¿Qué quieres encontrar?

88
Las palabras no son sexistas, la gente es sexista.

Las palabras no son sexistas, la gente es sexista.

CMM_quienessomos_01
* Puedes seguirme en @malasmadres y escribirme en laura@clubdemalasmadres.com

Por si no os habéis enterado aún, desde hace meses vivo a diario con una princesa, una princesa con corona, varita mágica, que bebe los vientos por un vestido hasta los pies y entregaría al mal a su #malamadre por un castillo. Todo muy rosa. Lo primero: la corona, se la compré yo, sí, lo confieso, me declaro culpable de los hechos, pero en una visita al paraíso de las princesas, después de hacer la croqueta durante unos minutos, acepté porque la corona tiene su punto, no lo negaré. ¡Viva el brilli brilli! De la varita no me miréis a mí, culpad a la madrina. El vestido, gracias a Dios, ya no lo pide, se le ha pasado la fiebre por los tiros largos. Y del castillo mejor no hablamos, a ver dónde encuentro un castillo yo de las características que su querida alteza exige. Ella, altiva como la que más, no es una princesa cualquiera, no, es una princesa con carácter que va con su varita mágica haciendo  y deshaciendo hechizos imposibles, convirtiéndome a cada minuto en una “reina”, en un conejo, en una zanahoria, en un paragüas o una bruja, en el mejor de los casos. Una princesa poco convencional, que grita y patalea, se tira al barro, es adorable, nunca va peinada y sale del colegio como si viniera de la guerra, un tanto macarra diría yo.
En vez de clamar al cielo, preguntándome por qué le ha dado por las princesas, cuando no me mira, me río bajito y sé que será pasajero. Por supuesto no sueña con ser una princesa de las de la monarquía europea, es una niña y después de meses diciendo que es una princesa, lleva dos días diciendo que es una “bruja malamalízima”, dejándose llevar por la moda del Halloween que ahora toca. Me lo tomo con humor, igual que cuando le da por decir que es una pirata, un caballo o un patito que hace “cua cua”.
Y cuando nazca “el olvidado”, más de lo mismo. Me río del buenpadre que sueña con tener un campeón, convencido de que será un niño, a lo Oliver y Benji. Yo le digo que mientras más lo piense, más será lo contrario y le gustarán las princesas, los piratas y los burros voladores como a su hermana…
Pero vamos a dramatizar un poco, sí. ¿Cómo puedo ser tan frívola? ¿Cómo puedo tomarme con humor y naturalidad que me haya salido una buenahija adicta al rosa, a los collares más horteras del mercado y a los tacones con brilli brilli? ¿La estoy educando en valores sexistas? Nada más alejado de la realidad. Le doy la libertad de elegir, pero educar en la igualdad no es prohibirle el rosa y las cosas de princesa, no. Educarla en la igualdad es enseñarle a respetar a los demás, hacerse respetar y respetarse a ella misma.
Las palabras no son sexistas, la gente es sexista.
La palabra sexismo se formó en el contexto del feminismo de la década de los 60, para referirse a las relaciones sociales establecidas sobre la creencia en la superioridad de uno de los sexos biológicos y la subordinación y discriminación del otro sexo.
El Observatorio de Desigualdades en la Salud define sexismo como:
… el sexismo implica relaciones de género inequitativas y se refiere a las prácticas institucionales e interpersonales según las cuales los miembros del grupo de género dominante (generalmente los hombres) acumulan privilegios mediante la subordinación de otros grupos de género (por lo común las mujeres) y justifican esas prácticas mediante ideologías de superioridad, diferencias o desviaciones innatas.
Pensar que porque las niñas jueguen a ser princesas y los niños a ser piratas (o viceversa), estamos pecando de sexistas me parece totalmente desproporcionado. Como no quiero fomentar la discriminación de géneros, bórrare el color rosa de la faz de la tierra, las faldas y cualquier signo de feminidad. Seamos coherentes, por favor. Si pensamos que como mujer puedo ser discriminada por tener ciertos gustos, estos o aquellos… mal vamos, muy mal.
¿Qué es el sexismo? Según la RAE es.
1. m. Atención preponderante al sexo en cualquier aspecto de la vida.
2. m. Discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior al otro.
El sexismo, al igual que la conciliación de la que tanto hablamos, se erradicará o evolucionará cuando comprendamos que todos somos iguales, hombre y mujer en lo que se refiere al sexismo que aún se da en nuestra sociedad. Y en términos generales igualdad entre todos los individuos sin discriminación de raza o condición sexual.
¡Cuánto camino nos queda por andar! ¿Cómo creo que se conseguiría? Educando en casa y en los colegios en la no discriminación, en la aceptación del otro como una persona con la misma valía, educar en los valores que desgraciadamente se están perdiendo. Los pequeños hacen y repiten lo que nos ven hacer a nosotros así que somos una pieza fundamental en el desarrollo de su sentido crítico y respeto por los demás.
En cuanto al sexismo, la sociedad sigue teniendo tintes machistas, personalmente no creo que para combatirlo haya que hilar tan fino ni enfadarse porque una palabra masculina englobe a mujeres y hombres, por poner un ejemplo trabajadores o hijos se usan de forma general para hablar de trabajadores y trabajadoras o hijos e hijas, me parece sinceramente absurdo levantarse en pie de guerra por eso y después no incidir en la educación de las generaciones futuras. Con la educación y la eliminación de roles predeterminados desde pequeños, las palabras que utilicemos vendrán solas y no se les dará tanta importancia porque no habrá un sexo inferior al otro. Como tampoco tiene sentido que no queramos por sistema vestir de rosa o azul a nuestros hijos y después no le hagamos ver que todos somos iguales. Si una niña quiere vestirse de rosa y de princesa que lo haga, que quiere jugar al futbol o jugar con un camión que lo haga, al igual que si un niño sueña con ser un pirata, adelante, que quiere ponerse un tutú o unos zapatos de tacón que nadie se ponga violento, si hubiera normalidad en todo esto, otro gallo cantaría.
Y entonces llega el día que publicas un nuevo diseño de soy malamadre shop. ¡Y saltan las alarmas del sexismo en nuestra publicación de Facebook! Porque llamas pirata a un niño y princesa macarra a una niña. ¿Quién es sexista? ¿Quién lo lee o quién lo lleva? La propia buenahija se pone indistintamente las dos camisetas. ¿Una princesa macarra, a la que no le gustan las princesas Disney y que viste de rojo es sexista? ¿Un pirata que bebe Biberón-ron-ron es sexista? ¿O lo son los ojos que ven más allá de un diseño divertido que fue elegido por niños?
Además, como ya dijimos, los diseños nacieron con las dos versiones: pirata para niño y niña. Y princesa/príncipe para niña y niño. Pero esto lejos de parecer una justificación es la realidad que quizás otros verán como oportunista. Porque en esta vida cualquier gesto puede volverse en tu contra.
Si seguimos viendo discriminación donde no la hay, si seguimos mirando con lupa las palabras como si ellas fueran las hirientes y no los hechos y la realidad, poco avanzaremos.
Por eso hoy os enseño orgullosa los nuevos diseño que ya están en la tienda. Por ahora sólo estos dos modelos y en talla 2/3 años. Pero en unos días también en más tallas y al revés. Porque, por supuesto, hay niños príncipe y niñas piratas y lo dijimos desde un primer momento. Podéis ver la camiseta de pirata AQUÍ y la camiseta de princesa macarra AQUÍ. En ambas la modelo es una niña, ¡cuánto sexismo!
PIRATA_com
PRINCESA_com

Han comentado...

