Side Area

Parto y suelo pélvico

Parto y suelo pélvico

El embarazo es ese momento en el que descubres que hay una zona que se llama suelo pélvico y, aunque es algo de lo que deberíamos estar más informadas, la realidad es que no es así (al menos en mi caso). Hoy nuestra colaboradora Raquel López nos habla de las complicaciones físicas más comunes tras el parto y nos da un consejo muy valioso, tengamos hábitos de vida saludables. ¡No os perdáis este interesante post!

fichas-raquellopez (3)

*Podéis seguirla en facebooktwitter e instagram.

Toda Malamadre recuerda perfectamente la recta final del embarazo, ese momento en el que te pones de parto. Cuando es tu primera vez sueles creer que te pones de parto días e incluso semanas antes del día señalado. Aún me río recordando cómo confundía gases y digestiones pesadas con el deseado momento. Y digo deseado porque sentirme como una auténtica res (por decirlo finamente) encima de la cama sin encontrar posición ni tener vida parental, me hacía desear profundamente ponerme de parto, y cualquier excusilla era perfecta para decirle al buenpadre que estaba de parto. Pero cuando llega el momento de verdad, lo sabes, y jamás volverás a tener dudas de ello en caso de lanzarte a ser bimalamadre o trimalamadre o locuras de estas que hacemos las mujeres.

Una vez llega ese momento de no dudas, te das cuenta del desequilibrio hormonal que tenemos, y es que pasas de la alegría de tener a tu criatura entre los brazos y dejar de sufrir todas las adorables consecuencias del final de embarazo, al “miedo” del parto, dolores y posibles consecuencias del mismo.

Cada parto es diferente, y seas primeriza o seas una auténtica experta con experiencia, todas pasamos por ese pequeño (o gran) momento de pánico al saber que ya, sí que sí, ha llegado el momento.

Y es entonces cuando empiezas a pensar que tu adorable buenbebé va a salir (con suerte) por una parte de ti (el ya cada vez mas famoso suelo pélvico), y que luego tendrá consecuencias que dependen de muchos y variados factores.

Este post va para todas esas Malasmadres primerizas, sin duda, ¡¡mis favoritas!!

Quiero tranquilizar diciendo que, en general, un parto sucede sin problemas, estamos “programadas” para ello. Pero es cierto que, a veces, pueden ocurrir algunas complicaciones que pueden acarrear riesgos para la madre, el bebé o ambos. Yo me voy a enfocar únicamente en las consecuencias físicas de la madre durante el trabajo del parto y tras el parto, haciendo hincapié, además, en la crecida moda de programar cesáreas y los problemas que acarrean.

Cada día es más normal leer o escuchar que las mujeres han decidido, junto a su médico, programarse un parto, es decir, inducirlo. Y no siempre es por motivos médicos. A veces es por cuestiones de agenda del médico o de los propios padres (para que el padre esté presente en el parto, por ejemplo).

Estas son las complicaciones más comunes que afectan físicamente a la futura Malamadre:

Cesárea

El trabajo del parto no avanza. En este caso, el cuello uterino no se dilata en el momento adecuado (o el momento que el profesional de la salud considera correcto) y se suministra medicamentos para acelerar el trabajo del parto que suele terminar en cesárea. Las cesáreas traen las siguientes complicaciones:

  • Son muchos los órganos que pueden infectarse, desde el útero, hasta la vejiga y los riñones.
  • Se llega a perder hasta el doble de sangre que en los partos vaginales.
  • Distensión, hinchazón y malestar de los intestinos por su ralentización.
  • La anestesia puede provocar complicaciones respiratorias y elevaciones abruptas de la presión arterial.
  • Periodo de recuperación más larga y más tiempo en el hospital.
  • Riesgo de posible operación por histerectomía, reparación de vejiga…

Hay que pensar un poquito y conocer los efectos de una cesárea para que empecemos a cambiar esta nueva ola de cesáreas programadas.

Parto con fórceps

Los fórceps son similares a dos grandes cucharas de ensaladas, y el médico las utiliza para guiar la cabeza del bebé por la vía del parto. Esto provoca desgarros graves en la vagina que provocaría una recuperación larga y dolorosa, y problemas para orinar o defecar, entre otras cosas.

Parto con ventosa

Como la palabra indica, en estos casos el médico utiliza una ventosa obstétrica para ayudar a mover al bebé a través de la vía del parto provocando desgarros en vagina y perineo. Las lesiones mas leves son las de la piel perineal y músculos del periné, son las mas habituales y las que no tienen apenas repercusión. Las más graves son las que afectan a los esfínteres.

