¿Qué quieres encontrar?

18
“Mamá, las promesas se cumplen”

“Mamá, las promesas se cumplen”

Son las 00:00 horas…. Por fin me siento, después de un día de no parar y eso que te prometiste que hoy te lo tomarías con más tranquilidad, pero la cosa se complica y al final te dan otra vez las mil. ¡Qué novedad!, ¿no? Abro casi sin pensar, como una autómata instagram, pensando en todo lo que hoy no he cumplido porque ha sido imposible y las dos primeras imágenes que me saltan a los ojos son:

Imagen 1. Familia feliz en la nieve. Un jueves por la noche. ¿Hay gente que está en la nieve feliz un jueves? En la foto se ve que es de día porque Instagram decidió hace tiempo saltarse por la cara lo de mostrar cronológicamente las fotos y volvernos a todas locas. “¡Qué suerte!”, pienso mientras me veo en el reflejo del espejo que tengo al fondo con los pelos encrespados, el rímel corrido, un jersey “embolillao” y la piel más seca que la mojama.

  • Laura, tú no esquías y eres de playa de toda la vida… ahora no te vas a aficionar. Tienes una empresa, dos hijas, muchos gastos y menos tiempo. Lo de los pelos y la piel, chica, organízate y saca tiempo esta semana, ¿no?

Imagen 2. Familia más feliz todavía cenando juntos, en una mesa con varios platos cocinados a fuego lento, que tienen una pinta estupenda. Oye, y llevan todos pijamas a juego. Parecen relajados. Para tener ese rictus, esa piel, esos pijamas y esas risas hay que vivir muy relajados ¿no? Yo no consigo esa armonía ni en vacaciones. Y entonces pienso en las fotos que me hace el buenpadre, donde lo más normal es que salga yo comiendo o con los ojos cerrados.

  • Laura, no te prometas otra vez algo que no vas a cumplir. No habéis conseguido cenar juntos entre semana nunca. Porque tu objetivo cada día es terminar el bucle baños-cenas y cuento pronto, que se vayan a la cama sin rechistar y sentarte desmayarte con el buenpadre aunque sea 5 minutos a cenar sin hablar, que tú me dirás las ganas de hablar, ver los titulares del telediario con retraso y con suerte (no te lo crees ni tú), no tener que volverte a sentar al ordenador para avanzar curro.

Vuelvo a mi realidad y recuerdo mi tarde de locos.

A las 17:10 horas estaba entrando por la calle del colegio y aparcando mal en la entrada (¡¡no lo vuelvo a hacer!!, me prometo a mí misma). De camino ya había organizado en mi cabeza la tarde en casa con las niñas. Necesito visualizar lo que voy a hacer durante el día, durante la mañana, durante la tarde, durante la noche. Me hago listas a todas horas, me apunto las cosas y me mando emails a mí misma para descomprimir la cabeza y avanzar.

  • Laura, ahora llegas a casa. No te vas a poner las mallas otra vez para salir a correr cuando llegue el buenpadre, no. Llevas 3 días haciéndolo y prometiéndote que de hoy no pasa que salgas, pero ya hoy mejor tira la toalla. Hoy de merendar plátano y zumo, muy sano y rápido. Mientras meriendan, sacas la caja roja con armas de destrucción masiva (rotuladores y derivados), pones a las niñas a dibujar, que les encanta, y tú avanzas esa presentación que se te ha enquistado y escribes el post del viernes, ese que te prometiste escribir el fin de semana para llegar a tiempo a que Belén te ilustre tus desvaríos. Esta semana tampoco será. Tranquila, son las 17:00, ¿cómo no te va a dar tiempo? Pones música relajante, la vela esa que te costó un pastizal porque aquel día estabas de bajón y esa chica era tan maja que cuando te dijo el precio te dio vergüenza decir: “¿cómo va a valer una vela eso? ¿estás de broma no?”, pero no, no estaba de broma… Con el olorcito ese, que encima ni te gusta, vas entrando en modo zen y para conseguir el karma total te tomas un Roiboos, con Annie B Sweet de fondo y las palabras saldrán solas.

Después de 7 años de maternidad, digo yo que ya podrías dejar de parecer Antoñita La Fantástica y ver con anticipación lo que realmente va a ocurrir, más que nada para gestionar mejor las expectactivas.

