¿Qué quieres encontrar?

44
Ellas Opinan: SOS, el arroz se te está pasando chata

Ellas Opinan: SOS, el arroz se te está pasando chata

Ser madre no es el fin último, eso ya lo sabemos. No siempre podemos planificar en qué momento lo seremos ni mucho menos tener la certeza de que lo vamos a ser. Hoy en nuestro blog, nuestra protagonista, Mer Gil, quien tenía claro desde pequeña que lo que quería era ser madre, nos cuenta su experiencia como no madre y la presión que la sociedad ejerce: “hija, se te va a pasar el arroz”. Estamos encantadas de tenerla en esta secciòn con su divertido relato de la realidad. ¡No os lo perdáis! Y contadme, ¿llegásteis a pensar que se os pasaba el arroz…? ¡Feliz domingo!

Malasmadres-MerGil

*Podéis seguirla en instagram.

Podría afirmar que desde mi primer periodo, ya quería ser malamadre. Lo he tenido claro desde muy jovencita, ser mamá, era mi objetivo vital de felicidad.

Y todo fluía como la seda. A mis lozanos 30 y pocos años tenía un Adonis Apolíneo por novio que levantaba la envidia de toda ser viviente al verme pasear de la mano con él. Un suizo tocado por la mano de los Dioses con el que asegurar mi especie. La cosa iba fetén.

Aunque no había nada planeado ni puesto sobre la mesa, la cosa era más que evidente. 4 años de relación, dos personas adultas, sanas, estables y con una historia maravillosa entre las manos: churumbel a la vista. Estaba claro. Él puso a punto de nieve las agujas de mi reloj biológico – como buen suizo – y se coronó como el futuro buenpadre de mis futuros buenoshijos, y punto pelota.

Hasta que la pelota se pinchó. A tomar por culo.

De buenas a primeras, el suizo decidió dejar de darle cuerda al reloj y marcharse a tierras de Ricola… Sin mí. Sin su mujer. Sin la futura madre de sus futuros, preciosos y cuasi-suizos hijos.

Y aquí me quedé yo en Madrid, sola. Destrozada. Compuesta y sin novio.

¿Y qué hago yo ahora? ¿Cuánto tiempo voy a tardar en recoger mis pedazos y encontrar a un hombre al que volver a entregar mi corazón merlucero? Y lo peor de todo, ¿se merecerá ese hombre que le ponga la corona de #FuturoBuenPadreDeMisFuturosBuenosHijos?

¡Ay mai! Los cuarenta andan asomando el hocico y tú aún sin Macho Alfa a la vista para asegurar tu especie. La cosa pinta mal, Merluza. Empieza a nadar, que aunque hay muchos peces en el mar, esto está lleno de Besugos y conocer a tu Bonito del Norte va a costar lo suyo. Prepárate, que el proceso va a ser intensito y no tienes mucho tiempo: QUE SE TE PASA EL ARROZ, S.O.S.

Y ahí comenzó una inconsciente búsqueda, en la que a las ganas de encontrar una pareja que me amara, se le sumaba el agobio de ver que pasaban hombres por mi vida – y muchos de ellos por mi cama- al compás de un reloj donde las agujas iban en el sentido contrario. Y la frustración de ver que hay tanto torpe suelto a los 30 y tantos, se le añadía la preocupación de ver cómo todas tus amigas ya iban por el segundo retoño y tú aún tenías una sombra suiza persiguiéndote en tus noches más oscuras. Muy diver todo.

Si durante esa época hubiese tenido que pagar derechos de autor, los Europe se hubieran forrado a mi costa porque en mi cabeza se escuchaba continuamente un loop nonstop de la mítica The Final Countdown (tinonino-tinoninoní)

Hasta que se acabó. Y fui YO quien le dio al pause a mi descontrolado reloj.

Un día, de la manera más tonta, poniendo la oreja en una conversación de veinteañeras, escuché como una pipiola defendía, ante sus ya esposadas amigas, las ventajas de disfrutar de la vida (y de la soltería) sin ESPERAR A NADIE. ¿Cómo? ¡Pero si eso es lo que llevo haciendo yo durante estos últimos 3 añazos de involuntaria soltería! Esperar, buscar, encontrar, desechar. Esperar, buscar, encontrar, desechar. Esperar, esperar, esperar. Basta.

