¿Qué quieres encontrar?

55
Los menús familiares: cómo planificarlos con poco tiempo

Los menús familiares: cómo planificarlos con poco tiempo

La cocina y yo no nos llevamos bien, no es ninguna novedad. Pero mi madre cada dos por tres me mira con cara de preocupación y me dice: “Hija, algún día tendrás que ponerte y hacer alguna comida en condiciones”. Con esto ella suele referirse principalmente a esos platos de cuchara que no he intentado hacer ni una sola vez. Poner en orden en la alimentación es todo un reto cuando se tiene familia, admiro mucho a todas las que lo conseguís. Tenemos poco tiempo y la organización es fundamental. Vamos corriendo de un lado para otro y cuando llegamos a casa, sobre todo por la noche, hacer la cena puede convertirse en una misión imposible, por pereza, porque no hay nada comestible en la nevera o porque acabas quemando la tortilla francesa. Lo que queremos el buenpadre y yo es descansar y que nos dejen nuestro momento de silencio tirados en el sofá. Pero como del aire, las tortillas precocinadas o los sandwiches a deshora no podemos vivir hoy tomamos nota de los consejos que nos ofrece nuestra experta de iNutralia. Claves y tips para no morir en el intento y que lo buenoshijos estén bien alimentados. ¡Vamos, que seguimos con nuestro reto de #malasmadresaplan, no por adelgazar sino por cuidarnos y comer sano.
Malasmadres inutralia conchi

Son las 20:30h. Voy corre que te corre porque cierran el súper de mi barrio, menos mal que lo hacen tarde. Cojo una bandeja de pollo, un lácteo que le toca en el cole al enano (tiene un calendario para que no le meta en la mochila cualquier cosa), esperando en caja cojo unas patatuelas que están en oferta. ¡Me cachis! Se me olvidó comprar un cartón de leche (mañana el buenhijo desayuna con zumo). Voy volando a casa que son las 21:00h. Queda hacer la cena y la hora del baño, el buenpadre sigue trabajando, el buenhijo también (sus fichas de sube y baja la montaña). Y a mi me toca ponerme a hacer una cena saludable entre el hambre y el cansancio.

* Vamos a ponernos las pilas antes de que ocurra esto…

CMM_inutralia_tip

¿Es posible?

Sí, pero requiere relajación, cambio de chip y dejar a un lado nuestra ansiedad de las prisas diarias (si no la tienes, felicidades). Si no desconectamos nos afecta en el modo de comer, hay que conseguir que la cena sea un momento de estar en familia, relajados y con buenos alimentos.

No es difícil, pero la planificación es una gran ayuda, y disponer de “porsiacasos” en la despensa, que nos ayuden a poder seguir una dieta equilibrada para la cena que suele ser la comida más problemática, y no recurrir a comida fácil, como precocinados o platos desequilibrados.

1. Desayuno

Un buen desayuno (según nuestro estilo de vida actual) se debe componer de un alimento del grupo de los cereales (pan integral, galletas, cereales de desayuno), otro del grupo de los lácteos (queso fresco, leche, yogur), y por último una ración de fruta (2 mandarinas, 2 kiwis, 1 pera, etc.). En ocasiones podemos añadir otros alimentos, como fiambres magros, verduras como tomate, etc. Siempre guardando un equilibrio con el resto de comidas diarias. Los lácteos son recomendables que sean desnatados, menos para los más pequeños de la casa. Y si es posible, el pan que sea integral.

2. Media mañana y merienda

Las medias mañanas y meriendas, no nos las podemos saltar, evitarán que lleguemos con demasiada hambre a la siguiente comida principal. En función de nuestra actividad física se puede recomendar unas meriendas u otras, pero por lo general fruta y lácteos desnatados son una buena opción, y para los buenoshijos, bocadillos con embutidos magros, verduras (si si) y quesos son buena opción para alternar y combinar con las frutas.

