¿Qué quieres encontrar?

28
¿De dónde sale tanto moco?

¿De dónde sale tanto moco?

Si hay algo que nos acompaña como una sombra, como amigos inseperables desde que comienza el colegio, eso son los mocos, y de los mocos el catarro, y cuando se van y creemos que los hemos erradicado vuelven a aparecer. Y así estamos deseando que llegue el buen  tiempo y acudiendo al pediatra más de lo que nos gustaría. Hoy nuestra colaboradora y pediatra Lucía nos habla de ello, una de las consultas más frecuentes. ¡Esperamos que os guste! Y lee hasta el final que el próximo 3 de junio tendremos a Lucía en ‘Un gin con…’ Yeahhh!!!!

fichas-luciagalan

*Podéis seguirla en facebooktwitter y en su blog.

¿De dónde sale tanto moco? 

¿Qué sería de la consulta de un pediatra sin los mocos? Creo que batiríamos todos los records de paro en el mundo mundial.

“Estoy desesperada, lleva meses con estos mocos” – me decís muchas madres.

¿Y de donde sale tanto moco? Pues de los resfriados comunes, catarros o también llamadas infección respiratoria de vías altas, la inmensa mayoría de las veces producidas por virus.

– ¿Pero otra vez es el virus?- me preguntáis escandalizadas.

– No es EL VIRUS, querida. Existen cerca de 200 virus identificados causantes de estas infecciones.

Aclaremos algunos conceptos: en nuestro sistema respiratorio siempre hay mocos, estos son la primera línea defensiva del organismo para “atrapar” los gérmenes que vienen del exterior. En ocasiones, si la infección progresa, comenzaremos a fabricar un exceso de moco que ya es evidente. (“Siempre va con las velas colgando”- dicen muchas madres ante los “chorretones” continuos de moco en sus hijos). Si la inflamación tiene lugar en la nariz, será una rinitis. Si la inflamación se produce en la garganta y además tiene dolor, tendremos una faringitis; si los virus inflaman principalmente la laringe y el niño presenta afonía o tos perruna, hablaremos de una laringitis. Y si la infección progresa y desciende a los bronquios, hablaremos de bronquitis (“Doctora, creo que los mocos le han bajado al pecho”). En las bronquitis el niño tendrá tos, no sólo por la mucosidad que se encuentra dentro de los bronquios, sino porque estos se cierran (broncoespasmo) y no pueden respirar con normalidad (“Le oigo pitos”). En este último caso, hablaríamos de infección respiratoria de vías bajas.

Vamos con otra frase estrella: “Estoy preocupada porque cada mes está enfermo”. Así es. Un niño en edad escolar, entre septiembre y junio, tiene una media de 5-6 catarros de vías altas. En los más pequeños, hasta 7- 8 episodios al año. Durante estos procesos tendrán mocos, tos, estornudos, a veces dolor de garganta y fiebre. La fiebre no suele durar más de 3 días. Los mocos los tendrán durante 7 días y la tos, a veces, se prolonga hasta dos semanas. Y esta es la evolución natural de un catarro sin complicaciones.

Pero tranquila, con el paso del tiempo tendrán menos catarros. Por un lado, se van inmunizando y su sistema inmunitario va madurando. Recordad que en los 3 primeros años de vida el sistema inmune es muy inmaduro y los niños se defienden mal ante cualquier infección. Y por otro lado, los niños más mayores no establecen un contacto tan íntimo como los pequeños que comparten juguetes, botellas de agua, y hasta mordiscos.

Estaba mejor del catarro, pero ha salido al recreo sin el abrigo y se ha vuelto a resfriar” –me dicen muchas madres. Los niños no enferman por salir a jugar desabrigados. Los niños enferman en el aula junto a los 20 compañeros, de los cuales, la mitad, están acatarrados. Es verdad que en los meses fríos hay más virus respiratorios y más posibilidades de contagiarse, pero eso no significa que enfermen “por una corriente de aire” o por “salir a jugar sin la chaqueta”. Los virus se transmiten por el contacto directo a través de las microgotitas de saliva al hablar, por los estornudos, por nuestras propias manos, por los besos e incluso, por los juguetes. De ahí la importancia del lavado de manos frecuente.

Pero… ¿No hay nada para quitarle estos mocos?”. Sintiéndolo mucho, no. Los catarros, como ya he comentado, son infecciones víricas por lo que, los antibióticos, no tienen nada que hacer. Son absolutamente inefectivos.