Me gusta mi vida, me gusta poder disfrutar de mí, de mi tiempo, de mi cuerpo, de mi voluntad y de mi libertad. Querer ser madre a toda costa se convirtió en una esclavitud que frenó mi movimiento natural, me paralizó para poder seguir esperando en el mismo sitio donde me quedé vacía y no. No estaba dispuesta a perder MI vida, esperando a encontrar a ese imaginario hombre al que sólo YO le había dado el poder de controlar mi felicidad a cambio de unos imaginarios hijos.

Y me liberé. Le pegué una patada en el culo a Europe y decidí que empezaría a pagarle los derechos a Bob Marley y a su “Every little thing gonna be all right” . Muy loco todo.

Seguro que ahora estás esperando a leer ese mítico “y cuando dejé de buscar, lo encontré” pues… ¡Meeeeec, error!, porque no fue así (y de hecho no lo ha sido aún). Sin embargo, cuando más tranquila estaba, cuando más estaba disfrutando de mi maravillosa libertad y mi vida de soltera a los 34, con mi deporte, mis viajes, mis conciertos y sobre todo mi familia y amigos, un señor súper feo, sin avisar, a mi puerta llamó:

Hola, me llamo Cáncer y vengo a alojarme en tu tiroides, si ves qué tal.

– WTF?!

Ajá, así fue. ¿Y ahora, qué?

Meses y meses entre pruebas, operación, tratamiento y de incertidumbre, por qué no decirlo. Pero, sin saberlo, estaba preparada para cuidarme. Y me quise, me quise mucho. Y me dejé querer muy bien por esa GRAN cantidad de gente que tengo a mi vera y que luchó conmigo. Estaba preparada para afrontar esta peliaguda situación sin pareja (que no sola) y, aunque debo admitir que un par de noches eché de menos a ese hombre que me abrazara y dijera “Tranquila Merluza, que every little thing gonna be all right”, cuando me he querido dar cuenta, hoy hace ya un año de todo esto y limpia, sana, vivita y coleando, escribo este post, soltera, sin hijos y feliz. Primero porque estoy sana, y segundo porque hoy soy consciente de que mi felicidad no está en ser únicamente malamadre. Está en otro trillón de cosas que pasan desapercibidas, y que cuando te paralizas y te obcecas, no eres capaz de ver.

Hoy, mi arroz sigue a fuego lento al chup-chup y si el día de mañana algo hace que no me salga rico, al menos me habré divertido mucho cocinándolo, que para eso hemos venido al mundo, para divertirnos… Viviendo. Eso sí, si de algo estoy segura es que, si alguna vez llego a ser malamadre, seré la peor.

Un abrazo a todas.

Y vosotras, ¿os sentís identificadas con Mercedes? Contadnos vuestras experiencias.

Han comentado...

  1. Enhorabuena por estar bien y por ese post tan divertido
    Yo estoy buscando el segundo,con ,43 2 abortos y una trompa y operada de tiroides y no viene,hay días que me obsesiono y hay otros que pienso que soy muy egoísta porque ya tengo a una niña estupenda.
    Un besazo

    1. Gracias por tus palabras, Anya 🙂
      Sea como sea, no te castigues.
      Sonríe, vive cada segundo con una buena sonrisa y pase lo que pase, no permitas que lo que deseas y no ocurre, no te deje valorar lo que ya tienes, que estoy segura de que es precioso 🙂
      Un abrazo xxl y gracias por tomarte la molestia de escribir, me hace muchísima ilusión leeros

  2. Enhorabuena Mer!!!! Por tu vitalidad, por tu optimismo y sobre todo, por sobreponerte a esta presión, la de fuera y la propia (que es la peor, como ya sabemos). Me ha encantado! Un hurra por las no madres, mujeres fantásticas y completas, tanto como las malamadres!

    1. ¡Hurraaaaa! jajajaja
      ¡Mil gracias, Ariadna! qué emoción, qué alegría y qué alivio ver que tantas y tantas personas toman un ratito para hacerme saber que ha gustado. Estoy muy feliz 🙂

  3. enhorabuena!!! por todo, en primer lugar por haber conseguido echar de tu vida a ese señor feo, me alegro mucho, en segundo lugar por darte cuenta qeu a veces lo que deseamos no nos deja ver lo que nos hace felices, hay que saber disfrutar de cada cosa en cada momento
    un beso enorme!!!!!