  1. No me puedo creer lo que leo… que estas camisetas molonas han generado polémica??? Madre mía, que aburridos estamos, con la de cosas que hay que hacer…
    Estoy de acuerdo en que hay conseguir la máxima igualdad posible y hay que seguir trabajando para ello, pero no podemos perder la cabeza buscando sexismo en todas partes, qué estrés no?
    Mi hija también quiere ser princesa, pero ya me encargo yo de decirle que ella puede ser lo que quiera, princesa, futbolista, bailarina, astronauta y que NADIE puede decirle lo contrario y menos por ser chica (y con el enano haré lo mismo).
    Un besazo

    1. Gracias guapa por pasarte y comentar, es lo que pienso yo también, a veces se riza tanto el rizo que al final perdemos un poco el sentido de qué hacer y que no. Un beso.

    2. Sí, Ester a veces lo que menos te esperas desata la locura jaja. Pero bueno, a mí realmente no me importa que haya gente que no le gusten las camisetas. Es normal. Lo que me molesta es que se me acuse de sexista. ¿Estamos locos? Por ahí no puedo pasar. Porque no se puede juzgar en ese sentido tan a la ligera. Y estoy contigo, que sean lo que quieran ser.
      Un besazo enorme. Y gracias por tu apoyo!

  2. No nos cabe un tonto más hija…es que hay que tener unas gafas muy especiales para leer tanto entre líneas, que es así…hay etapas rosas en niños y niñas, de fútbol y barro en niñas y niños, y por supuesto de brilli brilli ¿o es que todos y todas los las que se rebelan contra el sexismo se visten con un buzo que no distingue formas y eligen entre los tres colores del mercado: azul albañil o albañila, blanco pintor o pintora y naranja recluso o reclusa? ¿No se ponen unos pendientes esas mujeres? ¿Un collar? ¿Una falda midi, corta o larga que en este lado del mundo reservamos a la especie femenina? ¿No se pintan nunca el ojo? ¿O directamente compran en la sección de hombres del carrefour unos chinos a 15€? No lo entiendo, cuando la ropa sea eso, ropa, los colores colores, los niños y niñas niños y niñas y los adultos nos decidamos a serlo de una vez se nos quitarán tantos complejos y tanto ver cosas donde no las hay…el rosa es un color más…Y es muy difícil escribir incluyendo a todos y todas…y yo también tengo un pirata y una pirata…eso sí…se pintan las uñas los dos, el uno a la otra y la otra al uno…

    1. Muy de acuerdo contigo, es dar demasiada importancia cuando lo importante es la educación a través de muchos medidos, colegio, en casa, desde los propios gobiernos creando campañas de igualdad, en esto también hay mucho que hacer.

  3. Que aburridisima está la gente. Me ha encantado tu artículo y no puedo estar más de acuerdo. Hay que ser más normales, no buscar siempre tres pies al gato. El color favorito de mi hijo es el rosa y qué? Tenemos que educar hijos tolerantes, respetuosos y sobre todo normales. Vivan los piratas, las princesas,los principes y las piratas, en definitiva niños sanos de mente, sin perjuicios.

  4. Cuando nació mi hijo mayor tenía “cara de nena”….Que guapa! Como se llama?!?….Señora, es un niño! No ve la ropita azul? La sillita azul? Toooodo azul?!?
    Ahora con la nena…uy! Pero que niña mas burra! Mira como trepa…Pues si Señora, mi hija es una niña grande y tiene fuerza…es más soy yo la que la pone a trepar, a bailar, a andar solo con una mano….porque puede, lo entiende? !?!
    Conclusión: da igual Cómo vistas a tus hijos, o lo que hagas con ellos…..
    Somos los que miramos los que ponemos las
    “etiquetas”.
    Somos nosotros, las generaciones anteriores los “mal-educados” en la diferencia.
    Dejemos a nuestros hijos e hijas que crezcan diferente…..plis!

  5. Yo….me quedo sin palabras. ¿La gente no tiene más que hacer que indignarse por estas cosas? diría chorradas, pero es que queda feo. Personalmente, creo que no tiene nada de ofensivo, la verdad, y que quien lo busca “tiene la mirada sucia”.
    Tengo hijos e hija, y la hija imita mis cosas, mientras que los hijos (que también lo hicieron en su día) ya pasados los 6 años toman como modelo a su padre.
    He jugado a princesas con mis hijos chicos, y a peleas y piratas con mi hija chica. El sábado mediano y pequeña llevaban bolso con sus juguetes. Los dos. Un bolso mío. ¿Y?
    en fin, si nos ponemos a buscar los 3 pies al gato a lo mejor nos liamos y encontramos 5 pies…..
    besos

    1. Totalmente. Es una auténtica locura, ver sexismo donde no lo hay.
      Si dedicaramos el tiempo que a veces gastamos en cosas que no construyen, el mundo iría mejor, seguro.
      ¡Ay musa!
      Pero oye que libertad de que cada una diga lo que piensa, pero yo también, sino apaga y vámonos.
      Y me gusta que compartas tu experiencia de niños/ niñas. Bajo una misma educación los roles cambian y no depende de nosotras, sólo hay que dejarles que se construyan como personas, siendo quienes son y respetando al otro. ¿Tan difícil es?
      Besos!!! Gracias por comentar!

  6. Bueno bueno bueno….Laura, cuando algo funciona a las mil maravillas hay gente le que gusta echarle mierda para que fracase… ahí está el quid de cuestión. Como bien dices es más importante educar a nuestros hijos en la igualdad que perder el tiempo en bobadas como está. A mí no me parece nada sexista la temática de las camisetas. Sólo quiero añadir una cosa sobre la utilización del lenguaje (pero no de nuestras camisetas, sino del día a día) “lo que no se nombra no existe” por lo tanto no me parece bien decir sólo “hijos” “trabajadores” etc. Es algo a lo que nos hemos acostumbrado pero no es correcto. De hecho mis alumnos de español si digo “mis hijos” entienden que solo son niños y les tengo que explicar que no.
    Sobre el hecho de los juguetes… quizás si que condicionamos un poco (yo por lo menos), pero si les das diferentes opciones y ellas eligen las princesas que hacemos..¿ obligarlas a jugar con motos, para que no piensen que las hemos programado ya las madres para que sean princesas? vamos hombre!!
    Laura, ni caso…un beso

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, quizá yo no le veo la importancia a los plurales que engloban los dos géneros pero comprendo lo que me dices y tienes razón, habría que ir eliminando determinadas acepciones a palabras que tienen contenido realmente sexista, de hecho la RAE en su revisión de este año ya quitó algunas por ser claramente sexistas. Y por supuesto, dejar libertad a que los niños jueguen con lo que quieran porque ellos están libres de prejuicios, Un beso enorme

  7. La gente parece que está rebuscando en cualquier página para encontrar algo “sexista”. El artículo excelente y las camisetas son monísimas. Y a quien no le gusten que no las compre.
    Si nuestros niños opinaran estarían encantados y desde luego no intentarían darle la vuelta a las cosas como hacemos los adultos.
    Seguid así! Sois fantástic@s!