Los tan utilizados mucolíticos, antitusígenos, anticongestivos, anticatarrales y antihistamínicos no han demostrado su eficacia en el uso de los catarros en los menores de 6 años. No existe evidencia científica que avale su uso por lo que no debemos utilizarlos a esas edades.

Lo que sí ha demostrado utilidad y alivia los síntomas es: el paracetamol, ibuprofeno y los lavados nasales con suero fisiológico con aspiración de secreciones, si precisa. (Sobre todo en los lactantes, antes de las tomas; comerá más tranquilo y despejado)

Me consta que a muchas madres esto, les “sabe a poco”. Llegan a la consulta esperando que les demos varios jarabes que les eliminen los tan molestos mocos y algunas, se van decepcionadas:“Otra vez me ha dicho que lavados nasales y ya está”. Pero la realidad es que en docenas de estudios realizados con niños a los que se les daban este tipo de medicación, no se observó mejoría ninguna con respecto a los niños que únicamente se les hacían lavados nasales. No sólo eso, sino que además, los primeros, presentaban efectos secundarios, en ocasiones graves.

Y para la tos… ¿algún jarabe, miel? La tos, al igual que la fiebre, es un mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo. Ayuda a eliminar las secreciones. Es una respuesta positiva de nuestro organismo que expulsa las secreciones que pueden llegar a impactarse en el árbol bronquial. Por todo ello, no conviene utilizar antitusígenos. Únicamente se podrían utilizar bajo prescripción de tu pediatra en aquellas toses secas que le impide el descanso por la noche. Recordad que la CODEÍNA no se debe administrar a ningún niño menor de 12 años.

La miel parece que es más efectiva que el placebo para aliviar la tos, pero ojo, no antes del primer año de vida. Eso sí, si tu hijo tiene 3 años y le das una cucharada de miel antes de dormir, no te olvides de cepillarle los dientes; su alto contenido en azúcar la convierte en un alimento muy cariogénico (productor de caries)

¿Podemos hacer algo para evitar los catarros? La única medida preventiva eficaz demostrada es el LAVADO DE MANOS FRECUENTE. Debemos insistir a maestros, padres y a los propios niños que se laven las manos puesto que a través de ellas, transmitimos muchas de las infecciones. No olvides hidratar a tu hijo y ofrecerle agua regularme.

¿Y los productos que dicen aumentar las defensas? No hay eficacia demostrada.  ¿Al menos deme unas vitaminas, doctora?” ¿Vitaminas?- les digo- Las mejores vitaminas son las de las frutas y verduras que debe tomar todos los días.

¿Cuándo debo preocuparme? 
– Si la fiebre dura más de 3-4 días.
– Si en lugar de ir descendiendo la fiebre, con el paso de los días, sube de 39ºC.
– Si presenta dolor de oídos o secreción. (La otitis media es una complicación frecuente)
– Si tiene respiración acelerada o dificultad respiratoria. (En ocasiones se asocian a neumonía).
– Si escucha pitos (sibilancias) al respirar. Hablaríamos entonces de una bronquitis
– Si el niño está muy decaído y con poca actividad.

– Y por supuesto, siempre que consideréis que vuestro hijo no evoluciona como debería, para eso estamos.

¡Hasta la próxima!

Y si te has quedado con ganas de más y quieres asistir a algunos de mis eventos/conferencias no dejes de visitar mi apretada agenda.

banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Mocos, yo os maldigo!!! De septiembre a junio sin interrupción oye. Y lo peor es que siempre acaban en tus pantalones o mangas jeje. Para nosotros ya son un miembro más de la familia. Gracias Lucía.

      1. Por qué no se cita la dieta? hay niños qué comen fatal, frutas y verduras frecas qué ayudan. Para nosotras la harina y lacteos son los mayores productores de mocos.

  2. Aunque muchas de estas cosas ya las sabemos las madres (otras no) siempre está bien que te las recuerden, sobre todo porque cuando los peques están malitos no somos del todo racionales. Gracias Lucia

  3. Lo peor es convencerles de que tienen que sonarse. Cada vez que saco el pañuelo, el buenhijo corre a esconderse donde sea. Pobre, yo sé que le duele la nariz y de hecho acaba con hemorragias después de varios días de mocos, o en cuanto el tiempo es seco, pero eso de sorber no se lo consigo quitar ni con amenazas de castigos.

