¿Qué quieres encontrar?

17
Las Familias NO somos prioridad

Las Familias NO somos prioridad

¡Nos toca luchar!

Hoy, Día de las Familias, necesito vuestra ayuda, Malasmadres, porque quiero reivindicar alto y claro que Las familias NO somos prioridad en esta sociedad. Nunca lo fuimos. Pero ahora ha quedado claro.

  • Firma nuestra petición y únete a nuestra lucha AQUÍ.

Es el mismo problema de siempre en un contexto nuevo e incierto

  • Ahora se destapa la mala gestión y la poca inversión en conciliación durante todos estos años.
  • Ahora se destapa que nunca creyeron que los niños y las niñas fueran el futuro.
  • Ahora se destapa que la baja natalidad y la falta de reemplazo poblacional les da igual.
  • Porque hasta ahora la falta de conciliación en este país, que no es para madres ni familias, estaba cubierta con los dos pilares de la “no conciliación”:
    • Los abuelos y las abuelas. Cargando sobre ellos la falta de un modelo que trabaje en posibilitar el equilibrio entre la vida familiar y la vida profesional. El 41% de las madres afirman que dejan a cargo de los abuelos y abuelas el cuidado de sus hijos/as cuando no pueden ir al colegioen nuestro estudio “Las invisibles”. Ahora ellos, grupos de riesgo en esta crisis sanitaria, se quedan fuera de juego y la conciliación vuela por los aires.
    • Los colegios y las escuelas infantiles. Ante la falta de medidas reales y eficaces para la conciliación implementadas en nuestro sistema laboral-empresarial, muchas otras familias ven en éstos, la única solución para poder trabajar alargando horarios en muchos casos con extraescolares. Lo que dista mucho de ser una realidad ideal, ya que la labor docente es otra bien distinta de la del cuidado de nuestros hijos e hijas. Ahora con los colegios cerrados hasta septiembre y un panorama confuso posterior se quedan también fuera de juego y la conciliación tiembla.

La renuncia tiene nombre de mujer

Cuando no funcionaban los dos salvadores anteriores y no hay recursos para contratar a un cuidador y delegar el cuidado, la única salida ha sido LA RENUNCIA, por supuesto de la mujer.

6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional al ser madres

Según nuestro estudio “Somos Equipo” sobre corresponsabilidad en España 6 de cada 10 mujeres renuncian, pero esto era antes del confinamiento, ahora con esta situación de crisis en la que el Gobierno no pone medidas sobre la mesa para parar el desastre LA ÚNICA SALIDA es esta: renunciar al trabajo productivo para no abandonar el trabajo reproductivo y los cuidados familiares.

Con mucha hipocresia, hace unos meses se debatía en los plenos sobre la responsabilidad social del cuidado de los hijos y las hijas. Voces enfrentadas. Unos apelaban a la responsabilidad de los padres el cuidado de los hijos e hijas. Otras voces, con el estandarte de la igualdad por bandera, gritaban que es una responsabilidad social y por tanto se presentaba un escenario más esperanzador respecto a la conciliación. Hasta que llego la crisis y con ella se esfumaron todos los ideales de una sociedad comprometida con la familia.

¡Qué rápido se olvida! Porque es más fácil callar y dejar que las familias se busquen la vida, carguen sobre ellas el futuro de la sociedad y las mujeres renuncien para salvar el desastre social que se avecina.

¿Y el compromiso de las empresas en este contexto de covid-19?

Pues después de dos meses en los que muchas de ellas ofrecían el teletrabajo, parece que ahora NO VALE. El Gobierno en el último BOE contempla que el teletrabajo será preferente siempre y cuando se pueda, pero no obliga a la empresa a mantenerlo en caso de que el trabajador no tenga con quien dejar a sus hijos e hijas. ¿Tiene que cargar la responsabilidad sobre la empresa? Pues mire usted NO. Primero porque hay muchos trabajos que no pueden hacerse desde caa y entonces estamos desprotegiendo a muchas familias y segundo porque el Gobierno tiene que apoyar a estas empresas, facilitar las soluciones y cubrir los recursos económicos y fiscales que se necesitan para apoyar a las empresas y a los trabajadores. Porque no olvidemos que más del 90% del tejido empresarial en España es pyme.