El parto vaginal es la mejor vía de parto para la mujer y el recién nacido, ya que supone un menor riesgo de lesiones para ambos. Pero aún siendo vaginal hay un 20% de partos que causa alguna lesión perineal.

Es cierto que hay casuísticas que se escapan de nuestras manos, pero la mejor forma de evitar todo tipo de complicaciones es, como siempre digo, la prevención. Y esto se consigue preparando a la Malamadre antes del parto. Vamos a poner todo de nuestra parte para llegar al parto en las mejores condiciones y poder evitar lesiones y tener una pronta recuperación.

Es sencillo, buena alimentación, deporte, descanso y bueno hábitos. Aquí os dejamos un pequeño ejemplo de buenos hábito durante el embarazo para evitar dolores y llegar en mejores condiciones.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis tenido secuelas después del parto? Si tenéis alguna duda de cómo recuperar el suelo pélvico, Raquel estará encantada de responderos.

Mamifit llega a Málaga

Si quieres conocer el método Mamifit y encontrar la actividad que necesitas para estar en forma en el preparto y postparto pincha aquí. Si vives en Málaga puedes disfrutar también de sus actividades. Yeahhh!!

Si tienes alguna duda al respecto no dejes de escribir a nuestra colaboradora Raquel López.

24 Comentarios
  • Patricia Guerrero

    13 Septiembre, 2017 a 7:37 am Responder

    Hola yo aún tengo dolor del suelo pelvico, asumo que es eso, ni hijo tiene ya dos años 8 meses pero aún me duele tras algunas actividades las ingles y como en la mitad del pubis.

    • MAMIfit

      13 Septiembre, 2017 a 11:19 am Responder

      Buenos días Patricia, te recomiendo que sin duda busques a un especialista en suelo pélvico, una fisioterapeuta, porque tiene que mirar que te está pasando y ponerle solución. Si no conoces a nadie escríbenos y te derivaremos. info@mamifit.es. Un abrazo enorme!

  • Eva Bravo

    13 Septiembre, 2017 a 8:05 am Responder

    Raquel, muchas gracias. Superinteresante el post. Tomo nota de todos tus consejos.

  • Ana Belén Muñoz

    13 Septiembre, 2017 a 9:26 am Responder

    Un apunte solamente, por si no queda demasiado claro tras leerte.. Fórceps y ventosas se realizan a diario sin acarrear desgarros ni terribles consecuencias, que algunas leen este tipo de artículos y luego les dices que les tienes que ayudar con un fórceps y se te echan a llorar.. Tienen más riesgo de desgarro que un parto vaginal sin instrumental, pero en absoluto hay desgarros graves en todas, si no no los haríamos.

    • MAMIfit

      13 Septiembre, 2017 a 11:24 am Responder

      Así es Ana Belén. No lo he explicado correctamente. Muchas gracias por tu aclaración y gracias por la labor tan importante que realizáis los profesionales (intuyo que te dedicas a ello). Un abrazo, 😉

    • Elena

      13 Septiembre, 2017 a 10:31 pm Responder

      Totalmente de acuerdo, yo di a luz en julio de este año y tuvieron que usar ventosa porque el bebé estaba rogado. No me desgarraron nada ni me tuvieron que dar ni un solo punto, eso si, me había preparado haciendo el masaje perineal (se lo recomiendo a todas las embarazadas). El suelo pélvico si que ha sufrido más pero tampoco nada preocupante que no se recupere con ejercicios específicos

      Un saludo

  • Gloria Sanz

    13 Septiembre, 2017 a 9:52 am Responder

    Muy interesante tu artículo Raquel.
    Mi parto fue vaginal sin instrumental pero siento que mi suelo pélvico no está recuperado no tengo pérdidas de orina pero si noto la zona como muy debilitada.
    Me podrías informar Raquel d qué tipo de rehabilitación actividad física o tratamiento debería realizar para mejorar mi suelo pélvico?
    Muchísimas gracias .

