Side Area

Los dulces también pueden ser saludables

Los dulces también pueden ser saludables

Tanto hablar del azúcar y de leer a nuestra querida Boticaria García ha surtido efecto. Rebeca de Torres, nuestra colaboradora en temas de cocina, ha revolucionado su recetario de postres y dulces y le ha dado la vuelta para que sean saludables. Hoy nos ofrece diez recetas de dulces para darse un caprichito que es el mejor remedio para una Malamadre con mucho sueño. Ahora lo que me hace falta es saber hacerlas… ¿Lo conseguiré?

* Podéis seguirla en @rbkdtorres o en su genial BLOG, no apto para golosos, donde encontraréis recetas estupendas para dejar boquiabiertos al personal. ¡Malasmadres a los fogones!

Desde que Boticaria García nos alerta acerca de los peligros del azúcar, intento controlar la cantidad que utilizo al cocinar. No diré que he prescindido de él por completo, pero es cierto que he reducido su uso de manera notable. Hace poco hice una prueba y eliminé la mitad del azúcar en una receta ‘normal’ de bizcocho. No sólo subió y tenía un aspecto estupendo, lo mejor es que estaba buenísimo. Lo di a probar a varios familiares y amigos y nadie supo decirme qué le pasaba.

Aunque todos los médicos y nutricionistas recomiendan controlar el consumo de dulces, se refieren, lógicamente, a los que incluyen cantidades ingentes de azúcar, harinas refinadas y grasas ‘malas’. Para demostrar que es posible darse un capricho sin hacer saltar por los aires sus recomendaciones, hoy os traigo Diez recetas de dulces saludables.

La primera es, sin duda, la que más os llamará la atención: una mousse de chocolate que sólo lleva el azúcar y grasa que aporta la fruta. ¿Eso quiere decir que podemos comernos un tazón enorme y no vamos a engordar? NO. Es sólo una alternativa más saludable a la receta tradicional. Esta versión, además, contiene grasas cardiosaludables y fibra soluble e insoluble (palabrita de la Boti). Y es apta para veganos, intolerantes a la lactosa y alérgicos al huevo. Además, para prepararla sólo hay que batir y batir hasta que se forme una pasta que quede cremosa y dejar enfriar unas horas. Vamos, que está al alcance de cualquier malamadre. Pincha para ver la receta paso a paso.

¿Quieres algo con menos calorías pero igual de resultón? Prueba a preparar una mousse de fresas. Lleva sólo cuatro ingredientes y nada de azúcar añadido (vigila bien la composición del sobre de gelatina). Sus únicas grasas proceden del yogur, que puede ser desnatado. Así que no hay excusas. Prueba a cambiar las fresas por piña y tendrás otra riquísima mousse para merendar o como postre. Pincha para ver la receta paso a paso.

Sin duda, la fruta es la mejor opción para tomar dulce. Si buscas algo especial, te propongo varias ideas. Las naranjas en su jugo son una estupenda opción de servir la fruta lista para comer de forma vistosa. Gracias a la hierbabuena, conseguiremos también que desprenda un aroma delicioso. En este caso, el trabajo se reduce a pelar bien la fruta y colocarla bonita en el plato. Así que no hay excusa para servirlo en casa, aunque sólo sea en ocasiones especiales. Pincha para ver la receta paso a paso.

Hay mil y una forma de disfrutar de las fresas, una de mis frutas favoritas. Ya sé que con nata montada, leche condensada o azúcar son una ricura, pero esta versión es tan sorprendente como sana. Hablo de las fresas maceradas, que se preparan picándolas en trocitos y dejándolas soltar su propio almíbar. No lo hacen ellas solas, necesitan un poquito de ayuda: una pizca de azúcar y unas gotas de un ácido que actuarán como desencadenante. Puedes usar limón o vinagre. Sí, vinagre. Antes de pensar “¡qué asco! ¡qué olor! ¡eso no puede estar bueno!” dale a esta receta una oportunidad y déjate sorprender. Pincha para ver la receta paso a paso.

Las manzanas asadas son otra forma clásica de disfrutar de un postre sano. En este caso, te invito a darte un capricho y acompañarlas con una crema de pistachos y azafrán. No es un plato tan fácil como los anteriores, pero sé que por aquí se esconden algunas malasmadres cocinillas. Y si no, siempre puedes pasarle la receta a la buenabuela. Éste es un postre tan bonito que sirve, por ejemplo, para prepararlo en Navidad o en ocasiones especiales. Pincha para ver la receta paso a paso.

Con el verano a la vuelta de la esquina, los helados son un gran peligro. O no. Porque hay opciones saludables para refrescarnos. Por ejemplo, los polos de yogur con fruta que podemos dar de merienda o de postre a nuestros hijos y acompañarles tomando uno. En este caso sólo tenemos que remover bien un yogur (si es griego quedará más cremoso, pero puedes usar incluso desnatado), añadirle un poquito de miel (para que al congelar no cristalice) y trozos de fruta. Prueba con frambuesas, arándanos, fresas, cerezas, piña, melocotón, albaricoque, kiwi o una mezcla de varias de ellas. Si no tienes polera y no quieres más trastos en casa, tranquila, usa vasos de plástico y palitos de madera que, además, puedes reutilizar. Pincha para ver la receta paso a paso.

