¿Qué quieres encontrar?

16
Ellas opinan: el riesgo en el embarazo

Ellas opinan: el riesgo en el embarazo

María José es enfermera y esta historia me llega directamente desde Tierrasanta. Actualmente se encuentra en la semana 33 de gestación y ha querido compartir su historia para hacer visible el problema burocrático por el que tienen que pasar trabajadoras como ella cuando solicitan el riesgo en el embarazo y cambian de contrato aunque sea dentro de la misma empresa, en este caso el Servicio Andaluz de Salud, el SAS. María José quiere ayudar a que esta situación cambie y se tenga en cuenta en un futuro. Os dejamos con su historia.

*Si queréis leer más sobre los nuevos criterios en la solicitud del riesgo en el embarazo pinchad aquí.

eterna-burocracia-enfermera

*María José en su puesto de trabajo.

La experiencia de María José

Mi nombre es María José, soy enfermera y actualmente me encuentro trabajando en el SAS. El día 24 de Diciembre del 2018 me realizo un predictor, con resultado positivo. Seríamos de nuevo padres, ya que tenemos una buenahija con año y medio en ese momento, pero nos hacía ilusión poder darle un hermanito/a. Algo que nos proporcionó dicho resultado fue miedo, miedo que creo que es normal y que suele acompañar a cualquier cambio y más en este caso, pero el principal miedo es que en ese momento me encontraba trabajando en la Unidad quirúrgica del Hospital Regional de Málaga y muchas de los elementos con los que trabajo en ese unidad son teratógenos y pueden provocar malformaciones en el feto.

Al día siguiente cuando acudí a trabajar se lo comenté a la supervisora y a mis compañeros, y fueron mis propios compañeros los que me protegieron todo lo que pudieron y más de la exposición dentro de lo que podían a todos los agentes. Me cambiaban de quirófano para no exponerme a los rayos X, me rellenaban los gases del aparato de anestesia ( los gases como sevorane…) y me relevaban para poder sentarme en la jornada laboral, etc.

Pero mi embarazo sigue su curso, y mi contrato finaliza en dicho servicio, lo que me hace que me tranquilice con la esperanza de trabajar en otro servicio que no ponga tanto en riesgo mi embarazo y mi futuro bebe, ya que siempre he pensado que dicha profesión la he elegido yo, pero no lo ha hecho mi futuro hijo/a, por lo que no se merece que esté expuesta tan pronto y menos durante su formación a agentes de mi profesión que puedan afectarle.

Comienzo un nuevo contrato de trabajo en el área de urgencias de otro hospital, el puesto que suelo desempeñar es estar en la sala de técnicas, sala de tratamiento y en la atención de pacientes críticos. Mi contrato comienza allí el día 15 de Enero del 2019, conforme voy trabajando soy más conscientes de los riesgo a los que estoy expuesta, normalmente dicha profesión va acompañada de dichos riesgos pero cuando te encuentras embarazada, los miedos te inundan de una manera abrumadora y eso sólo se sabe cuando lo estás, mientras es imposible hacerte una idea.

A las 20 semanas solicito el riesgo de embarazo por mi puesto de trabajo

Debido a que la barriga me empieza a crecer de manera agigantada (eso de haber pasado 19 meses del embarazo anterior, hace que la barriga crezca desde primera hora, será por eso que dicen que el camino esta hecho, ¿no?). A las 20 semanas de gestación solicito el riesgo de embarazo por mi puesto de trabajo, entregando los papeles en el INSS y siendo rechazado dicho riesgo hasta la semana 24 de gestación.

Continúo mi trabajo, cuando por sorpresa  recibo un mensaje de la supervisora informando que ha estado en el área de urgencias un paciente que ha sido diagnosticado de Tuberculosis activa, que se han demorado en informarnos de dicha información porque el paciente no acudió a urgencias por ningún signo ni síntoma relacionado con dicha enfermedad, sino que acude al centro hospitalario por la presencia de acceso anal.

Dicho paciente se encontró en la sala de tratamiento durante varias horas hasta que fue trasladado al quirófano, y que comunicaramos todos los profesionales que habímos estado trabajando en dicho turno y en las áreas correspondientes, cuando me percato que dicho día había estado trabajando con ese paciente y se encontraba conmigo en la sala de tratamiento durante cuatro horas aproximadamente.

eterna-burocracia-tip

Un miedo abrumador se apodera de mí

Sólo haces intentar recordar la cara de dicho paciente y que acercamiento pudiste tener hacia él. Comienzas a preguntarte si en el estado en el que te encuentras se podrán hacer las pruebas pertinentes para descartar que no hayas contagiado dicha enfermedad, aunque tampoco se podía saber de inmediato porque es una enfermedad con un periodo de incubación largo, por lo que aún saliendo los resultados negativos, habría que volver a a repetir las pruebas para ver que no existe dicha enfermedad.