La flexibilidad laboral tiene que ser ahora mismo una prioridad

No como lo fue cuando se aprobó la adaptación de jornada el 17 de marzo en Real Decreto, dejándolo en manos del acuerdo empresa-trabajador. Ojalá estuviéramos en un estadio distinto, donde la buena voluntad de cada agente social nos asegurara la conciliación y evitara la renuncia. Pero no es así. Y estamos ante una crisis sin precedentes, que exige por tanto un plan de medidas sin precedentes.

Hay que apostar por la corresponsabilidad social

  • Hay que responsabilizarse. TODAS y TODOS. Los cuatro agentes sociales: empresas, familias, estado e instituciones educativas.
  • Hay que legislar, practicando la escucha activa, planteando medidas y soluciones que permitan conciliar y no obliguen a que las mujeres madres nos veamos abocadas a la renuncia.
  • Hay que trabajar en un sistema educativo y laboral, donde primen las familias más desfavorecidas, sin recursos, que no podrán hacer malabares ni tribu para sobrevivir.

Han comentado...

  1. Hola Laura y hola a todas las madres del club. Primero de todo quería felicitaros por la labor que estáis teniendo en esta crisis y por ser nuestra voz en estos momentos difíciles donde se nos ha dado literalmente de lado a las familias.
    Quería destacar que en estos nuevos tiempos de desescalada y nueva normalidad me gustaría que tomaran en cuenta ciertas situaciones muy habituales en las familias con hijos menores, que es el cuidado de los niños cuando están enfermos. En mi caso, nuestra hija empezó con fiebre y se activó el protocolo Covid que incluía la prueba y la baja laboral (en este caso “aislamiento preventivo”) hasta tener resultados de la misma. Realmente la baja está dirigida a un posible contagio dentro de tu empresa, en el caso de ser un Covid positivo, y no está dirigida al cuidado del menor.
    Seguro que somos muchas malasmadres sin familia cerca que cuando los hijos enferman tenemos que tirar de vacaciones si queremos que nuestros hijos se encuentren en buenas condiciones durante su enfermedad. Este país debe entender que cuando un hijo está enfermo no se le pude dejar sólo en casa tomándose la medicación y cuidándose a sí mismo, y más si estamos hablando de niños que no se valen por sí mismos. Si este país lo entiende y proporciona a los trabajadores de herramientas para poder conciliar en estos casos se evitarán muchos de los contagios que se dan en los colegios. Se evitarán situaciones de las de “el niño está un poco malito, espero que no me llamen del cole diciéndome que tiene fiebre”, porque es ese punto tú ya tendrás una solución por si el niño necesita quedarse en casa. Y no se trata de que cada “baja del niño” se vaya a trasladar a una baja de uno de los padres, sino que exista una herramienta “para cuando los hijos están enfermos y tienes que cuidarlos”.
    Supongo que este ha sido uno de los temas habituales que se han relatado en este blog, pero ahora con todas las medidas sanitarias y de higiene que se van a necesitar con la vuelta al cole, el tema se pude poner de nuevo sobre la mesa.
    No sé cómo lo hacen en estos países nórdicos donde en temas de conciliación nos sacan años y décadas de ventaja.
    Espero que empiecen a mirar más a las familias y a los niños que son los olvidados en esta tremenda crisis.
    Un abrazo muy fuerte y ánimo

  2. Hola Laura, muchas gracias por luchar tanto, espero que todo de sus frutos tarde o temprano, cuenta con todo mi apoyo!. Aun así, es muy triste porque se sigue sin hablar en las noticias de la conciliación y los espacios que te han dado han sido muy reducidos..todo huele a chamusquina. Ahora empieza la cuenta atrás ya que por lo visto, el estado de alarma terminará el 21 de Junio ¿?, y qué haremos entonces, si ahora no se fomenta nada la conciliación y nos obligan a volver al trabajo, a pesar de que podamos teletrabajar perfectamente (todo por mentalidad retrógrada de calentar el asiento de los jefes y dueños de empersa…). Acabo de encontrar que se ha publicado la Orden SND/ 458/2020, de 30 de Mayo, donde en el Artículo 3 dice que se fomenta medios no presenciales de trabajos, siempre y cuando la empresa fomente el volver bajo condiciones adecuadas sin riesgo (subjetivo cara el empresario) y que se facilite la conciliación de vida familiar y laboral. Bueno el texto es muy vago ya que no sé hasta qué punto se podrá usar como arma. En mi empresa, RRHH ha llegado a decir que todos a la oficina y con horario normal, que hay que cumplir con el contrato que se firmó en la incorporación a la oficina, y esta mierda de justificación viene abalada por un grupo de abogados que los está asesorando… ni pies ni cabeza cuando tú firmas un contrato en condiciones normales, no de pandemia. Además, volviendo a la Orden, sólo es para la Fase 3, qué pasará cuándo se acaben las fases si siguen sin haber coles o los hay pero sin comedor ó días alternos? y qué pasa con las personas de riesgo ? dejan de ser de riesgo los abuelos/embarazadas/enfermos bajo la nueva normalidad????!!!. DICTADURA EMPRESARIAL es la que estamos viviendo y consentida por el gobierno/medios de comunicación ya que la conciliación está enterrada bajo tierra.

