¿Qué quieres encontrar?

39
¿Egoísta yo?, claves para un egoísmo positivo

¿Egoísta yo?, claves para un egoísmo positivo

malasmadres_quienessomos_Leonor
* Podéis seguirla en @Leonor_Cabrera  y en su BLOG.

Una de las peores cosas que podemos pensar sobre nosotras mismas es que somos egoístas. Seguro que si alguien te dijera en este momento que eres una egoísta intentarías buscar mil ejemplos que prueban lo contrario: ¿Egoísta yo?, ¿con lo que me esfuerzo por el buenhijo?,  ¿con todo lo que intento hacer en el trabajo?, ¿yo que estoy siempre luchando contra viento y marea para que la familia esté bien?

Comportarse de forma egoísta no está bien visto. Sin embargo, si te pones a pensar sólo un minuto te darás cuenta de que muchas de las elecciones de tu vida están guiadas por el egoísmo. Cuando tomamos una decisión lo hacemos guiándonos por lo que queremos, por nuestra preferencia, por lo que necesitamos. Ponemos el yo por delante, ¿eso no es ser egoísta?

El egoísmo es necesario porque supone darle al yo la importancia que tiene. Hace poco nos escribía al club una madre que tiene sólo un hijo. A su marido y ella les encanta hacer deporte y ahora que su  hijo es más mayor pueden disfrutar de distintas actividades. Sin embargo, se siente egoísta por no darle un hermano.

¿Qué hacer ante una situación de este tipo en la que muchas os veréis reflejadas? Si tú no estás bien, es muy difícil que tu familia esté bien. Como cuenta la psicóloga Jenny Moix en este artículo de El País, imagínate que vas en un avión y que se despresuriza la cabina. ¿Cuál es la instrucción que estamos cansadas de escuchar cada vez que hacemos un viaje? “En caso de despresurización de la cabina, colóquese la mascarilla de oxígeno y respire normalmente. Si viaja acompañado, primero sujétese la suya y después ayude a sus acompañantes”.

En la vida sucede algo parecido. Para ayudar a los otros primero hay que ayudarse a una misma y esa ayuda pasa por ser consciente de las necesidades propias y ser capaz de decir no cuando es necesario. Si vivimos para los otros y nos olvidamos de lo que necesitamos en realidad, ¿cómo vamos a ser capaces de estar para los otros?

Richard y Rachael Heller, en su libro ‘Egoísmo sano’, definen ese tipo de egoísmo como “respetar las propias necesidades y sentimientos aunque los demás no lo hagan. Sobre todo si los demás no lo hacen”. Además, advierten del peligro de la abnegación, de dar tanto al otro que lo puedes hacer sentir culpable por recibir tanta ayuda y de sentirse con una deuda emocional que tiene que pagar.

¿Qué sucede si no respetamos nuestras propias necesidades? Lo que pasa es que poco a poco nos vamos cargando de rencor, de rabia, de frustración, lo que hace que acabemos echando la culpa de lo que nos sucede a las personas que están a nuestro alrededor, aunque sea de una manera inconsciente. Incluso, como me contaba el otro día una clienta de coaching, puede suceder que de tanto poner el ojo en las necesidades del otro acabemos olvidándonos de nuestras propias necesidades hasta el punto de que dejamos de saber qué nos gusta y qué no, cuáles son nuestras necesidades.

A ella le sucedió lo que en terapia gestalt se define como confluencia. Confluir significa que una persona, para ser aceptada por otra, no entra en discusión y adopta sin críticas ni cuestionamientos las decisiones y los estilos de vida de esas otra persona. De algún modo, delimita los límites de su yo para fusionarse con el otro sin tener en cuenta qué quiere y qué desea en realidad.

