¿Qué quieres encontrar?

42
La butaca morada con Nuria Labari

La butaca morada con Nuria Labari

La Butaca Morada es nuestra sección feminista, nuestra sección en la que sentamos a mujeres que nos inspiran en el feminismo y en la lucha por la igualdad. El mes pasado contamos para inaugurar la sección con Nuria Pérez de las Heras (puedes ver su entrevista aquí), y este mes sentamos nos pone las gafas violeta con sus magníficas reflexiones Nuria Labari, periodista y escritora, su último libro nos ha cautivado: ‘La mejor madre del mundo’. Esperando que os guste tanto como a nosotras, os dejamos con ella.

“Hasta que no fui madre, no fui del todo la hija de mi madre”. Y aún no lo soy, ni sé si llegaré a serlo, ni tan siquiera sé si quiero. Pero sin serlo ni saber si lo seré, sé de lo que habla Nuria. Cuántos textos habré escrito añorando a mamá y qué pocos habrán llegado a sus manos. Y qué bonito se vivía sobre sus manos.

Los días de frío en Madrid ya escasean, pero cuando son, me llevan a las cosas que ya nunca más. Y nunca más volveré a las dos de la tarde por el camino de siempre, con los rizos cayendo por mi cintura, rodeada de las amigas y amigos que fueron y ya no, con una agenda repleta de deberes que acabaré haciendo a última hora, despídete y llama al timbre: hemos llegado. Huele a mesa puesta y no falta ningún cubierto. “Qué tal ha ido el día” nos ameniza el telediario y mamá vuelve a levantarse: falta pan, falta agua. Faltas tú en la mesa, mamá.

Los días de frío suelo no llamar a mamá. Se preocupa y yo le escribo notas que nunca llego a enviar. Y así somos, ¿no?. Las hijas e hijos nos guardamos en cajas fuertes todo aquello que damos por hecho. Como cuando damos por hecho que ellas siempre están ahí. Si un día no llamo no pasa nada, si otro no puedo ella me entiende. Y sí, mi madre me besa la frente cada noche aunque nos separen tres horas y media y yo, no la haya llamado. Yo aún no sé cómo me sabe triste sin oír mi voz. Pero ella lo sabe. Y me cuida desde la parcelita que como hija le doy. Porque, así somos.

La mejor madre del mundo, el libro de Nuria Labari

ficha-nuria-labari

Y bien decía Nuria en su libro ‘La mejor madre del mundo’, que no eres del todo la hija de tu madre hasta que la madre, eres tú. Y yo no lo soy, ni sé si lo seré, pero creo saber a qué egoísmo se refiere. Y qué mala costumbre la nuestra, hijas e hijos. Pero qué bien lo habéis hecho, lo hacéis y lo haréis, qué imperfecto y qué real; qué humanas, madres. Y qué injusto que tus enemigos te odien a ti y falten a la madre que te crió. Pero qué feliz mi hoyuelo izquierdo cuando alguien recuerda cuánto nos parecemos al reír. Qué carga mental enrevesa la sociedad en vuestro cuello; quién será la sociedad para imponer en vosotras algo más que la libertad. Pero qué fuerza respiráis, audaces, cuando os negáis a poder con todo y más aún, a querer poder con todo. Y qué ausencia la del día que no esté el refugio que aguardan tus manos, mamá, pero qué bonito haberte oído cantar a Valderrama cada mañana de domingo.

mejor-madre-mundo-tip

Incoherentes olvidamos que esas madres, que la mía, que la madre de la mía, que la primera y la última de la fila, antes que madres eran mujeres. Mujeres, que se salvan a sí mismas cada milésima de vida. Y a mí, me han salvado. Y a ti. Incluso a quién no, también. Y no por santas ni perfectas, sino por mujeres valientes con miedo y yerros. Hoy y cualquier día que marque el calendario saldría a las calles en el nombre propio que es su apellido relegado al segundo puesto. Por las que lo decidieron ser, las que no tuvieron opción y las que decidieron no serlo.

La admiración habla un idioma precioso en los ojos. Y justo ese brillo siente mi piel al ponerme en la vuestra, madres. Y no sé quién será la mejor madre del mundo, pero Nuria Labari sabe ser luz y conquistar almas en 224 páginas. Y eso no lo consigue todo el mundo.