Hora y media después… ni una línea del post escrita. La presentación solo tiene una slide que es la de inicio con el logo. La Niña Intensa llora porque ha derramado la purpurina roja sobre la mesa de madera, esa mesa que ya no tienes claro qué color de origen tenía. La buenahija1 te pregunta cada ejercicio de la dichosa hoja de deberes.

  • Mamá, 5 palabras con “Ll”.
  • Mamá, 5 palabras con “Ñ”.
  • Mamá…

Venga chicas, ¡a dibujar! Que, ¿qué dibujáis? ¡Pues no sé! Mmmmm. Dibujadme a mí… ¿Ya? Pues dibujad a vuestro padre y a la abuela y al abuelo y a las titas y a los titos y a la avita, el avito, a todas las personas que conozcáis. Qué rápido dibujan estas niñas, madre mía. Así no se concentra nadie.

Y de repente, me paro y pienso: “¿qué estás haciendo?”. Llevas dos horas sin trabajar y sin estar con ellas, mezclando todo y con una sensación de agobio, que no tiene sentido. ¡Para! Cierra el ordenador y báñate con la buenahija1, que se lo prometiste antes de ayer y te lo está recordando cada dos segundos. Total, te tocará ponerte al ordenador luego, como cada día y ya estás acostumbrada al turno de noche y a dormir poco. Además, acuérdate que el otro día Isa te dijo que 6 horas de sueño no está nada mal.

En nuestro momento siempre me gusta preguntarle por lo mejor y lo peor del día.  Y me da hoy por ir más allá. Empezamos a hablar de lo que más le gusta del cole, lo que menos, cuál sería el mejor cole del mundo y acabamos así:

  • Julia, ¿qué cambiarías de mamá?

 Anda, que tú también, ¿precisamente hoy tienes que preguntar eso?

  • Pues cuando me haces una promesa y al final no la cumples.

Hija mía, será que me he acostumbrado a prometerme a mí misma tantas cosas y no cumplirlas, que ya ni me doy cuenta cuando esas promesas implican a otros, cuando te implican a ti, pienso, pero no le digo nada, sigo peinándola con cuidado porque se queja mucho con los enredos, mientras el buenpadre la llama porque la cena está puesta.

Nota mental, Malamadre:

promesas-malamadre

Y vosotras, Malasmadres, ¿también os hacéis promesas que no podéis cumplir? Decidme que no soy la única. 

alergias-intolerancia-directo

Han comentado...

  1. Hola! …pfff que decir, me siento totalmente identificada y es algo que también estoy tratando de trabajar pero es realmente complicado. Tenemos que tratar de disfrutar el presente con lo que tenemos y sobre todo disfrutar de ell@s. Y ser realistas..!!! …es uno de mis objetivos de 2019..!!!

  2. Me encanta la nota mental! Sobre todo el último punto. Es tan necesario hacernos conscientes de ello… Desgraciadamente yo también me agobio a mí misma por todo lo que quiero hacer y no llego. Ayer, por ejemplo, cogí el día libre y me fui al fisio, que ya era necesidad. Después quería hacer mil cosas en casa, estudiar… Pero me fui de rebajas (una horita larga, no te creas que mucho tampoco) y por la tarde estrené una falda monísima que no esperaba! Con eso me quedo: no hice NADA de lo que quería hacer, pero a la vez hice un poco de aquello para lo que nunca tengo tiempo…

  3. Esa es la batalla de toda malamadre.Cumplir promesas que no cumplimos.Porsupuesto que no eres la única….ojala todas pudiesemos cumplir lo que nos proponemos.Yo hoy empiezo con el Gym promesa de cuidarme y de hacer algo de deporte..Haber lo que duro.NO ESTAS SOLA.

  4. Constantemente hago promesas que no voy a cumplir. Especialmente en el trabajo acepto proyectos para los que no tengo tiempo (en mi cabeza sigo siendo esa chica sin hijos y su carrera por delante). Al final acabo super estresada e insatisfecha pues no tengo tiempo ni para mi familia, ni para mi y encima el trabajo acaba mal hecho!

  5. Qué grande eres Laura! Parece que has cogido mi mente y has escrito todo lo que pienso…y sufro pensándolo. Totalmente identificada……

  6. Eso es algo por lo que todas hemos pasado o pasamos, siempre con prisas siempre agobios, falta de tiempo para todo… a mi me sirvió mucho hace un par de años una aplicación de gestión de tiempos con una guia, (entre la que te obligaba a tomarte tiempo para ti), me fue genial, poco después empecé con meditación a primera hora de la mañana, y a las pocas semanas me sentía otra, ves el mundo de otra forma, y parace que los demas lo notan, mi marido me dice que menudo cambio he dado, que me ve genial, que se alegra, narices! hasta mis hijos me han hecho algún comentario!

