Side Area

Yo concilio, tú concilias…

Yo concilio, tú concilias…

malasmadres_ficha_AmeliaCuando eres madre, todo tu universo cambia, en principio esto es obvio. Cambian tus prioridades, cambia tu forma de ver la vida y, mucho más allá, cambia la forma de llevar tu día a día. La vuelta al trabajo es, sin duda, lo que más me preocupaba cuando me quedé embarazada y lo que me sigue quitando el sueño.

En mi caso vivía en Madrid y allí desarrollaba mi profesión, pero surgió el traslado a Málaga, la ciudad de la que procedo, y a la vez terminaba el contrato que firmé por un año así que decidí dejarlo todo y volver. Desde entonces he estado en paro 4 meses más 4 de maternidad de los que disfruto y que, casualmente, se acabarán cuando mi hijo cumpla las 16 semanas. Aún no me he dado cuenta de lo que es ser madre, no he terminado de desenvolverme con total destreza en esto de la maternidad y ya me planteo comenzar la búsqueda de un puesto de trabajo.

La tarea me parece ardua, a punto de cumplir los 36 años con un bebé de meses, y aunque no haya dejado de trabajar desde lo 21, no creo que tenga los atributos perfectos para ser la elegida y más aún en la época de crisis en la que vivimos. He llegado a escuchar a empresarios decir con total libertad que prefieren contratar a mujeres libres de cargas y que no tengan previsto tener hijos porque son más productivas, no están dispuestos a asumir los costes derivados de mujeres que se quedan embarazadas ni de horas perdidas de otras, que ya son madres, que deban atender a sus hijos en momentos puntuales.

Las que ya tienen su puesto de trabajo y se reincorporan ya no son miradas de la misma forma e incluso se les exige más o se las aparta de las tareas que tenían antes asignadas. Si piden una reducción de jornada o una modificación de la misma la respuesta no es positiva aunque sigan desarrollando la misma labor. Con este panorama y unos horarios que, en algunos casos, ocupan tanto al padre como a la madre todo el día, la familia que has creado con tanta ilusión tiene que adaptarse al ritmo que nos impone la sociedad competitiva en la que vivimos.

La adaptación pasa por echar mano de la buenafamilia, de una guardería o, si puedes, de alguien a quien contrates. La conciliación laboral se convierte entonces en una utopía y la realidad en un caos, un pequeño cosmos que lo componen buenosabuelos que tiran de cochecitos con bebés, madres y padres que corren de un lado para otro, guarderías con niños a tiempo completo o personas en casa que te solventan la papeleta si una reunión se alarga o si hay que echar alguna hora extra.

Ante este panorama nada alentador nos queda esperar que se desarrollen políticas de conciliación porque a este paso la natalidad va a seguir bajando y nosotras descubriremos un día que nuestros hijos se han independizado y que casi no nos hemos dado cuenta.

Y tú, ¿concilias?

Malasmadres_diariodemalamadre_conciliar

167 Comentarios
  • carolina

    12 Mayo, 2014 a 8:35 am Responder

    Hola a todas. Estoy de acuerdo con que es un caos la conciliación, pero no se habla nunca de las ventajas de ser madre en el trabajo. Para empezar reduces la jornada, y te haces inmune durante 12 años!!! Para mi esto significa que yo que también soy madre y he decidido prosperar en mi trabajo, por lo que renuncié a la reducida al año, voy a salir antes de la empresa que una señora que se va a las 14.00 a su casa, produce menos y puede ser menos eficaz porque no pasa nada.
    Por otro lado tengo una hija, y se que por mucho que la forme, no la van a contratar con este blindaje de 12 años, que en lugar de ayudar a las mujeres va a hacer que nadie las contrate, precisamente por ser mujeres. Esa es mi opinión.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:16 am Responder

      Muchas gracias por mostrarnos tu opinión, enriquece el foro de debate. En ningún caso hablo por boca de nadie en diario de malamadre doy mi experiencia personal y lo que cuento es lo que he vivido y observado en muchos casos. A partir de ahí os pregunto si conciliáis y como lo hacéis para ver distintos puntos de vista, gracias de nuevo 🙂

  • Ángela

    12 Mayo, 2014 a 8:44 am Responder

    No me parece justo generalizar y dar por sentado que las empresas “miran de otra manera” a las mujeres que se incorporan tras la maternidad. Totalmente en contra de éso. Habrá de todo, pero no creo que sea lo que más abunde. Creo que es más nuestro prejuicio que la realidad y es un error incorporarnos a trabajar pensando que ya no me van a mirar igual. Éso lo único que genera es que al final las expectativas acaben cumpliendose, pero no por ciertas, sino por nuestra propia tensión hacia la situación en si. Vamos a terminar viendo “gigantes” cuando sólo son molinos”.

    Las mujeres afortunadamente tenemos derechos a los que acogernos tras nuestra incorporación, sólo hay que solicitarlos. Lo que sí creo es que como todo, los derechos deben ser solicitados de manera coherente. No podemos hacer del derecho un abuso (faltar al trabajo por ir al médico día sí, día no mientras el buenpadre no falta ni uno. Solicitar horarios que causen perjuicio claro a la empresa mientras el buenpadre sigue con su jornada de siempre…). Esta suma de hechos hace que nos metan a todas en el mismo saco.

    Sinceramente, creo que en este país la palabra conciliación está escrita en femenino, cuando debería ser neutra, de padre y madre. Mientras nosotras no seamos capaces de hacer entender que conciliar es cosa de dos, esto no va a ir por el buen camino. El buenpadre también tiene que poner su granito de arena.

    De acuerdo estoy contigo en que deberíamos tener una baja maternal de al menos un año (a repartir con el buenpadre, claro) y más opciones de cara a la excedencia, que está en mi opinión muy limitada. Pero es cierto que tenemos derecho a una reducción por guarda legal hasta que los buenoshijos cumplan 12 años, que ahí es nada…

    Saludos a todas!!!!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:22 am Responder

      Siento que pienses que estoy generalizando, todo lo contrario cuento mi caso particular y lo que he observado en mi entorno, al igual que el tema que traté de la lactancia lo que hago es dar mi opinión y abro debate para que contéis como lo veis y qué pensáis, muchas gracias por darnos tu visión y también pienso que los 4 meses de maternidad son escasos, en otros países llega al año y lo pueden compaginar padres y madres. 🙂

      • Angela

        12 Mayo, 2014 a 11:41 pm Responder

        Si lo vuelves a leer, verás que sí generalizas y sentencias (las que se reincoporan ya no se les mira de la misma manera, si piden reducción les dicen que no….). Sinceramente, no lo veo justo, y lo veo a diario.

        Veo a diario madres que han adaptado sus horarios y que han llegado a un consenso con su empresa. Aún no has empezado tu búsqueda de trabajo y ya tienes expectativas negras no, negrisimas de que traten bien. Mal vamos. Soy de la opinión que uno termina siendo presa de sus expectativas.

        Me encanta vuestro club, el tono de humor que mueve todo y cómo hacéis que nos riamos de nosotras mismas. Tenéis en vuestras manos mucho poder de conviccion por tener tanto público. Es por ello por lo que creo que debéis tener mucho tacto con temas tan serios. Es verdad que la situación actual no es buena y que hay cosas que podrian mejorar, pero también es cierto que tenemos una base muy sólida en cuanto a derechos consolidados.

        Lo que creo es que desde aquí no debemos fomentar el derrotismo, el pensar que no vamos a encontrar trabajo, que nos dan de lado. Es cierto que hay empresarios para todos los gustos, pero también hay mamás de todos los colores. Las hay que son igual o más productivas que antes (las que antes éramos productivas, ahora lo somos doblemente y en éso sí me atrevo a sentenciar) y las hay que les resbala todo (antes tampoco lo eran y ahí también me atrevo a sentenciar) porque saben que están blindadas. Y sí, estan blindadas. Quien haya dicho por ahí que no, no sabe de lo que habla, os lo garantizo.

        Y lo que los gobiernos deberian ayudar al empresario a contratar huecos que dejan las mamás por elección de turno, es muy bonito de decir pero muy complicado de hacer. Os pongo un ejemplo: imaginad que sois las dueñas de una ferreteria, teneis a una mamá que trabaja por las mañanas y a otras dos personas que cubren el turno de tarde. Por la tarde vendéis el doble que por la mañana. Ahora, una de las del turno de tarde tiene un bebé y os pide ir de mañana (todas siendo mamás queremos trabajar de mańanas) quedando dos personas por la mañana y una por la tarde. Qué hace el buenjefe? Según lo que he leido por ahi, el buenestado deberia pagar el sueldo de la persona nueva q se contrate por la tarde para así estar todos contentos. Porque si tiene que ser el ferretero el que pague el salario del nuevo, termina echando el cerrojazo. Y qué pasa si la tercera también tiene un bebé? A las dos le damos el turno de mañana y a esta no? Vuelve a pagar el estado el salario del nuevo? Tú como ferretera tienes que contratar a 5 cuando sólo necesitas 3?? Es viable éso en la época en la que estamos??

        Traducid el ejemplo de la ferreteria a cualquier empresa.

        En fin, soy madre, trabajo a tiempo completo, tengo un buen puesto con personas a mi cargo y hago malabares para llegar a todo. No he solicitado conciliacion porque no me lo puedo permitir pero ojalá pudiera porque yo, que no lo tengo, sólo veo ventajas.

        Y perdonar el rollo pero el tema me toca de muy cerca.

    • Rocio

      12 Mayo, 2014 a 9:40 am Responder

      Pues no todo es tan bonito como tu lo pintas, cuando nació mi hija solicite la reducción de jornada para hacer una jornada continúa de 6 horas por la mañana, ya que mi horario era partido. Les di la opción incluso de trabajar por las tardes desde casa y atender todas las llamadas que me pudieran hacer. Todo era óptimo y factible para la empresa y el puesto que desempeñaba. Pues bien, una semana después de comunicárselo, me llaman de rrhh para decirme que había disminuido el volumen de trabajo en la empresa y que me tenían que despedir, obviamente reconocieron despido improcedente y me indemnizaron con 40 días e incluso me abonaron el periodo de lactancia. Se que fue por quedarme embarazada, se que fue por solicitar lo que por ley me correspondía, estuve hasta las 38 semanas de embarazo trabajando con ciática 9 horas diarias, y mi premio fue el despido. Si, y digo premio porque llevo 2 años en casa disfrutando del cuidado de mi hija.

      • Ángela

        12 Mayo, 2014 a 9:53 am Responder

        Ese despido es nulo. Si hubieses solicitado la reincorporación te tendrían que readmitir, a no ser que tú hubieras preferido la indemnización.

        • carmen

          12 Mayo, 2014 a 12:03 pm Responder

          Creo que la conciliacion existe, pero no es facil (nada nada facil) encontrarla….
          Cuando me quede embarazada, estuve trabajando hasta casi dar a luz en el trabajo. Mi jefe me decia a diario que contaba conmigo a la vuelta, y que me comprometiera a ello. Cosa que hice, y qué ocurrio??? el mismo dia que me incorpore, zassss, a la calle. Si, despido improcedente, 45 dias, y ala, a casita…..(si, he leido por ahi arriba, que despido nulo, y que???? volveriais a un curro donde sabeis que os van a hacer la vida imposible????, yo no, gracias)
          Teniendo el niño 11 meses, encuentro un “maravilloso” trabajo, en el que no queria mujeres con cargas familiares, porque entonces no podiamos quedarnos a vivir alli dia y noche, por y para el trabajo….un añito dure en esa “extraordinaria” empresa, hasta que les dije que me casaba, y zassssss, ni incorporarme me dejaron del permiso….otra vez a la calle.
          Y ahora, gracias a dios, que ni me lo creo, he encontrado un trabajo en el que SI se concilia, la vida laboral y familiar. En la que tengo un horario como dios manda, para poder disfrutar de mi peque de 3 añitos toda la santa tarde y con un sueldo mas que decente.
          Y ahora, embarazada de nuevo, y aunque creo que estoy en el mejor curro del mundo, no os creais, que dados mis antecedentes, no tengo miedo de que me despidan, despues de encontrar la conciliacion real…..(ya veremos que pasa cuando de la buena nueva, ejjejeje)

        • Rocio

          14 Mayo, 2014 a 2:42 pm Responder

          A pesar de ser nulo y sabiendo que tras un juicio me tendrían que readmitir, también me advirtieron que si llegábamos a ese extremo, el despido sería alegando pérdidas en la empresa, y entonces me iría a casa de igual modo pero con la mitad de dinero.

  • Nuria

    12 Mayo, 2014 a 8:46 am Responder

    Conciliación? Eso no existe. Yo tengo una buenahija de 5 meses y al reincorporarme al trabajo todo fueron pegas. Encima me han apartado de cosas que hacía antes. He tenido que renuciar a parte de mi sueldo para poder pasar algo de tiempo con mi buenahija. Todo son carreras. Aunque todo compensa cuando llegan las 8 de la tarde y el buenpadre, la buenahija y yo nos vamos a pasear al parque.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:23 am Responder

      Muchas gracias por comentarnos, ánimo y a por el lunes, ya mismo dan las 8 y estás en casa 😉

  • Isabel

    12 Mayo, 2014 a 8:52 am Responder

    La conciliación en nuestro país es de traca, y ventajas ninguna. En mi caso pedí sólo una hora para así por fin tener una hora fija de salida… Por supuesto aceptaron, pero el cambio de mis funciones y acoso fue tal que tras un aborto (en mi opinión por el estrés al que estaba sometida) terminé firmando un acuerdo y “voluntariamente” me fui de la empresa a cuidar a mi pequeño.
    Ahora vivo en otro país y aunque hay mejores condiciones para la maternidad hay muchos inconvenientes y sigue existiendo el problema fundamental, si eres madre parece que supuestamente pierdes la ambición/fuerza/interés por trabajar y sólo quieres estar en casa acunando a tus pequeños. Adoro a mis hijos pero quisiera ser considerada como un profesional que además es madre y no al revés.
    En cualquier caso, es bueno discutir estas cosas para ver si poco a poco encontramos la mejor solución.
    Un besazo a todas las malasmadres!!!!!!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:25 am Responder

      Ese es también mi temor que por ser madre te vean como menos profesional. Gracias por pasarte. Un saludo!

  • miashy

    12 Mayo, 2014 a 9:07 am Responder

    Yo la verdad conciliar poco
    estuve trabajando cuando mi buenhijo mayor tenia un año y la verdadbun dia que se puso malo y tuve que llevarlo a urgencias fue una discursion con mi jefa , cuando se acabo mi contrato y ante la no necesidad economica de trabajar mi marido y yo decidimos que encargara de criar al buenhijo y empezar a pensar en aumentar la familia y encargarme yo de sus ciudados ya que no queriamos que nadie lo iciera por nosotros
    asi estuve dos años y medio y cuando decidi volver al mercado laboras despues del paron ante la necesidad economica que ahora di hacia falta , olas ya no encuentro trabajo , bueno si ahora llevo dos meses trabajando casi pero con una nomina de 60 euros y solo dos horas semanales y solo he encontrado eso despues de tres años y medio buscando trabajo asi que mi concilicion es efimera

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:26 am Responder

      La situación es complicada pero imagino que iremos evolucionado, o eso espero. Un saludo y gracias por tu comentario.