Es preferible dejar para momentos especiales las chuches, gusanitos y todo tipo de meriendas comerciales que nos venden, como bollería.  Y si hablamos de zumos, no sustituyen a la fruta, y menos si son envasados. Mejor batidos naturales de frutas, en cuya elaboración pueden participar los niños. Se ha demostrado que los niños que colaboran en la cocina, tienen mejor hábitos de alimentación y de comportamiento, ayuda a aprender de forma divertida a combinar y conocer nuevos alimentos.

3. Comidas principales

En las comidas principales, la teoría es fácil, pero en la práctica cuesta, hay unas pautas generales a cumplir para toda la familiar:

  • El menú ideal se debe componer de: primero a base de cereales o verduras, segundo a base de pescados, legumbres, carnes magras o huevos. Y un postre a base de frutas. Si somos más de plato único, unir ambos platos y haremos un plato muy completo y equilibrado.
  • Es importante saber combinar y no repetir los mismos alimentos todos los días, alternando cereales y verduras en los primeros platos, y pescados, carnes y huevos en los segundos.
  • Evita las salsas grasas y fritos, dejarlos para momentos puntuales. Usa aceite de oliva virgen extra para guisar y aliñar, en cantidades moderadas.
  • Come verduras en todas las comidas principales, ya sean en ensalada o cocinadas, SIEMPRE PRESENTES.
  • No abuses de la sal, usa más las especias.
  • Evita la monotonía y aprovecha la temporalidad en los alimentos frescos, son más económicos y saben mejor.
  • Come más pescado y legumbres. Pescado de 3-4 veces a la semana, y legumbres 2 veces a la semana.
  • Como postre: FRUTA, al menos que una de las 3 raciones diarias que sea un cítrico o fruta rica en vitamina C, como el kiwi.
  • Bebe entre 6 y 8 vasos de agua al día. Evita refrescos y bebidas azucaradas.
  • Elige carnes magras (lomo o solomillo de cerdo, pollo y pavo sin piel, conejo) frente a las grasas. Puedes tomarlas de 3 a 4 veces a la semana.
  • Come más huevos, no aportan tanto colesterol como creemos. Puedes tomar hasta 4 a la semana.
  • Toma pan, arroz, pasta y cereales todos los días, preferiblemente integrales.
  • No piques entre horas…
  • Tan importante como comer bien es hacer ejercicio a diario.

Los padres somos un ejemplo para los buenoshijos a todos los niveles, y uno de ellos son los hábitos saludables. Tenemos que predicar con el ejemplo, no es una opción que el niño coma lentejas estofadas y yo me haga un par de huevos fritos (hecho verídico, que se lo pregunten a la buenaabuela).

4. Cena

La cena es parecida a la comida en su composición, pero más ligera y problemática por la falta de tiempo, pero hay que hacer un esfuerzo por hacerla juntos por todos los beneficios que conlleva. Para que sea un momento placentero, mejor dejar los móviles, tablets y portátiles lejos de la mesa, y si es posible apágalos. Nada de televisión, distrae y acabamos comiendo como pavos.

Y el mejor motivo para intentar comer en familiar es que, es un hecho que las personas que comen más en familia previenen problemas de salud como el sobrepeso y trastornos de la conducta, sobre todo en etapas de la vida especialmente vulnerables como niños y adolescentes. De hecho se ha observado que los niños que comen en familia parecen tener una influencia positiva en su desarrollo intelectual y mejor manejo del vocabulario, mayor seguridad y autoestima.

¿Cómo salir de nuestro caos alimentario familiar?