    1. ¡Totalmente de acuerdo!
      Qué ilusión tanto mensaje… estáis haciendo que no pare de sonreír en todo el día 🙂
      Gracias por tus palabras, de corazón

  4. Me ha encantado, gracias por compartirlo. Las presiones culturales y sociales; y las propias expectativas a veces nos exclavizan. Y está comprobado que quienes son más felices en este vida, son aquellos que son flexibles, se adaptan a las situaciones y les sacan jugo. Carpe diem! Un abrazo!!

    1. GRacias a ti por tus palabras, Noelia.
      Exacto… me encanta el término flexibilidad. Viva el Donde Dije Digo, Digo Diego. ¡Corsé fuera!
      Un abrazo xxl 🙂

  5. Lo primero enhorabuena por haber conseguido echar a ese feo y malvado de tu vida. Gracias por tu relato porque como tú bien dices a veces nos obcecamos en un callejón sin salida y no nos deja disfrutar del resto. Disfruuuuta de tu vida, de tu tiempo y sobretodo de ti.

    1. ¡Millones de gracias, Ana María! Hoy, por lo pronto, estoy disfrutando de lo lindo con todo esto… ¡es increíble! estoy que alucino con tantas y tantas muestras de cariño.
      Un abrazo y gracias por tomarte la molestia de dedicarme unas palabras 🙂

  6. Olé, olé y olé!! Se puede hablar más alto pero no más claro. La cantidad de tonterías que nos auto exigimos en la vida…Enhorabuena, eres una tía estupenda y te ahorras un señor merluzo al lado. Y a vivir!!

  7. Hola, mi historia. A los 25 me casé, con mi pareja dsd los 16 . A lao 20 teni claro que quería ser madre, a los 28 seguía sin ser madre (no por no internarlo). A los 29 descubrí por qué, nódulos tifoideos (benignos después de muchas pruebas). A los 30 ya no tenía tiroides y a los 31 me convertí en malamadre de mia dos supervivientes David y Alba. A mí, querer ser malamadre me salvó la vida y disfruto de ellos (mis hijos) cada segundo.
    Me alegro que echases al señor feo y a todos tus fantasmas para disfrutar de ti.

    1. Qué increíble, tus hijos te salvaron la salud incluso antes de nacer. ¿Ves? así es el bonito juego de la vida. A cada cual, le coloca en su eje. Tu equilibrio llegó al igual que el mío… qué curioso y bello todo , Mónica 🙂

  8. Enhorabuena Mer que gran post! Y a seguir corriendo 😉 corriendo detrás de los retos, detras de los sueños y corriendo con una sonrisa de oreja a oreja. Que si el arroz chof chof pues tu chaf chaf ole tu!!

  9. Los años pasan y los hombres por tu vida también. Has disfrutado de parejas, soltería, viajes, conciertos, has vivido. Pero de repente llega el día en que quieres empezar a vivir de otra manera y ser una auténtica malamadre con un maravilloso buenpadre que es lo más. Pero cuesta. Cuesta porque has esperado y disfrutado de la vida. Y con 38 años a la vuelta de la esquina decides ver por qué cuesta tanto. Ups! pocos folículos. Ups! tratamiento a la vista, y ves que el ser buenamadre te va a costar un mundo y quizás dinero si no sale bien por la Seguridad Social. Primeras pruebas en marcha. Por tu tendencia al melodrama y tu falta de paciencia y anticipación, empiezas a obsesionarte… Y se te empieza a olvidar que hay que vivir y disfrutar de la vida por encima de todo. Y entonces lees el testimonio de Mer. Y te emociona, y respiras hondo y das las gracias por todo lo que tienes. La vida es y será maravillosa con buenoshijos o sin ellos.
    Mer! Gracias por tu historia y por la vitalidad que desprende. Every little thing gonna be alright!!!

    1. Nunca imaginaba mientras vomitaba mi experiencia en este post, que me devolvería tantísimo.
      No sólo estoy impresionada con tu comentario, también estoy satisfecha, porque sólo con lo que acabo de leer, ya ha merecido la pena.
      Gracias por tomarte el tiempo de escribir y hacérmelo saber. Sigue sonriéndole a la vida, que de cualquier manera, es very chula, querida.
      Besos y más besos.

    1. Muchas gracias a ti, Isa, por tomarte un ratito para escribir.
      No sabes cuantísimo lo agradezco <3

  10. Felicidades per tu escrito! Me ha encantado!

    Y aún más por estar sana, sola pero sobretodo feliz!

