¿Qué quieres encontrar?

30
Diario de malamadre: la obesidad infantil y sus consecuencias

Diario de malamadre: la obesidad infantil y sus consecuencias

CMM_quienessomos_02

* Podéis seguirla en @aleabf78 o escribirle a amelia@clubdemalasmadres.com

En torno al 28,3 % de los niños en edades comprendidas entre los 3 y los 12 años tienen sobrepeso y obesidad según un estudio que he podido leer de la Fundación Thao. Son datos que han sido corroborados por la Encuesta Nacional de la Salud del Ministerio de Sanidad. En los últimos cinco años, y en especial en el contexto de la crisis económica, los datos de obesidad de la población española ha aumentado entre un 2% y un 3%. Con la vuelta al cole el tema de la obesidad infantil sale a la palestra y es que los datos no son nada alentadores; un porcentaje bastante alto de nuestros niños no van bien desayunados al colegio, ya sea por una cantidad insuficiente como por estar ingiriendo alimentos alejados de los buenos hábitos (por ejemplo bollería industrial rica en grasas ‘trans’.

Todo esto me prepara para el reto que supone inculcar al buenhijo unas pautas de alimentación correctas, una enseñanza tan importante y valiosa como la educación en otras facetas de la vida.  De lo que coma dependerá su salud en un futuro; de hecho la obesidad infantil hace que en el bombo de la suerte futura aparezcan enfermedades como la diabetes, el asma y que la pubertad se adelante , a lo que se unen los riesgos cardiovasculares que puede tener en un futuro si esa ‘mala’ alimentación se consolida a lo largo de los años. Que duda cabe que la educación de un hijo es complicada y más aún cuando queremos introducirle alimentos sanos en una sociedad que le ofrece de manera tan tentadora y tan al alcance alimentos cargados de azúcares y grasas. Éste será además uno de los temas de los talleres que las malamadres y Moraleja Green tienen previsto para el próximo sábado (os podéis apuntar AQUÍ), donde nuestra querida colaboradora Boticaria García nos explicará cómo alimentar a los más pequeños de la casa. Este viernes nos dará un previo en el blog que no os podéis perder y como experta nos dará unas indicaciones que debemos interiorizar como nuestro ‘ABC’ de la nutrición infantil.

Ya lo decía Aristóteles: en el término medio está la virtud y no se trata de demonizar un simple paquete de gusanitos, pero sí saber darlo de manera ocasional. Recuerdo que cuando la jefa y yo éramos pequeñas sólo bebíamos Fanta de naranja. única y exclusivamente en los cumpleaños; la buenaabuela nos daba nuestros caprichitos dosificados y no conocíamos lo que era visitar un restaurante de comida rápida. Cuando allá por 1993 nos fuimos de vacaciones a EEUU lo que más me sorprendió era ver con tanta frecuencia personas con obesidad, no gorditas sino con un sobrepeso más que considerable y con unos hábitos lejos de ser saludables. Los restaurantes de comida rápida ofrecían menus incluso más grandes que en España y los comercios dedicados a las muffins gigantes y a la bollería se contaban por cientos. En estos 21 años nosotros en vez de mantener nuestra más que envidiada dieta mediterránea hemos seguido la senda estadounidense y nos hemos colocado a la cabeza de Europa junto con Grecia e Italia en obesidad -llamada la epidemia del siglo XXI por increíble que parezca- (aquí podéis echar un vistazo a un programa de la MTV que refleja este problema).

Quizás vaya siendo hora de que los gobiernos se impliquen más y realicen más campañas de hábitos saludables, porque es necesario mostrar a la población las consecuencias de una mala alimentación. Campañas dirigidas a los más pequeños: sé que en muchos colegios se introducen una vez a la semana un desayuno sano y los más pequeños llevan una fruta por ejemplo para promover el consumo de alimentos sanos. Los comedores, por otro lado, ya no son lo que eran y ya en pocos colegios se realiza la comida en sus cocinas, se realiza mediante el denominado ‘catering frío’ que no convence y que ha provocado en varias ciudades que los buenospadres se manifiesten en contra . La educación empieza aquí también.