  • Cris

    12 Mayo, 2014 a 9:10 am Responder

    Os recuerdo, que la reducción de jornada hasta los 12 años, esta recién salida del horno y hasta hace apenas unos meses, sólo podías solicitarla hasta los 8 años… JA! Como sí a los 8 años, los niños ya pudiesen ir solos al cole o al médico. Ya era hora!! El próximo paso será conseguir esa baja maternal soñada, de un año…
    Quien dice que las mamás con jornada reducida están blindadas!? Hace un año, un ERE, se llevo por delante mi vida profesional, después de 12 años en la empresa; de los 4 que echaron mi departamento, dos, éramos mamás de jornada reducida, los otros dos, no tenían hijos… Casualidad!?
    Además, quien dice que las mamás de jornadas reducidas, rinden menos?? Yo entraba una hora antes y sacaba el mismo trabajo que los demás, todo lo contrario! Creo que rendimos el doble, porque encima te da la sensación de tienes que demostrar aún más, si cabe, tu valía y eso, es muy triste…
    Durante todo este año parada profesionalmente, no he dejado de buscar trabajo y se me cae el alma a los pies! Horarios demenciales, sueldos ínfimos y la sensación de tener que elegir entre ser madre o trabajadora; Ejemplo práctico: el próximo mes, empiezo un curso de la comunidad de Madrid para desempleados, que dura un mes y poco, tiene 500 h. De prácticas (hasta ahí bien) pero las prácticas se han de llevar a cabo en julio, agosto y parte de septiembre, en jornada de 8h y en el horario que dictamine la empresa, donde vaya a realizarlas, toma ya! Y que coño hago con mi hija, que a partir del 20 de Junio no tiene colegio???? Pues afortunadamente, tengo a los buenos abuelos que doran echarme una mano (dejándolos sin vacaciones, mira tu) pero otras mujeres, han tenido que desistir pq no tenían esa suerte, ni tampoco medios económicos para dejarlos en un campamento de verano (al parecer nos remuneran con hasta un máximo de 12€ diarios, de traca…) y esta el panorama para decir que no!! Así que, me siento atada de pies y manos, pensando que quizás, este sea mi último tren.
    Así que, si desde el principio no facilitan las cosas, que luego no se quejen de que la gente no tiene niños ni que cada vez, hay menos puestos de trabajo para las mujeres.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:30 am Responder

      Por supuesto, la situación en la teoría es muy bonita pero en la práctica ya es otra cosa. Los gobiernos deben apoyar a las empresas como lo hacen en otras muchas situaciones y es cierto que al ser madre te autoexiges más, excepciones las habrá pero como todo en la vida. Cuando estaba embarazada y trabajaba para que no pensarán que no daba el ciento por ciento como antes realizaba la misma labor y eso que suponía coger peso, etc…

  • Marta

    12 Mayo, 2014 a 9:10 am Responder

    Buenos días,
    para mi conciliar equivale a elegir.
    Es decir, es totalmente necesario que en esta sociedad en la que vivimos exista la posibilidad de trabajar un poco menos, llegar pronto a casa y poder ocuparse de la familia. Peor esa elección tiene un coste y hay que asumirlo…esta posibilidad de conciliar la tienen que tener tanto el padre como la madre.
    Pero hay que ser conscientes de que cuando llegue un ascenso o una subida de sueldo, pues lo normal es que el responsable de la empresa elija al que no concilia y tiene horario completo.
    Yo además soy de la teoría (poco políticamente correcta la verdad) que hay puestos de trabajo en los que no es posible cociliar por la tipología y el nivel de responsabilidad que suponen. Lo siento pero no me creo esas entrevistas en las que salen super mujeres directivas CEOs etc, diciendo lo bien que se organizan…se organizan sí, pero haciendo un sacrificio enorme y viendo a los niños un rato (cosa que me parece fenomenal)porque la tarde entrea con sus hijos no la pasan…Para mi hay que asumir una realidad: no se puede salir a las 3 de la tarde todos los días, ser alta ejecutiva y ganar un sueldazo. Lo importante es poder elegir.

    • Cris

      12 Mayo, 2014 a 9:16 am Responder

      Estoy contigo, Marta. O eso, o como mi antigua jefa, con tres niños pero con un marido económicamente megasolvente, que le permitía tener una interna y una chica que le recogía a los niños y encima la muy cafre( por no decir algo peor) te miraba mal y no entendía pq tenía que cogerme una reducción de jornada si ella, era capaz de “conciliar”…. En fin!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:33 am Responder

      Muchas gracias por tu opinión, hay mucho que mejorar en este país. Un saludo 🙂

      • Marta

        12 Mayo, 2014 a 10:45 am Responder

        Ahhh y efectivamente, creo que lo peor que le puede tocar a una es una Jefa sin hijos…
        las mujeres somos lo peor entre nosotras.

    • Alejandra

      12 Mayo, 2014 a 11:20 am Responder

      Totalmente de acuerdo contigo, Marta, aunque no sea políticamente correcto. Conciliar equivale a elegir, reorganizarse y replantear tus objetivos.
      Yo soy periodista y estoy especializada en salud y medicina, es decir, no soy corresponsal de guerra. Escogí aglutinar mi horario, marcado desde siempre por el presentismo y no por la productividad, un error de muchas empresas en este país.
      Redoblé mis esfuerzos para aumentar mi productividad para que nadie me pusiera pegas, pero a pesar de eso tuve que asumir que me enfrentaría a malas caras y reproches incluso por parte de compañeras que cuando han tenido hijos se han dado cuenta del plan.
      Finalmente, te das cuenta de que ese trabajo no merecía la pena, o al menos no tal y como está planteado. Reorganicé mi vida laboral para trabajar desde casa y para más clientes. Ser freelance tiene muchos inconvenientes sobre todo porque mi hija tiene problemas de aprendizaje, su padre ni siquiera aporta la manutención (de su dedicación y cuidados ya ni hablamos) y estoy sola para todo, pero también muchas ventajas, que es ocuparme de la educación y crianza de mi hija por completo.
      Eso sí, he tenido que renunciar a ser directiva, tener coche y visa de empresa, a viajar… la conciliación ha de ser para todos, tal y como escribí en esta entrada de mi blog de pataletas (http://marujaacelerada.blogspot.com.es/2010/12/conciliacion-de-verdad-y-para-todos.html) pero conciliar exige un cambio de mentalidad por parte de todos, empezando por nosotras mismas.
      Dicho esto, creo que las empresas que no favorecen la conciliación de sus empleados tienen una gran ceguera de la que es difícil que salgan.

  • Sonia

    12 Mayo, 2014 a 9:11 am Responder

    La verdad que es una cuestión complicada. Por un lado están tus derechos, pero es verdad que si tienes jornada reducida tu rendimiento no puede ser el mismo que otra persona con jornada completa. En mi oficina hay una chica que se va a las 3: se pierde toda la tarde, y en el sector en el que trabajo es clave, otra hace horario de 8 a 5, pero los clientes entre las 8 y las 10 aprox no existen, cuando a las 4/5 están preguntando cosas y pidiendote más, por lo que deja cosas a medias…

    Y todo esto afecta al resto de compañeros, hombres que también podrían irse a casa pero no pueden porque tienen que hacer trabajo pendiente, y mujeres que como yo no han cogido la jornada reducida y se ven haciendo trabajo extra porque otras sí lo han hecho.

    No sé qué es lo bueno o qué es lo malo, pero está claro que las acciones de uno afectan al resto, y a veces eso es problemático.

    Saludos a todas,

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:34 am Responder

      Pienso que los gobiernos tienen que apoyar a las empresas económicamente para que puedan suplir los huecos de las que deciden reducirse jornada y contratar otras. Gracias por pasarte.

      • Leyre BM

        13 Mayo, 2014 a 12:13 am Responder

        Me siento totalmente identificada. Soy una malamadre malagueña de 33 años, afectada por un ERE, con dos buenoshijos de 3 años y dos meses respectivamente y me pongo a sudar cuando pienso qué va a ser de mi vida profesional. Me encuentro reinventándome, reciclando mi inglés y cada vez más convencida de que mi única salida va a ser el autoempleo. Buena suerte…yo intento conciliar!

  • Sara Benavent

    12 Mayo, 2014 a 9:16 am Responder

    He incluido este testimonio en mi post porque le va como anillo al dedo #sermamaesunplus #medidasconciliación
    Dejo el enlace por si alguien quiere verlo: http://caminandoconmarc.blogspot.com.es/2014/05/reivindico-mi-derecho-ser-madre-y.html

  • Lola

    12 Mayo, 2014 a 9:18 am Responder

    No habrá conciliación total mientras los gastos de la conciliación corran a cargo de la empresa, soy mujer , madre y empresaria.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 9:36 am Responder

      Exactamente, siempre lo digo los gobiernos tienen que apoyar económicamente a los empresarios, mucho de ello pequeñas y medianas empresas con muchos gastos, para así poder facilitar los derechos de las mujeres que deciden quedarse embarazadas, etc.

  • noelia

    12 Mayo, 2014 a 9:20 am Responder

    Pues así exactamente así es como estamos, por desgracia nuestro panorama es desolador.
    En mi caso acordé con mi pareja que yo dejaría mi trabajo y un “tan preciado”contrato indefinido, puesto que él aun sin contrato estable tiene mas posibilidades de encontrar trabajos mejor remunerados…..eso es otro tema. Debo puntualizar que no podíamos contar con buenosabuelos y al vivir en una zona turística los horarios pues indecentes. Ahora vivimos en Alemania, aquí se quejan porque la maternidad son dos años y claro les parece demasiado….vamos que digo yo que entre lo mucho y lo poco habrá un término medio….o mejor dicho en ese medio deberían estar los derechos de las mujeres( u hombres) a elegir….

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:26 am Responder

      Eso pienso yo debe haber un término medio. Un saludo y gracias por comentar 🙂

  • Jessica

    12 Mayo, 2014 a 9:31 am Responder

    Conciliar? Cuándo me reincorpore de mi baja maternal (hace sólo 1 mes) me estaban esperando para proponerme una “salida” conciliada de la empresa (multinacional Europea) se supone que entienden de horarios europeos, y eso que ni pedí jornada reducida ni horario especial,… Hoy disfruto de mi primer día en el paro y de búsqueda de oportunidad laboral…. Al final la única opción es tirarme a la piscina y ser mi propia jefa!

    Buen lunes a todas!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:28 am Responder

      Pues sí, al final una se plantea ser su propia jefa. Siento mucho lo que te que ha pasado, yo también estoy en el paro… Gracias por comentar 🙂

  • Silvia

    12 Mayo, 2014 a 9:33 am Responder

    Hay una cosa que esta clara si no tenemos hijos,cosa que molesta y mucho en los trabajos,¿Quien va a trabajar y pagar las pensiones en in futuro?Mi pequeña ha cumplido un mes ahora y cuando dije en mi trabajo que estaba embarazada las caras de mis jefas fue un poema.Pedi,porque sé que no querían que me redujera, entrar una hora antes y quitarme los 45` de comida para recoger, cuando me incorpore a la niña ,antes de la guarde y me dijeron que no.Lo más gracioso que hay compañeros en mi empresa que hacen el mismo trabajo que en mi departamento, y si tienen ese horario.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:30 am Responder

      Es increíble lo que cuentas, hay que trabajar en muchos sentidos para que esto cambie. Gracias por pasarte 🙂

  • Silvia

    12 Mayo, 2014 a 9:41 am Responder

    Básicamente en vez de seguir atrasado la edad de jubilación que fomenten la natalidad y para eso necesitamos pasar tiempo con nuestro hijos.Es muy triste que mi pequeña vaya a pasar en la guardería 10 horas diarias con tan sólo 6 meses y aun así tengo suerte pq acumule horas en el embarazo y voy a dejarla un med más tarde.Se me rompe el corazón cada vez que pienso que seguramente me pierda la mayoría de sus primeras veces en muchísimas cosas.La alternativa a esto hubiera sido no tener hijos que es lo que nos impone la sociedad pero no estoy dispuesta y económicamente tenemos que trabajar los dos.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:31 am Responder

      Tu situación es la de muchas pero aquí no vale el mal de muchos, consuelo de tontos. Ánimo y gracias por contarnos tu situación.

  • Leticia del Corral

    12 Mayo, 2014 a 9:55 am Responder

    Yo tenia antes de ser madre un puesto de directiva. Tenia que viajar casi semanalmente. Cuando tuve mi primera hija solo consegui hacer un viaje y fue horrible (sacandome leche en el baño del avion y en las reuniones) asiq mi marido y yo tomamos la decision de que yo cogiera un paron de un par de años y la verdad es la mejor decision que he tomado nunca!!! Se que soy una peivilegiada ya que me puedo permitir estar a tiempo completo con mis hijas. Yo tambien creo que la conciliacion en españa es un chiste tanto para mujeres como para hombres y seas madre o no. Porque trabajr de 9 a 7 de la tarde a mi no me parece vida para nadie (tengas o no hijos) en el resto de Europa salen a las 17:00 en la mayor parte de sitios y lo que es mas, te miran mal si no sales a tu hora..

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:33 am Responder

      Pienso que en este país hay mucha cultura de calentar el asiento, en menos horas se puede realizar un trabajo muy efectivo al mismo nivel.

  • Madre Primeriza

    12 Mayo, 2014 a 9:58 am Responder

    Carambolas de la vida, a pocos meses de tener a Emma tuve la entrevista del puesto de trabajo de mi vida (y yo encajaba como un guante). Sin embargo, la segunda pregunta de la entrevista fue: “Gessamí, en confianza, ¿casada, soltera, hijos?”. A partir de la respuesta, el jefe dejó de escuchar el resto de la conversación que mantuvimos. Tampoco escuchó que si conseguía el puesto, maridín dejaba su trabajo para cuidar de la fiera porque era EL TRABAJO de mi vida. Maldito bastardo. Y no creo que esta anécdota sea una anécdota aislada, más bien la tónica general de nuestra desigual e injusta sociedad. Por lo que ¡a reinventarse y reinventar la sociedad toca!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:35 am Responder

      De anécdota nada, sucede diariamente. Gracias por contarnos tu historia. Un saludo 🙂

  • Ail

    12 Mayo, 2014 a 10:01 am Responder

    A mí los problemas en el trabajo me amargaron el final del embarazo y la vuelta tras la baja.
    Y mi jefa también era mujer.
    Me han recolocado en un puesto en el que cobro menos (ya que antes tenía unos incentivos que he dejado de percibir)
    No puedo pedir jornada reducida, ni dejar de trabajar.
    Y tengo una depresión que va en aumento, me levanto cada día con angustia y tampoco puedo gastar ahora 50 euros a la semana en un psicólogo ni estar de baja.

    Jamás podré arrepentirme de ser madre, y, por desgracia, me gusta mi trabajo.

    Pero me han ahogado en lágrimas en lo que debería ser la mejor etapa de mi vida.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:21 pm Responder

      Aunque es difícil necesitamos el trabajo para vivir y a veces debemos pasar por situaciones así. Te mando todo nuestro ánimo. Gracias por contarnos.

  • Loqueven

    12 Mayo, 2014 a 10:06 am Responder

    ¿Que las madres con jornada reducida rinden menos?
    Vaya, ¡pues muchas gracias! Yo trabajo una hora menos que antes y saco el mismo trabajo adelante. Al menos en mi pueblo (o en la RAE), cuando con menos tiempo se hacen las mismas cosas o mas, significa que la productividad/rendimiento ha aumentado.
    Eso sí, cuando reduces jornada el sueldo baja proporcionalmente a las horas que trabajas. (independientemente de que sigas sacando las mismas cosas adelante)
    ¿Que están blindadas? Yo trabajo en RRHH y se de buena tinta que éste blindaje te lo puedes saltar a la torera de mil maneras. También podéis googlear “despido al reincorporarme de maternidad” y ya veréis que fiesta de blindajes..
    Si tan bonita fuera la vida de la madre que pide reducción de jornada todas la pedirían y ninguna renunciaría a éste derecho.
    Por el simple hecho de tener jornada reducida ya eres diferente y lo diferente muchas veces molesta. Es fácil ver como otras mujeres, compañeras y madres ya te miran con malos ojos por eso de que a las 14h te marchas y adiós muy buenas que como estás blindada no te pasa nada.
    El principal problema que tenemos a la hora de conciliar es que en éste país los horarios son tan extensos que de poco sirve, a nivel profesional, que tu como madre puedas salir antes si el resto de compañeros trabaja hasta mucho más tarde.
    Hace falta en primer lugar un cambio de mentalidad y que dejemos de pensar que cuantas más horas estas calentando el asiento más trabajas, y por supuesto horario Europeo ya: Entrar todos mas temprano, menos tiempo para comer y así salir antes. De ésta manera las madres que reducen su horario no serán tan diferentes y “no producirán menos”

    ¿Si por salir pronto eres poco productivo? ¿Que es lo que pasa en éste país los viernes y los meses de verano? Conciliar no es sólo salir pronto para poder atender a tu familia. Conciliar es que el impacto de poder atender a tu familia no destroce tu carrera profesional (y viceversa).

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:55 am Responder

      Eso es como decir que con la crisis y los numerosos ERTE y ERE que se han producido se rinde menos, en mi vida laboral he vivido esta situación varias veces y se trabaja más porque haces el mismo trabajo de 8 entre 4 personas. Cuando eres madre exactamente igual y repito excepciones las hay en todos los trabajos y con todos los trabajadores no exclusivamente madres. Un saludo y gracias por opinar!