Si no te encuentras embarazada, sabes que son gajes del oficio y que nos ocurre en muchas ocasiones porque atiendes a pacientes que aún no están diagnosticados por lo que aunque uses las medidas de prevención adecuadas no puedes usar todos los aislamientos en cada persona que entre por la puerta. Empiezo a realizar mi búsqueda acerca de si se puede realizar la prueba del Mantoux (inyectar antígenos a un organismo para comprobar si se ha producido contacto con la bacteria) en las mujeres embarazadas, además de dicha prueba si saliera positiva si sería posible la toma de antibióticos en mi estado, si habría que hacer radiografías, ect. Todo esto y más hace que le dé vueltas a la cabeza y el miedo cada vez te inunda más con la duda de si le ha perjudicado o no a mi futuro bebe.

A la semana aproximadamente acudo a medicina preventiva para que me dieran el protocolo a seguir, informándoles de mi estado, y se lleva a cabo todo lo oportuno, con suerte sólo ha sido una pesadilla y ha dado negativo la prueba, por lo que vuelvo a respirar tranquila. Vuelvo a presentar la documentación en INSS y ya a las 24 semanas de gestación me lo dieron, siendo éste el 22 de Abril del 2019.

Respiro tranquila, por fin puedo dejar de exponer a mi futura hija a agentes y enfermedades que no dependen de mi, pero mi contrato de trabajo finaliza en dicho hospital y unidad el 16 de Junio del 2019, y me llaman para darme dos nuevos contratos uno el 17 de Junio hasta el día 30 y otro desde el 1 de Julio hasta el día 30 de Septiembre.

Cambio de centro de trabajo

Al cambiar de centro de trabajo aunque todo pertenezca al SAS ( Servicio Andaluz de Salud) hay que volver a solicitar el riesgo de embarazo como si fuera la primera vez, lo que conlleva tiempo de espera hasta que dicha documentación puede ser entregada de nuevo en el INSS, y que sea estudiada por los médicos, los cuales se reúnen una vez a la semana, por lo que pasado ese día hasta la semana siguiente no se puede obtener el riesgo por lo que tienes que estar incorporada en tu puesto de trabajo.

Dicha contratación es en la unidad quirúrgica de pediatría y el segundo contrato en el quirófano de toco- ginecología, tras informar a medicina preventiva de mi avanzado estado de gestación y a la supervisión, se intentan modificar dichos contratos para que ambos sean en el mismo servicio y de ese modo no tener que solicitar dos riesgos de embarazos y dos incorporaciones al puesto del trabajo, pero no se puede realizar dicha modificación por lo que tendré que incorporar en ambos contratos hasta que obtenga la documentación, independientemente del estado de gestación en el que me encuentro. Ésta es la situación en la que me encuentro actualmente, trabajando de 33 semanas de gestación, en la sala de recuperación de pediatría en el Hospital Materno Infantil de Málaga, esperando que me realicen la documentación oportuna para volver a solicitar de nuevo el riesgo.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado por la misma experiencia que María José? Os esperamos en los comentarios.

Han comentado...

  1. Que barbaridad!! Pues esto es lo que tenemos, la realidad que en 2019 aún tenemos que vivir!! Al igual que por ejemplo los administrativos o equipo de oficina que actualmente no tienen riesgo de embarazo…. Esto hay que hablarlo, publicarlo, hacerlo latente para poder luchar por cambiarlo

    1. Así es Ana, por eso me puse en contacto con malasmadres, se que mi situación no es un hecho aislado, que muchas mujeres se encuentran en esta situación, pero no debemos de normalizarla ni justificarla, por eso me puse en contacto con ellas, para que no nos callen ni nos engañen con que la situación está mejorando, y no es así, nos seguimos encontrando cada vez con más trabas y después vemos en el telediario que ha bajado de nuevo la maternidad un 40% …

    2. Me parece una vergüenza. Vergüenza de precariedad laboral de unas (la mayoría mujeres) profesionales tan valiosas y necesarias. Y vergüenza porque obliguen a exponer a una madre y bebé a estos riesgos. Toda mi solidaridad.