La falta de tiempo del que disponemos las malasmadres, el estrés añadido de estar casi todo el día fuera hace que en ocasiones recurramos a lo fácil, sin embargo, en nuestra mano está el desarrollo futuro de nuestros hijos y debemos pensar que podemos echar mano de recetas rápidas de hacer y que a la vez son sanas y dejar de un lado el grupo de pizzas, comidas precocinadas y otras viandas grasientas y apostar por pescados al horno, carnes a la plancha, legumbres, verduras. Nos costará mucho más que se lo coman los buenoshijos, sin duda, pero todo es cuestión de paciencia y de dar en el clavo de lo que les gusta y hacérselo atractivo. En este aspecto pronto contaremos con una malamadre, Rebeca de Torres, que nos irá ofreciendo recetas fáciles y sencillas para los fogones inexpertos de las malasmadres, todo a partir de octubre.

El buenpadre y yo estamos muy concienciados con esta tarea y queremos que el buenhijo tenga unos hábitos de vida saludables, queremos transmitirles nuestra pasión por el deporte y que disfrute de la dieta mediterránea en toda su amplitud, ése es nuestro reto y ésa es nuestra responsabilidad como padres. Aquí os dejo un vídeo que me impactó muchísimo y que encontré en el blog de Carme Chaparro cuando leía sobre el tema:

Vosotras malasmadres, ¿cómo hacéis para que los buenoshijos tengan hábitos de vida saludables? ¿qué os parece el alto índice de obesidad infantil? ¿qué creeis que se puede hacer para frenarla? ¿en qué fallamos? Esperamos vuestras opiniones.

Captura de pantalla 2014-09-21 a las 23.25.22

Y antes de irme, os recuerdo que aún podéis PARTICIPAR EN EL SORTEO DE Toka Natural Sex Care. A mediodía daremos a conocer las ganadoras de los packs que te ayudarán a encontrar a la Señora Libido. ¡Suerte! #hoyTOKA.

Han comentado...

  1. Hago lo que puedo, pero tengo que luchar con los buenos abuelos y las buenas tías. Lo curioso es que yo sóo comía “chuches” en los cumpleaños y la bollería apenas la probaba, pero es raro el día que no le ofrecen al nieto gusanitos, o chupa-chups, o chocolates, …..

  2. Pues dado que buenpadre y yo tenemos tendencia a engordar y, si la genética no falla, nuestros buenoshijos herederán la misma, mi día a día se basa en intentar que coman de manera lo más sana posible y que adquieran unos hábitos adecuados.

    Eso combinado con una dosis de ánimo y educar en la aceptación de uno mismo.

    Es decir, buscando que el resultado sea una persona sana, con buenos hábitos alimenticios y vitales (deporte incluido a pesar de que yo no lo practico) y que llegado el momento, si resultan ser adultos que no cumplen las expectativas estéticas del momento, no se conviertan en acomplejados con baja autoestima.

    mmmmm…creo que he mezclado cosas, pero espero que se me entienda.
    besos

  3. La buena hija es, como cualquier niña de 3 años, adoradora de las chuches, las patatas y el chocolate. Intentamos q sólo sea algo q coma como premio por haber comido antes toda la comida del plato. Eso si, nunca de postre. La verdad es q, de momento, le gusta el salmorejo, el pescado y las legumbres. Mi reto está en la verdura, como son las espinacas (aunque las judías verdes se las come bien). En fin, es un reto equilibrar lo sano con lo q la comida basura

  4. en mi caso yo fui (y soy) muy mala comedora, casi no me gusta de nada… pero lo que hago para que mi hija no salga igual, es no mencionar el “no me gusta” delante de ella, los pedacitos de pimiento dan vueltas en mi plato, pero no menciono las palabras prohibidas :-).

    No sé si por suerte, por genética (la del buenpadre que come de todo) o porque estamos haciendo un buen trabajo, la buenahija come de todo.

    Como anécdota os puedo contar que ayer nos trajimos del restaurante chino unas hojas de acelga crudas para el hamster y cuando me di cuenta, estaban el roedor y mi buenahija comiendo a pachas tan suculento manjar.. no le dije nada.. si come acelgas crudas a medias con su mascota, comerá toda verdura que se precie. 🙂

