¿Qué quieres encontrar?

12
El citomegalovirus y embarazo

El citomegalovirus y embarazo

Hace un mes aproximadamente una Malamadre nos contaba su historia en ‘Ellas opinan’. Su buenhijo Gonzalo nació con parálisis cerebral debido a una infección congénita llamada Citomegalovirus. Fueron muchas dudas las que surgieron en torno a este virus,  que muchas Malasmadres desconocían. Hoy nuestra colaboradora y matrona Gara Bourgón ha preparado un post para aclararlo todo. 

fichas-garabourgon

*Podéis seguirla en FacebookTwitter y en su BLOG.

Hoy vamos a hablar de un tema del que una Malamadre muy valiente nos habló hace unas semanas, y que ha generado mucho interés: la infección por Citomegalovirus. ¡Un abrazo fuerte para Sandra y su campeón Gonzalo!

Es un tema del que no se habla mucho, pero que tiene una gran importancia, por lo que voy a tratar de orientarlo hacia el aspecto más práctico para hacerlo fácil de entender. ¡Vamos allá!

¿Qué es el Citomegalovirus?

El Citomegalovirus (CMV) es un herpesvirus (de la misma familia que el virus que causa el herpes genital o la varicela) muy extendido: entre el 30 y el 100% de los adultos se infectan por este virus en algún momento de su vida. Sin embargo, en general, no nos enteramos de la infección ya que suele ser asintomática o dar síntomas leves.

Una vez se produce la infección por el virus, éste tiene la capacidad de mantenerse latente en el organismo, reactivándose en algunas ocasiones a lo largo de la vida. El mayor problema está en el momento de la “primoinfección” (la primera vez que nos infectamos), ya que si ocurre durante el embarazo, es cuando puede haber más problemas.

La forma de contagio del CMV es a través de la saliva, orina, semen, secreciones vaginales y leche materna. También puede pasar a través de la placenta y llegar al feto.

¿Qué es la infección por CMV congénita?

Cuando el feto se infecta por el CMV a través de la placenta estaríamos hablando de una infección congénita. La infección por citomegalovirus (CMV) es la infección congénita más frecuente en los países desarrollados, y en Europa las tasas de infección están entre el 0,3 y el 0,6% de los recién nacidos.

La infección congénita puede producirse si la mujer embarazada se contagia por primera vez durante el embarazo o si ya se había contagiado pero el virus se reactiva durante la gestación. La mayoría de los casos ocurren por primoinfección y presentan más problemas: el 40% de los fetos se infecta y un 10% presenta síntomas al nacer. Si el virus se reactiva durante el embarazo, el porcentaje de infección fetal es mucho menor, y la gran mayoría serán asintomáticos.

También hay que tener en cuenta que la gravedad de la infección es mayor en el primer y en el segundo trimestre de embarazo, pero la posibilidad de transmisión al feto es mayor en el tercero.

¿Cuáles son las consecuencias de la infección por CMV congénita?

Al contrario que la infección por CMV en adultos, una infección congénita puede producir el fallecimiento del bebé o dejar importantes secuelas. Las más frecuentes, en caso de presentarse, son sordera, retraso psicomotor y alteraciones visuales. Por otro lado, no siempre aparecen las secuelas en el momento del nacimiento, sino que pueden presentarse a largo plazo en un bebé que en principio había nacido asintomático.

virus-embarazo

¿Cómo puedo saber si estoy infectada?

Las sociedades científicas no recomiendan la realización de analíticas de detección de este virus de forma sistemática durante el embarazo. Son varias las razones (es una enfermedad muy frecuente en la población general y no hay un tratamiento específico), por lo que no se haría de forma rutinaria a todas las gestantes, sino sólo a aquellas que presenten alteraciones clínicas o ecográficas compatibles con la enfermedad. En el caso de confirmarse, habría que hacer una amniocentesis para ver si ha llegado el virus al feto y llevar un control de embarazo muy estrecho y en un módulo de Alto Riesgo Obstétrico.

¿Cómo puedo evitar la infección?

Este punto es el más importante de todo el post. Las mujeres que no han sido infectadas previamente por el CMV tienen el riesgo de infectarse por primera vez durante el embarazo, con las posibles consecuencias que ya hemos comentado. Por ello, debemos saber qué medidas tomar para disminuir al máximo el riesgo de contagio.

Como ya comentamos, el virus se transmite mediante contacto directo con secreciones corporales (orina, semen, secreciones vaginales y leche materna). La parte “buena” es que el virus se destruye fácilmente con calor, el jabón, detergentes y desinfectantes.