    Yo Sí soy malamadre de una buenhija de casi 11 meses pero me he sentido identificada pq el buenpadre dejó de estar hace ya casi 6 meses. Volando en libertad en su galaxia paralela. Y, sin esperarlo (su marcha) ahí me quedé. Duro pero cierto. Tanto como que el tiempo te repone, aún necessito un poc o más, y que yo voy a seguir mi camino en microfamilia y siendo feliz!

    Gracias por este gran club! Os leo muchísimo pero escribo poco!

    1. Ester, gracias a ti por tus palabras.
      Estoy segura de que este pequeño “meneo” que te acaba de dar la vida sólo ha aparecido para que confíes muchísimo en ti y en la fortaleza que tienes.
      Te mando un abrazo y gracias de nuevo, es un placer ver cómo algo tan sencillo, hace conectar con tantas personas.
      Feliz día y feliz TODO.

  11. Ninguna obsesión es sana. Enhorabuena por vencer al cancer y por no supeditar tu felicidad a la maternidad.
    “Todas las mujeres conciben ideas, pero no todas conciben hijos.
    El ser humano no se valora por su fertilidad”. Emilia Pardo Bazán; la cita no puedo garantizar que sea exacta.

  12. Mer, ese trayecto de una forma u otra todas lo vivimos antes o después
    La vida muchas veces es una cabrona y te pone en tu sitio para q te dejes de chorradas
    Sé que eres una tiarrona que puede con todo, incluso contigo misma
    La vida efectivamente es para vivirla y disfrutarla y quizás, sólo quizás nos contaron un cuento de lo q era la vida para vivirla feliz y lo siento pero no es así, sino COMO CADA UNO QUIERA VIVIRLA
    Sigue con esa vitalidad q me dejas agotada solo de verte porque eres GRANDE Pequeña!!

    1. Mi Ana querida… Qué ilusión me hace leeros por aquí a ti y a Vir 🙂
      Sin duda, tú sabes bien cómo fue todo y lo agradecida que le estoy a la vida por hacer que estas sacudidas a veces nos recoloquen tanto el eje.
      Gracias por estar siempre cerca 🙂

  13. mer es la caña y tiene una vitalidad que ya la quisiera yo que nu ca quise ser madre! fíjate como se tornan las cosas!

    1. ¡Vir! qué alegría verte por aquí 🙂
      Tienes la familia tan bonita y divertida que te mereces. Eres la bomba, querida.
      Gracias por tus palabras, de corazón merlucero
      ¡tengo ganas de verte!

  14. Considero que has escrito un “post” muy pero que muy original, divertido, genial y muy real. TE FELICITO, muchas mujeres se plantean el que a partir de los 30 y pico “se les empieza a pasar el arroz”, acordaros del Diario de Brigitte Jones.
    Celebro que estés recuperada de salud!
    Un abrazo,
    Mercè

    1. Querida tocaya: GRACIAS.
      Por tus palabras y por preocuparte. Es un placer escribir y que lo acepten de esta manera… ¡estoy impresionada!
      🙂

  15. Me has emocionado. Carpe Diem. Con el corre que te pillo diario nos olvidamos de lo importante y nos centramos en lo superficial. Mi hijo tiene unas “malastias” que no tienen hijos y que lo quieren a morir cuando están con él. Hay que vivir… Que lo malo viene solo. Me ha encantado el post. Eres una valiente

    1. Gracias de verdad, Mayte. Cada una en nuestro papel, somos unas valientes…. ¡y qué maravilla, oye! 🙂

  16. Me has encantado!!!que graciosa eres!!!
    Cuando me decía la gente “que se te pasa el arroz”…yo con mucho arte les contestaba”yo uso brillante,que no se pasa!!!
    Gracias por hacerme reir!!!

    1. ¡Cuantísimo me alegro, Ana Belén! Qué ilusión me hacen comentarios como el tuyo 🙂

  17. Querida Mer
    Hay mil formas de dar amor. La maternidad es solo una de ellas. La vida está para vivirla #atooedepower. Y a nosotras que nos han concedido una prórroga ese tiempo de descuento se valora el doble, verdad? Siempre adelante y sin miedo. Besos a porrón.