  5. Buenos días. Precisamente ayer estuvimos hablando del tema con unos amigos. Me sorprende que por defecto en los desayunos del cole ofrezcan a los niños leche chocolateada, o batidos para merendar, hay una sobreexposición brutal al azúcar. Resulta que es casi imposible conseguir que a tu hijo no le den chocolate con la leche si no es alérgico, y por otro lado, hay colegios que exigen por obligación lo que los niños deben llevar para desayunar cada día ( y eso que mi hijo no come bollería casi nunca) pero si me da la gana dársela un día el colegio no es quién para negársela. No entiendo ni una cosa ni la otra. Los padres somos responsables de la alimentación de nuestros hijos y los colegios por su parte, recurren a lo más cómodo. Hecho de menos más colaboración y menos imposición, en fin, es algo complicado, pero nos toca esforzarnos por su salud. El otro día leí un twitt que decía algo así como que “a los niños se les introducen los alimentos paulatinamente, primero la fruta, luego el gluten, y luego los san jacobos”. Pues eso, intentemos cuidarlos en ese sentido como los cuidamos en todas las demás facetas. Muchas gracias y buen lunes.

  6. Tanto el buenpadre como yo tenemos una tendencia al sobrepeso bastante importante así que cuidamos mucho de que la buenahija no lo herede.
    Sin embargo, la semana pasada comió todos los días en casa de la buenaabuela y yo creo que cogió como tres kilos!!! Nos la devolvía toda orgullosa la mujer mientras el buenpadre y yo nos mirábamos espantados.
    A partir de hoy empieza en el comedor escolar, que es de los de línea fría. Me entran los siete males de pensarlo, pero, por desgracia, la organización familiar lo impone.

  7. Yo tengo la suerte, al menos por el momento, de que al buenhijo no le gustan las chuches, ni los batidos ni los dulces. El es feliz con gusanitos, su zumo de naranja en tetra brick muy de vez en cuando, que no hay nada como el natural, y sus galletas maría. Todo lo demás que come es salado.
    En este sentido estoy tranquila cuando va de cumple, porque se que de lo único que se va a atiborrar va a ser de gusanitos y de sandwich.
    De todas formas es un tema que siempre me ha preocupado, y por eso el buenhijo desde muy pequeñito siempre ha estado acostumbrado a que todo fuese natural, nada de potitos.
    No entiendo a los padres que por sistema le dan al niño para desayunar y para merendar batidos de chocolate, galletas, donuts,… yo soy de las que piensan que donde se ponga un buen bocadillo que se quite lo demás. Además que no cuesta tanto prepararlo. Hay niños en la guarde que todas las mañanas llevan su ración de bollería y chocolate, y el mio siempre lleva su mini bocadillo solo con aceite, porque como él dice “mami que rico está el pan con aceite”, y se lo come super contento.
    De todas formas, aún en el caso de haber tenido un niño goloso, es nuestra tarea como padres educarlos en una alimentación sana y eqquilibrada. No es que nunca coman donuts, que oye a mi también me gustán, pero que sea muy de vez en cuando.

  8. ¡¡Hola Amelia!!

    Lo primero es dar ejemplo: no le vamos a decir al buenhijo que esto no se come o te lo tienes que comer y nosotr@s hacer lo contrario, y si lo haces, que no te vea!!!

    Muchas veces vamos corriendo y no nos da tiempo a planificar bien las comidas, así que yo me hago un menú semanal: miro el del cole y me da algunas ideas jijiji. También hay que tener cuidado con las galletas que hay marcas conocidas que tienen muchas grasas pero como son las que anuncian en la tele, ni miramos las grasas y hay que otras casi iguales con menos grasas y más económicas, de verdad. No se tarda en mirarlo y con que lo mires una vez, te vale.

    También vamos a casi todos los sitios en coche: comodidad, no tenemos tiempo y eso lo notan también los niños, que no quieren ir andando ni a la esquina a por el pan, así que a ir andando, siempre que se pueda, a todos lados 😉

    ¡¡Feliz comienzo de semana!!

  9. Yo creo que lo más importante es comer todos juntos, en la mesa, y sin tele. Para poder hacerlo nosotros nos hemos acostumbrado a cenar a las 19:45 con las buenashijas, y salvo excepciones raras (como que nos compremos unas ostritas) el resto de comidas comemos todos lo mismo, nunca hay comida diferente para ellas y para nosotros.