  8. Hola Laura !!
    Primero de todo darte la enhorabuena por tu trabajo. Me encanta y me parece divertidísimo leer tus posts por las noches…Admiro la capacidad de crear un tema de conversación diario distinto !!! y además divertido!!!:)
    En cuanto al tema de las camisetas decirte que a mi me han encantado y la única pena es que mi hijo y mi sobrina tienen menos de 2 años porque si nos ya las tendría en mi poder. Yo no vi en ningún momento ninguna discriminación sexista sino algo original y divertido!!!!
    Las rrss son muy peligrosas sobretodo porque la gente puede desahogarse libremente y no tiene que mostrar su rostro ni tiene que expresar su opinión cara a cara.
    Así que simplemente decirte que estás haciendo un buen trabajo !!!! y muy muy divertido… y eso es lo que necesitamos las personas que nos sentamos a relajarnos delante de un ordendador….
    Un beso fuerte,
    Sandra

    1. Me alegro mucho de que te hayan gustado. Yo entiendo perfectamente que nuestros diseños no tiene porque gustar a todos, es algo lógico y normal pero de ahí a que sean sexistas… Un beso y gracias por comentar

  9. Si me mandas las dos camisetas te mando fotos de modelo masculino jijijijijijijiji….
    Mi buenhijo y su buenaprima de apenas 5 meses más juegan juntos a todo, son inseparables (hasta van a la misma clase del mismo cole…) y lo que tiene uno lo quiere el otro… el buenhijo se pone las diademas y collares de la ratita presumida de su buenaprima, se ha pintado las uñas y los labios, y su buenaprima juega con camiones de bomberos y policías con él… y la buenatía, malamadre de su prima, y yo no hacemos nada por impedirlo, es más, lo fomentamos…
    Pa tontás estamos ahora…

  10. Me quedo con la frase de mi cuñado en el hospital “te han vestido tan de rosa que me ha dado diabetes”. Y es que a pesar de pedir por activa y por pasiva que me regalasen cosas más allá del rosa, al ser niña no hubo manera. Y como tuve la suerte de que mis primas, orgullosas madres de dos chicarrones me regalaran kilos y kilos de ropa, mi bicho llevó y llevará indistintamente ropa de chico o chica. Y la gustan las princesas, también ella se pasea día y noche con su corona y su disfraz, pero otras veces es un pirata de Nunca Jamás o un perrito que comparte las galletas con el de verdad. Y no me importa, porque ella será lo que tenga que ser, sobre todo una perdona sana y equilibrada.
    Seguiré comprando la ropa y juguetes de mi hija según me gusten o la gusten a ella. Y a quien le pique que se rasque.

    1. Es que es lo lógico, hasta mi sobrino heredó de sí prima un faldón de bebe monisima y se pone pijamas de ella rosas y con corazones jajajajaja. Un besote

  11. Hola Laura,
    muy fina y acertada tú, como siempre.
    La consigna es clara y breve: Que sean lo que les dé la gana!
    a ver si somos tan adultos y estamos tan preparados para dejarles hacer lo que les parezca mejor sin entorpecer su camino con chorradas.
    Mis amigas no entienden porqué no estoy aterrorizada con el parto: muy simple, el parto es un día (dos a lo sumo) y la educación dura toda vida, ergo, estoy dedicándole el tiempo que tengo a ilustrarme sobre educación y aprendiendo lo máximo posible sobre cómo puedo hacer que sean las mejores personas posibles.
    En cuánto nazcan, les pongo por igual piratas, princesas, ranas y sapos.
    !Faltaría más!
    gracias por tu labor y tus posts,
    Anita
    http://gemelosinvasores.wordpress.com/

  12. No puedo estar mas de acuerdo con la mayoria de los comentarios que ya se han publicado.
    El sexismo esta en los ojos del que mira y no puede ser, que en especial las mujeres, nos cuestionemos todo lo que hacemos una y mil veces para que no tenga tinte sexista.
    Me encanta ser mujer, vestirme sexy, un buen tacon… y eso no va reñido con como educo a mi hijo, el cual tiene coches, muñecas, juegos deportivos y una cocinita… Y que sea o juege con lo que quiera siempre que entienda el respeto a los demás y para si mismo.
    Enhorabuena por este blog y por todo el trabajo que haceis.

    1. Exacto vamos a llegar a un punto en el que no nos vamos a poder poner tacones por no transmitir valores sexistas, qué locura! Un beso y gracias a ti por pasarte a comentar tu visión!

      1. Cierto¡¡ Yo no tengo hij@s, pero en el colegio e instituto nos educaron en la igualdad incluyendo formas de vestirse etc y a ser listos en la vida¡¡ En dos mil diecisiete y que se siga viendo esto¡¡ Yo en tema ropa lo veo con mi madre, me apoya en mi sexualidad pero no le gusta que vista de hombre¡¡ Entonces le digo mamá te tienes que aguantar porque yo si me preguntas como te queda algo te doy mi opinión y tu debes hacer igual aceptando igual que mi sexualidad mi forma de vestir y no decir que mi ropa es fea porque no te guste que sea de hombre¡¡ Lo primero es pensar en mi comodidad y luego en tu gusto en este caso……asi se lo digo¡¡ Ya vale de tonterías¡¡ Un saludo chicas y chicos que esteis por aquí¡¡

  13. Tienes toda la razón, los niños no distinguen si ” es de niño” o ” es de niña”. Somos los adultos los que lo hacemos. Tenemos mil casos, el de q si como no tiene pendientes es niño o es que es mu guapo, parece una niña. Yo he visto niñas feísimas y niños guapísimos.
    Personalmente a mi me revienta lo de todos y todas miembros y miembras, trabajadores y trabajadoras….yo cuando pertenezco a un colectivo no me molesta que se use el masculino plural. Pero si me fastidia que sí mi niño quisiera un nenuco o una cocinita me miraran raro…y luego queremos igualdad en los roles el hogar! O nos indignamos porque hay pocas taxistas o conductoras de buses, si desde pequeños nos lo inculcan!
    En cuanto al color, mi niño tiene ropa de todos los colores, ahora lo tengo encima con unas mallas de rayas a lo perroflauta y tiene repita de bebe azul, una camiseta rosa que pone ” nací con onda”una sudadero de ramones y unos pantalones chinos de niño bueno. Me gusta, se lo compro. Punto.
    Por cierto, la corona de princesa mola demasiado,yo ya se la he pedido a la Princesa de Cookita para las bodas que tengo el año que viene. 😉

    1. Ellos no distinguen, eligen lo que quieren y les gusta jugar con dto., si se juntan dos primitos, niño y niña juegan con todo sin distinción de nada y así debe ser. Muchas gracias por tus palabras 🙂

  14. Además de malamadre ahora sexista! jaja
    Hay gente de lengua bífida que te criticará hagas lo que hagas, así que vas por buen camino.
    Me encantó el post! Y las camisetas son monísimas!
    “Ladran Sancho, señal que cabalgamos…”
    Un beso

  15. Joder que estúpida es la gente. Es así y punto.
    Eso es sexismo?? Perdona. Sexista es que el otro día en el parque, estando con LB, escucho “no Pilarita, tú ahí no pierdes subir porque eso no lo hacen las niñas, eso es para los chicos que son muy brutos” ahí lo llevas!!! Ojo y la señora en cuestión llevaba en un carrito a su otro hijo, un bebé de 6 meses.
    Prohibir hacer cosas a tus hijos porque son de niño o de niña sí es sexismo, ponerles una camiseta?? Vamos hombre por favor.
    Son preciosas, y espero que haya para LB dentro de poco.
    Besotes

    1. Muchas gracias Mary, es exactamente lo que tu cuentas, encasillar a un niño o una niña porque se supone que eso no lo puede hacer es la raíz del problema que luego se genera no ponerle una camiseta. Un besote fuerte!

