¿Qué quieres encontrar?

100
Diario de malamadre: enemigas íntimas

Diario de malamadre: enemigas íntimas

CMM_quienessomos_02
* Podéis seguirla en @aleabf78 o escribirle a amelia@clubdemalasmadres.com

La realización de la encuesta #concilia13f me ha hecho reflexionar mucho sobre la conciliación. Perdón, la no conciliación. En este mundo diseñado por hombres, la mujer tiene todas las de perder y cuando se convierte en madre la realidad te golpea con toda su fuerza. La sociedad le tiene reservada una plaza en la renuncia y en ese margen de incomodidad nos movemos a diario.

Lo peor de todo es la falta de corporativismo entre las propias mujeres, por llamarlo de alguna manera, somos un grupo bastante frágil en cuanto a unirnos por intereses comunes y caminar en el mismo sentido. “La unión hace la fuerza” deja paso al “Divide y vencerás” y así es imposible gestar algún cambio significativo. La concienciación de la sociedad es el primer paso, sin duda, para ir cambiando este sistema patriarcal que nos sitúa en unas arenas movedizas perpetuas o en vivir el eterno día de la marmota desde hace décadas.

Pero el apoyo entre nosotras es fundamental para ser oídas por eso en este club estamos tan contentas de comprendernos y entendernos, somos malasmadres con distintos pareceres, formas de criar y formas de ver la vida pero con mucho en común, entre ellos el sentido del humor, el respeto y la clara necesidad que sentimos de que es hora de ir cambiando los patrones establecidos.

Las mujeres somos, a veces, como enemigas íntimas, con doble faz, que te dicen lo que te entienden pero a tus espaldas te ponen a caldo. ¿Quién no ha sentido esto alguna vez? Qué común es cuando una mujer se pide una reducción de jornada o una excedencia para poder pasar una temporada con sus buenoshijos que otras mujeres sean las principales críticas. Y que mal sienta, por cierto.

Aquellas que deben comprenderte por ser mujeres y madres y que, posiblemente, hayan pasado por una situación similar son las primeras en convertirse en tus mayores detractoras. ¿Y qué me decís de la tener una mujer jefa? No quiero generalizar porque las hay que son excelentes y empresas que permiten a sus trabajadores conciliar pero la triste realidad es que es una minoría.

Recuerdo a modo de anécdota que en uno de los trabajos que he tenido a lo largo de mi carrera laboral viví en mis propias carnes cómo somos las mujeres para las mujeres. Os pongo en situación: trabajo que requiere de cierta capacidad física, embarazada, no era la primera que me quedaba en la empresa, y compañeras que te exigían más que antes de que estuvieras esperando un hijo.

De manera absurda, entré en el juego e intentaba hacer mucho más que antes aunque tuviera limitaciones en un intento de justificarme por algo que no tenía que hacerlo pues mi trabajo estaba ya más que demostrado. La misma situación la viven a diario miles de mujeres y madres que por encontrarse en determinadas circunstancias como una jornada reducida hacen más que el resto y nunca son bien vistas. Una necesidad de que se note que somos las mismas profesionales. Muchas veces no valorado.

Por eso me gustaría, que todas nos apoyáramos y nos diéramos la mano porque sólo así serán visibles los cambios que todas queremos, un entorno en el que se entienda que las madres son una pieza fundamental de una sociedad en la que los niños serán los trabajadores del futuro, aquellos que nos pagarán nuestras pensiones cuando lleguemos a mayores. La crítica obstaculiza y no construye. Pongámonos en el lugar de la otra y permitámonos avanzar.

Y vosotras, ¿habéis vivido una situación similar?, ¿por qué a veces tu peor compañera es una mujer? Espero vuestra opinión.

 

Han comentado...

  1. Qué razón llevas Amelia! Por qué tendrá que ser así? Yo no entiendo que una mujer que pasa por tus mismos obstáculos es capaz de ponértelos para que tu también los sufras. Parece que piensa: si yo los pasé, tu también lo harás. En lugar de facilitar las cosas y abrir camino.
    Yo he pasado por casi todo lo que cuentas y ojalá no tenga que hacerlo más.
    Un abrazo! Feliz lunes!

  2. En mi caso, acertado 100%.
    Llegué a mi trabajo y lo primero fueron murmullos y rumores (fijate, es que a quien se le ocurre venir arreglada al trabajo, o fijate, siempre va con los hombres (si, por que con mujeres como tu..) o fijate, en camiseta y vaqueros, que se creerá, o fijaté, mira desde arriba (claro, si mido 20 cm mas que tu…)
    Afortunadamente soy de esas que, llamadme rara, se dedica a trabajar y no a ver que se rumorea….
    aunque mas me hubiera valido enterarme. Hace un mes,esa misma persona ha conseguido que me despidan, junto con otra mujer con un complejo de inferioridad de tamaño xxl.
    Resultado… ella es la reina de la colmena y yo estoy en mi casa. Yo se que soy una buena profesional, pero de que me sirve eso?

      1. me vas a perdonar pero tu estás haciendo lo mismo… das la talla XXL como si eso afectase a su comportamiento ¿ves? no has entendido el texto… estamos hablando de unir… no de atacar… esa señora se portó mal, da igual su peso…

        1. perdon… la talla xxl era su complejo de inferioridad… no su talla de verdad… de hecho es bastante pequeña

  3. Cómo me he sentido de identificada!!! Espero que poco a poco tomemos más conciencia entre nosotras y en vez de ponernos la zancadilla porque “yo lo he pasado y tú también”, nos ayudemos…
    Buenos días y feliz semana!!!

      1. esa es la idea!!! si nos han puesto la zancadill aprendamos lo que jode par ano ponerlas nosotras…

  4. Es incomprensible!! Sin embarazos, no hay niños; y sin niños no hay futuro.
    Aún recuerdo cuando una chica me dijo que en Dinamarca (donde ella vivía) la baja maternal dura un año.
    Y no, ese tiempo, no son vacaciones pagadas, es adaptarte a los cambios, criar a tu hijo en el apego sin prisas, no preocuparte por qué hacer con él si se pone malo…
    Nos queda mucho camino por delante. Solo juntas podremos recorrerlo más rápido!!