    • MAMIfit

      13 Septiembre, 2017 a 11:26 am Responder

      Hola Gloria, sin duda debes buscar una fisio de suelo pélvico. Si no conoces ninguno escríbenos y te derivaremos al mejor de tu ciudad. info@mamifit.es. Un abrazo y ánimo, seguro que conseguimos solucionar tu problema. 😉

  • Celia V. Lopez

    13 Septiembre, 2017 a 10:07 am Responder

    Cuando me enteré que estaba embarazada toda mi “obsesión” era cuidarme para estar bien fisicamente, asistí a las cláses de Mamifit y, la verdad, de nada estoy más contenta. Después de tener a mi bebé fui a la revisión ginecológica y el doctor me dijo que tenía el suelo pèlvico cómo si no hubiera tenido ningún hijo…. por no decir de como me sentí bien físicamente durante y después del embarazo. El equipo Mamifit es genial, muy profesional y te hacen sentir bien contigo misma. Me he enterado hace poco que espero mi segundo bebé, y no veo la hora de volver a clases con Mamifit!

    • MAMIfit

      13 Septiembre, 2017 a 11:29 am Responder

      Hola Celia, Qué alegría leerte. La hora de volver a MAMIfit es YA. Nadie mejor que tu sabe que la recuperación es mucho mejor y mas rápida haciendo ejercicio durante todo el embarazo. Un abrazo y os esperamos con los brazos abiertos. 😉

  • Margarita

    13 Septiembre, 2017 a 10:20 am Responder

    Mi parto fue violentisimo con forceps, maniobra de kristeller y gran episiotomia. Me destrozaron literalmente, mi hija va a hacer un año y sigo de baja laboral. Gracias a la fisioterapia de suelo pelvico voy viendo la luz pero ha sido el peor año de mi vida. En mi caso necesitaban el quirofano asi que no estuvo justificado el uso de forceps porque ni a mi ni a mi hija nos pasaba nada asi que por favor a las nuevas mamis informaros bien de donde dais a luz y saber que teneis derecho de que os informen y os ayuden en vuestro parto y no lo contrario como a mi me paso.

    • MAMIfit

      13 Septiembre, 2017 a 11:31 am Responder

      Hola Margarita, cuanto siento leer tus palabras y ver que siguen sucediendo este tipo de acciones tan violentas… Un abrazo enorme. Disfruta mucho de tu pequeño tesoro. Si podemos ayudarte de alguna manera no dudes en escribirnos.

      • Eugenia

        15 Septiembre, 2017 a 2:11 pm Responder

        Margarita. Me gustaría compartir experiencias. Si te sientes con ánimo escríbeme a marugallego@yahoo.com

    • Araceli

      14 Septiembre, 2017 a 1:49 pm Responder

      Absolutamente de acuerdo. Mi parto fue inducido, con fórceps y episiotomía. En las dos semanas posteriores no podía sentarme ni estar de pie; tampoco controlaba los esfínteres. Poco a poco he ido recuperando la zona del suelo pélvico, con mucho esfuerzo y la ayuda de la estupenda Unidad de Suelo Pélvico de la Fundación Jiménez Díaz (mis saludos a las doctoras y fisios, son maravillosas). Pero dos años y tres meses después, sigo con pérdidas de orina y eso afecta ya no sólo a mis hábitos (no puedo salir a correr, como hacía antes), sino a un nivel emocional.

      Entiendo que no todos los partos instrumentales no tienen estas consecuencias extremas, pero me gustaría saber el porcentaje de los que sí las tienen. Estas prácticas están absolutamente justificadas desde el punto de vista científico y no cuestiono que ayudan a culminar con éxito los partos vaginales. Pero quizá habría que reconsiderarlas si los casos con secuelas graves en el suelo pélvico no fueran aislados. No soy experta y ante la disyuntiva de si preferir el riesgo de una infección grave por cesárea o la lesión del suelo pélvico, parece razonable elegir lo segundo. Pero lo cierto es que cuesta mucho recuperarse de estas lesiones y todavía no sé si se puede hacer totalmente.

  • Vanessa

    13 Septiembre, 2017 a 11:04 am Responder

    Hola, yo tuve mi hija en 2010 en un parto complicado que finalmente fue vaginal pero tuve desgarro tipo III ( y placenta acreta, aunque imagino que esto no tiene nada que ver). Desde entoces tengo perididas de orina al estornudar, toser o saltar. En la revisión tras la cuarentena, me dijo la matrona que mi musculatura estaba fuerte pese a las perdidas de orina. En 2014 tuve a mi hijo de nuevo por via vaginal, el parto fue mas rápido y sin complicaciones, pero mi hijo pesó 4,100 kls (mi hija peso 3,7),y volví a tener desgarro, aunque algo menor. Las perdidad de orina de esfuerzo sigueb exactamente igual qur desde que nació mi hija, lo que ha cambiado es que desde que nació mi segundo hijo, cada vez que tengo la regla, siento un dolor en la pelvis bastante fuerte cuando camino o estoy un rato de pie. Es una presión que se da cada menstruación el primer día y solo cesa cuando estoy sentada o descansando. No sé a qué puede deberse. No sé si estas pérdidas de orina tienen ya alguna solución. Muchas gracias