  3. Hola yo me encuentro con que si pasamos a fase 1 el proximo lunes mi jefa, si una mujer…, no quiere ni oír hablar de reducción de jornada, incluso me ha dicho que por eso no quería contratar a una mujer con hijos, soy recepcionista en un Hotel de 6 habitaciones en la costa de Barcelona desde julio, empece con 15 horas semanales, luego me pidió si podia hacer 40 horas para los meses de temporada baja y le dije que si, siempre y cuando aceptara que en abril volviese a 15 horas o máximo 20… tengo un hijo que tiene 13 años pero esta pasando por una situación psicológica, aparte no esta maduro para estar solo tantas horas, estoy en un ERTE del que no he cobrado nada aun, y mi marido tiene que ir a su oficina diariamente, veo que me va ha tocar perder el trabajo y todos mis derechos de cobro de finiquito y paro, pues ella no me da opción, incluso cuando esto, la reducción de jornada, ya estaba hablado antes de la pandemia. Nosotros volvimos hace unos 10 meses de vivir en USA, donde tuvimos que emigrar por la crisis del 2008. Y veo que los derechos para la conciliación no han mejorado. Laura cuenta conmigo para todo lo que necesites en apoyo de esta campaña. Saludos

  4. Estoy totalmente de acuerdo en lo que se ha dicho antes, pero ya en el caso de tener que teletrabajar por no haber otras soluciones creo que no se puede dejar fuera de este punto:
    Ayuda retributiva para la contratación de personal para aquellas familias en que todos los progenitores o tutores legales estén trabajando fuera del hogar.Cuando ni el teletrabajo ni la adaptación o reducción de jornada son posibles, bien por características laborales o bien por circunstancias económicas familiares justificadas, el Estado debe articular una ayuda (distinta al Ingreso Mínimo Vital) para estas familias, dirigida a la contratación de una persona cuidadora de los menores o personas dependientes.
    a las personas que hacen teletrabajo, porque como bien se reveindica, no es compatible teletrabajo con cuidado de personas dependientes… y el teletrabajo ya sea media jornada como jornada entera, de la misma manera sigue siendo incompatible, y hay muchos puestos de trabajo que no pueden tener una reducción de jornada. Creo que deberías añadir también en ese punto el teletrabajo.
    Un saludo!.
    Begoña.

  5. Tenemos varios frentes abiertos … por un lado el teletrabajo es una ventaja para «cuidar» a nuestro hijos mientras no haya otras opciones, ni colegio ni ludotecas ni campamentos de verano … pero que pasará cuando la empresa nos pida la reincorporación al centro de trabajo? Creo que el Gobierno debería contemplar medidas para regularizar la permisividad del trabajo desde casa siempre que sea posible.
    Y por otro lado tenemos la dificultad de atender la teleformacion de nuestros hijos en la tenemos que participar activamente y compaginar nuestro teletrabajo … nos faltan horas … y tenemos la sensación, al menos yo, de no llegar a nada a pesar de tener «todo el tiempo del mundo» por el confinamiento … Que de sentimientos encontrados!
    Ánimo!

    1. Qué razón Cristina, llevo estos dos meses preguntándome quiénes son esos que ahora tienen más tiempo, que los habrá, pero yo no los conozco. Desde luego que los padres trabajadores estamos mucho peor que antes, ya me gustaría tener ese tiempo que dicen que tenemos, para hacer yoga, bizcochos, aprender idiomas, etc. entre el teletrabajo y el tele colegio… ni un minuto libre.