Marta con el comentario número 39, ganadora del sorteo del libro ‘ mejor madre del mundo’

¡Enhorabuena y gracias a todas!

sorteo

ganadora

Han comentado...

  1. Cuando leí esa frase me sentí totalmente identificada, nunca me sentí más unida a mi madre como me siento desde que nació mi hija hace casi 3 años, ahora la echo de menos todos los días, a veces me acuerdo de ella y me vienen laa lágrimas a los ojos, entiendo muchas de las cosas que hizo por mi que antes no veía. Definitivamente, creo que soy mejor hija desde que soy madre.

  2. Yo creo q en esa frase se encierra un poquito de verdad. Al convertirnos en madres empezamos a ver a las nuestras y a todas las demás, de otra forma. Empiezas a agradecer más todo lo que han hecho y lo que siguen haciendo por tí, porque te das cuenta de lo duro que es ser madre, y sobre todo lo duro que tenía que ser antes cuando el papel de la mujer y madre estaba destinado fundamentalmente a cuidar de toda su familia, sin tenerse ella en cuenta.
    Por ello, por ella y por todas tenemos que seguir luchando y gritando que las madres somos mujeres💪

  3. Me gusta tanto la frase que siempre la estoy diciendo. Hasta que hace 6 años no fui madre,no me di cuenta de todo lo que esa bonita palabra incluye y de lo que son capaces de hacer por sus hijos. Por desgracia cuando mi hijo tenia dos años,la vida me arrebató a la mejor madre del mundo.hoy,que hace dos días que vuelvo a ser mama,estoy deseando que pade el verano para poder tatuarme esa frase.

  4. Totalmente de acuerdo con esa frase, es mas, desde que me quede embarazada me si cuenta de lo que había pasado mi madre por mi y pensé hasta que la quería más todavía si se puede. Creció en admiración y me di cuenta de tantas cosas que uno de por hecho con ellas que no tendría por qué serlo.

  5. Qué es así, cuando fui madre es cuando la comprendí, y cuando me uní a ella. Ahora la historia se repite en mi familia con mi hija.

  6. Sin pensar esa frase en concreto pero desde que fui madre lo pienso muy a menudo: hasta que no te ves en su lugar no te das cuenta de todo lo que ha hecho tu madre por ti, de todo lo que sigue haciendo y de todo lo que hará mientras esté en su mano. Y de lo mucho que la necesitas, aunque tú creyeras que ya no.

  7. Hasta tal punto, que cuando mi madre perdió un hijo, mi hermano, yo deseaba que hubiera sido mi hija. Por evitar tanto dolor de mi madre. No hubo nada más terrible hasta que la perdí a ella.

  8. Que cierta la frase. Solo cuando nos convertimos en madre nos da un vuelco la vida y nos hace ver de forma cruda y clara lo egoístas que hemos podido ser. Aún cuando el amor de nuestros hijos nos llena, sigo pensando que debería haber sido y seguir siendo más amorosa y atenta con ella. Ojala me queden muchos años más de compartir con ella. Ojalá las madres fueran eternas.
    Además precio post, este de hoy. Felicidades!

  9. Qué difícil… Se aprende tanto sobre cómo ser hija cuando se es madre… Pero ¿Se es mejor hija por ser madre? Lo que es seguro es que se siente diferente, se entiende diferente. ¡La magia loca de la maternida!

  10. Cuando leo esta frase me pregunto si a mis hijos les pasará lo mismo que a mí en el futuro, que solo veo a mi madre como madre, me cuesta trabajo pensar en ella de niña o de joven (cuando yo no la conocía) haciendo las cosas que yo he hecho y hago….en plan fin de semanas con amigos, escapadas a viajes con mi padre…. no sé si me explico la verdad! 😂😂😂😂😂

  11. Por que es cuando llegas a entender a tu madre como un ser completo y todo lo que ha hecho por ti. Ahora tú sabes que es ser madre, de verdad, en tu piel en tus huesos, no en la fantasía de tu cabeza. Y quieres ser la mejor hija por que sabes que, a veces, no lo fuiste y aquellas palabras de “pues no haberme tenido” que salieron de tu boca adolescente, le dolieron. Y quieres agradecerle todo el amor incondicional ( ahora entiendo el significado de esa palabra sin duda alguna) que te dio, a ti ya tus hermanos y a hermanas. Y por que, a mis cuarenta años, la sigo llamando cuando me encuentro mal para que su voz me reconforte.