  16. Titi, la polémica vende, mira el lado positivo 😉
    POr otro lado, mi niña es una princesa (además de las disney, como somos), monstruo, bruja, lobo, totoro, gato, cocodrilo y lo que le de en cada momenot. Está claro que ahora es más princesa que nada, porque es doña disfraces y esos son los que le gustan y el que me llame sexista que es que no me conoce y seguramente no me conocerá, porque la gente tan cerrada de miras me aburre.

    1. ¡Ay maifren!
      Sí, es que el tema tiene su miga. No hay peores ojos que los que no quieren mirar o sólo lo hacen parcialmente. En otro momento hubiera pasado, ¿qué más da? hubiera pensado, pero cuando es tan tan surrealista la polémica, me puede y al menos tengo que decir mi opinión. Estoy contigo, hay que dejar que sean lo que quieran y educarlas en el respeto y en la igualdad. Prohibir esto o aquello a los niños es tan absurdo como pensar que el sexismo tiene su base en los iconos infantiles, en los colores o en la estética.
      En fin, sí, mejor siempre mirar en positivo. Besaco! Gracias por pasarte!

  17. Precisamente eso, la discriminación y el sexismo está en nuestras cabezas y mientras siga viviendo por allí, nuestros/as hijos/as (o al revés para ser políticamente correcta) lo seguiran siendo. Porque desde mi experiencia con el buenhijo de casi 3 años, los peques juegan imitando lo que ven cada día, el mio por ejemplo, me ha pedido un delantal (que le hemos comprando de ikea, que los hay para niños tb) porque le gusta jugar a “cotiná” croquetas y tortillas, y también le gusta “jugar a ayudarnos” a tender la ropa, a llenarse de barro y escalar montañas de arena… Y seguramente la buenahija, cuando empiece a jugar lo hará indistintamente con muñecas o con los playmobil guerreros de su hermano. Lo importante es que usen la imaginación y que jueguen como niños/as (:p). Un beso y las camisetas son chulísimas!!!! (Como ya te dije estoy esperando tallas más pequeñas, y si puede ser en forma de bodys, para mi monigotilla)

    1. Hola Vanessa, muchas gracias por tu comentario, por supuesto que imitan, lo que vean, es así después ellos elegirán que es lo que quieres y que les hace felices. Besos.

  18. A mi hija le ha dado más bien por ser hada (de vestido azul) y nos convierte en feos. Reconozco que soy de las que dijo aquello de ¡a diosa pongo por testigo de que no vestiré a mi hija de rosa! ¿Y qué pasó? Pues que tengo en casa una fanática del rosa y como no podía ser de otra manera he tenido que respetar, que efectivamente de eso se trata, de respetar porque son personas, personas pequeñitas pero con las cosas muy claras.
    Eso sí, procuro educarla en la igualdad, a ella y a su hermano, claro. Creo que a la hora de transmitirles determinados valores lo mejor es el ejemplo. Más allá, suelo ser bastante cuidadosa con la literatura infantil llegando a censurar las historias de Disney. En casa vamos como mínimo a cuento diario y existen demasiados buenos libros como para perder el tiempo con ñoñerías.
    En cuanto al lenguaje, creo que tienes toda la razón en que la igualdad se transmite con valores y sobre todo con hechos y comportamientos diarios pero pienso que el uso de un lenguaje no sexista también ayuda a normalizar la situacion. Yo también soy periodista y procuro utilizar lenguaje inclusivo aunque muchas veces resulta complicado.
    Las camisetas me encantan. Espero que las demás tallas lleguen pronto porque necesito una para mi #buenhijo y otra para mi #buenahija.
    ¡Felicidades por el blog!

    1. Holaaaaaa, muchas gracias por tu opinión, me siento identificada contigo, mi buenahija sabe muy bien lo que quiere y de princesa con castillo ahora es una bruja super malvada según dice jajaja

  19. Por alusiones. Yo creo que no he dicho que las camisetas sean sexistas, no es el termino adecuado porque no implican que un sexo sea superior al otro, y además está claro que las cosas no son sexistas, lo es el uso que hacemos de ellas. Y lo que se ha hecho con las camisetas es seguir el estereotipo, porque no dudo que tu hija se ponga las dos, pero las anunciais como camiseta princesa para la buenahija y pirata para el buenhijo. ¿tiene esto importancia? pues no demasiada. Yo no digo que haya que desterrar el rosa, ni que haya que prohibir a una niña jugar a princesas si le gusta. Lo que sostengo es que hay una presión muy grande para que esto sea así. Yo he tenido la suerte de que mis hijos has salido cambiados. Si, lo he escuchado más de una vez “están cambiados”. Porque la niña es lo más parecido a un camionero y el niño coleccionaba cromos de hello kitity y ahora va a clases de baile. He oido de todo, la última vez que conté las cosas que he escuchado me dijeron que con que clase de gente voy a si que no las voy a repetir. Sólo diré una, al farmaceútico de mi barrio, universitario de unos 45 años, le he tenido que explicar ya varias veces que es eso del baile moderno que baila el niño. Estoy por comprarle una entrada para algún musical, para que vea lo que es y se convenza de que los hombres también bailan.
    La diferencia esta en la mirada de la gente, por supuesto, los niños no la ven. Hasta que empiezan a verla, hasta que llegan a la tienda y ven la camiseta ropa de princesa en la zona de niñas y la azul de pirata en la zona de niños. Y entonces empiezan a decir que ellos de rosa no, aunque tu nunca le educasta así. Por eso, me hubiera gustado que desde aquí se hubiera roto un poco más el estereotipo. Y por cierto, lo que si que me parece importante es el tema de las tallas, eso si hace daño. No es normal que a una niña de 8 años le valga una camisa diseñada para niño talla 9, pero si es para niña necesita una 13 o 14. Eso si que esta mandando un mensaje muy claro.
    La úlima vez que comenté este tipo de cosas en un blog acabaron por llamarme malamadre. Y ahora resulta que no, que tampoco encajo como malamadre. Soy una incomprendida 😉

    1. Hola Almudena, nosotros hemos querido aclarar lo qué pensábamos de toda la polémica que se suscitó y hacer una llamada a la educación en la igualdad y respeto de todos. Por supuesto, tu opinión es bienvenida y ayuda a enriquecer este debate porque en nuestra opinión todo lo que hacemos no le puede gustar a todo el mundo, a veces conecta con una parte del club y otras no, pero están para que haga uso de ello a quien le guste. Muchas gracias por dejarnos tu visión 😉

  20. Cómo molan las camisetas!!!! eso es lo único que merece la pena destacar de todo este asunto.

  21. Bravo Laura!!!! Bravo!!!! Siempre te leo. Colocas lo que pienso en palabras bien acertadas!…Sigue así! Y las camisetas son geniales!