  6. Me sumo a todo solo agregar que me llama la atención que. En ningún lugar ( evidentemente en el gobierno tampoco) no hay ningún tipo de salvedad ante las familias monopatentales imaginen todo esto y súmenle q todo el bienestar económico depende de la madre y además teletrabaja y además en situación de pánico porque la empresa pueda cerrar 3 mese de pesadilla

  7. Yo he firmado pero me pasa como Adela, que siento que de mi se han olvidado. Porque como estáis comentando, en mi caso mi marido y yo tenemos dos hijos de tres años y 9 meses, teletrabajamos y no creemos que el teletrabajo sea la solución ya que tenemos un nivel de estrés muy elevado por la situación de trabajar y atender a los niños añadido al malestar por sentir que no hacemos nada bien (ni sacamos el trabajo que deberíamos, ni atendemos bien a nuestros hijos, ni mantenemos la casa en unos niveles aceptables de orden y limpieza, ni nos estamos cuidando a nosotros ni nuestra pareja). Además, sentimos que nuestros hijos se están dando cuenta de que no podemos más y recibiendo algunas malas contestaciones que no se merecen.
    Estamos viendo que la situación se alarga y que si no hay medidas que nos ayuden a llevar esta situación uno de los dos vamos a tener que renunciar y seré yo la que renuncie ya que soy la que menos cobra.
    Soy consciente de que hay familias que se encuentran en situaciones peores porque no tienen la opción del teletrabajo o porque les han echado del trabajo pero tampoco se hace asumible para los que teletrabajamos esta situación a largo plazo, porque se van a romper familias por el nivel de estrés que llevamos y eso si no entramos en depresiones o nos afecta a la salud.
    Y lo que decís, encima parece que somos afortunados por tener la opción de teletrabajar cuando obviamente es una ayuda para poder seguir teniendo dinero para comer pero es un “regalo” muy caro.
    Ojalá y en las medidas de conciliación se tenga en cuenta también la situación de las familias que sí tienen teletrabajo porque creo que somos muchas. De hecho, en las fotos que se están viendo en las redes sociales prácticamente en todas sale una madre teletrabajando con los niños alrededor reclamando su atención.
    Sigamos en la lucha que juntas lo conseguiremos!

  8. Hay que hacer malabares para llevarlo todo y sintiendo que no hacemos bien nada, ni el trabajo ni los niños… Todos vamos a tener que poner de nuestra parte, pero no se puede dejar en manos de la empresa la opción del teletrabajo, deben tomarse medidas extraordinarias en situaciones extraordinarias.
    Se evidencia de manera más notable un problema que ya existía, que no se trabaja en la conciliación familiar y que los padres tenemos que acarrear con todo, como si el hecho de tener hijos no beneficiase a la sociedad. Tener hijos es necesario para sostener el país y deben tomarse medidas para que la responsabilidad sea compartida, empresa, familias, sociedad. Firmo y comparto con todos mis contactos.

  9. Adela, estoy totalmente de acuerdo con lo que explicas, pues me encuentro (nos encontramos mi marido y yo) exactamente en la misma situación. Niño desatendido durante horas, pegado a pantallas, los deberes sin hacer hasta la tarde porque aún no es muy autónomo para eso y hay que ponerse con él. Más cansados y estresadla que antes, y con sentimiento amargo de no estar atendiéndole bien.
    Pero pienso que desde malasmadres lo que se reivindica es que hay empresas que, pudiendo teletrabajar sus empleados (de hecho llevan haciéndolo los dos meses que llevamos de estado de alarma), ahora de repente han decidido que se acabó, que todos a las oficinas. Ahí el problema es mayor, porque no hay donde dejar a los niños físicamente. Se pretende (al menos así lo he entendido yo) que se obligue a dichas empresas a seguir facilitando el teletrabajo, no se que solo se les “anime” a facilitarlo. Ya sabemos que animar no suele servir de mucho en temas de conciliación.
    He leído a malasmadres durante todo el confinamiento y no creo que se hayan olvidado de nuestra situación, es más desde el principio se ha dicho que teletrabajar con niños en casa no era la conciliación que queríamos. Dicho de otra manera, es un pringue total. Pero al menos tenemos resuelto el tema “dónde coloco al niño”, y siendo esto una emergencia pues bueno, algo es algo. Peor sería que nos dijeran que el lunes hay que incorporarse presencialmente, sin haber colegios ni campamentos. Yo evito pensar en septiembre, porque me suben las pulsaciones. Mucho ánimo Adela, y a todas