    1. Hola! Yo trabajo en un centro infantil, todas mujeres, TODAS! Y estoy embarazada de 3 meses, son de la opinión de aguantar hasta el final del embarazo y sí te tienes que pedir la baja antes por riesgo, debido a miles de virus a los que estamos expuestas, y que a lo mejor el embarazo no está siendo tan bueno; es como sí no quisieras trabajar más, te hacen sentir culpable de algo que no depende de ti sino de como se de ya que cada embarazo es diferente… Una no elige sangrar en mitad del embarazo o no haber pasado la varicela y q en tu clase haya un brote…. Que hacemos? Aguantar? No lo entiendo….
      Por qué hemos de tener una baja maternal de tan sólo 4 meses? Y luego? Es jodido…. La excedencia es como un “privilegio” inalcanzable… Estamos tan atrasados en tantas cosas, ven la maternidad como un problema y no respetan nada en absoluto este periodo… Envidio a los de allí arriba Suecia, Dinamarca…. Podremos cambiarlo??? O sólo será un pensamiento de mala madre en tiempos de tormenta?!

  5. Em mi caso cuando estaba embarazada no tuve problemas con mis compañeras, todo lo contrario. Otra cosa fueron las jefas. Pero es verdad que las mujeres entre nosotras competimos y rivalizamos en lugar de hacer frente común, y luego somos las primeras en ponernos a caldo

      1. Si, pero también es verdad que cuando hacemos amigas de verdad vamos a muerte con ellas

  6. Hola Amelia!!
    Pues si, es cierto, y es una pena que las mujeres en general no nos apoyamos. Y lo malo es que no sólo pasa en el trabajo, también lo vemos en el día a día, con las novias de los amigos, por ejemplo, ellos muchas veces llegan a ser amigos, o al menos a entenderse, en cambio nosotras parece que entramos en una competición absurda, o las otras mamàs en el parque (por eso este grupo es taaaaan necesario) que parece que te miran con superioridad, o con inferioridad, que también pasa. Parece que las mujeres siempre tenemos algo que demostrar.
    Creo que algo que habría que cambiar y sería un gran avance porque genera opinión es la prensa, las noticias, la televisión sobre todo, por la imagen que es muy potente. Las mujeres siempre aparecen despampanantes, son modelos, con El hormiguero me pongo mala, las chicas no pueden ser mas guapas (y profesionales por supuesto me encantan Anna Simòn y Pilar Rubio) pero los chicos no creo que hayan pasado el mismo casting, ya no “estético” que para gustos los colores, pero vamos supongo que sabéis a que me refiero, tampoco quiero ponerme a criticar a los chicos, pero es que alguno no sabes como ha llegado hasta allí si ni siquiera se le entiende cuando habla. Pero los chicos se defienden, se apoyan, y a nosotras nos queda mucho que aprender sobre ese tema. Creo que los medios de comunicación podrían ayudar mucho en todo este tema de la conciliación, no voy a recordar la polémica de la baja de maternidad de Sara Carbonero con el mundial… (por cierto, Sara Carbonero, otro ejemplo de mujer-profesional-modelo los hombres no necesitan físico para trabajar en televisión ni en ningún sitio, porque sus compañeros de reparto… lo dicho para gustos los colores)Lo dejo que me estoy alargando mucho.
    Un abrazo

    1. Muchísimas gracias por dejarnos tu opinión, estoy de acuerdo en que los medidos de comunicación son un arma muy potente. Hay tanto que cambiar pero, al menos, deberíamos apoyarnos.

      Un beso.

      PD. Conocí a tu madre y es encantadora!

  7. A mi me despidieron 3 mujeres cuando se enteraron de mi firme decisión de tener hijos…una de ellas ya tenía 2 hijos, la otra se quedo de mellizos a los pocos meses y me acabo de enterar de que la tercera esta con reproducción asistida. ..que triste, verdad?

  8. Siempre he querido romper con los tópicos; sobre todo los que atañen a las mujeres. Creo sinceramente que las cosas están cambiando en cuanto a nuestra unión. Sin embargo, yo tuve la mala suerte de encontrarme en mi anterior trabajo a un trío de arpías (instigadas y alimentadas por un jefe varón, eso sí) que se encargaron de hacerle la vida digamos menos agradable a las que éramos madres. Con el tiempo ellas también lo han sido y se han encontrado sin respaldo para conciliar porque algunas ya nos habíamos ido y las que se habían quedado se tomaron la revancha. No sé si se habrán dado cuenta de que las que verdaderamente han perdido han sido ellas… y él ahí sigue, flotando como un corcho. ¡Qué cortas de vista somos a veces!

    1. Yo tampoco quiero caer en tópicos, pero a veces pienso que estos temas no se pueden hablar porque no son políticamente correctos y después la realidad te devuelve tristemente la razón. Gracias por pasarte!

      1. Ya te digo… la cara que se te queda cuando ves que el tópico se hace realidad delante de tus narices… ¡qué rabia! Gracias a vosotras por darnos la oportunidad de compartir, de reírnos… y de construir entre todas 🙂

  9. Pues sí…es una pena pero es lo que se ve en esta sociedad en la que vivimos. Quiero pensar que no es incomprensión sino algo de “envidia” por tomar una decisión que ellas no han sido capaces de tomar por miedo u otro motivo, y el “no apoyarnos” es una manera de vomitar ese miedo…si no, es que no lo entiendo, máxime si han sido madres y han pasado por ahí.

    Tenemos que concienciarnos que el cambio comienza por nosotras mismas.
    Un beso! 🙂

  10. Las primeras que suelen empezar son las propias madres con comentarios tipo: yo a tu edad embarazada salí de cuentas y aun estaba trabajando, o yo contigo de dos meses ya estaba trabajando y sin quejarme!! He llegado a oír cosas viviendo de amigas mías del
    Tipo: con mujeres como tu las demás quedamos mal!
    Afortunadamente estoy rodeada de malasmadres y buenas amigas que me entienden , pero hay mucho que cambiar , es comprensible que si el gobierno no ayuda a que a el empresario le salga rentable una embarazada o madre pues se siga criticando nuestro puesto laboral , pero eso es otro cantar .
    Yo estoy embarazada de 7 meses y estoy empezando mi baja ahora , hay quien le parece tarde y hay quien pronto pero francamente a mi me parece el momento justo y s quien no le guste que no mire!!

  11. Como jefa, mi actitud ha sido siempre al reves. Siempre intento ayudar y poner facilidades a las mujeres y chicos, padres de familia, que tambien ayudan en casa. Resultado: muchas chicas quieren estar en mi equipo que es un”high performance team”. Eso so, faltan ejemplos en la empresa – una gran multinacional espanola!!!!

  12. Lo de que las mujeres somos enemigas acérrimas es algo que no queremos ver pero es la realidad. No solo en conciliación. Solo hay que ver cada vez que alguien habla de cesárea frente a parto natural o de amamantar frente a leche de fórmula; la mayoría se tiran a la yugular y sin conocer la vida ni las circunstancias de la otra la están tildando de mala madre, cómoda, jeta,… etc.
    Cada vez que oigo eso de que si las mujeres gobernaran el mundo no habría guerras me parto. Si, ya nos habríamos extinguido. Saludos

    1. Jajajajaja Marta, estoy contigo, es algo que no está bien decir pero que existe, mientras tanto nos movemos en la hipocresía más absoluta.