    • Almu Menuda Manada

      13 Mayo, 2014 a 8:25 am Responder

      Exactamente. Estar menos horas en tu puesto de trabajo no significa trabajar menos o rendir menos. Yo no tengo reducción, no la quiero, porque tengo la suerte de trabajar en un sitio donde me permiten conciliar. No gano mucho pero me da una flexibilidad y una calidad de vida que creo que no se paga ni con todo el oro del mundo. Pero veo gente que sí ha pedido reducción y se deja los cuernos por sacar su trabajo adelante. Incluso se llevan trabajo a casa para seguir mientras la manada duerme.

      Por supuesto las cosas no son blancas o negras, pero por eso mismo no se puede soltar que una madre con reducción produzca menos y sea menos eficiente.

      A ver si es que somos unas jetas y no me he dado cuenta… y al final vamos a tener que pedir perdón por ser madres… lo que hay que leer..

  • Nuria

    12 Mayo, 2014 a 10:10 am Responder

    Hola,
    Pues yo he de decir que me siento afortudad, cuando notifique el embarazo lo hice con mucho miedo por lo que me pudiera pasar y al contrario, todo fueron felicitaciones, la unica obseion que tenian era que les confirmara si haria reduccion de jornada al reincorporame, al decirles que si, me propusieron cambiarme de departamento a un puesto creado para media jornada, la verdad no lo vi un mal arreglo, ya que ni yo no tengo prisa para ampliar jornada ni hay presion en la empresa para que lo hago.
    Con el tema de la reduccion, casi nos lo juegamos a los chinos mi marido y yo, pero debido a que el gana bastante mas que yo…..
    Referente a los permisos de medicos, he de decir, que en general vamos juntos el buenpadre y yo, aunque para evitarlos hemos solicitado el cambio a un pediatra de tarde.
    Y eso si, conciliamos gracias a la supermegamaravillosa abuela, que cuida al pequeño skywalker por las mañanas,
    Eso si, el año que viene con la guarderia, ya veremos como nos arreglamos.
    Así que en general no me quejo….

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 10:56 am Responder

      Me alegro de que haya casos como el tuyo, gracias por contárnoslo!

  • Mamá

    12 Mayo, 2014 a 10:11 am Responder

    Cuando deje de tener miedo, os contaré mi experiencia.

    Lo peor de todo es que han conseguido que tenga miedo de quejarme, y no puedo irme ahora al paro a dar tumbos….

    • Lauraenparis

      12 Mayo, 2014 a 9:31 pm Responder

      Que no te amilanen. Se lo que vives, lo se, no les dejes que se metan en tu cabeza, que te hundan, que pienses que no tienes valor porque es una técnica, te deprimen y te destruyen. Tu lo vales, lo vales. Por mucho que ellos intenten hacerte creer lo contrario. Y habla, cuenta, a quien tu quieras, a conocidos o desconocidos, escribe y publica o no pero sácalo de ti, ese veneno que te han metido, sácalo. Los impresentables son ellos y los que deberían callar también. Y no estas sola, por desgracia, no lo estas. Un abrazo muy grande.

      • Mamá

        12 Mayo, 2014 a 10:47 pm Responder

        Muchas gracias Laura,
        Sí, tengo miedo de que mi experiencia llegue a oídos de mis jefes. Porque encima parece que tengo que dar las gracias. Sé que es bueno contar, y cuento con mucha gente… Pero tengo que pasar página, olvidar y dedicarme a mi niño. Aunque cuesta y duele, duele mucho.

  • Alicia

    12 Mayo, 2014 a 10:23 am Responder

    hola,
    yo también soy de las que creo que queda muchísimo por hacer en cuanto a legislación y aceptación de conciliación en la empresa y que cada empresa y cada caso es un mundo (y os aseguro que en la mía, esto no es fácil), pero también creo que muchas veces somos nosotras mismas las que nos ponemos los obstáculos y hacemos las cosas aún más difíciles.
    soy #malamadre, por vocación, que podría decirse desde hace casi 9 meses: adoro a mi hija pero no quiero abandonar mi faceta como mujer y trabajadora y aunque la vuelta no ha sido fácil, hasta ahora los límites para viajar y otros menesteres me los he puesto yo misma y sinceramente si de alguien he oído críticas ha sido de otras mujeres. Echémonos un cable, chicas!

    Me encantáis!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:23 pm Responder

      Has dado en clavo, son las propias mujeres las que critican a otras, lo he vivido y es así. Pienso como tú deberíamos echarnos un cable. Un saludo 😉

  • Mari Paz López

    12 Mayo, 2014 a 10:27 am Responder

    Hola! no quería dejar pasar la oportunidad de daros mi opinión aunque mi hija tiene 17 años ya. La situación laboral ha cambiado drásticamente en estos últimos 15 años. Las madres y padres tienen más ventajas sociales que están establecidas por ley, pero se pueden realmente implementar libremente?. Yo ni me hubiese podido plantear coger un año para estar con mi hija, ni una jornada reducida en aquella época. Estaba super mal visto y prácticamente te estabas buscando el despido. Pero si es cierto que a nivel laboral todo estaba más relajado, trabajábamos, pero una vez terminabamos nuestra jornada nos olvidábamos. Los primeros móviles (inmensos por otra parte) empezaban a aparecer y casi nadie los tenía. El correo electrónico empezaba a tener presencia y no existia la connectividad que tenemos nosotros ahora. Era más facil conciliar tu vida laboral y profesional porque cuando te ibas del trabajo te olvidabas todo. Ahora eso ya no es posible. Se espera de ti que estés pendiente del correo hasta en tu tiempo libre, los portátiles son perfectos para que puedas trabajar en casa y los moviles para que te puedan localizar en cualquier momento. Si ahora conciliamos o creemos que conciliamos, pero lo que es verdad que es a costa de sufrir mucho, pasar sueño ya que sigues trabajando cuando tus hijos se acuestan, etc. La palabra conciliación es muy bonita pero yo la cambiaría por flexibilidad, creo que ahora podemos ser más flexibles, pero si trabajas por cuenta ajena, falta mucho para que realmente sea una conciliación sin que realmente te pase factura en el plano personal. Pero sólo es mi opinión. Saludos.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:25 pm Responder

      Pues muchas gracias por tu opinión, cierto es lo que dices que no se desconecta, llegas a casa y los e mails, el móvil, se pide mucha dedicación. Un saludo. 🙂

      • Almu Menuda Manada

        13 Mayo, 2014 a 8:33 am Responder

        Creo que Mari Paz ha dado en el clavo: la flexibilidad es muy importante y mejorarían mucho las cosas. Hoy por hoy, con una hija de 2 años, me apaño con la flexibilidad, sin necesidad de reducción. Ojo, que no digo que quiten la reducción, solo que si fueran más flexibles creo que las cosas irían mejor para todos.

        Donde yo trabajo tenemos flexibilidad TODOS, no solo las madres, y se nota. La gente está más contenta, trabaja un montón, se implica en el trabajo y si hay épocas de más trabajo en las que hay que quedarse lo hacen encantados porque luego tienen la contrapartida: si te tratan bien, tú también lo haces. Esa es mi experiencia personal.

        Y sí coincido en que los trabajadores por cuenta ajena lo tienen mucho peor. Desde luego las amigas que conozco así… pufff, pobres…

  • Gracia

    12 Mayo, 2014 a 10:39 am Responder

    Hola!
    Después de 4 años de parón me reincorporo a la vida laboral en 2 semanas. Debo decir que para mí ha sido un parón buscado y casi forzoso y que ha sido agridulce.
    Tuve a mi primera buenahija en España y junté todo lo que pude para quedarme con ella hasta los 6 meses, hasta me casé!
    Trabajaba en publicidad, con esos horarios imposibles y dedicación casi exclusiva y mi jefe pensó que volvería al mismo ritmo. Al ver que no sería así y quería jornada reducida…
    En fin, mi ya marido investigador (sí me gusta el riesgo) acabó la tesis y nos fuímos a la aventura de la, cómo lo llaman?, ah sí, “movilidad exterior”. Después de 6 meses estaba desesperada. Sola, aislada pero disfrutando y padeciendo a partes iguales a mi buenahija. 24 horas/día durante 2 años con un niño dan para sentir todos los estados de ánimo y sentimientos…
    Al ver que era imposible encontrar trabajo, decidimos tener otro bebé y reincorporarme con la familia formada a la vuelta. Pero después de la primera expatriación ha venido la segunda. Ahora con dos niñas pero un país más fácil.
    Superada la sensación de estar desfasada, fuera del mercado laboral, de sentirme sólo madre, y el cargo de conciencia por no querer seguir cuidando a mis hijas en casa y querer trabajar. En menos de un mes, he encontrado trabajo.
    Mis buenashijas tienen ya 2 y 4 años y ahora me enfrento al terror de la conciliación. Trabajaré de 9h. a 5,30h. y el cole acaba a las 13,30h. ¿Cómo lo veís? Según mi experiencia, hay un complot mundial para que los padres siempre tengan pagar un extra después del colegio, vivas donde vivas. El la penitencia por no quedarnos en casa a cuidar de ellos.
    Yo la pagaré, porque necesito desalienarme. Que me llamen por mi nombre, no sólo mamá o la mamá de…, definitivamente soy una malamadre pero necesito trabajar fuera de casa para volver a disfrutar en ella 😉

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:28 pm Responder

      Gracias por contarnos tu historia, la verdad es que trabajos como el de la publicidad es muy sacrificado porque no hay horarios. Me alegra saber que has vuelto al mercado laboral. Saludos 🙂

  • Marta

    12 Mayo, 2014 a 10:40 am Responder

    La injustica es que existan una serie de medidas establecidas y que no se puedan aprovechar. Y que a alguien que pide reconducir de jornada se la nieguen. Eso es un derecho que no se puede quitar.
    Efectivamente habría que suplir las horas de una jornada reducida contratando a alguien (que para eso alguien con reducción de jornada gana menos). Peor eso no se hace y eso lo que se debería vigilar.
    Estaría bien contra con la opinión de mamis de otros paises a ver como se hace.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:40 pm Responder

      Exacto deberían contratar alguien para suplir a quien reduce la jornada. Gracias por ofrecernos tu punto de vista, 🙂

  • nosoyunadramamama

    12 Mayo, 2014 a 10:41 am Responder

    Este tema lo he abordado dos veces en mi blog el último mes porque la cosa es tremenda. Uno tras ver un vídeo, que os recomiendo, en el que una madre se encuentra con la cruda realidad de volver a trabajar tras un tiempo dedicada a sus hijos http://nosoyunadramamama.com/2014/05/01/ser-madre-es-un-plus/
    Y otro post que escribí a raíz de una noticia sobre el cuidado de los menores de tres años http://nosoyunadramamama.com/2014/04/07/el-cuidado-de-los-hijos-en-quien-recae/
    en los dos creo resumir bastante bien la realidad de las madres y el trabajo en este país!!!

  • Beatriz

    12 Mayo, 2014 a 10:43 am Responder

    Ha sido una oleada de energía leer todos estos comentarios y experiencias, todos muy enriquecedores. Me he sentido identificada con muchos de ellos, ha sido como leer mi propia historia, y me ha alegrado ver que hay una oleada cada vez mayor de mamás profesionales a las que la sociedad no les deja encajar en el mundo profesional que reivindican su sitio y que tienen ganas de que las cosas cambien.

    No es mucho, pero es algo. Tenemos blogs, tenemos voto, tenemos muchas maneras de reivindicarnos y luchar por lo que es justo. ¡Hagamoslo! Enhorabuena a Malasmadres por la iniciativa.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:48 pm Responder

      Muchas gracias por seguirnos y dar tu opinión, hay muchas cosas que cambiar 😉

  • mamina

    12 Mayo, 2014 a 10:52 am Responder

    Hola,
    Cuando tuve a mi primer buenhijo pedí reducción de jornada… ningún problema, pega o similar. Cuando llevaba ya 5 meses así me sorprendió un comentario de mi jefe: “a ver cuando te reincorporas totalmente!!!” y tonta de mi lo hice… que hubiera ocurrido si hubiese seguido con mi reducción? no lo sé, pero sospecho que me hubieran apartado de mi cargo al frente de un departamento.
    Ahora, después de un despido, paro, una oposición, soy funcionaria (guay! jajajaja, eso pensaba yo) y conciliar se me hace cuesta arriba, porque mi horario es el contrario al de mis hijos.
    Algún día espero poder cambiar, pero promocionar en la pública es mucho más difícil que en la privada. Mientras ésto ocurre tiro de benditaabuela y de una persona que se encarga de buenoshijos.
    Un tema también fundamental y totalmente relacionado con la conciliación en nuestro país son los horarios IRRACIONALES que tenemos, no son normales y en muchos casos obligan a la gente a permanecer 15 horas en su puesto de trabajo porque se para 2h a medio día para comer…

    Saludos

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:51 pm Responder

      No se trabaja más por estar más horas sentados, si se supervisara mejor la labor de los profesionales nos daríamos cuenta que sin perder tiempo se puede ser igual de eficaz en menos tiempo. Un saludo!

  • Matronaonline

    12 Mayo, 2014 a 10:54 am Responder

    La conciliación no existe, ¡¡son los padres!! (o en su defecto guarde)

    Estoy de acuerdo en que no se puede generalizar, pero me es complicado encontrar mujeres en mi consulta que me digan que en la empresa se lo ponen fácil, la verdad. Hay muchos abusos, es cierto que no pueden echarte si solicitas reducción de jornada, pero también es cierto que en la mayoría de empresas, aun reduciendo el horario a la mitad, pretenden que te las apañes como sea para sacar el mismo trabajo que con jornada completa (eso sí, cobrando la mitad, of course!), te apartan de proyectos, pierdes oportunidades de promoción… Hasta he tenido mujeres a las que les descontaban del sueldo una hora de trabajo cada vez que tenían que ir a consulta. ¿Ilegal? sí, pero tal y como está el patio, muy pocas se atreven a defender sus derechos por vía legal.
    Esto suponiendo que se tenga trabajo, que si no se tiene… os dejo un vídeo que vi ayer que me parece genial:
    http://lavozdelmuro.com/intento-volver-a-trabajar-tras-haberse-dedicado-a-criar-a-sus-hijos-el-final-es-estupendo/#

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:55 pm Responder

      Muchas gracias por entrar a opinar de nuevo, he visto el vídeo y me parece genial. En los trabajos que he tenido he vivido todo tipo de situaciones con compañeras que no han sido respetadas cuando han pedido reducción de jornada. Un saludo 😉

  • Mamen

    12 Mayo, 2014 a 11:07 am Responder

    Si yo concique? conciliar? eso que es? 😉

    Lo intento… y lo consigo he de decir, pero muy a mi pesar, o más bien con muchos pesares. Ya que el único trabajo que he podido conseguir no me llena ni me motiva, peeeero, trabajo sólo de mañanas, cotizo y cobro todos los meses. Como me de por quejarme igual me lichan 😉

    Tengo dos niños, una de cuatro años y un bebé de 10 meses, he tenido que contratar a una mujer para que me cuide al bebé mientras yo trabajo y prácticamente todo mi sueldo se lo pago a ella. Así que hay veces que me planteo si me compensa trabajar o no.

    Pero como soy una malamadre, prefiero trabajar! jajaja mi coco funciona, está en marcha y dejo por unas horas de pensar en pañales, purés y biberones!

    Un saludo a todas!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 1:57 pm Responder

      Totalmente, el dinero que ganas va a parar a la guardería o a pagar a alguien que te cuide al niño o a los niños, pero al menos te relacionas con gente desde otra posición y te sacudes el rol de mamá por unas horas. Gracias por pasarte.

  • María Garrido

    12 Mayo, 2014 a 11:20 am Responder

    Yo añado algo más, parece que en este país sólo podemos conciliar las mujeres, y los hombres qué?? que yo sepa las reducciones de jornada pueden pedirla padres y madres, no solo nosotras!!
    Al final es lo de siempre, nos autoimponemos unas obligaciones que creemos que están ahí de forma innata y no es así, si no queréis renunciar a trabajar a tiempo completo por qué no se lo pedís al marido-pareja-novio-padredelacriatura?

    Conste que esto no es feminismo eh!! Que en mi caso soy la única que puede pedir reducción de jornada porque mi pareja es autónoma y lo que hará será organizarse el trabajo en función de mis horarios.

