¿Qué quieres encontrar?

4
¿Qué es la conciliación laboral y familiar?

¿Qué es la conciliación laboral y familiar?

La conciliación es nuestra meta. El camino es lento, lentísimo en este tiempo de pandemia que ha provocado un claro retroceso. El cambio de modelo social y de trabajo se hace más necesario que nunca. Pero qué es la conciliación laboral y familiar, a continuación os lo explicamos.

¿Cómo podemos entender qué es la conciliación?

Si buscamos el significado de “conciliar” en la RAE, rápidamente leemos “hacer compatibles dos o más cosas”. Según esto, entendemos que la conciliación familiar, laboral y personal debería asegurar que podemos equilibrar y cumplir con las responsabilidades y derechos en el ámbito familiar, el laboral y el personal.

Pero, después de 6 años de lucha visibilizando este problema, constatamos que este equilibrio está lejos de ser una realidad y, en los últimos meses, la crisis provocada por la Covid-19 ha destapado el mal planteamiento que tenemos de la conciliación en nuestro país. El hecho de que las familias no puedan contar las estructuras en las que se basa la conciliación (el apoyo de las abuelas y abuelos y la apertura de las escuelas) ha provocado un auténtico caos en la organización familiar, haciendo que muchas mujeres tengan que renunciar a sus puestos de trabajo para cuidar de sus hijos e hijas sin ningún tipo de apoyo.

Y es precisamente la renuncia de las mujeres lo que nos lleva a concluir que el conflicto de la vida familiar, laboral y personal está teniendo efectos y consecuencias graves para la sociedad, ya que son muchas las mujeres las que no están teniendo más hijos o hijas precisamente por esta tensión entre el ámbito familiar y laboral. Por tanto, la conciliación pasa de ser un problema de las mujeres a un problema social o, mejor dicho, de emergencia social.

¿Qué hemos observado desde la Asociación Yo No Renuncio?

Desde la Asociación Yo No Renuncio hemos constatado la necesidad de replantear este sistema, asegurando una estructura que haga compatible la vida laboral, familiar y personal, pero creemos que antes debemos superar las contradicciones entre aquello que “proclamamos” socialmente y “lo que realmente es”. Enumeramos a continuación 8 conflictos basados en las paradojas que señala el economista Ponce Nuñez :

  1. Se entiende que el TRABAJO y la FAMILIA son valores universales. Sin embargo, no son compatibles y no se establecen bien las prioridades.
  2. Nadie cuestiona la importancia que tiene la familia en la sociedad. Sin embargo, se apoya poco a la institución familiar.
  3. Se entiende que la familia es un bien social. Sin embargo, se favorece poco el tener hijos o hijas.
  4. La familia contribuye al cuidado de los niños y niñas, soporta el paro de los jóvenes y cuida a los ancianos. Sin embargo, se proporciona muy poco apoyo económico a esas tareas.
  5. La presencia de la mujer en el mercado laboral es una realidad. Sin embargo, las políticas de igualdad en la empresa están lejos de ser una realidad.
  6. Lamentamos la baja natalidad y tasa de fecundidad. Sin embargo no se facilita la maternidad.
  7. Cuidar de la familia es importante para muchas personas. Sin embargo, a menudo el trabajo les impide ejercitarlo.
  8. La familia de los empleados es un destacado grupo de influencia de la empresa. Sin embargo, raramente se considera como tal.

Si no superamos estas contradicciones seguiremos sin superar el conflicto de la conciliación familiar, laboral y personal. Seguiremos ancladas en un viejo problema pero en nuevos contextos, algo que ya venimos reivindicando desde hace 6 años.

conciliacion-laboral-familiar

¿Qué necesitamos de los distintos agentes sociales?