  22. Tengo una amiga que tiene una buenahija con una compañera de clase negrita monísima, desde hace 2 años. Un día mi amiga comentando con su niña de 7 años algo y se refiere a que su compañera como la niña negrita, ya que no recordaba su nombre (como si hubiera dicho con ojos azules o rubia) y la niña extrañada le dice ¿¿¿Quién es negrita mamá???? no hay ninguna negrita??? La niña solo la veía como su amiga y no se había parado a pensar que era o que dejaba de ser, somos los mayores los que ponemos etiquetas.
    Los niños son niños y les gusta lo que les gusta. Mi niño tiene 5 meses y es súper burro, es que es así, pero porque nos empeñamos.. es el cromosoma “Y” que les da ese toque, y a la doble XX le van las princesas…
    No sé si a mi buenhijo de 5 meses le van a gustar las coronas y los collares o los coches y el futbol, pero sea como sea, trataré de potenciar sus particularidades, seguro que con eso me llamará malamadre con mayúsculas…
    Creo en la educación diferenciada, que no sexista, en la que no se discrimina sino que se potencian las particularidades. La realidad es que salvo alguna excepción a los chicos les suele gustar hacer el burro y a las niñas las princesas, y no pasa nada… A mi en el cole me enseñaron a coser, y me encanta!!!!!, me hago cositas y a mis sobris… Me hubiera horrorizado que me enseñaran a hacer circuitos eléctricos, cosa que a mi sobrino le entusiasma con 5 añitos se pasa el día haciendo conexiones con bobinas de lana…
    Yo soy mujer y femenina y me gustan las mujeres femeninas (si ellas quieren ser así) y los hombres masculinos (porque lo sienten). Somos distintos, totalmente distintos, gracias a Dios, porque no me gustaría nada ser como los hombres. Pero todos tenemos los mismos derechos y capacidades… No puedo soportar a las mujeres feministas que revindican que hay que ser hombres, yo quiero ser mujer, y me hubiera encantado ser princesa, no había mas que ver a nuestro ex-príncipe Felipe, a vosotras no???
    Alucino que a alguien le puedan parecer mal esas camisetas…Las mujeres que quieren ser princesas diney no tienen derecho???…PUES SI LO TIENEN y las macarras y las que son brutas y las llaman “chicazos” sí son chicazos, se dice así y no lo veo sexista, porque las dá la gana… Pero siempre mujeres y siempre diferentes a cualquier otra mujer y por supuesto a cualquier hombre. ¡¡¡¡¡ME GUSTA EL ROSA Y SÍ QUERÍA CASARME CON EL PRINCIPE!!!, que pasa???
    Me encanta todo lo que escribís. Besos

  23. Querida Laura;
    Soy fan fan fan de poster del club, pero es imposible que con todo lo que haceis a veces no se hieran susceptibilidades. No te lo tomes a mal mujer, piensa que si las personas tienen expectativas tan altas sobre ti y tu comportamiento es porque te han escogido como líder!
    Tus diseños son fantásticos, y espero impaciente el de la niña pirata para mi hija. Pero tampoco es malo debatir sobre si podemos hacer más de lo que hacemos (nada tan importante como criar en valores, te lo aseguro)para construir una sociedad mejor.
    Aporto para todas un documento que a mi me gusta mucho y que abre debate sobre el lenguaje y sus posibilidades.
    http://web.educastur.princast.es/proyectos/coeduca/app/uploads_old/2008/01/cuida%20tu%20lenguaje.pdf
    Espero que te guste y que te de ideas. Mucho ánimo y felicidades por tu embarazo!

    1. Hola Carme, por supuesto que entiendo todo lo que me dices y estoy de acuerdo, no a todo el mundo le va a gustar de la misma manera lo que hacemos, el debate es muy beneficioso porque nosotros cogemos ideas e intentamos estar a la altura de lo que nos pedís pero siempre que se haga desde el respeto.
      Muchísimas gracias por el enlace lo leeré sin duda. Un fuerte abrazo 🙂

  24. Por favor! ¿Es que la gente no tiene nada mejor en lo que invertir su tiempo? Con la de problemas que hay que solucionar!
    Pues mi hijo se pone los tacones de la hermana y el bolso, pero yo le explico que se los puede poner para jugar, pero que los tacones los llevan las mujeres, porque por ej., le encanta el futbol, y no lo veo yo con la equipación y los tacones. Soy sexista??? Lo llevo en falda al parque para que me tilden de madre tolerante y moderna??
    Mi hijo, desde que anda, va haciendo el Ninja por el pasillo, mientras la hermana anda meneando el culillo. Por favor! Y si fuera al revés, pues me reiría…Yo no voy a impedir que sean ellos mismos, pero tampoco le voy a decir a mi hija que vaya dando puñetazos al aire, y al niño haciendo plies por la casa…Lo que sí le enseñaré es a tolerar a los demás, por muy distintos que sean a ellos, y a que entiendan y nunca se rían, cuando un amiguito en el cumple de mi hija quiera que le pinten la cara de mariposa, como ocurrió en el cumple de mi hija, y ningún niño/a se rió, ni hizo comentario alguno. No iremos por mal camino…O sí???

  25. Cuando mi hija tenía esa edad, tenía en la habitación colcha de princesas y unas cortinas de estrellitas doradas que me espantaban. Pero ella decía: Mamá Briiiiillaaaaan!. Ahora usa tacones, serán sexistas también?

    1. jajajaja la mía está obsesionada con que todo brille, ¡qué gracia! ¿De dónde sacarán esas cosas? Pues eso, son innatas, les gustan, lo que sea… Pero no hay que prohibirles ser como son. Sino educarlas en el respeto y la igualdad.
      Aunque andemos con ojo, que el rosa y los tacones los carga el diablo, al parecer…
      besos Belén! Gracias por pasarte!

  26. Estoy contigo. Odio que en una conferencia, o en una carta, o en un correo electrónico, etc, usen las fórmulas Querid@s tod@s (no sé muy bien cómo leerlo, la verdad) o aún peor Queridos/as todos/as (me marea leer tantos géneros).
    Si alguien, en una reunión, se dirige a todos los presentes como queridos todos, nos hemos reunidos para hablar de vuestro futuro profesional, ya que, como todos sabéis, nuestra empresa está sufriendo cambios de los que vosotros sois parte ….. Yo me siento identificada, y no me importa en absoluto que se dirjan a mí con el masculino genérico. Lo que sí me importa, y mucho, es tener las mismas oportunidades de ser contratada que un hombre que tenga un CV como el mío, cobrar exactamente lo mismo que un chico que tenga igual contrato de trabajo, y tener las mismas posibilidades, ni una más, de ser despedida.
    Y ahora, vamos a los niños. Peque nos ha salido chicarro chicarro: le gustan todos los medios de transporte, los balones y el azul. Eso sí, las pajitas con las que se bebe el zumo tienen que ser “gosas” (loco se ha vuelto el padre buscando por toda la ciudad paquetes de pajitas rosas, porque las de otros colores no las quiere ni a tiros), y le encanta fregar, así que el año pasado los Reyes Magos le trajeron un equipo completo de limpieza (fregona, cepillo, cogedor, estropajo, …)
    Pero desde luego, no voy a prohibir los coches en casa sólo para que no me tachen de sexista. Y le seguiré contando los cuentos de siempre (Blancanieves, Caperucita, los 3 cerditos, etc) tal y como me los contaron a mí.
    Eso sí, desde ya, está aprendiendo a “colaborar” en casa (que no a ayudar) y a jugar con niños y niñas, a cualquier cosa que les apetezca.
    Besazos.

    1. A mi me pasa igual y curioso pero tanto mi buenahija como mi sobrino están obsesionados con la fregona, aspiradora etc…. Y que más da? En fin… Estoy muy de a herid con todo lo que dices 🙂

  27. Esto es un ZAS EN TODA LA BOCA. Has dicho perfectamente todo lo que yo pensé cuando leí los comentarios de la entrada de Facebook el otro día. Mi hija la visto de rosa y la educaré en igualdad con su hermano porque una cosa no quita la otra. Porque tienen los mismos derechos, pero son personas diferentes con sus gustos y su personalidad. Y a fin de cuentas, en una tienda, si no te gusta lo que ves, pues no lo compras, no? Lo mismo pasa con un club. Si no te identificas, pues te vas y punto! Te admiro Laura. Sigue así.