    Y hay que tener menos miedo y luchar un poquito más por nosotras y por nuestros hijos, que desde el anonimato se lucha muy bien, pero cuando hay que salir a la calle o decirle al jefe sinceramente lo que quieres metemos el rabo entre las piernas y “aguantamos”.
    Yo no quiero que a mi hija le pregunten el día de mañana en una entrevista si está casada, si tiene hijos o quiere tenerlos !! A mi me lo preguntaron y mi respuesta fue:” no creo que eso sea del interés de la empresa para que me den el puesto” y ojo, me lo dieron y aquí sigo 4 años después. Contesté lo que creí sincero en ese momento y lo volvería a hacer.

    Besos a todas!1

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:03 pm Responder

      Totalmente de acuerdo, ningún empresario debería preguntar eso para dar un puesto de trabajo, deben valorar CV y si no eres válido que tomen medidas pero no presuponer que por tener hijos vas a rendir menos. Y lo de la conciliación de lo padres en mi caso debo decir que tengo una pareja totalmente implicada pero que no puede decir no a determinados aspectos de su trabajo para atender a su hijo, es que hay mucho que avanzar y tenemos sacudirnos los patrones establecidos en generaciones anteriores. Gracias María por tu opinión siempre tan acertada. 😉

  • Carmen (petit tandem)

    12 Mayo, 2014 a 11:26 am Responder

    Hola!
    Siempre he rendido más cuanto más cosas hago..será por eso que el destino ha querido que fuera mamá de mellizas! El caso es que ahora que además soy mamá de familia numerosa nunca he sido más eficiente y organizada. Ahora soy + eficiente (sé que si una tarea no la hago en ese momento quizás no tenga otra oportunidad), + organizada (no puedo permitirme el lujo de perder el tiempo) y + puntual (quien recoge de la guarde o cole a los peques !!)y muchas cosas + en las que he mejorado…
    En resumen, ser mamá si ya eras responsable y profesional lo serás todavía +..Somos un “chollo” para las empresas pero como no se han dado cuenta a veces no queda otra que ser tu propia jefa mientras se valore más calentar silla que un poquito de libertad horaria
    Un beso a todas y mucho ánimo!!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:05 pm Responder

      Totalmente, calentar la silla es el deporte nacional por desgracia. Un saludo!

  • Juan Carlos

    12 Mayo, 2014 a 11:29 am Responder

    Hola soy un padre viudo y tengo a mi cargo dos hijos preciosos de 12 años, ( la parejita de mellizos ) que se quedaron sin madre a los 9.
    He leído los correos del lunes, vaya como comienza la semana ….. espero que termine muy bien para todas /os..

    Me gustaría aclarar sobre la conciliación, que casi en ningún correo se habla de productividad, pero la de verdad, la que no mencionamos, esa productividad se basa sobre todo en la valía de la persona y no tanto del tiempo que le dediquemos a trabajar, ¿ cuantos hombres son capaces de trabajar durante horas y al final no hacer nada? ¿ Y Mujeres? Por que no???
    Soy pro feminista, por eso si realizo alguna critica , la realizo en ambos sentidos , pues para mi lo importante es la persona, ya que lo pretendo así en mi casa, con mi hija e hijo.

    Me gustaría hablar de los trabajos bien realizados, y que quizás también en la perdida idiota del tiempo que a veces no dedicamos a casi nada… bueno si, quizás a ver algún programa sexista de la televisión, incluso alguna pública y/o Autonómica…

    Si queremos una sociedad más justa, comencemos por cambiar nosotros, nuestra propia conciliación. Dejémonos de algunos gastos innecesarios, y dediquemos nuestro esfuerzo a una crianza más igualitaria. Los papas debemos de implicarnos más, y así nos damos cuenta de lo que nos estábamos perdiendo, nuestros sentimientos se tienen que ejercitar, y dejar de pensar que por ser hombres no podemos hacer ciertas cosas, como demostrar nuestro amor por nuestros seres más cercanos. ( Y NO ME REFIERO AL LAS ESTRELLAS DE FUTBOLL ) jajaja …..

    Bueno pidiendo disculpas por adelantado, por si alguien mal interpreta mis palabras, que son sinceras y sin animo de critica ni prejuicios. Exceptuando a las TV que me parecen que han perdido toda la dignidad… ( en mi casa llevamos ya 2 meses sin poner la TV y cada vez somos mas “felices “ ( según el día , claro…. )

    Yo también tuve una malamadre y que gracias a ella he podido ser una persona, Gracias malamadre por hacerme un buen hijo y quizás un buen padre.

    Besitos… Juan Carlos

    • Amaya

      12 Mayo, 2014 a 11:46 am Responder

      Juan Carlos, eres un artista!! ;D me ha impresionado tu historia.

    • María Garrido

      12 Mayo, 2014 a 1:08 pm Responder

      Has expresado con tus hechos y tu vivencia lo que he escrito yo un poquito más arriba. Enhorabuena a tus hijos por tener un padre tan genial 😉

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:08 pm Responder

      Muchas gracias por contarnos tu historia, hombres como tú son los que ayudan a ir cambiando las cosas. Y en cuanto a lo de la productividad que razón tienes, recuerdo cuando era periodista que podía hacerme 10 páginas diarias mientras algunos compañeros hacían una pero se las ingeniaban para parecer que hubieran hecho un periódico entero. Que tengas buena semana!

      • Almu Menuda Manada

        13 Mayo, 2014 a 8:38 am Responder

        Muy buien dicho, Juan Carlos. Eres un súper padre. Y creo que afortunadamente hoy en día, por lo menos en mi generación, abundan los padres implicados a los que, por supuesto, se les debe dar la oportunidad de conciliar también.

  • Amaya

    12 Mayo, 2014 a 11:45 am Responder

    Hola,
    este tema siempre es polémico pero nada es blanco ni negro… entiendo perfectamente que el paro tras la maternidad se tiene que hacer cuesta arriba así que te mando muchos ánimos!

    Yo tengo una hija de 2 años y una que nacerá este mes. Tengo un trabajo que me gusta en una empresa que es una cooperativa y que mira por sus empleados y por supuesto por la productividad. Somos más de un 60% de mujeres y somos más de 30.000 empleados… una empresa grande con muuuuuchas mujeres a bordo!

    Cuando me quedé embarazada tenía a mi alcance múltiples opciones, jornada reducida, excelencia, horario flexible continuado… y sólo yo tenía que decidir.

    Nadie en la empresa me miró diferente… decidí la reducida y cuando volví a trabajar intenté que mis 6 horas fueran lo más productivas posibles ya que no estaba con mi hija… el tema de la productividad es una relación calidad/horas no es estar sentado en la silla durante 8 o 9 horas esperando a que pase el tiempo, esto no es cuestión de sexos, es cuestión de lo que uno quiere aportar allí donde está ya sea en casa o en el trabajo.

    Hay empresas que “cuidan” a sus trabajadores y trabajadoras. Yo me siento una afortunada pero creo que se puede trabajar en este sentido sobre todo si sabemos que hay ejemplos de empresas de este tipo que EXISTEN y lo más inteligente es pensar que madre/padre que logra conciliar es una madre/padre más feliz y seguramente aportará mucho más allí donde esté.

    No pienso decirles a mis hijas que por ser mujeres les tratarán diferente, las educaré para que encuentren un sitio en el que sentirse valoradas como mujeres, madres y trabajadoras, no perfectas pero sí auténticas.

    🙂

    • María Garrido

      12 Mayo, 2014 a 1:11 pm Responder

      Qué alegría Amaya, ojalá todas las empresas (grandes, medianas o pequeñas) fueran como la tuya.
      El problema de la productividad como tú bien dices es otro. La empresa espera que cuando tienes jornada reducida hagas el mismo trabajo que tenías antes pero concentrado en esas horas menos. De chiste vamos.

      Un beso!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:11 pm Responder

      Gracias Amaya por los ánimos y contarnos cómo lo vives en tu trabajo, sé que hay empresas que cuidan a sus empleados y es una alegría que sea así. La pena es que no sea una cuestión generalizada. Una persona, ya no mujer y madre, si está bien cuidada entiendo que rinde más. Un saludo!

  • kids & co madrid

    12 Mayo, 2014 a 11:46 am Responder

    Yo conciliaba? Jaja. En mi empresa yo contratada por ett mas de 4 años, no me pedi reducción de jornada aun estando en mi derecho. Trabajaba como la que más. Incluso desde casa estando mala cuando no mw correspondía. Lo di todo por ellos y me respondieron a mi y a otras 4 madres en mi situación con el despido. Madres q no habiamos dado problemas. Que haciamos malabares si los niños se ponian malos etc. Y la respuesta toma ya. Lo peor. La persona que me despidió era madre y conciliaba. Vivia en otra ciudad venia a Madrid de lunes a jueves y los jueves se piraba a ver a su familia. En muchos casos las mas exigentes somos nosotras mismas.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:14 pm Responder

      El problema es ser mujer y no entender a otra mujer en tus mismas condiciones. En mi último trabajo todas éramos mujeres y fue mi peor experiencia laboral, todas criticaban a todas, se ponía en tela de juicio si una se ponía mala y estaba varios días sin venir aun siendo cierto. Imagínate lo que decían de las que se quedaban embarazadas…Gracias por tu comentario.

  • Paula (DIY by Paula)

    12 Mayo, 2014 a 11:49 am Responder

    Y lo peor es que no es cierto que las que somos madres seamos menos productivas. De hecho creo que es justo lo contrario. Hacemos más en menos tiempo, e intentamos hacerlo mejor para no tener que repetirlo. Eso señores es productividad!!
    El estar calentando la silla no es productivo, ni esas reuniones eternas, que no van a ninguna parte y que además los que dicen estar muy ocupados no las convocan antes de las 6 de la tarde.
    Algún día llegará en que todo esto cambie. Lo malo es que dudo que nuestra generación lo vea.
    Un besito y ánimo con la búsqueda, que seguro encuentras algo, que tú lo vales!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:15 pm Responder

      Espero que las generaciones, esas a las que estamos criando vivan un panorama mucho mejor. Gracias por pasarte 😉

  • Patricia

    12 Mayo, 2014 a 12:05 pm Responder

    Yo entiendo que en el momento en el que decides trabajar aceptas pasar menos tiempo con tus hijos. En mi caso, lo prefiero, pues además de las necesidades economicas, me gusta trabajar, seguir conservando esa parte mía que es sólo profesional. Pero aún así las empresas deberían facilitarnos la tarea, deberían apoyar más a las mujeres que quieren seguir siendo profesionales y madres, el problema es que eso impica unas politicas que también apoyen a la empresa porque la concialiación supone unos costos que las empresas no pueden o no quieren asumir.

    Cuando trabajaba tuve la suerte de tener una jefa que me facilitó bastante la concialición, y más tarde cuando abrí mi propio negocio el ser mi propia jefa también me ayudaba un poco, aun cuando fuera todo el día con la lengua fuera y no tuviera tiempo ni de rascarme la nariz, si podía adecuar los horarios a los de mis hijos y eso es un lujo muy grande cuando eres madre y trabajas.
    En la actualidad no puedo hablar de concialición pues estoy en el paro, pero sí que he notado una discriminación total hacia las mujeres. Personalmente me cuesta muchísmo encontrar un trabajo como mujer y como madre y me han dado con la puerta en las narices en el momento en el que preguntan si tengo hijos y yo contesto que dos

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:17 pm Responder

      Te deseo suerte en la búsqueda, yo también soy de la opinión que se podían plantear los gobiernos ayudas a las empresas muchas de ellas pymes para poder soportar los costes derivados de toda la situación que se genera. Un saludo y gracias!

  • como agua para chocolate-myriam

    12 Mayo, 2014 a 12:17 pm Responder

    Hola Amelia, lo primero felicitarte por ese bebé y a disfrutarlo a tope.
    Mira mi experiencia en este tema la quiero compartir contigo, tengo dos hijos de 9 y 7 años y siempre he intentado conciliar el trabajo con ellos y no es nada fácil, a veces he puesto por delante el trabajo y para mí fué un error, actualmente no trabajo desde hace unos meses y lo que tengo clarísimo que no voy a actuar como hasta ahora en tema de trabajo, me tendré que aprentar muchisisisisiimo el cinturón vale.. pero si los empresarios no nos dan facilidades lo que no pueden es hacer que nosotras renunciemos a estar con ellos por el trabajo, no creo que luego eso esté pagado.
    Yo hablo desde mi experiencia ehhh, el trabajo es superimportante pero yo renuncionaría a muchas cosas por volver unos años atrás y no haberme perdido tantas cosas de mis dos buenoshijos, aquí a veces si que me siento una malamadre de verdad y espero que ellos jamás me lo echen en cara, estoy intentando recuperar ese tiempo.
    Besotes y muchísimos ánimos!!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 2:20 pm Responder

      Pienso que tus hijos pensarán que eres una madre maravillosa. Gracias por contarnos como lo has vivido y lo estás viviendo. 😉

  • yinan malamandre por 3

    12 Mayo, 2014 a 12:19 pm Responder

    Mi experiencia laboral en la conciliación es nefasta, pero no por mi, sino porque las empresas siguen siendo machistas y dirigidas por directivos cuyas mujeres concilian, porque no trabajan.
    Mi petición de reducción de jornada para cuidar a las tres buenas hijas fue en su momento una histórica victoria, con múltiples obstáculos gracias a esas mujeres que forman los departamentos de RRHH y que hacen flaco favor al resto de mujeres, con actitudes y comentarios dignos de siglos pasados, qué pena que los peores jefes y compañeros (hablo de mi experiencia no generalizo) desgraciadamente sean mujeres, haciendo que todos los tópicos se vuelvan reales.
    Ahora mismo la situación es buena, pero porque resistí, puesto que muchas en mi situación se han ido voluntariamente y al final trabajas igual que el resto,y ni te vuelves tonta, ni ñoña ni dejas de producir por tener hijos.
    Eso sí económicamente no vuelves a ver una mejora.
    Pero yo soy de la idea, pese a ser muy #malamadre, que es importante que los buenos hijos pasen tiempo con el buen padre o la malamadre, la educación, valores, o como lo queramos llamar es nuestra, y yo disfruto mucho compartiendo tiempo y experiencias con las 3 buenas hijas.
    El éxito laboral? al final relativo, necesario para mi salud mental y porque mi cabeza necesita otras cosas no sirvo como buena madre,y no olvidemios el dinero imprescindible para pagar los gastos, sin mi trabajo no vivimos, necesitamos los 2 sueldos.
    Animo, y sobre todo, cada una ha de hacer lo que le haga feliz….no se es mejor o peor malamadre por trabajar 15 horas o 5….o por dejarlo…cada una es un mundo y hay que hacer lo que nos pida el corazón….