  • Organizar el menú semanal para evitar imprevistos y garantizar la variedad.
  • La falta de tiempo no tiene por qué estar reñida con la alimentación saludable. Tira de conservas, congelados y alimentos envasados te lo ponen más fácil, pero siempre que estén envasados al natural sin azúcar ni grasa extra. También existen las ensaladas limpitas y cortadas en bolsa, el arroz ya cocido, etc.
  • Intenta que cuando hagas guisos más elaborados, haz raciones extra y congela.
  • Los fines de semana realizar todas las comidas juntos.
  • Implica a los buenoshijos en la elaboración de la comida, responsabilidad de puesta y recogida de la mesa.
  • En el caso de los más pequeños, no obligarles a comer más cantidad si no quieren, pero tampoco darles opciones fuera de la planificación, motivar sin castigar para comer saludablemente. Y si tienen más hambre, ración doble, pero de buenos alimentos.
  • Y casi lo más importante, haz que para ellos seas un ejemplo a seguir, cuídate y come saludablemente.

Ejemplo de menú diario para toda la familia:

CMM_inutralia_menu

¿Cómo os organizáis para poder comer sano y equilibrado?, ¿cuáles son vuestros trucos?

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. yo lo tengo fácil, ya que los niños comen en el colegio y en el menú mensual incluyen una propuesta para la cena que procuramos medio seguir (aunque hay días que se equivocan, desde mi punto de vista, y ahí improviso). Para no andar apurados pues tener el congelador a tope de carnes y pescados básicos, y alguna verdura, e ir semanalmente a comprar a la frutería. Una vez hecho eso sólo hace falta acordarse de sacar del congelador lo que toque cenar al día siguiente 🙂

  2. Yo doy gracias a las guarderias con comedor toooodos los dias!! Gracias a eso el buenhijo ha comenzado a comer las verduras obligatorias y yo solo me tengo que preocupar por la cena y los fines de semana…y asi,poquito a poquito vamos aprendiendo todos…pero efectivamente yo soy de las de “las lentejas para ti que ya me como yo un sandwich”

  3. Buenos días malasmadres! es verdad, la única forma de afrontar el problema de los menús diarios es la planificación, y acordarte de sacar lo congelado, sin duda!!! me ha hecho mucha gracia lo de hacerte dos huevos mientras los buenos hijos comen lentejas uy uy yo nunca nunca lo he hecho jajajajajajaj (parece que me han visto por un agujerito, mierda! me pillaron!
    por nuestra parte, nuestro tema pendiente es la fruta y la verdura, por la mañana imposible…. intento siempre de postre en el desayuna y en la merienda… pero poco más! Y otra cosa bien cierta si los enanos ayudan a hacer la comida se comen mucho más a gusto y satisfechos.

    1. En algún momento de nuestra vida ya sea como hijas o como madres, hemos vivido el momento come lentejas que yo me apaño otra cosa 😉

      Fundamental involucrar a los buenoshijos en la elaboración de meriendas y cena si es posible.

  4. Yo uso un planner propio desde hace años (y que tb vendo en mi tienda online). De lunes a viernes todos comemos fuera de casa, por lo que solo planifico las cenas. Desayunar, también en casa y a media mañana otro desayuno en el cole/trabajo. Alterno (en los desayunos y meriendas) lácteos con fruta y con cereales y, de vez en cuando, algo de bollería casera.

  5. Sacar la comida del congelador…….. Imposible!!! Siempre se me olvida y acabo tirando de microondas. Pero desde que he descubierto el programador del horno se acabaron mis pesadillas!!!!!! metes un pollo por la mañana le pones la hora, y cuando llegas a casa está recién hecho, calentito y riquísimo. Lo mejor es llegar y oler a comida… parece que está la buenaabuela esperándome, aunque esos tiempos ya pasaron!!!
    Mis pekes comen en el cole. Y también nos envían una propuesta para la cena, que procuro seguir a rajatabla! Evito dolores de cabeza, y trabajo innecesario. Para mí lo peor no es cocinar, es pensar qué voy a cocinar!!! Muy feliz día malasmadres!!

    1. Cada una tenemos nuestros trucos para sacar adelante las cenas, recuerda meter algún pescadito en el horno también de vez en cuando 😉 Pero ten cuidado cuando comience a hacer calor no queremos una intoxicación alimentaria accidental!