    1. Eres maravillosa, amiga. Gracias por tus palabras, por tu energía compartida y tu apoyo infinito.
      Al árbitro le tenemos frito ¡y a conciencia! 😛
      Millones de besos, querida.

  18. Querida Mer,ante todo mi ENHORABUENA por haber superado la enfermedad, esa palabra no debería de existir como tantas cosas feas pero tenemos que lidiar con ello; con respecto al tema del post, desde mi humilde opinión te diré que sigas merluceando sin programar nada, viviendo el aquí y ahora que mañana será otro día y como digo siempre, es una expresión poco habitual pero perfectamente entendible: cuando llegues a ese río cruzaras ese puente, y ten por seguro que no estarás sola porque eres adorable y buena gente, lo sé pq tuve la gran suerte de poder conocerte y darte un par de besos y te dije que me encantaba tu forma de “vomitar” en Instagram. Un fuerte abrazo como el de Mimosin.

  19. Enhorabuena por haber superado esa enfermedad que tanto destruye. Yo perdí a mi madre hace 3 meses por Cancer de pulmón, y llevo un año intentando quedarme embarazada y no viene, me apena mucho saber que mi madre se ha ido sin saberlo y sin poder conocer si algún día llegará ese niet@, me agobia pensar que no pueda tener hijos. Y tu relato me ha dejado respirar un poco, porque vengan o no vengan la vida hay que disfrutarla.De nuevo enhorabuena por estar sana¡¡

  20. Querida Mer:
    Antes que nada, bravo por sacarte al “feo” de encima.
    Yo si soy malamadre de un resabidillo de 8 años con aires de pre-adolescente, pero no te hablaré de mí…
    Tengo una maravillosa sobrina de casi 26 años que, desde que jugaba con Nenucos, quiso ser malamadre y a la que, una relación de 10 años, le dejó algunos momentos amargos y vph 21.
    De repente se encontró con que le decían que la cantidad de tejido que debían quitarle haría cuesta arriba como el Everest, que un futuro embarazo llegase a término y que incluso (una vez abrieran para operar), fuese necesario extirpar el útero. Lloró, lloramos con ella (porque eso de “Ríe y reirán todos, llora y llorarás solo”, con quién te quiere jamás pasa), hasta que su “nena”, su hermana que siempre alzó la bandera del “embarazarme yo, mi culo”, le dijo que si necesitaba un hijo ella sería su horno, pero que ni una lágrima más, que la queríamos VIVA y FELIZ.
    Por suerte, el tejido transformado ha sido eliminado y aunque su útero sigue ahí, ella ya no piensa en ser malamadre sino en hacerse un albúm infinito, repleto de grandes experiencias que permiten una vida plena y feliz.
    Un beso y “Akunamata”!!!!

  21. Que lindo post, yo antes buscaba mucho era el amor, lo buscaba tanto que me metía donde no debía 🙁 pero nunca pensé en los hijos, de hecho decía que lo más seguro era que no los iba a tener, hasta que sin pensarlo conocí a mi esposo y en un año de casados zas, un bebé, eso sí NADA NI NADIE te prepara para esto, y bueno yo nunca he sido muy gustosa de los niños, pero ya está aflorando el instinto maternal a los apenas 18 días que tiene mi hijo jajajaja, saludos de una malamadre

  22. Gracias por tu post, me alegro de que hayas ganado la batalla, Mer, eres una luchadora. Pienso que no tienes porqué renunciar a tener hijos, por el simple hecho (si, simple) de no tener pareja. Has pensado reproducción asistida o adopción? Hoy por hoy , la mujer que quiere tener hijos puede tenerlos aunque no haya pareja. Otra cosa es que prefieras el modelo tradicional, en ese caso, mucha suerte guapa!

  23. Mercedes,Acabo de leer tu post y ya soy fan tuya, tuya y de todas las mujeres que han tenido experiencias duras y tiran para delante con valentía y renacen con una fuerza admirable. Yo con 39 años y embarazada de 13 semanas estoy viviendo experiencias que no me imaginaba en el embarazo, no esta siendo fácil ni muy alegre. Pero tu post y leer las experiencias de otras malasmadres con o sin hijos, animan cantidad y reúno energía para afrontar esta aventura con más optimismo e ilusión. La vida se pone cabrona, pues hay que darle duro y pelear, como mujeres que somos valientes y poderosas
    Un beso Mercedes , un beso malasmadres con o sin hijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más