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:45 pm Responder

      Al igual que tú me he encontrado por el camino mujeres que son las primeras que no entienden la situación. Gracias por tu opinión 😉

  • Maria

    12 Mayo, 2014 a 12:24 pm Responder

    Todas entendemos tu opinión porque de alguna manera hemos renunciado a algo por ser madres. A parte de olvidarnos del “yo” como forma de vida ;).
    Si bien ser madre o padre es una elección, en la mayoría de las ocasiones. Se convierte en un hándicap cuando pretendes compaginar tu nueva situación, con un mundo laboral que exige el 100% a sus trabajadores. Ya sean asalariados o autónomos. No desanimarse y seguir adelante, con la misma incertidumbre que cuando una es mamá, es la única vía. Pensar que podemos conseguir un mejor panorama para nosotras y nuestros hijos, ha de ser uno de nuestros objetivos. Ya que al fin y al cabo parte de los empresarios, políticos y emprendedores del mañana, los tenemos en casa. Y ahí esta nuestro granito de arena.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:47 pm Responder

      En pocas palabras has resumido lo que siente mucha gente en este país 🙂

  • María

    12 Mayo, 2014 a 12:27 pm Responder

    La entrada que has escrito casualmente coincide con cómo me siento hoy. Encima lunes. Esto es empezar fuerte la semana. Tengo una bebe de cinco meses. Tardé años en decidir quedarme embarazada porque prefería tener antes un buen trabajo,p ero eso no llegó, así que con la presión que encima tenemos por la edad, no esperé más. Soy autónoma y siempre tuve algún trabajo, cobrando muy poco pero que me permitía estar en activo, tener una pequeña ocupación y desarrollarme profesionalmente. Ahora, en este punto de la maternidad, comienza la presión. ¿No trabajar y cuidar y seguir disfrutando de la niña? Buscar algún trabajo o crear una empresa y trabajar a tiempo parcial? Creo que para conciliar nosotras los primeros que tienen que conciliar son ellos. Y eso, tanto por su forma de ser como por directrices de sus empresas y sus horarios interminables, es muy difícil en general. También pienso que como malamadre necesito mi espacio, dar riendas a mi creatividad y a todas las ideas que me gustaría llevar a cabo.Que se aprovechen mis habilidades. Que sí, que me gustaría cogerme un año para estar con la nena, pero sabiendo que al año encontraré una ocupación? Por eso estamos en un momento en el que entre la autoexigencia que nos imponemos, por lo menos en mi caso, y la situación laboral, en vez de pensar en el día a día y disfrutarlo, estamos siempre divagando sobre nuestro futuro. No es justo, pero es así. Una amiga mía de Canadá, periodista,cuando tuvo a sus tres hijos, dejó de trabajar durante 10 años, luego hizo una especie de curso de reciclaje y pudo trabajar hasta jubilarse. Impensable en este bello país. Un abrazo

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:50 pm Responder

      Canadá si que es una utopía, es una de las economías más estables del mundo. Espero que la próxima generación pueda disfrutar de ciertos beneficios. Un saludo y gracias por contarnos tu historia 🙂

  • Fany Pérez

    12 Mayo, 2014 a 12:41 pm Responder

    Yo tengo la inmensa suerte (sólo en ése aspecto) de ser autónoma.. Tengo mi negocio propio y dispongo de un pequeño almacén que he habilitado para la cuna de mi pequeña Adriana.. Eso proporciona ventaja a la hora de criar a mi hija, pero también una gran desventaja y es que tengo que multiplicarme por dos.. atender mi negocio y atender a mi hija.. atenderla dentro y atenderla fuera del trabajo.. Adoro ser mamá y adoro más ser mamá de mi pequeña, pero el estrés, el agobio y la carga emocional de la reincorporación Y de trabajar “con ella a cuestas” no es cosa fácil.. Si a eso le sumas que ella es de dormir muy poco por el día.. Qué os voy a contar que más de una no sepáis! Yo abogaría por hacer como en otros países.. 3 años de baja maternal y tan feliz!

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:52 pm Responder

      Aunque soy periodista, me he dedicado a labor comercial y sé lo que dices perfectamente, he trabajado con clientes con sus bebés al lado, adaptándome a sus horarios porque es cierto que si difícil es trabajar fuera con un bebé al lado es más complicado. Un saludo y gracias por pasarte a contarnos!

  • teresa

    12 Mayo, 2014 a 2:18 pm Responder

    La conciliación ese tema tan delicado y a la vez tan dificil de conseguir, si pides reducción de jornada te miran mal, si te vas a tu hora te miran mal, y siempre he pensado la de trabajo que podriamos hacer desde casa y seria una gran manera de conciliar. Ains no voy a darte mucho rollete porque hoy tengo un mal día.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:53 pm Responder

      Y encima la presión que eso conlleva. Un saludo 🙂

  • Cristina Sánchez

    12 Mayo, 2014 a 2:23 pm Responder

    Yo soy funcionaria, y en ese sentido tengo la ventaja de que al menos se reconozcan mis derechos y asegurar que mi puesto de trabajo (mi plaza), será siempre mía a pesar de haber tenido un niño y de todo lo que conlleva. Pero inevitablemente, por muchas ventajas y/o facilidades que te brinden desde tu empresa o ámbito laboral, la conciliación es muy difícil. Si cuando estamos de baja sientes que el tiempo no da…imagínate con 8 horas menos. También tengo que reconocer que al menos en mi caso, volver al trabajo supuso (al menos al principio), un “soplo” de aire fresco, porque tras siete meses de dedicación completa y exclusiva al bebé…tener la obligación de “mirar” hacia otro me hizo desconectar y desear que acabase la jornada para volver a tenerle a mi lado. Valorar, en fin, el tiempo que pasamos juntos. Aprender a quererle “más y mejor”…al principio, claro, porque después compaginar maternidad (en solitario encima) y los compromisos de una mujer independiente y trabajadora…tarea imposible.Y estoy completamente de acuerdo en que al final son los abuelos, las guarderías o alguien contratado quien te “soluciona” la papeleta, aún a costa de dejarte medio sueldo. Así que a veces me lo pregunto…¿liberación?, ¿conciliación?…un cuerno! (con perdón). Las mujeres hemos asumido las tareas laborales pero la sociedad o nosotras mismas hemos olvidado la segunda parte: que la crianza de un hijo, el mantenimiento de la casa y demás es cosa de dos. Y así nos hemos incorporado al mercado laboral sin firmar un contrato a tiempo parcial de “las obligaciones propias de nuestro sexo”, que las seguimos asumiendo como tal “propias de nuestro sexo”. Así…imposible. La conciliación es mentira. Sólo concilian las mujeres. Aunque, mucho me temo, algo de culpa tenemos nosotras.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 3:55 pm Responder

      Pues sí, y además es una cuestión de educación, hay que superar determinados roles para avanzar y evolucionar. Muchas gracias por tu comentario. 🙂

  • NataliaCalao

    12 Mayo, 2014 a 3:03 pm Responder

    Creo que son ustedes unas afortunadas…en Colombia no existe el concepto de la conciliación, lo único que nos ofrecen es una hora más de almuerzo para poder ir a nuestra casa a alimentar al buenhijo…y sólo durante los tres meses siguientes al parto. Creo que es un tema complejo que no abarca sólo lo legal, acá el punto álgido es el debate interno que como mamás nos damos, pensando en lo mejor para nuestros hijos vs. lo que queremos como mujeres profesionales. Cuando mi hijo nació decidí renunciar a mi trabajo y emprender mi propio negocio, que me permitiera un tiempo un poco más flexible para poder enfrentar mi nuevo rol de mamá… no ha sido fácil, pero ahí vamos. Creo que la conciliación además de darse en el plano legal, realmente es con uno misma, y con el buenpadre…pero eso nadie te lo dice antes de pensar en ser mamá..por eso es que amo este grupo.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 4:19 pm Responder

      Gracias por contarnos como se vive en tu país, enriquece el debate. Un saludo 🙂

  • Kika

    12 Mayo, 2014 a 3:06 pm Responder

    A mi me falta mes y medio para reincorporarme, y de verdad que estoy un poco agobiada, llego con cambio de jefe, de momento el horario que he propuesto me lo han aceptado de boquilla, falta por escrito, me han permitido trabajar desde casa unas horas por la tarde y los buenos abuelos me cuidan a la peque, por la mañana, pq tan chiquitina no la quiero llevar a la guarde ( que eso es otro tema que puedes tocar, alucinante los precios y como se pasan con las horas extras) Sin embargo, falta ver mis funciones a mi vuelta ( teóricamente no cambian) pero lo de conciliar lo veo complicado. No entiendo porque no se extendiende la baja a por lo menos 24 semanas ( 6 meses). Realmente me estoy planteando la reducción de jornada, pero el que toque el bolsillo descompensa también todo y lo más seguro es que profesionalmente te destierren. Que pena

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 4:23 pm Responder

      Ánimo y suerte en la vuelta al trabajo. Desde aquí te agradecemos que cuentes tu historia. 😉

  • eva

    12 Mayo, 2014 a 3:38 pm Responder

    Pues yo soy una de las afortunadas que ha conseguido conciliar su trabajo y su familia pero a base de un gran esfuerzo. Trabajo desde hace 7 años en una empresa pequeña del sector tecnológico y cuando me quedé embarazada del primer buenhijo (hace 6 años) salía de la empresa a las 9 de la noche porque me sentía en la obligación de sacar más trabajo que el resto de mis compañeros (todos hombres) porque iba a “desaparecer” durante 4 meses. Después de tener al peque, colaboré desde casa en varias ocasiones ante puntas de trabajo de mis compañeros y a mi vuelta pedí trabajar desde casa por las tardes para que mi niño no tuviese qeu estar metido en una guardería 9 horas diarias, ya que tanto mi marido como yo somos de otra ciudad y no tenemos a nadie cerca que nos ayude en esta conciliación que, no nos engañemos, implica a toda la familia de los buenospadres si queremos hacerla bien. Pues bien, a lo que iba. Al reincorporarme trabajaba de 9 a 3 en la oficina, y en casa de 4 de la tarde a la hora en la que mi marido se cansaba y me apagaba el ordenador, porque con eso de que “me habían dado la oportunidad de trabajar desde casa” no quería fallar. Pero no por mí, sino porque veía la cara y escuchaba ciertos comentarios de mis compañeros, todos hombres y sin hijos, repito. Bueno, y todo esto porque Daniel que así se llama mi buenhijo, era un santo de pequeño y me permitía trabajar mientras él estaba entretenido en una hamaquita a mi lado. Al final, después de pelear, conseguimos uqe la empresa pusiese un horario europeo, trabajamos de 8 a 4:30 de la tarde, y ahora sí que puedo decir que conciliamos nuestra vida. En este período he tenido a un segundo buenhijo con el que sí pedí la reducción de jornada porque siempre ha sido un auténtico diablillo y no me sentía con fuerzas de repetir lo que había hecho con el primero. Pero aunque en esta empresa el jefe nunca ha puesto problemas, tengo que decir que han sido los propios compañeros los que se han sentido “atacados” en alguna medida ante estos temas de conciliación, cuando jamás he bajado mi productividad (menos horas no significa sacar menos trabajo) y mi trabajo ha seguido siendo el mismo. No nos engañemos, conciliar es trabajar muchísimo más.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 4:25 pm Responder

      Creo que es mucho más eficaz un horario como el que tienes, así se puede llevar todo mucho mejor 🙂

  • Cris Kirchen

    12 Mayo, 2014 a 3:48 pm Responder

    Justo ayer tuve crisis personal (llanto incluido, of course) porque no veo la forma humana de conciliar. Trabajo en una empresa familiar (la única que me ha dado trabajo en los 2,5 años que han pasado desde que me quedé embarazada y perdí mi trabajo; que conste que hice una entrevista en la empresa madre de Los 100 Montaditos y me dijeron que no iban a mirar mi CV porque tenía un niño, a pesar de que fuese ya a la guarde), con jornada continua (sin hora para comer) hasta las 15.30 que salgo para recoger al peque de la guarde. Súmale pasar la tarde en el parque y te plantas a las 20.00 cuando viene el buenpadre e intentó hacer la cena con la nada y una cebolla que hay en la nevera (porque cuándo vas a hacer la compra si tienes todo lo anterior?), cocina, da cenas, pon lavadoras, tiéndelas, cena tú, y ya sí eso charla con tu marido si consigues no dormirte.
    Es obvio que sí trabajas no puedes hacer la compra; que si pasas la tarde en el parque, no puedes cocinar; que si pones lavadoras, no puedes dedicarte a charlar.
    Vivimos en una sociedad machista, eso está claro, porque no me han dado la oportunidad de trabajar en lo que me gusta; porque recae en mí toda la responsabilidad de tener las necesidades de mi marido y mi hijo cubiertas, porque (palabras textuales de la buenabuela) “mi marido trabaja muchas más horas en un trabajo de verdad (?!?!?!?)”; porque el sentimiento que desarrolla una madre por su hijo es inigualable y ni siquiera el buenpadre puede preocuparse/hacerlo todo/ocuparse por el peque…
    Es muy injusta la sociedad en la que vivimos hoy en día, porque se nos exige ser tan perfectas madres/amas de casa como nuestras madres, pero añadiéndole la presión del trabajo/hipoteca que ellas no tenían gracias a los sueldazos del buenabuelo.
    Ahí queda eso!!!

  • malasmadres

    12 Mayo, 2014 a 4:28 pm Responder

    Hay mucho que avanzar venimos de una generación en la que la muchas mujeres no trabajaban fuera de casa y esa forma de ver la vida está muy presente, con el paso de las generaciones imagino o quiero pensar que muchos estereotipos se habrán superado. Un saludo 🙂

  • Blanca

    12 Mayo, 2014 a 4:36 pm Responder

    En la línea del post y comentarios: https://www.youtube.com/watch?v=zqSISPX4PEE
    Supongo que, por lo que he leído, alguna tampoco podrá evitar sentirse reflejada y emocionarse un poquito, como me pasó a mí (mamá y freelance). Muaks!

  • LA MUSA

    12 Mayo, 2014 a 4:59 pm Responder

    No he podido leerme todos los comentarios, pero si muchos de ellos. Me encanta que se generen esta cantidad de opiniones , en su gran mayoría constructivas.
    Yo sólo quiero decir que conciliar es hacer que tu vida personal y tu trabajo sean compatibles, no? Pues para eso no hace falta ser madre ni mujer. sólo ser trabajador. y es un derecho de todos por el que tenemos que pelear.
    ¿Cómo? aaaaaah. Eso ya no lo sé, pero seguro que entre todos los comentarios y aportaciones se encuentran muchas de las claves.
    y por otro lado, no en todos los trabajos se puede pedir una reducción…en mi caso he vivido ambas (con y sin reducción) y la reducción en según qué sectores no es factible ni real ni lleva a ninguna parte.

    Un beso.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 5:06 pm Responder

      Muchas gracias querida Musa, la realidad es que con horarios más compatibles todos, padres, madres o simplemente personas trabajadoras podrían llevar mejor su día a día y dejar a un lado el estrés. Besotes 🙂

  • Anita

    12 Mayo, 2014 a 5:01 pm Responder

    Qué complicado es todo…y eso que yo m siento una privilegiada. Con mi primerbuen hijo lo dejé todo, digo todo porque trabajaba en dos puestos por las mañanas en una asesoria y x las tardes en un comercio y x las tardes-noches tenia en muchas ocasiones reuniones de propietarios asi q las jornadas interminables y cuando m quedé embarazada lo pensé. ..como lo iba a hacer con los buenossuegros lejos y con un buenabuelo enfermo, asi q estuve 18meses FELIZ .Muchas amigas eso no lo entendian y siempre hablandome de lo genial q es trabajar, pero yo no he sido mas feliz q esos 18 meses. Con mi segunda buenahija las cosas han cambiado pero tengo la suerte de haber encontrado trabajo (gracias a las amistades) q mas o menos m permite conciliar y eso q siempre tengo la impresión de no llegar a todo…todo a medias.
    Mucho tiene q cambiar todo para poder conciliar! Gracias xq m siento muy identificada

  • malasmadres

    12 Mayo, 2014 a 5:07 pm Responder

    Gracias a ti por contarnos tu historia y opinar, mucho por hacer y mucho por educar para poder cambiar 🙂

  • Inma

    12 Mayo, 2014 a 5:16 pm Responder

    Yo soy una malamadre. He tenido mucha suerte en los trabajos y gracias a los buenos abuelos, he podido dedicar mucho tiempo al trabajo.

    Ahora después de muchos años de una conciliación de “calidad” estoy viviendo una conciliación de “cantidad”. Ahora trabajo a tiempo parcial.

    Y yo creo que no debería existir la “escusa” de ser madre para que no se nos pegue el culo a la silla del trabajo.

    Los enemigos de la conciliación en mi opinión son los buenospadres, y los abusos de las buenasmadres que abusan de la condición maternal en el trabajo.