  10. Esto de la comida da para un rato. Yo creo que una etapa fundamental es antes de los 3 años, porque los niños tiene la curiosidad de probarlo todo. Ahi hay que aprovechar para darles a probar todas las verduras “raras” y otros comistrajos que no les suelen gustar de mayores. Lo tengo comprobado, aunque pasan luego por una etapa en la que “no les gusta nada”, después vuelven a comer de todo porque ya el hàbito està creado. En casa, no se puede decir “no me gusta” hasta que no se haya probado. Y al cabo de un tiempo, hay que volver a probar de nuevo, porque los gustos cambian. Por ahora no nos va mal. Lo màs dificil es refrenar a los abuelos en la distribucion de chuches y chocolates, jeje.

  11. Yo q en breve voy a empezar con la comida complementaria con la buenahija (esta con pecho hasta ahora)me he quedado horrorizada de la composición de algunas papillas sin gluten. Va a ser muy difícil (pq va ir a la guardería en dos semanas)pero voy a intentar q lleve una alimentación lo más sana y natural posible. De todas formas creo q deberían prohibir q los alimentos infantiles lleven esas cantidades ingentes de azúcar,pq el azúcar a la larga también mata.

  12. Hola Amelia!
    Soy nueva por aquí pero llego para quedarme.
    El tema de la alimentación, al menos en mi caso, tiene dos enemigos claros: los abuelos y familiares y el comedor escolar.
    Qué difícil es luchar contra la sobrecarga de azúcar en todos los alimentos. Yo me paso largos ratos en el lineal de galletas y cereales buscando las opciones mas saludables para q lueguen lleguen las abuelas y te tiren todo el esfuerzo por tierra con sus chuches, helados industriales…
    Aun así he conseguido q mi buenahija coma fruta (desayuna una pieza todos los días), legumbre, verduras, y pan integral, con cereales…
    La semana q viene empieza al comedor escolar… Mejor ni pensarlo 🙁
    Gracias por tu post. Estaré pendiente del de la Boticaria Garcia

    1. Gracias a ti por pasarte a comentar y me alegra de que te haya gustado el post, como dices todo está muy azucarado, a veces sin ser necesario. Un beso

  13. Buenos días Chicas!yo intento que los niños coman sano pero es dificil, si que soy muy estricta a la hora de llevar el almuerzo al cole y el mayor nunca lleva bollería, me lo he propuesto como una norma. La única vez que toma algo así es cuando viene con nosotros a hacer la compra grande y le permito comerse algo. Aunque claro alguna chuche también cae. Yo lo tengo más complicado con las cenas, por que por falta de tiempo y todo ese rollo que todas sabemos tiramos muchos de precocinados y congelados: empanadillas, nuggets, croquetas, cosas así. Tampoco es que lo cenemos todos los días pero… casi. Así que me vendrá muy bien las recetas de Rebeca jiji.
    Nuestro tema superpendiente es la verdura…. virgen santa!!un odisea cada vez que quiero que lo coma. La pequeña como todavía anda con purés pues bueno…
    un saludo y muchos besos para todas

    1. La verdura siempre es complicada, pero bueno poco a poco se hacen el paladar, no les gustara todas pero si conseguiremos introducirles algunas!

  14. Buenos días mamis
    Yo he sido una niña gordita y hasta los 15 años llevé esa carga con altibajos de peso durante años, aparte de ser un tema importante de salud, implica un tema emocional que hace que a veces lo pases muy mal, lo digo por que lo sufrí,
    Por ello con el buenhijo siempre tuve claro, que sin obsesionarse por supuesto, iba a controlar el tema sin tregua, el estar a dieta toda la vida hace que tengas imaginación para elaborar menus atractivos que lleven de todo.
    Es más, en los hoteles nunca come menus infantiles a base de fritanga con arroz o pasta, prefiere cosas a la plancha con ensalada de tomate.
    Que come chuches, helados y chocolate como cualquier niño claro! Pero hay que equilibrar no queda mas remedio…

  15. Hola a todas! La alimentación de mi hija es un tema que me preocupa mucho porque le gustan mucho los dulces y las galletas. Así que después de mucho buscar en los lineales del super he decidido hacer las galletas caseras con avena y aceite de coco y cambiar los cereales industriales por granola, mucho mas saludable. A parte de esto, intento que coma todos los dias frutas y verduras, así que hago muchas cremas de verduras que son más fáciles de comer para ella.
    Estoy encantada de que empecéis a poner recetas saludables, me parece una idea genial.
    Gracias y un saludo a toas