  12. Con esa frase creo que nos sentimos identificadas en mayor o menor medida todas las madres, tener un hijo es la mejor manera de comprender las decisiones y los actos de nuestras madres.

  13. acabo de llegar a este sitio y me siento muy animada a leer TODO

    mi comentario es para apuntar que se le ha cambiado el nombre a Nerea Pérez de las Heras por el de Nuria Pérez de las Heras

    ¡amo a mi madre con todas sus contradicciones!

  14. Un día 2 años después de haberme iniciado en la maternidad llegué a casa a comer con mis padres y hermanos y dije: “Mamá, delante de todos quiero pedirte disculpas por todas las veces que siendo niña y adolescente me quejé de la comida o de algo en casa.” Mis hermanos estallaron en aplausos “Ya era hora!!!”. Mi madre me miró con satisfacción y sonrió. Espero que sintiera algo la compensación por escucharse tantas quejas… (era muy quejica) Ains… Ahora mis hijos cuando se quejan de algo de la comida les digo: “Por ahí no que sé cómo termina ésto…”

  15. Pues quizá yo soy la nota discordante…porque si bien es cierto que hasta que no eres madre no entiendes ciertas cosas, serlo también me ha ayudado a confirmar que mi madre no ha sido “mi madre”. Es algo que tanto mis hermanas como yo tenemos asumido, pero que duele un poco. Y de la misma que hay madres ejemplares que te sirven de guía en tu crianza, hay madres que te han enseñado cómo debes NO ser y lo que jamás debes repetir con tus cachorros.

    1. Desgraciadamente, yo me siento identificada con tu comentario, no con los anteriores. El ser madre me ha hecho ser aún más consciente de que mi madre nunca se ha comportado como tal y de que me sirve más de ejemplo de lo que no hacer.

  16. El post me ha tocado mucho, es tan cierto, yo soy de las que no se si quiero serlo o saberlo porque discuto mucho con mi madre aunque la adoro y en el fondo la entiendo, gracias mil, hoy es su 49 aniversario y creo que este post es su mejor regalo

  17. Cuando me pusieron a Nora en brazos,a parte de llorar como una niña pequeña,entendí el significado de la palabra “madre” y sobretodo MI MADRE,comprendí las regañinas,el llega a tu hora a casa,llamame cuando llegues y demás y sobretodo todo lo que hizo,ella sola,para que tuviese de todo y no echase de menos un padre. Desde ese momento supe que la tengo que cuidar igual o más de lo que ella me cuido y sigue haciendolo.

  18. Lo primero k he hecho despues de leer el post es llamar a mi querida buenamadre, es la unica persona en el mundo que lo deja todo, como dice la cancion ( si tu me dices ven…lo dejo todo?) para que a sus hijos no les falte nada. Quanto te quiero mama, te quiero TODO!!!

  19. De verdad, no eres hija del todo hasta que la madre eres tú. De hecho, eso mismo me pasó ya en la cama del hospital con mi bebé en un brazo y mi madre dándome la mano del otro lado. Ahi entendí lo que era amor incondicional, lo que me transmitía cada día mi madre con cada beso, con cada abrazo, con cada riña… sólo estando ahí! O más que sólo, además! Porqué a ella no le hace falta estar a mi lado físicamente, lo está siempre!
    Me viene a la cabeza la frase de Lucía mi pediatra de “como te ves me vi, como me ves, te veras..” (o muy parecida)

  20. Nunca lo pensé, pero a mí la maternidad me ha alejado de mi madre. Siempre ha sido muy crítica conmiga, y lo sigue siendo y ahora lo es también con mi hija. Me siento triste por ella, esperaba que mi maternidad me va a unir más con ella.