El mayor factor de riesgo es el contacto con niños pequeños, así que todas las Malasmadres con hijos en edad preescolar que acuden a guardería deben tenerlo en cuenta. También aquellas que trabajen con niños (en guarderías, hospitales, canguros…).

Veamos qué consejos podemos seguir para disminuir el riesgo de contagio:

  1. El primero y más importante: ¡¡Lavado de manos frecuente y correcto!! El lavado de manos es fundamental para evitar la transmisión de cientos de “bichos”, no sólo del CMV. Por tanto, lavado con agua y jabón, especialmente después del contacto con secreciones corporales (saliva, cambio de pañales, etc.).
  2. No compartir cubiertos ni vasos con niños pequeños. Tampoco botellas de agua o refresco, ni objetos de higiene, como el cepillo de dientes.
  3. No besar a los niños en labios o mejillas.
  4. Higiene adecuada de juguetes y otros objetos que puedan entrar en contacto con la saliva de los niños.

¿Y si me infecto durante la lactancia?

El porcentaje de infección de lactantes infectados por CMV si éste virus se encuentra en la leche materna es muy bajo, y tan sólo el 4% presenta síntomas, en general muy leves y que ni siquiera necesitan tratamiento.

En el caso de prematuros parece que los síntomas podrían ser más graves y requerir tratamiento, pero en cualquier caso la frecuencia es muy baja y no deja secuelas.

Por tanto, la lactancia materna no está contraindicada para los lactantes nacidos a término (no prematuros) cuya madre es seropositiva para CMV (es decir, que tiene o ha tenido la infección), ya que los beneficios de la leche materna superan los riesgos.

De todas formas, si aún así no os termina de convencer, podría congelarse la leche previamente a administrarla, y de esta manera, se reduciría mucho más el ya de por sí bajo riesgo (si te quedas con dudas, te sugiero que consultes la web de www.e-lactancia.org, y si quieres profundizar en el tema del post, te dejo la fuente principal del mismo: Baquero-Artigao, F. Citomegalovirus congénito: ¿es necesario un cribado serológico durante el embarazo? Enferm Infecc Microbiol Clin 2010;28:363-9).

Espero que con este post haya quedado más clara la importancia de este virus, y en especial cómo podemos prevenir la infección. Y sobre todo un consejo: ¡no obsesionarse! El embarazo, como todas sabéis, es un período que pasa volando, y que deberíamos disfrutarlo todo lo posible, sin añadir más estrés al que ya tenemos. Por lo tanto, tomar precauciones sí, pero permitámonos disfrutar de nuestro embarazo sin miedo.

suscripcion-newsletter

Han comentado...

  1. Como madre de un niño con CMV congénito os agradezco muchísimo que deis difusión a este problema de salud. Todos los consejos de la matrona son de mucha utilidad y seguro podrán prevenir futuros casos, aunque seguirá siendo difícil evitar contagios en madres con niños pequeños.
    Hay una parte con la que no estoy de acuerdo “Las sociedades científicas no recomiendan la realización de analíticas de detección de este virus de forma sistemática durante el embarazo. Son varias las razones (es una enfermedad muy frecuente en la población general y no hay un tratamiento específico), por lo que no se haría de forma rutinaria a todas las gestantes, sino sólo a aquellas que presenten alteraciones clínicas o ecográficas compatibles con la enfermedad”
    Esto es un problema principalmente económico, ya que en muchos otros países, como Francia, se hace screening basal y trimestral para saber si la madre se infecta durante en embarazo. En casos de infección en primer trimestre, se hace amniocentesis y luego la madre decide. En mi caso yo descubrí la infección en la semana 31, por casualidad, pero sí tenía uno basal negativo así que estaba claro, y como me dedico a la investigación en Salud, pedí que me tratasen con inmunoglobulina hiperinmune, que es lo que se utiliza en los pocos casos que se conforman porque es un tratamiento de precio elevado. Mi hijo nació sintomático y a sus 3 años no tiene ni una secuela, esta suerte no la tienen muchas otras madres que he conocido después, y no sé si es más barato pagarles los implantes cocleares y algo de rehabilitación, lo que sí sé es que la calidad de vida de los niños no tiene precio.
    Así que por supuesto prevención, pero también screening trimestral y tratamiento para embarazadas infectadas.
    Un saludo

    1. Hola Leticia, muchas gracias por tu comentario. Me alegro muchísimo de que tu peque no tenga secuelas 🙂
      Con respecto a lo que comentas, estoy de acuerdo contigo, tristemente el tema económico es un tema que también influye, y es una pena (y muy injusto) que no todas las mujeres tengan igualdad de oportunidades en ese sentido.
      Un abrazo

    2. Estoy totalmente de acuerdo. Yo tengo analíticas de mi seguro privado de antes y de después de quedarme embarazada que demuestran que cogí la infección en el transcurso de unos meses… En abril dio negativo y en enero (ya embarazada) positivo.
      Ena seguridad social nunca me hubiese enterado. Y posiblemente tampoco sabría que el niño se contagió y no hubiese sido tratado.
      El niño estuvo dos meses tratado con Valganciclovir que yo creo que ayudó a que no tenga secuelas a día de hoy.