    1. Muchas gracias Almudena, sólo he querido dar mi visión sobre lo que ocurrió y abrir el debate a todas las opiniones que se hagan desde el respeto. Un fuerte abrazo y gracias por dar tu opinión

  28. Como dicen en mi pueblo ” la gente habla por no estar callada”
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices en tu post, de hecho cada vez que leo en alguna red social alegatos contra las princesas se me cruzan los cables… Q cada uno sea lo que quiere ser. Mi hija tiene la misma coronita que la tuya y no le hace ni caso, pero de vez en cuando le da por hacer pases de modelo o decir que es la reina del mundo mundial, o la brujita, caperucita o el lobo feroz…
    No puedo con los extremos… ni con las etiquetas extremas…
    El otro día una amiga me contaba que el color preferido de su hijo es el rosa y que le piió un vaso rosa para tener en el colegio… Y ella se lo compró naranja.
    El niño le preguntó porque no se lo había comprado rosa y entonces ella se dio cuenta de lo absurdo de no haber comprado el vaso que quería el niño….
    A veces hacemos cosas de este tipo por lo sexista que es la sociedad…

  29. Enhorabuena por tu trabajo Laura, me gusta este club porque va contracorriente, contra la “mistica de la maternidad”, contra lo trillado, contra lo mil veces repetido. Y precisamente la reivindicación de la igualdad debe seguir el mismo camino. Claro que no hay que hacer una guerra por abundar en la asociación “niña-princesa” “niño-pirata”. Pero es lo de siempre, lo que les dirán en la calle, verán en la tele, en los catálogos de juguetes… Que aburrimiento de verdad. Repetir los clichés es remarcar, aunque no sea nuestra intención, los mandatos de género (desiguales, en serio). Si de verdad queremos cambiar las cosas, necesitamos ser innovadoras, revolucionarias. ¿Que tal niñas dragonas? ¿Y niños peluches? ¿Y peques cohetes, robots, o camaleones?… Dale la vuelta al mundo, que ya lo estás haciendo!!

  30. Jajaja!!! ¿Polémica de nuevo? Ese conflicto lo tuve conmigo misma cuando la fiera tenía dos años: sólo quería ropa y cosas rosa y lila. Corrí a la librería y le regalé el libro “Rosa caramelo”, que por supuesto no entendía ni le gustó. Luego la fiera se convirtió en princesa rosa, of course. “Perdona, ¿qué has dicho que eres? ¿Una princesa?” “Sí, con un vestido largo”. No entendía nada. ¿De dónde diantre había sacado aquello? ¿Del huevo kinder? ¿De su mejor amiga? ¿De la hermana mayor de su mejor amiga? Da igual de dónde y tampoco importa que haya elegido las princesas (los piratas son malos y le dan miedo) porque como bien dices el sexismo no está en la fantasía de los niños sino en los ojos de quien le mire y en la realidad. En nuestro día a día, en nuestros roles, en nuestra escuela, en nuestra sociedad.
    Un besazo preciosa!

  31. soy mama de mellizos, un niño y una niña. en casa hay pelotas, coches, muñecas, peluches …. los dos pueden elegir con que jugar. hugo juega principalmente con la pelota y los coches y a irene lo que mas le gusta es su bebe y ponerse diademas, clips…. si fuera al reves,pues tambien genial…. y precisamente sus cantimploras son un pirata para hugo y una princesa para irene, y no me considero sexista por haberlas comprado asi …. además a hugo le gusta mas beber de la cantimplora rosa…. y que?? que cada uno haga lo que le de la gana, respetando a los demás.

  32. Al describir a tu buenahija has descriyo a la mía, en todo 😉
    Y por lo demás, estoy completamente de acuerdo contigo.

  33. Leo a muchas malasmadres lo de que sean lo que les de la gana, y no puedo estar más de acuerdo. Yo hasta los 16 ni una falda, ni un vestido, ni por supuesto nada rosa.
    El problema es que de momento y con las camisetas que habéis sacado sólo les estáis dejando ser a ellos piratas y a ellas princesas (macarras). Entended la confusión.
    Sobre todo como, también se ha comentado por aquí, se espera tanto de este blog que por lo demás desmonta tantos mitos y está tan bien parido para las malasmadres como nosotras.
    Mi niña es tan pequeña que de momento lo mismo le da que le da lo mismo. Ya veremos a ver…
    Por cierto, siendo de las que no defiende para nada lo de todos y todas, amigos/as, me parece que el lenguaje sí puede llegar a ser sexista, pero esto puede dar pa un debate…

  34. La gente está muy aburrida. ..
    Yo a mi niña no le puse pendientes nada más nacer pero no por ir contracorriente sino porque yo lo pasé fatal de pequeña con ellos y a mi hermana que se lo pusieron cuando ella lo pidió ni se le infectaron no nada. Y miraban a mi hija con cara de pena. Y encima el cochecitonnaranja a gusto de su padre.
    Juega divinamente con pelota o acuna a sus muñecos. Y sus amiguitos no tienen ningún problema a la hora de identificarla como niña.
    El problema, como siempre, es de adultos obtusos.
    Un besillo a todos!

    1. Eva, dales tiempos a sus amiguitos. A mi hija de 8 años, este verano, su amigo de toda la vida le dijo un dia que a mi hija le dió por hacerse trencitas “hoy si pareces una niña”. Y eso que siempre lleva el pelo largo, aunque suelto.Porque es una niña que no le gustan los vestidos, le gusta ir en chandal, jugar al futbol y trepar.
      Según van creciendo, van floreciendo los prejuicios. Aunque estamos mejorando, eso tampoco lo dudo.
      Responder

  35. Hay mucha gente con mucho tiempo libre que sólo sabe dar por c…. en vez de disfrutar de su tiempo y aprovecharlo en algo más productivo para ellas, pero bueno, así es la vida.
    Al que le guste, genial, y al que no, ¡¡que no mire!! jejeje
    A mi me encanta el de pirata y ya haré te haré el pedido para mi pochotito.
    ¡¡Mucho ánimo, Laura!!

  36. Eva, dales tiempos a sus amiguitos. A mi hija de 8 años, este verano, su amigo de toda la vida le dijo un dia que a mi hija le dió por hacerse trencitas “hoy si pareces una niña”. Y eso que siempre lleva el pelo largo, aunque suelto.Porque es una niña que no le gustan los vestidos, le gusta ir en chandal, jugar al futbol y trepar.
    Según van creciendo, van floreciendo los prejuicios. Aunque estamos mejorando, eso tampoco lo dudo.

  37. Una ves más, estoy muy deacuerdo con tus palabras!! Que bien te expresas!!! Te felicito!!
    Mi buenahija tb adora el rosa, dice que es Elsa de Frozen y todo el día con los tacones rosas puestos!! A mi el rosa como que no me gusta mucho, ella solita ha elegido su color favorito, sabe perfectamente que a su padre le gusta el rojo y que a su mami le gusta el morado.