  21. Por supuesto que ahora comprendo más a mi madre y me siento mucho más unida a ella. Sin embargo, muchas veces le pregunto que cómo hacía ella y como hace la gente para repetir el ser madre jajajaja. Yo he tenido 2 del tirón y me estoy volviendo loca, y eso que mis buenashijas son eso MUY BUENAS. Si no fuera por mi madre que me ayuda estaría ya recluída jajaja. Mentira, doy gracias porque mi mama está con nosotros y me ayuda mucho en el día a día y también me siento orgullosa de como mi marido y yo nos vamos acoplando a este nuevo rol que no cambiaría por nada.
    Un beso grande malasmadres y seguimos en la lucha!

  22. Cuánto dolor sufrido y cuánto dolor causado entre mi madre y yo. La primera vez que no supe qué hacer con mi hija (nos creemos que lo tenemos todo controlado y no, para nada) me di cuenta de que, al menos en nuestro caso, llevábamos pensando muchos años que lo habíamos hecho fatal y no era así. Y a pesar de que teñimos día sí y día no, desde que soy madre la quiero por ser la mujer increíble que es

  23. Al ser madre y ahora ya de dos, cada día me doy cuenta de todos los esfuerzos que hicieron mis padres. Y más mi madre de estar cuidando de nosotros y llevando la casa por delante.
    Me doy cuenta del esfuerzo y la constancia que a tenido.
    Ahora la entiendo más y me he unido más a ella.

  24. Al ser madre y ahora ya de dos, cada día me doy cuenta de todos los esfuerzos que hicieron mis padres. Y más mi madre de estar cuidando de nosotros y llevando la casa por delante.
    Me doy cuenta del esfuerzo y la constancia que a tenido.
    Ahora la entiendo más y me he unido más a ella.

  25. Mi madre me decía hasta que no seas madre no vas a entenderme y como siempre yo como buenahija le decía que como iba a ser así!!! Ainssss maldita ignorancia, mi bebé tiene 17 meses y como entiendo ahora a mi madre, ese miedo ante todo, esa preocupación constante y tanta dedicación ante mis hermanos y a mí, ahora la entiendo y le comprendo y le pido disculpas todos los días por estos 41 años sin entenderla. Besos a todas!!!

  26. Tal cual, no podría decir una verdad más grande y más sincera. Me di cuenta, a los pocos días de dar a luz. Yo no sé qué haría sin ella, tuve un primer embarazo no muy bueno y ahora un segundo con amenaza de parto desde la semana 24. Si no fuera por ella, no sé donde estaría, sinceramente, le debo tanto que ni esta vida ni en otra conseguiría devolverle todo lo que hace por mí y mi familia. Lo peor es que, la mayoría, nos damos cuenta cuando nos llega esta situación y no antes. Espero poder estar a la altura con mis hijas.

  27. Ole..por este altavoz en forma de blog, Instagram…etc por poner a voz en grito lo bueno y lo no tan bueno de la maternidad.

  28. Tal cual, desde que soy madre entiendo a mi madre, me pongo en su piel. Siempre ha dicho, cuando seas madre lo entenderás…cuando tengas hijos ya lo verás
    Gran verdad, muy sabias las madres. Muy grandes nuestras madres!

  29. Pues opino de esa frase lo mismo que creo que todas opinamos y es que es una gran realidad. Los hijos en general somos muy egoistas y hasta que no conocemos la maternidad propia…no lo llegamos a saber. Pero es un descubrimiento dulce y amable…como las bofetadas de realidad que nos va dando la vida en si misma.
    Un saludo Laura, lo haces supergenial. 😘

  30. Desde luego que todas somos hijas.
    Yo era de las protestonas, de las no conformes, la de los retos materno/paternales …la que puso más de 500 km entre ambas por salirse con la suya.
    Y ahora la que soy madre soy yo, y yo siendo hija, pero cada día más suya que de otra madre cualquiera.

  31. Pienso q es al revés porque al ser madre ves a tu propia madre a través de tu maternidad y la tratas más maternalmente. Abonamos un poco el egoísmo intrínseco ser hija.