  13. Me encanta leerte Eugenia, debe cundir el ejemplo y que las empresas lo hagan, pero no sólo eso, hay que concienciar a la sociedad y todo el proceso es complicado.

  14. Hola, en mi profesión el 90% si no más son mujeres. Durante mis dos embarazos ejercía un puesto de dirección y me sustituyeron dos mujeres distintas, a la vuelta de ambos me encontré a la mayor parte de compañeros y al jefe en contra, sin saber porqué tuve que volver a ganarme la confianza de todos. He de decir que como directora no puse jamás pegas a que si las que eran mamás necesitaban tiempo lo cogieran, desde irse porque los niños estuvieran enfermos hasta salir a ver una representación del cole. Creo que si nos ayudaramos más entre nosotras sería todo mucho más sencillo. En mi último empleo me despidieron(mujeres) por romperme un pie..aprovecharon que estaba en periodo de prueba, pero creo firmemente que el ser la única con niños influyó en la decisión. triste realidad…

  15. Pues no estoy de acuerdo con tu post. Primero porque conciliar no es patrimonio de las mujeres y segundo porque no todas las mujeres son madres.
    Dicho esto, lo primero que hemos de preguntarnos es quienes somos esas “nosotras”. Yo le exijo a toda la sociedad, no solo a las mujeres, y además acepto que haya quien opine lo contrario que yo.
    En este foro se habla de arpías y de mujeres que murmuran o critican … esa es la primera trampa masculina, haceros creer que nosotras somos peores: somos iguales, pero en las mujeres la competitividad está mal vista. Os están engañando mucho, la primera división la has hecho en el título del mail! maaaaal

    1. Mira Ana a las mujeres de mi entorno ningún hombre les ha instado para que critiquen o murmuren de otras mujeres. Basta ya de la paranoia de la conspiración masculina. Piensa quien en tu vida te ha hecho las peores críticas, las que no tienen nada de constructivo, las chungas, esas que hacen llorar. En mi caso y creo que en el de la mayoría son tu madre, tu suegra, hermanas, cuñadas, supuestas amigas…. Los hombres tendrán muchas cosas pero no suelen meterse en asuntos personales y menos en asuntos de maternidad que les da como repelús hablar del tema.

      1. Hay de todo en ambos sexos. El error es usar cajitas.
        Yo he tenido compañeras, subordinadas y jefas espectaculares… O sea, que no me critiques a las mujeres!!! 😉

        1. Puede ser, pero al final no me has contestado a la pregunta, ves? La mujer es lobo para la mujer

          1. Sigo sin estar de acuerdo. En mi 15 años de trabajo la que me bajo de puesto estando embarazada fue una mujer, sí, pero la que me defendió con uñas y dientes fue otra, la que puso su hombro para que llorara mis penas fue otra mujer, las que me ayudaron a ser mejor en mi trabajo fueron mujeres. El que me sometió a acoso sexual bajo la excusa del enamoramiento fue un hombre, el que me minó psicológicamente y me produjo más tensión fue un hombre, el que no me supo defender entonces fue un hombre…
            Dices que la mujer es un lobo para la mujer: con esa actitud seguro!
            Yo ni creo que me tengan envidia, ni creo que me tengan que comprender por tener hijos, ni creo que deba rendir menos por ser mujer… La sociedad es poco solidaria pero la sociedad somos todos: hombre y mujeres; y creer que las mujeres debemos hacer frente común por el hecho de tener los mismos órganos sexuales es simplista, prque nuestras circunstancias son tan diversas que no tenemos porque compartir intereses. Hace 30 años todas las mujeres tenían hijos, hoy no. Es maravilloso poder elegir!

          2. Ana, yo no lo podría haber dicho mejor. Cuántisima razón tienes. Claro que he tenido alguna mala compañera, pero han sido compañeros hombres a los que peor he visto comportarse, los expertos en menospreciar al contrario, los más retorcidos… Y no por eso se me ocurre pensar que ellos representan a todo el género masculino

  16. Yo personalmente prefiero trabajar con chicos. Son menos cotillas (aunque habra de todo) y mejores compañeros (tampoco quiero generalizar pq habra tambien de todo). Pero mi experiencia me dice tras 13 años en el mundo laboral, que las mujeres somos peores con nosotras mismas. Yo mismamemte reconozco y aunque la inmensa mayoria de malasmadres lo haya hecho no lo reconocera abiertamente como yo, que he criticado de compañeras, (y quien no??? Que tire la primera piedra). Un grupo de chicos a la hora del cafe hablara de ligues, del futbol, de musica o de lo guapa que esta la chica de al lado… Un grupo de mujeres en ese mismo cafe estaran (estaremos) sacandonos los ojos.
    Seguro que quien me lea dira “yo no, yo nunca” pero si piensa mas detenidamente, seguro que ha estado presente en alguna conversacion en se ha criticado a otra mujer compañera y ella o ha callado, o no ha hecho nada para evitar la critica. Y quien calla otorga.

    Durante casi 6 años tuve una jefa mujer. Cuando alguna de nosotras se quedo embarazada (yo me incluyo), en las reuniones no solo criticaba las reducciones de jornada tachandonos de vagas, sino que las bajas medicas en un determinado momento del embarazo (ya fueran mas o menos justificadas) las consideraba una fuerza de flaqueza y una excusa para no ir a trabajar y tener “mas vacaciones”. La susodicha jefa que tiene ahora mismo 38 años recien cumplidos y que por aquella rondaba los 33, nos decia que deberiamos liberarnos de todos los formalismos feministas y que no hacer lo que te pedia la sociedad que era casarte y parir hijos y que con esa mentalidad no ibamos nunca a tener esa revolucion feminista que el mundo deseaba. La mujer al trabajo, abajo los formalismos sociales.

    Las reuniones de empresa las dedicaba a criticar a las que faltabamos ya fuera por baja (alguna compi la cogio con 16 semanas) o por revision medica ya que como ella citaba “nuestras madres y abuelas no tenian tantas revisiones ni tantas “po.” y parian a hijos sanos.

    Por delante mis compañeras mujeres le daban toda la razon… Y por detras la ponían a caldo. Yo se lo decia a la cara, asi al poco acabe haciendo cola en el INEM.

