¿Qué quieres encontrar?

2
¡SOS: quiero ser emprendedora!

¡SOS: quiero ser emprendedora!

La pasada semana os contaba cómo había sido mi aventura a la hora de emprender en el post ‘Cuando emprender es la única solución’ . En él os detallaba cómo renunciar me llevó a emprender y cómo había ido creciendo el Club de Malasmadres. Hoy contamos con Paz Gómez, coach de mujeres emprendedoras, que me ayudó a mí en este camino y que hoy nos habla de cómo superar los posibles obstáculos que podemos encontrarnos.  Con ella y María Andrés de la Oficina del Parlemento Europeo en España contaremos hoy en un Directo para hablar de emprendimiento y de la iniciativa #estavezvoto con motivo de las elecciones europeas del próximo 26 de mayo.

¿Quién dijo que emprender fuese fácil?

fichapaz-parlamento

Hoy en día parece que emprender está de moda. ¿Quién no tiene una startup y es CEO de algo? Aparentemente, parece que si todo el mundo emprende y tiene éxito es porque es algo sencillo. Sin embargo, la realidad nos dice todo lo contrario. Detrás de todos esos éxitos que se ven, no aparece todo ese esfuerzo que tiene que hacer frente a muchas barreras. Hoy voy a hablaros de ellas.

Están las barreras externas, que son aquellas que desgraciadamente no dependen tanto de nosotras. En España, según el informe anual de emprendimiento GEM ( Global Entrepreunership Monitor), en el 2017 los principales obstáculos para emprender han sido:

  1. Las políticas Gubernamentales ( 61,1%): demasiados procesos administrativos, altos costes de impuestos y demasiada burocracia.
  2. Acceso a la Financiación ( 50%): difícil acceso a la financiación pública y privada que hace que los emprendedores tengan que recurrir a la financiación de sus propios ahorros, familiares o amigos. Algo que no siempre es viable para todos…
  3. Normas sociales y culturales (25%): aún no existe cultura emprendedora en España. Persiste el miedo al fracaso y aún se fomenta la filosofía de mejor un trabajo estable y para toda la vida.

La existencia de más mujeres en la política o medidas que favorezcan emprender y conciliar, facilidad para pedir financiación, y comenzar a invertir en una nueva educación más emprendedora- son algunas de las medidas que ayudarían a aumentar el emprendimiento.

Ayudas del Parlamento Europeo para derribar las barreras externas

Para derribar todas las barreras externas de las que hablamos, el Parlamento Europeo tiene una serie de medidas destinadas a favorecer el emprendimiento entre las mujeres, unas ayudas que si no las conoces puedes descubrirlas aquí. Con ellas se pretende impulsar la cultura del emprendimiento y hacer más fácil el camino.

descargable-emprendedoras

El reto, ser mujer, Malamadre y emprendedora

Si te has perdido el directo sobre cómo emprender y de las ayudas existentes, no te preocupes Malamadre, puedes verlo completo AQUÍ.

Si eres emprendedora o tienes en la cabeza la idea de poner en marcha tu proyecto, no te pierdas el Directo que vamos a realizar hoy junto a la Oficina del Parlamento Europeo en España.

directo-parlamento

¿Qué otras barreras existen?

Para mí las más importantes, las internas, las propias que hacen llevar el enemigo dentro… No recuerdo la última vez que tuve un jefe, emprendí temprano tras dos años de experiencia por cuenta ajena. Desde entonces siempre he emprendido y he trabajado en mis proyectos. Al principio fue tan duro el proceso que desde entonces decidí ayudar a otras mujeres y emprendedores a que si decidían emprender su camino fuese más fácil. Desde entonces dedico gran parte de mi tiempo a acompañar mujeres a través del coaching y el mentoring en esta aventura de emprender.

Quiero compartir con vosotras, bajo anonimato, mis observaciones en estos últimos 13 años.

¿Por qué no emprendemos las mujeres?

En un 70% de los casos me atrevería a decir que se deba a la propia inseguridad y falta de confianza en una misma. Nos cuestionamos si somos o no capaces de asumir ese reto y tras decidir que sí , volvemos a dudar si tal esfuerzo merecerá la pena. El mayor esfuerzo al que se enfrenta una mujer emprendedora es el poder conciliar (porque emprender supone un estilo marcado, no nos engañemos, existe el 24×7, no hay jefes pero sí clientes que se vuelven jefes…). Vivir así supone encontrarse de nuevo con el famoso sentimiento de culpa por priorizarnos a ser emprendedoras en lugar de pasar más tiempo con nuestros hijos o apenas tener tiempo para la vida personal.

Suele ocurrir que la razón principal por la que emprendimos fue para “ser dueña de nuestra agenda, tener más libertad y tiempo, tener más dinero, hacer mis proyectos”… se convierte en todo lo contrario y esas expectativas desaparecen haciendo que gran número de mujeres abandonen sus proyectos emprendedores.

Por tanto, ¿qué podemos hacer para superar estas barreras?

En primer lugar, conocerlas. Saber cuáles son, identificarlas y no asustarse por ellas. Son propias del camino del emprendedor.

Os comparto algunas de mis recomendaciones para superar estas barreras y no perder la ilusión de emprender si es lo que realmente deseas:

1. ¿Quiero emprender? Más allá de cuestionarse si puedo o si seré capaz, si puedo…lo más importante es la PASIÓN. ¿Me apetece emprender y me ilusiona? Aquí hay que reforzar la confianza en una misma y escuchar su voz interior y no las de alrededor que se pueden convertir en “killers” y boicotear nuestra ilusión. LA PASIÓN abre puertas, no dejes de escucharla!