  • El Estado debe aprobar leyes que actúen como palancas de cambio. Leyes que sean coherentes con los valores que proclamamos de familia y trabajo. Leyes que entiendan que la conciliación no es cosa de mujeres, sino que debe favorecer la corresponsabilidad familiar y social, entendiendo que la crianza y el cuidado es una responsabilidad social.
  • Las empresas y sindicatos también deben cumplir con su cuota de responsabilidad, entendiendo que las necesidades de sus empleados y empleadas son importantes (igual o más que las necesidades productivas) ya que si las atendemos, estaremos impactando positivamente en la confianza, el desempeño y, en definitiva, en la productividad. Las empresas deben normalizar que el cuidado de la red familiar y el autocuidado es importante y, por tanto, deben replantearse las jornadas laborales permitiendo el uso de otros tiempos.
  • También las familias son responsables del cambio social. Por muchas leyes o medidas que favorezcan la transformación, las familias debemos educar en igualdad, entendiendo que el cuidado no es una responsabilidad de la mujer, sino que debe recaer en todos los miembros del hogar. Para que la conciliación laboral, personal y familiar sea una realidad necesitamos que los hombres se impliquen en las responsabilidades que, tradicionalmente, han recaído en los hombros de la mujer. Ellos deben unirse a la lucha por la conciliación y reclamar su derecho a equilibrar los usos de los tiempos, su derecho a cuidar, algo de lo que se les ha apartado socialmente y todavía ahora cuesta cuestionar. En los últimos años sí que hemos observado que la conciencia relacionada con estos temas va despertando, pero el cambio social todavía requiere de más compromiso y de reconocimiento social del valor que tienen otros trabajos, como el cuidado, y otros derechos, como el autocuidado personal.

Desde la Asociación Yo No Renuncio del Club de Malasmadres seguiremos luchando por la conciliación, la corresponsabilidad y el cambio social porque no queremos que sigamos siendo las mujeres las que tengamos que renunciar a un aspecto u otro de nuestra vida al ser madres.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis podido conciliar vuestra vida laboral con la profesional?

Han comentado...

  1. Cómo conciliamos unos padres enfermeros con una buena hija y con la familia a 1700 kilómetros ? Pues con pocas horas para dormir, haciendo malabares con los turnos para que siempre esté la hija al cuidado de alguno, restando tiempo a tu vida personal y de pareja( sobre todo porque vamos a contraturnos para CONCILIAR, este matrimonio va a ser eterno porque no nos vemos). Como enfermera me siento orgullosa de mi trabajo, siempre me he sentido pero en estos momentos en los que se nos exigen tantas guardias, tan pocos días libres y las vacaciones a la espera me encuentro desprotegida, abandonada y olvidada porque además de ser enfermera soy madre, esposa y sobre todo YO. La única forma de cambiar esto es con una corresponsabilidad y un cambio social que espero que llegue.

    1. “Señores y señoras de arriba… ESTO NO ES CONCILIAR… please, tomar medidas YA”.

      Esto necesitamos Malamadre…

      Ánimo y seguimos💛

  2. Yo no he podido nunca conciliar bien. Con mi primer hijo me di de bruces con la realidad y reduje mi trabajo de forma que cobraba nada y menos a pesar de haber estudiado carrera, másters, idiomas toda mi vida. Mis padres esperaban que yo los cuidase y mi hijo igual, y de alguna forma me sentía responsable de todos ellos. En ese tiempo mi marido subió en su trabajo de forma inversamente proporcional a lo que yo bajé en el mío, así que luego los números decidieron por nosotros: yo montándomelo por mi cuenta reinventándome en casa mientras cuido a los de arriba y a los de abajo y el tan pancho en su trabajo ganando cada día más. Es injusto aunque ya lo tenga asumido. Alguien tenía que hacerlo y me tocó a mí. Lo peor es que siento, porque así me lo hace sentir la sociedad, que no hago nada, aunque soy la que más curro del mundo, de aquí para allá con unos y otros, sacando tiempo para la casa, para lo mío, para toodas las tareas invisibles… hay que cambiar esto ya o seguiremos siempre cargando las mujeres con esta desigualdad.

    1. Esto de verdad que no puede seguir así Malamadre…

      A ver si se enteran ya que NO SOMOS INVISIBLES..

      Seguiremos luchando 💪💛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más