  • Ana Rodríguez

    12 Mayo, 2014 a 5:40 pm Responder

    Pues mi experiencia es un poco diferente, os cuento. En el año 2007 tenía 2 trabajos, por la mañana llevaba una tienda de ropa y por la tarde daba clases en una academia. Tenía 34 años, a mis 2 hijos mayores y ni pensamiento de un tercero. Un día me propuso el q hoy es mi jefe, trabajar en una oficina a turno partido. El sueldo era normal, pero contrato fijo. La verdad es q me interesaba la estabilidad (aunque del trabajo no tenía ni p… idea). A lo q voy, q me enrollo más q mi madre, le dije q sí pero q tenía una condición. Se quedó un poco muerto pero me escuchó:”tengo 2 hijos y un marido con unos turnos q no son de persona normal, por lo q el horario de mañana tendría q ser de 9:30/13:30 (no de 9/14) para q pueda llevarlos y recogerlos del cole y tienes q saber q si me llaman porque mis hijos están enfermos, saldré de la oficina e iré a por ellos”. Aceptó mis condiciones y las cumplió. En 2011 me quedé embarazada para sorpresa de todos (yo incluida). Al principio se preocupó, luego buscamos una sustituta y trabajé hasta 2 semanas antes de cumplir. Cuando tuve a mi hijo, hablamos y me ofreció trabajar desde casa hasta q mi peque tuvo 14 meses, yo llevaría los clientes más importantes y el resto mi sustituta. Pasado ese tiempo, volví a mi oficina y aquí sigo.
    Si las empresas se dieran cuenta de lo bien q trabajamos cuando estamos a gusto, todos saldríamos ganando.
    Besos

    • Mamá

      12 Mayo, 2014 a 5:47 pm Responder

      Se me saltan las lágrimas leyéndote

  • Anitarm

    12 Mayo, 2014 a 6:58 pm Responder

    He leído el post y vuestros comentarios. En mi caso, Ahora con un hijo de 9 años, veo anteriores años y también he sufrido lo que planteáis. El problema está en las empresa que aún hoy en día, tienen tilde de “machista”. Pero yo he encontrado la conciliación ahora, y os digo que no es “utopía” es real como la vida misma. Llevo tres años en una multinacional dónde trabajo desde casa 1 día a la semana y tengo facilidad de entrada y salida. No es por hacer publicidad pero 28 directivas hemos escrito un ebook que se llama #mamiconcilia allí contamos cada una nuestro caso… Si le queréis echar un vistazo os invito a hacerlo. Un saludo a todas!. Ana. http://mujeres-directivas.com/mamiconcilia/

  • Mami Katabum

    12 Mayo, 2014 a 7:46 pm Responder

    Que tema tan delicado. Como en todo cada quién tiene su opinión, en mi caso te cuento que en EEUU no hay una ley de maternidad bien establecida. Según la ley cada padre o madre puede tomarse 3 meses (en total antes o después del parto) siempre y cuando el trabajo que realicen pueda ser hecho por alguien más. Si no hay quién, estás jodido.

    Cuando nació M2 yo ocupaba un puesto ejecutivo y salía de viaje por lo menos dos veces al mes, mi horario era de locos. Al nacer M2 mis tres meses los tuve que repartir entre el antes y el después. Regresé al trabajo cuando la kukla tenía 2 meses. Seguí en el mismo puesto pero me trataban muy diferente. Mi esposo dejó de trabajar y el cuidaba de los chicos.
    Me sacaba leche en la oficina y hasta eso era mal visto. Para cuando llegó M3 tomé un año sabático debido a su salud, reintegrarme al trabajo (mejor dicho tratar) fue épico. Mi horario no se ajustaba a las necesidades que ahora tenía. Tuve que dejar el puesto por el que tanto me partí y trabajé.

    M3 tiene cuatro años ya, no he tenido que regresar a trabajar y no he podido por su salud. Pero que pasaría si por razones económicas yo me nieta a forzada a conseguir un empleo?

    Hay mucho por hacer y en muchos lugares las que te serruchan el piso suelen ser otras mujeres. El cambio lo planteamos nosotros y con mucha igualdad tanto para padres como madres. Ojalá suceda pronto.

  • E.

    12 Mayo, 2014 a 8:13 pm Responder

    Creo que muchas de las que habláis de derechos estáis en el mismo error que estaba yo. Primero os digo la conclusión a la que llegué con mi vivencia y luego si queréis leéis la anécdota. LOS DERECHOS EN LA EMPRESA PRIVADA NO EXISTEN A MENOS QUE TÚ CONSIGAS PELEANDO LO CONTRARIO. EXCEPCIONES A ESTO QUE HE DICHO HAY MUCHAS: BUENOS JEFES, EMPLEO PÚBLICO, EMPRESAS A CUYA IMAGEN NO LE INTERESA UN ESCÁNDALO POR MARGINACIÓN, MUJERES INSUSTITUIBLES EN SU PUESTO(Y ESTO NO QUIERE DECIR QUE A LAS QUE DESPIDEN SEAN POCO COMPETENTES)…
    Os cuento ahora mi experiencia personal: Un día antes de dar a luz (no sé si me puse de parto por la noticia) me ofrecieron un despido improcedente con indemnización. No podía creerlo. Llamé a un bufete y les pregunté cómo podía estar sucediendo aquello. Me dijeron que no moviera ficha. Tuve a mi hija, no les contesté a su propuesta y a la semana me enviaron un burofax con un despido procedente. Tuve que denunciar, decir que no a las negociaciones y, aunque gané el juicio donde no pedía dinero sino despido nulo (es que no podía soportar la idea de quedarme sin trabajo con lo poco que cobraba mi marido, que aún estaba haciendo méritos), cuando llegó el momento de incorporarme a mi puesto seguían ignorando la sentencia del juez. Yo les dije que se enfrentaban a una multa si no me devolvían mi puesto y al final me ofrecieron pagarme lo que cobraría hasta que pudieran despedirme, que era cuando mi bebé cumpliera nueve meses, más la indemnización del despido improcedente que vendría a continuación. Tanto luchar para descubrir que podían despedirme con total impunidad cinco meses después.
    Después de aquello me han llamado cuatro mujeres (amigas y amigas de amigas) pidiéndome el teléfono de mi abogada y contándome historias parecidas.
    La mía tiene un final feliz gracias únicamente a la buena suerte. Cuando mi hija cumplió el año me hicieron la primera entrevista de trabajo y me salió fatal. Durante mucho tiempo me arrepentí de haberles dicho que tenía un bebé. Hubo otras situaciones parecidas y finalmente obtuve una plaza por concurso (nada de preguntas personales). Mi trabajo actual me permite conciliar gracias a que gano una miseria y trabajo pocas horas. Es un trabajo adecuado a mi especialidad que mantiene mi currículo activo y me resulta gratificante. No lo he elegido así pero creo que tengo mucha suerte ya que puedo llegar a todo, pasar mucho tiempo con mi hija, dedicarme a la casa, hacer comidas decentes, implicarme en actividades del colegio etc. Aun así, en cuanto hay un extra, hay veces que me da por soltar un par de gritos en el pasillo porque no llego a todo!!! Mi marido está bastante mejor situado que cuando me tuve que enfrentar a mi despido y eso ayuda mucho. El gana el sueldo base y yo me encargo de todo lo demás (con su ayuda) y aporto un extra. Lo ideal para mí sería tener todo esto y un buen sueldo, pero soy realista. Repito que esta situación mía no se debe a mis capacidades, es suerte. Tal y como están las cosas sé objetivamente que he tenido buena suerte y ya está. Los tres años que pasé con mi hija en el paro no los viví como algo traumático, ni mucho menos, los disfruté y supe valorar el tiempo precioso que podía pasar con ella, pero desde que trabajo estas pocas horas semanales me siento mucho mejor. Mi vuelta al mundo laboral coincidió con el inicio del colegio. Ojalá todas las mujeres que queremos componer el puzzle de nuestra vida como mejor nos cuadre pudiéramos tener la oportunidad de hacerlo como más nos apeteciera o nos conviniese, según sea la situación de cada una. Ánimo a las que estéis en una situación de conciliación no deseada y mi enhorabuena a las que estáis en una situación favorable. Las que estáis de amas de casa por obligación espero que lo viváis con optimismo y que encontréis trabajo pronto. Puede producirse un milagro, como me sucedió a mí. Y las que estáis de amas de casa por voluntad propia mi enhorabuena también. Hoy en día es un lujo que no todas las que elegirían serlo pueden permitirse. Tenedlo presente cuando haya envidiosos o intolerantes que quieran ningunearos.

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 11:56 pm Responder

      Muchas gracias por darnos tu testimonio, animara a muchas madres trabajadoras que te lean. Un saludo 🙂

  • Laura Puebla

    12 Mayo, 2014 a 8:50 pm Responder

    Pues un tema muy interesante, y muchos puntos de vista con sus respectivos argumentos razonables. Desde luego que no se puede generalizar, porque habrá de todo. En mi experiencia personal, la maternidad hizo que la conciliación me la tuviera que construir yo misma, ya que supuso dejar mi antigua profesión (que adoraba, por cierto, aunque el oficio no entiende ni de horarios ni de días festivos y eso con una familia resulta muy difícil de llevar)y optar por otro camino que, aunque menos apasionante, me permitiera disfrutar de mi hija y lograr la tan necesaria conciliación; no tenemos ni a los abuelos ni a la familia cerca, y que la niña viviera prácticamente en la guardería no nos parecía la mejor solución. Trabajar “en lo mío” se había convertido en misión imposible, y que fuera mi marido quien dejara su trabajo o pidiera la conciliación laboral era impensable (porque por suerte la familiar le sale sin ningún esfuerzo): en la vida hay que ser realista, no siempre lo que se quiere es lo que se puede, y a día de hoy el principal sustento económico de la familia sigue siendo él, las cosas como son. Fácil a mi desde luego me lo pusieron. Llegó el momento de la renovación de un contrato temporal, seis meses en los que supuestamente la empresa había estado muy contenta con mi trabajo y mi “rendimiento” (en varias ocasiones me llegaron a felicitar), aun estando ya embarazada. Pero cuando me hicieron la famosa pregunta, justo el día en el que se cumplían los seis meses de contrato, (“¿cuándo te contratamos sabías que estabas embarazada”?) ya empecé a sospechar que esa relación laboral no podría tener mucho futuro, porque fallaba algo tan básico como la confianza (no sé si es que pensarían que si me quedaba en la empresa podía pegarles un nuevo “susto” de maternidad o algo parecido). Ni sabía que estaba embarazada cuando firmamos el contrato (aunque sí se lo comuniqué en el momento en el que había pasado el periodo de riesgo), ni como se demostró durante esos meses mi nueva situación fue un impedimento para hacer mi trabajo de la mejor manera que pude y supe. Eso sí, aun habiendo tomado la decisión de no renovarme tuvieron la cara de llamarme unos días después para pedirme que si por favor me podía quedar con ellos un tiempo hasta que encontraran un sustituto para mi, aunque sin contrato ni nada (el colmo de los colmos). Evidentemente la maternidad tiene consecuencias económicas para las empresas, pero es que ahí es donde deben entrar en juego las políticas sociales, que sin duda alguna pasan por medidas económicas para que el derecho a conciliar y los derechos de las empresas sean compatibles. Si se han llegado a promover los contratos de relevo para favorecer las jubilaciones parciales, por ejemplo, ¿por qué no se pueden usar medidas similares en las situaciones de maternidad? Por no hablar del permiso de maternidad, a todas luces insuficiente (no hay que dar muchas más explicaciones), que podría aprovecharse para potenciar durante su disfrute algunas modalidades de contratación (y con ello rebajar la tasa de desempleo, dicho sea de paso). Seguro que medidas hay muchas, lo único que falta es el interés por llevarlas a la práctica. Tampoco estoy de acuerdo con que las reducciones de jornada suponen rendimientos menores; sólo basta con mirar, en ciertos casos, quién “produce” más, si madres que a las dos, tres o cuatro de la tarde tienen que salir pitando de la oficina para llegar a tiempo a la guardería o al colegio (pero que en las horas anteriores se han dejado el alma para dejarlo todo resuelto y no “fastidiar” demasiado al resto), o compañeros y compañeras que, simplemente, por tener la obligación de cumplir un determinado horario, calientan la silla sin demasiados frutos a veces. Un saludo para tod@s los conciliadores, y mucho ánimo para quienes estáis en busca de que esa conciliación sea posible.

    • Mamá

      12 Mayo, 2014 a 10:51 pm Responder

      Laura, puedo preguntar a qué te dedicabas?

    • malasmadres

      12 Mayo, 2014 a 11:59 pm Responder

      Lo de pedirte que vuelvas hasta que encuentren sustituto y sin contrato me parece una desfachatez, es necesario apoyar con políticas económicas a las empresas. Un saludo.

  • Lauraenparis

    12 Mayo, 2014 a 9:49 pm Responder

    En mi caso he tendió dos experiencias diametralmente opuestas, la primera la conté en parte en este post http://lauraenparis.blogspot.fr/2014/05/feliz-dia-de-las-malasmadres.html es la experiencia negativa. Esta situación de tira y afloja, de jugar al gato y al ratón, de tener un jefe perverso narcisista, una persona mala que busca humillarte de todas las maneras posibles duró 3 años. Al final era un zombie, no sentía nada, estaba como aletargada, deprimida, mal. Apunto que esta situación llego tras la baja de maternidad y 3 años con unos informes anuales excelentes, pase de A+++ a I de insuficiente en 5 meses y un bebé.

    Pero he tenido una experiencia muy positiva, un jefe que me apoyó eso que estuve de baja desde casi el principio del embarazo. Y me reincorporé y mi puesto ha sido el mismo y el año pasado me han ascendido. Eso si, la reducción se la ha cogido mi marido porque en mi empresa reducción =primero a la calle.

    Y para terminar tengo un amigo empresario que cínicamente me decía que al principio no quería mujeres con reducción en su empresa pero que las mujeres somos tan “tontas” que nos sentimos culpables por reducir y sacamos el mismo trabajo adelante en menos tiempo y que el esta encantado porque el trabajo esta hecho y paga menos sueldo. Toma ya!!

    • malasmadres

      13 Mayo, 2014 a 9:37 am Responder

      Me alegro de que hayas tenido buena experiencia y te ascendieran, enhorabuena! El comentario del empresario es de traca… Un saludo;-)

  • Dulce Desespera (Dulcedesespera)

    12 Mayo, 2014 a 10:21 pm Responder

    He leido el post y me he sentido identificada de cierta forma, mucha gente habla de lo difícil que es conciliar…. eso es cuando te lo permiten.
    En mi caso, me llamarón 3 dias antes de mi incorporación de la baja de maternidad para decirme que las cosas habían cambiado (las cosas es en realidad mi hija, Valeria) y habían contratado a otra persona en mi puesto (un hombre) y no había hueco para mi… (perdona? el hueco es mio, es ILEGAL quitarmelo a mi vuelta) y que teníamos que llegar a un acuerdo, el acuerdo era me voy sin nada y me dan los papeles del paro, me los regalan…. si ya!
    Alguna gente se asombra y enfurece, y esa gente es proporcional a la que, en su día, en mi empresa, ha aceptado este mierdatrato.
    Les dije que ni hablar, que si me despedían me diesen lo que era mio, asi qie decidierón que no, que ahora me hacían dependienta de tienda, cuando yo era area manager, a 100km de mi casa, y de turno partido ( para que me “diese tiempo” a dar el pecho a mi hija). Hoy, me ha dado la razón la justicia y me tienen que devolver mi puesto, pero yo ya no quiero estar alli, soy demasiado profesional, demasiado mujer y demasiado madre para esa empresa.

    • Mamá

      12 Mayo, 2014 a 10:41 pm Responder

      Es increible….
      Es que me dejas sin palabras.

    • Almu Menuda Manada

      13 Mayo, 2014 a 8:42 am Responder

      No se merecen a alguien como tú. Disfruta de tu peque y sigue haciendo esos sellos tan bonitos 😉

    • malasmadres

      13 Mayo, 2014 a 9:49 am Responder

      Menuda jugarreta, seguro que en un futuro encuentras un trabajo a tu altura. Gracias por contarnos tu experiencia, me ha dejado sin palabras. Un saludo.

  • anyanka

    12 Mayo, 2014 a 11:00 pm Responder

    En mi caso fue diferente.

    Cuando decidi casarme, se me “escapo” y se lo dije a mi compi de trabajo en el cole. Al dia siguiente a la calle.

    Despues de eso encontre trabajo en otro sitio. “la empresa perfecta”. Uno de esos sitios raros donde el 85% de los trabajadores somod mujeres. Mujeres solteras… Casadas… Con y sin hijos… Divorciadas… Donde el 80% de los contratos son de jornada continua ya sea de maňana o de tarde. Donde las mujeres con hijos o incluso las casadas o que convivimos en pareja tenemos preferencia a la hora de elegir vacaciones y donde a mayores podíamos solicitar 1 mes al aňo de “excedencia” sin perjudicar nuestro puesto de trabajo.
    Un lugar donde si te llaman del cole te puedes ir a por el peque y recuperar ese tiempo otro dia sin que te salga del bolsillo (o decidir que te lo descuenten de la nomina).
    Un sitio donde trabajas sentada… Mesa… Ordenador… Telefono… Papeles… Calentito en invierno, fresco en verano, no realizas mayor esfuerzo fisico que el agacharte si se te cae el boli.