    Esa es mi experiencia, da para un libro o para un post jejejeje… Pero toda esa experiencia me hace que me fie muy poco de las mujeres a nivel laboral

  17. Hola queridas.
    Yo creo que todo forma parte del problema general que hay detrás: la falta de igualdad. A una mujer, haga lo que haga se la juzga, un millón de veces más que a un hombre. Entonces, si no somos “buenasmadres” como los estereotipos nos plantean, se nos enjuicia y nos critica. Por eso somos enemigas entre nosotras, porque sin darnos cuenta, nosotras mismas estamos educadas en la cultura de mirar con lupa cualquier cosa que haga otra mujer y somos no peores que ellos, igual que ellos.
    Lo que pasa es que duele más que otra mujer no comprenda algo que tú haces siendo ella también mujer, pero esto se debe a que posiblemente, ella, forzada por la falta de igualdad, conciliación, etc, no ha podido reducirse, excederse, o algo similar, o no ha tenido valor, o apoyo… entonces te juzga.
    Al parecer, en lugar de apoyar que haya un mundo más sensible a la naturaleza lo que queremos es penalizar al resto de nuestras iguales con el mismo sufrimiento que nosotras hemos pasado. Es decir, ahora también escucho mucho a mujeres mayores trabajadores que dicen: “yo tenía una farmacia y 7 hijos y me hinché de trabajar” perdona, bonita, y eso es ideal y divino? A mí no me lo parece.
    En fin, a seguir luchando.

  18. Buenas malasmadres!!! Por desgracia esto es el pan de cada día, pero si de algo me he dado cuenta desde que soy madre y sobre todo desde que participo en colectivos como la PAH y la RSP, es que es la sociedad en general, nosotras solo reflejamos lo que ya hay en la sociedad. Lo único es que en el ámbito laboral “se nota” más que sólo por el hecho de ser mujeres debemos demostrar el doble y el triple que los hombres. Pero como ya he dicho es algo que está muy arraigado en la sociedad; no sabéis la de veces que he tenido que oir en un acompañamiento de la PAH a un banco gentes que cuando nos ve lo peimero que dice es: “uy! Otro que viene a pedir que le perdonen la deuda y quedarse en su casa, ¡Pues que pague como todos!”… Cuando todo el mundo sabe que si eso ocurre es porque esa perso a ha perdido su vida entera y por desgracia ya no puede pagar. Da rabia y no tendría que ser así, todos deberíamos estar unidos frente a problemas comunes. Pero bueno yo personalmente sigo luchando en todos los ámbitos para que la injusticias y desigualdades cada vez sean menos. Y por supuesto: mujeres uníos porque nosotras somos lo más valioso que tiene la sociedad, porque somos grandes, somos capaces de luchar frente a cualquier adversidad y sólo nosotras podemos cambiar viejo conceptos. ¡Que paséis buen día!

  19. Yo cada día me doy más cuenta que la gente busca como revancha …Como a mi me putearon ahora me toca a mi.
    Yo tengo reducción de jornada y mejor ni os cuento parece que tengo continuamente que disculparme por algo.Me esfuerzo más por llegar pero claro el primer año de guardería es un cultivo de virus que luego repercuten también en mi que con el strees diario tengo las defensas por los suelos.
    Lo que peor llevo es cuando la buenahija y yo

  20. Por lo que leo, veo que me debo sentir afortunada de tener unas compañeras maravillosas, casí ninguna con hijos pero aún así comprensivas y cariñosas. Y para rematar mi buena suerte he contado con una jefa directa que me ha facilitado la vida desde el primer momento en que se enteró de que estaba embarazada. Ahora es ella la que ha tomado ese paso, y por supuesto tiene mi apoyo y en lo que le puedo ayudar, ni lo dudo. Quien da cariño, lo recibe, y eso es algo que tendríamos que aplicar en muchos aspectos de nuestra vida.

    1. Efectivamente. Este hilo está pecando de lo que critica.
      Esta es una actitud positiva que recogerá lo que siembra!!!

  21. Pues yo debo ser la excepción. Me encanta trabajar con mujeres. No tengo ningún problema en trabajar con hombres, pero si tengo que elegir, elijo hacerlo con mujeres. Muchos menos problemas, mucha más implicación, mucho menos escaqueo. Las mujeres trabajamos más y mejor. Así que a mí dame todas las mujeres del mundo, que yo lo prefiero. Creo que la cuestión está en que si eres una arpía, eres una mujer y fíjate qué mal trabajar con mujeres. Si eres hombre y eres un gilipollas, es un gilipollas a secas y no se entra a valorar el género. No sé. Yo por defecto siempre en los concursos y estas cosas voy con las chicas. Ellos siempre van con los chicos y son supercorporativos. Así que yo me niego y siempre elijo entre las mujeres que haya la que más me gusta.
    Estudié en un colegio de monjas con un montón de mujeres y tal vez eso hizo que me entendiera bien con ellas. O es cuestión de carácter, pero … a mí me encanta trabajar con mujeres y soy muy fan de nuestro género

    1. Hola!!! Evidentemente yo también soy fan de nuestro género y lo defiendo a capa y espada pero echo en falta ese supercorporativismo del que hablas que tienen los hombres, si en general todas fuéramos a una avanzaríamos más en pos de conseguir objetivos tales como la conciliación, se me ocurre este de conciliar por ejemplo.

      Y, por supuesto, hay casos como el tuyo en el que trabajar con mujeres se hace de manera sana y poco competitiva y eso es estupendo, deberíamos tomar ejemplo. Pero pienso que aún hay mucha hipocresía y falta de compresión entre nosotras mismas.

      Un besote y gracias por tu opinión. Feliz lunes guapa.

    2. Suscribo lo que dices punto por punto. Yo también caí en la trampa durante un tiempo, en que pensaba que las mujeres eramos nuestra peor amenaza y nos poníamos zancadillas. Hasta que empecé a trabajar en un equipo emimentemente masculino… Nunca como entonces vi pisar cuellos, menospreciar a las mujeres, escurrir el bulto cuando la tarea no conllevaba lucimiento, burlarse de todo lo que no hubiera sido fruto de sus privilegiadas cabezas…
      No quiero salirme del tema, sé que estáis hablando de conciliar, pero me resisto a entrar en la generalización de que los defectos de las mujeres nos identifican a todas y los de los hombres, solo al que lo lleva encima. Totalmente de acuerdo en que ello es entrar en un juego machista. No seamos ingenuas

  22. Hace unas semanas nos reunimos en casa de unas amigas seis parejas con los respectivos hijos para hacer una barbacoa y lo que ocurrió me dejo perpleja. Os cuento, soy madre de dos niños muy pequeños que se llevan entre sí año y medio, además estoy estudiando. Cuando me quedé embarazada por segunda vez decidimos que dejaría de trabajar unos años, cosa que para mi está siendo agridulce por falta de costumbre y por la maldita culpa que no deja de rondarme por la cabeza. En la misma situación que nosotros esta otra pareja de las que fuimos al almuerzo, solo que en su caso es el el que ha decidido dedicarse unos años solo a la crianza de dos niñas. Pues después de comentarlo y hablar sobre el tema, la conclusión a la que llegaron el resto de asistentes es que el es un desempleado y yo una ama de casa!! Que te parece? Los prototipos sociales hacen mucho daño.