  4. Yo por suerte cuento con un super papa fisio pediátrico! Conocéis la fisioterapia respiratoria? Aquí en la Rioja cada vez esta más demandada,ayuda mucho a los peques y los papis están más aliviados. Con unas sencillas técnicas y algunas pautas mejoras el proceso catarral y por consiguiente, la alimentación y el descanso del pequeño(y el de los padres,jeje)

    1. A mi mayor lo he llevado algunas veces aqui en Bruselas, reenviado por nuestro pediatra para las bronquiolitis, y es verdad que es estupendo. Me alegra saber que se esta extendiendo también por España, porque hace cinco o seis años no se encontraba, y sé de mas de un niño que lo habria necesitado.

    2. Yo también soy fisio pediátrica pero en Valencia y, aunque aquí aun no está muy extendido eso de la fisioterapia respiratoria en bebes y niños, los que la prueban… repiten y repiten y repiten!! NO hace falta un fisio a cuestas, unas simples pautas y los mocos vendrán, eso no lo podemos evitar, pero se irán más rápido!!!
      Una fisio en proyecto de malamadre 🙂

  5. Hola, mi hijo de 12 meses está con mocos ya más de 3 semanas. No tira por la nariz y están por lo visto en la garganta. Tiene laringitis y me han mandado estilsona para tres días. A parte de los lavados tb me han recetado ventolin para una semana mañana y noche y continuar con el mucolitico.A parte de los l lavados… Me parece mucha medicación, sev la puedo dar con tranquilidad?

  6. Al hilo del post de ayer, es una de las ventajas de ser expatriada: estamos lejos de las abuelas y, como consecuencia directa, nuestros hijos van menos al pediatra. Sin falta, cada vez que hablamos por skype, me dice mi madre: “esta el niño/la niña mal@?” “no, por qué? (aunque me sé la respuesta)” “porque tiene mocos”… con ese criterio, llevan malos sin interrupcion desde que entraron en la guarde.

  7. Pues sí, los catarros son un rollo. Aunque afortunadamente mis peques son resistentes y pisamos poco pediatra. También la experiencia ayuda, claro. Con la primera recuerdo visitar a mi querida pediatra casi cada semana,jajaja. Ahora al tercero yo creo que la pobre casi ni lo conoce.

    En mi casa no falta el suero fisiológico y el agua de mar en botellas con pitorro que lo puedes nebulizar en la nariz. Y también un jarabe anticongestivo que me va genial (paidoterín), un jarabe homeopático para la tos que no se si hará algo pero a mis hijos les gusta y dicen que sí funciona (prospatus), y un spray nasal homeopático que hasta uso yo (euphorbium), porque despeja mucho y no irrita nada. Estas tres cosas más el paracetamol y el ibuprofuno son todo mi boquitín. Y espero no tener que usarlo mucho, cada vez menos!!

    Sin embargo, a los mayores, las mamás y papás, se nos nota la edad, y por ejemplo yo llevo acatarrada y con unos mocos impresionantes tres semanas!!! cuándo va a acabar!!!!

    Buen viernes y feliz fin de semana!!

  8. Hola Lucía:

    Tengo una duda porque estoy terminando de comprar la primera hornada de “aperos” para mi futura bebé y tengo entendido que los llamados ‘sacamocos’ o aspiradores nasales no son recomendables porque pueden producir otitis y que es mejor realizar lavados diarios con suero fisiológico independientemente de que tengas mocos o no. ¿es esto correcto?

    ¡Gracias y un saludo!

    1. Si el niño está muy congestionado y con un simple lavado no eres capaz de “desatascar” puedes probar un sacamocos con suavidad y observar. Si con el lavado es suficiente y se queda despejadito, no es necesario que le aspires. Un saludo

  9. Pues yo estoy igual…mocos eternos!! Creo q el uso del suero fisiológico es uno de los mejores consejos..pero mi peque tiene casi 4 años y es imposible! Cómo hacéis vosotras??