    1. Hola mujer de neceseres!
      Por favor, dinos cual es esa aplicación de gestión de tiempos!!! Que por lo que leo, vamos todas como pollo sin cabeza. 🙄

  7. Laura, Gracias!! Por compartir este cachito de tu alma con nosotras, por desmitificar la perfección (en ocasiones ireal) de instagram, por dar visibilidad a una realidad que lo es para muchas y por poner humor a lo que puede parecer un dia de mierder, pero que simplemente es un dia en la vida de una madre de dos, encima emprendedora!

    Me he visto muy reflejada, como seguramente muchisimas de las madres que te leen, precisamente esta semana yo también he tenido mis dos dias de: hoy hago la tabla de ejercicios, que son “solo” 28min, mientras el buenhijo de 4 y la buenhija de 2 juegan un poco (el cupón de implicarles en los ejercicios y así lo hacemos los 3 juntos ya lo gaste un día y no me ha servido para más..jeje)… y me he quedado tal y como empecé, compuesta y con mallas…. jajaja

    Yo tengo un objetivo para este año… un proposito de año nuevo nada más y es tan sencillo como realista: SOBREVIVIR! y disfrutar de cada dia, los hay mejores y los hay peores, no hay cenas elaboradas con los 4 sentadicos en la mesa, no hay dias de nieve perfectos, en los cuales salgamos de casa a tiempo, disfrutemos sin contratiempos del paisaje, y a la vuelta tomemos chocolate caliente recien hecho a la luz tenue del salón. Hay carreras por las mañanas, por las tardes y por las noches y “discusiones” porque yo quiero el juguete de mi hermana, lloros porque tengo dos años, pero pretendo hacer todo todito lo que mi hermano de 4 hace. Hay juguetes que ya tiene su lugar decorativo en el salón y de ahíno los mueves, hay comida por el suelo, porque como no quiero más es mas divertido ver como la perris se lo come a la velocidad del rayo. Pero sobre todo hay RISAS y 2 niños FELICES! y una madre que sin expectativas se adapta al día a día y disfruta del CAOS temporal que le rodea, porque un día el silencio en casa caerá como una losa, ese bendito silencio que ahora necesitamos en muchisimas ocasiones…

    Y gracias de nuevo Laura por crear un espacio en el cual poder reflejar lo que sentimos las malasmadres del mundo mundial!

    1. Ay como me gusta lo que dices: mi casa tambien es un desastre con comida por todas partes, mil cosas por recoger que a los 5 minutos de recogerlas vuelven a estar desparramadas, los juguetes del salon forman parte del mobiliario (eso tambien me encanta que lo digas), no cenamos nunca juntos ni nada que se tarde mas de 2 minutos en cocinar porque la buenahija no me deja… Un show! Y no, tampoco salimos jamas de los jamases bien en las fotos jajajjajaja….pero igualmente como tu dices: Mi hija es muy feliz y con eso me quedo. Por desgracia no todos pueden decir lo mismo!! Asi que a pesar de todo tengo muy buena suerte!

  8. Yo nose ni cuántas veces he dicho a la que se duerma el peque,me pongo esa serie que tanto hablan… O me pongo a leer el libro q tengo empezado hace 4 meses, o adelanto faena de la casa para que el finde semana estar más tranquila,entonces aparece el buen padre sentado en el sofa viendo el fútbol o derivados,y una vez te sientas a cenar con el para explicarnos q tal el día,prometo que en mi cabeza estoy organizando el día siguiente en el cual de las 10 cosas q me propongo si consigo hacer una ya es todo un triunfo eso sin contar q el buenhijo seguido como mucho duerme 4 horas y se despierta para comer…

  9. Muchas gracias por este post! No suelo prometer cosas precisamente para no tener que cumplirlas, aunque algunas veces me paso de bocazas también. Pero lo peor en mi caso es lo que tú comentas, ese “querer llegar a todo” cuando sabes perfectamente que ni de coña te va a dar tiempo, que lo que necesitas es parar y respirar e intentar que lo que hagas por lo menos esté bien hecho. Y no dejarte llevar por las “obligaciones” que te impones para terminar siempre mezclando cosas y dejando sin atender a quien más te necesita.