  23. En una sociedad hecha por los hombres y para los hombres,hay por desgracia muchas mujeres que repiten comportamientos masculinos.Asi no cambiaremos nada,lamentarnos y protestar no sirve de nada _ a los hechos me remito_ .Creemos una sociedad paritaria en los que la presencia de la mujer no sea cuestion de cuotas

  24. Mi caso es tan, tan raro que siento que debo compartirlo…
    En mi empresa, todos los que ocupan un puesto por encima de mi son MUJERES. ¡Tengo 6 jefas! De las 6, 3 son madres, aunque en ninguna da prioridad a la fmailia. Mi carrera ha ido en ascenso desde que entré en la empresa: me han dado mil oportunidades y he ido recibiendo la recompensa que corresponde a un trabajo bien hecho. El nacimiento de mi segundo hijo coincidió con un nuevo ascenso, una oportunidad irrechazable que significaba estar fuera de casa de manera casi permanente. Acepté y durante dos años apenas vi a mis hijos.

    Un lluvioso día de otoño vi la luz: me di cuenta de que me estaba equivocando, pero ¡mucho! Así que entré en un despacho y pedí la temida “reducción de jornada”. La reacción de mi jefa fue increíble: entendió lo que le estaba exponiendo, se puso en mi lugar y me ofreció un horario de mañana sin necesidad de reducir la jornada con el compromiso de que, cuando yo quiera volver a la locura del trabajo full-time, la puerta estará abierta.

    Mi caso es una rareza comparable a que te toque la lotería, una anomalía estadística. Soy absolutamente consciente, quizá por eso ahora me implico aún más -si es que eso es posible- en mi trabajo. Cojo el teléfono a la hora que sea, fines de semana y festivos incluidos, pienso “a lo grande”, como si el proyecto de empresa fuera mio y me dejo la piel en cada batalla.

    Ojalá alguna “jefa” lea esto, alguna de esas jefas que tuve en trabajos anteriores y que me hicieron la vida imposible, pero sobre todo algunas de esas jefas que tienen la llave para cambiar las cosas y marcar la diferencia. Para demostrar al mundo que conciliar significa trabajar mejor.

    1. Elo, me encanta que personas con experiencias positivas lo cuenten, me llena de alegría y me hace pensar que algún día la rareza de la que hablas será una normalidad 🙂

  25. Buenos días a todas!

    Sinceramente pienso que el problema radica en la educación, la que nosotras recibimos y la que (a veces sin darnos cuenta transmitimos a nuestros hijos e hijas). Vivimos en una sociedad machista en la que, por el simple hecho de ser mujeres, tenemos que llevar las riendas de la organización y la economía doméstica, las relaciones “burocráticas” con la familia (incluida la familia política), debemos ser impecables en comportamiento, en imagen, en expresión, somos las encargadas de “tirar” de la familia y de procurarles la felicidad, debemos mantener las formas y el correcto equilibrio para que todo funcione, además de parir, criar y trabajar, conciliándolo todo perfectamente y sin un atisbo de cansancio, inseguridad o debilidad de ningún tipo. A veces, a todo esto hay que añadirle el estudio, porque hay muchas malasmadres que, además, tienen que estudiar por diversos motivos. Como muy bien decía alguna compañera en un comentario anterior, son la mujeres que te rodean las que más te exigen sin permitirte un momento de debilidad. Obviamente, como llevar adelante todo lo que se nos encarga sin cometer ningún fallo es imposible, empiezan las críticas (muy duras, por cierto) por parte de todos y, sobre todo, de todas. También nuestros buenos maridos han recibido esa educación y, en ocasiones por simple inercia, nos “echan la pelota” sin hacerse cargo de responsabilidades que, a priori, le corresponden a ellos (como por ejemplo las relaciones con su familia) y, la mayoría de las veces, no es fácil “reeducarlos” en este sentido. Estoy embarazada de mi primera hija y, aunque la “injusticia de género” la llevo sufriendo toda la vida, esta época está llevando a mi paciencia al borde del suicidio, todo son críticas, comentarios impertinentes sobre mi imagen, mi forma de organizar, las molestias e imprevistos varios que surgen en el embarazo, las decisiones que mi marido y yo tomamos con respecto a todo… pero claro, si te quejas, la respuesta es pues yo cuando estuve embarazada… pues fulanita con su primer hijo, hombre tienes que entender que es mi primera nieta…
    Por nuestra parte, mi marido y yo, tenemos claro que NOS NEGAMOS a formar parte de esto e intentaremos, aunque todavía no tenemos muy claro cómo, que nuestra pequeña no tenga que sufrir estas injusticias o, al menos, que no las asuma como algo normal por el hecho de ser u a mujer. Todas y todos debemos analizar nuestros prejuicios (aunque no nos guste reconocerlos) porque la única forma de evitar “pasárselos” a nuestros hijos e hijas es conocerlos profundamente.

    Gracias por leerme, gracias por el Club y por ayudarme a sentirme comprendida con cada post.

    Un abrazo!

    1. Inma qué razón tienes, en la educación de nuestros hijos empieza todo, a veces repetimos roles establecidos sin darnos cuentas o decimos frases que no ayudan. Muy de acuerdo contigo 🙂

  26. Buenas Amelia,

    Cuanta razón tienes… por muy triste que sea. En mi caso, mi jefa es la antítesis de mujer-madre-trabajadora. Ella ha elegido, voluntariamente, anteponer su profesión a su familia, es el `padre el que se encarga de sus hijas, casa, etc… decisión que no critico en absoluto. El problema nos viene a las que trabajamos para ella, ya que ella no concibe quen antepongamos la familia a nuestra carrara profesional y por ejemplo, cuando faltas al trabajo porque tu hijo ha estado toda la noche vomitando y quieres quedarte en casa para “mimarlo y cuidarlo”, con un dia de tus vacaciones por supuesto, te lo echa en cara… cuadno quedé emabrazada de mi segundo buenhijo, llegó a preguntarme si habia sido un accidente o si estaba planeado… Creo que cada mujer debe decidir en todo momento sus prioridades en la vida, cumo cualquier persona. Pero me entristece mucho que una mujer-jefa-madre… no entienda que otras mujeres-madres-trabajadoras pongan por encima de todo a sus buenoshijos…

    Ánimo a todas las Malasmadres!! Este club es maravilloso, leyendo algunos post y comentarios de otras madres he me siento “menos culpable” en algunos aspectos de la crianza de mis hijos.