Y si buscas preparar un helado saludable exprés, también tengo solución. La receta en este caso es de una chef de relumbrón: Carme Ruscalleda, pero es tan fácil que podrás disfrutar de un postre con estrella Michelín sin salir de casa siempre que quieras. Ella lo prepara de fresones y lo acompaña de una macedonia de fruta y unas galletitas muy finas y crujientes. Tú puedes elegir otras frutas de temporada, que sean carnosas (no sirven la sandía, el melón o la naranja, por ejemplo) y ajustar la cantidad de azúcar (incluso, prescindir de él si la fruta es dulce). Pincha para ver la receta paso a paso.

El yogur y la fruta sirven también como relleno de unas tartaletas de teff aptas para celíacos, que endulzamos poniendo plátano en la masa y un poquito de miel. Si no encuentras teff, un cereal que pusieron de moda algunas ‘celebrities’ y que está rodeado de ciertos mitos (como que no tiene calorías, algo totalmente falso) no te preocupes, puedes preparar las tartaletas con copos de avena y también quedarán ricas. Pincha para ver la receta paso a paso.

Aunque los expertos recomiendan consumir la fruta entera, frente a los zumos, smoothies y batidos, porque sacia más, aporta más fibra y el azúcar se asimila de forma más lenta; de vez en cuando podemos disfrutarlos. Si te gustan las frutas tropicales, prueba a preparar un somoothie de papaya, carambola y mandarina y déjate sorprender por su exótico sabor. Pincha para ver la receta paso a paso. O prepara un batido de fresas, plátano y naranja, perfecto para aprovechar unas fresas un poco blandas o un plátano demasiado maduro. Sólo tienes que pelar o lavar las frutas y triturar. Pincha para ver la receta paso a paso.

Si ya se te ha hecho la boca agua, anímate a preparar alguna de estas recetas de dulces saludables, estamos deseando ver tus fotos en redes sociales. ¿Por cuál vas a empezar?

Y vosotras Malasmadres, ¿qué receta saludable os gusta preparar? Esperamos vuestras aportaciones.

14 Comentarios
  • Anabel

    26 Mayo, 2017 a 9:32 am Responder

    Tienen una pinta fantástica y muy refrescantes! Todo en mesura es bueno.

    Gracias por las recetas y los consejos!

    Besos!

    Anabel

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 11:06 am Responder

      Muchas gracias, Anabel. Con recetas como éstas podemos darnos un caprichito y mantener una alimentación saludable.

  • Estefanía A.

    26 Mayo, 2017 a 10:20 am Responder

    Se me ha hecho la boca agua, Rebeca. Mil gracias por estas ideas dulces para poder darnos un capricho con mucha menos azúcar.

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 11:07 am Responder

      Gracias a ti, Estefanía. La verdad es que es importante cuidarse, no tanto por el físico, como por nuestra salud. Con estas recetas podemos permitirnos el dulce de vez en cuando. Besos.

  • Marga Soto Ramírez

    26 Mayo, 2017 a 11:30 am Responder

    Hola! Una duda, yo no veo bien este nuevo formato del blog, no sé si será mi ordenador… A alguien más le pasa?? Un saludo y muchísimas gracias por estos contenidos tan interesantes.

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 1:26 pm Responder

      Hola Marga, gracias por comentar. Yo lo veo bien, a ver si las chicas te pueden decir algo.
      Saludos 🙂

  • el bolsillo de Mamá

    26 Mayo, 2017 a 1:46 pm Responder

    Me ha encantado el post.

    Tenemos la idea preconcebida de que la comida sana es aburrida y, con post como éste, se demuestra que no. Que puede ser divertida, sana, variada y original.

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 6:23 pm Responder

      Muchas gracias. Cuesta cambiar de mentalidad, pero poco a poco nos vamos concienciando. Espero que las pruebes 😉

  • Silvia Díaz jaén

    26 Mayo, 2017 a 2:06 pm Responder

    Qué recetas tan ricas, fáciles y saludbles! Me he guardado varias en favoritas. Muchas gracias Rebeca!

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 6:24 pm Responder

      Hola Silvia, me alegro de que te hayan gustado. Nos encantará ver lo ricas que te salen. Besos.

  • qmariate

    26 Mayo, 2017 a 3:46 pm Responder

    Gracias Rebeca, me encantan todas tus propuestas porque son ricas y saludables, y ademas ¡vienen genial para estos calores! Tambien se agradece mucho el paso a paso. Voy a animarme con alguna.

    • Rebeca de Torres

      26 Mayo, 2017 a 6:25 pm Responder

      ¡Qué ilusión! Me encanta que os animéis a cocinar con mis recetas, intento detallarlas para que no haya dudas. Espero ver fotos, seguro que quedan genial 🙂

  • Tania

    27 Mayo, 2017 a 8:32 pm Responder

    Uy, que rico todo! Yo me animo a probar las recetas a ver que tal salen? Por cierto las fresas maceradas están buenísimas, yo las como desde pequeña gracias a la buenaAbuela!

  • Silvia Vega Pitarch

    28 Mayo, 2017 a 12:20 am Responder

    Me parece increíble que esto sea cierto pero realmente tiene una pinta que lo sea o no cualquiera dejaría el régimen de lado si le ponen delante estos platos. Mmmmm…

Comentar

X