  • Celia Ojeda

    13 Septiembre, 2017 a 1:26 pm Responder

    Muchas gracias por el post. La verdad es que aunque cuando estas embarazada el suelo pélvico es algo que empieza a sonarte y empiezas a trabajar, lo que no se comenta del todo es que puedes tener un parto complicado y puedes tener perdidas de orina o dolores. Lo asumimos como normal, es tabú decirlo y a mi al menos el no poder decir “se me escapa el pipi o me entran unas ganas de hacer pipi brutales” me ha dolido mucho. Tuve un parto lento al ppo y rápido al final. Dilate de 2 a 9 en dos horas y mi bebé se quedaba sin oxigeno, así que le hicieron una prueba, de ahí unas espátulas, y de ahí un desgarro interno, porque por fuera solo dos puntos. Y aunque los primeros días fueron duros, fué más duro 8 meses más tarde cuando llegó el frio y me dí cuenta que no me aguantaba el pis. Y eso que había estado con una fisio y había recuperado. Así que tras un año haciendo hipopresivos y ejercicios de suelo pélvico y tronco en casa ahora temo al nuevo invierno, pero bueno veo la luz al final del túnel. Pero ya me dijeron que cero zumba, cero correr.. así que buscando otros deportes ando 🙂 Tenéis que hablar más de esto, hablar de que “no es normal hacerse pipi al estornudar”, ni el pipi de urgencia, que le pasa a mucha gente pero que se puede solucionar. Y que se tiene que normalizar. Muchas gracias por la labor que haceis.

    • MAMIfit

      14 Septiembre, 2017 a 1:20 pm Responder

      Hola Celia. Gracias por tus palabras. Claro que NO es normal, desgraciadamente es común, pero NO normal. Se tiene que poder solucionar. Seguro que este invierno todo sale bien. Un abrazo enorme y de nuevo gracias por tus palabras.

  • Mar Gregorio Alvarez

    13 Septiembre, 2017 a 1:32 pm Responder

    Hola! Soy Mar, mamá de 2 niñas. Dos embarazos sin complicaciones y dos partos geniales sin episiotomia, ni epidural, ni desgarros y la verdad bastante rapidos. Conocí a Raquel y Mamifit tras mi segundo parto y creyendo que por todo lo bien q me habia ido pensaba que me habia quedado y me iba a quedar, como si por mi cuerpo no hubiese pasado la maternidad….nada mas lejos de la realidad!! Mamifit me ayudó a que “todo volviese a su sitio” ni antes ni despues, a su ritmo y de la mejor manera, a veces por desconocimiento creemos q ponernos a hacer ejercicio cmo una loca solucionara el cambio q ha experimentado nuestro cuerpo y no es asi. Mamifit está muy enfocado a lo que necesitas, millones de gracias a Raquel y todo su equipazooo!!!!

    • MAMIfit

      14 Septiembre, 2017 a 1:21 pm Responder

      Gracias a ti Mar. tu eres uno de esos motivos por los que digo que tengo el mejor trabajo del mundo. gracias, gracias y gracias.

  • Nueve meses y un día después

    13 Septiembre, 2017 a 5:15 pm Responder

    Muy interesante. Mi primer parto fue con fórceps… no digo nada y lo digo todo. Con rehabilitación mejoró pero aún así… Bien es cierto que ahora hace 6 mesese que tuve al segundo pero no me hallo. Ja,ja, ja.

    • MAMIfit

      14 Septiembre, 2017 a 1:22 pm Responder

      Ánimo y a disfrutar de tu preciosa familia. Rodéate de profesionales que puedan ayudarte. Un abrazo.

  • María

    15 Septiembre, 2017 a 12:37 pm Responder

    A mí me dejaron con una bonita cicatriz que originó una incontinencia urinaria de esfuerzo. Mi experiencia fue tan horrible, tan humillante, tan frustrante… en una época en la que no existía el concepto “violencia obstétrica”, en la que a nadie se le ocurría informarte de que te iban a hacer una maniobra de Kristeller o te iban a cortar y mutilar sin motivo alguno, que toda esa experiencia fue el origen de este blog: https://www.ensuelofirme.com/

Comentar

X