    Un abrazo!!

    PD: Os recomiendo que le echeis un vistazo al Comercial que ha sacado Hero Baby (que piensa una madre y que piensa un hijo) es mi dia a dia y me imagino que el de muchas más.

  27. La mayor parte de mi vida laboral he trabajado con hombres, y no tenía sensación de que fueran machistas (bueno, siempre hay alguna persona que en fin, dejemos lo en que es como es y ya, me trataban como a uno más y ya. No había malos royos, ni malos entendimientos, eramos compañeros y se acabó. Y siempre decían que las mujeres eramos muy malas compañeras con nosotras mismas. Yo, por supuesto, no lo quería creer, además, estaba deseando trabajar alguna vez con alguna mujer, porque siempre pensaba que podías contar con ella en cosas que con un hombre, por buen compañero que fuera, no puedes contar. Hasta que comencé a trabajar también con mujeres, en igualdad de condiciones. Al principio estaba encantada, hasta que, un buen día, vino la crisis, los hijos de unas y otras y demás cosas. Al igual que comentas que te miran mal porque te cojas una excedencia, también lo hacen porque no te la cojas, o puedas seguir con tu familia y uno más y a la vez con tu jornada sin reducir de trabajo. Yo nunca critiqué la reducción de jornada o excedencia de nadie, si tengo la suerte de poder contar con mi marido, padres y suegros para la crianza de mi hijo, ¿soy culpable de no tener que coger reducción de jornada y poder seguir realizándome como profesional? A ojos de ellas, todo son críticas, a las espaldas, por supuesto. Sin embargo, no quiero creer que todas las mujeres son iguales.

    1. No pienso que todas las mujeres son iguales porque sería muy reduccionista pero que existe y que es más que un tópico pienso que sí. Gracias por pasarte!

  28. Lo vimos hace unos días en ete espacio, era un texto que hablaba de las madres que se quedaban en casa y las que más saltaron a comentar y no en positivo fueron las madres que trabajaban y criaban a la vez… pero eso tiene que ver con lo “pardillas” que somos (dich con cariño) que caemos en la trampa de esta sociedad capitalista creada en contra de las personas y a favor del dinero…. un sinsentido, vamos, así que en lugar de apoyarnos incondicionalmente las que no trabajamos a las que si lo hacen las que trabajan a las que piden jornada reducida , las que no son madres a las que si lo son, etc no… lo que hacemos es subgrupos para pelearnos entre nosostras como fieras currupias!!! aaaah es que yo soy mucho mejor porque crio y trabajo… aaaah nooo tu eres una mala madre porque abandonas a tus hijos en una guardería y yo soy super fantastica porque me quedo con ellos…
    esto es el día a día… las que tiene contra las que no tienen hijos!!! y mientras los capitalistas empresarios agresivos forrándose de nuestra estupidez!! (me incluyo en nuestra)
    y estoy en que deberíamos hacer lo contrario… hay que luchar por el máximo venga!!! baja de dos años para criar…-aaah es que yo no aguanto dos años en casa- bueno, tu apoya la iniciativa y cuando tengas ese derecho TU libremente decides si lo ejerces o no… ¡¡no seas idiota apoyaaa!!! aaaah es que yo no tengo hijos ni los voy a tener… coño!! pero que mas dará…. mira que puedes cambiar de idea, mira que tendras amigas … mira que eres hija de una MADRE:.. APOYA APOYA APOYA…
    un día recogía firmas para el tema de dar la teta donde te de la gana y todos los hombres firmaron sin protestar y solo una mujer saltó como una fiera… ¡¡que es eso de dar teta en una tienda de ropa!! a mi no me dejan comerme una hamburguesa o hacer pis allí!!! pero será burraaaaaaa!!! APOYA APOYA APOYA y tu da la teta donde te de la gana, en casa en el baño, debajo de una manta… es mas, NO des teta si no te da la gana, pero APOYA APOYA APOYA…. no hay que apoyar solo lo que nos afecta directamente o queda bien en Facebook… de iniciativas de mujeres deberíamos apoyar todas porque SI … el día que entendamos eso el mundo será NUESTRO… pero nada… no lo sabemos.. no lo aprendemos ….

    1. Tienes razón! Que buen ejemplo. Yo di teta un mes, el más horroroso de mi vida, ahora espero el segundo y no pienso sucumbir a la presión de las matronas, en el mismo paritario voy a decir que no quiero dar pecho. Pero… Cuando veo a alguna madre amamantando en bares, en centros comerciales, en la playa, etc, mi madre (que es de la antigua usanza) me pone negra, empieza “mira esa, con la teta fuera”, es que me enciendo!! Claro que hay que poder amamantar donde se quiera! A ver si porque a mi no me afecte tengo que dejar de apoyar! Me pongo en su lugar, y pienso si cualquier día yo no pudiera sacar el biberón donde me diera la gana… Como me sentiría?? No se comoda sentiría, pero lo que no me gustaría es sentirme SOLA. Solidaridad ya!! Yo por ejemplo tengo jornada reducida, no me gustaría ser criticada por ello, porque es la única forma humana que he encontrado de cuadrar los horarios anti europeos de mi empresa con el cole de mi hijo. Del mismo modo, creo que no cogería una excelencia ni loca pero… La que quiera, o necesite, o le de la gana… Por favor, que pueda!!

    2. Pienso que es así, muchos subgrupos por intereses o gustos comunes pero no una unión común entre todas y o, al menos, respeto 🙂

  29. verdad verdadera…..yo tb lo sufrí en mis propias carnes, pero sabéis qué?….que aprendí a que me diera igual y eso es fabuloso….feliz lunes chicas!!!

  30. Al mal bicho de mi jefa, la que odiaba a embarazadas, madres y bebés, ya la he ido poniendo verde por toda la blogosfera, así es que sí, conozco de primera mano lo pésima que puede llegar a ser una mujer con cargo respecto a otras que dependen de ella.

  31. Por circunstancias de la vida he trabajado en muchos sitios diferentes…con mujeres todo y lo que decimos las peores enemigas,en vez de comprender noooo ir en contra total!!! Sin embargo en una empresa de hombres donde solo estábamos cuatro mujeres…increíble donde mejor y mas a gusto he trabajado en toda mi vida laboral, que ya es larga!! Un saludo y chicas un poco mas de compañerismo y menos envidia!!!