¿A alguna madre le suena este mecanismo?. Una madre tiende a darle todo lo que puede a su hijo y más, muchas veces haciendo oídos sordos de sus propias necesidades. “¿Salir cenar con las amigas, para qué? Soy una buenamadre y prefiero quedarme con mi hijo”. Como ya hemos visto en otros posts, es normal que aparezca la culpa por salir de cena y dejar con el padre al buenhijo o por ir a ese viaje de trabajo o por emprender ese proyecto que tanto tiempo llevas queriendo empezar.

Llegadas a este punto, ¿qué hacer para practicar ese egoísmo sano? Lo primero, tener conciencia de cuáles son nuestras necesidades. Si yo necesito hacer deporte todos los días, ¿para qué me lo niego? Esa negación sólo va a acarrear que cada vez me sienta más frustrada. Así que lo sano es buscar una manera para equilibrar la necesidad que tengo de dedicarle tiempo a mis hijos y de dedicarme tiempo a mí. No hay otra salida.

En segundo lugar, recomiendo decir no a lo que no quieres en tu vida. Si en realidad sabes que éste no es el momento para tener un segundo hijo, ¿para qué vas a tenerlo?, ¿qué pesa más, el coste que va a tener tu decisión o el beneficio que vas a tener?

Malasmadres_egoismo

Para acabar este post me gustaría dejarte unas palabras del padre de la terapia gestalt, Fritz Perls, en las que defiende este egoísmo inteligente del que estamos hablando:

“Yo soy Yo, Tú eres Tú. Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas. Tú no estás en este mundo para cumplir las mías. Tú eres Tú, Yo soy Yo. Si en algún momento o en algún punto nos encontramos será maravilloso, si no, no puede remediarse. Falto de amor a mí mismo cuando en el intento de complacerte me traiciono”.

Me gustaría escuchar cómo te llevas tú con esto del egoísmo inteligente, si lo practicas o si, por el contrario, te cuesta decir no y tiendes a confluir. Si éste es el caso, ¿te produce algún coste hacer oídos sordos de tus necesidades?

Y RECUERDA que te esperamos el 13F para GRITAR AL MUNDO… Para recibir la encuesta, únete al club AQUÍ.

Malasmadres_conciliacion_encuesta

Han comentado...

  1. Yo soy egoísta…la verdad. Creo q es necesario pensar en nosotras mismas porque sino al final pierdes todo…me ha gustado mucho el post…besos

  2. Yo he empezado a practicar un poco de ese egoísmo y cada jueves quedo con mis compañeros para tomarnos unas cervezas. Al principio me sentía mal pero ese sentimiento ha desaparecido. Los buenoshijos se quedan acostaditos a cargo de buenpadre con lo cual no los estoy abandonando!!
    Me hace sentir bien y desconectar un rato

  3. Buenos Días…

    Yo también creo que es importante ser un poco egoista y pensar en tí, está claro que teniendo hijos su bienestar y sus necesidades van a tener un peso muy importante en tus decisiones pero siempre hay que encontrar tiempo para satisfacer tus necesidades o por qué no tus diversiones.

    Somos todos personas y nosotras también tenemos derecho a llevar una vida que cumpla nuestras expectativas y no encontrarnos a la larga con que hemos “sacrificado” esos sueños por los demás, ya sean hijos, parejas, etc..

    Muchos Besos a todos

  4. Buenos días y muy buen post.
    Felicidades porque vais tocando temas muy importantes para todas.
    Es normal y necesario ser un egoistas, cuidarnos, pero no esa nada fácil aceptarlo y practicarlo. A a mi me han transmitido un modelo de madre que es siempre la última, que es principalmente cuidadora, aunque mi madre ya trabajara todo el día y fue de las primeras que conciliaron sin saberlo.
    Reivindicar tu propio espacio, tus necesidades dentro del microcosmos familiar no es fácil.
    Decidí hacerlo entre la primera y la segunda maternidad y he de reconocer que es positivo y necesario, aunque cueste.
    ¡Nadie dijo que fuera fácil ser madre (y malamadre más!)

    De nuevo, felicidades!
    🙂

  5. Muy buenos días,

    Creo que yo sí practico el egoísmo positivo, y sin embargo, no me considero para nada una persona egoísta… qué ironía!!