  2. De vergüenza… A mi enfermera también, la mutua me la quería dar a la 32… Hasta el servicio de salud laboral del hospital se sorprendió… Ya me dijeron en la mutua que todo estaba empezando a cambiar y que ahora no las iban a dar tan fácilmente… A las 28 semanas solicité la baja laboral, y que les den (en mi caso osakidetza paga el 100%)
    Pero tela,.. Vamos hacia atras

  3. Yo trabajo en una residencia de ancianos. En el embarazo del buenhijo1, dejé de trabajar en la semana 29 me cogí una baja por enfermedad común. En el embarazo de la buenahija2 fue a las 13 semanas también por enfermedad común. Es lo que quieren y lo único que hacen es ponerte pegas a la hora de empezar co el papeleo, te marean hasta que te cansas y dices me voy al médico de cabecera aunque cobre muchísimo menos.😠😠😠😠😠😡😡😡😡

  4. Es una vergüenza. Piensan que las bajas son por gusto y no es así. A mi me dieron la baja por riesgo en la semana 30 y pasé 2 meses hasta dar a luz bastante duros. Y el último mes que trabajé no podía apenas agacharme y me costaba mucho moverme. Estas cosas tienen que cambiar, una embarazada necesita tranquilidad y no que la estén mareando cual coctelera. Le deseo todo lo mejor en su embarazo.

  5. 22 semanas pedido la documentación desde la semana 19 para ir adelantando y aún no me han mandado la documentación. Es mi segundo embarazo en esta empresa y en el anterior se agilizo todo mucho pero en este embarazo no hacen caso. Es una injusticia para nuestros futuros hij@s

  6. En mi último embarazo, trabajando en l SAS en precario ( contratos X meses), ni me moleste en pedir el riesgo, con la pérdida económica que supone (a los sanitarios más, porque no cobras el prorrateo de guardias, que es la mitad del sueldo). No podía estar subida a una ambulancia esperando a hacer el papeleo. Y cuando se terminase el contrato, otra vez a empezar

  7. En mi caso la comprendo perfectamente al ser yo tb trabajadora/sufridora del SAS. En mi primer embarazo era residente, MIR, me dieron el riesgo a las 34 semanas… Antes de eso me lo dieron a las 28, y a los 4 días me llamaron q era un fallo administrativo, y q me tenía q reincorporar a mi trabajo en urgencias de traumatologia, en zona costera, en verano. Además tenía q devolver esos 4 días o bien en cash, o de mis vacaciones. Como veis, todo fantástico.
    En mi segundo embarazo, tuve un desprendimiento vítreo a las 25 semanas, x lo q me dieron de baja. Mi médico solicitó el riesgo, y lo denegaron por estar de baja médica. Así es, te timan con eso.
    Ahora, en mi tercer embarazo, trabajo como pediatra de atención primaria. En una analítica de rutina han descubierto que no estoy inmunizada a sarampión ni parotiditis, xq x mi edad las vacunas no fueron efectivas. A las 10 semanas el médico de salud laboral me mandó a casa con indicación de q si iba a trabajar era bajo mi responsabilidad. Acudí al INSS y allí me dijeron q cogiera una baja común, a lo cual me negué, porque una viene ya de vuelta y sabía q si hacía eso era para luego justificar así q se me negara el riesgo. Ahora a las 13 semanas sigo esperando respuesta del INSS, en casa, y sin saber si voy a tener q pagar estos días de mi dinero, cogerme una baja y arruinarme, o seguir pasando esta situación. Ayuda por favor

    1. Buenas!! Después de que por parte de mi sindicato SATSE me recomendara que no me diera de baja común porque sino me paralizarían los papeles del riesgo y no se llevaría a cabo, si tenía claro que no iba a seguir en dicha situación porque no me aseguraban cuánto iba a tardar, al final decidí darme de baja y como los miércoles es cuando se reúnen los médicos del INSS para valorar los riesgos y dar respuesta me di de alta el Martes para que el Miércoles saliera de alta porque sino no me podían dar el riesgo como bien has comentado, así que lo que te aconsejo es que te des de baja común, pero teniendo en cuenta que para los Miércoles, tienes que estar de alta para que les salga disponible!!

  8. Cómo te entiendo compañera….yo ésta vez he tenido suerte….ya que mi baja ha coincidido con un contrato largo y no voy a tener que reincorporarme y volver a solicitar el riesgo….pero éste es mi tercer embarazo…en el primero estuve trabajando hasta los 7 meses….contrato de verano, acudo a preventiva y la que me atiende me responde que no se da de baja que ella estuvo trabajando hasta los 9 meses…y en el segundo ya sí pude disfrutar de la baja de riesgo….pero es verdad que lo de conciliar en el SAS es complicado si no eres interino como mínimo….yo cuando nazca mi 3° me veo obligada a cogerme el paro para no tener que dejarlo con 4 meses 😞. Ánimo.