    3. Buenas noches,
      Acabo de leer tu post y esto totalmente de a uerdo contigo.
      Tengo un niño de 9 meses con cmv congenito y labio leporino con fisura palatina,y todo esto de sorpresa, a parte de ser prematuro y nacer 3 semanas antes. Estoy pensando en un hacer un blog para ver si asi puedo ayudar a dar informacion y a apoyar a madres y a ver si entre todas conseguimos que hagan mas pruebas en el embarazo y haya menos bebes con cmv. Mi hijo por ahora solo tiene perjudicada la audicion,lleva audifonos desde los 3 meses, pero me dijeron que tenia pequeños daños cerebrales…en fin tengo un largo historial que contar..

  2. Qué gran desconocido. Yo trabajo en una escuela infantil y después de 10 años. Me infecte justo cuando estaba embarazada.
    Lo supe por el ginecólogo de mi seguro privado, en la seg social como habéis dicho no se hace en todos los hospitales (en algunos si).
    Me hicieron distintas analíticas y dio que el niño estaba sano y que la infección fue justo antes de quedarme embarazada y seguimos adelante con el embarazo. Al nacer si estaba infectado, estuvo dos meses tomando Valganciclovir, un medicamente muy fuerte (leer el prospecto con bebé de 15 días pone los pelos de punta).
    Hablando con la ginecóloga y la pediatra que nos sigue, decían que en nuestro caso podemos pensar que no se infectó en esa primera vez, porque al ser el principio del embarazo hubiese habido graves consecuencias y que quizás hubo una reinfección al final.. no lo sabremos nunca. El caso es que a día de hoy que mi hijo tiene 2 años y medio está asintomático. Y en seguimiento.

    Bajo mi punto de vista sigo sin entender por qué la toxoplasmosis sí y el CMV no… Creo que sobretodo en determinados colectivos sí se debería de analizar. Creo que debería darse visibilidad a este virus y que al menos debería de conocerse.

    Tengo entendido que si existen unos tratamientos con inmunoglobulinas para tratarlo durante el embarazo.

    La atención que yo recibí de la seguridad social de Madrid fue pésima. Al principio cuando nos enteramos y aún no sabíamos si el feto estaba bien, si había algún problema nos llegaron a decir que si eso es lo que Dios nos había dado que tendriamos que tirar con ello. Literal.

    Mientras que en mi seguro privado hicieron todo lo posible a nivel médico. Y en cuanto nació el niño le pidieron análisis, le pusieron tratamiento y ahora se encuentra en seguimiento.
    Otra cosa importante para mí fue que mi ginecóloga me expuso claramente las opciones que había. Los porcentajes que se mencionan. De afectación, que frecuentemente afecta a la audición, pero puede derivar en cosas mucho más graves, que muchas veces son asintomáticos y la decisión de seguir adelante con el embarazo la tomamos nosotros, no los médicos.

    Gracias por visibilizar esta realidad.

    1. Hola María, gracias por tu comentario y por contarnos tu experiencia. Hay mucho desconocimiento del tema en la población general, y es importante especialmente en personas con trabajos como el tuyo.
      Me alegro de que tu hijo esté bien. Un abrazo grande

