¿Qué quieres encontrar?

3
La maternidad, una auténtica montaña rusa

La maternidad, una auténtica montaña rusa

Pasar por un embarazo y un parto es un cambio para todas y una transformación. A veces, también se dan cambios psicológicos (depresión postparto, baby blues…) y físicos (diástasis, problemas en el suelo pélvico…). Hoy nuestra experta en preparto y postparto Raquel López nos habla de todo este tsunami y nos recuerda la importancia de pedir ayuda.

*Podéis seguirla en facebook y instagram.

¡Muchas felicidades! Tu bebé ya ha nacido, ya puedes sentir, acariciar y oler al maravilloso ser que has creado en tu interior y, hayas tenido un buen parto o no, sientes que estás en una nube, y así es.

Pero como sabemos todas las que ya hemos sido mamis, la etapa del postparto requiere un gran y enorme esfuerzo, sobretodo por parte de la mamá: tomas de pecho (o de bibe), falta de sueño (toda buenamadre que diga que su bebé le deja dormir toda la noche desde el primer día miente, no te dejes engañar por falsos y esperanzadores bulos), cansancio, recuperación del parto (episotomía, desgarro, cesárea…).

Sin duda, no se trata de un momento fácil, y aún menos para las primerizas buenasmadres que ya empiezan desde la primera noche a entender por qué nos hemos unido a este Club… Bienvenida Malamadre primeriza, no estás sola.

Durante el embarazo se vive, en mayor o menor medida, una serie de transformaciones físicas y psicológicas y, seguramente muchas esperábamos que una vez tuviéramos a nuestro bebé en nuestras manos, todo empezaría a normalizarse… Bendita inocencia, cuanto daño hacen esas campañas televisivas de madres estupendas, perfectamente peinadas y vestidas a juego con su bebé recién nacido.

El postparto es una fiesta de emociones, hormonas y alteraciones a todos los niveles imaginados e inventados. Pero tranquila, por suerte hoy en día somos muchas las que gritamos todo lo que sucede en esta emocionante etapa para que no te pille por sorpresa, ofreciéndote diferentes herramientas para superarlo de la mejor manera posible, y a ser posible con algo (o mucho) humor.

Todo comienza la segunda noche, (en la primera, aún sigues con la oxitocina a tope) donde tu pregunta es: ¿por qué no me siento la mujer más feliz del mundo? Ya tengo lo que tanto quería entre mis brazos y siento un peso en el pecho (que no es el del bebé), me cuesta respirar, tengo ganas de llorar y me duele todo el cuerpo. El buenpadre entra y sale de la habitación, puede ir al servicio sin ayuda, atiende a toda la familia y amigos, se ríe y yo no comparto tanta alegría… ¿Qué me está pasando?

Alma de cántaro, por muy bueno que haya sido tu embarazo, has sufrido cambios fisiológicos enormes, acabas de dar a luz, con mucha suerte solo tendrás un pequeño desgarro, los últimos días has dormido poco o nada, anemia postparto, tu cuerpo está hinchado y durante las siguientes semanas no vas a dejar de sangrar. Lo que te pasa se llama CANSANCIO.

Y la cosa durante el primer mes no va a mejor. Al contrario, ese pequeño y adorable ser también está pasando por procesos algo complicados, no entiende qué está pasando y cree que tú y él sois la misma persona, con lo que demandará tus brazos, tu olor y tu piel, día y noche sin descanso. Necesita tiempo (los expertos cuentan que unos 9 meses) para empezar a entender que sois personas diferentes y que puede estar a más de un metro de ti. ¡No creas que el primer año podrás tenerlo a mucha mas distancia!

Como entenderás, esto es bonito, pero también agotador. Puedes ser una de esas afortunadas que tienen a los buenosabuelos cerca, y hagan que esos primeros meses puedas ir de vez en cuando al servicio sola, darte una larga ducha, incluso las mas afortunadas salir a cenar con el buenpadre y retomar buenas costumbres.

Todas debemos pasar por esa etapa de conocer a tu bebé y que tu bebé te conozca a ti.

El puerperio, (otra de esas palabrejas que nos aprendemos en el mismo instante de ser madres) también conocido como postparto o cuarentena, dura entre 6 y 10 semanas, y finaliza cuando reaparece la regla (sin duda otro momento de bajón). En ocasiones este proceso se alarga debido a la lactancia.

Otra de esas cosas que no nos cuentan es la barriga de embaraza tras dar a luz, todas tenemos esa equivocada fe de dar a luz y que todo vuelva a su sitio al instante, y siento decirte querida malamadre, que esto se alarga algo más… y dependiendo de tu estado físico la cosa será mas corta o mas larga en el tiempo.

Hemorroides, estreñimiento, problemas urinarios, sudoración, cistitis, anemia, dolores de espalda… vuelvo a pensar en esos anuncios de madres con bebés recién nacidos y me resultan cada vez más y más cómicos.

Recuerda estas sugerencias:

1.- Descansa lo que buenamente puedas

2.- Sigue una buena alimentación

3.- Haz ejercicio (siempre asesorado por expertos en fitness postparto. En MAMIfit estaremos encantados de ayudarte).

4.- Busca tu “momento” del día, aunque sea para entrar al baño sola (todas las Malamadre saben de lo que hablo).

5.- Busca tu “momento” con el buenpadre. IMPORTANTE

Recuerda que tenemos la suerte de tener a nuestro alcance herramientas y profesionales para TODOS los problemas que puedas tener en el postparto, así que no te agobies y busca ayuda.