  6. MI hija come en el cole y me quito de esos problemas, además come mejor allí, ha adquirido manías que no tenía, como que antes la cebolla o el pimiento le gustaba y ahora dice que no, pero se lo come. Pero por lo menos come verduras, fruta, todo!!
    Ahora, las cenas son una pesadilla, cuando está mi marido no problem, cocina él y si hay que improvisar se le da de lujo, y siempre tiene ideas de cenas, pero yo, aaaay que desastrillo, intento seguir las propuestas que ponen en e menú del cole, intentando adaptar a lo que yo considero mejor, porque a veces me parece demasiado.

    1. Para esos momentos de crisis, lo mejor son los Planes B o los porsiacasos. Como congelados de verduras, conservas, huevos para tortillas francesas, arroz precocido, etc.

  7. Yo sigo el ejemplo que me dejó mi madre, mujer trabajadora con tres hijos. Comíamos todos, los 5, en casa.
    Tenía un cuaderno y apuntaba las comidas previstas como mínimo a 2 semanas vista. Esto le ayudaba a planificar también las compras, cuando no había grandes congeladores como ahora. Ella decía: a ver un día legumbre, un día pasta, un día arroz, un día puré de verdura, otro sopa y otro verdura entera… Un día pollo, un día cerdo, un día pescado y otro huevos rellenos… Y otro día decía: hoy comida especial ¿qué os apetece? Y así iba alternando y huyendo de la monotonía.
    Y desde bien pequeños los tres nos preparábamos las cenas fáciles y poco a poco también colaborábamos a la hora de comer.
    Siempre le agradeceré que me enseñara este buen hábito. Parece que es un esfuerzo pero ahorra mucho mucho tiempo y muchas preocupaciones.

    1. Efectivamente los frutos secos sin sal y crudos (no frutos), son una buena opción para añadir a meriendas o ensaladas, pero en niños pequeños no se suelen aconsejar por posible riesgo de asfixia.

  8. Es que soy la única que le gustan las lentejas?? Es mi comida comodín para los días que se que no me va a dar tiempo a preparar nada. Las hago la tarde de antes para un día y raciones extras al congelador. Suelo planificar para la semana según tenga en la despensa y en el frigo, y ver lo que hay que comprar. Como dices nunca faltan conservas, tomates y pasta. Y en invierno sopa, que repone el, cuerpo de estos fríos. A veces también es mas pereza el pensar que comer, que el ponerme a cocinar en si.

  9. Estoy de acuerdo con la mayoría, lo peor no es prepararlo, lo peor es pensar el menú. Tratar que sea sano y equilibrado y encima apetecible no es tarea fácil.
    Yo dedico un notable esfuerzo tanto a la hora de hacer la compra como a la hora de cocinar. Mi peque come en el cole y como no estoy segura de si bien o mal o si mucho o poco procuro compensar en el resto de comidas.
    Yo soy de las que ha conseguido introducir la fruta en el desayuno toooodos los días: kiwi, manzana o zumo de naranja. Al principio costó un poco pero ahora ya lo toma sin problema. El pan siempre integral o de diversos cereales. El pescado un día blanco y un día azul y así con todo.
    Es un gran esfuerzo pero compensa saber que la estás enseñando unos buenos hábitos en el presente y para el futuro.

    1. Evaymar efectivamente es un esfuerzo, la alimentación es una parte de la educación de los buenoshijos importante, ya que marcará su futura forma de comer y salud.

      Ánimo, nosotras podemos!

  10. Yo estoy encantada desde que descubrí la aplicación Menuterraneus. Te cargan ellos el menú del cole y basándose en ese menú, te planifican el resto de los menús de la semana, con comidas sanas. Si no te gusta algún plato del menú, puedes cambiarlo por otro, y también te dan la receta de como elaborarlo. Incluso puedes incluir tus propias recetas. Puedes elegir entre plato único o dos platos, para los 7 días o solo para uno. Y por último, y lo mas genial de todo, es que ese menú lo pasan a una lista de la compra, indicándote los productos que necesitas. Y no solo eso!!!!! Esa lista te la pasan al supermercado online que mas quieras para hacer la compra por internet.