  3. Citomegalovirus. Es oír esta palabra y echarme a temblar .En mi segundo embarazo (mi bebé tiene 8 meses) el CMV estuvo muy presente y lo recuerdo como una pesadilla. Yo tampoco estoy de acuerdo en que, como no hay tratamiento, no se realice analítica. Yo me enteré porque en el hospital privado (Madrid) donde llevaba el embarazo sí lo piden pero en la Seguridad Social (Madrid), no. Y además, en la S.Social, cuándo preguntamos por qué no se pedía en la analítica, nos dijeron que como no había tratamiento y la probabilidad de infección y transmisión era baja, pues que para evitar una preocupación excesiva y un aumento de abortos voluntarios, mejor no pedirlo… nos quedamos alucinados.
    Por suerte, me hicieron una prueba de avidez que determinó que la infección era antigua, con lo cual me había infectado antes del embarazo (tengo otro niño de 4 años). Pero la semana y media que tardaron en darme los resultados fue horrible. Así que el segundo y tercer trimestre del embarazo, en lo que al CMV respecta fue tranquilo.
    Pero el día que mi hijo nació, por la tarde pasó la pediatra para reconocerlo y nos dijo que estaba perfecto pero que yo había estado dando positivo en el CMV todo el embarazo y que incluso en el tercer trimestre los valores estaban más altos (algo que la ginecóloga no vio, o al menos no me comunicó) cuando lo normal era que siendo una infección antigua fueran bajando, así que tenía toda la pinta de que había habido una reinfección en el tercer trimestre… Por lo que tuvieron que coger muestras de orina al niño para ver si se había infectado. Así que imaginaos los cinco días que pasamos esperando los resultados. La pediatra nos dijo que las posibilidades de que se hubiera infectado eran muy bajas, pero existían, claro, y había que descartarlo. Afortunadamente no se había infectado. Así que un infierno, la verdad… cierto es que si hubiese llevado mi embarazo solo por la seguridad social, no me habría enterado y no lo habría sufrido, pero tampoco habría tenido la opción de decidir si seguir con mi embarazo en el caso de que mi bebé se hubiese infectado. Así que creo que debería pedirse en las analíticas, de igual forma que se pide la toxoplasmosis. Y también darle más visibilidad y prevención, sobre todo en los ámbitos en los que se trabaja con niños (he hablado con varias profesoras de educación infantil que no tenían ni idea de este virus). Y, por supuesto, muy importante que se siga investigando para dar con una vacuna.

    Un saludo

    1. Me pasó exactamente lo mismo, pero mi hijo al nacer si que estaba infectado. Le trataron y está asintomático. Creo que en gran parte por la medicación que tomó. Ena seguridad social nunca se la hubiesen dado.

  4. Buenas, yo tengo una niña con casi 4 años y al año y medio más o menos comenzamos a notar que no era capaz de seguir el ritmo de Psicomotricidad de los niños de su edad, también le apareció nistagmo que le provoca muchos problemas ya que ve fatal, el neurólogo solo dice que es una parálisis de origen desconocido ya que en la resonancia no aparece nada, llevamos dos años de fisioterapia pero no dan con lo que lo puede haber causado. A mí me mosquea que pueda tratarse de este virus ya que su hermanita estaba en guardería cuando yo estaba embarazada y yo no tuve ninguno de los cuidados que indicáis. Fue por la seguridad social y no me hicieron la prueba. Sabéis si ahora sería posible saber si se trató de ese virus?? Gracias

    1. Hola Ire, el CMV permanece en el cuerpo para toda la vida, una vez que se coge. Podrían saber si tiene los anticuerpos al igual que también puedes saber si los tienes tu, con un simple análisis de sangre, pero ya saber si fue eso lo que ha causado los problemas que cuentas no creo… Además ella podría dar positivo pero haberlo cogido después de haber nacido ya… Así que saber si se lo contagiaste tú (en caso de que lo tuvierais) sería imposible.
      Mucho ánimo y mucha fuerza para seguir intentando dar con ello y un tratamiento que pueda curarla o mejorar al máximo su calidad de vida.

  5. Qué recuerdos más malos… En mi segundo embarazo, en la eco de las 20 semanas vieron que había una desviación en el perímetro craneal del feto, no llegaba a microcefalia pero estaba por debajo del crecimiento normal… y ahí empezó la pesadilla. Analítica y CMV positivo (IgG, aunque no IgM, con lo que cabía la esperanza que no hubiera sido en el primer trimestre), así que derivación al Neurólogo y neurosonografías al canto. Por suerte todas las pruebas salieron bien, test genético correcto, sin aparentes lesiones cerebrales… pero hasta el último momento con la angustia, sin saber si podría tener secuelas, y siempre pensando en las peores consecuencias (además, soy enfermera y lo que vivo en el hospital no me ayudó a quitarle importancia y pensar que iría bien). Por suerte, hoy tengo a una niña sana de 21 meses, y doy gracias a que todo saliera bien, pero es pensar en ello y se me saltan las lágrimas…

  6. Buenas tardes. Recientemente me han realizado por privado una analítica, que casualmente decidí hacerme, y resulta que ha salido positivo en este tipo de virus. Estoy muy asustada, en breve tendré la cita con el ginecólogo, creo que para determinar si el.contagio fue pasado o reciente. Estoy de 21 semanas y no sé que habrá pasado con mi bebé. La ecografía de las 20 semanas tuvo un resultado positivo… En definitiva, estoy muy asustada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más