  32. Cuanta razón tienes y que conocimiento de causa. Pues sí, cuando estamos embarazadas entramos en el absurdo juego de tener que demostrar que podemos, no sólo hacer lo mismo, sino más que antes. Y obviamente, hay mucho listo que se aprovecha de la situación y te exprimen hasta que… te dan la baja. Es otra de las situaciones frecuentemente criticadas. A mí me dieron la baja a las 33 semanas, ya no podía más, con una anemia de caballo y sola en un departamento donde antes éramos tres. Y cuando volví me acogí a la reducción de jornada para poder estar todas las tardes de la infancia con mi hijo, que es quién se merece que me preocupe por él. Él sí es mi gran proyecto. Cuando salgo de la oficina, no me acuerdo ni de que existe. Me ha costado, pero ahora que sé que ya no esperan nada de mí porque como bien dices, aunque haga más que algunos en doce horas, soy invisible, estoy feliz, feliz de quién espera tooooodo de mí, sea mi hijo. Ánimos a todas, ayudémonos, tenemos tanto que dar… este mundo está como está porque lo dominan los hombres, claro está ; )

  33. Es triste decirlo, pero hasta el momento, yo he trabajado mas a gusto con hombres que con mujeres. Aunque ello me ha llevado a situaciones también desagradables: inseguridades masculinas, tener que esconder atributos físicos de manera figurada o o) para que olviden o recuerden que eres una mujer…Al final, siempre se trata de interpretar un papel, y es triste. Quiero ser yo. Quiero ser como soy.

    Besos

  34. 100% identificada… qué pena… estando embarazada de 5 meses de mi primer hijo me dieron la baja por ciatica ya que no aguantaba sentada más de media hora. Me avisó mi jefe unas semanas despues de que teníamos una auditoria muy importante y que por favor me reincorporase de la baja para ayudar. Yo le dije que no aguantaría las 8 horas pero el me dijo que lo que yo pudiese. Estuve casi una semana yendo 6 horas al día despues de pedir mi alta voluntaria y de que la ginecologa no quisiese darmela. Bueno, pues antes de terminar la semana me llamaron de RRHH diciéndome que mis compañeras (todas mujeres!!!!) se había quejado de que yo estuviese recibiendo mi sueldo integro cuando no estaba hacienda mi jornada completa… Increible!! os podeis imaginar mi cara…
    Se lo conté a mi jefe y el fue el primero en decirme que me volviese a pedir la baja y que no volviese a aparecer por allí hasta dar a luz.
    Mis “queridas compañeras” se tuvieron que ocupar de hacer mi trabajo… cosa que no me dió ninguna pena…
    En ese momento yo era la primera embarazada allí y me consta que tiempo después, tras haberme ido de ese trabajo “obligada” tras pedir una jornada reducida (aunque ese es otro tema…), esas compañeras tan amigables se han arrepentido de no haberme apoyado más cuando se han ido quedando embarazadas y han pasado por lo mismo. Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio…

  35. Yo la verdad que en eso tengo mucha suerte.Trabajo en el negocio familiar y me organizo el trabajo según mis hijos y mi marido.
    Es cierto que somos la peores amigas o enemigas de nosotras mismo.
    Nosotras conseguiremos cambiar eso Gracias a vosotras 🙂

  36. Yo creo q hay cosas q van cambiando, afortunadamente. Trabajo en una empresa de un sector mayoritariamente masculino (ingeniería) y en los ultimos 10 años las políticas de jornada se han flexibilizado bastante.
    Si bien es cierto q las q suelen reducir la jornada son las madres, ya se ven hombres con jornada reducida. Además la flexibilidad permite a los papás llevar a los hijos al cole o al médico, etc. sin necesisad de reducir a jornada ni pedir un permiso y así compartir responsabilidades en casa.
    Aun hay q avanzar en temas como el teletrabajo, por ejemplo, pero también ha habido algún caso de éxito, pero eso ya depende del jefe q tenga cada uno…

  37. En mi caso todo lo contrario y no estoy de acuerdo, las mujeres han entendido mi excedencia y reducción de jornada, jefas no hay en mi trabajo así que las malas caras han sido de jefes y algunos compañeros. La verdad siempre he sido muy crítica con el tópico de que entre las mujeres somos enemigas, las jugarretas más rastreras que he visto siempre han sido hombres y los que necesitan siempre ser reconocidos y adulados son compañeros, quitando que haya alguna mala compañera en general los que más incomprensión tienen hacia la “no conciliación familiar” y a ser madre, son los hombres.

    1. Hola Ana, tu experiencia ha sido positiva y eso es estupendo pero creo que no es sólo un tópico y que mucha culpa de todo tiene esta sociedad machista en la que vivimos y la educación que le damos a los hijos desde pequeños.

  38. Te doy toda la razón pero no entiendo el por qué. La verdad es que yo paso de esas cosas pero cuando estaba trabajando había un grupito que entre ellas eran más falsas que nada pero se juntaban y criticaban a todas y se te miraban por el encima del hombre, les llamábamos las chupiguays!! Yo pasaba de ellas, obviamente así que me iba con los chicos y tan contenta!!!

    Si mi empresa creciera, me encantaría contratar a más mamás y ser amables entre nosotras 🙂

  39. Toda la razón Malasmadres, como dice el buenpadre “entre vosotras sois malas”…., y que cierto es…, nos falta tiempo para criticar y despellejar…
    Ojalá y de una vez x todas nos diéramos cuenta que somos el motor de este lugar llamado mundo y sin nosotras y nuestr@s buenoshijos/as esto se acabaría.
    Deberíamos ayudarnos las unas a las otras, y así ganaríamos esta batalla que nos han vendido como “fácil”, ser madre y trabajadora es realmente complicado…
    Pequeños detalles pueden cambiar el universo….
    En vez de criticar sus ojeras, sus malos pelos, su chaqueta vomitada o del revés, q en el bolso no lleve un bolígrafo pero sí dos pañales…., simplemente sonríela y guiñala un ojo, nos iría mejor….
    Si, somos madres y eso nos hace diferentes…., propongamonos y lo conseguiremos …..

  40. No os conocía y estoy encantada de haberos encontrado!!Yo podía haber reducido jornada pero solo hay un único puesto como el mío en la empresa y por no hacer daño a l empresa no he reducido!!tengo la suerte d tener una jefa d esas de las que hay pocas!!!y la verdad q lo hace todo un poco más fácil!aunque eso no quita q haya momentos en los Q sientas q ni estas siendo todo lo profesional q deberías en tu trabajo no estas siendo la buenamadre que deberías ser…y digo deberias porque ya se encarga la sociedad de decirnos continuamente como son las buenas madres y lo mal q lo hacemos algunas….un placer haberos encontrado!!

