar hace que de alguna manera volvamos a tener control sobre esas cosas, nos olvidamos por un rato de otras preocupaciones y nos ayuda de nuevo a poner la atención en lo que estamos haciendo.

3. Disfruta de los espacios vacíos

¡Cómo nos cuesta tener un cajón, una estantería sin nada…VACÍO¡ Es que es ver un espacio vacío y enseguida pensamos en qué podemos guardar ahí, ¿verdad?

Tenemos siempre la necesidad de llenar todos los espacios que vemos y cuantas más cosas quepan en ese espacio mejor. Os propongo, vaciar y no llenar, si, si, vaciamos y dejamos espacio. Animaros y si al hacer orden hacéis espacio en un cajón no lo ocupéis enseguida con otras cosas, prueba a dejarlo vacío para que otras cosas puedan llegar.

4. Disfruta de la cosas que tienes en casa usándolas y no guardándolas

Una vez leí en un artículo sobre el apego, que cuando quieres una cosa (en este caso hablamos de algo material), significa posesión. Sin embargo, cuando de verdad amas esa cosa u objeto, significa felicidad, libertad, generosidad y aprendizaje. Por eso es tan importante a la hora de ordenar quedarnos con lo que de verdad nos hace felices y usamos. Podemos decir que, cuando estés poniendo orden y decidiendo qué te quedas y qué descartas/regalas/tiras, quédate con aquellas que AMES y no con las que QUIERAS, y eso amigas, también hará que nos sintamos mejor.

5. Nada de ocasiones especiales

¿Cuántos vestidos, zapatos, manteles, sábanas, vajillas, cuberterías guardados en armarios y cajones para una ocasión especial? ¿Por qué este empeño en guardar cosas para los “días especiales”?, ¿Por qué no desayunar o comer cada día con una vajilla y cubertería preciosa, por qué no dormir con las sábanas chulísimas que nos regalaron en una ocasión y por qué no ponernos ese vestido que nos encanta y nos queda tan bien para ir a trabajar?

Vivir y disfrutar las cosas que tenemos ahora y no las guardes para un día especial, haz que todos los días lo sean y verás que eso, también hará que te sientas mejor.

6. Ahorra tiempo y espacio

Si tenemos la cocina o nuestro armario ordenado, sabremos qué tenemos y qué necesitamos. ¿Cuántas veces hemos hecho la compra y recompramos lo que ya teníamos? ¿O cuántas veces se nos caducan los alimentos por no verlos?

Lo mismo pasa con el tiempo, ¿cuánto perdemos buscando alguna cosa que no encontramos? Ordenar, categorizar, contener nos ayuda a ahorrar tiempo y dinero.

7. Ruido visual

Nuestra casa es el recipiente de nuestro día a día. La vista, es uno de los sentidos que más estímulos recibe y si hay desorden en nuestra casa, tenemos cosas por todas partes, nuestra despensa está llena de mil colores, tamaños, texturas, envoltorios, nuestro estado de ánimo lo va a notar, por lo tanto, el desorden nos altera y el orden nos relaja.

8. Aceites esenciales

Para limpiar, utiliza aceites esenciales, los que más te gusten. La aromaterapia y los olores también son un relajante además de que nos ayudan a mover y renovar las energías estancadas que muchas veces hay en lugares desordenados como por ejemplo los armarios.

9. Equilibrio

Armonía, estabilidad, igualdad, sensatez…todas son sinónimos de equilibrio. Lo importante que es estar o sentirse equilibrado… Si pienso en esa palabra, veo una balanza y a cada lado algo que pesa, pesa mucho.

Todos buscamos equilibrio, esa sensación de paz y armonía en nuestras vidas que nos asegure estabilidad y felicidad. Este equilibrio, lo vamos a obtener prácticamente de cómo nos sintamos nosotros mismos y de nuestra actitud antes las cosas que nos pasan. Solo os puedo decir, que cuando estamos pasando una situación complicada sea la que sea…mantén tu casa en orden y encontrarás un equilibrio que te ayudará a superar el resto. Dicen que lo que es dentro, se refleja fuera…”yo prefiero que lo de fuera esté ordenado para solo centrarme en arreglar lo que está dentro..”

10. Redecora tu casa

Por último, redecora tu casa, mueve muebles, pinta de colores suaves las estancias, cuelga los cuadros que todavía no has colgado y recuerda que limpiar, ordenar y cuidar de nuestra casa hace que seamos mucho más felices en ella.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué tip de orden ponéis en práctica?

Han comentado...

  1. Todas cosas importantes… aunque me quedo con nada de ocasiones especiales, sin duda! la vida es hoy, hay que disfrutar de la mejor vajilla, las mejores sábanas y darse los gustos ahora o al menos de tanto en tanto!

  2. Una noche les expliqué a mis hijos cómo se iban a hacer ellos solos el desayuno por la mañana de los fines de semana. Desde entonces, delegar y ser pragmática es lo que más me ayuda a organizarme.

  3. En diciembre del 2019 hice mudanza y haciendo cajas deshecho muchísimas cosas, cuando llegue a la casa y abrí las mismas cajas volví a desechar otro montón de cosas y ahora que ya por fin tendré mi casa definitiva me da terror empezar a hacer cajar- limpieza de cosas de nuevo…. No entiendo cómo puedo seguir aferrándose a cosas ….y aún así volveré a desechar algunas que estaban conmigo desde el año 2000 o que son de “familia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más