  9. Yo creo que el problema es que tratamos el embarazo como una enfermedad. Obviamente, si hay problemas en el embarazo o una amenaza de aborto por supuesto que tienes que estar de baja, pero si el embarazo es normal en muchos trabajos puedes seguir trabajando. Soy madre, buena o mala, de tres hijos, además de eso soy cirujana, trabajo de mucho estrés, horas sin dormir, horas de pie, realizando esfuerzos, malas posturas… Mis hijas mayores se llevan 16 meses y en ambos embarazos he trabajado hasta el día antes de parir e incluso con la segunda hice guardia una semana antes del parto. Igual no es necesario apurar tanto, igual tendría que haber dejado las guardias y trabajar sólo por la mañana, pero tampoco estoy de acuerdo en las bajas sistemáticas a las 26 semanas sin tener en cuenta ni el puesto de trabajo y que quede claro algo, soy feminista, muy orgullosa de ser mujer y defensora del embarazo y la natalidad y de los derechos de las embarazadas, pero es cierto que hay mucha gente que se aprovecha de la situación haciendo flaco favor a la gente que realmente necesita estar de baja y haciendo que en muchas empresas no quieran contratar a mujeres en edad fértil por miedo a una baja laboral larga

    1. Estoy de acuerdo en que las bajas sistemáticas lo único que hacen es perpetuar la idea de la embarazada=enferma, y perpetuar también la discriminacion a la hora de contratarnos. Yo trabajé hasta la semana 38, y hombre, claro que habría estado más a gusto en mi casa, sin conducir para ir y venir y sin el estrés habitual del trabajo. Pero eso como cualquier trabajador en cualquier momento de su vida.
      Otra cosa es que a la persona que necesite baja no se le debería obligar a pasar un proceso burocrático que raya el surrealismo. Menuda tela!

  10. A mí me más o menos lo mismo solo que lo mío era un embarazo gemelar. Trabajaba en el laboratorio del hospital de Jaén conseguí la baja después de un mes de papeleo cuando estaba de 23 semanas pero al mes me ofrecieron un contrato de larga duración en Almería, estaba de 28 semanas y tuve que volver a incorporarme y volver a tramitarlo todo, en mitad del proceso me vuelven a cambiar el contrato, ahora era una interinidad así que otra vez a hacer todo el proceso pero tardaba tanto que al final tuve que coger una IT porque iba a dar a luz y no iba a estar de baja. Al final estuve trabajando hasta la semana 34 y di a luz de 36+6. Es increíble que trabajando en la misma empresa te hagan repetir todo, yo me veía colgando la bata para ir al paritorio.

  11. También existen la bajas “sistemáticas” en función del puesto de trabajo sin tener en cuenta que lo que te está pasando es por culpa de ese puesto precisamente. Me explico: administrativa, semana 33, los pies como un elefante por la postura (a las dos horas de llegar ya los tenía hinchados, a las tres de la tarde no podía ni coger el coche para irme a casa) y no me dan el riesgo porque hasta la semana 37 (porque lo dicen las tablas en las que catalogan los puestos) si te pasa algo es por estar embarazada, no porque tu puesto sea estar 8 horas seguidas sentada y eso te provoque edemas. Un mes antes, los propios médicos de la mutua en un reconocimiento me recomendaron que lo solicitara cuanto antes. Cuando no puedo más me voy al médico de cabecera y me dice que claro que no estoy para trabajar, pero que no es enfermedad, sino riesgo, si no trabajo eso no me pasa ¿? Al final te vuelven loca entre unos y otros…

  12. Ay María José!! Mucho ánimo y fuerza para lo poquito que te queda…
    Hay varios puntos que me gustaría comentar:
    – riesgo de embarazo, me parece muy obvio en ciertas profesiones (como la tuya sobre todo según servicios, aunque todos, incluso un centro de salud entraña riesgos por la exposición) pero complicado de discriminar en otros… todos los trabajos de oficina que parecen “tan cómodos“
    – para mi, “recurrir a la baja por enfermerad” debe tratarse con prudencia, por los abusos y por las reticencias de algunos profesionales. Hay países (por ejemplo Chile) que contemplan la pre-maternal, asumen que desde la semana 32 la futura mamá debe rebajar el ritmo/descansar. Hay empresas que al final de embarazo están implantando horario reducido (9-14h) con mismo sueldo, quizás no es la panacea pero si facilite que sea más llevadero
    -en tu caso concreto, parece obvio el riesgo de embarazo y como profesional sanitaria lo hay independiente del contrato, por tanto se debería armonizar el trámite en los contratos que te concatenen. Y a nivel personal… entiendo tu miedo, tuve TBC pleural de 17semanas…problemas de diagnóstico al estar embarazada, ingreso hospitalario largo y con drenaje incluido (los miedos te inundan y casi “ahogan”!!) y tratamiento durante 1año que aún colea, por suerte, mi bebé nació sano y fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más