    1. Hola
      Gracias por tu respuesta y comparto tu punto de vista pero creo que la petición hay que hacerla completa si no seguirá siendo un parche
      Un saludo y mucho ánimo
      Adela

      1. Sí, todos tenemos que estar representados. No sé si a ti te pasa, pero yo noto inclusive en mi entorno, que no me puedo quejar, nosotros los estando pasando mal, durmiendo poco y mal, etc, y al comentarlo te cortan diciendo bueno, que vosotros estáis teletrabajando. Que sí, que es mejor que algunas otras cosas, pero no es nada estupendo, de verdad que estresa muchísimo, yo personalmente preferiría a lo mejor estar en erte y al menos atender a mi hijo bien. Pero alguien en erte te dice pues yo firmaría por teletrabajo. Son tiempos malos para todos. Pero al menos hay que poner el tema en la mesa, porque se está hablando poco desde el gobierno.

    2. Tenemos varios frentes abiertos … por un lado el teletrabajo es una ventaja para «cuidar» a nuestro hijos mientras no haya otras opciones, ni colegio ni ludotecas ni campamentos de verano … pero que pasará cuando la empresa nos pida la reincorporación al centro de trabajo? Creo que el Gobierno debería contemplar medidas para regularizar la permisividad del trabajo desde casa siempre que sea posible.
      Y por otro lado tenemos la dificultad de atender la teleformacion de nuestros hijos en la tenemos que participar activamente y compaginar nuestro teletrabajo … nos faltan horas … y tenemos la sensación, al menos yo, de no llegar a nada a pesar de tener «todo el tiempo del mundo» por el confinamiento … Que de sentimientos encontrados!
      Ánimo!

  10. Hola
    Os escribo como madre en teletrabajo desde el comienzo de la crisis con niños de 5 y 7 años.
    No firmo porque os olvidáis de una petición fundamental y que yo y muchas teletrabajadoras sufrimos: no podemos ocuparnos de los niños, darles clase y que hagan los deberes online y al mismo tiempo trabajar en casa. Esa es la realidad que realmente está minando la estabilidad psicológica de muchas familias, niños a los que no les hacemos ni caso durante más de 8h y que no entienden que estando todo el día con sus padres se les ignore de esa manera.
    Ahí, necesitamos una solución y no es garantizar ni ayudar al 100% del teletrabajo es dotar de ayudas para que al menos durante unas horas al día puedas contratar a alguien que saque a los niños de casa o prohibir reuniones online en horas de desayuno, comidas y meriendas o dotar de ordenadores a los niños para que puedan conectarse a sus clases online sin que tengas que desconectarte tu. Como teletrabajadora desde que comenzó la crisis estos son los problemas reales que me encuentro.
    La solución no es garantizar el teletrabajo si no dotarlo de las herramientas que eviten frustraciones y conflictos en el hogar protegiendo el estado anímico de la familia.

    1. Totalmente de acuerdo. Además del teletrabajo, lo que hace falta en una situación así es que se nos libere unas horas al día para poder ocuparnos de nuestros hijos, especialmente cuando alguno ya tenía dificultades en el colegio en situación normal. Telecolegio + teletrabajo (un total de 13 horas diarias en situación normal) no es viable.

    2. Totalmente de acuerdo con Adela.
      Yo me he incorporado de la baja maternal directamente al teletrabajo, con un bebé que no entiende ni de horarios laborales, ni de responsabilidad laboral, ni de pandemias…y le sumamos un niño de cuatro años que no puede hacer solo las tareas del colegio y que por cierto, ha decidido unilateralmente que sólo puede hacer las tareas conmigo.
      El cole se dedica a mandar un listado de tareas y los recursos necesarios para las mismas, cómo si los niños de cuatro años tuvieran la capacidad de gestionarse solos en ese aspecto.
      Yo tengo cierta flexibilidad laboral para el teletrabajo, y el padre también hace su parte, pero aún así, ninguno llegamos a todo. El desgaste psicológico y el estrés es alto para todos.
      Entiendo que en peor situación se encuentran aquellos que no tienen opción del teletrabajo, pero que quede claro: EL TELETRABAJO CON NIÑOS NO ES NINGÚN CHOLLO, y los colegios, por lo menos en nuestro caso, no ayudan, NOS HAN CONVERTIDO EN PROFESORES ADEMÁS DE PADRES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más