    Puede facilitarte mas la vida??? Yo estoy encantada. me requiere como mucho solo 1 hora de mi tiempo los domingos. Pero con esa hora, ahorro dinero, disgustos, sobresaltos, y comemos bien. Yo estoy encantada!!!!!

    1. Pirruca buen paso pedir ayuda cuando no somos capaces de planificar por nosotras mismas. ¡Como hacemos en iNutralia! Perdón por la publicidad directa 😉

  11. Que gran labor nos estais haciendo!!!! mi problema no es la cocina (al buenpadre se le da de miedo cocinar asi que toda para él, jejeje) el problema es el que comemos, he probado alguna aplicación pero no las cojo el truquillo la mayoría tiene recetas muy eleboradas y para todos los días nos falta tiempo. Como propósito de año tengo la planificación del menú semanal al final siempre improvisamos aunque tenemos variedad creo que algún grupo de alimentos se nos escapa y no lo terminamos de hacer bien con el inconveniente que yo tengo que traer tupper a la oficina y acaba con muchas ideas de munús. Aiss con vuestros consejos espero poder elaborar un menú semanal decente.
    Mil gracias.

    1. Muy buen propósito para 2015! Sobre los tupper, al final es que nos cerramos a 4-5 tipos de platos, pero hay mucha más variedad, juega con las verduras y no olvides la fruta! Suelen ser los alimentos que más dejamos de lado.

  12. Nunca habia cmentado, aunque suelo leeros bastante a menudo…Los fines de semana que estamos con Blancanieves dado que el buenpadra y yo somos un poco nulos con la comid, mi madre (la “abuelastra”) me manda con tuppers para el finde (x motivos economicos, yo aun estoy terminando derecho,mi pareja y yo no vivimos juntos aunq pasamos practixamente el dia juntos), y las tardes q estamos con Blancanieves decidimos hacer un planning de meriendas, porque si no acababa merendando siempre lo mismo, por dejadez o de su padre o mia cuando su padre sale mas tarde de trabajar (o de que se pone borrica y no quiere un platano para merendar, y veo el tocho que tengo para estudiar y con tal de no peleear le acabo dando lo que quiere).
    De momnto con el planning funcionamos bien….y con los tuppers….Genial!

    1. Madrastra con el tema fruta a veces las cosas se tuercen, prueba el truco de hacer batido natural con frutas con la colaboración de Blancanieves, son 10 minutos como mucho y seguro que se toma la fruta con más ganas.

  13. En mi caso, tengo una buenahija de 21 meses con gusto exquisito. Las comidas tienen que tener sabor, pero, claro, del que ella quiere. Le encanta, en general, las comidas del buenpadre (de origen africano, así que imaginaos). Así que, ¿cómo competir? Luego, ella quiera independencia: no es de sopas ni cucharas (purés). Aunque, para dejarme por mentirosa, sí se come los purés que le preparo para el medio día (en que está con su cuidadora). Total, para mí cocinar es un martirio: me afano por hacer algo, y luego la experta-cinco-tenedores me dice que me lo coma yo :'(

    1. Loly no te desanimes, los niños pasan por esas rachas, están experimentando aún con sabores, texturas, etc y es típico que con su malamadre no quiera comer una cosa y con otra chupe hasta el plato…

  14. Pues yo en esta parte saco un 9.99, el 10 sólo para Dios, jajaja
    En mi caso no se cumple lo de en casa del herrero cuchillo de palo, así que mi buenhijo, como dicen mis amigos, va a ser el próximo masteschef junior, jajaja.
    Con 22 meses se pasa más tiempo encima de la encimera que jugando con sus juguetes y es por propia iniciativa de él. “subir, mamá, subir” me pide cada me pongo a cocinar…
    Un besiño,
    Victoria

  15. Al leer el título del post ya iba a decir que yo no necesito planificar sólo el menú de las comidas principales ¡es que hasta para los desayunos me faltan ideas! Creo que tengo que pensar seriamente en planificar el menú para toda la semana, a ver si así me motivo a cocinar más (aunque no mejor, porque mis dotes son las que son) y a que todos comamos de forma más varada. Has dado unas indicaciones buenísimas y que parecen fáciles de seguir.