  16. Hola..!!! Pues mi hija empezó este año en el cole, después de tres años en la guardería. En los dos centros la comida es casera y equilibrada. Todos los días fruta de postre, excepto uno que dan yogur. Los niños llevan algo para la media mañana, y los miércoles tienen que llevar fruta. Y nada de chocolates ni golosinas, no los permiten, ni siquiera para los cumpleaños. Luego en casa intentó que siempre coma frutas y verduras, aunque estas últimas siempre en puré. De resto, más o menos lo mismo que nosotros. Alguna chucheria el fin de semana, pero poco más…

    1. Hola tocaya… La mia también ha empezado este año en el cole. Por suerte con cocina propia y tambien alternan fruta y yogurt de postre todos los días… Si vierais el menú alucinariais… Es completisimo y variado aunque la verdad no se cuanto come de cada cosa… En casa es un poco distinto pero le gustan mucho las legumbres, la carne y el pescado…. Con las verduras tengo mas lucha pero se las intento meter en sopas y platos de cuchara muy picaditas y va colando!!!

  17. Yo sigo una pauta en mi casa: no se come a la carta y esto es lo que hay. Si en el cole se comen todo lo que les ponen (que se lo comen) en casa también. Hay que ser firmes en ese tema, es mi opinión. Mi hijo come de todo desde siempre ya que él sabe que con la comida no se negocia y no sólo por su salud, sino porque también intento inculcarle que hay muchos niños que no tienen qué comer. Yo le ofrezco todo lo que el mercado me ofrece a mi, no discrimino, ya tendrá él tiempo de escoger cuando sea adulto, pero creo que nuestra labor y obligación, como padres es darle de todo. Conozco gente que, como no les gusta el pescado a sus hijos no se lo dan. Y eso creo que es un enorme error.

    1. Muy de acuerdo contigo, de pequeña nosotras comíamos lo que hacia mi madre y no había distintas comidas. Gracias por darnos tu opinión

  18. Perdón, cuando digo “de todo”, me refiero a alimentación saludable, no a comida rápida.
    Gracias

  19. Nosotros estamos bastante preocupados con el tema, porque yo soy una vaca-burra, por mi mala alimentación, porque mi familia tampoco es que tenga problemas de obesidad. El papá de la bichilla es un insecto-palo pero tiene varios familiares (y un par son niños) aquejados de obesidad y es muy duro ver a las criaturitas tener que limitarse desde tan pequeños. También es verdad que sus padres se implican bastante poco en la salud de los niños y todos llevan una vida de lo más sedentaria. Si mi bichilla no ha sacado la genética quemagrasas tan agradecida de su padre ¡espero que aprenda buenos hábitos sin sufrir!

  20. Qué complicado es mantener el equilibrio, hay veces que me siento malamadre, malamadre, porque me niego a ponerle zumo o batido en el almuerzo, creo que es demasiado azúcar para convertirlo en hábito!!!y el buenhijo que va a cumplir 4 años, a veces me preguntaba por qué no se lo ponía, pero ahora ya se ha acostumbrado.Si desayuna a las siete y media y come a la una, con un pequeño almuerzo para mitad mañana creo que es suficiente. Pero de repente me ataca el señor remordimiento diciéndome: pero si no para, lo quema todo, necesita energía, todos lo llevan…
    EN casa cuido mucho las cenas, suelo fijarme en las recomendaciones del menú escolar, y siempre hay una ración de ensalada o de verdura y luego carne/pescado/huevo y de postre fruta.Lo peor es luchar con el abuelo cuando estamos en su casa, al que le encanta el dulce y al que se aclaman siempre después de comer para que les de chocolate!!!Pero bueno, es un capricho de abuelo y no es todos los días, así que disfruto mucho con su cara de felicidad al metérselo todo a la vez en la boca. Las chuches no les llaman mucho la atención, pero tienen sus días de quererlas, y si lo merecen se comen dos o tres y ya se olvidan hasta que pasan un montón de días. EL buenpadre y el abuelo hacen que se muevan muchísimo y de momento están duros como piedras, esperemos poder mantenerlos así e inculcarles esos hábitos saludables que les acompañarán toda la vida!!!

  21. Si los niños comen un poco de todo y vigilando la cantidad de “caprichos” que les damos no debe haber problemas. Pero es tan difícil de hacer. Todas tendemos a darles cosas que les gustan porque así o tenemos que luchar a la hora de la comida. Y como decís muchas la familia, abuelos, tíos etc… también ayudan a no mantener una dieta sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más