2. Gestiona tus expectativas. Te puede ayudar esta pregunta: ¿Para qué quiero emprender? Y anota tus principales motivaciones. Este ejercicio te ayudará a romper los famosos mitos del emprendedor y aterrizar tus ideas y expectativas para que sean viables.

3. Conócete a ti misma: es importante saber cuales son nuestras pasiones, nuestros talentos y habilidades pero mucho más importante la REALIDAD. La tendencia de las mujeres a posponerse, a cuidar de los demás, y no pararse a pensar en sí mismas es alta. A menudo, he observado lo mucho que tarda una mujer en contestarme a la pregunta : -“ y tú… que necesitas?”-. La realidad es muy importante, y si algo he aprendido es que de nada sirve trabajar las fortalezas y motivaciones sin antes ver y conocer la realidad personal de cada mujer. Por esa razón comienzo con el ejercicio de qué necesitas y qué es posible para ti en tu realidad.

4. Poner FOCO ayuda mucho y evita sorpresas y problemas. La viabilidad de tu proyecto es fundamental. Algo tan sencillo como horas que quieres trabajar, salario que te gustaría ganar y horario en el que podrías trabajar. Tener estos aspectos presentes reduce la tasa de abandono posterior.

5. Pide AYUDA: Piensa en la ayuda que crees poder necesitar para llevarlo a cabo. Puede ser económica, logística en casa, de pareja y busca aliados para los posibles barreras detectadas con anterioridad.

6. Infórmate todo lo que puedas , la información es poder y hace que vayas más rápido y segura. No nos enseñan a ser emprendedores y es un proceso que mejor estar informada. Actualmente existen páginas web especializadas, cursos on line y algunas sesiones gratuitos que organizan algunas startups y asociaciones de mujeres como ésta que te facilita información útil, no dejes de consultarlas!.

7. Ojo con la “ Titulitis”: algunas mujeres me insisten en que es mejor hacer antes varios másters, cursos para prepararse … y yo les digo que no. Que hay que estar especializada si así lo requiere el proyecto pero cuidado con engancharse a la formación y dilatar el empezar a emprender. Puede ser por miedo, por falta de confianza y otro título más no lleva a la seguridad. El mejor máster es el que haces todos los días con la realidad! Rodéate de personas que hayan emprendido y te cuenten cómo superaron las dificultades.

8. Mirada en lo positivo: Siempre digo que emprender es una carrera de fondo y que mejor no hacer sprints. Cuando emprendemos pasamos por lo que llamo la “ curva emocional del emprendedor”. Son distintas emociones asociadas a las distintas etapas.

9. Las dudas iniciales de emprender o no, la inseguridad a la hora de tomar la decisión, la anticipación de los miedos, vértigo al decir que si, ilusión al verte ya como emprendedora, pensar que vas a quemar el mercado con tus ideas y sientes adrenalina máxima, ver que no es fácil y toparse con los obstáculos y volver a la casilla de salida, conocer a alguien que quiera apoyarte y volver a subir, retomar la ilusión…y así constantemente. Ante dichos vaivenes emocionales dos consejos: Primero, aceptar que la vida del emprendedor es así y de nuevo no asustarse y segundo, en la medida de lo posible: mirada siempre en lo positivo. No saber qué te depara cada día y tener días distintos puede ser una gran aventura!

10. Más vale hecho, que perfecto: Existen varios estudios que confirman que las mujeres con respecto a los hombres, nos exigimos más y a la hora de emprender nos da seguridad tenerlo todo bajo control. Pues bien, hay que evitar el “parálisis por análisis” y dejar la perfección y exigencia por aprendizaje y experiencia, más útil y productivo!

11. Rodéate de emprendedoras: quizás emprendas en solitario o bien prefieras tener soci@s, sea como fuere, emprender puede resultar difícil y poder compartir tu experiencia con otras emprendedoras es muy enriquecedor y ayuda a superar dificultades y motivarse para alcanzar nuevas metas.

12. ¿Sabéis que pasaría si las mujeres superásemos todas estas barreras?

Que emprenderíamos más, que seríamos más visibles, que generaríamos más comunidades de mujeres para ayudarnos unas a otras, y lo más importante: que seríamos role models para otras mujeres.

Mi consejo final

No dejes de emprender por las barreras, puedes superarlas, las mujeres ante la adversidad nos hacemos más fuertes.

Y vosotras Malasmadres, ¿cuáles son las barreras os habéis encontrado a la hora de emprender: externas o internas?

Han comentado...

  1. Sin lugar a dudas, las barreras internas son las peores. El otro día de hecho, me decía mi marido: “deja de ponerte excusas y lánzate”. Y tiene razón, siempre hay algo que te desvía y que no “te permite” centrar toda tu atención a tu proyecto. Me encanta el consejo de conocer esas barreras, espero ser capaz de centrarme y lanzarme!!! Un abrazo malasmadres.

  2. Gracias chicas por el directo y por el post. Me he apuntado los libros para leerlos. Me he dado cuenta de que mi gran barrera para emprender soy yo, qué gran palabra “empoderarse”, tengo que dejar de boicotearme y pensar en positivo, luchar por mi proyecto y no rendirme aunque están siendo unos comienzos muy duros. Marta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más