    Esa empresa existe y yo trabaje en ella. Y digo trabaje pq me echaron y no por casarme o tener una buenahija, sino por atreverme a denunciar a la #buenajefa, después de aguantar 4 aňos y medio de insultos, vejaciones y humillaciones delante de mis compaňeras y por detras jejejeje. Y si… Era una mujer, con los mismas cargas y problemas de conciliacion como podemos tener cualquiera de nosotras y que hizo la vida imposible incluso sabiendo que estaba embarazada.

    Si es que muchas veces no somos buenas ni con nosotras mismas.

    Besos para todas.

    • malasmadres

      13 Mayo, 2014 a 10:08 am Responder

      Pues sí a veces la mujer es la peor enemiga. Un saludo y gracias por pasar a comentar.

  • Macarena

    12 Mayo, 2014 a 11:10 pm Responder

    Hoy he cumplido 31 años y este tema me lleva rondando por la cabeza de hace un año (o más). La cuestión es que a mi me despidieron de mi trabajo hace más de un año antes de quedarme embarazada (fueron por mortivos ajenos evidentemente). La cuestión es que ahora que Emma tiene 4 meses me voy planteando volver a trabajar, no ya, pero pronto. Y pienso igual: dónde voy a buscar trabajo con mi edad (aunque sea joven, ya me entendeis) y con una niña recién nacida? Soy fotógrafa y casi casi licenciada en publicidad y rr.pp., pero durante años he trabajado en tiendas para pagarme los estudios. He ido ascendiendo hasta que me cansé de sus tonterías y ahi llegó el despido. Me pareció bien. He podido disfrutar del embarazo y ahora de Emma, pero esa idea me martillea la cabeza. Quiero a mi hija con locura y se me da bien llevar “palante” la casa, pero no es lo mío. Necesito mi parcela.
    Así que he decidido hacer algo por mi cuenta, no sé el qué, ni cómo, pero pienso ser mi jefa. Y lucharé por ello.

  • Mamá

    12 Mayo, 2014 a 11:40 pm Responder

    Desde que mi jefa me dijo en la calle y mirando al suelo que ya me comunicarían dónde me tenía que incorporar… Es una historia larga y desagradable… pienso en escribirle una carta contándole lo que he sufrido… por su culpa… Qué me recomendais?

    • anyanka

      13 Mayo, 2014 a 12:03 am Responder

      Mi experiencia con jefas que dan noticias en la calle mirando al suelo, es que no se merecen esa carta ni conocer nuestro sufrimiento, pq ellas como mujeres pueden ser o son madres, nosotras les importamos aunque suene duro, una mierda. Y aun se alegraran por todo el sufrimiento que nos han dado.

      Suerte y para adelante siempre y sin mirar atras!!!

    • Dulce Desespera (Dulcedesespera)

      13 Mayo, 2014 a 12:36 am Responder

      Mándale una que ponga KARMA

    • malasmadres

      13 Mayo, 2014 a 10:10 am Responder

      Yo te diré un dicho que siempre dice mi madre, la buenaabuela, “no hay mayor desprecio que no hacer ni el mínimo aprecio”. No creo que merezca la pena que tengas que sufrir de nuevo la situación escribiéndole la carta donde rememoraras todo. Un saludo muy fuerte!

  • María

    13 Mayo, 2014 a 8:04 am Responder

    Enhorabuena Amelia!! Gran debate has creado, jajaja.
    He leído algunos comentarios y sinceramente alguno me da cosilla pensar que los han escrito mujeres.

    Intentaré ser breve.
    Trabajo en una multinacional,soy una madre bastante joven (no llego a los 30) y mi carrera profesional en esta empresa está acabada.
    La directora de RRHH nos ha dicho que nos acostumbremos a que los niños los cuiden las tatas y las nanis.
    El comentario que he podido leer de que las madres estamos protegidas hasta los 12 años con desprecio, me produce repulsión. A alguna mis compañeras al final las han despedido, se han buscado las vueltas y lo han hecho con o sin reducción y a cambio han contratado a hombres que han entrado cobrando un 25% más de las que se marchaban.

    Sé que no todas las empresas hacen lo mismo y que existen infinidad de casos y de abusos, pero no solo con la maternidad.

    Me encantaría quitarme la idea de que el peor enemigo para una mujer es otra mujer, pero muchas veces considero que es así.

    Ah! y para todas aquellas que se dejan el pellejo en su trabajo criticando a las que somos madres, como si fuesemos unas jetas, que se imaginen de viejitas… dónde van a estar sus compañeros de trabajo…

  • malasmadres

    13 Mayo, 2014 a 10:14 am Responder

    Evidentemente excepciones las hay, hay empresas que facilitan la labor pero pienso que aún son minoría, hay que avanzar en este y en muchos aspecto en el apartado laboral. En cuanto al blindaje me hace tanta gracia como un contrato indefinido, se puede revocar dándole vueltas, en fin es un tema muy complicado. Muchas gracias por entrar a dejar tu comentario María. Un saludo.

  • Lunalunera Cascabelera

    13 Mayo, 2014 a 11:45 am Responder

    Yo me considero bastante afortunada … tengo trabajo y concilio, concilio mucho …. y eso … es agotador….
    Cuando Lunalunera, tenía casi cinco meses, volví al trabajo. Con reducción de jornada y en un estado de tranquilidad absoluta.
    En mi empresa, somos bastantes madres y algún padre, los que disfrutamos de reducción de jornada. La empresa, no nos quiere y los compañeros tampoco, pero es lo que hay, es nuestro derecho…. Las críticas vienen de todas partes, de la empresa y de los compañeros, algunos que también son padres e incluso de algunos que tienen reducción. Yo paso bastante, porque es mi derecho como madre y al que no le guste….que se aguante.
    Desgraciadamente, hay gente que tiene reducción, y al llegar al trabajo, se piensan que siguen en su casa y no hacen nada. De ahí la mayor parte de las críticas, nos meten a todos en el mismo saco, pero no todos somos iguales.
    El #buenpadre y yo, trabajamos juntos y de noche. Esas horas se queda con mis padres, que viven en la casa de abajo. Al llegar de trabajar a la una de la madrugada, la recojo.
    Desde el año y medio, la metimos un par de horas en la guardería, para que aprendiera a estar con más niños, que fuera cogiendo hábitos de horarios y así poder hacer algo en casa por las mañanas. Este año, le hemos aumentado una hora y media, porque el tiempo no nos llegaba a nada.
    Soy muy afortunada, porque desde que nació, me dediqué a ella, casi al 100%, que era lo que quería, apenas me perdí nada, y eso se lo debo a la reducción de jornada, sino apenas la vería unas horas por la mañana y el fin de semana, como es el caso de Papi, y eso me daría mucha pena.
    Por eso, aunque las críticas sean duras, las supero fácilmente, porque estoy feliz de poder estar con ella. Aunque últimamente, me sienta un poco saturada, ya que es súper dependiente de mi, y aunque ya tiene tres añitos, quiere estar conmigo todo el rato y no me deja apenas hacer nada….sé que esta etapa pasará, y que yo estaré ahí para apoyarla como siempre.
    Besiños

    • malasmadres

      13 Mayo, 2014 a 4:04 pm Responder

      Me alegro que puedas conciliar, sería lo deseable en todas las empresas. Y es un error meter a todos en el mismo saco porque vagos hay en todas las empresas. Muchas gracias por contarnos tu experiencia 😉

  • Ester

    13 Mayo, 2014 a 1:00 pm Responder

    Conciliaqué?! Me encanta este tema, es apasionante, por lo menos mi experiencia.
    Cuando terminé de estudiar me puse a trabajar en una clínica, en principio era de nutricionista (que es lo que he estudiado y me apasiona) pero acabé siendo una todoterreno llevando la administración, recepción, relaciones con laboratorios, tareas personales de ella, secretaria etc etc etc después de 5 años currando faltando solo dos días en diferentes años porque estaba con fiebre me quedo embarazada y mi EXJEFA(que encima es mujer tiene guasa la cosa!) me da el PÉSAME la muy perra del infierno y cada vez que entraba un paciente TEXTUALMENTE decía que me había jodido la vida quedándome embarazada con 25 años imaginad en embarazo que tuve que llevar soportando todo tipo de presiones, subete a la escalera, recoge ese algodón con sangre, carga esa caja etc; tanto es así que estando embarazada de 5 meses me tuve que coger la baja porque estaba perdiendo peso a pasos agigantados y tenía unos ataques de ansiedad morrocotudos de llorar, hipar, se me dormía la tripa etc y el horario era de 10 a 19 y mientras comía cogía llamadas, seguía atendiendo etc de hecho casi no tenía tripa y me quede en 52 kg midiendo 1.70, cuando mi peso normal son 54 kg…Alucina con el panorama! En cuanto me quede en casa comencé a coger peso y todo fué genial, pero cuando tocaba la reincorporación la muy perra se hizo la longui hasta que…Su NUEVO departamento legal contactó conmigo (había prescindido del otro departamento jurídico porque no querían formar parte del circo que estaba montando la doña, lo sé porque me llamaron y me desearon lo mejor después de 5 años de relación laboral y 0 problemas) así que al final (para no aburriros más con el circo que viví) me fuí con una indemnización que casi me choricea (tuve que contratar un abogado porque no me fiaba de la perraca)
    Gracias a Dios y a mi marido y aunque ya no trabaje de lo que me gusta ni tenga cerca a todas mis pacientes maravillosas a las que hecho mucho de menos(ahora soy broker y estudio administración y dirección de empresas por la UNED) tengo un trabajo con un horario maravilloso (de 8 a 15)y bien pegado (no los roñosos 900 euros que me dabas y eso que te hacia hasta la compra cabrona!)
    Aisss que agusto me he quedado…La conciliación existe pero no todo el mundo la oferta, luchad por lo que mereceis chicas!

  • malasmadres

    13 Mayo, 2014 a 4:07 pm Responder

    Vaya historia, desde luego que no tengo palabras, me alegro de que ahora estés tan bien, Un saludo y gracias por pasarte y contarnos 🙂

  • Maria

    13 Mayo, 2014 a 4:31 pm Responder

    Totalmente de acuerdo con todas aquellas a las que les parece complicadisimo conciliar… Me toca reincorporarme al trabajo el mes que viene y tengo la suerte de tener a toda mi familia( madre, tias, suegra) mas que dispuestas a cuidarme al niño pero no quiero depender de nadie y que les suponga una obligacion. Asi que decidi apuntarle a una guarderia y reducir mi jornada para no tener que apuntarle tantas horas seguidas.
    Ayer me reuni con mi jefa, y me dijo que con el nuevo horario de jornada reducida, me asegura el trabajo hasta septiembre, lo justo para cubrir las vacaciones del resto de trabajadoras, pero que no puede tenerme mas tiempo, mi reduccion le viene mal…
    Ella, madre de 5 hijos…

  • malasmadres

    13 Mayo, 2014 a 4:50 pm Responder

    Que le viene mal tu reducción, que fuerte me parece…Ánimo! Esperemos que vayamos cambiando todo este tipo de situaciones. Gracias por contarnos.

  • Agueda

    14 Mayo, 2014 a 4:52 pm Responder

    Estoy completamente de acuerdo con tu post, pienso lo mismo que tú.
    Yo he trabajo en una multinacional donde aún respetándose bastante el tema conciliación, tienes que “sufrir” miradas y comentarios de jefes y compañeros/as. Estamos a años luz de conseguirla la deseada conciliación.

    Por supuesto que no se podrá generalizar, pero yo también en mi caso lo he vivido así. Me he sentido culpable muchas veces por la reducción de jornada, por tener que marcharme corriendo porque te llaman de la guarde ya que tu hijo tiene 39,5 de fiebre, porque hay una reunión a las 17:30 y tú no puedes quedarte y si lo haces,sentirte culpable porque ya no te acuerdas en qué casa estaba hoy tu hijo.

    • malasmadres

      15 Mayo, 2014 a 1:36 pm Responder

      El problema de la conciliación no cambiara hasta que los gobiernos ayuden a las empresas y éstas entiendan que la mujer tiene derecho a una reducción de jornada etc. Gracias por comentar. Un saludo.

  • Alicia Ramirez

    14 Mayo, 2014 a 8:36 pm Responder

    Permitidme aportar un punto de vista digamos “externo” a este interesante tema, que admito me parece tratais desde el sentido comun, pero mi opinion es que falta un punto de coherencia en nuestros actos para conseguir avances. Me explico. Soy mujer, en la treintena y sin hijos ni intencion de tenerlos. Lo de trabajadora me parece innecesario incluirlo, a estas alturas como me pareceria que alguien se presentara como, “hombre, trabajador”. Para vivir, salvo que seas rico, hay que trabajar. A unas se nos va el sueldo entero en la hipoteca, a otros en guarderias. Y no por eso nos planteamos si nos merece la pena trabajar. El trabajo debe ser ante todo compatible con la vida personal, este dedicada esta a los hijos que una decide tener, o a hacer maquetas con palillos. Cada uno llena su vida con lo que le parece, afortunadamente. Eso si, si trabajas en una empresa donde los trabajadores son numeros, no personas, lo son todos, y te van a exprimir tengas hijos o no. He cubierto bajas de compañeras por embarazo en varias empresas y muchas situaciones distintas, y el resultado siempre ha sido el mismo. A los que no tienen hijos nos han usado para cubrir las revisiones, dias de malestar, formar al sustituto (en las empresas que se han dignado a contratarlo) etc. el sentimiento es que otra persona CON TODO EL DERECHO DEL MUNDO vaya por delante, esta dedicandose a lo mas importante en su vida, mientras le guardamos el sitio. Y en mi opinion ese es lamentablemente el recelo que se genera entre los trabajadores cuando una persona anuncia su embarazo.En mi caso ademas, las empresas me han pagado con el despido a la primera de cambio, porque como no tengo hijos, las personas con cargas familiares necesitan mas el trabajo, que no es ni mas ni menos que se espera que sean mas dociles cuando la empresa quiera hacerles tragar con peores condiciones. La empresa que solo ve numeros, los ve en todos los casos, no solo en contra de las embarazas. Y es que lamentablemente, los topicos se cumplen. Mientras los hombres, como padres no cambian un solo minuto de su agenda despues de tener hijos, las madres siguen haciendo malabarismos para que todo cuadre. Es toparse contra un muro. La unica forma de que las empresas entiendan que la conciliacion es necesaria, es que cualquier PERSONA necesita vivir, y antes o despues lo planteara, sea por ser padre, madre o alpinista. A nadie nos gusta salir a las 8, pero si ya esta imposible el tema cuando la razon es un hijo, impensable ni plantearlo simplemente porque hay que tener vida mas alla del trabajo. Lo que me lleva a la siguiente incoherencia; por que nos parece tan irrespetuoso que en una entrevista nos pregunten si tenemos o vamos a tener hijos? entendemos que es un asunto personal. Eso si, cuando luego los tenemos, es cuando queremos que la empresa se ponga en nuestro lugar sobre un asunto absolutamente personal, y nos cuadre los horarios? me encantaria que en las entrevistas se tratara ese tema abiertamente. “Si, quiero saber si este puesto esta enfocado a productividad o a horarios inflexibles, porque cuando tenga hijos quiero saber si es un tema tambien a tratar”. en mi caso nuevamente, siempre ha ido en mi contra, porque a partir de los 30 y sin hijos,las empresas ni me preguntan si pienso tenerlos, dan por supuesto que si, que lo estoy deseando y que en cuanto me contraten me voy de baja. Ojala me lo preguntaran y pudiese decir, pues mire no, si solicito un trabajo es porque quiero trabajar, y entiendo las condiciones que me ofrecen, e igual que esas condiciones quiza mañana cambien y usted me despida, quiza cambien las mias y quiera hacer un curso de piano avanzado que me encanta pero es dos dias en semana de 10 a 12 de la mañana.Creo que si, la situacion y aspiraciones personales importan y mucho, y deberian tenerse en cuenta tanto en la entrevista como despues. Entiendo que a mucha gente le parecera injusto comparar criar a un hijo con cualquier otra actividad, pero a cada unos nos llena una cosa en la vida, y todos deberiamos tener oportunidad de compatibilizar trabajar con vivir. Lo de que los que se sacrifican teniendo hijos ahora, nos van a pagar las pensiones a los que no los tenemos, permitidme que lo considere tan injusto como si yo dijese que yo os estoy pagando los pediatras, colegios y parques.Es una ridiculez. Creo que es ciertamente heroico tener hijos en estos tiempos ( bueno y siempre)y que si por algo merece la pena luchar no me cabe duda que es la mejor causa que uno puede tener si asi lo desea, pero hay que ser coherente. Me parece la unica manera de conseguir avances tan justamente reclamados. Espero que nadie se haya ofendido por mis comentarios, los hago sinceramente desde el respeto.