    1. El agua de mar a presion (tipo rinhomer, tambien venden en supermercados de marca blanca) o a jeringazos…tumbados de lado…asi me enseño una amiga enfermera. Es un poco lucha, pero es rapido 😉

    2. Los estudios hablan de mayor efectividad con el niño sentado cuando este ya tiene edad para ello. Yo lo que hago con mis pequeños bichos (no son buenos hijos, son niños que tengo en tratamiento de fisioterapia) es sentarme en el suelo con ellos, me los coloco entre las piernas, les echo la cabeza un poco para atrás, con un brazo intento bloquear el cuerpo para que sea algo rapido y con el otro tiro un buen chorro de suero o solución salina por el orificio de la nariz y luego el otro. si es mayor y entiende lo que es cerrar la boca e inspirar fuerte por la nariz, maravilloso!! sino, cierrale la boca y que coja aire fuerte por la nariz, asi arrastrará todos los mocos que quedan en la parte posterior de los conductos de la nariz. No sé si me he explicado muy bien, esto es más fácil cuando se ve que cuando se explica 😛

  10. Yo he usado con mis tres hijos jeringa y suero, todas las noches, ya en la bañera (para no manchar) y mis hijos casi no pisan el pediatra. Por catarro desde luego, ninguno.
    Además ellos ya están tan acostumbrados que giran la cabeza en cuanto me ven jeringuilla en mano, jajaja.
    Pero os advierto que aunque parezca una tontería funciona muy bien. Respiran bien por la noche, descansan y no se despiertan a mitad de la noche.
    …si es que son todo ventajas…

    1. Además ellos ya están tan acostumbrados que giran la cabeza en cuanto me ven jeringuilla en mano, jajaja.

      Super acostumbrados, se ve.

  11. Sos una genia!! Acá en Buenos Aires ya estamos en otoño y así como caen las hojas caen los mocos. Estaba pensando si debía llevar al niño al pediatra o no.. Pero ni fiebre tuvo. Es sólo su 1er resfrío. Gracias por brindar siempre info tan clara y desdramatizar a los virusitos

  12. Buenos dias !
    Escribo desde Lima, Peru, donde por la humedad tenemos branquias en vez de pulmones jaja.
    Bueno me has descrito a mi en la consulta medica .. jejee … pero gracias a Dios que nos ha tocado un medico pediatra que es muy bueno .. que lo primero que nos hizo fue abrir las ventas pues mi casa era un bunker !! … y su primer tratamiento para mi hija fue que tome la prednisona .. y luego un helado de vainilla por una semana !! .. y se imaginaran que mi hija feliz y yo al borde del desmayo “pero como va a comer helado si esta enfermaaaaaaaaaaaaaaa !!! .. y el doctor “si señora .. helado .. lo saca 20 min antes para que no este tan frio ” y a mi hija “sino te dan tu helado todos los dias hasta la proxima semana que vuelves me cuentas !! … y si pues … se sano… jaja
    Mi hija tiene broncoespasmos.. y yo tenia dudas del ventolin por lo que dicen que afecta los huesos … pero el doctor me paro en one “señora si no va a seguir mi tratamiento, por favor NO REGRESE”.. por supuesto que volvimos .. y da la medicina justa, no le gusta dar de mas.. y eso si . .su miel por orden medica! … lo amo al doctor !! .. claro que hay que sacar cita con mes de anticipacion y rogar para que no salga de vacaciones nunca .. jejeje

    Mi nena ya tiene 8 años y ha mejorado bastante … solo tener paciencia, que cuesta bastante tener cuando piensas que tu hija se va a ahogar por los mocos o que tose sin parar cada 5 min ( yo ya esta por matar a la gente de mi oficina si los oia toser)
    La miel es buenaza .. tambien los productos naturales de platano con miel … !
    Aqui esta empezando el invierno .. asi que a armarme de paciencia para lo que se me aproxima !

  13. Un post genial Lucía! Yo soy enfermera y muchas de estas cosas ya las sabía antes de ser madre, y la verdad es que cuando te leo noto cierto “alivio”, ya que muchas madres me miran como un bicho raro al no dar sistemáticamente a mi hija antitusígenos y mucolíticos al mínimo síntoma. Otro tema que también creo importante, que los niños están muchas veces sobremedicados… En fin, yo seguiré hidratando bien a mi peque y dando jeringazos de suero para intentar acabar con los eternos mocos!

  14. Cuantas veces he pensado… Y si se pudieran vender? A ver si los mocos del caracol van a tener mas propiedades que los abundantes mocos de mis buenoshijos!

  15. Mi hijo tiene 19 años y sigue teniendo muchos mocos, desde pequeño tiene drenajes le han operado 10 veces de los drenajes. Me gustaría saber, si hay algún remedio para esto. Cuando era más pequeño y se le complicaba con los oídos le mandaban antibiótico y se le quitaba, pero claro, no se puede estar tomando antibióticos siempre. Me gustaría mucho que me diese una solución.
    p.d Los otorrinos siempre que los hemos preguntado no tienen ni idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más