  41. Hola! Es triste decirlo pero es muy cierto que a veces, no todas porque como bien decís no es bueno generalizar, somos un tanto retorcidas. Cuando tuve a mi primer hijo, a la vuelta de mi baja, vacaciones lactancia, mi marido decidio pedir una excedencia de tres meses para disfrutar de su hijo al 100%, los comentarios los tuvo que oír de mujeres diciendo que era un calzonazos, y haciéndole preguntas como por que tu mujer no se queda que es quien tiene que quedarse…No era una pequeña empresa sino una gran empresa no española …sobre este tema podría escribir un libro porque me ha pasado de todo… He sido directiva, con reducción de jornada, tengo tres hijos que se llevan 20 meses, me han llamado vaga, mala madre …y he tenido jefes / as de todo tipo… Gracias y saludos!

  42. Se puede decir más alto pero no más claro, qué gran verdad!.

    Justo el otro día hablaba sobre este tema, que los hombres han llegado al poder no por ser mejores que nosotras, si no porque no se ponen la zancadilla entre ellos. En un grupo de tíos, tíos, uno se lo monta bien, y los otros lo aplauden y casi que se vanaglorian de los éxitos del otro soltando con adulación esa frase de “qué tío!”, y ahí están por darle más valor al grupo que al individuo.

    En un círculo de mujeres una destaca y las otras se ofenden e intentan destronarla entrando en una lucha sin cuartel para demostrar que ellas son mejores. Así no llegamos a ningún lado porque flaco favor se le hace al colectivo femenino en general.

    Por supuesto no tod@s son así, hay excepciones, pero a groso modo…

  43. Ser autonoma es lo q tiene… Pero en mi ultimo trabajo por cuenta ajena, mi jefa es un sol. La ultima vez q trabaje para esa empresa (ya siwndo autonoma, para un proyecto puntual) estaba embrazada. Tenia q subir a una escalerad mano y le comente q estaba embrazada, y su respuesta fue: tu no te vas a subir, ya lo hago yo, tu toma nota. Es una mujer excepcional.
    Ahora, casi 1 año despues, #quetodomeresbala un poco, me encuentro q mi socia no me entiende y quiere q busque guarde para mi buenahija… Kkdelavaca.com 😮
    En fin, me gusta pensar q ella no entiende xq no tiene hijos, xo es mas de lo mismo. Ella quiere q este igual q antes, pero yo ahora se que eso es imposible.

  44. Es un horror!!! Llevo batallando esta falta de colaboración toda mi vida. Y ahora q sólo trabajo de mamá me encuentro con la misma hostilidad de madres contra madres!!! El otro día quedamos un grupito para q los peques jugaran en el parque. .y una mamá me dice. ..ay mira mi hija q requete bonica q es…ayer me dice mamá, en clase los niños se ríen de Leo – mi hijo- cuando lee pq no sabe pronunciar la rr… y yo lo defiendo y le digo a los niños que no se rian…. yo me quedé alucinando…total q al día siguiente voy al cole y le pregunto a la seño y me dice imposible! Pq en clase NO leen en público! !! Solo leen conmigo de 1 en 1… incluso aunq la peque se lo hubiera inventado… cómo me lo suelta la madre asiiii sabiendo q mi hijo tiene un retraso del lenguaje y lleva 2 años de logopeda??????!!!!! Nos hacen malas de verdad. Pq ahora yo me muero de ganas de decirle que no me preocupa q seguro que mi hijo aprenderá a pronunciar la rr antes de q su hija pierda los 15 kiilos q le sobraaaaannnnn!!!!

  45. Me gusta participar con comentarios pero en este caso lo voy a hacer con un poco de miedo porque me ocurrió en una ocasión que en una página solo para mujeres de Facebook, hablando sobre el supuesto caso de que tu pareja te traicionase con otra mujer, opine que yo en todo caso me haría amiga de esa mujer (hecho que he llevado a cabo en la realidad) por quitarme de encima a un imbecil y me cayo la mundial. Suplico que ahora no me pase lo mismo y se respete mi opinión. Acepto otras opiniones con respeto

  46. Lo conseguiremos el día que dejemos de competir por el macho y nos miremos como colegas y no como enemigas. Cuando una mujer bella sea como un espejo donde mirarnos, no como la que nos va a quitar nuestro hombre. Cuando una mujer inteligente no sea la que nos va a quitar el puesto de trabajo, sino con la que vamos a aprender mas y mejor para poder conservarlo. Hay que reconocer que todavía persiste en nosotras el instinto animal primitivo y tenemos que dominarlo y evolucionar

  47. Yo no voy a entrar en detalles de todo lo que he pasado desde que hace seis años pedí una reducción de jornada. Abogado incluido y demás. Y trabajo en una administración pública!!!!!

    Y sí, las mujeres a veces, las que más trabas ponen. Incluso tus amigas no entienden que pelees por algo que es un derecho y que prefieras estar con tu hijo y ganar menos que estar trabajando (para algunas supone una liberación venir a trabajar y así no aguantan pareja ni hijos… muy respetable, pero que respeten tb lo de las demás)

    Sólo deciros que en una de mis muchas peleas y batallas una jefa (maravillosa ella, por cierto) me llegó a decir que si yo no podía atender a mi hija (mi pareja vive a más de 700km) pues que contratara a una mujer que lo cuidara como ella lo había hecho.

    Actualmente disfruto de la jornada y del horario que elegí, pero gracias a los maravillosos compañeros que ahora tengo.

  48. Tienes razón, nosotras mismas somos lo peor contra nosotras. Y en cuestión de jefas prefiero ni entrar. Hace unos años, a la vuelta de mi baja por maternidad, una de ellas me dijo: “lo que tienes que hacer es volverte a jornada completa y con lo que ganas de más, que alguien te cuide a la niña, ya verás como tú te encuentras mucho mejor”. Te lo dice alguien que gana 6 ó 7 veces lo que ganas tú, que tiene una señora viviendo en casa a la cual su hija cuando empezó a hablar la llamaba mamá y que conciliar supone estar el 50% del tiempo en España y el otro 50% por medio mundo y ver a sus hijos de vez en cuando. Como me dijo una compañera una vez, no pienses que éstos van a entender alguna vez lo que significa poner una lavadora a las 11 de la noche, pasarte el fin de semana limpiando y haciendo comidas o tener un niño malo y no poder ir a trabajar. En definitiva, siempre ha habido clases… pero algunas se creen lo que no es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más