  32. ¡Qué bonita frase! Pues yo llevo tiempo pensando en ello (desde que soy madre) y la verdad es que yo siento que he sido egoista, que no he demostrado ni agradecido muchas cosas pero tambien es verdad que eché en falta de mi madre otro trato, mas cariño, mas cercania…y ahora solo me importa hacerlo bien con mis niños que son lo mejor que me ha dado la vida

  33. Al nacer la buenahija, mi padre (el buenabuelo) me dijo: dicen que no sabemos ser hijos, hasta que no somos padres; y lo que es peor, que no sabemos ser padres, hasta que no somos abuelos; así que ahora que nos has hecho abuelos esperamos ser mejores padres para ti. Y,creerme, eran y son increíbles, pero con mi maternidad yo aprendí a ser mejor hija

    Espectacular post

  34. Totalmente cierto. En el momento en que te ponen a tu hijo en tus brazos … empiezas a entender de sacrifico y darlo todo por ellos …empiezas a ver a tu madre con otros ojos ..y si cabe aún más a quererla de otra manera y admirarla , sabiendo todo lo que es capaz de hacer y entegrar

  35. Pues con esta maravillosa frase con la que estoy totalmente de acuerdo xq yo en mi caso cuando el día 4/11/16 me convertí en madre y vi a mi hija que nació por cesárea y yo sinceramente estaba agotada, cuando me pasaron a recuperación y mi madre vino conmigo un rato y me dijo cariño voy a hablar con tu marido por si a él no le parece mal que yo me quede esta noche contigo, uffffffff mi frase con 32 años fue si mami por favor quedate, quedate, y a raíz de ese mismo instante la entiendo tanto, la comprendo tanto, Le agradezco tanto Todo, ella es mi apollo incondicional, ella aunque este sin ganas, sin fuerzas, agotada siempre saca tiempo si ve que la necesitamos una y otra vez siempre y está y por que lo se por que desde el maravilloso momento en el que fui mamá yo soy igual, entiendo tanto ese agotamiento físico y psicológico, esa preocupación constante, ese quebradero de cabeza para que todo este bien cubierto y aún así se me va la pinza y se me olvida todo, ese sentimiento de culpa cuando algo sale mal, en fin un sin fin de cosas más, en definitiva cuando me convertí en madre me di cuenta de que tenía a la mejor madre del mundo y esa era la mía.

  36. Que puedo decir, que no esté dicho ya. Para mí es totalmente cierta, el ser humano es así. No comprendemos o valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos ( una lástima), o hasta que no estamos en la misma posición. Una madre siempre será UNA MADRE.

  37. La verdad que esa frase también me representa muchísimo. Solía tener una relación complicada con mi madre, que es muy sobreprotectora y bastante mandona, pero desde el momento que fui madre hace ya 4 años entendí muchas cosas qué hacía y había hecho. Y me sentí mucho más unida a ella, antes podía pasar días sin querer hablar con ella, no le cogía el teléfono si podía ahorrarme una conversación, ahora yo la llamo más a ella que ella, o no. La pienso cada hora del día y sobretodo pienso en la vida que ha tenido, la vida que ha llevado y cuánto ha hecho por mi y mi hermano. Qué poco se lo hemos agradecido, aunque ahora sí se lo intente expresar más a menudo. En definitiva, me encantaría tener el libro, porque creo que sería una lectura importante para mi y el momento de mi vida en el que me encuentro. Gracias, malasmadres

  38. Yo soy de las que tuvo una adolescencia tranquila y siempre he querido y admirado a mi madre. Pero, desde luego, ella es cada día la persona con la que se puede contar incondicionalmente. Sé que lo ha dado todo por nosotros. Y alucino con cómo fue de fuerte cuando teniendo mis hermanos y yo 3.5 años, 2 años y 5 meses; al pequeño le diagnosticaron una enfermedad rara y su decisión fue “tenemos que ser fuertes y felices, porque las mayores tienen que tener su infancia”. Y nosotros jamás nos dimos cuenta de lo mal que lo pasaron. Son (porque mi padre también) los mejores padres del mundo.

  39. Nuca valoré a mi madre lo suficiente. Tener cada día la ropa limpia, la cama hecha, la comida y cena en la mesa que ella nos preparaba. Y todo sin quejarse(con lo que me quejo yo y solo tengo dos buenos hijos), sin pestañear, sin parecer q para ella fuera un esfuerzo, sin desatender a su propia madre ni a su familia. Admirables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más