  10. Tal cual, tal cual. En especial en lo que dices de cuando te paras y te planteas que no estás atendiendo ni a una cosa ni a la otra, por querer hacerlo todo a la vez. Y lo más importante, no lo estás disfrutando. La cabeza te va a mil con todo lo que quieres hacer y tu cuerpo está secuestrado, no pudiendo llegar a más. Esa sensación me recuerda a algo que me pasaba cuando era niña. A veces lloraba porque sentía que pensaba más rápido de lo que podía hablar, mi cabeza y mi boca no estaban coordinados y en el cole no paraban de decirme que vocalizara. Ahora me pasa lo mismo, pienso más rápido de lo que puedo hacer y no hago más que ver imágenes y escuchar “consejos” de gente estupendamente organizada.

  11. Hola Laura, es la primera vez que escribo un comentario en un blog , EN TODA MI VIDA, en serio, nunca escribo nada pero comparto 100% todo los que dices tú y las demás malasmadres. Tan sólo darte las gracias por todo lo que haces y mucho ánimo porque la vida es hermosa, a pesar de todo, y ser mamá es lo mejorrrrrr. Añadiría que en mi caso lo mejor / peor que he hecho últimamente es crear un grupo de wasap conmigo misma para apuntarme todo lo que tengo que hacer durante el día y que no tengo tiempo de apuntar en el Google calendar y tengo que admitir que agradezco que mi móvil no me notifique que tengo 75 mensajes de wasap y que todos sean de mí misma para mí misma, si no, me daría un pasmo… Buen día. Por cierto, me han llegado las camisetas combinadas malamadre-buena hija que compré y me encantan!!!

  12. Me siento totalmente identificada con lo que has escrito…. jajaaa… la verdad es que si paras y lo piensas…. nos parecemos a los politicos en campaña electoral… prometemos cosas que nunca cumplimos…!!!!! 😂😂😂
    En el momento, cuando prometes hacer algo… es como un momento de subidon.. en plan… siii puedo..!!! Cuando descubres que has pasado de ello…es… off que bajon.. que agobio…!!!
    Asi que yo he decidido no prometer nada… mi frase con mis buenashijas es… no se… ya veremos…!!!
    Y Con mis propositos es… bueno ya veremos…!!!!
    He decidido creerme que menos es mas…, asi que si logro un poquito de lo que me prometi… (o mi ya veremos) … me venga arriba y me siento mejor..!!
    Y asi ni me defraudo a mi misma ni a los demas…!!!!

  13. Es muy difícil el día a día sin estrés, sin agobios y sin promesas que no se van a cumplir. Sobre todo cuando llegas del trabajo y te encuentras con galleta restregada por los muebles de la cocina, puertas y muebles del comedor; el buenhijo tiene diarrea y ha manchado ya tres mudas de ropa que están apiladas en la mesa esperando a que llegues tú para intentar devolverles su color original; el suelo de la cocina tiene unos manchorrones negros que ya es mejor ni imaginar de qué pueden ser; la buenhija tiene que llevar para el lunes un trabajo sobre la civilización inca… En fin, lo único que me he propuesto esta tarde es relax y lo que no haga hoy pues mañana, y si no el lunes voy y le compro al buenhijo más ropa.😌

  14. Mil gracias por el post y por los comentarios. Alivia el no ser la única. Yo ya estoy en los 50 y sigo haciendo listas y repasando mentalmente lo que he de hacer durante el día, y sigo saltándome pasos y abordando otros que llegan y llegan y llegan y acojo porque soy muy flexible y el decir NO no es mi fuerte. Hace una semana mi hija de 9 años no quiso desayunar conmigo un sábado por la mañana. En la cocina, no os creáis…!Durante la semana no coincidimos ninguno de los 4 que somos. Me dijo que no. Me extrañó, a mí me parecía que era una “súper propuesta”. Más tarde me dijo ” es que siempre me lo dices y luego nunca te sientas, y te pones a hacer cosas”. Tocada y hundida. Ahora reformulo:” desayunamos juntas durante 15 minutos?” . Llevo haciéndolo dos días y he conseguido hasta 20 minuto sin levantarme de la mesa. Incluso un día se sumó mi ” Bello durmiente” hijo adolescente. No sé lo que durará …pero mientras tanto lo disfrutaremos.

  15. A todas nos pasa, lo importante es cumplir algunas… aunque sea con un leve delay… Lo de trabajar en la casa mientras las niñas están despiertas lo dejé hace tiempo porque es cierto que uno no hace ni lo uno ni lo otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más