  16. Hola, gracias por los consejos, pero una pregunta: ¿por qué un zumo (por ejemplo de naranja 100% natural, envasado) no es lo mismo que una fruta?

    1. Hola Carola, los zumos envasados aunque sean 100% fruta, tienen una concentración de azúcar (natural de la fruta) mayor que un zumo hecho en casa, además, aunque sea zumo con pulpa, se dejan de tomar gran parte de dicha fibra que ella contiene.
      Pero si haces batidos de fruta caseros, es decir, trituras peras, gajos de naranja, fresas, etc, es una buena opción para cubrir tus necesidades de fruta diaria!

  17. Yo el problema que tengo es más de comprar que de cocinar, si tuviera la nevera mágica otro gallo me cantaría. Para mi niña de 18 meses tengo apuntado lo que come y cena cada día y así calculo si hace mucho que no come pescado, o si le puedo dar huevo… De todos modos es bastante difícil para mi porque la mayoría de los días se me olvida descongelar lo que le toca cenar y lo tengo que descongelar en el microondas que ya se que es malo pero a falta de otra cosa.. Lo único que me salva es que todavía toma biberón con cereales después de la cena y así se que por lo menos está alimentada

  18. Yo trabajo jornada partida (la muerte a pellizcos) la abuela está a 500 kilómetros de distancia y comemos en casa mi hijo, mi esposo y yo. ¿Qué hago? Cocino los domingos y aprovecho la noche para hacer la comida del día siguiente. Sí, la planificación es fundamental pero hay algo que me ha ayudado mucho la Santa Thermomix!!!!!!

    1. Exactamente! Aprovecha el momento de cocinado de la cena para dejar hecha, o al menos adelantada, la comida. Puedes dejar hechos sofritos, bases de guisos, etc. para que cuando llegue el momento de comer, sólo tengas que añadir el arroz o cocer la pasta.

      Otra opción hacer muchos tuppers los fines de semana y tirar de congelador.

  19. Cosas q siempre tengo y me salvan:
    arroz tres delicias congelado.
    Verduras de esas “pre-planchadas” y congeladas,
    Atún en lata
    Macarrones
    Fídeos (de los finos q cuecen ráááápido)
    Tomate frito
    Huevos
    Caldo en brick
    Patatas
    Pimientos de piquillo
    Jamón serrano.

    De primero verdura o pasta-hidrato de carbono
    De segundo proteína.

    Los combino según las cosas q han comido los niños (van a diferentes coles y hay días q es de locos).
    Macarrones con atún y tomate
    Sopa y pimientos rellenos de jamón serrano (bechamel con thmx son 10 min)
    Verduras a la plancha y huevos.
    Etc…

    Lo q me ayuda mogollón es una lista de la compra “prefabricada” con los básicos. La leo y voy marcando la cantidad de lo q me falta (y no, no he puesto el choco como básico). una especie de fondo de despensa.

    1. Los “porsiacasos” siempre nos salvan, lo único, ten cuidado con los precocinados más elaborados como el arroz tres delicias, comprueba que entre sus ingredientes no haya aceites de palma, coco o palmiste. 😉

  20. Valiente nutricionista que recomienda que tomemos desnatados!! Hala! Todas las vitaminas que se encuentran en la grasa de la leche a tomar por saco. Mucho mejor esa porquería aguada, claro.
    Mira que he leido tonterias en la vida relacionadas con la alimentación. Pero es la primera ” nutricionista” a la que veo caer en un error propio de primero de carrera

    1. Hola Ruth! Como sabrás los alimentos desnatados (casi en todos los casos), están enriquecidos en Vitamina D, vitamina que está presente en la parte grasa, y además suelen llevar enriquecerse en Calcio. No obstante, no son la única fuente de vitaminas liposolubles (vitamina D), por lo cual no es nuestra única fuente en la misma.