    • malasmadres

      15 Mayo, 2014 a 1:43 pm Responder

      Hola Alicia! Muchas gracias por pasarte a comentar y de darnos tu opinión y tu experiencia desde el papel de no madre. Yo desde diario de malamadre tocó temas que me preocupan desde que me he estrenado en esto de la maternidad. Sin embargo, te comprendo en lo que me cuentas. Yo he tenido mi primer hijo con 35 y conocí a mi marido con 32 así que casi siempre he sido la típica mujer trabajadora sin cargas y con todo el tiempo del mundo, evidentemente trabajaba hasta la saciedad, horas y horas que imposibilitaban conciliar como dices con mi propia vida, en este caso sin hijos. Cubríamos el trabajo no sólo de quién se daba de baja sino el de otros compañeros que por la crisis habían sido echados, Yo apuesto por una jornada intensiva más a la europea en la que se pudiera salir mucho antes, así podría vivir todo el mundo su vida valga la redundancia. En cuanto a las que son madres estarás conmigo que se deberían cubrir sus puestos o las horas que no echan sí tienen jornadas reducidas para así no perjudicar a los demás compañeros y los gobiernos deberían vigilar que eso fuera así, Tenemos mucho que avanzar. Nuevamente te doy las gracias por tu comentario que expone una serie de aspectos del mercado laboral que sufrimos más ahora que estamos en crisis. Un saludo 🙂

      • Mamá

        15 Mayo, 2014 a 4:12 pm Responder

        Os recomiendo un artículo en El País de Gabriela Cañas, creo que se llama Comer a las tres.

  • Lourdes

    16 Mayo, 2014 a 2:06 pm Responder

    Hola,

    A mi echaron de mi trabajo. Le dije a mi jefa , madre de dos hijos, que estaba embarazada justo cuando me entere ( estando de 6 semanas ), me dijo que no debía de decirlo tan pronto…… que nunca se sabe! me presionaron durante todo el embarazo… malas caras, trabajo a deshoras, incluso alguna vez problemas cuando tenia que ir a la revisión. Cuando me incorpore… mas presión por que entre con una reducción de jornada de una hora (que procurase no faltar mucho por que mi hija se pusiera enferma… o cosas del estilo…), con toda esa presión lograron que pactara un despido ( despues de llevarme el director de la empresa varias veces a su despacho y decirme malisima trabajadora que era….despues de 6 años en la empresa y ninguna queja !!!!!! y comentarios del estilo que al final consiguieron que llegara a creerme ).

    Me arrepiento de haberles dado la razon y haberme ido… pero al final casi que no me dejaron opcion. Ahora estoy trabajando y no concilio nada… jornada completa no, completisima!

    A mi hija a penas la veo, y cuando la veo estoy que me caigo de agotamiento, pero que voy a hacer!!!!

    • Mamá

      16 Mayo, 2014 a 11:24 pm Responder

      Es inconcebible

    • malasmadres

      17 Mayo, 2014 a 11:05 pm Responder

      Vaya, siento mucho que hayas tenido que pasar por esa situación. Lo deseable sería que nuestros hijos pudieran conciliar lo que nosotros no hemos podido. Un saludo y gracias por contarnos tu historia.

  • Madre Trabajadora

    17 Mayo, 2014 a 9:45 am Responder

    Tengo un precioso bebé de 8 meses, duerme bien, come bien y es buenísimo, risueño y cariñoso. Estos deberían haber sido los meses más bonitos de mi vida, igual que el embarazo, pero no ha sido así.

    Cuando me quedé embarazada yo fui a hablar con mi enlace sindical de mis derechos y de mis deberes, no quería tener problemas, aunque entonces tampoco pensaba que los fuera a tener… Me dijo que la conciliación era una prioridad en la empresa. No puedo permitirme trabajar media jornada económicamente ni pedir una excedencia.

    He tenido la suerte de poder cuidar de mi hijo durante seis meses, pero yo no elegí la fecha de vuelta, volví cuando me correspondía, todo según me indicó mi directora de recursos humanos, pero a la hora de volver al trabajo la que era mi superiora no quiso ni hablar conmigo, le envié mails que ni contestó… conoció a mi hijo porque yo se lo llevé y cuando nació ni me llamó, me mandó un wasap. Cuando me dijeron la fecha de vuelta yo insistí en ir a verla y me dijo cuando ya estábamos en la calle. que ya me informaría la empresa de en qué puesto me incorporaría…. ante mi estupefacción, me dijo que no podía esperarme tanto tiempo (aunque yo me ofrecí a volver antes) y que ella se fue a trabajar al día siguiente de que naciera su hijo.

    Pasé el resto de la baja con mucha ansiedad, nervios, insomnio y muchas lágrimas (me ahorro el resto de cosas que me dijo por no aburriros, pero se había inventado una realidad alternativa y tergiversado un montón de excusas.
    A pesar de eso, yo confiaba en que la cosa fuese a mejor no teniendo que trabajar con una persona así. Una semana antes de la vuelta al trabajo tuve una reunión con el director de la delegación y me informó de mis labores, pedí un horario que no abarcara todo el día y la respuesta fue que no… sin negociación. Yo sé en qué trabajo sé que hay días en los que la cosa se alarga, no pido un trato especial… Pero ahora veo a mi hijo un par de horas al día, con suerte, tenemos que pagar una hora más de guardería y por suerte es verano y los días son más largos, si no, mi bebé estaría en la guarde de sol a sol…

    A pesar de que antes tenía mucho trabajo y estrés, podía conciliar, tenía más facilidades para trabajar desde casa, cosas imposibles ahora, si mi hijo se pone malo o su padre o yo tenemos que faltar.

    Además antes viajaba y por tanto cobraba dietas y horas, que ahora no cobro.

    La situación está como está, en mi profesión hay mucho paro, y tengo mucho miedo.

    Nunca pensé que ser madre fuera a ser fácil… pero tampoco encontrarme con zancadillas.

    A mí me causa mucha ansiedad esta situación, que no aún no he superado, y no creo que supere.

    Fui la más feliz del mundo cuando supe que estaba embarazada… y espero serlo de nuevo, en un futuro próximo… Siempre soñé con ser madre, era la mayor ilusión de mi vida…

    Y encima, tengo que dar gracias, por tener trabajo…

    Leer vuestros comentarios me ha hecho enfurecerme aún más… ¿Cómo podemos estar así en el siglo XIX?

    Y no os cuento las cosas que tuve que oír durante el embarazo, incluso cuando mi jefa me preguntó el nombre de mi bebé, embarazada de 7 meses, me dijo que ‘qué me había hecho el bebé para ponerle… con los nombres tan bonitos que hay ahora’.
    Al ver mi cara, me fui a llorar al baño, me dijo que ella tenía derecho a darme su opinión.

    En fin.

    Mientras haya directivos así, ¿qué podemos esperar?

  • malasmadres

    17 Mayo, 2014 a 11:12 pm Responder

    Vaya jefa, desde luego que falta de humanidad por lo que cuentas. Espero que en un futuro todo cambie. Mucho ánimo y te deseo que todo vaya a mejor. Un saludo y gracias por comentar!

  • María álvaro

    18 Mayo, 2014 a 8:14 pm Responder

    Hola!!! Me estoy quedando alucinada de todos los casos que estoy leyendo, tenía la esperanza de que lo que me había pasado a mi no era tan común, pero ya veo que si…Os cuento: llevaba 3 años trabajando en una empresa muy grande a nivel mundial, en la cual el 80% de los trabajadores éramos mujeres de entre 20 y 40 años. De mi encargada, que os puedo decir… sinvergüenza es poco, estaba como una cabra, típica mujer con una vida personal penosa y volcadísima en su trabajo( ni que la empresa fuera suya, era increíble); Su opinión sobre las mujeres que se cogían reducciones por maternidad era que “si por mi fuera estaban todas en la puta calle porque son unas vagas´´…Asco de persona!!! La cuestión, hace más o menos un año me quede embarazada y, por desgracia, lo perdí. Estuve 2 semanas de baja para recuperarme del aborto, me incorporé y, el día que se terminaba el periodo de vacaciones de la plantilla, me pusieron de patitas en la calle, despido improcedente e indemnización…Le pregunté que cuál era el motivo de mi despido…tic-tac-tic-tac….cri-cri-cri…vamos, que ni me contestaron porque, evidentemente, no tenían narices a decirme que el motivo era mi deseo de tener hijos (de las 2 jefas que me comunicaron el despido una tiene 2 hijos y reducción y la otra estaba en búsqueda). Así que, evidentemente, mi opinión sobre este tema es que en este país, en la mayoría de los casos, hay que elegir: o familia o trabajo, pero es muy, muy complicado poder desarrollar las 2 facetas al nivel que muchas desearíamos. Y eso es PE-NO-SO. Ayyyyyy, que a gusto me he quedado!!!! Saludos para todas´(y todos) y enhorabuena por esta grandísima web!!!

    • malasmadres

      19 Mayo, 2014 a 4:26 pm Responder

      Gracias. Maria por contarnos tu historia, la verdad es que no quieren convences de que hemos avanzado y en muy pocos casos es así. Un saludo fuerte 😉

  • Aitziber

    18 Mayo, 2014 a 8:45 pm Responder

    Hola yo tengo una peque de 6 añitos, trabajo desde hace 8 años en una empresa muy pequeña y mi horario antes de reduccir era horario de tienda…imaginaros hasta las 20:30 como mínimo no llegaba a casa!!! ! estuve hasta 10 días antes de salir de cuentas trabajando.Y antes de reincorpararme a mi puesto hable con mis jefes y reducci a la mitad mi jornada…tengo qué decir qué no les hizo mucha gracia pero aceptaron sin consecuencias negativas. ..eso si tuve qué cambiar el médico mio y de la peque a la tarde, pq me ponían pegas y cuando tengo que ir a algún especialista….me suelen saltar..para 4 horas que trabajas y yo les digo los médicos no trabajan para mi a las tardes!!!estoy encantanda de trabajar solo a las mañanas y disfrutar de la peque todas las tardes,pero también pagamos un peaje…el papá trabaja más horas para poder llevar el dinero que deje de ganar yo, y pasamos muchas horas y fines de semanas solitas y de verdad no me quejo pq al final soy una privilegia (entre comillas)

    • malasmadres

      19 Mayo, 2014 a 4:29 pm Responder

      Hola Aitziber, gracias por contarnos tu experiencia, me alegro de que te aceptarán la reducción de jornada y estés tan contenta, un saludo fuerte 🙂

  • Cecilia

    19 Mayo, 2014 a 12:36 pm Responder

    ¡Hola!
    Como buena malamadre leo los post a ratitos… ¡y siempre tarde!
    Estoy de acuerdo con quienes abogan por utilizar el término flexibilidad más que conciliar. Al menos porque lo de “conciliación” se asocia a unas medidas muy encorsetadas que a mí personalmente no me solucionan gran cosa. De reducción de jornada yo no puedo ni hablar, pues no llegamos a fin de mes si no. Tengo la suerte de haber podido “conciliar” en el sentido de que me permiten llegar una hora más tarde (y salir también una hora más tarde, se entiende)y así me da tiempo a llegar primero a la guarde de la pequeña (18 meses) y luego al cole de la mayor (3 años). Pero eso no es solución para mí. Mis hijas hacen una jornada laboral completa en el colegio, y para cuando yo llego a casa, apenas tengo una hora (¡una miserable hora diaria de juego con mis hijas!) antes de acostarlas, lo que hay que hacer pronto para madrugar al día siguiente.
    Y eso sin contar con que como hay que trabajar al mismo ritmo (que no se diga que por ser madre…)estoy al borde del colapso. Tengo tanto cansancio acumulado que me da la sensación de tener el cerebro reblandecido. Lo siento, pero precisamente por ser madre no soy la misma trabajadora que era antes. Yo no necesito conciliación sino concienciación. Concienciación de que no soy una carga social, sino un beneficio para la sociedad futura, que tendrá gracias a mí dos nuevas cotizantes para pagar mi jubilación. Estoy harta, ya desde el embarazo, de tener que “pedir disculpas” por querer ser madre.
    Gracias por dejarnos desahogarnos un poquito en este foro ¡Menudo rollo os he soltado!

    • Lourdes

      19 Mayo, 2014 a 12:43 pm Responder

      Encima es eso! te pides una hora de reduccion de jornada ( que no implica que te reduzcas el trabajo ) y eso lleva implicito una reduccion del sueldo, lo que significa que tienes que apretarte el cinturon hasta reventar!

      Yo solo veo a mi hija un par de horas , y algun dia se ha dado el caso de tenerla que poner la tele para yo poder trabajar……

      Es una pena… pero por lo menos saber que no estas sola ayuda!

    • malasmadres

      19 Mayo, 2014 a 4:32 pm Responder

      Gracias a ti por dejarnos tu experiencia y sí no somos ninguna carga social aunque a veces se empeñen en hacérnoslo creer. 🙂

  • Krme Freixa (@ciktricstrans)

    19 Mayo, 2014 a 11:14 pm Responder

    Bueno, lo cierto es que la palabra conciliación quiere decir simplemente: vamos a ver cómo te facilitamos que puedas simultánear las 325 tareas adscritas a ser madre, que es tu función natural sale sola y no es un trabajo, con las del trabajo de verdad para que no te quejes y rindas igual. Por eso hay que hablar y reivindicar Políticas Públicas de Usos Sociales del Tiempo. Estas políticas consideran la gestión del tiempo un derecho de la ciudadanía, de la persona y eso hace que el eje de la organización del tiempo no gire alrededor del horario laboral si no de las necesidades vitales de las personas en cada momento de su vida. 🙂

  • Irene MoRe

    20 Mayo, 2014 a 3:05 pm Responder

    Trabajo en la Administración, es un trabajo mal pagado, poco reconocido, muy criticado y nada enriquecedor, pero me permite conciliar. Mi horario es de 7:30 a 15:00, así que puedo dedicarle toda la tarde a mi enano.

  • Mar

    22 Mayo, 2014 a 8:07 pm Responder

    Soy malamadre reciente de mellizas, y en menos de un mes me reincorporaré a mi puesto de trabajo. Como buena malamadre, estoy deseando volver a trabajar, aunque esté muy mal visto decirlo. Siempre he rendido al 200 x 100, realizando tareas por encima de mi puesto (cosa que realmente no debería aceptar ningún trabajador), soy algo work adicta. Pero estoy muerta de miedo, y más aún después de leer vuestros comentarios. Sobre todo porque con dos bebés no puedo permitir,e una guardería y no sé hasta que punto podré que tirar de los abuelos. Las niñas, por supuesto, solas no van a quedarse. Pretendo ser igual de eficiente que antes de la maternidad, ojalá hubiera una buena red de apoyo que permitiera a las mujeres continuar con esta faceta de su vida cuando tienen hijos. Quieren que trabajemos, quieren que tengamos hijos, pero encuentras una carrera de obstáculos cuando quieres tener familia.

  • Beatriz Padilla

    22 Junio, 2014 a 1:29 pm Responder

    Hola!! #Soymalamadre reciente y trabajadora autónoma. Con las pocas horas de sueño, mi despiste se ha multiplicado, soy un peligro público al volante, me dejo los cazos al fuego, el cerebro no me da para más y me duelen las rodillas de llevar al #Buenhijo en brazos todo el día…así que conciliar…eso qué ehhhh???

  • ARELY ORTIZ

    16 Diciembre, 2014 a 4:57 pm Responder

    Me ha sido muy difícil conciliar, al grado de que lo pienso mucho para tener otro hijo, amo mi trabajo y me duele ya no ser la misma de antes y poder dedicarle más, amo con todo mi corazón a mi hijo, no me duele dejarlo en la guardería, él la disfruta mucho, pero se está enfermando muy seguido y me parte que me lo regresen de la guardería y verlo enfermo.
    Si no fuera por la ayuda de mi esposo, ya me hubiera vuelto loca. Así es la vida laboral.

Comentar

X