Ojo, solo he contado las cosas más “feas”, pero si repetimos por algo será. Quizá el inmenso amor que crece cada día más y más tendrá algo que ver… Yo personalmente solo doy gracias a la vida por el enorme regalo que ahora mismo tengo en mi regazo, dándole a todas las teclas (llevo horas redactando este artículo), no dejándome ver la pantalla, tirándose intensos pedetes… y yo solo pienso esto: “más feliz, imposible”.

Y vosotras Malasmadres, ¿cómo habéis vivido el postparto? Si tenéis alguna al respecto sobre recuperación, forma física etc. nuestra experta os responderá encantada.

Antes de irnos…

Si quieres saber más sobre el postparto…

¡No te pierdas los siguientes posts!

Diástasis, ¿tu abdomen no es el mismo desde el parto?

El puerperio

Cuando no todo es de color de rosa: ‘baby blues’ y depresión postparto

La depresión postparto

Han comentado...

  1. Ya mi eso ya me pilla lejos, pero no lo has podido describir mejor lo que se senté después de ser madre y yo me sentó muy identificada con todo lo que has dicho

  2. Preparaos, preparad vuestro entorno, pedid ayuda, …, pero preparaos para lo peor y sobre todo que tengáis suerte, mucha suerte con vosotras, con vuestro entorno, con las circunstancias y con la ayuda que podáis encontrar.

    (El resto del comentario me lo borró la web al dar error por no meter el email 🙁 )

  3. Tengo una niña de 11 meses, Mi embarazo fue muy bien el parto también aunque con forces. y SÍ yo creo haber sufrido depresión postparto, lo digo claro y alto y espero que con mi historia pueda ayudar a más mujeres a reconocer lo que les esta pasando. Bueno yo muchas veces me pongo a pensar que es lo que hice mal para que me pasase esto, pero por más que lo pienso no creo que hagamos nada mal, son una serie de acontecimientos que van pasando y quizas por ser tan fuertes y querer hacer las cosas bien nos desgastamos fisicamente. Todo empezó cuando en el hospital la matrona me agrieteó los pezones con una jeringa y el comienzo de la lactancia se me hizo un infierno, me dolía, me sangraban… veía a mi hija como lloraba del hambre que tenía y yo no era capaz de darle pecho, me trataban de tonta en el hospital por no ser capaz y me dijeron que no se me ocurriera darle biberón que con el tamaño que tenia de pecho tenía que seguir con la lactancia materna. Mi inexperiencia me hizo no coger el toro por los cuernos, ahora se que lo haría de otra manera. Una enfermera me facilitó un biberon y me sentí un poco mejor aunque con la culpabilidad porque durante el embarazo nos meten tanto en la cabeza que la lactancia materna es lo mejor y nosotras lo unico que queremos para nuestro hijos es lo mejor, sin ni siquiera llegar a pensar que no sea posible darselo. Una vez en casa, seguí intentando dar el pecho con pezoneras, con el saca leches…que tardaba una hora para sacarme 30 . Un horror, si sumamos a eso los comentarios de la visitas (que deberian estar prohibidas) ¿tanto tiempo para lo que te has sacado? Y encima la niña esta muerta de hambre…a mi se me caian las lagrimas. Del estress que me estaba generando el ver a mi hija mal no me subía el pecho, asi que mi marido fue y compró una lata de formula. En el momento que yo ví que mi hija se quedaba saciada me subió el pecho pero ya la leche me duró un día. A este epiosdio tengo que añadirle los comentarios de , tu hija no tiene colicos del lactante por que no es lactante no le das pecho, todo el mundo por la calle ¿le das pecho? Y yo no, pues eso es lo mejor deberias de darle….Al final llegue a pensar que era mala madre que todo había sido por mi culpa. Mi hija después tenía reflujos se levantaba todas las noches vomitando y yo asustada por si se quedaba asfixiada. Tras dos meses sin sormir tratando de averiguar que leche era la que le venía mejor, yo me fuí olvidando de mí, de comer, de descansar…etc. Hasta que me desgaste fisica y psicologicamente por todos los comentarios tales como si tu no estas para cuidar a la niña nos la llevamos nosotros, ya lo grande no nos importa solo lo pequeño, tu como no le das pecho no tienes vinculo con ella…etc Así podría estar todo el día escribiendo. Me dí cuenta de que no estaba bien cuando un día me quedé desorientada , no era capaz de retener información , no podía dormir…asi que decidí ir al médico y me dijo que tenía depresión postparto y que había sido muy valiente reconociendolo. Empecé mi tratamiento cuando mi bebe tenía tres meses. El proceso fue dificilisimo yo había momentos en los que pensé que se me iba a ir la cabeza, pero el momento en el que todo cambió fué cuando mi hija me buscaba a mi entre toda la gente, cuando solo se calmaba conmigo, eso me dio un respiro y pensé que todo lo estaba haciendo por ella y lo estaba haciendo bien. Ha sido durísimo, pero a los 6 meses al empezar a trabajar empezé a dejar las pastillas, estuve con una psicologa que me ha ayudado a sentir muy bien, me ha hecho ver que he sido fuerte y valiente. Puedo decir que estoy recuperada aunque hay veces que me pongo a pensar sobre esto. He aprendido muchisimo, todas las mujeres nos enfrentamos a esto aunque muchas traten de hacerte creer de que son perfectas y a ellas nada les pasa. Hay un cambio enorme en la pareja y creo que a todos nos pasa, y luego como mujer la vida nos cambia por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más