    Estoy total y completamente convencida de que necesitamos estar felices y a gusto con todo lo que nos rodea para poder dar lo mejor de nosotras mismas… En mi caso eso supuso delegar ciertas cosas inherentes a la maternidad cuando nació el buenhijo, como decantarme por una alimentación mixta para poder dormir lo que mi cuerpo pedía a gritos, o empezar a dejarlo con la buenaabuela una noche a la semana para poder salir con el buenpadre a darnos un homenaje a partir del segundo mes de vida de nuestro niño.

    Mucha gente me miró raro, pero sé que en el fondo, muchas malasmadres se habrían cambiado por mí. Sentimiento de culpa? Ninguno. Quiero al buenhijo por encima de todas las cosas. Lo sé yo, lo sabe él, y lo sabe la gente que me quiere. No necesito demostrárselo a nadie más, y no necesito reafirmarlo con actitudes que únicamente nos harán más infelices a todos.

    Un saludo y enhorabuena por el post de hoy. Lo encuentro muy necesario.

  6. Yo siempre digo que para ser la mejor madre, mejor profesional, mejor….tengo que sentirme bien conmigo misma. Y para eso, tengo que estar con las pilas cargadas. Una comida con amigos, una salida con el buenpadre, un tiempo de juegos con los niños, o un rato de lectura sola, son mis baterías para poder disfrutar más de todo. Depende del momento. Pero intento elegirlos yo.

    Besos

  7. Desde pequeña, recuerdo que mi madre (trabajadora) se iba una semana de vacaciones ella solita, sin el buenpadre, nosotros íbamos a buscarla el finde y era genial. Si de eso hace unos 30 años cuando empezó a hacerlo, por qué nos cuesta tanto a nosotras? Seguro que si ella viviera, me dirían lo que me está diciendo la gente que me quiere últimamente un montón de veces…Tienes que vivir la vida, eres muy joven y Iago crecerá… Así que he empezado a hacerlo, y al principio era horrible, no podía disfrutar porque me sentía mal precisamente por disfrutar, pero poco a poco, he aprendido que es bueno para el niño y para mi. Pero ahora me da miedo cogerle el gustillo, jajajajaa

    Enhorabuena pos el post.

    Un besiño,
    Victoria

  8. Lo has explicado estupendamente, Leonor. Yo hace poco he empezado a practicar ese egoismo del que hablas pero he tardado tiempo en darme cuenta de lo necesario que es. Han tenido que pasar 7 años y llegar a tocar fondo. Acudí a unas sesiones de coaching que me ayudaron mucho.
    Desde septiembre voy a clases de yoga y a finales de este mes comenzaré un curso para ampliar mi formación. Estoy muy contenta y tranquila porque se que los niños se quedan bien atendidos y que no es necesario que pase todas las horas con ellos.
    Como dices de manera muy acertada, si yo no estoy bien mis hijos tampoco pueden estarlo y se nota es su comportamiento.
    Muchas gracias por tu texto.

  9. Es tan cierto todo… Me cuesta mucho salir y esas cosas si tengo que dejar a mi hija con alguien. El sentimiento de culpa es enorme. Aunque cuando lo he hecho me he sentido muy bien pero lo que me cuesta es arrancar. Este tema lo reflexiono muchísimo por la cantidad de cosas que he dejado de lado desde que soy madre. Está claro que hay que ser egoístas y supongo que no será de un día para otro, pero si me lo propongo podré darle a mis necesidades, la importancia que tienen.
    Fantástico post!!