  38. El problema no es el sexismo, sino el sesgo que se hace con los productos. ¿Por qué nos empeñamos en hacer cosas para niñas y cosas para niños? ¿No es más fácil encontrar algo en el que ambos sexos se sientan identificados? ¿No se trata de eso trabajar en pro de la igualdad? Soy madre de una niña, que afortunadamente aún es pequeña y no ha entrado en la vorágine de las princesas y del rosa; y espero con temor a que se produzca ese momento. No por la opinión que puedo tener o dejar de tener por las princesas, sino por cómo el mercado (y la sociedad) empuja a las niñas hacia ellas. Para mí la crítica y el problema está ahí. Por supuesto que tenemos que enseñar a nuestr@s hij@s a que tomen sus propias decisiones; el problema está en el condicionamiento que les imponen para hacerlo. ¿Por qué a las niñas les gusta el rosa? Porque toda la publicidad y los productos dirigidos a las niñas es rosa y, al final, se terminan sintiendo identificadas con eso.

  39. Pero a ver….desde el cariño y la ignorancia lo digo: yo ni me había planteado si las camisetas eran sexistas o no…simplemente he visto que había una de niños y otra de niñas,no? La del pirata de chicos porque es UN pirata y la de princesa de chicas porque es UNA princesa. Claro que cada uno se puede poner lo que quiera, más faltaría, pero a mi personalmente se me hace raro que mi hijo lleve una camiseta que ponga que es una princesa, pero porque no concuerda el género!!!
    A ver si voy a ser sexista y no me entero…

  40. Leo esto desde el otro lado del charco y se me vienen a la mente muchas cosas. Para empezar, hablas de sexismo, pero en ningún momento de estereotipos. Que una niña se vista de rosa o de princesa y que un niño lo haga de pirata no tiene nada de sexismo, como tú dices, son etapas que viven nuestros hijas y nuestras hijas y que algún día pasarán. El punto es que en nuestras culturas occidentales (y ahora también en muchas orientales), el hecho de fomentar que el rosa es solo para niñas y el azul es solo para niños, es continuar perpetuando los estereotipos de género. Probablemente en tu caso, como en el mío, no veamos nada de raro en vestir a nuestros hijos y nuestras hijas del color que ellos prefieran (generalmente el rosa o el azul), pues en casa somos conscientes de inculcarles valores, el respeto a los demás, el respeto a la diversidad, a sí mismos, en fin, intentamos dar una buena educación desde casa. Sin embargo, hay casos (hogares) en que las cosas no se ven de esa manera, la gente piensa que el rosa es para las niñas y con ello van implícitas además una serie de maneras para educar a sus hijas que terminan subordinando a las niñas en relación a los niños,luego hombres. Por ejemplo, digamos sí, la niña se viste de rosa porque… porque es delicada, porque pertenece al sexo débil, porque debe ser delicada en su trato a los demás, porque no tiene derecho a expresar su opinión sino hasta después de los niños, de sus hermanos, de su padre, etc etc… Y, por el otro lado, tenemos que ok, el niño se viste de azul, se le da la libertad de personificar los personajes que quiera (generalmente héroes o villanos), pero además, sin una correcta educación o supervisión de sus padres, ese niño puede crecer creyendo que sus super poderes de macho le permiten estar por sobre las niñas, entonces las molestan, las agreden, les quitan su espacio (con esto me refiero a que en base a estudios realizados, los niños suelen usar más espacios de juegos en un patio de colegio o en el parque y a las niñas las relegan a los lados) y al tiempo, se vuelven hombres que siguen con esa idea, que ellos están por sobre las mujeres, que tienen derecho a expresar antes sus opiniones, sus quejas, que tienen derecho a reclamar, a agredir con palabras o con golpes… Y así, seguimos metidos en un círculo vicioso, del cual ya sabemos cuáles son las consecuencias más nefastas (el feminicidio).
    Entonces, las personas que nos preocupamos por esos temas (nada paranoicas como nos haces ver tú y muchas de las comentaristas), pensamos en que no hay nada de malo en vestir a las niñas de rosa y a los niños de azul y que ellos quieran vivir una infancia feliz. El problema está en el tipo de educación que cada quien recibe en su hogar, pero además hay un problema más grande al que nos exponemos a diario: el mercado también nos hace ir marcando diferencias entre niños y niñas, nos mete por los ojos que así deben ser las cosas, que todos los juguetes para niñas, los vestidos, los abrigos, los bolsos, los zapatos, etc. deben ser rosas y que los niños van de azul, con juguetes azules o de cualquier otro color, menos rosa, y criándose con más estereotipos machistas que de lo que se criaron sus propios padres.
    En cuanto al lenguaje, el lenguaje tampoco es sexista, lo que pasa con este es que las personas le damos un uso sexista, y no se trata simplemente de ir viendo con lupa dónde hallamos una palabra mal escrita y poner el grito en el cielo… se trata de que el lenguaje debe ser más inclusivo, no se trata de ser repetitivos, de hacer más complicada la redacción cuando incluimos a hombres y mujeres por decir niños y niñas, los trabajadores y las trabajadoras… se trata simplemente de que se nos nombre como mujeres, de que se nos de el papel protagónico que siempre hemos tenido, pero que nunca se visibiliza porque siempre creemos estar “incluidas” en palabras genéricas como “todos” o “el hombre” o “los niños”, en vez de decir todos y todas, el hombre y la mujer, los niños y las niñas… Por alli se dice que “lo que no se nombra, no existe” y por eso estamos como estamos, porque nunca se nos ha nombrado, nunca se nos ha tomado en cuenta para las grandes decisiones. Las mujeres hemos sido vistas, desde el inicio de los tiempos, como las cuidadoras del hogar, de los hijos e hijas, de personas enfermas, de las personas mayores, como cocineras, limpiadoras, educadoras, etc. etc, pero casi nunca se nos ve (y tampoco se nos respeta) como profesionales, investigadoras, científicas, políticas, etc. Si no, leete un poco los periódicos de tu país y luego me cuentas si se le da el mismo trato a un hombre político que a una mujer política, dime por qué hay tanto revuelo (sobre todo entre los hombres) cuando se ha nombrado a una mujer como capitana del equipo español de la Copa Davis), por qué? porque simplemente a las mujeres no se nos cree capaces de dedicarnos a otra cosa que no sea el cuidado del hogar, de los hijos e hijas y del embellecimiento personal… y todo eso se lo debemos a los estereotipos de género que seguimos fomentando con cosas tan banales como los vestiditos rosa…

    1. Gracias, Fran. Exactamente todo lo que dices es lo me hubiera gustado expresar, solo que no se hacerlo tan bien comolo has hecho tu. Yo no he conseguido que se entienda lo que quería decir, a ver si tu tienes más suerte. Un saludo

  41. Pues vaya, la gente sí que está aburrida! A mí el rojo y el azul me parecen colores asexuados, combinables y válidos para niño y niña.
    Lo que me revienta es tener que irme a Ikea si quiero comprarle una cocina a mi HIJO porque las demás solo sean rosas y con flores, que las escobas y El aspirador que tiene sean rosas pero que la moto y la bici sean rojas! Por qué no existen los electrodomésticos azules o, por lo menos, rojos? No lo entiendo. Yo odio el rosa y aunque tuviese una niña nunca iría vestida de rosa y, por supuesto, heredaría la ropa con camiones y coches de su hermano!

  42. No es la primera polémica que se genera en Facebook, no sé por qué pero parece que se lo toman todo muy al pie de la letra. En fin, siempre ha pasado lo mismo, si alguien triunfa hay que buscar el fallo y si no lo hay te lo inventas. “Las malasmadres qué van de modernitas? Pues ahí les doy!”
    Pasando chica, eso sólo significa que lo estás haciendo muy bien.
    Besos!