      Y además, como también sabrás, la grasa de la leche es mayoritariamente SATURADA, de ahí que en adultos se aconseje eliminarla por sus comprobados efectos negativos sobre la salud. Al igual que ocurre con las carnes grasas. Sin contar, que la leche entera aporta más calorías que la desnatada, y dada la tendencia al sobrepeso de la sociedad actual (obviamente hay excepciones) se aconseja desnatada.

      Por cierto, gracias por el apelativo de valiente , me encanta! 🙂

  21. Yo tengo que ser las mas malamadre de todas.
    Cuando cumplí los 35 el buen padre me regalo la Thermomix. Tres años, a media de 10 usos mala compra. Al final mucho mas efectivo, compramos un congelador arcón, la suegri viene desde el norte ve al amadisimo nieto y nos cocina llenadonos el arcón para unos meses. Ella encantada y nosotros ni te digo, comida casera y todos felices ;)))

    1. A final hay electrodomésticos que nos ayudan en el día a día, pero hay que planificar, invertir más o menos tiempo, etc. Aún no existe la maquinita que sea capaz de hacer la compra, cocinar y congelar, y si me apuras limpiar… Habrá que esperar a que lo fabriquen 🙁

  22. Yo tengo una tabla de Excel pegada en la puerta del frigo con las semanas del mes, almuerzo y cena. Todos los viernes me siento y hago el planning de la semana siguiente. Somos más de plato único, así que intento cuadrar 3 días pescado, 2 carne, uno legumbres y otro pasta o arroz. Siempre acompañado de verdura, cocinada o en ensalada. La cena, según el almuerzo: el día que toca pescado a mediodía, cenamos carne, y viceversa. Cuando hago algún guiso, siempre doble cantidad, para congelar (puchero, cocido, lentejas, berza, estofados…). También procuró hacer mucho caldo para congelar, soluciona muchas cenas, y un par de veces a la semana cenamos cremas de verduras (y también procuro congelar). Y una vez al mes hago una olla enorme de sofrito de verduras. Congelo en tuppers, así tengo la base ya hecha para mil platos. Pero confieso que esta organización ha llegado desde que la buenahija empezó a comer sólidos… Y come con nosotros… Antes era otro cantar… La asignatura pendiente es meter las verduras o ensaladas por la noche…

  23. Tengo una hija de 13 años que odia el pescado. Es una pesadilla y cada vez pongo menos pescado claro. Si alguien tiene idea , que me lo diga…. Por favor.

    Los niños es difícil poder comer las verduras, mi truco es que una vez a la semana crema de calabazin con calabaza y puerros, buenísima.

    Un truco, ensalada de col ( lisa o rizada) , se corta finita, se sofríe ajos ( al gusto ) en aceite de oliva ( de aquí de Andalucía, del bueno ). Y se añade a la ensalada con sal y ya esta. Además la col es un alimento altamente alcalino. Pues los nutricionistas deberían hablar más claro y recomendar dietas alcalinas, que son sin duda las más equilibradas y saludables

  24. Pues qué les digo, a mí la cocina no se me da para nada, y créanme que lo he intentado, así que sólo cocino el fin de semana pero algo que no requiera mucho esfuerzo mental, eso sí, disfruto muchísimo los programas de cocina en la tele, ver a esos chefs guapérrimos o las chefs perfectamente maquilladas que cocinan cosas dificilísimas sin salpicarse ni una gota y sin ensuciar casi nada la cocina, me parece casi mágico. Por supuesto, creo que el mejor invento del hombre es el microondas, aunque en México se acostumbra poco congelar los alimentos, más bien te las arreglas con comida preparada que venden en el super o en alguna fondita del barrio que te inspire confianza. En fin, disfruté mucho leyendo a tantas malas madres como yo, viva la comida rápida!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más