  10. Muy cierto todo, me siento identificada.
    Desde que tuve a mi buenahiija, ahora con 17 meses, la maternidad me transformo por completo, soy feliz con ella y adoro pasar todo el tiempo a su lado, pero llego un punto en el que necesitaba encontrarme a mí misma y la apunte unas tres horas a la guarde. Llegue a sentir una gran culpa por déjarla alli y yo sin trabajar, pero lo necesitaba, necesitaba esas tres horas para tomarme un momento un café tranquila o simplemente una ducha caliente sin prisas. Pues decidi deshacerme de ese sentimiento, y ahora todo fluye mejor. Desde hace tres meses que ella va a la guarde todo a dado un cambio importante, esta muy contenta de ir y la malamadre también porque esta semana empezo trabajar a media jornada y ahora hay tiempo para todo. Estoy feliz por la decisión que en su momento fue egoísta, y al final fue positiva hasta para el buenpadre que ahora tiene una esposa más feliz!!

  11. Me ha gustado la entrada. Yo considero que ser egoista es : “primero yo, luego yo”. En mi opinión “primero yo, luego tú” no es ser egoista.

  12. Pues yo desde que a nacido mi peque, ahora hará 4 meses que quiero ir al gym y a nada, embarazada iba todos los días y me sentía genial, pero ahora… Me es imposible dejar al niño con la buenaabuela o buenpadre. Es mas el sábado pasado tenía despedida de soltera y no fui! :(. Y no seria porque el buenpadre no me dijo mil veces q fuese… Me da pena q no tenga su tetita cuando la pida… Tengo que hacer un pensamiento!

    1. Hola, Lorena. Poco a poco. También es normal que si es tan pequeñito, te cueste. Lo importante es que cuando tú sientas la necesidad, te la respetes. Saludos.

  13. Un post genial como siempre! para no peder la cabeza (solo por el buen padre claro, jiji) necesitamos ratos de desconexion… como han dicho allí arriba ya sea leer sola, salir de viaje, ir al mercadona sin carrito y pasear tranquilamente por los pasillos… irte de tiendas, etc etc, anda que no hay cosas… a delegar y a pensar en nosotras, que sólo estando a gusto con nosotras mismas podremos dar lo mejor de nostras a la gente que nos rodea. mil besos y a pasar buen finde

  14. Yo la verdad que me he dado cuenta no hace mucho que me he volcado siempre en los demás pensando que era generosa pero en realidad era egoísmo del malo porque siempre inconscientemente he esperado recibir lo mismo a cambio.Con la maternidad he abierto un poco los ojos y estoy intentando anteponer mis necesidades y deseos a pesar de que a veces la otra persona se sienta decepcionada.Era una de las cosas q mas me pesaba en la mochila.

  15. Hola, Silvia:

    Qué bueno que te hayas dado cuenta de eso. Dar esperando recibir no es, en efecto, generosidad. Es generar deudas. Seguro que ahora vas más ligera 😉

  16. Qué me ha gustado este artículo. Y es que no puedo estar más de acuerdo.

    Yo, antes de nacer el buenhijo, hacía deporte casi a diario, más de una hora de hecho. Iba de tiendas cuando quería, sin problema. Como hacía lo que quería en mi tiempo libre, no me importaba renunciar a él cuando el buenpadre, antes de ser buenpadre, descansaba para hacer cosas juntos.

    Llegó el buenhijo, tuve que renunciar al deporte. Y mientras no andaba me lo llevaba a todas partes. Pero desde que anda, me es imposible hacer casi nada con tranquilidad llevándolo conmigo. ¿Cuándo lo hago? El buenpadre siempre dice que su día libre me tome yo la tarde libre, pero si lo hago dos semanas seguidas, a la tercera me dice “es que nunca hacemos nada juntos mis días libres”… Sin embargo él, el domingo por la mañana, no duda por un momento en irse a jugar su partido de fútbol…

    Y es que, parecerá egoista, pero los momentos de total soledad y libertad, yendo al gimnasio o de compras, totalmente sola, me sientan genial, y vuelvo de mejor talante a casa y me enfado menos, y chillo menos… y creo que eso repercute en una mejor relación en casa con el buenhijo y el buenpadre.

    Viva el egoismo sano!!!!

    1. ¡Hola!