  43. Bueno, pues creo que no queda nada más que decir.
    Las camisetas son una chulada.
    Y a más de una me gustaría ver a mí poniéndole un disfraz de Blancanieves a un niño como hizo una amiga mía. El disfraz se lo dejó mi hija y él fué tan orgulloso al cole así, con su diadema y todo!! Nos sirvió para educar a nuestros hijos como ninguna otra cosa lo hubiera hecho. Y eso es la vida, igualdad en la normalidad, y normalidad en la igualdad.
    Saca las camis en tallas más grandes please 🙂
    Besazo!!

    1. jajajaja GRacias Paula y es que es así, cuando veamos todo con más normalidad, no iremos a sacar punta a todo, a fijarnos en aquello que no es o en tomárnoslo todo con más naturalidad.
      Pero, como ves, queda mucho camino por recorrer.
      Mil gracias por pasarte! Un besazo enorme!

  44. Pero vamos a ver, ¿cuándo la gente va a comprar a Zara y ve camisetas con dibujos de niñas en la sección de niñas y camisetas con números o lo que sea en la sección de niños le escribe a Amancio Ortega diciéndole que son sexistas?
    La ropa es ropa y la hay para todos los gustos, al que le gusta que la compre y al que no, no. Punto pelota.
    He dicho 🙂

    1. Gracias por pasarte!
      Yo creo que es ganas de darle la vuelta a algo que no tiene esa intención, el sexismo está en quien lo ve y no educa en la igualdad y el respeto.
      Pero es como dices, cada uno es libre, de que les gusten, de que no, de comprar o no.
      Un besazo y buenos días!

  45. Ay que anoche lo leí. Vi a Gema Lendoiro quejarse en FB y creo que por ahí van los tiros. Buenos pues no te ofendas, que ofende quien puede y no quien quiere. Da el si de los tontos y a seguir con esa tienda! No te fijes en quien te crítica, fíjate en quienes estamos aquí contigo!!! Besotes. Por cierto mi hija mayor es una princesa que ama las de Disney, las tortugas y los monos. Es una princesa pirata!!!

    1. Hola guapa! Lo de que Gema Lendoiro se quejó me ha dejado loca. ¡NO lo he visto! ¿Dónde? En fin, cada una que diga lo que quiera. Mil gracias por tus palabras Gnoma bonita. Tienes toda la razón. Cada día me quedo con lo bueno que es mucho, pero no voy a permitir que me acusen de sexista o que digan que las camis son sexistas porque la gente esté aburrida y no sepa lo que realmente es el “sexismo”.
      La mía es una princesa macarra jajajaja. Un besazo guapa! Y a triunfar este finde!Espero con ansias crónica 😉

      1. Pues no he leido su comentario ni si se ha quejado o no… claro que tpco me parece la más adecuada….

  46. Madre mía!!! NO doy crédito!! En serio ha habido polémica por unas camisetas para niños? La gente se aburre mucho o buscan polemizar por cualquier cosa ya no??
    En fín, totalmente de acuerdo con tus palabras. De hecho yo creo que precisamente con ese tipo de actitudes puedes terminar condicionando a tus hijos. Como ejemplo comentaros de una conocida que no le ponía ni rosa ni vestidos a su hija hasta que un día cuando ya tenía 8 añitos le dijo la niña que por favor quería llevar vestidos como otras niñas, que a ella le gustaban los vestidos!!

  47. Bueno, no pienso que por el rosa el mundo sea más sexista, pero si por las palabras, y si no vemos estas cosas, como que el lenguaje no discrimina, es que entonces nos queda más de lo que pensábamos. No me voy a meter a juzgar que una le quiera poner a su hijx lo que quiera. Ya me ocuparé de educar a mi hija para que detecte verdaderas discriminaciones aparte de un mero color o personaje.

  48. A parte de ser malas madres veo que también sois, en la mayoría de los casos, grandes seguidoras de los estereotipos y roles tradicionales. Por supuesto que tiene relevancia cómo eduquemos a nuestr@s hij@s y cómo sea el lenguaje que utilicemos para ello!!. Seguid vistiendo de princesas a vuestras hijas y vistiéndolas con camisetas diferenciadas para niños y niñas y crecerán pensando en el amor romántico que todo lo puede, y en tantos estereotipos a los que estamos ligados las mujeres y que tanto mal nos han hecho y nos están haciendo. Todo en su justa medida. No pasa nada, en vestir a las niñas de rosa, pero tampoco pasa nada en vestir a los niños de rosa y no se hace, y tampoco se les compra brillis, brillis. Se les anima, en todo caso, a comprar el catillo y ponerlo a los pies de su princesa. Y cuando nos damos cuenta de que no somos princesas y que no existe el príncipe azul. Ohhhhhhhhh! Demasiado tarde. Estoy con Fran y Almudena. Todo es educación, pero sin perder de vista la importancia de las palabras, las importancia de hacernos visibles, porque como han dicho anteriormente lo que no se ve, no existe. Mi niña será lo que quiera ser, pero con dos años, yo decido qué juguetes le compro y qué ropa le compro, y ésta no es una cuestión baladí si quiero que en un futuro pueda decidir libremente y sin condicionamientos ni presiones sociales, los brillis, o ser la dueña y señora del castillo. El machismo no siempre es evidente, a veces, es muy sutil.

  49. A mí me chocó que hubiera dos modelos y el de princesa fuera de niña y el de pirata de niño. A lo mejor estamos demasiado a la defensiva con este tema, pero no me gusta que se fomenten cosas diferenciadas para distintos sexos. También creo que el club podría tomarse las críticas constructivamente en vez de ignorarlas por pensar diferente. En general creo que se han expuesto con mucha educación. Me parece que en un club tan grande, es imposible que todos estemos de acuerdo en algo y la diversidad nos enriquece.
    En cualquier caso, enhorabuena por el club (no creo que nadie quiera “hundirlo”, ni que estén “aburridos” por hacer comentarios que no sigan la corriente mayoritaria).
    Por cierto últimamente estoy viendo equipaciones futboleras de rosa en primera división y me encanta…

  50. Como en todo lo demás creo que el hecho de haber vivido lejos de influencias de buenosabuelos por ambas partes nos ha permitido ser libres de verdad en la manera de llevar este tema con nuestros buenoshijos… la mayor decidió ser princesa desde el minuto cero… sus barbies ( para horror mío) su rosa pastel su niña niña hasta los 14 años… que empezó con el negro y el inconformismo… ahora es bastante femenina pero con un toque de personalidad masculina y con novio formal.
    el pequeño decidió ser tb muy princesa en cuanto a gustos estéticos… sus cocinitas sus casitas sus bebés su rosa rosa.. sus disfraces de princesa (algunos hechos a medida porque es muy grande), hello Kitty y todo lo mega femenino… ahora a los 14 años ha dejado de lado todo eso hace unos tres años y es de videojuegos de los calificados de muy masculinos y negro rock… a nosotros nos ha dado igual…
    Hemos respetado sus gustos aunque a la família cuando tenían que hacerles regalos lo del pequeño les chirriaba… ahora es un chicarrón con una parte femenina al que le gustan las chicas pero sin novia….
    Creo que respetar sus intereses, fantasias e incluso gustos les hace además de más felices más libres y creo que más respetuosos con los que se salen de la “norma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más