      En efecto: es importante tener ese momento de soledad y de hacer lo que te gusta. Y lo que te recomiendo es no achacar tu cambio de vida al buenhijo. Está claro que su llegada ha cambiado tu vida pero recuerda que tú eliges lo que haces en cada momento, si pasas el día libre de tu marido con él o si te vas por ahí. Si ponemos la responsabilidad de nuestra vida fuera, es fácil contactar con la ira. Asume tu parte y ejerce tu libertad de decidir.

      ¡Buen sábado!

  17. Justo esta semana me he dado cuenta de q estoy agobiada y del mal humor por no hacer nada por mi cuenta, por no dedicarme tiempo a mi misma y solo ser madre y profesional. Incluso negándome la horita de yoga prenatal (estoy de 26 semanas), que si hice en el primer embarazo, por no llegar a las siete y media un día a la semana!!! Se acabó hoy mismo llamo y me apunto. Que bien me irá para el cuerpo y la mente!

  18. Desde que soy madre, intento practicar ese egoísmo bueno todos los días con las pequeñas cosas: acostar un poco antes al buenhijo para disfrutar de una cena tranquila con mi marido, echarme una siesta si el buenhijo no me ha dejado dormir por la noche, dedicar un rato a estudiar para promocionar en el trabajo… Leí hace tiempo que no por sufrir más vas a ser mejor padre, y, aunque quiero a mi pequeño por encima de todas las cosas, también quiero al buen padre, y también me quiero a mí. No quiero vivir la vida a través de mi hijo, quiero vivir la mía y compartirla con él, hay muchas cosas que quiero hacer aún!

    Gracias por el post, me ha encantado

  19. Y qué hacer cuando no te queda más remedio que vivir por y para tus hijos? Yo soy madre separada de un niño de 2 años, con padre fuera de España, trabajo a tiempo completo y abuelos en diferente provincia. No sé cómo hacer para ser egoísta y por Dios que lo necesito como el comer!

    1. Hola, Sonia:

      No cabe duda de que a ti te toca trabajar más la imaginación 😉 Seguro que hay algo que puedas hacer para tener un poquito más de tiempo para ti, para hacer lo que tú quieres, como ir al gimnasio (suponiendo que esto sea lo que quieres hacer) al mediodía a la hora de comer. Y seguro que hay alguien quien le puedas pedir ayuda. La clave es hacerte a ti misma la pregunta que has hecho en el comentario: ¿qué puedo hacer para ser egoísta?

      ¡Saludos!

  20. Un post super interesante Leo. Todos deberíamos aprender el verdadero significado de la palabra egoísta y lo que conlleva no ejercer de ello.
    Gracias por tus lecciones

  21. Tengo un bebe de tres meses del que no me separo ni un minuto del día, y cuando digo ni un minuto es ni uno sólo.
    Hasta el punto que no voy al baño a hacer “nada” si estoy sola con el, me siento mal si le oigo llorar cuando voy a hacer pis.
    Bien, pues llevo queriendo ir al gimnasio a ponerme en forma desde hace un mes, pero me mortifica la idea de que estoy abandonando a mi bebe durante una hora al día.
    Como se lucha con tantos sentimientos encontrados?
    Nos volvemos locas en cuando nos dan a estas personitas?

  22. Me ha gustado mucho el post. Muy interesante y muy cierto. Lo he compartido con mis amigas, incluso con las queno tienen hijos. En esta sociedad en la que vivimos, estamos prermanentemente tratando de quedar bien y de agradar al prójimo y, muchas veces nos olvidamos de nosotros mismos. Y es fundamental estar bien con uno mismo para poder disfrutar de la vida y poder compartir lo mejor de nosotros. Y para estar bien con uno mismo, nada como ser un poquito egoista. Yo lo practico, y cada vez más a medida que mis hijos crecen. Tiro de buenpadre, tiro de babysiter, tiro de madrugar más para poder ir al gimnasio, o poder salir antes de trabajar para darme algún caprichito ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más